Master of Remaster

Se hace difícil celebrar un aniversario de boda cuando papá hace tiempo que se fue con otra, pero así son a veces las presiones familiares. Este 2022 Image cumple 30 años y por lo tanto hay que hacer celebraciones aunque sea buscando a quién quede que pueda. McFarlane se monta sus fiestas con sus cosas y no está por lo común, los demás bastante tienen con lo suyo, así que de aquellos siete primigenios el único que hay con disposición para colaborar en el fasto es el sinpar ROB!, que puede hacer el más difícil todavía como es conmemorar el 30 aniversario de la salida de un título al que le arrebataron los derechos.

Y es que ya que Youngblood supuso el pistoletazo de salida para todo un universo de personajes y series derivadas, la pauta es homenajear los esquejes que fueron saliendo. Bloodstrike y Brigade ya han tenido sus ediciones especiales en los últimos tiempos, y ahora le toca el turno a Prophet, aprovechando que se cumplen 30 años de su primera aparición en aquel fundamental número 2 de Youngblood. La ocasión merece fanfarria dado que hay en marcha una posible adaptación del personaje a lo audiovisual. Sí, estas cosas han sucedido más veces antes, pero parece que ahora la industria ya está técnicamente preparada para trasladar la obra de ROB! al celuloide o lo que sea en que filmen ahora.

Así que ROB! ha programado para este 30 aniversario una reunión de grandes autores para recrear el primer número de la serie de Prophet. Ya, esa aventura es de 1993, pero hacemos buena cara igualmente, como cuando a la novia de blanco se le nota el bombo. Además de ROB!, participan en la recreación gente como Philip Tan, Kenneth Roccafort, Clay Mann, Viktor Bogdonavic, V. Ken Marion, Marat Mychaels, Dan Fraga, Karl Altstaetter, Dan Panosian, Cory Hamscher, Thomas Hedglen, Tom Scioli, Jim Rugg, Ed Piskor, Robert Willis, Raymond Leonard, Ale Garza o Ryan Kincaid. Los sospechosos habituales más alguno con ganas de homenajear a ROB!. La aventura original contó con bocetos de ROB!, estando los acabados a cargo de Dan Panosian. Aprovechando que se han desvelado algunas páginas del nuevo proyecto, vamos a compararlas con el tebeo original para ver qué aporta esta nueva versión, ya que con esto de las recreaciones suele haber polémica.

Es posiblemente en la portada donde ROB! ha querido hacer más cambios para centrarse en lo importante. La portada de 1993 pese a su espectacularidad no transmitía lo que debía. Lo primero que piensa uno al verla es «lila», el color que domina a causa del uniforme. Y los dos cuchillitos, ahí abajo pequeños para tanto brazo y músculo, apenas se imponen. Un lila de pelo caido con dos cuchillitos. Un personaje que no parece tener lo que debe tener, lo cual queda remarcado al oscurecerse la zona entrepiernil. Nada de esto ocurre en la nueva versión. Para empezar fuera el color, fuera el traje. Oscuridad, que parezca un grabado oscuro de Goya (nombre de importante premio de cine ¿casualidad?). Y en vez de cuchillitos, espadón, lo más grande que se pueda, apoyado en una perspectiva que empequeñece el brazo y un dinamismo capilar que tapa la linea del horizonte a donde se supone que llegará el arma.

Cuando algo está bien hecho, poco hay que retocar. En esta páginas se mantiene la aproximación original con cambios cosméticos en los colores del fondo y si acaso una punta de espada en la última viñeta, para que la gente sepa de entrada que esto no será un señor pensativo todo el rato.

No quería convertir esta exposición en un «¿qué versión prefieres?» pero comienzo a darme cuenta de que todo aquello que se aparte de los bocetos originales poco hace por aportar. En este caso la perspectiva original de los cuatro robotos ninja me inspira más dinamismo que los ¿soldados? bajando una escalera.

Pero me temo que la comparación es inevitable. De manera que el original va ganando de momento dos a uno (por la portada). Uno se da cuenta de la sutil diferencia entre una escena dinámica y una estática teniendo casi los mismos elementos.

De nuevo punto para el original. Si puedes contar una escena con tres viñetas ¿a santo de qué lo haces con cinco? a más viñetas, más se deprecia la venta de la página.

Cuando ROB! planifica una página con una distribución de viñetas no convencional lo hace por algo. Sirva aquí el ejemplo para ver lo que pierde la misma escena al intentar encajarla en un viñetaje al uso. Cuatro a uno iriamos, o así.

