Viñetas de los 70, los 80 y los locos 20

A lo tonto, a lo tonto

Cierto, en España lo que se celebra hoy no es lo que celebran los estadounidenses. Nosotros andamos o con la mona o con la resaca, a veces ambas, mientras que los USA están haciendo con tres meses y pico de retraso el Día de los Santos Inocentes.

Normal que acabaran sacando un FoolKiller, pero no es ese el tema de hoy. Suponiendo que lo tuviéramos.

A lo que vamos es a cómo cambian las cosas. Por ejemplo, en 1947 teníamos a Green Lantern, concretamente a Alan Scott. Es cierto que en 1940 se había creado (¿Como que QUIÉN? ¿Es que sois COMUNISTAS?) a El Joker. Pero eso no impidió que ese 1947 apareciera…

Primera página de la historia 'The Fool Comes to Town' dentro del Green Lantern #28. En la que vemos a Green Lantern luchando contra The Fool con una feria (caballitos, montaña rusa, unos aviones dentro de los que se encuentra The Fool) como fondo.

Lo cierto es que no hay muchos datos de este extraño hombrecillo que a finales de los ’40s parecía vestir como un cantante de años posteriores. Incluso tenía su origen explicado, como se hacía en aquellos momentos…

Dos viñetas de esta primera aparición en la que vemos a The Fool vestido con una chaquetilla y unos pantalones negros cortos, camisa con chorreras hasta en los puños, enormes botones en las prendas. Calcetines amarillos, una enorme pajarita amarilla con topos rojos y un capirote en el que pone FOOL -amarillo también-, él es un tipo pelirrojo, de facciones afiladas y muy sonriente. En los diálogos dice que en la carcel siempre le decían que era The Fool, así que ha decidido comportarse como uno y cometer crímenes que solo un Fool cometería.

…en dos viñetas.

El villano volvería a aparecer un par de veces más en el siguiente año, siempre con crímenes en apariencia estúpidos.

Primera página de la historia 'Beauty and The Fool!' dentro del Green Lantern #31 en la que vemos a The Fool vaciando una caja de Pop Hacks, dentro están los snacks, Green Lanter, que le combate, su acompañante que no hace gran cosa y, como tumbados en la mesa, una mujer y una serie de joyas.
Primera página de la historia 'The April Gool's Day Crimes!'" dentro del Comic Cavalcade #27 en la que vemos al Fool de nuevo en un avioncito de Feria, esta vez está en lo que parece la ópera o el teatro, le está robando el sombrero a un tipo mientras Green Lantern le persigue.

Pero después de 1948 no volvió a aparecer por DC (de momento, ya sabéis cómo va esto)

Veinticinco años más tarde -día arriba, día abajo-, en 1975 y en Marvel nos encontramos con otra variación de ese tipo de villano, esta vez en el Spidey Super Stories. Esta vez no es The Fool sino…

Primera página de la historia 'There's no a Fool like an... APRIL FOOL!' dentro del Spidey Super Stories #10. El susodicho, ataviado como un payaso incluyendo una enorme pajarita verde, una llamativa flor amarilla y un hongo azul, ha lanzado aceite al suelo, con Spidey y otro de los personajes de la Electric Company, J. Arthur Crank, resbalándose y cayendo.

En una historia en la que ese bromista que usa sus extraños objetos para… bueno, para nada en concreto. Es decir, hace bromas pero no quiere robar nada, ni mucho menos matar a nadie. Lo que pasa es que sus bromas son muy pesadas. Yo qué sé.

Pero como han pasado los años podemos ver una evolución, en este caso que..

Página final de la historieta de April Fool en la que vemos como Valerie la Bibliotecaria le manda a la sección de libros de humor, al abrir uno sale un Spidey de broma de entre sus páginas, haciendo que se asuste y se caiga contra la estantería haciendo que los libros se le caigan encima. Spiderman se ríe de él y Valerie dice aquello de: Quien ríe el último.

…más que Spidey es Valerie the Librarian, un otro personaje de la Electric Company el que resuelve la situación frente a la inacción de los otros dos tipos. Por suerte es una mujer joven y de color. (Normal que acabara siendo la primera Spider-Woman) Y es que en los años ’70 pasaban este tipo de cosas todo el rato.

La evolución era imparable, y así, de nuevo en Marvel, unos quince años más tarde, e iniciando el noventerismo, en 1991, Bob Harras decide cubrir las vacaciones de verano en The Avengers con media docena de números en la que nos presenta a otro grupo de creaciones de los Celestiales tras los Eternos y los Desviantes, esta vez eran los Brethren. Como los Músicos.

Última página de The Avengers #334 en la que vemos una primera viñeta con Mercurio y algunos Inhumanos, la derecha otra viñeta con uno de ellos -Timberius- grita, y en la siguiente, enorme, viñeta vemos a los Breathen. Un tipo azul imponente con casco y armadura plateada, blanca, roja y azul -incluyendo una enorme capa-, detrás la figura femenina y, abajo, como una especie de sub-ser, The Fool. Debajo del todo hay una viñeta con los ojos del jefe mirando.

En teoría es mogollón de gente, en la práctica lo que vemos todo el rato es el jefe Thane Ector, la mujer Sybyl Dorn, y The Fool, que es esa cosa que parece que alguien estuvo viendo demasiado Thundercats.

Primera página de The Avengers #335 en la que vemos, 'For Here We Make Our Stand!' como nombre. El Lord Thane Ector está en una especie de trono, Lady Sybyl Dorn y The Fool están en Pose, con él enroscando su brazo y rabo -de los de detrás, quiero decir, que salen por el... ya sabéis de cuales- en su pierna.

Bueno, también tenían una especie de pingo zombie llamado Olar, pero no toca hablar hoy de él porque no queremos construir ningún muñeco de… mondonguillo de carne.

Los tres tipos este tenían, claro, tres personalidades, el jefe era el jefe, la chica era la chica y The Fool era…

Viñeta en la que The Fool habla a Lady Dorn, y esta le pateo. El resto, claro, es el viejo 'Los locos dicen la verdad'.

…el saco de patadas. Que no digo yo que no fuera algún tipo de kink.

Un nuevo ejemplo de Fool dando su opinión y Lady Sybyl Dorn hinchándole a patadas.

Pero tampoco digo lo contrario. Este gusto por que las mujeres le golpearan le ponía de todos los colores.

Esta vez es Sersi la que está en una terraza, con Fool ahora de color marrón. De nuevo, a las palabras de Fool corresponde Sersi con violencia, golpeando su cabeza por detrás mientras le grita: Oh, shut up!

La historia de los Brethen era, por supuesto, puro noventerismo inicial, como demuestra que pillen a un personaje con cierta trayectoria como es El Coleccionista, y usen con él Poses Noventeras.

Viñeta final de The Avengers #334 en la que vemos a El Coleccionista presa de un dolor tal que se encuentra contorsionándose con las piernas hacia delante, la espalda hacia atrás, el cuello intentando girarse aún más hacia atrás, y todas esas cosas.

Fue muy efectivo, así que evolucionó a Rediseño Noventero, claro.

Tres viñetas en las que vemos el nuevo diseño de El Coleccionista, ahora con botas como de robot, igual que las muñecas, va de marrón con calzón negro con border y cinturón naranja, un tono similar al de sus nuevos guantes, también lleva una capa cuya parte delantera en forma de V está decorada por un círculo igual de naranja sujetándola Pero lo importante es que tiene una cara como de mezcla de Thanos y Mancha Solar, de color rosáceo, con manchitas negras por todos lados y algo que podrían ser cuernos u órbitas, cinco en total saliendo de la cabeza.

Pero esa es, de nuevo, otra historia.

Sobre todo porque en esos seis números a los Brethen les dieron pa’l pelo y acabaron como acaban estas cosas…

Cuatro viñetas en las que vemos a Fool surir por la muerte de parte de su pueblo, el jefe dice que tiene un lazo físico con ellos y se acerca para abrazarle y consolarle.
Cuatro viñetas finales, con lord Thane Ector y Fool muriendo en el suelo mientras Sersi llora a su lado e, incluso, besa al primero. La última es una viñeta de fondo negro y un círculo rosa sobre la que vemos a los tres personajes en rojo. The Fool está tirado en el suelo, Ector también, pero Sersi está agarrándole para que no esté en el suelo tirado.

…en un callejón oscuro con perlas ensangrentadas.

…con el final de esta nueva raza.

Porque, al final, lo que espero que os haya quedado claro es que da igual que cada cierto número de años se intente crear a un personaje llamado The Fool, no solo es que va a tener menos éxito que el FoolKiller, es que no vuelven.

Probablemente porque, con estas cosas, nadie está lleno.

Los secretos del universo Marvel de la F a la… F

Pues aquí estamos otro mes, a seguir con este repaso alfabético. Algo más largo que el anterior, pero no pierdo la esperanza de que no se haga muy largo y de que, en algún momento, DC pueda hacer dos letras de una vez.

El problema con la F en este contexto no son los retrasos en las publicaciones sino la cantidad de cómics de Cierta Gente. Pero incluso con eso hemos podido dejarlo en una razonable cantidad de solo 23 títulos de Marvel con la F a la que echar un vistazo. Y suficiente variedad como para que se hiciera difícil decidir cuál iba a ser el próximo avance.

Porque ya sabéis que el Universo Marvel es GENIAL!

01) Falcon (1983-1984) (2017-2018)

Portada de The Falcon en la que vemos a El Halcón, está magullado, con el traje roto, se apoya en la pared que tiene detrás, de color azulado y también destrozada. Tiene el otro brazo terminando en un puño y mira hacia delante con cansancio pero también con determinación.

Lo lógico sería que la serie apareciera como The Falcon. Nosotros no nos íbamos a quejar, y no iba a afectar al orden alfabético. Pero vamos a lo que vamos. El Halcón fue creado en el año 69 -mira, yo qué sé- así que es lógico que le dieran una miniserie propia solo unos 25 años más tarde. A ver si para entonces empezaba a ser más conocido y todo eso.

Vale, es cierto que habían intentado hacer más conocido poniéndole en la cabecera del Capitán América. Debuta en el 117 y para el 134 pasa a llamarse Captain America and The Falcon. Para el 143 le dan incluso su propio dibujito-miniatura junto al logo. Y así estuvieron hasta la llegada de Roy Thomas como guionista, que procedió a ‘centrarse’ en el Capitán América. A ver qué iba a ser eso de tener al otro compartiendo nombre cuando todos sabían quién era el importante, no bastaba solo con poner al Capitán America first. Total, que para el 217 decidieron separarse como amigos, nadie era culpable, blablabla. 1977 era. Pero ya veis que le acabarían dando su propia mini.

Por supuesto la miniserie -guionizada por un tal Jim Owsley que claramente no tuvo mucho éxito en esto de los supes, porque hace años que ya no firma ningún cómic- sirvió para redefinir al personaje tras los distintos ‘orígenes apilados’ -especialmente Lo de Englehart– que había ido teniendo. Buscando aquello que le caracterizara más que nada.

Viñeta de The Falcon en la que vemos de fondo a algún villano -es un Centinela- que dice

This unit is left only one option.

Delante, poniendo cara de sorpresa y abriendo mucho los ojos está El Halcón, que dice:

His fist... He's Tightening his fist...

Hecho lo cual podemos pasar a lo primero y luego volver para atrás. ¿Cuándo volvería a tener título a secas El Halcón? Pues en 2017. 33 años esta vez. Te da tiempo a nacer, hacerte dibujante y morir en la indigencia sin haber visto un cómic de El Halcón publicado en solitario. Pero, eh, duró el doble. 8 números, entre 2017 y 2018.

Portada de The Falcon en la que vemos a El Halcón con un traje negro y rojo rompiendo como en dos el escudo del Capitán América.

Eso no significa que El Halcón no tuviera sus apariciones compartidas. Porque las tuvo. De hecho, para los propósitos de esta vuestra desorganización la serie más importante fue la que empezó en 2004.

Portada de Captain America and The Falcon en la que vemos el icónico dibujo de Bart Sears para hacer dos puddings de músculos disfrazados del Capitán América y El Halcón.

Christopher Priest, un autor completamente nuevo para el personaje, tenía la suerte de contar con Bart Sears en los lápices. Un Bart Sears que era, por supuesto…

Página de Captain America and The Falcon en la que vemos varias viñetas horizontales de 'acción', y debajo, por fuera de ellas, uno de esos dibujos de pudding de músculos de Bart Sears, con El Halcón fumando un puro y enseñando una enorme pistola al más puro estilo Clint Eastwood.

¡ICÓNICO!

Sears solo duró los seis primeros números, luego fueron probando con más gente pero para el 14 tuvieron que cerrar porque, claro, no podían recapturar la grandeza. Tanta que la misma cabecera se usaría para un one-shot en 2011. Luego llegaría esa segunda serie y ya en 2020 alguien pensó que era buena idea El Halcón y el Soldado de Invierno. Y también hicieron un cómic.

Ah, y si alguien tiene pensado decirme que es que El Halcón ya no se llama El Halcón os recordaré que desde 2015 tenemos a Joaquín Torres.

Foto de Joaquín Torres, el Arquitecto. Un Look que necesitaría de un Tumblr para poder describirlo.

No, ese no.

Ilustración de Joaquín Torres, el nuevo Halcón de Marvel. Esta vez lleva un traje verde, blanco y amarillo y una especie de casco.

Este.

Joven arizonés de familia hispana que coge el nombre aprovechando y que lleva más de cincuenta apariciones. Quién sabe, quizá algún día le den serie propia. Cosas más raras se han visto.

02) Fallen Angels (1987) (2020)

Portada de Fallen Angels en la que vemos a Mancha Solar delante de un caído Bola de Cañón. De fondo otros Nuevos Mutantes se acercan corriendo hacia ellos.

A veces se leen libros y alguien tiene una idea. Peor aún, alguien ve la adaptación de uno de esos libros. Así que aquí tenemos al joven Roberto da Costa, que huye tras un problema en la Mansión X. Incluyendo la lectura de un documento interno sobre él.

Viñeta de Fallen Angels en la que vemos una ficha de Roberto da Acosta en la que pone:

A MOST PRECOCIOUS LAD BUT ALSO, I SUSPECT, DEEPLY TROUBLED. НІS FATHER -WHOM ROBERTO IDOLIZED- JOINED THE RANKS OF THE HELLFIRE CLUB. THE VERY PEOPLE RESPONSIBLE FOR THE DEATH OF ROBERTO'S GIRLFRIEND.

ROBERTO AND SAM HAVE GROWN ESPECIALLY CLOSE -MY HOPE IS THAT SAM PROVIDES A STEADYING INFLUENCE ROBERTO'S BRASH SELF-CONFIDENCE COULD SO EASILY BECOME ARROGANCE.

AND FROM THERE LEAD HIM INEVITABLY DOWN THE ROAD CHOSEN BY HIS FATHER.

Así que decide huir y vivir en las calles como tantos otros jóvenes… mutantes… sí, eso… mutantes antes que él. Y ahí encuentra a un grupo de ladronzuelos con más o menos poderes que trabajan a sueldo de un villano antiguo decidido a aprovechar esta hermandad para no tener que seguir trabajando. Por supuesto el villano revisa la situación y acaba desapareciendo, con el grupo ya formado. Un par de personajes conocidos, algunos nuevos, como ese artful, perdón, ingeniose Chance. Un personaje con un aspecto entre lo masculino y lo femenino, con el poder de anular o multiplicar el poder de la gente que tenga cerca. De todo este grupo quien más recorrido tendría de entre los nuevos personajes presentados sería Ariel, una mutante del planeta Coconut Grove, jefa del equipo de-facto y que aparecería durante unos pocos números en X-Men: Legacy. Lo cierto es que tras esta mini de ocho la mayoría de personajes -por no hablar del grupo en si- no volverían a aparecer. Aunque eso no significa que en Marvel no fueran a reutilizarlo.

Portada de Fallen Angels en la que vemos a Psyloke delante a la izquierda, un paisaje de edificios nocturnos con colores neón de fondo, pero también X-23 y el joven Cable.

En 2020 pensaron que era una buena excusa para poner a Psylocke ahí, con asistencia de X-23 y el jovencito Cable, para combatir a un dios. ¿Como excusa para mantener derechos sobre el título? No tenéis pruebas.

03) Fantastic 4th Voyage of Sinbad (2001)

Portada de The Fantastic 4th Voyage of Sinbad en la que vemos a la familia de los 4F con trajes entre la inspiración asiática y el veraneo, están en un barco que parece antiguo y tiene un mascarón con la figura de Sinbad.

Pues sí, ya hemos llegado al rincón de los 4F. Y de entre los varios especiales hemos decidido tirar con este en el que la familia bastante al completo se encuentra con Simbad y tiene una aventura juntos mientras tratan de esquivar, más que nada, la sobreabundancia de bocadillos y recuadros de texto. Es decir, ¿qué más podría pasar en este cómic de 2001?

Viñeta de The Fantastic 4th Voyage of Sinbad en la que vemos un enorme Djinn que se está enfrentando a los 4F, Sue está gritándole: JIHAD!

04) Fantastic Five (1999-2000) (2007)

Portada de Fantastic Five en la que vemos las cabezas voladoras de los antiguos 4 integrantes. Delante hay 5 nuevos integrantes, con La Antorcha Humana en el centro. A su alrededor vemos a Lyja, a una especie de HERBIE con un cerebro dentro, a La Cosa pero parte de su cuerpo es cibernético, y a un joven rubio de aspecto veinteañero.

Dentro de la cosa multiversal de Marvel el MC2 en el que vivía Spider-Girl fue razonablemente importante durante una temporada. Al menos como para darle alguna serie a sus secundarios, aunque solo durara 5 números. Algo que aprendieron años más tarde cuando decidieron darle otra oportunidad, pero esta vez como serie limitada de… 5 números. Con, por supuesto, una complicación añadida a la cantidad de miembros que eran esos 5 Fantásticos.

