Madames and Mézières

No es este un post erótico-jocoso-celebrativo, me temo. Ha fallecido Jean-Claude Mézières. Que a estas alturas sospecho que ya lo habréis leído. Normalmente esto significaría un repaso a las influencias, sobre todo de su obra más conocida: Valerian, en el cómic americano. O hablar de la película. O hablar de Fundamental Films. Pero eso será otro día.

Aunque de todo se va a hablar, claro. Porque cuando Fundamental produjo su adaptación a la gran pantalla una de las referencias más habituales era… La Guerra de las Galaxias. (Para los nacidos después de la Expo -si no sabes lo que es la Expo es que naciste después- es como llamábamos antes a Star Wars)

Lo que tiene mucha gracia -o alguna al menos- teniendo en cuenta que entre el cómic y la primera película hay cosa de una década de diferencia. Pero todo vuelve. Porque, claro, cuando se estrenó la trilogía original fueron los franceses los que sospecharon que entre las fuentes de Lucas, que van de Flash Gordon a Akira Kurosawa como buen compendio de cultura popular, puede que se encontrara también Valerian. Lucas no ha dicho nunca nada claramente pero sospecho que tampoco le preguntarían.

Así que los fanses estuvieron más al quite porque para eso estaba la web, para hacer fotomontajes como…

¿Es esto un plagio? Seguro que no.

Al fin y al cabo en Valerian hay muchos viajes en el tiempo, así que sin duda son los taquiones, que lo enturbian todo.

Tendrá que valer, por tanto -al menos de momento-, como nuestro homenaje.

PULPa de tamarindo

Cómo no se debe vender un cómic:

Nos encontramos ante una novela gráfica escrita por Ed Brubaker (Fatale, The fade out, Kill or be killed) y dibujada por Sean Phillips (Fatale, The fade out, Kill or be killed) en que los autores nos trasladan a la década de los años 30 en los Estados Unidos, concretamente a la ciudad de Nueva York, donde conoceremos a Max Winter, un escritor de novelas pulp que se haya atravesando varias crisis simultáneas (laboral, de salud, existencial) hasta que conoce a un hombre llamado Jeremiah que le ayuda a reencauzar su vida. Esta obra entraría dentro del género negro en el que tan bien se desenvuelven sus dos autores, y más concretamente bajo el paraguas de la antología Criminal, que aunque nació con otra intención, se ha ido convirtiendo en una marca que el tandem creativo usa para agrupar relatos autoconclusivos sin relación unos con otros. El dibujo de Phillips es tan sólido como siempre, y sabe plastar acertadamente la ambientación en la que nos sumerge la escritura de Brubaker, ya sea en la oscura cara de la ciudad en que transcurre la secuencia principal del relato como en los flashbacks al legendario far west que revive Winters en sus novelas, pero que para el protagonista nada tiene de lejano ni de legendario sino que sigue vivo en sus recuerdos y en sus pesadillas

Cómo se debe vender un cómic:

¡Vaqueros contra nazis! ¡Gente, VAQUEROS CONTRA NAZIS! ¡A TIRO LIMPIO! ¡No digáis que no mola!

Grease

Incredible Hulk 390, febrero de 1992, Peter David y Dale Keown

La Masa, Edición Gigante, 1971, López Espí (via Telly Chavalas)

¿Coincidencia? ¿Serendipia? ¿Brillantina?

¡Tú decides!

Poll Maker

¡Disidentes!

EXT. CIRCO ROMANO – DÍA

JOSÉ A. SERRANO persigue a un traductor por la Arena del Circo. La cámara se centra en MARCOS MARTÍN que camina por la grada con un stand de tebeos cantando el género que intenta vender. Se aproxima a un grupo en el que se encuentran LAURA PÉREZ VERNETTI, CRISTINA DURÁN, ADRIÁN BAGO Y MIKEL JANIN.

MARCOS MARTÍN: ¡Cómics de Spider-man! ¡Tebeos de Daredevil! ¡Historias del Universo Marvel!

LAURA PÉREZ: ¿Tienes novelas gráficas?