Sigo insistiendo en esos pequeños detalles que son los que hacen que una escena funcione. A la izquierda los efectos y lineas de fondo de la segunda y tercera viñeta nos indican el dramatismo de un desenmascaramiento que culmina en la sorpresa final al ver que se trata de uno mismo (spoiler: escena onírica). Lo de la derecha ¿es un truco de desaparición bajo la capa? se ve obligado a mantener a la chica en el plano que para que pueda llegar a entenderse, pero siempre en una segunda o tercera lectura (o directamente comparando con el original, como ahora).

No voy a seguir cebándome, puntuad vosotros. Y eso que en la derecha las armas son más grandes.

¿Quiere esto decir que la recreación de Prophet no merece la pena? pues no, no quiere decirlo. Seguramente es un tebeo decente y digno de la conmemoración. Lo que sucede es que si nos ponemos a compararlo con la aventura original, la que contaba con bocetos de ROB!, pues sale perdiendo. Como era de esperar por otra parte si el liston que colocas es ROB!

No debemos por tanto ver un fracaso en la recreación, sino apuntualar los aciertos del original, esas pequeñas cosas que, casi ni notándose, cuando se alteran hacen que el conjunto pierda. Subrayar, una vez más, aunque no haga falta, la grandeza de ROB!

Y tampoco se ha tratado de una victoria aplastante, que hemos dicho que en la recreación han mejorado la portada. Portada que también ha hecho ROB!

Moraleja: solo ROB! supera a ROB!

Everything Everywhere All at Once: The Ezra Miller Story

A veces es difícil separar las noticias verdaderas de las cosas más o menos verdaderas pero no muy noticias. El periodismo es así, puro cebo. Viene todo esto porque no estamos dejando de leer historias de Ezra Miller últimamente y está la cosa un poco extraña.

Es decir: ¿Cómo es posible que tenga a la vez broncas en Estados Unidos, Alemania e Islandia? No solo eso, ¿cómo pueden suceder las noticias de Estados Unidos a la vez en Vermont, Massachusetts, Hawái? Por supuesto hay una respuesta sencilla: Es el hombre más veloz del mundo.

La otra, por supuesto, es que los periodistas periodistean. Total, si lo mismo te montan un artículo sobre lo poco que venden los libros -que es verdad- sin entender o contextualizar las cifras o de dónde vienen, hablar con los que allí estuvieron o, en fin, la fuente del mismo… Pues es normal que en cuanto haya un ´término que consigue visitas lo metan siempre que pueden.

Así consigues convertir ‘Ezra Miller‘ en un término SEO para que entren visitas porque, total, no es como si hubiera gente real detrás de la cosa esta o como si hubiera temas extraños.

Lo primero que tenía intención era de hacer un repaso a los sucesos documentados y la cronología de los mismos. Por suerte tenemos un artículo de The Cut que se ha molestado en hacer un repaso a todo esto, y a un usuario de Reddit que se ha hecho la línea temporal de los sucesos y sus localizaciones. Lamentablemente no han hecho un análisis de algunas de las cosas que hay alrededor. Pero os lo hago yo, luego meto un párrafo así como de mucha reflexión y termino con un chiste. Y, pumba, el 4 de julio más hecho que con Will Smith.

El principal problema de todo esto no es que Ezra Miller pueda o no ser una persona violenta. Hay vídeos que le muestran siendo violenta. Y sospecho que un tanto beoda. Pero tiene todo muchas cosas a su alrededor.

Por ejemplo, el hecho de que sea una persona queer declarada dentro del reparto de la cosa esa de Snyder. Es cierto que por lo menos es blanco, porque Ray Fisher se quedó sin película – e incluso sin salir en la película de The Flash– por mucho menos.

Pero es que los temas que se han dicho y usado en las distintas broncas de Miller incluyen temas de identidad sexual y padres diciendo cosas como que su prole ‘no es trans‘. Discusiones sobre sectas en torno a famosos jolibudienses que han interpretado a superhéroes -que ya es raro que podamos poner más de un caso aquí- en las que su papel como famosos es lo que ha servido de gancho. Discusiones sobre gente queer siendo identificada poco menos que como pedófilos metiendo por medio las cosas trans, una sorpresa, incluyendo la historia de alguien que pide una orden de alejamiento por algo de hace tres meses. Un padre que denuncia que ha secuestrado a su mujer e hijos, y luego la mujer sale a decir que el exmarido era un maltratador y le ayudó a huir. El hecho de que digan que ‘consume maría’ que a estas alturas no sabes si quieren pintarle como alguien de los años setenta o como el nuevo Charles Manson. Igual que la señora que se supone que se le acerca a decirle cosas porque es famoso y él responde con violencia. ¿Será que es mejor no acercarse a los famosos? Y, por supuesto, todo lo transversal como el que algunas de sus teóricas víctimas no sean de raza blanca ni, desde luego, ricas.