Portada de Fantastic Five en la que vemos, de fondo, a Doom. Delante hay 7 personas con el símbolo de los 5 fantásticos. Esta vez a La Antorcha Humana , más La Cosa biónica y el joven rubio se le unen Reed Richards y Sue Storm en el centro de la imagen. A la izquierda del todo, en colores verdosos y con una máscara como la de Doom hay otro peersonaje con el logo del 5.

Ese universo -de momento- no volvió a darles oportunidades. Y supongo que por eso jamás llegaron a publicar a los Número Indeterminado Fantásticos.

05) Fantastic Force (1994-1996) (2009)

Portada del primer número de Fantastic Force, con la primera versión del equipo: Psi-Lord, Huntara, Devlor y Vibraxas. Contr aun enemigo del que solo vemos una pierna.

¡BUENO! Los noventa han llegado al edificio. Ahí no se nota pero las siluetas de los personajes y el título iban con tinta. Y si os parece que el nombre está muy cerca de los 4F pensad que ese Psi-Lord está arriba también. Sí, el rubio del centro es el mismo en las dos imágenes, en Fantastic Five y en estos Fantastic Force. En ambos casos es… Franklin Richards.

Una versión entrenada por Nathaniel Richards después de una de esas cosas temporales complicadas de explicar. Con deciros que el lugar en el que le entrenaron se llamaba Elsewhen. El origen del grupo es una de esas cosas que pasaban de tanto en tanto, en este caso la muerte de Richards y de Doom. Así que Franklin decide montar un grupo propio, con su tía Huntara (¿de verdad queréis que os intente explicar el árbol genealógico de los Richards?), a los que se añadirá el ‘bestial’ inhumano Devlor y, sobre todo, el mutado wakandiano amo de la vibración… Vibraxas.

Vamos, que solo les falta un butanero. Perdón, que seréis jóvenes… Vamos, que solo les falta un pizzero.

Las aventuras que tuvieron fueron más o menos las esperables, sobre todo con Franklin Richards por medios, siempre tan dado a encontrarse en situaciones variadas…

Viñeta de Fantastic Force en la que vemos a la variante de Franklin Richards: Ego-Spawn. Va con un body negro que no está claro si es o no de cuero, medias y guantes negros. La cabeza la lleva cubierta por una máscara que deja a la vista su enorme bigote negro. También a la vista están sus enormes pectorales, con dos tiras de tela que quizá sirvan de tirantes, aunque no lo parece.

siempre tan impresionable…

Viñeta de Fantastic Force en la que vemos a varios integrantes del grupo sorprendidos, incluyendo La Cosa, Lyja, Devlo, alguien parecido a Doom, en el centro Franklin Richards como Psi-Lord está especialmente sorprendido y grita:

...IT'S... ...REALLY... ...BIG!

Por supuesto la serie era todo lo noventera posible,

Viñeta de Fantastic Force en la que vemos a varios de los personajes saliendo de un portal, con sus trajes rotos, una torre que parece tener tecnología también y, sobre todo, Huntara con una complicada pose y no tanta ropa.
Portada de Fantastic Force en la que vemos a un tipo xtraño con una tecnoarmadura plateada que amenaza al equipo.

incluyendo clásicos como el tipo con una teecnoarmadura que resulta ser…

Viñetas de Fantastic Force en la que vemos tres viñetas en las que el villano de la Technoarmadura se quita el casco para revelar...

una versión alternativa de un héroe. Un truco tan clásico que tiene hasta su anuncio de cuándo sucedió.

Viñeta de Fantastic Force en la que vemos que bajo el casco se encontraba... 

Una versión de otro universo de Johhnny Storm. Hay una nota diciendo que como se vio en Fantastic Four 163

También tuvieron el truco de ‘parece que ese miembro del grupo ha muerto, pero en realidad sale de dentro de su cadáver, renacido’. O ese otro momento en el que…

Página de Fantastic Force en la que vemos a She-Hulk volviéndose hacia los lectores gritando:

Can't you see them STARING at us?

Psy-Lord, con aspecto extraño, responde en voz baja... "Uh..., well, NO"

Lo cierto es que el grupo duró más de lo esperable. Hasta el 13 no habría un cambio, aunque tuviéramos invitados/miembros más o menos regulares como la Antorcha Humana, Pantera Negra o Hulka. En total 18 números duró. Desde la muerte de Reed Richards hasta el regreso de Reed Richards. A partir de ahí, tras demostrar lo que valen y sin una explicación razonable, desaparecen.

Tanto como puede desaparecer algo en Marvel, claro, porque trece años después llegó una serie limitada.

Portada de Fantastic Force en la que vemos a The Hooded Man!, Lightwave!, Banner!, Natalie X!, Psionics!, Alex Ultron!

Un grupo de héroes de un futuro distópico compuesto por: The Hooded Man!, Lightwave!, Banner!, Natalie X!, Psionics!, Alex Ultron!

¿Mantener los derechos del nombre? ¿Qué decís de mantener qué? Que cosas tenéis. Además, esto tenía muchos misterios como: ¿Por qué lleva Lobezno una capucha? Lástima que los cuatro números no dieran para mucho más.

06) Fantastic Four Presents Franklin Richards (2005)

Portada de Fantastic Four Presents Franklin Richards en la que vemos una foto de Nueva York sobre la que se ha dibujado a Franklin con un Jetpack volando, detrás va HERBIE intentando cuidar de él.

Eliopoulos iba pasito a pasito con sus tiras de Calvin y Hob Franklin y HERBIE, hasta que logró que le dieran este primer especial y, a partir de aquí, ir mezclando recopilatorios y especiales propios. Quince títulos en total desde 2005 a 2009. Y luego debieron de decidir que para qué. Total, no es como si los cómics infantiles se estuvieran vendiendo y, en fin, Marvel ya es la que más vende en las librerías especializadas. Seguro que Eliopoulos está más contento ejerciendo de rotulista.

07) Fantastic Four Roast (1982)

Portada doble de Fantastic Four Roast en la que vemos un Roast, en realidad lo que vemos es una sala de fiestas llena de personajes de Marvel, dibujados por Hembeck. Hembeck está de maestro de ceremonias en una mesa con los 4F. De fondo a la izquierda vemos a un villano misterioso lanzando un proyectil que parece que le va a dar a Hembeck. Que está saludando al lector con un "Welcome to the party!"

Fred Hembeck es parte de la historia de Marvel -más sobre eso luego- incluyendo decisiones como montar este ‘roast‘ a los 4F que recuerda a lo que unos años antes se había hecho en la tele con DC con Legends of the Superheroes -y que es mucho mejor que la cosa que le hicieron a MuertoPiscinas– y aquí iba a enlazar al posteo de ADLO! que le habíamos dedicado. No lo veo, lo que significa o que tengo que buscar mejor o que tengo la excusa para hacer un posteo en algún momento.

08) Fantomex Max (2013-2014)

Portada de Fantomex Max en la que vemos un estilo sesentero como de Pop Art, de fondo hay viñetas y delante un mujer joven rubia de ojos azules con una enorme escopeta, y Fantomex, que apunta al lector con su pistola.

En algún momento alguien pensó que Fantomex podría tener su propio título. Ya que estaban, pues la metieron en la línea MAX. Y lograron lo que podría haber sido un tebeo de Vértigo. Es decir, algo con pinta de ser de hacía tres lustros. ¿Qué os puedo decir? Los taquiones son poderosos.

09) Fearless Defenders (2013-2014) / Fearless (2019)

Portada de The Fearless Defendersen la que vemos la portada de The Fearless Defenders con La Valkiria y Mysti Night luchando espalda con Espalda. A la izquierda hay ninjas de La Mano, a la derecha lo que parecen dioses nórdicos zombieficados.
Portada de Fearless en la que vemos la frase The Fiercest Ladies of the Marvel Universe Unite! En el centro está la Capitana Marvel, hay una extensa cantidad de personas y una llamada con varias de las heroínas de las que vamos a leer.

Qué os puedo decir. A veces hay que sacar títulos para celebrar a las mujeres -una vez al año o algo así- y lo que no vas a hacer es buscar muchos títulos raros o diferentes pudiendo usar un adjetivo que poder registrar.

10) Felicia Hardy: The Black Cat (1994)

Portada de Felicia Hardy: The Black Cat en la que vemos a la susodicha con la boca abierta deslizándose en una cuerda mientras pone una pose tirando a imposible.

Una vez más, los años noventa. Con todo lo que ello significa…

Viñeta de Felicia Hardy: The Black Cat en la que vemos a Felicia arrastrándose por una cuerda entre los tejados de edificios. La cuerda parece ir por la mitad de su cuerpo.

a todos los niveles…

Viñeta de Felicia Hardy: The Black Cat en la que vemos a Felicia con un grupo de aspecto villanoso enfrente, están cubiertos de un líquido blanco como si acabaran de salir de cápsulas de contención... o les hubieran lanzado chochoa.

y con todo el reparto necesario…

Viñeta de Felicia Hardy: The Black Cat en la que vemos al villano Scar the Stalker, con todas las cosas noventeras que se te ocurra, incluida largas armas extrañas, una ballesta en la muñeca, un casco con cosas, y un solo crital en las gafas, babas que le salen, músculos imposibles, y una cinta con bolsillitos, claro.

hasta llegar al cuarto y último número que cerraba con un mensaje.

Viñeta de Felicia Hardy: The Black Cat en la que vemos un fondo naranja y el texto:

Want to see Black Cat in another limited series or an on-going series? Write us and let us know!

Un mensaje que, visto el resultado, no fue la mejor de las ideas. Pero de las nueve vidas en cómics de Black Cat podemos dejarla para otro posteo. Cuando salga la película, por ejemplo.

11) Fight Man (1993)

Portada de Fight Man en la que vemos al susodicho en el centro, con cara de estar riéndose y rodado de extraños personajes.

Los ’90s vieron también el ascenso de un indie de los cómics USA. O un cierto indie. En el que podíamos meter, por ejemplo, a Evan Dorkin. El éxito, sobre todo, de Milk and Cheese, le abrió la puerta de Marvel… de aquella manera. Primero para ocuparse de la adaptación de Bill & Ted’s Bogus Journey y luego del cómic relacionado Bill & Ted’s Excellent Comic Book. Y entonces llegó este Fight-Man. Una parodia de los superhéros -incluyendo un buen número de sidekicks muertos- que podría haberse quedado ahí. Pero que tuvo aún un par de apariciones más en Agent X y en otro del que hablaremos en la Z.

12) Fin Fang Four Return! (2009)

Portada de Fin Fang Four Return! en la que vemos a los miembros del Fing Fan Four. Y en un recuadro a Doc Samson. Fin Fang Foom va vestido de cocinero, Googam lleva un pañal, Gorgilla va con camisa hawaiana y Elektro -el robot- va disfrazado como Elektro, el villano de Spider-Man.

En 2005 montaron el especial Fing Fan Four, un vistazo humorístico tanto a los monstruos de Marvel como a la vertiente superheróica más contemporánea. Luego pasaron a usarlo para unos cómics digitales y, llegado el momento… acabaron aquí. Está claro que Marvel necesita más de ellos.

13) Firestar (1986) (2010)

Portada de Firestar en la que vemos a la joven Firestar asustada al haber derretido un teléfono -de esos de baquelita- mientras detrás flotan las cabezas de Emma Frost y del Profesor X.

Salir en la tele parece que te da cómic propio. Lo que no consigue es mucha continuidad. Porque fueron solo cuatro números. Un poco de historia para explicar un algo más de una mutante que era más conocida por… bueno, eso, la tele.

Luego en 2010 le dieron un especial.

Portada de Firestar en la que vemos la cara de la protagonista girándose hacia el lector cuando de fondo están las ondas de energía que está creando en su mano.

Y hasta acabaron sacando en 2017 un tomo recopilatorio con sus apariciones en diferente tipos de cómics -los de la serie de TV, los que la presentan en el universo Marvel, la mini, otras apariciones…- logrando un éxito solo comparable al de… no sé… ¿HERBIE?

14) Fish Police (1992-1993)

Portada de Fish Police en la que vemos a lo que parece una señora mayor pero es un pezcado, algo como un pulpo y, sobre todo, un pez con tetas bajando las escaleras con una pistola en la mano.

Por supuesto intento poner pocos o ningún cómic que sean adaptaciones de otros medios. Pero teniendo en cuenta la sensación de absoluta extrañeza de estos cómics. Hay una explicación, claro. Los primeros números de esta serie se los autoeditó Steve Moncuse en 1985. Bajo el ‘sello’ Fishwrap Productions. Con Sam Kieth haciendo las tintas.

Tras 11 números fue ‘adquirido’ por Comico que reeditó en un tomo los 4 primeros, sacó un ejemplar especial precuela, y continuó publicándola a partir del 12 y hasta el 17 que… bueno… quebró. Eso hizo que pasara a Apple Press, que sacó otro especial y varios números más. Hasta llegar al 26. Porque… bueno…

Mancuso había llegado a un acuerdo con Hanna-Barbera para convertirlo en una de esas series animadas ‘adultas’ que salieron al calor del éxito de Los Simpson. Y eso llevó a que Marvel llegara a un acuerdo en el que comenzaba por reeditar los primeros 6 números. Al estilo Marvel, claro, con coloreado nuevo y todo aquello.

Lástima que la serie fuera un desastre y se cancelara tras el sexto capítulo… que es lo mismo que duró en Marvel. ¿Qué podemos decir? Quizá la gente estaba más en Sharky & George.

Moncuse pasaría a hacer una serie ‘nueva’ en Apple llamada Fish Shticks entre 1992 y el ’93. En 2010 se anunció que IDW iba a publicar un New Fish Police, comenzando por -claro- reeditar los primeros números. La cosa no pasó de ahí y lo siguiente que supimos era que el autor hizo una pequeña historia para un especial de Dark Horse en 2013. Por lo visto no encontró ninguna editorial que quisiera sacarlo, y tampoco se animó a autoeditarse… así que ahora se dedica a la enseñanza, que está más tranquilo.

15) Foolkiller (1990-1991) (2007-2008) (2017) / Foolkiller: White Angels (2008-2009)

Portada de Foolkiller en la que vemos al villano en su primera versión, con un traje como del S XVII, en el centro de una telaraña y sobre una montaña de calaveras.

A veces una colección sirve como termómetro del momento, como signo de los tiempos. Por ejemplo esta de Foolkiller.

Foolkiller -el primero- aparece como personaje en Man-Thing #3 (1974). Y alguien -probablemente a Steve Gerber– debió de parecerle buena idea porque un segundo Foolkiller aparecería en Omega the Unknown #9 -con el mismo guionista- a partir de ahí apariciones en Defenders, unos pocos números en cabeceras de Spidey, todo a principios de los ochenta. Para mediados una aparición con el Captain América… Y ya está…

Hasta que llegan los noventa. En los noventa se buscaba otro tipo de héroe. Y así logra su propia miniserie de 10 números con guiones de… Steve Gerber, claro. En el se nos presenta a un tercer personaje más que dispuesto a hacerse con el papel y también una cierta decisión en cuanto a modernizar su apariencia.

Página de Foolkiller en la que vemos que el nuevo traje del susodicho son unos pantaloes oscuros, un chaleco de cuero con cremallera, igual que el verdugo con el que se tapa la chaqueta. También tiene una pistolera blanca y una enorme pistola. Va con el pecho abierto y un colgante con forma de caracola o algo así.

Decisiones.

También hace cosas como mandar un manifiesto a un periódico mientras mata a gente sin que parezca que realmente hay una idea detrás más que la violencia y la venganza. Vamos, las cosas de USA.

Y así terminamos con los noventa. Pero a principios de los ’00s Marvel lanzó MAX y decidió que hacía falta un cuarto…

Portada de Foolkiller en la que vemos la versión de esa época, con un tipo vestido de normal, con camiseta para mostrar sus músculos y un símbolo en el hombro. Lleva una especie de palo largo y lleva manchas de sangre.

Esta vez lo crea Gregg Hurwitz para una mini de cinco números en la que se trata poco menos que de un asesino en serie que decide matar a gent mala. Porque, además, el narrador es un tipo que tiene una hija con problemas de corazón. Roba dinero a la mafia, que mata a su mujer y su otra hija, y a partir de ahí busca la ayuda del Foolkiller. Los cinco números funcionaron lo suficiente como para sacar una secuela, Foolkiller: White Angels, al año siguiente.

Portada de Foolkiller en la que vemos una ilsutración incluso menos currada con un tipo musculoso con los brazos cruzados y los tatuajes en los hombros.

Esta vez contra un supremacista. Y con Punisher apareciendo por medio por si alguien no había hecho las suficientes conexiones.

Pero a los ’00s los siguió los ’10s, y eso significó un nuevo rumbo. El tercer Foolkiller se cruzó con MuertoPiscinas y eso, de alguna manera, acabó con que el segundo se uniera a los Mercs for Money. No solo eso, también le dio tiempo su estancia en la cárcel para sacarse la carrera en psicología. Y, de las páginas de MuertoPiscinas a, por supuesto, un nuevo intento de serie propia.

Portada de Foolkiller en la que vemos un dibujo humorísitico en la que hay dos versiones del Foolkiller, uno ejerce de psiquiatra, el otro está en el diván hablando. El psiquiatra tiene unos globos de pensamiento en los que asesina al otro mientras de fondo se lee KILL, KILL, KILL.

Otros 5 números en los que, esta vez, se supone que tiene que rehabilitar supervillanos… o acabar con ellos. Es decir: Violencia, humor, cinismo y autoconsciencia.

Viñeta de Foolkiller en la que vemos una mesa en la que están jugando como a las cartas Punisher, Foolkiller y Lobezno.

Un recuadro de texto nos informa de que las muertes se han ido convirtiendo en lo que parece un juego.