MARCOS MARTÍN: Lo siento, no tengo novelas gráficas. Tengo portadas de Batgirl y grapas del Joker.

LAURA PÉREZ: No hombre, no.

MARCOS MARTÍN: ¿Webcómics de Panel Syndicate?

LAURA PÉREZ: ¡No, no quiero esas mierdas americanas!

CRISTINA DURÁN: ¿Por qué no haces tebeos normales?

MARCOS MARTÍN: ¿Tebeos normales?

LAURA PÉREZ: Sí, no estos cómics imperialistas.

MARCOS MARTÍN: Yo no tengo la culpa, no soy más que un mandado.

Se hace una pausa en la que todos evitan mirar a MARCOS.

LAURA PÉREZ: Bueno, dame una de webcómics.

ADRIÁN BAGO: Que sean dos.

MARCOS MARTÍN: ¿Sois de la Asociación de Autores de Cómic de España?

LAURA PÉREZ: ¡Vete a la mierda!

MARCOS MARTÍN: ¿Qué?

LAURA PÉREZ: ¿Asociación de Autores del Cómic de España? Somos de la Asociación de Autoras y Autores Profesionales del Cómic. ¡Je! Asociación de Autores del Cómic de España…

MIKEL JANIN: ¡Disidentes!

MARCOS MARTÍN: ¿Puedo… entrar en vuestro grupo?

LAURA PÉREZ: No, fuera.

MARCOS MARTÍN: Yo no vendo esto por gusto, es un empleo, ¡yo odio a los superhéroes como el que más!

Todos le mandan bajar el tono mientras miran nerviosamente en todas las direcciónes. MIKEL JANIN se revuelve en su asiento.

CRISTINA DURÁN: ¿Estás seguro?

MARCOS MARTÍN: Claro que sí. Odio a los yankis, te lo juro.

LAURA PÉREZ: El que quiera entrar en el APCómic tiene que odiar de verdad a los superhéroes.

MARCOS MARTÍN: Yo los odio.

LAURA PÉREZ: ¿Ah, sí? ¿Cuánto?

MARCOS MARTÍN: ¡Mucho!

LAURA PÉREZ: (duda un segundo) Bien, admitido. (Tras otra pausa) A los únicos que odiamos más que a las editoriales de superhéroes es a los cabrones de la Asociación Profesional de Guionistas del Cómic.

MIKEL JANIN: ¡Disidentes!

ADRIÁN BAGO: ¡Y a la Sectorial del Cómic!

TODOS: ¡Disidentes!

MIKEL JANIN: ¡Y a la Asociación de Autoras y Autores Profesionales del Cómic!

TODOS: Sí, ¡disidentes!

LAURA PÉREZ: ¿Qué?

MIKEL JANIN: La Asociación de Autoras y Autores Profesionales del Cómic, disidentes.

LAURA PÉREZ: ¡La Asociación de Autoras y Autores Profesionales del Cómic somos nosotros!

MIKEL JANIN: Ah… Creía que éramos del Colectivo Autoras del Cómic.

LAURA PÉREZ: ¡Asociación! De autoras…

ADRIÁN BAGO: ¿Qué pasó con el Colectivo Autoras?

LAURA PÉREZ: Ahí está (señala a MARIKA VILA)

TODOS: ¡Disidente!

Aquellos maravillosos tomos

Que ahora lo tenéis muy bien, pudiendo elegir formato de casi todas las marveladas, que aún no os ha dado tiempo a traspapelar las grapas y ya os lo están sacando en tomito, y si es algo guapo más pronto o más tarde os los vuelven a editar en alguna de las cosas en tapa dura, cuando no en tomazo. Jauja. Y además desde que pegaron el subidón en las grapas, los cartonés salen hasta rentables.

