«Me gusta que no tengan moraleja»

La nostalgia noventera nos ha durado tan poco que uno casi diría que alguien aprovechó la nostalgia ochentera para reivindicar la mayoría de cosas noventeras que le gustaban y ahora a la industria apenas le quedan filones que explotar por ese bando. Pero la nostalgia de los primeros dosmiles ya está aquí, pertinaz, asomando la patita y metiendo el dinero en las carteras de los late-millenials con la esperanza de que la precariedad, la especulación de la vivienda y la inflación hayan dejado algo suelto que rascar. Entremezcladas una y la otra, uno de los frentes a reivindicar parece que es la franja televisiva de los fines de semana de mi infancia.

Mientras Warner sigue maltratando a su sección animada sin ninguna piedad (por ejemplo, la mítica Batman: The Animated Series que acaba de cumplir 30 años sigue sin estar disponible en HBO Max), Disney + ha captado el mensaje y lo mismo te anuncia la llegada a la plataforma de Dinosaurios (1991-1994) que de Malcolm in the Middle (2000-2006). ¿Qué? ¿Animación? Bueno, seguro que en cualquier momento suben el doblaje de las series noventeras de los X-Men y Spider-man. Están en ello.

Sin embargo, como niño de los 90 que he sido, que se crió pegado a la tele los sábados por la mañana entre clubes disneys, megatrixes y lo que fuera que en aquel momento estuviera intentando la tele pública del aznarismo, debo reconocer que he picado. Estoy dentro. Viendo esas viejas series que modelaron mi personalidad antes de que yo supiera nada del mundo estoy aprendiendo cosas sobre mí mismo. Por ejemplo, me puse el otro día el piloto de Malcolm in the Middle y encontré algo que mejoró la serie. La hizo más importante para mí. Quizá, de alguna forma, esto siempre estuvo ahí, en alguna parte de mi cabeza. (Podría haber hecho estas capturas de forma más elegante, pero creo que parte del encanto juvenil de este post es evidenciar que hay que saltarse el DRM.)

Irreales expectativas estéticas

Por supuesto que la vuelta tras el verano quiere decir reciclar ideas que durante agosto no ha hecho falta utilizar. Y por supuesto, eso supone hablar de producciones audiovisuales de Marvel, el fondo de la pirámide de la originalidad. Pero con las muchas críticas que ha habido al aspecto físico de Hulka en la nueva serie de Disney+… me he sentido discriminado. Discriminado como hombre.

Porque no todo se trata de los finísimos brazos y la altura variable del alter ego de Jennifer Walters, otro importante personaje ha sido profundamente alterado en su aspecto respecto a los cómics. Por supuesto, hablo de Augustus Pugliese (Pug, para los amigos), interpretado en la serie por el actor Josh Segarra.

En los cómics, Pug es un simpático y bonachón abogado, entusiasta de los superhéroes, que trabaja en el mismo bufete que Hulka.

Es un hombre ancho, grande, con un aspecto no muy atlético ni guapo. Tiene un cierto aire al Clark Kent de Frank Quitely, pero sin superabdominales debajo de la ropa ancha. Su papel es el del chico bueno que, obviamente, se enamora temporalmente de su compañera de trabajo gamma. Un hombre de a píe en un mundo de semidioses.

Pug era nuestro chico. Representaba al hombre corriente en el mundo de Marvel. Era la otra cara de la alocada vida de Vengadores, Hombres Lobo y alienígenas para Jenn. Pero Josh Segarra tiene esta pinta.

El macizo de la izquierda.

Y Marvel tenía aquí la oportunidad de devolverle al karma lo que hizo con el cuerpo de Chris Pratt y pedirle a Segarra que se pasase unos meses comiendo hamburguesas, saltándose el gimnasio y cortándose el pelo en sitios más baratos. Pero no.

Un ejemplo más de la discriminación que sufrimos los hombres en estos tiempos que corren. Maldita Woke Disney.

SI NO LEES ESTE POST CANCELARÁN SANDMAN

Bienvenidos, hermanis;

Sé lo que estaréis pensando: ¿Otro sermón sobre cómo lograr la eterna salvación de mi Sandman?

Las veces que haga falta, he de deciros. Al fin y al cabo lo que estáis haciendo ahora mismo está MAL. Véis la televisión MAL. Recordaréis que hace tres semanas en el sermón «Tenéis que ver más Sandman«, en el de la semana siguiente «No, así no«, y en el de la pasada «Así tampoco» os comentaba algunos hechos inefables sobre cómo lograr un éxito televisivo. Por lo visto aún no os lo habéis aprendido porque SEGUÍS VIENDO LA TELEVISIÓN MAL.

No solo eso, como no lo hacéis bien CANCELAN SERIES POR VUESTRA CULPA. Total, este año NETFLIX solo lleva estrenadas como 150 y sólo le quedan por estrenar como 50 más de aquí a octubre. No quiero ni saber lo que estrenarán en noviembre y diciembre. Pero lo importante es: Sí, NETFLIX va a estrenar más de 200 programas, series, realities y true crime -sobre todo true crime– en 2022… ¡Pero qué hay de SANDMAN!

Al fin y al cabo Sandman es una serie en la que hay contenido LGBT, en sus dos versiones: Villanos y Muertos. ¡Es algo que no tiene prácticamente ninguna otra serie de Netflix!

¡Y además es la adaptación de un cómic! ¿Cuándo habéis visto que NETFLIX estrene una adaptación de un cómic? ¡¡¡Es una oportunidad única!!!