Punisher está diciendo que Jigsaw vence a Jean Grey por 750 evil. 

Foolkiller le dice que sus 20 nazis son más que su Jigsaw. Y le pregunta a Logan que cuánto cuenta su hijo.

Lobezno responde, con pinta de preocupado: Just... DON'T, Greg.
Portada de Foolkiller en la que vemos al personaje de ahora sosteniendo un cómic con el personaje con su anterior traje, que sostiene un cómic con la portada de la primera mini. El primer Foolkiller dice Waht. Me.. Meta?

¿Qué queréis que os diga? La referencia a la portada de la primera mini, la referencia al segundo traje, la frase de Alfred E. Newman… Y por dentro enfrentamientos o algo entre el segundo y el tercero y MuertoPiscinas de por medio -y The Hood. Otro que se merece un posteo extenso-, y más comentario sobre la actualidad y chistes de pedos. En fin. El espíritu de los tiempos.

A ver lo que tardamos en tener algo suyo en los ’20s.

16) Force Works (1994-1996)

Portada de Force Works en la que vemos lo que podría ser humo de fondo, luego lo que podría ser una pared de telarañas con arañas, a continuación la Spider-Woman de Julia Carpenter, el USAgent con una bandera por encima, y en primer plano Iron Man. Todos los personajes tienen la particularidad del dibujo de  Dave Taylor aunque en la portada leamos T.A.Tenney, Rey y Garcia.

Primero fue West Coast Avengers, luego Avengers West Coast, y en lugar de Coast Avengers West decidieron seguir con Force Works. 22 números -y una edición ashcan– duraron, con guiones de Dan Abnett y Andy Lanning pero, sobre todo, con un estilo de dibujo de Dave Taylor que podemos llamara ‘noventero’. Entre otras cosas. Es decir:

Página de Force Works en la que vemos a USAgente, que es como si hubieran dejado demasiado tiempo en el agua a alguien, hasta que se arrugara, y luego le hubieran metido un aspirador por el culo para que quedara hacia dentro. Además de no tener labios, claro. Son figuras mazacote con mucha vena y mucha línea.
Portada de Force Works en la que vemos una absolutamente indescriptible formación con figuras mazacote con venas y líneas pero sin labios, más dos mujeres con poses increíbles y tetas que parecen repartidas al azar en el cuerpo. El tipo de dibujo que uno esperaría de un proyecto adolescente.

A partir del séptimo número se largaría, para dejarle el huevo a un Jim Calafiore que, como ya sabemos, siguió siendo…

Portada de Force Works en la que vemosque la cosa cambia pero todo permanece, mucha línea, mucha arruga, y un personaje de color en casi cueros rodeado de una mezcla entre dinosaurios y las lombrices de Dune.

idiosincrático.

A partir del 13 comenzaría una época de inestabilidad también para los dibujantes. La serie acabaría en el 22, junto con todas las fiestas de Onslaught. Pero, como decía, una cosa es la variedad y otra muy distinta que no nos dieran minutos de gloria hasta…

Portada de Force Works en la que vemos una muy noventera pero ligeramente menos GENIAL! portada en la que dos malvados, Kang con enormes hombreras, Mantis con las tetas casi furas por un particular diseño para enseñar todo lo posible. Iron Man de rodillas gritando con exageración al cielo, todo él músculos y proporciones delirantes. El fondo es blanco.

Casi el final.

Y, como siempre, cuando una idea está claro que es GENIAL! siempre encuentra otro momento para recuperarse…

Portada de Force Works 2020 en la que vemos un dibujo tirando a genérico con USAgente, Máquina de Guerra, Pájaro Burlón y Quake ene l centro. De fondo un paisaje con soldados luchando contra robots.

…otro momento GENIAL!, claro.

17) Francis, Brother of the Universe (1980)

Portada de Francis, Brother of the Universe en la que vemos a Francis en una cara a la derecha, una cruzada arriba, una taberna en la que todos brindan abajo a la izquierda, y una reunión de Francis con el Papa a la derecha.

¿Qué pasa? ¿Es que no os gustan los cómics de superhéroes?

18) Frankenstein (1973-1975)

Portada de Frankenstein en la que vemos el título completo The Monster of Frankenstein y la clásica imagen del monsruo despertando y rompiendo sus ataduras mientras el científico grita "Está vivo!".

Si algo funciona tiras para delante. Si funcionan los cómics de terror pues a ver lo que se puede rascar por ahí. Frankenstein había aparecido ya de manera directa o indirecta en antologías de terror como Marvel Tales, Strange Tales o Menace. Una versión -quizá la última- también se había visto en los X-Men originales -en el número 40- y en Silver Surfer -el #7 esta vez-, pero lo que tocaba esta vez era darle una serie propia.

Con guiones de Gary Friedrich y dibujos de Mike Ploog, y como las explotaciones tienen lo que tienen pronto empezó a salir también en Monsters Unleashed. De nuevo con guiones de Friedrich, pero esta vez también con dibujos de John Buscema. Que pasaría a hacerse con el dibujo de la colección regular a partir del número 7. Aprovechando lo cuál le ‘cruzarían’ con Drácula. Para el número 10 se iría el dibujante, para el 11 también el guionista, reemplazado por Doug Moench.

La vida del personaje iría yendo aquí y allá, fundamentalmente en esas dos series pero, ya que estaba en Marvel, con apariciones en, por ejemplo, Avengers o Marvel Team-Up con Spidey.

Pero como todo cambia su serie cerraría en el 18, Monsters Unleashed en el 10, y el intento de Legion of Monsters no pasaría del 1. Eso no significa que no haya ido apareciendo aquí y allá del Universo Marvel, por supuesto. De hecho fue un ‘regular’ en Bloodstone y parte de los Fearsome Four. Que podía haber sacado aquí pero mejor solo un hueco por aquí.

Portada de Fear Itself: Fearsome Four en la que vemos una formación con Man-Thing, Halcón Nocturno, La Criatura de Frankenstein, Hulka y Howard el Pato.

Si os pregunto quiénes eran los cuatro -salen en la imagen, por cierto- no sé si lo adivinaríais.

Y no ha dejado de aparecer, sea en MuertoPiscinas o donde sea, la última vez en 2021. Al fin y al cabo es un personaje con mucho recorrido.

Y si pensáis que él no ha tenido que usar el ‘no era yo, era una versión diferente‘…

Portada de The Invaders en la que vemos como los personajes titulares -Capitán América, Namor, la Antorcha Humana Original- se enfrentan a una Criatura de Frankenstein en uniforme de oficial nazi.

…es que no recordáis cómo funciona Marvel.

19) Fred Hembeck Destroys the Marvel Universe (1989) / Fred Hembeck Sells the Marvel Universe (1990)

Portada de Fred Hembeck Destroys the Marvel Universe en la que vemos a Hembeck sobre una pila de cadáveres de héroes Marvel, está de pie diciendo: 

Who? Me? ...Heh... ...Heh...

Y parece ocultar un cuchillo con la punta manchada de sangre a su espalda.

El estilo de dibujo es cómico y esquemático.

Que puedo deciros. Antes de las de Sergio Aragonés -y durante bastante más tiempo-, Fred Hembeck fue la persona a la que Marvel permitía que hiciera humor sobre sus personajes en distintas obras.

Portada de Fred Hembeck Sells the Marvel Universe en la que vemos de nuevo el estilo de dibujo cómico y esquiemático de Hembeck, está él en el centro diciendo: ...And here ate a few friends who've agreed to help me sell THIS comic book! ... heh...

Son Spider-Man, Lobezno y Punisher.

A la derecha vemos que se acerca también Hermano Vudú diciendo que no empiecen sin él.

Por supuesto lo mejor es darse una vuelta por su web. O por nuestra etiqueta, por supuesto.

20) Freddy Krueger’s A Nightmare on Elm Street (1989)

Portada de Freddy Krueger's A Nightmare on Elm Street en la que vemos una imagen habitual con Freddy en grande, un fondo de llamas y en su famosa mano con garra una jovencita en camisón.

La historia es la siguiente. El año 1988 el estreno de A Nightmare on Elm Street 4: The Dream Master dio lugar a una cierta Freddymanía. Yo qué sé, cosas más raras se han visto. Pero todo el mundo quería una porción. Fuera para hacer muñecos infantiles. juegos de mesas, pomperos, cromos o, por supuesto, cómics. Blackthorne Publishing publicaría las adaptaciones de las películas y de la serie de televisión -sí, Freddy’s Nightmares, el tener una ‘manía’ tiene estas cosas.- mientras que Marvel se quedó con los de su ‘universo’. Es decir, cómics nuevos. De los cómics de Freddy hemos hablado alguna vez y podríamos volver a hablar, pero el resumen es que hasta ese momento no se había producido ninguno.

Marvel decidió hacer un gran lanzamiento, dándole un magazine propio -lo del magazine ya sabéis que es por las regulaciones- y preparándose para sacarlo en 1989. Que la cosa seguía bastante a tope aún. (Con deciros que Alaska se metió en líos por usarlo sin permiso para Mi novio es un zombie. Esta mujer y sus compañías)

Para cancelarlo al segundo número.

No, no fue por las ventas.

En Marvel tenían ya planificados y en desarrollo hasta el sexto número. Con ideas e historias contratadas, en teoría se iba a pasar a partir del tercero a una historia de Freddy, y otra de ‘complemento’ en la que Freddy hiciera, un poco al estilo de la serie de TV, de anfitrión . También se habían creado personajes que pudieran traer de manera recurrente, y una serie de ideas a largo plazo preparados por Steve Gerber. Pero no solo. Por ejemplo, Buzz Dixon estaba preparando unos guiones que estaban siendo dibujados por Bob Hall y entintados por Alfredo Alcalá, Joe Jusko tenía ya la portada del tercero y Peter David estaba haciendo una historia con Sam Kieth…Incluso se sabe de autores que habían llegado a acuerdos para escribir o guionizar historias.

David y Gerber tuvieron OPINIONES sobre lo sucedido. Más aún porque el portavoz de Marvel mareó la respuesta para no dar los motivos.

En el caso de Gerber no dudó en decir que el motivo de Marvel había sido… el miedo.

Sí, Freddy era enormemente popular, pero precisamente por eso había habído movimientos completamente ridículos como piquetes a la puerta de los cines que iban a estrenar la quinta de Pesadilla. Y las ‘alianzas‘ en defensa de blablabla llevaban tiempo quejándose de la violencia en los cómics. El famoso muñeco de Freddy había causado una enorme bronca porque una asociación de ‘familias americanas‘ había montado un boicot.

Y entonces llegó el New York Times y publicó un artículo ese mismo 1989 en el que se hablaba de la violencia en los cómics, con la muerte de Jason Todd como punto central.

Tom DeFalco acabaría declarando que fue decisión del presidente de entonces, Jim Galton, que le llamó para decirle que ‘Marvel no debería publicar material como Pesadilla‘, con la consideración de que el daño moral que haría por asociación era mayor que el beneficio económico. Pese a que aún no había habido una sola queja sobre el cómic.

¿Qué os puedo decir?

Eran otros tiempos, sin duda más libres y permisivos.

Está claro que es un cómic que hoy en día no se podría haber publicado.

21) Fun and Games Magazine (1979-1980)

Portada de Fun and Games Magazine en la que vemos A un grupo de caras de héroes de Marvel encima de un laberinto. Los dibujos de las caras tienen de cuando en cuando espacios para podes recorrelos. La revista promete todo tipo de pasatiempos.

En el paso de los ’70s a los ’80s Marvel decidió sacar su propia revista de pasatiempos. La idea era, claro, que en los pasatiempos aparecieran sus personajes de manera directa o indirecta. Es decir, como dibujos o como respuestas.

Eh, incluso, se inventaron a un personaje: CROSS WORDO.

Portada de Fun and Games Magazine en la que vemos a un grupo de héroes enfrentándose a un villano compuesto de un crucigrama con forma de ser y una cabeza maligna.
Página de Fun and Games Magazine en la que vemos el crucigrama maligno, Cross Wordo, de nuevo al ataque, esta vez con lanzallamas. Hay a su alrededor pistas para completarlo y 'desarmarlo' así.

Que solo salió estas dos veces pero, EH, lo mismo cualquier día le traen de vuelta. ¡Uno nunca sabe con Marvel!

22) The Further Adventures of Cyclops and Phoenix (1996)

Lo más divertido -para mí- de que en 1996 decidieran publicar este cómic de…

Portada de The Further Adventures of Cyclops and Phoenix en la que vemos un fondo de Londres -está el Big Ben-, una versión con perrilla de Mr. Siniestro con una mano levantada de la que sale una gran bola de luz, y de fondo lo que parece una versión rara de Apocalipsis. Anuncian que dentro te contarán el origen de Mr. Siniestro.

no es tanto que siguiera con la mini de Adventures of Cyclops and Phoenix (1994)…

Portada de The Adventures of Cyclops and Phoenix en la que vemos a Cíclope y Fénix con cuerpos retorcidos pero con mucho músculo, una cosa tecnológica por medio y mucha sombra y fondo negro.

ni el dibujo del antiguo frente al del nuevo.

Sino que en la portada de ese primer número…

¡NO APARECEN NI CÍCLOPE NI FÉNIX!

Venga, subid arriba y echadle otro ojo. ¡En serio!

¿No es absolutamente GENIAL!?

23) Fusion (2009)

Portada de Fusion en la que vemos en el centro a Iron Man y delante de él a Samantha Argent de Hunter-Killer. De fondo tenemos a Ripclaw de Cyberforce y a Norman Osborn, en alquel momento el jefe de los Thunderbolts. El dibujo de los dos los pone como de fondo, con Osborn con la cara como si fuera una máscara, incluyendo un color verduzco.

Pues sí, cuando haces un crossover editorial entre Top Cow y Marvel pasan cosas. Y o me refiero a las pintas de Norman Osborn en la esquina inferior derecha, sino a la decisión de mezclar a los Vengadores y los Thunderbolts con Cyberforce y Hunter-Killer y decidir que el título que hacía falta ponerle era FUSION.

¡Hasta aquí para esta letra! Será por títulos. Y el mes que viene habrá más. Además, así podemos aprovechar mientras para ir pensando para dentro de dos meses, en las cosas que Marvel tiene preparadas para nosotros en la G. Que, como su propio inicio indica, lo tiene todo para ser…

Portada de Gambit and the X-Ternals en la que vemos de fondo una especie de explosión de luz con cierta forma atómica, y rayos saliendo de ella. De frente tenemos las versiones Era de Apocalipsis de, en el centro, Gambito, y en orden de reloj: Fortachón, Júbilo, Mancha Solar y Lila Cheney. Todos ellos en el estilo apocalíptico noventero de mucha capa, mucho músculo alargado y mucha rayita, poses complicadas y cero pies a la vista.

GENIAL!

Otra tanda de viñetas actuales y de hace cuarenta años

En defensa de la subida de precios de los tebeos

¿Harto de que un tebeo cualquiera que en 2020 costaba 15€ en su edición de 2022 subiera a 18€ y este año se vuelva a publicar a 25€? Pues lamento decirte que no tienes ni la menor idea de cómo funciona la economía. Te lo explicaré con dibujitos para que lo entiendas, en concreto con unas viñetas del nº247 de Archie de 1975

¡No podemos dejar de comprar tebeos por mucho que suban! ¡Tenemos que seguir gastando dinero!

¡Hay que comprar tebeos para mantener las editoriales funcionando y publicando tebeos!

¡Así no tendrán que despedir redactores, traductores, maquetadores ni autores!

¡Y todos esos frikazos no despedidos tendrán dinero para gastar en más tebeos!

¡Las editoriales tendrán que contratar a más gente y publicar aún más tebeos para poder satisfacer la demanda de toda la gente que querrá comprar!

Así que cuanto más dinero le demos a las editoriales antes llegará…

LA EDAD DORADA DE LOS CÓMICS EN ESPAÑA

Los secretos del universo DC de la D a la… D

Un mes más, una letra menos. Volvemos a las letras y a la longitud habitual, qué le vamos a hacer. Alguna vez lograremos meter dos letras y acercarnos a Marvel.

Tenemos 24 cómics, por suerte no muchos más -bueno, por suerte y por lo que ya veremos de que en la D de DC hay mucho especial… y eso mejor dejarlo para otro día. Pero aquí tenemos suficiente material.

Y, lo mejor de todo, mucho de él es… GENIAL!

01) Danger Trail (1950-1951 / 1993)

Portada del primer número de la edición original de Danger Trail. Vemos en las esquinas superiores el logo de DC, debajo de estos, arriba a la izquierda un recuadro rojo con el nombre en blanco, a su derecha hay un listado con las historias interiores. En la parte inferior hay una ilustración. Un fondo azul sobre la que se proyectan las sombras de dos tipos con sombrero y pistolas, delante, dibujados, están King Faraday y una joven pelirroja de cuya mano tira para cruzar unas vías de tren. Vemos venir, de fondo, al susodicho tren rojo.

En los años 50 en DC tenían una parrilla de hombres de acción al margen de los superhéroes. Personajes que aprovechaban cabeceras como esta Danger Trail en la que se juntaban las historias de varios de estos hombres de acción. ¿Que qué tipo de acción?

Pagina de presentación de la historia Toreador from Texas del número 2 de Danger Trail. 

En ella vemos al Señor Texas dándole pasos a un toro con un trapo rojo. Hay un tipo en el suelo. Él piensa que tiene que apartar al toro del chico que está en el suelo.

En el burladero hay una mujer y un hombre. La mujer dice: Cuidado, Señor Texas... Careful!

Y el hombre:
Señorita, you speak as if Señor Texas can divert death from your brother..

