Jarabe de Palo

 A estas alturas el lector habitual de este blog está más que familiarizado tanto con el concepto físico de los taquiones como de la extraordinaria facilidad con que son transferidos de un creador a otro. Que el famoso Jack Kirby recibió una buena dosis tras su contacto directo con ROB! también es sabido.

JAPA03.jpg  

Tantas son las evidencias de tal conexión que nos limitaremos a citar tan solo una.

JAPA04.jpg

Pero es la misma naturaleza transtemporal de los taquiones la que hace imposible un estudio completo de sus consecuencias. Su recorrido temporal inverso hace que a más remota su influencia en el pasado más lejano en nuestro futuro se encuentre todavía su huella. Conforme avanzamos en el calendario causa y efecto se alejan mutuamente más y más hasta casi igualar la creciente distancia entre ingresos de directivos y de currantes. Es por ello que cada día puede depararnos una nueva sorpresa. La repentina revelación de una nueva evidencia.

Sin ir más lejos, durante décadas el episodio 83 del cómic Journey Into Mistery ha sido considerado importante porque en él Stan Lee y Jack Kirby presentaron por primera vez su particular versión del mito nórdico del dios del trueno.

JAPA05.jpg  

Sin embargo a día de hoy podemos afirmar con rotundidad que su verdadero valor reside en demostrar que los taquiones que corrían por las venas de Kirby eran tan intensos como cuando se le pegaron de ROB! muchos años en su futuro y que, ya en 1962…

JAPA02.jpg

…al dibujante y guionista neoyorkino había entrevisto el futuro…


Un comentario en «Jarabe de Palo»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.