Precisamente por eso creo que debo recordaros de nuevo cómo hay que ver una serie, no vayan a cancelarla como si fuera esto la Warner. Que cancelen una serie con personajes LGBT que adapta un cómic puede que sea algo normal en la Warner. ¡Pero no en NETFLIX! Estamos hablando de un servicio de streaming completamente diferente de los demás, completamente distinto del de HBO Max, y de Disney +, y de Amazon Prime, y de Apple TV +, y de Starz, y de Crunchyroll, y de AMC +, y de Paramount +, y de Peacock, y de… Bueno, ya ha quedado claro, ¡¡¡ES UN SERVICIO ÚNICO!!!

Por eso es tan importante hacer caso a nuestra luz y nuestra guía, Neil Gaiman, y lograr que la renueven para así conseguir la más importante de todas las mercedes que puede conseguir una persona: Que se calle un rato.

Por supuesto esto no es algo religioso, esto no es algo propio de una secta. Sólo porque su padre fuera el director de la rama británica de la Cienciología -responsable, por ejemplo, de mandar informaci´ón falsa al gobierno estadounidense en la Operation Cat que ponía un blanco en la espalda de… pero mejor dejamos esto, podéis leer sobre la Operation Cat otro día, seguro que le hacen un especial en NETFLIX cuando hagan el True Crimen El sueño de un millón de Operation Cat– y toda su familia esté metida, con su hermana Claire como actual jefa de Misiones internacionales. Pero bueno, su otra hermana se dedica a continuar con el negocio familiar de venta de suplementos con vitaminas y plantas. Es impresionante ver cómo dos caras tan separadas pueden estar tan juntas.

Pero bueno, solo porque venga de una familia inglesa de clase alta, con una empresa con más de cincuenta años de vida y unas conexiones enormes en todo tipo de campos gracias a una iglesia creada por un tipo metido en la ciencia ficción casi tanto como en manipular a la gente no significa que Neil Gaiman no sea una persona a la que hacer caso.

Además, ya sabemos que él no tiene nada que ver con la cienciología desde que le pillaron entre los donantes millonarios y salió para aclarar que no. Que eso era cosa de su primera mujer -para distinguirlas, la primera mujer es a la que no le saca 15 años, la segunda es la que es una famosa estadounidense- y que le pondría fin. Y, en efecto, desde entonces no se han firmado con su nombre las donaciones.

No estamos aquí juzgándole, por supuesto, ya sabemos que es un hombre falible. Que se fue de Nueva Zelanda durante el confinamiento a otra localización desconocida en al que no estaban ni su mujer ni su hijo. (El de 5 años de su segunda mujer, no los tres que tuvo con la primera, claro) ¿Pero quién no pensó en que las normas que nos obligaban a quedarnos en casa eran un espanto? La diferencia es que él hizo algo. Y solo por eso hay gente que le señaló.

La gente es muy mala

Por eso no ve la tele correctamente.

Que habrá quien piense que qué más le dará a todo el mundo cómo veas la tele, pero es porque no saben que si no se concede una segunda temporada -pero bien, eh, nada de recortes de presupuesto como si esto fuera la chusma de Una serie de catastróficas desdichas o de Scrubs, una temporada extra como Sandman se merece- el señor NETFLIX irá en persona a tu casa a quemarte los cómics.

Acordaros de cuando Disney le quitó sus series, que el señor NETFLIX obligó a Marvel a no sacar cómics buenos. Es posible que no lo recordéis porque ya no sé los años que hace de eso. Y ahí sigue el señor NETFLIX. Y Marvel.

Por contra, si la serie tuviera éxito se explotaría a fondo todo lo explotable. Se sacarían precuelas, postcuelas, porsicuela, y habrían spin-off y versión de manga. No como hasta ahora, que ha sido una obra contenida, tratada con un respeto y dignidad fáciles de clasificar.

Quizá penséis que tendría más sentido montar una campaña. Pero eso solo sirve para tener entretenida a la gente en internete y para sacar artículos sobre campañas extrañas que empiezan siempre con Sherlock Holmes o Star Trek para luego saltar mogollón de años y pasarse a las nueces de Jericho. ¡Ojalá a una serie basada en un cómic se le hubiera ocurrido algo así! Más nueces, más calcetines, más plátanos, más tabasco, más ajo, más colirios, más bombillas, más Mars, incluso más donuts. Y para qué, ¿quién recuerda las series para las que se enviaron estas cosas? Por ejemplo, la de los donuts… una tal… Twin Peaks. ¡Olvidada por el tiempo y el espacio!

Aún recuerdo cuando no querían renovar Sense8, no recuerdo en qué canal, pero seguro que en uno en el que nunca antes se había emitido una serie con personajes LGBT, que decidieron mandarles flip-flops de esos. Son como zapatillas que… Bueno, da igual. ¡El caso es que los mandaron!

¿E hicieron caso? ¡Quién sabe!

El problema entonces es que tenían un sistema para medir las audiencias que era una locura y obligaba a movilizar a la base fan de la serie intentando respetar una serie de criterios extraños. ¡Algo completamente distinto a lo que pasa ahora!

Ahora hay que movilizar a la base fan de la serie intentando respetar una serie de criterios extraños porque el sistema para medir las audiencias es una locura. Más aún… ¡ES ALGO NUNCA VISTO!

Y lo peor es que la gente luego se quejará. Igual que se quejaron cuando cambiaron el tipo de corte del SUBWAY.

Duros años aquello. Puede que el Subway lograra extender algo la vida de CHUCK! y promover seis temporadas de nosequé otra serie -se nota que no hubo película y por eso no la recordamos en absoluto-, pero lo que no logró Subway fue recuperar su corte original en barquita. Ellos dicen que es en V pero todos sabemos que es falso, en Subway lo que hay es una VV.