Un recuadro nos anuncia que el Señor Texas tiene que tomar una decisión, porque el toro es El Barbas, un toro sagrado que si mata hará que la muchedumbre la ataque. Y si no... será él su víctima.
Segunda página en la que se nos muestra la llegada del Señor Texas, con pinta de texano, a Tierra del Toros, un pueblecito argentino que parece una mezcla de poblado colonial español en méxico y pueblo andaluz. Una muchacha con un vestido con los hombros al aire y un volante sobre el escote, más una flor en el pelo, le advierte de que viene El Barbas. A continuación vemos que el susodicho es un toro que está volcando un carro con fruta.

[El resto le pedís a EmeA que os lo cuente él]

Pues un poco la de siempre. También hubo una historia de unos buscadores de un ídolo Inca en México. Lo que supongo que explicaba que no lo encontraran. Pero bueno, lo importante es que esta cabecera se usó para presentar a un nuevo personaje, King Faraday. El resto de historias eran de personajes no recurrentes, pero aquí teníamos a alguien a quien seguir en cada entrega. Una especie de agente libre de la cosa de los detectives y espías. Reconocible sobre todo por su pelo de color gris ceniza, o algo así.

Aunque lo cierto es que Faraday ocupó los cuatro primeros, en el quinto cedió el puesto a Johnny Peril… Y para la siguiente estaba cancelado ya.

Faraday reaparecería a finales de los ’70s en Batman para pasar a convertirse en un agente de la agencia que tocara esa vez. Pero tras su paso a finales de los ochenta por Escuadrón Suicida le darían de nuevo serie propia…

Portada del número uno del nuevo Danger Trail. En ella vemos a King Faraday en el centro, a una mujer a su derecha, y luego una serie de hombres vestidos como soldados o similares, con unos tonos rojos y naranjas cubriéndoles todo el cuerpo, haciendo fuego o con armas.

Que se llamaría, de nuevo, Danger Trail. Y que, de nuevo, no superaría más que unos pocos números. En este caso 4. Faraday seguiría apareciendo aquí y allá, por Bane, Checkmate, Mighty Crusaders, Grayson o, de nuevo, Suicide Squad. Lo que no ha logrado es serie de nuevo. Pero con DC uno nunca puede asegurar que no vaya a suceder más.

02) Dark Mansion of Forbidden Love (1971-1972)

Portada del número 1 de The Dark Mansion of Forbidden Love. Con una ilustración borrosa en la que una mujer parece alejarse de un hombre, mientras una estructura, probablemente una casa, ocupa el espacio detrás.

Los setenta trajeron muchas cosas, por ejemplo un nuevo interés en esa versión del gótico americano que estaba a medio camino entre la romántica y el terror, y que siempre ofrecía misterio. Es cierto que aún no habíamos llegado a Flores en el Ático, pero algo se notaba ya. Y si alguien había que darle la gracias era a… Dark Shadows. El magnífico culebrón que, tras coquetear con temas de fantasmas había decidido meter a un vampiro entre sus personajes y había tirado con ello sin mirar atrás. En DC decidieron aprovechar a ver qué pescaban, con la mítica Dorothy Woolfolk como editora montándose un primer número con una única historia larga que comenzaba así:

Página de presentación de The Mistery of the Missing Bride. El título ocupa un rectángulo rojo superior. En el centro hay una pareja, una joven con un hombre, Arriba a la izquuierda vemos una antigua casa sobre la que se proyecta una calavera. A la derecha un candelabro y una ilustración que parece dos palomas blancas dándose un beso con el pico. En la parte inferior, a los pies de la pareja, hay toda una serie de rostros de personajes secundarios junto con sus nombres debajo. 

A la derecha hay una pregunta central: "¿Quién mató a Bettina?" A continuación pasa a enumerar a los sospechosos y los motivos por los que lo resultan a priori.

Lo que sí que incluía era un brevísimo relato de una página titulado The Love That Was Stronger Than Death y que, aún sin firmar, se atribuye a Wes Craven. Un punto de partida que establecía hacia dónde iban y que explicaría también cuando poco después se abriera The Sinister House of Secret Love.

Lamentablemente ni lo sólido de la propuesta ni lo poco habitual de la misma pudo mantener los números. En ambos casos se cambió para el quinto. Así pasamos de este The Dark Mansion of Forbidden Love a un título que dejaba claro que no había que preocuparse por ver a *puagh* gente dándose besitos.

Portada de Forbidden Tales of Dark Mansion, como vemos el título ha cambiado y es Dark Mansion lo que lo ocupa sobre todo. Vemos a una joven de blanco bajando las escaleras con un cirio encendido en la mano, en el lado izquierdo hay una persona con las botas manchadas de barro, que ha dejado el suelo sucio, parece esconderse tras algo y tiene una soga en la mano.

Forbidden Tales of Dark Mansion duraría de 1972 a 1974, del 5 hasta el número 15. Había tratado de cambiar de aspecto y de dejar claro que las mujeres no eran las protagonistas, por no decir otra cosa. Con menos éxito que editores, porque para cuando llegó ese último número llevaban ya cinco.

Esto no significa que no quedara algo de impronta en DC, porque en el número 7 de esta segunda encarnación introducirían un Horror Host llamado Charity a la que luego veríamos en Starman.

En cuanto a la cabecera en sí… una versión acabaría regresando hace poco menos de una década, cuando se publicaron los tres números de la mini Deadman: Dark Mansion of Forbidden Love (2016—2017) en la que la escritora Sarah Vaughn contaría otra historia de amor, suspense y… fantasmas, claro.

Portada de Deadman Dark Mansion of Forbbiden Love. Lo más importante ene l título es Deadman. Vemos a este personaje como fondo llenando la portada, sobre él parece proyectada una imagen que nos muestra a una mujer con vestido rojo sujetando un candelabro, a la casa en cuestión detrás, con unas ventanas iluminadas también de rojo y una silueta de mujer recortada en ellas.

Así que ya veis, uno nunca sabe cuándo va a decidir DC traer algo de vuelta de entre los muertos. O… con ellos.

03) Dark Nights: Death Metal: The Last 52: War of the Multiverses (2020)

Portada de  Dark Nights: Death Metal: The Last 52: War of the Multiverses creada a partir de recortar y pegar con mayor o menos fortuna una serie de versiones de personajes de DC. Muchas. Que parecen estar yendo hacia el espectador para atacar.

¿Tengo realmente que comentar algo de Dark Nights: Death Metal: The Last 52: War of the Multiverses ? ¿No dice suficiente el año en el que sucedió? ¿El que sean una serie de historia de distintos guionistas y dibujantes que pueden ser completas o fogonazos de otras historias o interludios de algo que no se está contando o ninguna de las anteriores? Pues precisamente por eso tiene ese título tan ridículamente largo, porque no es realmente un cómic… es el espíritu de los tiempos: Jenny DC.

04) Dark Nights: Death Metal: Infinite Hour Exxxtreme! (2020)

Portada de  Dark Nights: Death Metal: Infinite Hour Exxxtreme!  en la que vemos a Lobo como en una portada de Heavy, sujetando un gancho al final de unas enormes cadenas de metal.

Ya sabéis cómo va esto. Da igual lo lejos que parezca que hemos llegado, siempre vendrá el de detrás a demostrar que se puede ser más… eXXXtreme.

05) Darkstars (1992—1996)

Portada de Darkstars en la que vemos al personaje principal de aquel momento, Melo, con su traje de Darkstar mientras de fondo hay varias viñetas en Blanco y Negro con personas, paisajes e incluso una monja.

En realidad los noventa estaban ahí para indicarnos el camino. Por ejemplo, con los Controladores, que pasaban de ser unos extraterrestres que pasaban por ahí a la versión que había elegido violencia de los Guardianes de la Galaxia. Que ya es elegir, visto lo visto. Y que decidieron que tener su propio cuerpo represor siempre viene a mano. De ahí esta idea de serie. ¿Quién iba a querer leer a unos profesionales de la salud mental galáctica? Mucho mejor pium pium. Que estamos hablando de una serie que decidió cambiar a Stroman por Charest, que iban de cara.

Total, que ahí estaban ellos para ser la versión con coleta y barba de tres días de los Linterna Verde, ofreciéndoles puestos a John Stewart o Donna Troy. La sería duraría hasta el número 38, después de que los Controladores se dieran cuenta de que los Darkstars se estaban dedicando a sus propias cosas y no a lo que ellos querían. Y esto no lo digo yo…

Viñeta en la que vemos a los Collectors hablando en una asamblea. Uno de ellos dice:

The Darkstars seem bound to pursue their own agendas, rather than ours.

… lo dicen ellos.

El cerrar la serie significó, como de costumbre, que los personajes se quedaban para tareas de relleno, carne de cañón para mostrar el poder del enemigo de turno -bien al principio de la historia para que sirviera de ejemplo, bien como muerte sorprendente a mediados, bien como sacrificio heroico al final- y para que alguien asuma su nombre o les robe equipamiento o algo. Al menos hasta que haya un evento, algo como eso de Dark Knights que hemos visto antes, en donde decidan…

Viñeta del último número de Dark Knights: Metal en el que vemos la resurrección de los Darkstars o, al menos, de sus traje.

recuperarlos. ¿Para qué? Bueno, este es el vistazo al universo ahora, ya veremos en el futuro con qué nos encontramos.

06) Date with Debbi (1969-1971) / Debbi’s Dates (1969-1971)

Portada de Date with Debbi en la que vemos una ilustración casi estilo Archie, con unos jóvenes vestido a la moda sesentera haciéndose arrumacos en un sofá. A su alrededor hay una guitarra, un tocadiscos portátil y, claro, discos.

Lo creáis o no, en DC tuvieron el interés de ofrecer cómic diferentes, de tocar varios palos y no ser solo los editores de mil títulos de Batman. En algún momento, al menos. La idea fue recuperar un personaje de los cuarenta, Binky, y empezar una serie de cómics similares a los de Archie. Ya hablaremos de él, cuando lleguemos a la L, igual que hablaremos de Scotter y de Paul McCartney incluso. De momento lo que tenemos por delante es Debbi, una joven soñadora y blablabla cuya vida amorosa centraba esta serie, por delante. Igual que el título que apareció poco después…

Portada de Debbi's Dates en la que esta vez los dos personajes se hacen arrumacos en un coche que no tiene capota ni parte superior alguna.

Esto funciona como funcionó y aunque ganó algunos premios para 1972 habían cancelado la línea entera. Es curioso la de veces que toca escribir esto cuando hablas de DC. En cualquier caso, el cierre de la línea significó la desaparición casi total de esos personajes, aunque, ya sabéis…

Imagen del Scooby Doo Team Up en el que vemos un Teletón con varios antiguos personajes de la editorial, en el centro está Debbie

…en estos universos las cosas nunca desaparecen del todo.

07) DC 2000 (2000)

Portada de DC 2000 en la que vemos sobre todo un fondo azul. En la segunda mitad de la ilustración, la parte inferior, vemos un círculo blanco sobre la que se ven las figuras, muy erguidas pero en sombras, de los miembros de la JLA del momento.

Como de alguna manera había que celebrar el nuevo no-pienso-entrar-a-discutir-el-qué del año 2000 en DC decidieron montar este encuentro en el que la JLA viajaba al pasado para intentar que la JSA le echara una mano con T.O. Morrow. La excusa era que Morrow había decidido llevar tecnología moderna al pasado para hacerse dictador universal, o algo así.

Pero sin querer toquetear demasiado la línea temporal, lo que lleva a la consiguiente refriega que acaba con una mirada de la JSA a ese futuro que…

Página doble interior en la que el Espectro habla de lo que ha visto que sucederá entre su tiempo y el de la JLA: La 2ªGM, violencia racial, drogas, pobreza o Nixon entre ellas. También gente quemando la bandera americana, grupos de... ni idea, ¿heavy? y tiendas de porno.

…teniendo en cuenta que era el año 2000, cualquiera les cuenta los siguiente 24 años.

08) DC Challenge (1985-1986)

Portada de DC Challenge! en la que vemos una enorme interrogación. En ella vemos dibujados edificios de Metropolis. A los lados hay un grupo de superhéroes con Wonder Woman, Superman y Batman, y un grupo de villanos con El Acertijo y  lo que parece un djinn y un tipo con turbante.

¿Eso de que en las fiestas se bebe mucho, se dicen cosas y luego hay que llevarlas a cabo? Pues este es el cómic, de una fiesta en la San Diego Comic-Con a acabar publicando una docena de cómics en la que distintos autores y dibujantes tenían que ir realizando distintos capítulos de una historia siguiendo lo que había dicho el anterior, pudiendo usar cualquier personaje de la editorial que no estuvieran escribiendo en ese momento y teniendo que acabar en cliffhanger en cada ocasión -siempre con una salida factible- y dando el título del siguiente capítulo. A partir de ahí un enorme follón que Mark Evanier -con ayuda de Marv Wolfman y alguno de los otros guionistas- intentó cerrar de manera coherente. Es cierto que no volvieron a repetirlo, pero siguieron yendo a fiestas en la Comic-Con, así que no debió de salirles tan mal.

09) DC Comics Presents (1978-1986)

Portada del número 1 de DC Comics Presents en el que vemos un encuentro entre Superman y Flash

En algún momento DC decidió que si The Brave and The Bold servía para que Batman hiciera team-ups ellos podían buscarle alguna vuelta para que también Superman tuviera su propio título de team-up. El primer intento, más o menos, tuvo lugar en Super-Team Family en 1975.

Portada de Super-Team Family en la que vemos a Superman en el centro y una serie de personajes entre los que destacan Batman y Flash.

Las cosas no fueron como se esperaba por motivos que ya hablaremos en la S. Pero la idea quedaba. Así que cuando llegó la DC Explosion aprovecharon para lanzar esta.

El resultado fue esta cabecera en la que se juntaba con gente conocida y… no tan conocida.

Portada de DC Comics Presents en la que vemos a Superman con el Captain Comet.

A partir del 25 incluían también un complemento llamado Whatever happened to…? con personajes clásicos olvidados que duraría hasta el número 48.

Daba igual que héroes fuera, siempre se le podía encontrar un hueco…

Portada de DC Comics Presents en la que vemos a Superman con lo que parece un monstruo pero que nos avisan que es el protagonista de Dial H for Hero.

…a veces, incluso, de fuera de la editorial.

Portada de DC Comics Presents en la que vemos a Superman con He-Man, en apariencia manipulado por Skeletor.

Ahí, a poner problemas legales para reeditarlo en un tomarraco.

Aunque lo bueno era eso, la variedad de personajes, de tonos,

Portada de DC Comics Presents en la que vemos a Superman con la Legión de Héroes Substitutos al fondo. Superman se lleva la mano a la cara y dice "* sigh * Why ME?".

o de…

Portada de DC Comics Presents en la que vemos a Superman con Santa Claus

De todo. A veces a la vez.

Portada de DC Comics Presents en la que vemos a Superman con los Forgotten Heroes, un grupo variado entre los que vemos a Animal Man.
Portada de DC Comics Presents en la que vemos a Superman con los Forgotten Villains

A veces por separado.

Portada de DC Comics Presents en la que vemos a Superman con Clark Kent, parándole para que no golpee a un tipo.

Para el número 97 decidieron cerrarla. Había superado la Implosion, las Crisis y a Ambush Bug, pero a todo el mundo se le acaba la suerte. Así que aquí cerraron la cabecera.

Portada de DC Comics Presents en la que vemos a Superman con los criminales de la Zona Fantasma. Vemos a Supers siendo como agarrado por ellos mientras cabezas flotan a su alrededor.

Al menos hasta que en 2004 se buscó una manera de homenajear a Julie Schwartz en ocho especiales.

Portada de DC Comics Presents en la que vemos a Superman tra algo llamado el Phantom Quaterback. En la escina superior derecha se nos indica que es una reedición en homenaje a Schwartz

Y luego, en 2010 cuando decidieron sacar un formato de 100 páginas para reeditar cómics que no se hubieran recuperado desde su edición original.

Portada de DC Comics Presents en la que vemos a Superman como vampiro o monstruo, con sangre en la boca y colmillos o algo. Se nos anuncia que es un número de 100 páginas

Qué os puedo decir, parece que las reediciones eran parte de su destino.

10) DC Graphic Novel (1983—1986)

Portada de la colección Graphic Novel número 1, Star Raiders de Elliot S! Maggin y José Luis García López, en la que vemos una ilustración de lo que parece un paaje espacial, con un tipo pelirrojo vestido como de piloto luchando con una especie de cucaracha gigante, a sus pies hay una mujer con un parche en el ojo en mono también de piloto disparando, detrás de ella hay un mono, de fondo hay un anciano con un largo baston y detrás una nave espacial.

¿Si el resto se tira de un balcón tú te tiras también? Pues algo así pero con Novela Gráfica pasaba entre finales de los setenta y principios de los ochenta, y DC no iba a ser menos. ¡Por supuesto!

Portada de la colección Graphic Novel número 2, Warlords de Steve Skeates y David Wenzel, en la que vemos a un mago lanzando un hechizo con forma de dragón a un tipo que tiene algo así como una ballesta.

Es cierto, eso sí, que las historias que contaban dentro de la colección estaban… ¿cómo decirlo?

Portada de la colección Graphic Novel número 3, The Medusa Chain de Ernie Colón, en la que vemos dos cabezas flotantes, un fondo como de monstruos, un tunes, alguna máquina, un par de astronautas, un par de malosos y un fondo de espacio estrellado.

Fuera de continuidad en prácticamente todos los casos.

Portada de la colección Graphic Novel número 4, The Hunger Dogs de Jack Kirby, en la que vemos a Darkseid y más personajes del Cuarto Mundo.

Aunque no todos. Eso sí.

Y, la verdad, por muy sorprendente que pudieran llegar a ser esos cómics.

Que ya os digo yo que lo eran.

Portada de la colección Graphic Novel número 5, Me & Joe Priest, en la que vemos a tres personas, la central es un hombre vestido de cura, detrás tiene la cara de una pelirroja, delante tiene a una morena. Delante de él hay como una vidiriera, y abajo hay lo que parece un obispo con una cruz invertida y maquillaje en la cara.

