Hotacu

Pocas cosas hay más agradables que cuando te dan la razón, y quizá es por eso que disfrute especialmente el Forum Museum de hace unos días dedicado a la labor de la traducción, pues pusieron voz a una reflexión que alguna vez he compartido con algún licenciado en filología: que para traducir desde un idioma extranjero al castellano no basta con conocer el idioma extranjero, sino que hay que dominar también el castellano.

Sin embargo algunas veces los que encargan la traducción se enfrentan a una oferta de traductores limitada (en cantidad), como fue el caso cuando en nuestro país comenzaron a llegar y extenderse las publicaciones procedentes de país del Sol Naciente, los mangas. Si bien es cierto que muchos de ellos procedían directamente de versiones americanas, igualmente era necesario demostrar que se conocía la cultura nipona y sus autores. En ese sentido fue especialmente educativa la sección Manga Manía de Alfons Moliné en los cuadernos semanales de Dragon Ball, una ventana a todo un mundo nuevo, ofrecida de manera gratuita en la publicación más vendida y leida de España. Si nadie ha recopilado esta obra todavía, preveo por aquí una sección Manga Manía Museum antes de que termine esta década. Sería de justicia.

Los mangas que se publicaban aquí en aquellos noventa poco se parecen a los de ahora en cuanto a formato. Se recurría al espejado para pasar al sentido occidental de lectura, se solían traducir las onomatopeyas, y si no se publicaba en grapa, una rústica entre 90 y 150 paginas a tamaño comic-book era lo más habitual. Así conocimos aquí por mano de Norma Editorial La Leyenda de Madre Sarah, de Katsuhiro Otomo y Takumi Nagayasu.

Otomo no necesita presentación, pero Nagayasu sí. Y como en aquel 1996 otro tópico de las ediciones autóctonas era la inclusión de artículos en las publicaciones, era de recibo que el encargao de las cosas japonesas nos contara algo sobre el dibujante. Y llegamos entonces al dicho de antes de los traductores, que podía dominar el japo pero patinaba algo más al tocar terreno patrio. TomAdlo! como un pasatiempo. El número puede varíar según contéis repeticiones o acentos.

Y aún así, es MUCHA más información de las que da una búsqueda de información en castellano sobre este autor en la Red de Redes en la actualidad. Lo cual daría pie a algún malpensado a plantearse si lo plasmado en el artículo era información contrastada o bien inventada. Pero esto ya no es un pasatiempo, pues tenemos la respuesta:

Contrastada.

No puedes salvarlos a todos

Hoy pretendía hablar sobre el meollo de la alcaldía de Nueva York en los cómics de Marvel, pero una trifulca tuitera ha pospuesto este trepidante tema para la semana que viene, y es que conviene atajar una cuestión. Me doy cuenta, claro, de que esto implica hablar de que Spiderman No Way Home es una Obra GENIAL!

Vamos a coger cuidadosamente las premisas de la película. En ella se nos dice que al universo del Spiderman de Holland (sobre el que se mantiene la disputa de si llamarlo 616 o asumir que Feige y su equipo aquí han fallado el tiro) acuden villanos de otros universos que conocen la identidad secreta del trepamuros. Es decir, que saben que Peter Parker es Spiderman. Y entre los congregados está el Doctor Octopus de Alfred Molina, que viene de Spiderman 2 y lo que a partir de ahora llamaremos Raimiverso.

¿En qué momento preciso Octavius conoce la identidad de Spiderman en el Raimiverso? Si habéis evitado volver a ver la película desde hace años porque en el fondo no es para tanto, os refresco la memoria. Octavius tiene a Spiderman a punto de ejecutarlo cuando este redirige uno de sus brazos metálicos a un cable de alta tensión, electrocutándolo. Aprovechando su confusión, Peter se desenmascara y le pide ayuda para destruir su máquina de energía ilimitada. Entonces Octavius se enfada y coge a Peter de la garganta, dispuesto a acabar con él.

Este es el momento que Octavius describe en No Way Home y es, efectivamente, el único que tiene algún sentido. Esto ocurre a apenas 18 minutos del final de Spiderman 2, y en ningún momento anterior Octopus sabe que tras la máscara se esconde Peter. Unos segundos después, Peter simplemente hablando logra que Otto se dé cuenta de que está cometiendo un error y altruistamente se sacrifica para hundir la máquina en el río, muriendo en el proceso.

Ahora volvamos a las premisas de No Way Home, porque aquí Spiderholland y sus amigos quieren redimir a los villanos para evitar que mueran. Eso es algo que puede funcionar en el caso de algunos villanos. Pero no de Otto. Porque Otto ya está a punto de redimirse cuando se ve desplazado al 616 de Holland. Y de volver a dicho punto, el proceso será exactamente igual. Soltará a Peter. Dirá que la máquina no se puede detener. Hundirá la máquina en el río. Morirá en el proceso. Para cuando Octavius descubre la identidad de Peter es demasiado tarde para cambiar el curso de acciones. Tarde menos de 3 minutos de peli en morir desde el punto en el que es “raptado”.

