Las portadas de Vampirella (II)

Hace tres años Dynamite alcanzó la marca de 87 portadas distintas para una misma revista de historietas. ¿Habrá mejorado la situación en todos estos años? Veámoslo

Pues bien, la situación ha mejorado claramente en este tiempo: el nº1 de Vampirella Year One solo tiene 71 portadas diferentes entre sí. Otra señal de que el capitalismo funciona y el mercado se regula solo

Tetarrorismo

Los caminos del Señor y la mente de los hombres blancos heterosexuales tienen algo en común: son inescrutables.

La Caccionda – Milo Manara

Eso es lo que se le vino a la cabeza a buena parte de la población mundial que tuvo el enorme privilegio de observar cómo el 11 de septiembre de 2020 Milo Manara, reputado dibujante erótico y cachondo profesional, se ganaba un puesto en la Historia publicando un hermoso dibujo de una tremenda hembra jamona para conmemorar el aniversario del atentado terrorista en occidente por antonomasia, haciendo gala de la sensibilidad e inteligencia emocional de un escarabajo pelotero.

Pero todos conocemos de sobra a Manara. Hoy vengo a hablar de otro hombre cis arrastrado a la inmundicia moral por una noble causa: no ser capaz de soltarse la chorra. Ese hombre no es otro que Gleb Melnikov.

“¿Y quién cojones es Gleb Melnikov?” tal vez se pregunte el lector. Pues se trata de un joven artista que comenzó haciendo fanarts y, a golpe de arte digital, en 2021 comenzó a currar de forma regular en DC.

Gleb es mejor conocido por su trabajo en “Robin” de Joshua Williamson, centrado en Damian Wayne. Como es de esperar, los al Ghul son una parte importante de su trama. Y aquí es donde encontramos el primer problema al que se enfrenta Gleb: la leyenda negra de Talia al Ghul.

Talia vendría siendo la Calimero de DC: todo le sale mal. La falta de historias propias interesantes, una tendencia a la villanía absoluta desde los dosmiles, el hecho de que los personajes árabes tampoco suelen ser los mejor tratados en el mundo del comic USA y lo de que como interés romántico de Batman es, lo que vendría siendo, una mierda como el cerrojo de un penal; han relegado al personaje a un lugar de modesta popularidad dentro del fandom de DC. Ha sufrido neglicencia por parte de la editorial, de artistas y de fans y, a pesar de aparecer de forma más o menos recurrente en historias de Batman, ser fan de Talia es más duro que un abdominal de Henry Cavill: ni un triste funko del personaje existe.

El bueno de Gleb, intentando argumentar la semana pasada que en realidad Talia era más tremenda hembra jamona que Catwoman, que ya huele un poco, publicó en Twitter la siguiente obra.

La algarabía estalló en un fandom que está acostumbrado a sobrevivir con los nutrientes que sorben del moho que se forma en las esquinas de su sótano. Por fin un artista le hacía caso a Talia al Ghul. Y no sólo eso, les estaba dando el mejor tipo de contenido: warro content. ¿Podría ser este el resurgir de la popularidad de Talia al Ghul? ¿Y qué tiene que ver esto con Milo Manara?

Tetalia al Ghul – Gleb Melnikov
La Caccionda Racista – Artista desconocido

Pues porque a Gleb se le subió la erección a la cabeza. Alguien decidió hacer un jocoso montaje. Decidió poner este hermoso dibujo… sobre el original de la cachonda de Manara. Sí, el primero ya era de mal gusto, pero todavía se podía subir el nivel aun más si la jamona del dibujo era árabe. A Gleb le hizo gracia… y tuvo la brillante idea de publicarlo en su perfil de Twitter. Qué incómoda estampa.

Como consecuencia, las fans de Talia al Ghul, que sólo podían haber disfrutado del warro content durante unas pocas horas, le notificaron a Gleb por los canales pertinentes (menciones de twitter) que el meme no era divertido, que tenía unas connotaciones racistas bastante desagradables y que, por favor, pensase dos segundos las cosas antes de hacerlas públicas en Twitter.

Pobre Gleb, borracho del poder de un artista que tiene la capacidad de ponerse palote con sus propios dibujos. Tanta sangre concentrada en tantos sitios que no son el cerebro. Finalmente, se disculpó y borró todos los contenidos relacionados con Tetalia de su cuenta de Twitter. A tomar por culo.

También es verdad que lo de la culpa judeocristiana se lleva mucho en los fandoms, y que como su disculpa no le valió a mucha gente, terminó anunciando que directamente iba a bloquear a todas las cuentas fan que interactúen con él. Y se acabó.

Así que esa es la lección de hoy, supongo. Mantener las tetas separadas del terrorismo. Suficientes hombres horny han tropezado en esta piedra.

El terrorista: aparca ahí, donde la cachondaFleibur

Por cierto, en la reseña sobre el pedazo de muermo infumable que me parece The Batman, alguien me llamó marvelita en los comentarios. Espero que en esta ocasión podamos mantener los modales y crear un debate sano sin necesidad de recurrir a insultos tan desgarradores como acusar a una humilde autora de gustarle Marvel.