Fue, sin duda, una colección llena de ideas…

Portada de la colección Graphic Novel número 6, Metalzone de Pat Mills y Kevin O'Neil, en la que vemos lo que parecen dos bestias metálicas peleando.

Llena de ideas. Sí. Así que aunque sólo salían como una por semestre y acabaron en el siete, lo cierto es que nunca está de más recordarlos. Al fin y al cabo eran siempre…

Portada de la colección Graphic Novel número 7, Space Clusters de Arthur Byron Cover y Alex Niño, en la que vemos Una espeice de persona extraterrestre con una cabeza que podría ser un planeta y unas naves espaciales avanzando, o algo.

originales.

11) DC Universe: Decisions (2008)

Portada de DC Universe Decisions en la que se ve una imagen en la calle, hay un cartel en la que vemos que Green Arrow ha decidido apoyar publicamente a uno de los candidatos, alguien ha escrito encima Los héroes no votan.

Alguien pensó en DC que había mucho interés entre los jóvenes por la política con ese chico nuevo que se presentaba a presidente en 2008. Así que… ¿Qué mejor que montar una historia sobre política y superhéroes, y apoyos explícitos, y todas esas cosas? Total, seguro que buscar a un villano al azar y una trama más al azar aún no es algo que vaya a hacer saltar a nadie.

Y, para todo esto, decidieron ponerle el título que mejor define prácticamente todos los cómics suyos sobre los que hemos ido hablando:

DECISIONES

12) DC Universe vs. Masters of the Universe (2013-2014)

Portada doble de DC Universe vs. Masters of the Universe en la que se ve en la portada izquierda a un grupo de héroes de DC -la JLA, fundamentalmente- y en la derecha a He-Man y sus Masters del Universo.

De este ya hablamos en su momento, pero como ha salido el tema otra vez pues aquí volvemos a recordar que es algo que existe. ¿Que por qué He-Man lleva más ropa y Teela menos? Uy, la de cosas que tengo aún por escribir como para ponerme a explicar cosas *cof cof*.

13) DC’s How to Lose a Guy Gardner in 10 Days (2024)

Portada de DC's How to Lose a Guy Gardner in 10 Day en la que se vea Guy en el centro, detrás hay cuatro superheroínas de DC, dos a su lado y dos arriba entre los huecos. A su izquierda está Hielo con cara de estar pensándoselo, entre ella y Guy, arriba, está Kari Limbo que pone cara de pensárselo. A la derecha de esta está Power Girl con cara de desesperación, debajo a la derecha de guy, está Fuego poniendo cara de asco. De fondo hay lo que parece un corazón roto.

El más reciente DC Special -no los llaman así, pero ya sabemos que lo son- sirve para recordar que hace unos años que sacan especiales temáticos a ver si así cuela y, de paso, para probar autores y conceptos. Salir sale regular, pero me va a dar para hacer un posteo algún día, así que no vamos a gastar aquí la bala.

Y sí, alguien pensó que era buena idea que Guy Gardner fuera la cara del especial de San Valentín de este año.

14) Dead Romeo (2009)

Portada de Dead Romeo en la que se ve a una especie de monstruo vampiro humanoide saliendo de un ataúd entre salpicaduras de sangre, o algo así.

En algún momento de 2009 -bueno, antes, pero nos entendemos- alguien pensó que era buena idea publicar un cómic sobre un músico de rock muerto en los ochenta que es resucitado como vampiro. Es cierto que no tiene conexión alguna con el universo DC, que no han recuperado -de momento- al personaje, y que el guionista no parece haber hecho más en DC. Pero estoy seguro de que había un buen motivo para darle esta mini de seis números a este desconocido Jesse Blaze Snider, hijo de Dee Snider de Twisted Sister, y luego publicarlo y todo eso. Sí, algún motivo seguro que hubo.

15) Demon Knights (2011-2013)

Portada de Demon Knights en la que se ve a Etringan con ropa de cruzado y una cimitarra saltando hacia el espectador con fuego detrás.

Cuando montaron los New 52 necesitaban 52 cómics. Así que tiraron un poco de todas partes. Incluyendo este Demon Knights que duraría 24 números -incluyendo un 0- en el que se pondrían medievales -cronológicamente hablando- y sacarían a parte del universo DC que a supongo que tenían en común que podían montar a caballo pero no disparar pistolas o algo. En cualquier caso, parecía lo suficientemente abierta para que alguien pensara en recuperarlos en algún momento. Cosas más raras han vuelto.

16) Detention Comics (1996)

Portada de Detention Comics en la que se ve un autobús escolar con gente dentro. A la izquierda hay un profesor molesto, saliendo por la puerta vemos a Robin / Tim Drake con pinta de mosqueo, a SuperBoy / Connor Kent que no se sabe si se ha tropezado, ha roto la puerta o qué, y, en el suelo, con en pose, Warrior / Guy Gardner poniendo cara de fastidio. Hay libros y páginas de papel volando.

Vale, un motivo muy importante para elegir ese cómic ha sido la portada que no tengo muy claro qué pretende mostrar.

Dicho esto, lo de dentro eran tres historias cortas, puntos distintos sobre el asunto escolar. En la primera, Robin/ Tim Drake es espectador de la evolución de un caso de acoso escolar. En el segundo, Superboy/ Conner Kent vive una demostración del too cool for the school con alguna página completamente increíble, por último Guy Gardner / Warrior hace su propia versión de El Sustituto. Como lo más GENIAL! son las ´pagina en la de Superboy aquí las tenéis:

Página interior de la historia de Superboy en la que vemos al profesor de literatura declamando sonetos de Shakespeare rodeado de señoritas en bikini. Entusiasmadas y pidiéndole que siga. Superboy no entiende qué es lo que está pasando.
Página siguiente del mismo cómic, Superboy exige saber qué ocurre, el profesor se va a hablar con él, las mujeres le piden que no se vaya y que les recite uno más. 

Superboy y el profesor se van al aparcamiento, allí el profesor le dice que los sonetos de Shakespeare son muy románticos y que a las chicas le gustan. Superboy dice que vale, pero que un hombre como él y unas chicas como esas. Él profesor responde que la educación hace estas cosas y que son múltiples las posibilidades si se recibe. Y le suelta un discurso sobre sus bondades.

Lo único más increíble que esto es lo de que con un título siempre tendrás trabajo.

17) Doc Savage (1987-1988 / 1988-1990 / 2010-2012)

Portada de Doc Savage en la que se ve al susodicho, con el traje destrozado y una pistola, debajo de unas vías de tren, con unos mafiosos con armas acechándolo.

La historia de Savage es así, en los años ’40s los cómics los sacaban Street and Smith, en los ’60s se puso Gold Key, en los ’70s Marvel, así que en los ’80s le tocó a DC. Una prueba de cuatro números con Dennis O’Neil y los Kubert, Adam y Andy, en lo gráfico.

El éxito fue suficiente como para abrir una serie regular… en la que solo repetía O’Neil.

Portada de Doc Savage en la que se ve al susodicho y un par de compañeros, con armas y, de nuevo, el traje roto, esta vez de fondo está una construcción típica rusa.

Repetiría solo 6 números, dando paso a Mike W. Barr que siguió con Rod Whigham – con alguna mínima colaboración puntual de Morrisette o Barreto– hasta el 24.

Tras lo cual le tocó la primera mitad de los noventa a Millenium, y la segunda a Dark Horse. Y ya en 2010

Portada de Doc Savage en la que se ve a Savage en primer plano, detrás de él sus acompañantes y una serie de rayos cayendo del cielo.

Dentro de una de esas ideas de la era Didio como era el Pulpverso llamado First Wave, en el que reunía a héroes como Spirit y… bueno… Fundamentalmente estos dos. La serie duraría hasta el 18. Aunque en realidad la cancelaron tan de sopetón en el 17 que el 18 solo se publicó en digital, y porque habían dejado una historia a medias.

Luego ya lo pillaría Dynamite, que desde 2013 iría sacando series limitadas, minis, one-shots… esas cosas. Hasta 2017, de momento.

18) Doom Force Special (1992)

Portada de Doom Force  en la que se ve un grupo de superhéroes creados como parodia de los de Image y dibujados por Mignola.

Que hay que ponerlo porque hay que ponerlo, claro, pero que la tenéis más que analizada aquí, y que hemos ido mencionándolo aquí y allá, así que no podíamos olvidarnos de ello.

19) Doom Patrol (1964-1973 / 1987-1995 / 2001-2003 / 2004-2006 / 2009-2011 / 2016-2018) + Doom Patrol: Weight of the Worlds (2019-2020) + Unnstopable Doom Patrol (2023)

Portada de Doom Patrol en la que se ve ala Doom Patrol viendo una pantalla en la que un cerebro en un frasco de vidrio habla con un gorila con un fusil.

Sí, ya, la Doom Patrol, todo el mundo la conoce…

Lo que pasa es que, sin querer dedicarle un posteo entero -que nos conocemos-, lo cierto es que tienen una vida bastante extensa y, sospecho, no siempre conocida. Así que vamos a echar un rapidísimo vistazo por todas las veces que en DC le han dado serie propia. Comenzando por cuando le dieron una ajena.

Portada de My Greatest Adventure en la que se ve a la Doom Patrol combatiendo contra un anciano vestido de militar.

Aparecen por primera vez en el número 80 de My Greatest Adventure, en junio de 1963, con el éxito suficiente como para que en el 86 -ya en 1964- la cabecera tome su nombre. Ese primer volumen dura 39 números, hasta el 124 en julio de 1973. La despedida que más tiempo les tuvo aparatados de los cómics.

Portada de Doom Patrol en la que se ve a la Doom Patrol en mitad de una refriega.


La siguiente vez que les vimos fue en octubre de 1987 y duró 87 números, la más larga hasta el momento. Y sí, esa fue la de Morrison… que ni la empezó ni la terminó. La comenzó Kupperberg, que duraría 18 números -y un número especial cruce con el Escuadrón Suicida-; Morrison la tomo del 19 al 63, durante 45 números; detrás vino Pollack, del 64 al 87, 24 números en total. Ese último número, en febrero de 1995.

Volveríamos a encontrarnos con ellos en una obra muy particular…

Portada de Tangent Comics / Doom Patrol en la que se ve una versión alternativa creada por Jurgens de la Doom Patrol.


Una versión Tangent Comics escrita por Dan Jurgens. La vida.

Por supuesto eso no significa que no hubiera otras oportunidades. El tercer volumen llegó en 2001, 22 números de diciembre de 2001 a septiembre de 2003, esta vez con Arcudi de guionista.

Portada de Doom Patrol en la que se ve una nueva encarnación de la Doom Patrol reflejada en la cabeza de Robotman.


Y para agosto de 2004 estaba ya en marcha el cuarto, con John Byrne al cargo, y que duraría 18 números, hasta enero de 2006. Que ya es mucho.

Portada de Doom Patrol en la que se ve a la JLA viendo en una pantalla a la Doom Patrol.


La siguiente serie, la quinta ya, la tuvo en octubre de 2009, 22 números en total para llegar hasta julio de 2011.

Portada de Doom Patrol en la que se ve a la Doom Patrol saliendo de una portada antigua de su propio cómic que están rompiendo.


Sería Gerard Way para el sello Young Animal cuando se acordarían de nuevo de ellos para algo así como título emblemático del sello.

Portada de Doom Patrol en la que se ve.. un burrito o algo. De desayuno. De comida, vaya. La explicación es que esto es la Doom Patrol, supongo.

Comenzando en noviembre de 2016 y hasta diciembre de 2018, 12 números en total. En teoría el último volumen propio que han tenido. En la práctica se vieron seguidos por una mini, Doom Patrol: Weight of the Worlds, de siete números y de nuevo con Gerard Way guionizando.

Portada de Doom Patrol: Weight of the Worlds en la que se ve una nueva encarnación de la Doom Patrol, incluyendo la cabeza de Robotman.

Y, para la Despedida y Cierre del sello, dentro de las Milk Wars, un cruce con la JLA. O dos.

Y… en mayo de 2023 comenzó Unstoppable Doom Patrol, 7 números más que llegaron hasta diciembre de ese mismo año.

Portada de Unstoppable Doom Patrol en la que se ve otra encarnación más de la Doom Patrol lista para atacar.

Ahora es cuando nos ponemos a hacer cuentas: 6 de My Greatest Adventures, 39 números del primer volumen, 87 del segundo, 2 especiales, 22 del tercero, 18 del cuarto, 22 del quinto, 12 del sexto, 7 de la primera mini, 2 especiales más, y otros 7 de la segunda mini. En total 224 cómics ‘propios’ como equipo.

Así que ya veis todo lo que tenéis para poneros al día antes de que ocurra lo que ya sabemos que va a suceder…

Viñeta rectangular negra en la que leemos:

The Doom Patrol will return.

20) Doomed (2015-2016)

Portada de Doomed en la que se ve una versión de la portada de Hulk de Banner convirtiéndose en el susodicho. Pero aquí es un joven convirtiéndose en Doomed, y a su lado izquierdo está su compañero de pizo y al derecho su interés romántico y su anciana tía.

Creo que lo más sencillo aquí es decir que esto es una idea de Scott LOB!dell. Bueno, la idea en general porque en realidad demuestra lo que es ser un Crisol de Ideas. Un chaval muy inteligente, con una tía anciana, que se encuentra inesperadamente modificado por un experimento científico. Bueno, más que experimento se supone que son las esporas de Doomsday o algo así, tampoco llegan a explicarlo realmente. También es un científico bienintencionado que se ha encontrado convertido en un monstruo que destroza toda su ropa y cuya violencia no acaba de controlar blablabla. Os hacéis a la idea. La idea era que, además, se trataba del vecino de al lado de Clark Kent/ Superman -en esos momentos de hace una década que vivía en un piso de soltero o algo así-, de paso aprovecha para ponerle un interés romántico científico y, total ya, su mejor amigo y compañero de piso resulta ser, en secreto, el ‘nuevo’ Centurión Escarlata. Para el sexto número estaba cancelada.

Así que Lobdell puso un aviso diciendo que lo buscaran en los Teen Titans, que ahí iba a seguir apareciendo. En el mejor de los casos aparece de fondo durante unos pocos números. Por supuesto los Titanes tampoco duraron mucho más en sus manos, pero antes de eso decidió que Doomed tenía que volver a Metrópolis a seguir con sus cosas.

Y allí es donde lo recoge en otra de sus series para DC, Red Hood: Outlaw. Resulta que en STAR Labs no le habían hecho más que pruebas, que ahora controlaba algo más el ‘monstruo’ pero tampoco demasiado y que, bueno, que volvía a pasar al fondo dentro de un grupo llamado Generation Outlaws que se sacudían sin ceremonia alguna en cuanto Lobdell dejaba de guionizar el cómic.

Y ya. La única aparición posterior, que yo sepa, es en una pantalla/holograma en la que salía ‘la gente más poderosa del mundo’ o algo igual de idiota.

Al menos mientras en DC no les de por contratarle otra vez.

21) Doorway to Nightmare (1978)

Portada de Doorway to Nightmare en la que se ve a Madame Xanadú sujetando la carta de la muerte, dibujada con un gran estilo por Kaluta.

Hay tres motivos para darle un hueco a esta otra antología de terror que duró cinco números por culpa de la DC Implosion. El primero y, supongo, principal es que presentaba a Madame Xanadu. Que aún no ha tenido película pero que hablen con Sony.

El segundo, y realmente principal, es que las cinco portadas las hizo Michael Kaluta. Kaluta… que tipo.

La tercera es, por supuesto… ese título.

Pero bueno, reciclaron los interiores que tenían preparados dentro de The Unexpected -ya llegaremos a la U también- y a ella le dieron primero un one-shot con una portada de Kaluta que debía de quedar por allí y luego un puesto dentro de DC como secundaria del Espectro.

22) Dragonlance (1988-1991)

El cómic precuela de la Dragonlance tiene un poco de todo: Magos, caballeros, criaturas legendarias, seres maléficos con ojos de color, y esqueletos. Ah, y un dragón. Es azul.

De nuevo, de esto ya hemos hablado, pero eso no evita recuperarlo porque, bueno… Así podemos aprovechar para recordar ese divertido momento en el que se pusieron a continuar la edición de una colección abierta a partir del cuarto número.

Portada de la adaptación de la Dragonalce por la propia TSR. Pone Graphic Novel. Pero este es el cuarto número y está también el sello de DC Cómics.

23) Duo (2022)

Portada de Duo en la que se ve al protagonista masculino flotando sobre un paisaje urbano nocturno, que se convierte en la cara de una mujer. La protagonista femenina, claro.

Cuando DC se pone a hacer cosas las hace a tope. Por ejemplo, montar esto de Earth M que se supone es una vuelta de Milestone. Pero esta vez como planeta, más allá de Dakota. Y con un giro, claro, con un personaje que ya conocíamos: Xombi (ya llegaremos a la X, incluso) que tuvo serie en 1994 y también en 2011. Y que en este reboot no será Xombi.

Esta vez los nanitos que entran en el cuerpo del protagonista masculino no se limitan a devorar a su novia, o no solo. Ella queda atrapada dentro de su cerebro. Y así él y ella se turnan en controlar el cuerpo de él. O algo así, es ligeramente confuso. Sobre todo porque solo duró 6 números. En los que Park aprovecha para expandir un poco los temas orientales a los que no dedicaban tanto espacio en el original. Aunque en esos seis números contaban bastante menos que la serie original en un par de los suyos.

Probablemente porque esperan que así DC les deje regresar. Total, Milestone no va a ser menos que Shangri-la.

24) Dynamic Classics (1978)

Portada de Dynamic Classic en la que se ve a Batman junto a una tumba abierta, con una mujer vestida de novia pero de negro que lleva una antorcha y a unos perros que parecen salvajes. En un recuadro se nos anuncia que este es el inicio de la muy reclamada saga de Manhunter.