No vamos a entrar en otras apreciaciones. Cualquier cambio lo bastante grande como para salvar a Otto al final de Spiderman 2 implica que regrese al Raimiverso en un momento anterior a encender la máquina, lo que implica que MJ no descubra la identidad de Peter e, incluso, que Harry Osborn tampoco lo haga. Los cambios de acontecimientos a partir de ahí son inmensos, y no vamos a detenernos demasiado en ellos porque al final la película no los prevé. La película nos dice que reenvía a los villanos al momento del que fueron sacados, y eso implica que, por lo menos, Otto Octavius va a tener la misma muerte horrible que antes.

¿Qué pasa con los otros? Yo tengo mis dudas desde que se estrenó la película. La mayor duda que tengo es… ¿muere el Hombre de Arena al final de Spiderman 3? No hay ningún motivo para estimarlo así. Al final de la película el villano, redimido, se deja llevar por el viento, pero no tengo claro hasta qué punto eso se percibe como un suicidio. Por eso, su reticencia a volver al Raimiverso es bastante rara y está sacada de ninguna parte. Aceptemos el caso del Lagarto de Amazing Spiderman, un caso en el que sí funciona la cosa y curiosamente el personaje en el que menos se incide y el caso que menos se trata en toda la película de Holland. En fin.

Creo que ahora ninguna plataforma de streaming legal tiene esta peli, así que os dejo este bochorno.

El caso de Electro es peor, porque en realidad para Electro en Amazing Spiderman 2 la identidad de Peter nunca es oficialmente desvelada, por lo que la cosa funciona un poco porque en Marvel querían un villano de cada peli (y no más, de ahí la ausencia del Veneno de Topher Grace). Debido a este truco es un poco más complicado decidir en qué momento exacto Electro es secuestrado del Amazingverso al 616, entre otras cosas porque tenemos un cambio físico que tampoco tiene mucho sentido, aunque un poco de buen gusto. Vamos a pasar de largo en lugar de jugar a especular con la peor de las opciones.

Y nos queda únicamente Norman Osborn. Esto es… interesante. Porque Norman descubre la identidad de Peter mucho antes de morir. Días, quizá meses antes. Por tanto, es razonable pensar que simplemente el Norman redimido no secuestra a MJ y a un montón de niños, no tiene ese combate final y, por supuesto, no muere empalado en su propio deslizador. Lo que genera muchísimas preguntas sobre la continuidad del Raimiverso que no son el asunto de este post. Con estas cifras podemos considerar que de los 4 villanos que mueren en sus respectivas películas, Spiderholland y sus amigos salvan a 3. Un 75% es una cifra bastante decente. Pero los fans de Marvel no se conforman nunca con que aceptes un buen ratio. Quieren más. Quieren que finjamos que el bueno de Otto Octavius no fue enviado al matadero porque con las premisas de No Way Home no hay forma de salvarlo.

No Way Home es una película que dice que el poder corrompe, y que la maldad tiene cura. La maldad se cura quitándole poder a la gente. Pero a Otto no le quitan el poder. Él sigue en pleno control de sus asombrosos brazos mecánicos. Y por eso, es el único de los villanos en morir al regresar al Raimiverso. Esta es la moraleja de la última película del Hollandverso. No podéis huir de la verdad.

Dando Cera, Puliendo Cera…

Vivimos en la época en que vivimos. Así que en el fondo todos sabíamos que era inevitable que tarde o temprano esto se anunciara.

Y si sólo pudiera hacerles una única petición a los responsables de Sony Pictures esta sería…

…que usen el molón traje diseñado por Dave Cockrum.

Estética aparte, revalorizaría mucho mi Heroclix customizado [EMOJI CON GAFAS DE SOL]

Better call ROB!

Hoy el mundo friki se ha despertado con este vídeo de Estela Ryan Reynolds anunciando Muertopiscinas Tres

Reforzado por una segunda entrega con una magnífica banda sonora

Las reacciones entre la afición han ido desde la euforia más absoluta hasta la negación más rotunda, atribuyendo el anuncio a un simple trolleo de los actores. En la sede de ADLO! Novelti Librari antes de abrazar una de las dos opciones nos hemos preguntado ¿qué tiene que decir ROB! al respecto?

Pues eso, que ya se ve nadando en billetes. En aún más billetes

Y para la próxima movida, seguid nuestro ejemplo: antes de creer o no los rumores, o incluso los anuncios oficiales, consultad con el que sabe

Watchmen 13

Dicen que el universo odía el vacío, pero a veces también quiere que las cosas se queden como están.