Por supuesto hacer chistes sobre que Ezra Miller aparece en sitios y ataca a gente, o la rapta, o lo que sea -Recordemos que un medio llegó a dar como noticia que en su casa había armas. Como si no se acordara de improviso de que son un medio estadounidense.- se hace porque da visitas. Y de ahí que en estas últimas semanas hayamos visto noticias de continuación de algunas de las antiguas, sin mencionar que son antiguas.

Pero, claro, muchas de las ‘fuentes’ de esas noticias no dan ni las fuentes de las noticias. A veces porque se hacen eco días más tarde.

Como esa ‘imagen oficial’ de Namor que de momento no hay ninguna fuente oficial que haya confirmado. No significa esto que no pasara, significa que aún no es oficial. Decir que es oficial es mal periodismo, incluso aunque al final lo acabe siendo. Necesitas tener los ‘recibos’ que demuestren de dónde lo has sacado.

Que es una cosa que debería ser básica del periodismo, incluso aunque parezca que el ‘periodismo‘ sobre cómic consista en usar lomos de tomos gordos como decoración de fondo.

O te puedes acabar encontrando con noticias sobre la portada de The Flash -Hecha, por cierto, por el propio director de la teórica película. Sí, también dibuja. Estas cosas pasan.- que estaba protagonizada por Ezra Miller desnude…

que luego reproduce incluso un medio de los más leídos de España: El Marca

E incluso cuando lo la retiran parece que su contenido es peligroso…

Cuando en realidad es poco menos que un chiste.

Pero que debería ayudarnos a recordar que estas cosas con periodistas por medio no siempre son lo que parecen.

Porque, además, por quién le vas a sustituir. ¿Por Chris Pratt?

Tuiteos de aquel junio de la ola de calor

La que está liando Pepe Larraz

Hacía un lustro largo que la Patrulla-X no se pasaba por la Gran Vía madrileña pero nadie se puede resistir demasiado tiempo a la llamada de una ciudad que tenga a Tim Burton como primer embajador, así que aquí los tenemos de nuevo

Eso sí, parece que el Edificio Carrión ha sufrido unos pequeños desperfectos… Juguemos la baza del artista original para verlo con detalle

¡Es Polaris, con su superpoder de lanzar barro, la que ha salvado a Marvel de una posible demanda por incumplimiento de copyright… o, de lo que es peor, de hacer publicidad gratuita de una marca de bebidas! AVIV SIRALÖP!

Cuando el chiste no tiene gracia

Ya sabéis que en ADLO! hay un montón de chistes privados, cosas recurrentes, referencias a cosas con tantos años que casi nadie las recuerda… Lo sabéis porque solo los más capaces de aguantar semejante carga de lore pajero pueden leer ADLO!… o tebeos de superhéroes, ya puestos.

Sin embargo hay veces que la cosa no tiene gracia. Ocasiones en los que la repetición da más pesadumbre que sonrisas. Ya sabéis que por aquí se dice mucho lo de «todo esto ya ha pasado» y lo de «y volverá a pasar». Pero sinceramente.

Esto podría no pasar más.

Porque como asociación de DEFENSA!, esto no tiene ni puñetera gracia.

Y estaría genial saber qué ha pasado con la inmediatez de todos esos medios que sacan una nota a la más mínima filtración de algo en Twitter, pero que de esto no han dicho nada todavía…

En otras partes también les pasa

Que es que sería muy facil dejaros aquí un enlace a

www.ertorre.com

Y deciros que se trata de un autor, guionista, de género, y tal, jugar a la confusión, y meter un enlace a un anuncio de Cruzcampo y listo.

Eso sería lo fácil. Lo enrevesado es que este autor tenga como obra cumbre Dark Fringe, publicada a comienzos de siglo con los Platinum Studios del bueno de Scott Rosenberg. Y que eso me haga recordar que Platinum Studios todavía existe (que es más de lo que al parecer puede decir Terrific Productions LLC, la última ostentataria de los derechos de Youngblood, la causante de que ROB! esté haciendo especiales de aniversario de Brigade o Prophet sin que haya referencias al equipo de Shaft y Badrock). Y que me meta en su web a ver qué tienen o a qué se dedican. Y entonces…

Que grasia, mi arma.

Una historia completa

Como siempre, hay muchas cosas de las que podríamos hablar. Pero es que esta semana sale a la venta en España un libro que es Uno de Esos Libros. Verdadero Creyente en Es Pop.