Terminamos por hoy con una historia. En DC deciden lanzar Dynamic Classic, un título en el que reeditar algunas obras que no habían tenido su oportunidad. Así que sacaron este primer número en el que avisaban de que comenzaba la saga de Manhunter con reedición del Detective Comics 395. Además de un complemento del Detective Comics 437, también con el Manhunter de fondo.

Como no podía ser de otra manera, salió mal. De nuevo la DC Implosion le pilló de lleno, aquí con solo el primer número publicado. Y casi que de improviso. Solo salió este, y me sorprende incluso que saliera.

¡Hasta aquí para esta letra! Quizá algún día salga lo de los especiales, pero no hay prisa. Espero. Además, así podemos aprovechar mientras para ir pensando en las cosas que DC tiene preparadas para nosotros en la E. Y si algo os puedo decir de ella es que va a ser…

Portada de Extreme Justice en la que se ve a un grupo de personajes conocidos de DC: The Atom, Maxima, Blue Beetle y Boster Gold, están todos como con más m´usculos, más brillos, más roturas, más gritando, en un paisaje de fuego y rayos, con Atom atacando lanzando sus poderes. O algo.

¡EXTREMA!

Boquitas Pintadas

La semana pasada os prometía -un decir- que os contaría la historia de Web Woman. Así que supongo que es el momento. Y también es el momento de intentar que no se me vaya el asunto de las manos.

Así que hablemos de Web Woman, de los Super 7 y, por supuesto, de la Filmation

Imagen de Web Woman en la que vemos a nuestra heroína en un entorno lleno de una vegetación extraña. La susodicha Web Woman es una mujer con pelo rojo largo y suelto, lleva puesto un body violeta con cinturón y brazaletes de un color más oscuro. El cuello, también más oscuro, tiene forma de W. Además, lleva una mezcla de capucha y casco como con dos antenas hacia atrás, las antenas y un antifaz negro, con un centro igual de negro también creciendo hacia detrás, de extienden sobre una capucha del mismo color  violeta del mismo tono que el body. Ah, y lleva los labios pintados.

Imaginad… Reseda, 1963, una joven de enormes pechos… Bueno, no tan grandes, que aún no eran los noventa.

En las oficinas de la Filmation están decidiendo qué es lo siguiente que van a montar. Creada por Norm Prescott, Hal Sutherland y, sobre todo, Lou Scheimer. Habían intentado distintas cosas a principios de los setenta, como una serie sobre Jesús, sobre un niño y su perro o sobre Los Hermanos Marx. Nada acabó de funcionar -especialmente el intento de secuela para El Mago de Oz– y acabaron donde uno esperaría que acabaran estas cosas: En los cómics.

Se aproximaron a DC Cómics, en aquel momento aún National Periodical Publications, para realizar un par de adaptaciones. De esa colaboración saldrían en 1966 The New Adventures of Superman y The Adventures of Superboy. La empresa, que se había formado en mitad de la producción de la serie Rod Rocket, y había tomado su lugar, encontraba así su primer creación ‘propia‘. Luego vendría alguna más al margen, como crear dibujos a partir de películas de FOX.

Pero el éxito con los supes les ayudó a crear también Aquaman -yo qué sé, irían por orden alfabético- y crear en 1967 el ‘contenedorThe Superman/Aquaman Hour of Adventure que añadiría a las tres series también fragmentos de Teen Titans, The Flash, The Atom, Green Lantern, Hawkman y hasta la Justice League of America. -Aunque sin advertir a los epilépticos de nada-. Al año siguiente añadirían a Batman (The Adventures of Batman). Y se irían a por más cómics, con Archie (Archie, Sabrina, etc..) lo que facilitó un trato. O dos.

En 1971 la Kinney estaba en mitad del follón de separarse en dos empresas, una de ellas con Warner en el título. Warner había sido adquirida en 1969 y en Kinney estaban viendo qué y cómo hacerlo, pero lo que tenían claro es que había que aprovechar los recursos comunes. De ahí que Warner decidiera cerrar un trato con Filmation para que estos últimos hicieran dibujos animados sobre las producciones de DC. Líos empresariales, ya sabéis.

Pero es que, además, los fundadores originales se habían largado. En 1969 vendieron la empresa a la compañía TelePrompTer, que se encargaran ellos. Entre medias habían ido teniendo éxito y expandiéndose con series como Will the Real Jerry Lewis Please Sit Down, Lassie’s Rescue Rangers, Fat Albert and the Cosby Kids o Star Trek: The Animated Series. Pero cuando tuvieron que hacer su primera serie ‘de imagen real‘ optaron por volver a DC y montar Shazam! (1974-1976) , algo que seguiría con The Secret of Isis -vale, y también con The Ghost Busters, pero no creo que haya que hablar con ellos- y una vez tienes a esta gente… Pues ya puedes montarte casi cualquier cosa. Más aún si resulta que The Secret of Isis -además de optar al título en la discusión por la primera superheroína televisiva de ‘imagen real’– acabaría apareciendo en los cómics de la DC y convirtiéndose en un personaje más de la compañía… un año después de la aparición de la serie.

En estas estaban cuando decidieron aprovechar para montar otro de esos contenedores. En 1976 habían creado Tarzan, Lord of the Jungle, en 1976 The New Adventures of Batman, en 1977 The Batman/ Tarzan Adventure Hour que reunía capítulos de ambas. Así que el siguiente paso era montar algo incluso más grande. Y ahí es donde entra: Tarzan and the Super 7.

El programa contenedor de Tarzan and the Super 7 tenía, de nuevo, a Tarzan y Batman, tenía también una serie de ‘imagen real’, Jason of Star Command -una especie de continuación rara de la anterior Space Academy (1977-1979) y cuatro series animadas nuevas.

Las cuatro series con bastante miga, sin duda. Por ejemplo, Superstretch and Microwoman es el primero en un montón de cosas, es lo que tienes cuando pones de protagonistas a una pareja afroamericana casada en la que ella se miniaturiza y él se puede estirar todo lo que quiera y adoptar formas extrañas. Muy funky.

Imagen con los dos protagonistas, son afroamericanos con afros no muy grandes, él lleva una camiseta rosa con una raya roja, ella va de blanco y su raya es amarilla.
Imagen de anuncio en el que vemos un recuadro amarillo que dice: Exciting surprises in all shapes and sizes!

Luego vemos a los dos personajes centrales, con sus nombres en ellos, a la derecha está Micro Woman, a la que vemos haciéndose pequeña con varias siluetas de mayor tamaño y en orden, también vemos el nombre del otro, que estira su cuello, brazo y oreja.

Y Manta and Moray nos presenta al soberano de los siete mares -algo así- que pertenece a la perdida civilización de Mu pero ahora es el último de su raza, y que combate el crimen (oceánico, más o menos) junto con una joven que ha sido creada por… no sé, delfines, focas, algo así. El asunto es que esta y la anterior marcaron un punto de inflexión con DC. Porque tenían la absolutamente ridícula opinión de que les estaban trampeando para copiar a sus personajes de Aquaman o Plastic Man. Qué ideas más ridículas, eh.

El asunto llegó a los tribunales que, más o menos, le dieron la razón a DC -si os hace mucha ilusión podéis leer más aquí – y significó el final de la colaboración entre ambas empresas a partir de 1982. Año en el que este contenedor, que había pasado a llamarse Batman and the Super 7 usando reposiciones y sacando Jason of Star Command y Tarzán del contenedor, dejando solo 5 series. -¿De dónde sacaban el 7 ahora? Aunque… si era X+7… ¡Tendrían que haber sido 8 en total! (De hecho, Saturday Mornings Forever asegura que había otra serie que tendría que haberse emitido pero la cadena decidió prescindir de ella) A saber- marcó su última colaboración, The Kid Super Power Hour with Shazam! (que tenía capítulos de Shazam! en dibujos animados y también de la serie igualmente animada Hero High, con aparición de Isis, claro) cerraran.

Otra de las series era The Freedom Force. Puede que pensáis que ahí es donde salía Web Woman. Pero no, la de Freedom Force era Julia Carpenter. En Marvel no se andan con chiquitas. A ver por qué creéis que todas estas series se llamaban Shazam! y no Capitán Marvel. La que sí salía en Freedom Force era, por supuesto, Isis. Que había reclutado a un grupo de gente para llevar a cabo acciones. ¡QUE BIEN SE LE DA ESO A ISIS! Aprovechan para sacar, además, a otro que había estado por allí, Hércules de los Space Sentinels -originalmente Young Sentinels, pero estrenaron nosequé película de guerras en el espacio y había que aprovechar-, y luego ya un no-tan-viejo Merlin, Simbad y un sidekick, y el Super Samurai.

Lo que nos trae, finalmente, hasta Web Woman.

Puede que a DC no le hiciera gracia alguna lo de Plastic Man y Aquaman, pero llegaron tarde. A Marvel, sin embargo, le dieron el queo de que tenían intención de que una de las series se llamara Spider-Woman y les faltó tiempo para montar una estrategia en dos partes, la gente de legal corría a registrar el nombre en todas sus iteraciones y los creativos montaban deprisa y corriendo un cómic en el que poder fundarlo con los resultado que ya conocemos.

¿Qué decidió Filmation entonces? Pues tirar para delante cambiando el nombre, que es lo habitual.

Web Woman apareció en 11 de las 33 entregas del formato, que no está mal. Decían en Saturday Mornings Forever que se turnaba con Superstretch and Microwoman, y también ofrecían una imagen del concepto original. De hecho, si queréis un texto más serio probablemente sea mejor que mi versión intentando encontrarle el sentido a esto.

En esta imagen de primera versión vemos un fondo verde con una telaraña, el pequeño compañero es peludo, una mezcla de distintos animales, como entre un ewok y una araña, pero lo importante es Web Woman.

Su color de pelo es largo, suelto y rojo, aunque de un color más oscuro. Lleva un traje de cuerpo entero, ceñido, sin nada al aire, de color azul oscuro, acompañado por una parte inferior de baño de color amarilla y una superior en la que parece que fuera una solapa extraña en rojo y amarillo. En la cabeza lo que lleva es una especie de casco con un antifaz. En su centro hay dibujado una araña roja.

La historia es un poco complicada pero, por algún extraño motivo, también familiar. La joven Kelly Webster (¿lo pilláis, eh, eh, eh?) es una científica de la NASA que un día se encuentra con un alienígena insectoide al que salva de morir ahogado, él la recompensa con un anillo que le da enormes poderes y también un vehículo con forma de insecto. Ah, y también le dan un ayudante miedoso mitad ¿araña? ¿gato? ¿perro? ¿rata? ¿mono? ¿murciélago? ¿castor? ¿escroto?, mitad… mira, si no sé lo que es la primera mitad imagínate acertar lo que es la otra mitad. Lo único que puedo suponer es que el regalo del día del padre lo mandaría con ayuda de una tabla de encuentros aleatorios.

El anillo le otorgaba un traje -vamos a suponer que inteligente, pero ojalá ver a algún hombre usándolo- cuando decía algo así como «Insecto poderes… ACTIVACIÓN!», no exactamente como una magical girl (espera, ¿aún se puede decir magical girl?) sino más como ShazY UNOS INCREÍBLES PODERES. Unos fabulosos poderes insécticos, de hecho. Por ejemplo, lanzaba gas somnífero. Que es algo que los insectos que llevan anillo siempre hacen. Y también cosa de las arañas, como unas telarañas que hacen también de campo de fuerza. A ver, que los poderes insectuales eran extraterrestres, vete tú a saber lo que hacían los insectos de por ahí fuera. Lo mismo mataban al Tercer Doctor y todo. Sea como sea el alienígena tampoco se había ido muy largo porque le había dejado una especie de bola roja enorme en la… ahm… insectocueva… a través de la cual le hacía llamadas de zoom para indicarle problemas o encargarle misiones. (Misiones aceptables para la Asociación de Padres Televidentes -algo así- del momento, que eran los que intentaban que la televisión fuera educativa, los muy mensos)

Otra imagen con Web Woman, en un ambiente entre lo moderno y las telarañas, ella lleva el traje y se está sujetando una de las muñecas.

¿Qué es lo que sí que os puedo contar?

Pues que, de momento, os podéis ver ¿todos? los capítulos por aquí:

Ahora, a vuestro riesgo.

Lo cierto es que tras la cancelación no volverían a recuperarla, ni la sacarían en cómics, ni nada. Total, en Filmation estaban muy ocupados, primero por la compra en 1981 de TelePrompTer y todas sus propiedades -esta incluida- a manos de Westinghouse -sí, la de los electrodomésticos-, y también con He-Man y She-Ra y Los «Auténticos» Cazafantasmas y todo eso…

Al menos hasta que Westinghouse decidió que iba a dedicarse a otras cosas -luego compraría la CBS y pasaría a tomar su nombre, pero esa es otra historia de casi una década después-, así que le vendió Filmation a… L’Oreal.

Bueno, a ver, en realidad fue a Paravision International, que era una rama de L’Oreal. Y a la que le prepararon la sorpresa de cerrar los estudios de animación en mitad del proceso de venta. Porque ellos lo valen.

Primer plano de Web Woman mirando a cámara, con el fondo modernista con telarañas.

L’Oreal no volvería a abrir los estudios, ni falta que les hacía. De hecho, unos años más tarde vendieron ese fondo -bueno, de lo que tenían derechos, ya sabéis aquello de los acuerdos- a Hallmark que, a su vez, se lo venderían a… bueno, os lo resumo: Tras una serie de comprar, recompras y matrioskas empresariales ahora mismo lo tiene DreamWorks/ Universal/ NBC / Peacock… Iba a decir Lagarto Spock, pero los dibujos de Star Trek lo recuperaron en Paramount. En realidad la única persona que de cuando en cuando parecía que quería recuperar el nombre Filmation era Lou Scheimer, y hasta eso se terminó en 2013 con su muerte.

Así que si queréis que recuperen a Web Woman, ya sabéis a quién se lo tenéis que preguntar. Bueno… Lo mismo no tenéis ni que pedirlo, son capaces de montar una película o algo:

El embeleso de la Mujer Araña

Cuando Sony decidió que iba a hacer películas con los personajes de Spider-Man una de las primeras cosas que anunció era que tenían un proyecto para que lo protagonizara una mujer. Rápidamente las apuestas fueron a por La Gata Negra, Tía May y, por algún motivo, Spider-Woman. Al final la película que ha salido adelante ha sido Madame Web. Y si para eso han tenido que hacer cambios en los tebeos, pues se hacen.

Bien es cierto que durante tiempo no se sabía qué iban a hacer. Entre noticias y rumores, además de la famosísima Black & Silver co-protagonizada por Black Cat y Silver Sable, y que ahora mismo se supone que va a ser tres películas (una para cada una y luego la peli juntas) pero para cuando termine el año posiblemente no sea ninguna; también se supone que se pensó en un thriller con Jessica Drew, en una peli juvenil con Spider-Gwen o con May Mayday Parker, en algo parecido a Spider-Verso pero con mujeres y, por motivos que solo puedo atribuir a una Singularidad de la GENIALIDAD!, a Trouble.

La decisión final parece haber sido hacer un batiburrillo. Lo que, como poco, resulta consistente. Sobre todo con el personaje de Spider-Woman. Porque para eso va a ser de lo que hablemos hoy. Y para los que se quejan de los post kilométricos y que me voy a terminar el espacio de internete he tenido una nueva idea para contar esto. ¡EL POST DENTRO DEL POST!

PERO… ¿QUIÉN FUE LA PRIMERA SPIDER-WOMAN?

Página del Spidey Super Stories número 11 en la que vemos a Spidey atrapado por El Buitre, pero llega para salvarle una mujer afroamericana con un traje similar al de él, le va a dar una patada al buitre y vemos que en la planta del pie tiene succionadores para replicar la capacidad arácnida de subirse a las paredes.

El Buitre dice: I don't Believe My Eyes!

El titular nos dice:
Is this the END of...
SPIDER-MAN?
Or is it the BEGINNING of...
SPIDER-WOMAN?

La primera Spider-Woman en aparecer lo hizo en 1975 y se llamaba Valerie. Valerie la Bibliotecaria, en concreto. Era parte de The Electric Company, ese programa en el que Spidey aparecía regularmente. Un programa educativo y que mostraba bastante diversidad, por lo menos en la parte racial, y de ahí que sacaran Spidey Super Stories, el mismo nombre de su sección en el programa. Si aquella era una versión de ‘imagen real’ -la primera de Spidey– su paso a los cómics nos permitió cosas como esta imaginación de una Spider-Woman. La pesadilla de los malhechores y de los Republicanos: Mujer, negra, bibliotecaria.

No apareció mucho, eso sí. Aunque la colección duró 57 números. Lo que lo sigue poniendo en la parte de arriba de las series de Spidey. Y, como veis, demostró ser una serie innovadora y presciente en muchos aspectos.

Viñeta en la que vemos a Valerie, la Spider-Woman yéndose trepando por una pared, Spider-Man la sigue, ella dice:
This town is BIG enough...
...for one more SPIDER-PERSON.

Pero muchos,

Viñeta en la que vemos a tres señores sin máscara disfrazados de Spider-Man. El texto dice:

I think there are THREE spideys! They each take TURNS at being a Super-Hero.

muchos.

DE ARAÑA A MUJER

Por lo demás, podemos avanzar dos años. Hasta el Marvel Spotlight #32 en el que la visión de Stan Lee llegó, una vez más, a los quioscos -o donde sea que se compraban en los setenta los cómics- demostrando su pensamiento privilegiado. Y su decisión de no callárselo. Por ejemplo, cuando le hicieron una especie de entrevista en la Universidad James Madison que luego fue reproducida por The Comic Journal.