De vez en cuando las señales de las musas llegan a los artistas de una forma tan directa y pristina que la obra se materializa de forma perfecta, sin fisuras. Es completa en si misma, nada sobra y nada falta. Entonces el universo se queda satisfecho, como con esa comida que sabes que has hecho bien no aceptando el chupito de cortesía.

Sin embargo algunas veces alguien pretende continuar esas obras que deberían permanacer inmutables, algo que no gusta al universo y que por ello muchas veces actúa para impedirlo.

Pongamos el caso de Youngblood, que con sus colecciones, miniseries y derivados ROB! nos contó la historia que quería contar, y tras elló marchó a fertilizar otras tierras. Es una obra perfecta incluso en sus imperfecciones, con todas esas tramas cuyas conclusiones quedaron abiertas a la interpretación de cada lector. Se había contado lo que debía decirse y ahí tenía que haberse quedado. Sin embargo un depredador de las finanzas se agenció los derechos de la obra, y allá por 2019 anunció la salida de Youngblood Unchained a cargo de la editorial Terrific Production LLC ¿habéis sabido desde entonces algo de esa obra? ¿de esa editorial? ¿del depredador? pues eso es el universo actuando.

Otro ejemplo. Frank Miller publicó a prinicipios de siglo una secuela del Dark Knight y mirad cómo ha quedado.

Y Watchmen. Qué decir de Watchmen. Se podría pensar que el universo debió alterarse con aquellas miniseries de precuela. Pero el hecho de que dejaran bien claro en el título que eran unos «Before Watchmen» se distanciaban lo suficiente de la obra original como para actuar.

Sin embargo, ahora que he visto que los de ECC en su ansia de hacer tomos gordotes (todavía les falta calle), van a sacar por 90 euros 1392 con la saga completa* de Watchmen

*No incluye Doomsday Clock

…recordé que en su día lanzaron un coleccionable de 20 fascículos con la saga. Y si fueron 20 por fuerza tuvo que haber un Watchmen 13 continuando el duodécimo tomo ¿no debería haber actuado el universo para impedirlo?

Pues voy a hacer un ejercicio de fe y voy a suponer que aunque en su web tienen lo que parece un anuncio de lo que iban a sacar y las fechas previstas

…en realidad lo fueron actualizando para ajustarse al calendario real. Lo contrario sería MUY preocupante.

Y como podéis ver, el universo actuó para impedir ese Watchmen 13. Y tantó que actuó.

Sin embargo, las defensas místicas de ECC son poderosas y pudieron rehacerse y continuar. Siempre ha habido rumorología sobre qué padrinos tendrían cuando pasaron de llevar con El Catálogo del Cómic la web de tebeos de Planeta a hacerse con los derechos de lo que entonces (pre Nuevos52) era una codiciada perita en dulce. Ahora podemos ver que son poderosos. Porque no es sólo que el Watchmen 13 terminará saliendo.

Mirad la portada del Watchmen 14.

Y Glycon no ha venido y seguimos aquí.

Aunque insisto, si no tienes influencias en las altas esferas no tientes a la fortuna.

Lo que quiero decir con todo esto es…

…¿estás seguro, Frank?

Don’t JapanWorry, Darling

Podríamos hablar de muchas cosas. Es decir, estamos en la semana en la que se ha afirmado por una ex-integrante que un partido de ultraderecha filtró información de El Jueves para ver si ‘les hacían un Charlie Hebdo’ y de esa misma revista se han inventado una portada pro-Rusa para hacer la propaganda. No sabemos si la misma ultra-derecha o una ultra-derecha distinta. Lo que sí que parece claro es que por lo menos ellos saben que se sigue publicando. Que también es una victoria.

Pero no vamos a hablar de eso ni vamos a comentar como una publicación privada puede acabar difundiéndose. Porque, ¿a quién querríamos engañar? Ha sido el fin de semana en la que se ha creado una cuenta de tuiter para reunir todas las tropelías de las Japan.

¿Sabéis lo que significa eso?

¡No tener que pensar el relleno del posteo! Como si fuéramos un medio digital de ‘noticias’.

Así que os dejamos aquí la cuenta que podéis cotillear: Japan Beefend.

Por supuesto ahí se habla de cosillas de nada como reclamaciones por el trato a los asistentes o por el trato a los que ponen stands. Pero sabemos que venís aquí para saber cómo se portó la industria editorial. Y ahí es donde entramos notros:

Hay que reconocer que todas estas cosas de los salones de sitios se parecen al final. Aunque lo único que me sale es: «¿El qué de qué?».

Hale, otra semana de mierda más salvando el expediente.