Precisamente por eso, y para lograr que lo que salga en la vista previa del posteo sea la imagen de arriba y no la siguiente, es por lo que hay que crear una serie de métodos para lograr una segunda parte. Algo que puede ser radical, pero que no se le ha ocurrido jamás a nadie.

Así que ahora escuchadme con atención porque solo lo repetiré una vez. Cada media hora. Durante todo el tiempo que haga falta o hasta que salga la próxima serie en la que jugar a nadar y guardar la ropa con respecto a lo envuelto que estás en ella.

Lo más importante es encender el aparato de ver NETFLIX. Puede ser la tele, puede no serlo. Y luego darle a reproducir. Entonces lo tienes dando vueltas a la misma serie. Puedes hacer relevos con tu familia, amigos y vecinos para que pongan otra vez el episodio uno cuando haya terminado el último. Lo importante es que haya siempre alguien en algún lado dándole a reproducir. Esto es porque a NETFLIX le importa sobre todo tener a gente con graves problemas obsesivos. Si ellos ven que un suscriptor cuyos datos claramente tienen se ha visto la serie durante días, solo esa serie, todo el tiempo, no se atreverán a cancelarla por miedo a lo que esa persona podría ser capaz de hacerles.

Esa es la base del éxito de ese modelo de visionado.

Por supuesto habrá quien piense que NETFLIX no se atrevería a quitarles lo único que les da cierta estabilidad emocional y sentido a su vida. Pero teniendo en cuenta que los últimos éxitos de NETFLIX son Abogada Woo y Donde hubo fuego ya sabemos lo que opinan de la estabilidad de la gente.

Lo importante es que el método es como un conjuro, como la ouija pero con muertos de verdad. Los de las series y las carreras en ellas envueltas. Yo estoy esperando a que metan The Middleman y The Cape para intentar a ver si funciona con ellas, no os digo más. Aunque hay que tener cuidado con estos conjuros o pueden volver como zombies. ¡Recordad el caso de Arrested Development!

Además, en NETFLIX primero estrena la serie y luego la cancela, que es mucho peor que primero cancelarla y luego no estrenarla, porque entonces ya sabes lo que hay y es más difícil conseguir convencer a la gente para que se la vea. Cape Crusader tiene mucha potencialidad, Sandman está estrenada. Cape Crusader podría ser cualquier cosa, incluso Sandman. Sandman es… bueno… Sandman.

Un error básico de novato. Ojalá NETFLIX hubiera estrenado antes alguna vez alguna serie.

De esa manera quizá tuviera un protocolo que no incluyera que la gente tuviera de fondo sus programas para que los renovaran como si fuera un podcast de true crime. O haría más documentales de true crime. Hechos ambos claramente no relacionados.

Otra forma de conseguir que no cancelen Sandman es conseguir nuevos suscriptores de NETFLIX. Para ello es imprescindible buscar a gente que no esté apuntada, que es difícil, o a gente que habiendo estaba apuntada quiera volver, que eso sí que es para nota. Cuando se suscriban tienen que poner que el motivo es verse Sandman debido a la incapacidad alguna para encontrar sitios en los que la pirateen. Pero dejando bien claro que es una serie tan querida y deseada que está pirateada en todas partes, lo único es que tú quieres darles dineros a ellos porque sientes que estás en deuda por hacer series como esta. Porque es una serie que hoy en día no podría hacerse.

Al fin y al cabo requiere de unos dineros y unas ediciones que rivalizan con los de The Umbrella Academy, The Witcher, Sweet Tooth o Shadow and Bone. De ahí que les haya pillado por sorpresa lo que cuesta hacer una de estas series y renovarla para una segunda temporada.

Por supuesto podría ser peor, dicen los rumores que Prime se ha gastado mil millones de dólares en hacer la cosa de los anillos. Pero ahí la culpa es suya por decir «por cada inédito que me encuentres te doy un dolar» a la sociedad Tolkien.

El caso es que si Prime tiene mil millones de dólares ganados d´uramente haciendo mear en botellas a sus empleados, no dejándoles sindicarse y pagándoles poco y mal, seguro que NETFLIX podría sacar dinero de alg´ún lado. Por ejemplo, vendiendo la empresa a Disney. Venden la empresa, sacan el dinero, y pueden hacer otra temporada de Sandman. Son todo ventajas.

Pensad la alegría que le daríais al pobre Gaiman, que claramente no tiene dinero para comprarse un peine, que por fin podrá ver su sueño de ver representada en la pantalla una obra en la que haya trabajado. Al fin y al cabo sus cómics son el tipo de obras que hace inevitable pensar en un museo. Concretamente en los museos británicos: Las mejores piezas son robadas.

De esta manera podrá descansar, puede que incluso dedicar sus energías a otras cosas como reconocerle el mérito de la co-creación del cómic al porrón de dibujantes que se iban largando del mismo. como si el mero hecho de ser un cómic requiriera tener a esos molestos dibujantes y concederles derechos y todo eso. ¡Cómo se nota que no existían las IAs entonces! De lo contrario hubieran visto lo importantes que eran. ¡Hasta las portadas iban a salir por IA!

Porque un robot puede dibujar, pero no puede hacer algo más importante: Quejarse en tuiter.

Y por eso, hermanis, os pido que veais la serie como Gaiman quiere.

Al fin y al cabo él no haría lo que Guillermo del Toro. No, no me refiero a dejar de tuitear en español, quiero decir lo de decir que si hay 100.000 votos en un tuiter se pone a preparar Hellboy III. Y no llegar. Claro que luego dijo que si Pacific Rim II tenía éxito en taquilla podría planearse Hellboy III. … No sé, empiezo a notar cierto mensaje etéreo.