Hay superhéroes de primera y de segunda

Esta semana hemos visto a Thor enseñando el culo en un tráiler y todo el mundo se ha vuelto loco en redes sociales, a pesar de que no lo haya enseñado de verdad

En cambio hace tres semanas Jason Todd enseñó el suyo (¡y sin pixelar!) en Task Force Z nº7 y apenas se hizo ningun comentario en redes

(Aunque quizá el problema no es Jason Todd, sino que nadie está leyendo Task Force Z)

Actividad febreril en Tuiter

Si te la perdiste, aquí tienes una pequeña selección

Dynamite: cómic veo, cómic quiero

Tras las últimas entradas dedicadas a la editorial me he dado cuenta de que Dynamite representa un porcentaje de cuota de mercado bastante significativa en el mercado americano¿cual debe ser el secreto de su éxito?

Y viendo su catálogo y novedades creo haber encontrado una pauta:

Mirad los títulos. Trabajan con franquicias.

Feliz 15 de Febrero.

Defendiendo a Dynamite

Ultimamente en redes parece haber bastante confusión entre lo que es un desnudo artístico y uno sexualizado, si mostrar cierta cantidad de piel puede ser necesaria para una historia o simplemente es un cebo facilón para adolescentes con las hormonas revolucionadas. A continuación vamos a repasar algunas viñetas del Vampirella-Dracula: Unholy nº2 obra de Christopher Priest y de Donny Hadiwidjaja publicado recientemente por Dynamite

Empezamos con Vampirella vestida de un modo absolutamente normal y nada sexy. Los pantalones cortos son porque hace calor y el jersey tan repegado al cuerpo que parece bodypainting es debido a que está hecho de una tela alienígena con esas propiedades

Vampirella se quita la ropa (¿veis como no era bodypainting?) para desvelar su característico (qué digo característico, ¡icónico!) uniforme. Que sí, que es un poco escotado, pero no se lo vamos a cambiar a estas alturas. Este cambio de vestuario se puede justificar porque se ha encontrado a una niña perdida y quiere ser más reconocible para no asustarla

Cambio de escenario: Vampirella recibe una visita justo cuando sale de la ducha. Es una situación perfectamente habitual. Si eso no os ha pasado nunca quizá deberíais tener más visitas. O ducharos con más frecuencia

Vampirella se quita el albornoz porque… yo qué se, tendría calor. Ya habíamos establecido tres párrafos más arriba que el tebeo tiene lugar en una época calurosa del año. Nótese cómo la melena de la protagonista, que en la primera viñeta caía por la espalda, en la segunda se mueve a la velocidad del rayo a la parte delantera para tapar el pezón femenino, el Non-Plus Ultra de la sociedad estadounidense

La conversación sigue durante varias páginas más, porque Vampirella está comodísima con su desnudez (recordemos que viene de una sociedad con unas costumbres distintas). El colorista con buen criterio intensifica el uso de sombras para disminuir la incomodidad que algunos lectores puedan sentir al contemplar la escena

¡PERO OIGA, ESTO ES PURA PORNOGRAFÍA! ¡No me jodas, Dynamite, este tebeo es simple pajillerismo para preadolescentes! ¿No te da vergüenza, Christopher Priest? ¡A tu edad! ¡Se acabó! ¡Se acabó la defensa!

Tengo una buena noticia y una mala

La buena es que Dynamite ha decidido por fin librarse del sexista y cosificador bikini metálico de Red Sonja

La mala es que lo ha sustituido por una cantidad de cero unidades de ropa, afortunadamente complementadas por algunos oportunos objetos aleatorios flotantes que solo dejan al descubierto el peor caso de Síndrome del Pezón Huidizo que se recuerda

Bajarse al barro

Lucía y el Sexo (Julio Medem, 2001)

Invincible Red Sonja 7 (Amanda Conner, 2022)

PollMaker

Dick Grayson, purita dinamita

Esta semana ha saltado la polémica por la portada variante que Babs Tarr ha dibujado para la nueva serie de Robins, en plural

Las acusaciones de cosificación, feminismo mal, homoerotismo, pornismo y los gritos de «¿es que nadie piensa en los niños?» no se han hecho esperar por parte de los de siempre, esos fanes fatales que duplican la tirada de cualquier tebeo del que anuncien un boicot

Mientras tanto, también esta semana, estas han sido algunas de las portadas de los lanzamientos de la editorial Dynamite, que no han recibido ningún reproche de parte del núcleo duro antes citado

Pensando en todos los lectores

Dynamite demuestra una vez más que a la hora de lanzar sus tebeos está pensando en todos sus lectores. Así, en el Barbarella de este mes tenemos una portada de Lucio Parrillo para los lectores a los que les gustan los culos…

También una portada alternativa de Derrick Chew para los lectores a los que les gustan las tetas…

Y también otra portada de Carla Cohen pensada para los que no que no se deciden entre culos y tetas

A la vista está que Dynamite piensa en todos sus lectores. ¿Y no sería posible que quizá a alguien hipoteticamente hablando le diera vergüenza esta hipersexualización del cuerpo femenino? Sí, claro. Pero si existe alguien así en el fandom, desde luego no es lector de Dynamite