Y en la que dice, directamente:

ASKERGEN: This is on a little bit more immediate level. In some pieces Marv Wolfman has had published in a couple of fanzines, he mentions in passing that you wanted to make some changes in the Spider-Woman character…

LEE: I haven't even read the damn thing. [Laughter] I may have said it and I don't remember, maybe it was the costume or something.

ASKEGREN: What type of thinking went into that character — was it just a name that popped up?

LEE: Yeah… you know why we did it, really? I suddenly realized that some other company may quickly put out a book like that and claim they have the right to use the name, and I thought we'd better do it real fast to copyright the name. So we just batted one out quickly, and that's exactly what happened. I wanted to protect the name, because it's the type of thing someone else might say, “Hey, why don't we put out a Spider-Woman, they can't stop us.”
ASKEGREN: DC's got a Power Girl…

LEE: Exactly, and I'm pretty annoyed about that. In fact, that reminds me, I've got to ask the lawyer— she's supposed to be starting a lawsuit about that and I haven't heard anything. I don't like the idea…

You know, years ago we brought out Wonder Man, and they sued us because they had Wonder Woman, and me, being a gentleman [Laughter], I said okay, I’ll discontinue Wonder Man. And all of a sudden they've got Power Girl. Oh boy. How unfair. Yeah, I’ll remember to check into that one. [Jokingly] Heads'll roll.

Ah, sí… ¡DEPRISA, AL ALTAVISTAMÓVIL!

ASKERGEN: Esto es en un nivel un poco más inmediato. En algunos artículos que Marv Wolfman ha publicado en un par de fanzines, menciona de pasada que quería hacer algunos cambios en el personaje de Spider-Woman…

LEE: Ni siquiera he leído esa maldita cosa. [Risas] Puede que lo haya dicho y no lo recuerdo, tal vez fue el disfraz o algo así.

ASKEGREN: ¿Qué tipo de pensamiento entró en ese personaje? ¿Fue solo un nombre que apareció?

LEE: Sí… ¿sabes por qué lo hicimos, de verdad? De repente me di cuenta de que alguna otra empresa podría publicar rápidamente un libro como ese y afirmar que tiene derecho a usar el nombre, y pensé que sería mejor hacerlo muy rápido para proteger el nombre. Así que eliminamos uno rápidamente y eso es exactamente lo que pasó. Quería proteger el nombre, porque es el tipo de cosas que alguien podría decir: «Oye, ¿por qué no sacamos una Mujer Araña? No pueden detenernos».

ASKEGREN: DC tiene una Power Girl…

LEE: Exacto, y eso me molesta bastante. De hecho, eso me recuerda que tengo que preguntarle a la abogada; se supone que va a iniciar una demanda por eso y no he oído nada. No me gusta la idea… Ya sabes, hace años sacamos a Wonder Man y nos demandaron porque tenían a Wonder Woman, y yo, siendo un caballero [Risas], dije está bien, descontinuaré Wonder Man. Y de repente tienen a Power Girl. Oh chico. Que injusto. Sí, recordaré comprobarlo. [En broma] Rodarán cabezas.

Efectivamente, Spider-Woman aparece en 1977 por el motivo más noble posible: Que una empresa pueda ejercer los derechos de copyright sobre un nombre, sin importarles mucho el contenido.

Os preguntaréis si realmente tenían un motivo para pensar que eso iba a suceder. Y yo os diré que de Web Woman hablaremos otro día.

Así que volvamos a los cómics.

Portada del Marvel Spotlight 32 en el que se anuncia a The Spider-Woman y se anuncia que dentro viene su origen. La vemos lanzándole un 'venom blast' a Furia. Y va con la parte superior de la cara tapada por una capucha.

Por obra de Archie Goodwin (en su doble papel de guionista y editor) y Sal Buscema -a partir de un diseño de Marie Severin, ¿podría haber dibujado el número Severin? Eso es otra pregunta.- conocemos a… Arachne. Sí, aún no era Jessica Drew, ya llegaremos a eso. Arachne es…

Página que narra el pasado de Spider-Woman, con ella huyendo de una muchedumbre que la acusa de ser una bruja y un señor con pinta de cacique franquista que la mete en HYDRA

Una joven con poderes a la que acusan de bruja en un pueblecito centroeuropeo y a la que el odio de sus conciudadanos lleva a unirse a una organización criminal. Un argumento nunca antes visto.

Página del pasado de Spider-Woman en la que vemos que los doctores experimentan con ella, la entrenan, la convierten en la persona que vemos ahora. Y también cómo se enamora de uno de HYDRA que le dicen luego que ha sido Capturado por Furia.

Pronto se convierte en un valioso operativo, especialmente cuando se echa novio, y ese novio es capturado por SHIELD, y ella jura vengarse.

Y lo hace.

Al menos… hasta que descubre que en realidad son… FAKE NEWS.

Viñetas en las que se ve una grabación en la que se muestra cómo el novio de Spider-Woman se metió él solito en SHIELD para que ella fuera a acabar con Furia. Y también como ella se da cuenta de que la han utilizado.

¡Él nunca la amó! ¡Sólo quería usarla para acabar con Fury! ¡Ni siquiera la acepta, la considera una repulsiva criatura! ¿No es como para cortarle la… ¿Qué? Es de HYDRA, le volvería a crecer. Bueno, sí, le crecerían dos y sería un follón, tenéis razón. Mejor no cortarle la… cabeza.

Total, que se va a hablar con su jefe y este le confiesa que sí, que efectivamente y que, de hecho, tiene un origen secreto. Tiene mucho mérito porque tardar 7 páginas en retconear un origen debe de ser algún récord incluso para Marvel. Total, que descubrimos que detrás de esta joven a la que sus conciudadanos acusaban de bruja y blablabla estaba…

Página en la que el mandamás de HYDRA decide contarle la verdad, según la cual el Alto Evolucionador la hizo evolucionar desde una araña, como el resto de personas-animales le dio la espalda y como ella huyó de Wundagore.
Viñetas en las que vemos como tras huir de Wundagore Spider-Woman se hace pasara por una mujer normal, encuentra un novio, pero una broma de unos lugaremos hace que le dispare un venom-blast. Esta chica.


¡EL ALTO EVOLUCIONADOR! Sí, y los Caballeros de Wundagore. No sabemos si Bova la cuidó cuando era pequeña, eso también es cierto. El asunto es que Arachne le queda claro que, en realidad, es una araña con forma de mujer. Y no es el único recuerdo desbloqueado.

Por supuesto ella, como buena superheroín… supervill… como buena pers… como buenamente pudo se lo tomó con entereza.

Viñeta de un primer plano de la cara de Spider-Woman, está desencajada, caen como lágrimas de sus ojos y grita:

OH, MY GOD! THAT'S what traumatized me! That's what I couldn't BEAR! I remember! I REMEMBER!

Más o menos.

La aventura acaba con ella habiendo ayudado a SHIELD a acabar con ese grupo de HYDRA, pero sin cruzarse con ellos. Dando vueltas perdida.

Como buena añagaza editorial podría haberse quedado ahí. Pero estaba Marv Wolfman por medio. Que estuvo convenciendo a Stan Lee de que le diera una oportunidad, que él tenía ideas. Eso le llevó a una aparición en Marvel Two in One que usó durante cinco números, y con Ron Wilson de dibujante, para una miniserie de lanzamiento encubierta que se centraba en lo que claramente necesitaba más. Una nueva revisión de su origen.

Viñeta en la que vemos a Spider-Woman (Aún con la capucha) y Mordred en la que el primero le dice:

Now, woman... Belive me when I speak: Thou art hauman... Thou art a female born.

Que quede claro que no es una araña convertida en mujer sino… otra cosa… Pero definitivamente una mujer. Ya está bien de discusiones y definiciones.

Una vez que ya estaba claro que era una mujer y no una araña, y por tanto al lector no tenía que darle asco… ahm… leer sus cómics. Eso. Tocaba la segunda parte del plan.

Viñeta en al que vemos a Spider-Woman y Mordrerd acercándose mientras hay una puesta de sol o algo. Él le promete que pronto tendrá una nueva vida que vivir. Un cuadro de texto nos avisa de que pronto habrá una serie regular del personaje con Marv Wolfman y Carmine Infantino.

Una vez puestas las piedras para lanzarlo pudo, por fin, hacerse la serie regular.

LA SEGUNDA PRIMERA MUJER ARAÑA.

Portada del número 1 de Spider-Woman en la que la vemos agarrada a una pared, enfocada por un foco y  con varios malhechores alrededor que la apuntan con sus armas o disparan.

En la que se hacían algunos cambios claramente necesarios. Y no me refiero a poner a Carmine Infantino a dibujarla. No solo. Por ejemplo, en su origen. Sí, otra vez. Volvemos a Wundagore y El Alto Evolucionador, -que a estas alturas ya debe de ser El Jarto Evolucionador, qué digo, el Jartísimo– pero esta vez…

Viñetas en las que vemos al Alto Evolucionador en su versión científico, y a los padres de Jessica, también de científicos, hablando con él. El padre estudia arácnidos en lugar de evolución, y propone que la unión de ambas disciplinas es lo mejor para asegurar la supervivencia ante cualquier cosa que suceda. La joven Jessica está por ahí mirando hablar a sus mayores
Página de cómic en la que El Alto Evolucionador anima a los padres de Jessica a irse con el a Wundagore, un sitio en el que encuentran enormes cantidade sde uranio sin necesidad de profundizar, y en el que colaboran en el proyecto. Hasta un día que la madre entra asustada porque a Jessica le pasa algo malo.
En esta página de cómic los dos brillantes científicos y padres de Jessica discuten cómo es posible que la radiación le haya afectado (una sorpresa, sin duda), el Alto Evolucionador la mete en un tanque y el padre decide que lo lógico es darle uno de los sueros arácnidos experimentales. Pero parece que no responde.
En esta página vemos cómo el Alto Evolucionador quiere hacer experimentos para salvarla, la madre se niega, y de toda la situación acaba falleciendo -el padre lleva flores a su tumba-, como el padre desaparece y Jessica se queda al amparo de El Alto Evolucionador que AHORA puede hacer experimentos con ella.

Y ahí volvemos al momento del Spotlight.

En fin, ¿qué podemos decir de todo esto? Además de que un científico que dice «Nunca pensé que el uranio afectaría a Jesse» está, claramente, cerca del Nobel. Ah, sí, porque ya tiene nombre: Jessica Drew. Una chica inexplicablemente sensible al uranio.

Por supuesto, y como hemos visto de antes, Stan Lee tenía opiniones sobre cosas que había que arreglar. Fundamentalmente el traje. ¿Y qué cambia en el traje? Efectivamente, el pelo.

Viñeta en al que vemos que Jessica decide que necesita una nueva máscara y, para que la gente no sea capaz de relacionar a Jessica Drew y Spider-Woman lo que va a hacer es teñirse de morena.

La forma de lograr que no la relacionen es, por supuesto, teñirse el pelo. De esa manera nadie pensará en la chica que… ahm… ahora tiene el pelo teñido también. Parece que aún faltaba para que Hanna Montana les explicara cómo usar las pelucas.

Además, Marv Wolfman decidió escribir una extensa carta explicándose:

Extenso -mucho- artículo de Wolfman explicando cómo y por qué decidió montarse en la serie de Jessica Drew/ Spider-Woman.

Por supuesto lo más interesante es cuando dice cosas como que no han cambiado nada de lo que Goodman escribió, solo añadido. Por ejemplo, Goodman escribió Es una araña convertida en mujer y él solo añade delante Es una chica que ha olvidado su pasado y cree que. Pequeñas cosas que nada alteran.

También explica que no va a tener historias ‘estrictamente‘ superheroicas como Spidey, no va a combatir monstruos como en el Marvel Two in One y, aunque en su texto no lo ponga, ya os digo yo que tampoco va a ser una de espías como en su primera aparición en el Spotlight. Que va a combatir el crimen ‘a pie de calle’.

Ah, y también dedica un buen párrafo a explicar el nombre. Que es el de su hija. Pero porque le convencieron, eh, que él no quería.

En fin, un inicio que mostraba que Wolfman tenía ideas para el personaje.

Portada de Spider-Woman 4 en la que vemos que the Hangman la tiene atada con su cuerda.

Muchas ideas.

Portada del número 6 de Spider-Woman en la que vemos que el Hombre Lobo la ataca mientras que ella está atada por una cuerda a la silla. Y le han tapado también la boca.

Y muy variadas.

Portada del número ocho de Spider-Woman. Esta vez no la han atado con una cuerda. La han atado con cadenas. A otra persona.

Qué puedo deciros, los números pares son así.

Lo cierto es que entre la aparición del misterioso Magnus y el ponerle un novio de SHIELD -con el que se niega a colaborar-, más hacer a sus antagonistas gente como los Brother Grimm, The Hangman o El Hombre Lobo parece que hay un cierto interés por lo macabro en la serie. Al fin y al cabo una mujer necesita tener aficiones…

Viñeta de Spider-Woman en la qu mientras se retira la mordaza que le han puesto en la boca recuerda cuando The Hangman la ató y le puso la mordaza. Shibari? I barely know her!

Necesita tener VARIAS aficiones.

Pero bueno, lo importante es que Wolfman siguiera con la… ah, cierto. En el número 9 (1978) decide dejar la colección. Y es raro…

Parecía tener cuerda para rato.

Wolfman había sido guionista y editor de la colección hasta el número 8. A partir del 9 se repartirían el trabajo entre Mark Gruenwald -el guión- y Roger Stern -la edición-. Infantino aguantaría a los dibujos. Gruenwald seguiría con la idea de meter elementos en el lado de lo grotesco, incluyendo la decisión de que las feromonas de Jessica inducían al terror y debía corregirlo. La llegada de Gruenwald coincidía, además, con la aparición de la serie de animación -bueno, más o menos animación- del personaje aprovechando un acuerdo de Marvel. Sería la última serie de DePatie-Freleng Enterprises / Marvel Comics Animation, que ya habían colaborado con la ABC a finales de los sesenta. Y que a finales de los ’70s regresan, en general con la NBC, hasta que Web Woman -sí, ya, prometo hablar de ella en algún momento no tan lejano– puso a Marvel a moverse para sacar adelante esta.

Por suerte este no es un posteo sobre las series de animación de Marvel -apuntadlo para futuros- así que volvemos a los cómics. En los que esta popularidad se vio reflejada en… Nada en absoluto.

GUIONISTAS, DIBUJANTES, EDITORES Y TODO LO DEMÁS

En esos nueve primeros números la serie había pasado de ser una de las más vendidas a una más. Daba igual los esfuerzos de Wolfman o la decisión -suya y de Stan Lee– de mantenerla separa de Spidey. Parecía que eso no ayudaba a las ventas. Y eso llevó a la siguiente decisión. En el número 20, en agosto de 1979, por fin se cruzarían sus caminos.

Portada del número 20 de Spider-Woman en la que vemos cómo por fin se ha producido el encuentro entre ella y Spider-Man.

No solo eso, sería, además, la señal de un cambio. Otro. Infantino se haría ido de la serie en el 19 y Gruenwald se quedaría solo hasta ese mismo número 20. A partir de ahí se haría cargo de la colección Michael Fleischer. El problema es que seguían teniendo problemas. El número 20 presentaba al nuevo dibujante, Frank Springer, que duraría solo hasta el 22. A continuación Trevor von Eedon aguantaría dos números, hasta la entrada de Steve Leialoha en el 25. Para entonces habría entrado también, por fin, un nuevo editor. Porque Roger Stern se marchó en el 19 y del 20 al 24 había estado ejerciendo Jim Shooter en un doble puesto como Editor en Jefe y Editor de la colección. Hasta que logró meter a Denny O’Neil.

El problema más obvio es que para ese número 25, que debería haber servido para celebrar los poco más de dos años continuados de la serie, el recuento que se hacía era de tres guionistas, cuatro dibujantes y otros cuatro editores. Un carajal que demostraba lo que los lectores notaban: Nadie tenía muy claro qué hacer con el personaje. Algo que se notaba también en los secundarios.

Los dos secundarios de Wolfman: Magnus y Jerry Hunt, habían desaparecido de la serie con Gruenwald, el primero en mitad de una desaparición que nunca se habían molestado en explicar demasiado, el segundo poco menos que en un coche para que se largara. Gruenwald no creó más que a una secundaria, Lindsay McCabe y, en realidad, solo apareció en tres números, dos de ellos hacia el final de su estancia. y su estatus como amigas solo se cimenta… en su último número en la colección.

Cierto es que Gruenwald hizo cosas con otros cabos sueltos de la marcha de Wolfman, como la historia detrás de Brother Grimm. Quizá no muy bien anudados, pero algo era. Le toca a Fleischer organizar las cosas, y primero lo intentó con un espantoso personaje masculino como novio. Con un intento de darle un policía ‘de apoyo’. Con el intento de usar más a McCabe. Y con un secundario que era también para verlo. Además de eso la convirtió en cazarrecompensas.

El resultado fue… digamos que irregular en el mejor de los casos. Para este 25 se había quitado -menos mal- de en medio al novio, también a McCabe, del policía se acordaba a ratos. Así que solo quedaba… el secundario.

Scotty McDowell era un criminólogo en silla de ruedas que reunía la información y ayudaba a Jessica. Un personaje que siempre se estaba quejando de que no se fijara en él más que como ayudante.

Las ideas de Fleischer habían sido… particulares. Incluida una historia con un asesino payaso. No, no un payaso asesino sino algo más cercano a… la realidad, digamos.

Página del Spider-Woman de Fleischer en la que una mujer descubre que su marido lleva... MAQUILLAJE... DE PAYASO!

Y procede a echarle la bronca diciéndole que sabe que su sueño era unirse a un circo y ser payaso pero que no le iba a dejar. El marido, apocado, dice que por eso se hizo CONTABLE. Así que la mujer empieza a gritarle que quiere llevar una vida NORMAL y que si quiere disfrazarse de payaso de cuando en cuando a ella no le importa siempre que sea DESPUÉS del trabajo y llegue a casa LIMPIO. El hombre, avasallado dice Y-yes, dear!.