Y si no, bueno… siempre puede moverse por sindicación, como Xena.

Eh, a Los vigilantes de la playa les funcionó.

Y para eso solo hace falta que la veais correctamente. Como pasó con una serie en absoluto relacionada con Sandman como es Lucifer. Una serie que rescataron de otro canal, que se convirtió en un éxito y al que le dieron varias temporadas.

Si tan solo Sandman se pareciera más a Lucifer

Pero las cosas están difíciles. Mirad Samaritan, que solo han sacado un telefilme a modo de piloto.

Casi, casi le dan a uno ganas de ver lo que quiera, al ritmo que quiera, y olvidarse de lo que hacen o dejan de hacer porque, total, ya renovarán o dejarán de renovar y, desde luego, no van a dejar de hacerse series.

Quizá, simplemente quizá, el secreto está ahí. En aprender a aceptar la MUERTE de algunos proyectos. Y dejar que duerman… el sueño de los justos.

Nah, es broma, ¡APRENDED A VER BIEN LA TELE, QUE LA VEIS MAL! ¡RENOVAD SANDMAN! ¡QUE SI QUIERE BOLSA/ SUÉLTEME EL BRAZO/ ESTO ES UN WENDYS!

AVIV NAMDNAS!!!

AVIV LE OICNELIS!!!

Listado de GENIALIDADES Esenciales, primer semestre 2022

QUÉ

La Lista Semestral de Genialidades Esenciales pretende recoger las iniciativas más GENIALES! del mundillo editorial/internetero del frikismo español que a lo mejor te has perdido o participado sin saberlo (esto es el mundillo editorial hispano, no sería la primera vez que alguien trabaja para alguien sin tener constancia de ello).

POR QUÉ

Porque como a los políticos, los críticos, los podcasteros y resto de influencers a nosotros también nos gusta vivir sin trabajar y aunque a diferencia de los anteriores nosotros asumimos que nunca lo lograremos no podemos negar que hacer una lista de cosas da mucho menos trabajo que organizar unos Picadlos.

CÓMO

Esta lista se confecciona deprisa y corriendo, sin orden establecido, usando el criterio personal, subjetivo, y las filias y fobias de los miembros de ADLO! Novelti Librari tanto de blog como lista de correo. Un procedimiento que indiscutiblemente nos convierte en la lista más objetiva de este país ya que no sólo es la única lista creada sin pensar en las copias de prensa sino que además esta es la única asociación que forma gente que ya ha asumido que nunca será nadie importante en el mundillo.

QUIÉN

Este listado ha sido elaborado en dos rondas. En la primera varias docenas de adláteres han presentado un total de cero candidaturas, así que en la segunda una comisión de ocho miembros de la asociación (Eme A, Jonatan Sark, Jota Calduch, Emilio Martín, Pablo Fluiters, Pedro García e Isaac Hernández) ha puesto los esenciales que les han salido del pope

Greg Smallwood

Da igual que no sepas dibujar ciertos tipos de ojos. La Marvel superinclusiva de Akira Yoshida te contrata igualmente para dibujar Elektra: Black, White & Blood y además te ayuda redibujando todo lo que a ti no te salga del todo bien

Deadpool: Bad Blood

ROB! revoluciona la industria una vez más. En una época en que todos los demás autores del mercado norteamericano publican su material en revistas con grapas para más tarde recopilarlas en tomos más gordos, el californiano reedita en grapas las páginas de su tebeo Bad Blood que ya habían visto la luz en formato de tomo (formato OGN, lo llamó Marvel) allá por 2017. Cuando otros artistas se sumen a la iniciativa recordad que Liefeld lo hizo primero. Como casi todo

Vicente García

El editor y fundador de la revista Dolmen, premiada siete veces por el Salón de Barcelona por su trabajo informando sobre el mundo del cómic, vio cómo le era negada la acreditación de prensa para cubrir la última edición de dicho evento, en un cambio de criterio que solo un lector de DC puede entender

Ethan Van Sciver

Por su teoría de que en los supergrupos debería haber como mucho una mujer por cada tres hombres, y la forma ten brillante en que la expresa: si usas palabras como «ratio» te respaldan las matemáticas, y si usas palabras como «Stan Lee» te respalda un muerto que no puede contradecirte

Everything Everywhere Ezra Miller

¿Por qué motivo? ¡Ay, yo qué sé! ¡Si cada noticia que sale es más increíble que la anterior, y cualquier cosa que escribamos aquí se habrá quedado vieja cuando estos Esenciales vean la luz!

La ficha de ADLO! en Tebeosfera

¿Con esto ya podemos optar al Gran Premio del Salón?

Salvaje Spiderman 1

Al mismo tiempo que el protagonista pierde su raciocinio y la capacidad de comunicarse el equipo artístico formado por Joe Kelly y Gerardo Sandoval simula perder su capacidad para narrar una historia coherente. ¡Un maravilloso experimento metalingüístico!