No como antes, en aquellos tiempos pre-Quesada, en los que una saga tenía primero que ganarse el status de clásico inmortal para que decidieran sacarlo de alguna manera en las américas. Y luego rezar por si aquí los de forum tenían a bien sacarlo. Aunque a veces se daba el caso inverso, y forum sacaba de motu propio material que podía interesar al lector español sin que Marvel lo hubiera hecho antes. Para ello, amigos como siempre han sido los de Planeta de encasillar su material en líneas y sellos, lo ubicaban en diferentes colecciones como los Prestigio, los One-Shot, los Archivos X-Men, etc. Lo planificaban, lo maquetaban, le metían material extra como artículos, ilustraciones, portadas originales. El conjunto muchas veces iba engalanado por una portada realizada expresamente por alguno de los chavales que tenían en cantera. Lo hacían bien y el coste de esa ilustración apenas repercutía en el precio.

Y después, para que el público se enterase, creaba su propia publicidad.

Unos máquinas, en forum.

Eso sí, en aquellos años había mucho trabajo en la editorial e iban a destajo. Un jaleo.

Sinfonia Eroica

Los Hombres Extraordinarios también se equivocan, como sabe cualquiera que haya visto su película.

Es normal que les pase. Son humanos. Demasiado humanos. Y equivocarse, decía, es humano. El hacer algo malo a sabiendas lo es incluso más.

Pero, claro, ¿qué arco de redención tendríamos si no? Uno puede estar toda la vida siendo Face, pero el paso de Face a Heel no debería tampoco sorprendernos porque es más habitual aún.

ROB! no es diferente, incluso aunque no sea igual a nadie.

Sí, ya sé que en el pasado tuvimos a Layton diciendo que tuvo que acosarle en su casa para que terminara una página que le debía, que Veitch se quejó de que no le devolviera sus originales de Supreme pese a habérselo prometido (para el mes que viene, supongo), que hemos tenido a gente que trabajó para Awesome hablando de que no se les pagó o se hizo tarde y mal, sus broncas con los otros socios de Image, y esos cómics que eran ideas originales propias y se han ido retrasando una y otra y otra vez, especialmente Brigade que tuvo un kickstarter en 2013 y otro en 2019, en ambas superó ampliamente los criterios de recaudación y aún no se ha publicado.

Todo el mundo tiene un pasado. En el caso de Brigade también un presente y probablemente un futuro.

¿Y todo esto a qué viene?

Pues a que tras negarse a participaren los NFTs, después de considerar hacer uno y, por tanto, tener que preguntar qué era eso de los NFTs. (No hay pruebas de que preguntara si con dibujar a un mono fumando porros valía, pese a que un mono fumando porros dibujado por ROB! sería claramente un objeto de coleccionista), ahora ha decidido que sí que lo va a hacer. De aquella manera porque no lo ha dicho tanto él como The Hollywood Reporter. Esto de que los medios estén pringadísimos en promover cosas es lo que tiene.

Por supuesto en Bleeding Cool no tardaron en sacar un tema sobre él y ahí fue cuando ROB! pasó a pisar el acelerador.

Porque ese After All dice más que todo el artículo en THR o en BC.

Nos queda, por tanto, ver cómo evoluciona la historia. Una vez el que en una ocasión fuera el héroe ahora es el villano, hacia dónde irán sus pasos, y cómo irá justificándose o justo lo contrario. Mientras entra en extraños giros y complicaciones. ¿A qué nuevas cavernas bajará? Siempre sabiendo que encontrará una manera de sorprendernos:

Y, por supuesto, teniendo en medio al cómic. Puede que las grapas estén constantemente en peligro de muerte, pero parece que los NFTs no. Antes se destruirá nuestro medioambiente que los NFTs. Porque un buen ponzi sabe ir engordando.

En la misma semana en la que una página de Spider-Man logra un record de subasta -y su poseedor tendrá, además, una página original físicamente- todo este teatrillo resulta incluso más rídiculo que decidir creer a un editor reconocido por su falta de todo excepto orejas. ¿Si una página se puede vender por tanto qué necesidad hay de tanto minado?

Pues que para eso hacen falta muchas cosas. Incluyendo, claro, que se imprima el cómic.

Y eso es algo que con Defiants está por ver.

Preguntadles a los que pusieron pasta para Brigade.

Mientras tanto, y hasta el próximo giro de guión…

ØJABA RÖB!!!