Deberíamos de haberle pedido un ejemplar al editor para, a continuación, hacer anarroseo de párrafos y ahorrarnos el posteo de hoy. Pero es casi mejor que se le compren los libros a los editores pequeños y que nosotros nos limitemos a enseñar por un agujerito todo lo que hay dentro.

Porque alguien – Abraham Riesman– decidió que había que hacer una biografía completa de Stan Lee. Y lo que es más, la hizo. Ni siquiera es realmente una biografía escándalo tipo las de Kitty Kelly. Lo que pasa es que, bueno, dar datos a veces es casi tan escandaloso como invertárselos.

Riesman estaba escribiendo una serie de artículos sobre el cómic estadounidense y el de Stan Lee y la creación de los superhéroes de Marvel tuvo mucha repercusión, lo que llevó a -por supuesto- que se pusiera a escribir un libro. Pero en lugar de hacerlo copiando de entrevistas antiguas y tal tuvo la desfachatez de irse a entrevistar a colaboradores de Stan Lee, familiares -su hermano Larry Lieber, por ejemplo-, gente que trabajó con él -o a sus órdenes- en alguna de las múltiples empresas y blablabla. Y, claro, la gente blablablabla en cuanto tiene oportunidad.

Veréis el día que salga el libro sobre Forum.

Lo que, inmediatamente lo convirtió en un libro polémico porque a ver qué iba a ser eso de hablar de Stan Lee y que no fuera una hagiografía. Que es algo que ya pasó en parte cuando Tom Spurgeon y Jordan Raphael publicaron la biografía -también crítica porque resulta que la gente no es solo buena, y menos los que hacen pasta de verdad- The Rise and Fall of the American Comic Book. Que además se publicó a principio de los ’00s antes de que llegaran las explosiones de cameos y la de mierda del final de sus días. Aunque fuera en parte como respuesta a la autobiografía que con el nombre de Excelsior! Lee había sacado según se iniciaba el nuevo milenio.

Pero bueno, que el presentar declaraciones que le hacían quedad mal no gustó. Y eso que no consiguió que Lieber le dejara contar toda su historia, pero lo mismo algún día sale la autobiografía de Lieber y… Pero bueno, volviendo al tema. Que todo lo que cuenta va con una serie de declaraciones cruzadas de gente, de manera que hay veces en las que se observa con mayor claridad que cada uno cuenta la historia según la vivió, barriendo, o empujando con la escoba, hacia donde le interesa, y otras esa falta de fiabilidad de los narradores está centralizada en una persona mientras el resto opina de manera similar.

Quizá lo más divertido de toda la bronca es que en realidad Stan Lee acaba pareciendo una persona más humana y menos su propia caricatura, la que nos hemos formado o la que él quería vender, y sin embargo mucho fanboy se rebotó precisamente porque quería la caricatura. Por ejemplo, el primer escritor de fanfics de la historia de Marvel, Roy Thomas, se pilló tal rebote que acabó publicando en The Hollywood Reporter diciendo que un 5% de lo escrito en el libro era falso y que eso no se podía tolerar. Mi parte favorita del artículo es cuando dice que si hubiera dedicado ese tiempo a investigar sobre Jack Kirby también hubiera encontrado gente hablando mal de él. Así que supongo que el Lee vs Kirby no se acabará nunca, porque venir aquí a sacar a Kirby, bueno… las hinchadas tienen sus cosas.

Por supuesto en el libro se habla de la vida familiar de Lee, igual que se habla de cuando se trasladó a Hollywood para venderles proyectos -sale mal-, de cuando intentó establecer sus propios cómics y series de superhéroes -sale mal-, de cuando creó StanLeePuntoCom -sale tan mal que debería de tener su propio posteo en ADLO!, ¿o lo ha tenido ya? Los taquiones…- y, en fin, todas esas cosas que le acabaron demostrando que lo mejor que podía vender Stan Lee era… Stan Lee. Parte Creador Absoluto de Marvel, parte su principal mascota.

Lo curioso del caso es que es mucho lo bueno que dice también de Lee, desde cómo -por los motivos que fueran- acreditaba a los autores de las historias en Marvel a cómo -de nuevo aunque fuera por estar a la altura de su tiempo- tomo decisiones en sus cómics que por tibias que pudieran parecer ya estaban mostrando un cambio. (Vamos, lo que siguen haciendo hoy día las empresas multimillonarias esperando a cambio un pin.)

¿Esperabais que pusiera aquí extractos del libro? Pues claro que no, que luego no os lo pilláis. Pero, mira, podéis echarle un ojo al principio en la propia web de la editorial.

Y en cuanto a la traducción, seguro que os gusta. La ha hecho un auténtico experto en cómics que escribía columnas en ForumJose María Méndez.

AVIV FFUN’!