El viaje de SD

La conocida distribuidora organizó un viaje para gran parte del mundillo del cómic español (distribuidores, editores y libreros) al otro lado del estrecho de Gibraltar. No sabemos exactamente qué pasó allí (lo que pasa en Marruecos se queda en Marruecos) pero debieron liarla tan parda que pocas semanas después el presidente español Pedro Sánchez tuvo que cederle al estado marroquí la soberanía sobre el Sáhara envuelta en papel de regalo y con un lacito

Conan Te Eme

En un movimiento sorprendente, los poseedores de la marca registrada «Conan» le han quitado a Marvel los derechos de un personaje (que está libre de derechos en la inmensa mayoría de los países del mundo, siendo Estados Unidos la más notable excepción) antes siquiera de que les diera tiempo a reeditar en tochales la etapa anterior elaborada por la misma editorial. Los próximos tebeos de Conan(tm) vendrán producidos por Titan Comics, compañía a la que recordaréis por éxitos tan prestigiosos como la serie WWE Heroes de Keith Champagne y Andy Smith, allá por 2010. Ocho números duró

De repente, el último Superlópez

Cuando un autor anuncia que deja una serie que lleva cincuenta años dibujando pero su último tebeo publicado no tiene nada de especial que marque esta circunstancia probablemente no estemos ante un final planificado por el autor, sino ante una cancelación o un despido. Mucho sello histórico en portada y mucha tapa dura, pero la editorial aquí no ha podido ser más cutre

Los dos estrenos de Morbius

En una época en que las ventanas de exhibición en cines se reducen cada vez más, Sony apostó contracorriente (aconsejada por ese ente anónimo e irresponsable que es internet) por reestrenar en salas una película que aún no había salido de ellas. Una estrategia que salió mal, muy mal, pero que de haber funcionado hubiera revolucionado la industria

¿Queerbaiting? No, queerchondeo

Tras años (muchos años) de ir preparando el terreno, DC daba el paso y oficializaba la relación de pareja entre las hasta entonces «mejores amigas» Harley Quinn y Poison Ivy. Y lo hizo a lo grande, dentro de un crossover que implicaba a varias colecciones de la batfamilia y con la pareja besándose en primer plano y en viñetas enormes. Pero lo que los tebeos te dan los tebeos te lo quitan, y un mes después, en Harley Quinn 10, la pareja rompía con la excusa más peregrina posible. Esto no es jugar con la audiencia, esto es reirse de ella

Ayuso llamando infantil a la oposición por gustarles los tebeos

Nos parece coherente que alguien que tanto apela a los años 80 se ría de los lectores de cómics en plena era de dominación Marvel. J.M. Menéndez ya nos spoileó a Ayuso: o normalización o libertad, pero las dos cosas a la vez, no.

Los guiones de Strip Marvel

Como somos unos boomers de Strip Marvel sólo sabemos que es otro de esos tuiteros «ni de izquierdas ni derechas» pero aún así no podemos dejar de aplaudir el valiente esfuerzo de Panini de seguir editándole cosas para que Strip intente firmar libros con su nombre que no sean el trabajo de los demás. Como no siempre le sale bien prometemos ayudarle cuando encontremos el libro salga Bibliostock.

Los subtítulos de The Orville en Disney +

Están mal traducidos, mal sincronizados y a medida que avanzas aparecen trozos ininteligibles y otros sin traducir. Nos alegra que Torralba haya encontrado otro trabajo.

La edición en catalán de Tokyo Revengers

Porque ser catalán no debería estar reñido con ser nazi, y menos en un país como el nuestro.

Los cursos online de Alan Moore

La BBC te ofrece la posibilidad de aprender escritura de la mano de Alan Moore. Lo único malo es que cuando vendes tu primer guión tienes que mandarle un whatsapp agradeciéndole el dinero o te insultará acusándote de haberte prostituido a la industria (y siendo honestos es probable que lo haga igualmente aunque le agradezcas el dinero).

Together we Burn

¿Bailadoras de Flamenco que torean dragones? Sí, sí, sí y mil veces sí. Por fin sabemos por qué no quedan dragones: Los de la inquisición ecologista prohibieron las corridas y la raza se extinguió (nos lo han explicado en OK Diario).

Los traductores de las series Marvel de Disney Plus

Después de spoilear que Wanda Maximoff se convertía en La Bruja Escarlata al final de Wandavision el listón estaba muy alto, pero ahí está Disney España sabiendo darlo todo para crear el tipo de contenidos por el que pagamos internet: traducciones absurdas que nos permitan a los frikis discutir como si fueramos idiotas.

La polémica por lo que pagan en la revista Planeta Manga

Con una solo publicación en redes sociales nos enteramos 1) de lo que paga Planeta sus autores, 2) Qué autores se escandalizaban porque les parecía poco 3) Qué autores se escandalizaban porque era más de lo que cobraban ellos 4) Qué autores se escandalizaban porque ellos no cobraban. Por cosas como estas las editoriales prefieren pagar con visibilidad.

Fox News quejándose de que Star Trek es ahora «demasiado woke»

¿Qué será lo próximo? ¿Minorías étnicas en los X-men? ¿Superman adoctrinando a los niños para que antepongan las necesidades de la mayoría a la suya propia? ¿Wonder Woman dando discursos moralistas? El cielo es el límite cuando eres una cadena que ha hecho una fortuna dando noticias sin molestarse en documentarlas. No podemos esperar a que Inda, Ana Rosa y Griso empiecen a copiarles (ni a que Ferreras haga como que nos defiende).

Marvel escogiendo a Ramón García para promocionar la nueva película de Doctor Extraño

Es importante conocer la media de edad de tu target comercial, por lo menos hasta que puedas insertar QRs con skins de Fornite en medio de las proyección de tus películas.

Los reporteros de RTVE

En estos tiempos de desprestigio periodístico no nos queda otra el notable esfuerzo de los profesionales de RTVE.es por demostrarnos que es mentira que el periodismo español sólo sepa hacer refritos de lo que pone en Wikipedia.

Zack Snyder consiguiendo dos oscars

Mientras periodistas que no han cenado nunca con Villarejo publican que una legión de bots consiguió impulsar una campaña online para que Warner soltará la panoja y financiara el Snydercut nosotros nos quedamos con lo bueno: el prácticamente casi no relacionado hecho de que ZACK! ha ganado este semestre dos Oscars que se decidían por votación online.

Los audiocomics

Los cómics ocupan espacio y no siempre llevan skins de Fornite de regalo, así que ¿por qué no abrazar el formato del audiocómic? Neil Gaiman podría prescindir de los dibujantes, la editorial ahorrarse la mitad de los royalties, y los fans montar una polémica para decidir si han de llamarse audiómics o «Audiorelatos gráficos».

Las grapas premium

Planeta y Panini suben los precios por culpa de la crisis del papel y la hiperinflación mientras inician una guerra por lanzar sus «grapas premium» a menos de un euro en los líneales de un conocido hipermercado que no nos paga bastante como para que no le llamemos Carrecuatro. El «¡¡HAY QUE RECUPERAR EL KIOSKO!!» se retuerce en estos momentos en su tumba

El manga de Ivrea dedicado a Putin

Publicar en España un manga de Putin montando cosas un 16 de enero de 2022. ¿Qué podía salir mal, Ivrea? ¿Qué podía salir mal?

Oscar Isaac

Algunas personas se han quejado de que no es una adaptación totalmente fiel al original, pero eso es lo de menos. El gran trabajo de interpretación de Oscar en ¡Vaya par de gemelas! merece al menos una mención en este repaso semestral

Tuiteos de aquel junio de la ola de calor

Un nuevo héroe

Hay quien dice que todo es circular y quien opina que no, que es panfleto. Es posible que ambas cosas sean ciertas. No sería la primera vez.

¿Habéis oído sobre las nuevas series de superhéroes que se estrenan esta semana en USA? Sí, esas juveniles. Ya sabéis de cuáles hablo, segurísimo. El asunto es que ahora escucharemos cosas sobre la pervivencia de las series de superhéroes y blablabla.

La primera serie de superhéroes emitida en televisión fue en 1949. Bueno, en realidad era más de ciencia ficción y gente con pintas raras y chavalada a la que reclutar y tal. Es decir:

Captain Video and His Video Ranges (1949-1955)

Que, en realidad, es lo que iba pasando en todas partes. De ahí que en España la tele comenzara sus emisiones en 1956 y para 1958 estuviera ya el emisión Diego Valor. Aunque esa es otra historia. Que ya he contado, pero otra historia.

¿Quién sería el primer superhéroe más clásico? Con sus armas, sus villanos, su identidad secreta, su calavera…

Ahm, quizá la calavera fuera opcional. Las armas TM ya son otra cosa. Porque tenía medias lunas que lanzaba como bumerangs y … Sí, eso es una especie de… Ah, que esto os suena. Normal, son los taquiones, que lo enturbian todo.

Pero es lógico. Al fin y al cabo esta de la que os hablo, Gekkō Kamen (1958-1959), era japonesa también.

Por eso decía, que nada cambia ni termina. De hecho, las series japonesas de superhéroes -sea en su versión tokusatsu, super sentai o lo que les de la gana teniendo en cuenta que el primero y el segundo pueden hacer diagrama de Venn- deberían de tener su propio apartado aquí. Y no lo van a tener, claro.

El caso es que cada vez había más supes -si es que nos podemos poner de acuerdo en qué es un supes- y eso llevó en 1966 a Batman que ya sabemos cómo era. Magnífica. Pero, además, sirvió para animar a que se hicieran series como Captain Nice o El Chapulín Colorado. Vale, la primera es de 1967 y la segunda de 1973, pero seguro que lo entendemos todos. Además de entender que es algo global, como ejemplifica que The Tomorrow People (1973-1979) fuera todo un éxito en UK. Cunado hay un éxito todo ayuda.

Igual que la serie de 1975 de Wonder Woman ayudó a que le dieran series a ISIS el mismo 1975 (ISIS el personaje, que aquí te descuidas y te montan un Rambo III antes de tiempo) y también a Electra Woman and Dyna Girl en 1976 (que tendría un remake en 2016, pero ese vuelve a ser otro tema). Y es que de cualquier cosa se podía sacar algo exploitativo, lo que explica que ese mismo 1976 tuviéramos a The Kids From C.A.P.E.R.

Lo cierto es que no pararíamos de ver todo tipo de series con poderes para un público más o menos infantil/juvenil. Desde The Powers of Matthew Star (1982-1983) a Jason of Star Command (1978–1979) pasando por experimentos como Going Bananas (1984), Misfits of Science (1986) o la inenarrable Photon (1986-1987) a mayor gloria de los laser tags y con una estética similar a la de Scavengers. No os pongo imágenes o argumentos porque 1) así los buscáis, 2) no va de eso el posteo y demasiado largo se me está haciendo ya y 3) además así si alguna vez me apetece centrarme más en alguna de ellas tengo material para hacerlo.

Para finales de los ’80s esas distintas maneras de entender el superheróico infantil/juvenil que podemos dividir en tres partes: 1) como el de los mayores pero más ligero, 2) como el de los mayores pero más infantil y 3) directamente niños con poderes, daba dos de sus mayores éxitos en ambas categorías. Es decir: La Super Abuela (1987-1989) y My Secret Identity (1989-1991). Series más cercanas al superheróismo tradicional que a, simplemente, Joven con Poderes como podría ser De Otro Mundo (1990).

Es decir, podemos discutir el público objetivo de El Capitán Justicia (1987) o El Gran Héroe Americano (1981-1983) pero no de los anteriormente mencionados. Porque, y este es el tema central del posteo: Siempre hemos tenido este tipo de series. Igual que siempre hemos tenido series de este tipo.

Que es lo que permite títulos que nos suenan parecidos a otros como Captain Power and the Soldiers of the Future (1987-1988) o directamente nuevas versiones de aquellos, como cuando los estadounidenses decidieron hacer de nuevo The Tomorrow People (1992-1995), aunque por supuesto el éxito mayor superheróico noventero, aquel en el que cualquiera sin duda piensa, es…

Los Power Rangers, la adaptación de lo que decíamos de los japoneses que lleva desde 1993 emitiéndose en distintas versiones, con crossovers inesperados y provocando réplicas internas y externas causantes de todo tipo de olas e iteraciones realmente inesperadas como Mystic Knights of Tir Na Nog (1998-1999), Monster Warrios (2006-2008) o -por mucho que lo nieguen ellos- Los luchadores (2001) hasta llegar a parodias como Tattooed Teenage Alien Fighters from Beverly Hills (1994-1995) o Mighty Moshin’ Emo Rangers (2005,2010,2015). Y, de nuevo, este no es el tema del posteo así que no voy a contar más.

¿Fueron los noventa una buena década para los superhéroes en infantil juvenil? ¿Se puede considerar como tales realmente una década en la que fuimos de Bibleman (1995-2016) a Cybersix (1995) siendo tan diferentes como eran pero empezando ambas, aún con desigual suerte, el mismo año? O lo que va de The Secret World of Alex Mack (1994-1998) a The Famous Jett Jackson (1998-2001). Es posible. Pero eso no significa que las cosas quedaran allí.

Habrá quien ponga el inicio de los ’00s en los X-Men o en Spider-Man. Eso es porque no recuerdan ya la variación de El Zorro que es Queen of Swords (2000-2001). ¿Por qué menciono ahora una versión de El Zorro cuando no le he hecho caso antes a las mil versiones de El Zorro, incluyendo Águila Roja (2009-2016)? ¿Es porque en esta una de las actrices es Elsa Pataky? Podría ser.

Lo cierto es que podríamos buscar más inicios. Incluso en el cine. ¿Sabéis que hubo una serie llamada The Others (2000) sobre sucesos paranormales que antecedió en un año a la película sobre sucesos paranormales The Others (2001)? Pero no hablemos de obras olvidadas, centrémonos en clásicos imperecederos.

Porque tras su película de 1995 y la secuela de 1997, llegó en 2001 la adaptación a la televisión del clásico Black Scorpion. ¿Y qué tiene esto que ver con superhéroes infantiles? Esperad y veréis.

No fue lo único, porque igual que La India se apuntó a finales de los ’90s con series como Betaal Pachisi (1997-1998) Shaktimaan (1997-2005) o Captain Vyom (1998-1999) en una saga que seguiría con series como Junior G que lleva en antena desde 2003, en 2004 tanto el GMA como ABS-CBN decidieron ponerse a adaptar y crear series Filipinas.

Mulawin (2004) y Krystala (2004-2005) fueron las primeras, por supuesto pronto llegó Darna (2005) y a partir de ahí ya no hubo final. Será por cómics filipinos para adaptar. Otro de esos temas que seguimos sin atacar desde aquí. Pero bueno, que un exitazo con obras como Super Inggo (2006-2007) logrando incluso una pseudocuela. Porque siempre habrá niños más pequeños.

Lo cierto es que esa década vería la aparición de dos grandes éxitos superheróicos del norte de Europa: Mega Mindy (2006-2014) y Lazy Town (2004-2014). Junto con obras como Cybergirl (2001-2002), Legacy of the Silver Shadow (2002) o The Amazing Extraordinary Friends (2006-2010) y, por supuesto, ese Ace Lightning (2002-2005) que parecía sacar lo peor de Photon y de las series esas de Zutanito y los menganitos, pero que tuvo suficiente éxito como para ser recordada incluso hoy. Por algunas personas incluso para bien.

Todo esto y mucho más -por ejemplo, El pantera (2007-2009)- se emitió por televisión antes de la famosa fecha de 2008. Sí, había héroes antes y los habría después también.

Porque tendríamos obras como Misfits (2009-2013) o The Middleman (2009) o The Cape (2011) que claramente aprovechaban la tendencia para demostrar que algunas cosas se habían hecho antes. Y si bien ninguna era propiamente dicha infantil/juvenil sí que supo anticipar la llegada de obras como Supersnällasilversara och Stålhenrik (2009), Aaron Stone (2010) o Tower Prep (2010) que quizá duraran solo una temporada porque, bueno, ¿quién pone Cartoon Network para ver imagen real?, pero que volvían a poner a los más pequeños en medio de los superhéroes.

A veces hasta extremos como los de The Aquabats! Super Show! (2012-2014)

Así que tampoco es tan extraño que los programas siguieran, con peor fortuna –The Nine Lives of Chloe King (2011) – o con mejor, como el combo Lab Rats (2012-2016) y Mighty Med (2013-2015) dando lugar a Lab Rats: Elite Force (2016-2017)

Con deciros que The CW tuvo una idea innovadora y revolucionaria: ¡Hacer una serie de The Tomorrow People (2013)!

Un éxito internacional que podría tener efecto en una temporada como Juan dela Cruz (2013) -sí, hay muchas historias que dearían para posteos por su lado, ya lo sé- o a exitazos en apariencia infinitos como Baal Veer (2012-2016) y luego Baalveer Returns (2019-2021)

Pero en lo que a chavalería se trata es más fácil hablar de títulos como The Thundermans (2013-2018) o Henry Danger (2014-2020) que de tanto éxito tuvo que sacar un spin-off Danger Force (2020-) porque su personaje principal tenía ya… una edad.

Sí, estos últimos años hemos visto de todo. Desde Mech-X4 (2016-2018) a Ninjak vs. the Valiant Universe (2018). E incluso en el Berlantiverso ha dado tiempo de sacar Stargirl (2020-) o Naomi (2022) -Si has preguntado «¿Quién?» tienes el conocimiento suficiente para dirigir The CW hasta que Discovery se la venda a alguien-. Pero supongo que a estas alturas habéis dado por imposible a cuenta de qué todo esto.

Como esto no es una película de Nolan no aparecerá ahora nadie para que quede claro que desde los inicios de la televisión hasta la actualidad ha habido series de superhéroes en infantil-juvenil.

En su lugar me limitaré a preguntaros, ¿sabéis qué series que cumplan esto se estrenan esta semana en USA en, concretamente, Disney +?

Efectivamente.

¿No es bonito ver cómo todos los programas precedentes ofrecen una coherencia en los que se nos acaba ofreciendo en este 2022? Hija de su tiempo tanto como hija de su tradición, casi resultaría más extraño que no se hubiera llegado a este momento. Qué podemos decir, las pistas estuvieron ahí todo el rato. Casi tanto como la demostración de que es algo que deja mucho por contar a partir de este esqueleto.

¿Cómo podríamos terminar tras esto? ¿Con una versión de The Tomorrow People que durara incluso menos que la anterior? O mejor… Ah, sí, esperad…

En abril tuiteos mil

Por si no lo recordáis, la parte central del mes vino marcada por la emisión de un Todopoderosos donde… se dijeron cosas

Los Primeros Hombres en el Caballero

Amigos… vivimos en la era dorada de las series™.

¿Qué podría añadir al acertado análisis que ayer hizo mi compañero adláter Pablo Fluiters sobre la serie protagonizada por el Caballero Luna? Nada en absoluto. Sólo corroborar entusiasticamente que estamos ante una de las mejores obras del MTVCU. Porque ha sabido captar las claves del personaje.

Cadena Perpetua.

Ágora.

Y, sobre todo, porque es una serie que contiene el más sentido homenaje que hemos podido ver en estos tiempos en los que los homenajes son la norma.

Que en este despiadado mundo de megacorporaciones que acumulan propiedades intelectuales escudándose tras una breve mención del creador legal de un personaje ha tenido el valor de dar un paso al frente y reivindicar al verdadero genio cuyo talento hizo de nuestro caballero quien es hoy en dia.

Porque todos sabemos que el verdadero autor, el Visionario Creador™ que nos dió a este desequilibrado pero al mismo tiempo inefable justiciero urbano de casi supranaturales habilidades físicas y anonadadoras capacidades detectivescas y plasmó en su forma definitiva las estrafalarias aventuras en que se ve implicado…

…fué nuestro nunca lo suficientemente alabado Joel Schumacher.

A VER SI EN LA SEGUNDA TEMPORADA LE PONEMOS AL TRAJE PEZONES COMO HONSHU MANDA ¿ESTAMOS?

Bajo los Caballeros Lunas está la playa

Hoy ha terminado Caballero Luna, la quinta serie de imagen real del MCU, y el sexto serial Marvel de Disney +. Hemos podido ver, a lo largo del último año, mucho de lo que tiene que ofrecer la Casa de las Ideas en este terreno, y a pesar de mis reticencias originales, debo reconocer que estoy decepcionado. El próximo post incluye spoilers de estas series.

¡Que luego dicen que no aviso!

Cualquiera que tras las últimas películas se hubiera hecho a la idea de que Marvel ha aprendido que matar a sus villanos al final de cada producto es un desperdicio de valiosas licencias puede ya desengañarse. Las últimas dos series del MCU terminan con un plano en el que un personaje dispara al villano principal de la función. Y si bien no acabo de creerme que hayan liquidado a Wilson Fisk, parece bastante evidente que nos mantenemos en el rail de desperdiciar personajes que podrían regresar, para mantenerlos en cambio en villanos que ya murieron en anteriores películas de Sony.

Sin embargo esta falta de miras podría ocultarse si la serie no hubiera dejado correr un par de horas de nada en absoluto por el camino. Y es que cada vez más se evidencia que las series del MCU, aunque sean cortas, siguen siendo una bolsa de patatas con demasiado aire. Cada vez con una nueva excusa, más o menos convincente en función del empeño que le pongas. Loki es porque es una serie de mucho hablar, Ojo de Halcón porque es una historia costumbrista y Moon Knight porque es un personaje nuevo y hay que dejar que el público se aburra con él antes de hacer algo interesante, supongo. El indiscutible atractivo de Oscar Isaac ha servido un poco para cubrir el tedio de cuatro capítulos que se podrían resumir en uno y medio y una estructura tan rutinaria y aburrida que casi cuesta creer que hayan llegado a ella con la de posibilidades más interesantes que había.

Añadamos una edición que pugna sin demasiado éxito por tapar unas carencias de medios bastante desconcertantes en productos de este presupuesto, y tenemos la clave de por qué la CW ha mantenido viva una franquicia durante tantos años. El apego a un formato, la telenovela, tan familiar y semejante al cómic. Y es que si Marvel ha mirado a sus películas y ha decidido que podía multiplicar su metraje sin esfuerzo, la CW incorporó las licencias a tramas que nunca concluyen, una monstruosa extensión de capítulos y una perpetua celebración de su condición de entretenimiento barato. Por eso, la cancelación de los últimos proyectos de la CW recuerdan un poco a ese momento, trágico, en el que la desenfadada malicie de Los 4 Fantásticos, Daredevil, Superman Returns o Ghost Rider fue sustituida por la solidez, tan poco jugosa, del Batman de Nolan y el Iron Man de Marvel Studios.

Echo de menos Doom Patrol.

Algo se pierde cuando los productos basados en superhéroes se empeñan en ser buenos y se olvidan de que ante todo deben ser… divertidos.

Inactividad en un marzo desangelado

¡Tuits de marzo marchando!