Una página GENIAL!, sobre todo si tienes en cuenta que está usando a esta mujer para justificar que el tipo, en lugar de divorciarse, se disfrace de payaso y asesine mujeres.

O algún nuevo supervillano como… ahm…

Viñeta de Spider-Woman en la que la vemos sosteniendo un periódico con el titular:

GRINDER CHALLENGES SPIDER-W...

Y una imagen del susodicho (un tipo mazado y con arneses que lleva algo que gira en la cabeza.

Ella exclama:

WHA..?!

Fleischer entró en el número 21 y saldría en el 32. Tras un nuevo intento de que aquello funcionara, que incluía que el ayudante sufriera una transformación en el supervillano The Hornet. E incluía la participación de The Fly en la trama.

De nuevo el final de la etapa coincidió con un intento de relanzamiento por parte de la editorial. Aparición en un Marvel Two in One junto a Hulk, escrito por Steve Grant y dibujado por… Infantino. Así como un cameo en Amazing Spider-Man.

El número 33 fue de transición, con un guión de DeMatteis que entró aquí como podía haber ido en cualquier otro lado y en el que Spider-Woman pintaba poco o nada. Pero todo fuera por preparar al nuevo equipo para el número 34. (Octubre 1980)

Esta vez desembarcaba un peso pesado de la compañía: Chris Claremont se encargaría de la serie. Llevaba desde 1975 en los X-Men, había estado escribiendo números para alguna otra colección y, en general, ¿que es lo peor que podría pasar?

Claremont decidió que había que cambiar su ciudad de residencia, librarse del de la silla de ruedas en cuanto pudiera y convertirla en otra cosa. Por ejemplo, en detective privado.

Por supuesto a los genios hay que permitirles muestras de GENIALIDAD! Como dejar bastante claro que le importaba bien poco lo anterior, que así pueden decir que son RUPTURISTAS. Pero para que quedara claro que en realidad sí que se había leído los tebeos antiguos rescató a Lindsay McCabe como secundaria con, de nuevo, ningún interés por si tenía sentido o no lo que estaba haciendo. ¡Que quedara claro quién mandaba ahí!

Por supuesto el nuevo relanzamiento sirvió también para sacar al personaje en más sitios: Bubble Funnies Mini Comics que salían en los chicles o en cómics promocionales del 7 Eleven como Together for the First Time. Ya en 1980 habían sacado un disco acompañado por un cuaderno coloreable de actividades que unía de nuevo a Spider-Man con Spider-Woman, así que parecía que por lo menos por ahí podían rascar algo.

Página de uno de los cómics coloreables de Spider-Man y Spider-Woman en el que vemos, en la viñeta de arriba, a los dos Spideys habiendo atrapado a Kingpin, con las manos atadas por telaraña y la boca cerrada con la misma sustancia.

Debajo hay un laberinto en el que se nos pide que descubramos a dónde ha llevado a Kingpin su carrera criminal, en el extremo superior izquierdo está el susodicho, en el derecho las caras de los héroes, y en el inferior izquierdo, con la única salida posible, está la cárcel.

Pero, además de esto, empezaron a sacarla en sitios como Uncanny X-Men, que para eso tenía Claremont que intentar algo, también en un Anual de Vengadores, el 10, en el que su participación casual en un momento clave del Universo Marvel facilita que salga en flashbacks de cuando en cuando -vamos, que es la persona que evita que Ms. Marvel se hunda y muera en el río cuando Pícara cuando se dedica a robarle los poderes y tirarla desde el Golden Gate. Un pasaba por ahí como otro cualquiera.-, otro Marvel Two in One, en Dazzler o considerada como Vengadora en el 221 (1982), casi a la vez que el Conquest of Champions.

En la serie regular también se intentaba por todos los medios que aquello funcionara, incluyendo visitas de personajes inesperados…

Portada del Spider-Woman 45 en la que le vemos en lo que parece el escenario de un teatro, está corriendo detrás de un Spider-Man de color verde que parece que ha robado una buena cantidad de cosas distintas.

Pero no había manera. Parecía que nadie tenía muy claro qué hacer con el personaje o cómo tratarlo o qué quería leer la gente. Así que decidieron dar otro volantazo más en el número 46 (Junio 1982). Se llevaron de nuevo a Mark Gruenwald. Pero esta vez de editor. Fue una llamada que podemos resumir en dos puntos: Hola, Mark, hemos decidido que seas el nuevo editor de Spider-Woman. y Por cierto, la cerramos en el 50, tú verás lo que haces.

Lo que hizo fue quitarse de en medio a Claremont -que había estado junto un año, del 34 al 46- y a Leialoha -que estuvo del 25 al 46, superando por dos los 19 números que aguantó Infantino en el título-, y decidir que de perdidos al río, contando con dos jóvenes rupturistas: Ann Nocenti a los guiones y Brian Postman a los lápices. Sería una etapa…

Portada del Spider-Woman 47. Con un logo nuevo sobre el que leemos THE ALL NEW, y un rediseño general de la misma. En ella vemos, también, a Daddy Longless acechándola.

TODA NUEVA.

Lo cierto es que sirvió para foguear a ambos, pero poco más. En cuatro números no da para mucho, sobre todo si el editor quiere que los últimos hagan un repaso por el personaje y la gente con la que se ha encontrado. A ratos un tanto meta. En otras prácticamente Vértigo -un poco pronto, también es cierto-. Lo cierto es que lo más sonado fue la decisión del número final. Ya desde la portada.

Portada realizada a través de un montaje fotográfico para Spider-Woman 50, vemos a Spider-Woman en una pared, mientras que un montón de personajes de la serie, sobre todo villanos, la acechan en el edificio de al lado.

En un recuadro abajo leemos: The Startling Conclusion to the Saga of Spider-Woman!

Por si os lo estáis preguntando, sí, son Ann Nocenti, Mark Gruenwald y otros miembros de Marvel caracterizándose para este fotomontaje. Por lo menos se lo pasaban bien, supongo.

Pero, además, decidieron irse por todo lo alto. La recuperación de personajes antiguos sirvió, por ejemplo, para que alguien se acordara de Magnus -probablemente Gruenwald, que es el que se lo había quitado de en medio y dejado como ‘ya veremos’- para finalmente contar su historia y pasado poniéndole junto a la protagonista en una batalla contra Morgana LeFey. Al final de la cual…

Página del número 50 de Spider-Woman, ella está, en versión fantasma, en mitad de un haz de luz. A su alrededor vemos una buena cantidad de cabezas de amigos, aliados, villanos y personas con las que se cruzó en estos números. Un recuadro nos informa que la persona hablando está haciendo que olviden su existencia.
Última página de Spider-Woman 50 en la que hay un pequeño recuadro en el que Mangus le pone la mano en el hombro y le dice que es hora de irse. Ella pide un último vistazo. Una viñeta más grande nos ofrece un primer plano en el que ella se despide. 
Debajo, en tres viñetas muy parecidas y consecutivas, vemos como ambos se van alejando hacia la luna.
Debajo leemos un texto que dice:

With profound regret, we must announce that this is the final issue of SPIDER-WOMAN

Sí, el espíritu de Spider-Woman, salido de su cuerpo para la lucha, volvía y se encontraba a su encarnación física muerta. Así que, para que no sufrieran, le pedía a Magnus que la borrara de la memoria de todo el mundo.

Por algún motivo ignoto esto sí que no gustó. Vale que tras 50 números habían tenido a cinco guionistas, cinco editores y seis dibujantes. Pero tanto como para hacer que se olvidara la gente… Con la de problemas que eso da. Por ejemplo, que te pille este número 50 justo en medio de una aparición en Capitán América. Con el último número saliendo después de esa muerte.

Así que Gruenwald, en cuanto tuvo la oportunidad, hizo para que se deshiciera esta situación. De manera literal. Porque si en su época era guionista mientras que Stern era el editor ahora él era el editor de una serie en la que Stern era guionista. Si en el número 50 de su serie (febrero 1983) sucedía esto, en Vengadores 240 (noviembre 1983) sucedía… otra cosa.

Portada de The Avengers 240, hay una cama de hospital en la que se encuentra Jessica Drew, a su alrededor hay una buena cantidad de personajes de Marvel. A la izquierda vemos al Doctor Extraño, la segunda Ms. Marvel, Hulka, a la derecha están The Shroud, La Bruja Escarlata, Tigra y La Avispa. En la pared de fondo, como saliendo se la pared, hay un fantasma disfrazado de Spider-Woman.

Así que, recuperada para la vida, por fin podía Jessica Drew volver a ser la Spider-Woman que… Ah, no, espera. Que en Marvel decidieron tirar por otro lado. Su regreso a la vida iba con el añadido de la pérdida de poderes. Y ella tampoco parecía muy molesta.

En la mini original de West Coast Avengers sale ejerciendo de detective privado en San Francisco, estableciendo que no tenía intención o ganas de mezclarse con asuntos superheróicos de nuevo.

LA OTRA MUJER

Unos meses más tarde, en julio de 1984, en otra serie con guion de Roger Stern, Doctor Extraño, veíamos al doc echándole un ojo a ver cómo iba Jessica, viéndola vestida paisano aunque colaborando con The Shroud (uno de esos personajes que ya llegará su letra) y trabajando de detective.

No fue lo único que salió ese mes. El séptimo número de las Secret Wars nos traía a…

Primera página del Marvel Super Heroes Secret Wars 7 en la que vemos a la Antorcha humana confrontando a la segunda Spider-Woman en su primera aparición. La Antorcha le dice: HEY! Who are YOU?

Ella responde: I'm SPIDER-WOMAN!

Ya nos habían dejado claro que Jessica Drew había decidido dejar su vida como Spider-Woman, así que nos podían presentar a esta nueva Spider-Woman… de la que, en realidad no se decía mucho -probablemente no lo tenían decidido- más que Spidey usaba un traje negro muy parecido al suyo. Algo que parecía pensado por Shooter para que se especulara sobre lo que pasaba en ese planeta, quién era esa persona, y cuál era su relación con el arácnido. Todas ellas cosas que… no se explicaban.

Y después de eso estuvo -estuvieron, incluso- dos años sin aparece en ningún lado.

Cuando, finalmente, esta nueva Spider-Woman reaparece lo hace como parte de la segunda versión de Freedom Force en The Uncanny X-Men 206, puesta ahí a dedo por Val Cooper. En un número que tiene, además, la particularidad de que los X-Men estaban visitando San Francisco, un par de números antes habían estado con Jessica Drew y, en este número, las dos encarnaciones se encontraban.

Dos viñetas de los X-Men, ambas en un exterior bajo la lluvia. En la primera vemos a Jessica Drew, de paisano, intentando lanzarle un 'venom blast' a la segunda Spider-Woman, que le dice "I'm a Federal Officer".

En la segunda vemos que Spider-Woman ha agarrado por la pechera a Drew, que mira a cámara pensado "En tiempos hubiera sido rival para ella. Pero ahora no tengo super-poderes. Soy tan vulnerable como Tormenta."

No mucho ni para mucho, pero se encontraban.

Y vuelve a estar con FF en X-Factor 8 y en The Avengers Annual 15, en el que rompe con ellos para ayudar a Los Vengadores. Tres meses más tarde reaparece en Iron Man 214 (Octubre 1986), en un número guionizado por Danny Fingeroth en el que el latas cede el protagonismo a favor de enormes cantidades de tiempo para ella. Conocemos su nombre, Julia, y a su hija, Rachel, en un número supervisado por Gruenwald que sirve de prólogo a la miniserie de Danny Fingeroth y Keith Pollard para esta Spider-Woman que anunciaban para muy pronto…

Última viñetas del Iron Man 214 en las que Val Cooper presenta a Spider-Woman a su nuevo enlace: Mike Clemson, 'Clem'. Al que vemos pensar "Va a ser un placer destruirte, Spider-Woman. Tras todo este tiempo... ¡la VENGANZA será servida!"

Debajo hay un texto animándonos a seguir con las aventuras de Spider-Woman con estos dos mismos autores, Fingeroth  y Pollard, en breve.

Taquiones mediante, supongo. Porque, en lugar de esa miniserie anunciada la vemos de nuevo, tres meses más tarde, contra el Escuadrón de Demolición en Peter Parker, the Spectacular Spider-Man #125–126. En el que JJJ ha tenido la idea de que si ambos son Spider-Personas deben de estar conectados de alguna manera. Lento pero seguro, JotaJota. En el lado bueno, nos dejaba viñetas… viñetas.

Viñeta en al que Spider-Woman tiene una pose arácnida que la tiene completamente descoyuntada: Una pierna haca abajo, el torso completamente tumbado, el brazo izquierdo extendido hacia fuera, el derecho retraído sujetándose y la pierna derecha doblada.

La historia la firmaba, de nuevo, Fingeroth, aprovechando que le había tocado por allí, aunque en los dos números que duró le pusieran a dos dibujantes distintos: Jim Mooney y Alan Kupperberg. Por supuesto esto no evita que acabe, de nuevo, prometiéndonos una cercana serie de Spider-Woman.

Última viñeta del  Peter Parker, the Spectacular Spider-Man 126 en al que vemos a Clem pensar que espera causarle tanto tormento como sea posible a Spider-Woman antes de que sus auténticos empleadores la DESTRUYAN! Y, de nuevo. El guionista pone un recuadro de: ¿Intrigados? Esperad a que leáis la próxima serie limitada de Spider-Woman.

La viñeta es casi la misma. Pero ahora, además de sus ganas de venganza, tenemos también la historia de ‘auténtico empleador’. Sea como sea, uno esperaría que, ahora sí, la serie de Spider-Woman -la nueva- estuviera cerca de aparecer.

En lugar de eso, medio año más tarde, ya en junio de 1987, reaparece mencionada de rondó en Web of Spider-Man que escribía… Danny Fingeroth, por supuesto. Y ya lo siguiente, tres años después, fue un cameo en febrero de 1990 en Silver Surfer: The Enslavers.

¿Qué fue, mientras tanto, de Jessica Drew? Pues allá seguía en pequeñas apariciones, en aquello de The Evolutionary War de los Anuales de 1988, y luego, ese mismo año, convirtiéndose durante cosa de año y medio en secundaria de la serie de Lobezno, de nuevo con Claremont por medio, como detective en Madripur junto a Lindsay McCabe. Habiendo recuperado algo de su antiguo poder pero ni todo, ni queriendo recuperar aquella otra vida. 10 números duraría Claremont, 6 la mantendría Peter David. A partir de ahí volvería solo en alguna ocasión a la serie. Y mientras, de nuevo, aparecería aquí y allá. Con los mutantes de Claremont ya con Silvestri dibujándolos, por ejemplo, ya en 1990.

Alrededor de un año después, en marzo de 1991, sería la segunda Spider-Woman, Julia, la que es recuperada. Aunque aún no para esa miniserie que anunciaban un lustro antes. En lugar de eso acaba apareciendo como invitada en el 70 del que ya era tercer volumen de los WACOs, que ahora habían pasado a llamarse Avengers West Coast. Lo hace, esta vez, de manos de Roy y Dann Thomas y presentándonos, siete años después de su primera aparición, su apellido. Ella es Julia Carpenter.

Primera página del Avengers West Coast 70 en la que vemos a Spider-Woman, llamándose por primera vez a si misma Julia Carpenter, agarrada del picudo tejado que nos muestra el perfil de una ciudad.

LA MUJER CON NOMBRE

A partir de ahí los eventos se suceden. Se junta de aquella manera con ellos, le confiesa su identidad secreta a su hija (en el 75), y ya que estaba en el grupo, va asomando por distintas series: Avengers -claro-, Wonder Man, Captain America, Fantastic Four, Infinity War, Darkhawk, New Warriors, Iron Man, Secret Defenders, Super Soldiers (Sí, Marvel tuvo una serie llamada Super Soldiers, ya llegaremos a la S), Infinity Crusade… hasta llegar al Avengers West Coast 100 -treinta números más tarde-, al año 1994 y, finalmente, a la famosa miniserie.

Portada del primer número de la miniserie de Spider-Woman (o el volumen dos de sus series, según prefiráis llamarlo) en el que vemos a Julia Carpenter con el pelo alborotado y la máscara desgarrada con las manos en posición de ataque mientras parece gritar.

Tan noventero como os podíais imaginar.

En cuanto a esta miniserie, supongo que no hace falta decir que a estas alturas -y por si no os lo imaginabais- ya no era obra de Fingeroth, no digamos ya de Pollard. Fingeroth había dejado de ser editor de Spidey y se había centrado en escribir otras series como Dazzler o Darkhawk. Y dedicarse a cosas más agradecidas como trabajo para museos, asociaciones o lamerle el… escribir diversos libros sobre figuras importantes del cómic. Sí. Eso.


En su lugar estaban Roy y Dann Thomas -que se habían encargado de ella en los WACOs-, y John Czop al dibujo. Así que diez años después de su presentación y ocho desde la primera vez que se habló de darle una mini, por fin había llegado su momento. Cuatro números, eso sí. Y, con ella, un pasado, un origen para los poderes y todas esas cosas. Con lo poco que habían dado de contexto siendo encajado a martillazos, a veces de manera especialmente GENIAL! como el encargado que tenía cuando trabajaba encubierta para Val Cooper, que Fingeroth había dejado claro que tenía que ‘pagar por aquello’ descubriéndose ahora que aquello era…

Viñetas de la miniserie en la que Carpenter acusa a Clem de odiarla. Él responde que antes incluso de que naciera. 

- ¿HUH? ¡Eso es una locura! ¿Cómo es posible...?

- Te odio tanto... como una AMÉ A TU MADRE.

- WHAT??
Viñeta de helicópteros volando, de uno de ellos salen los bocadillo en los que él responde que los niños siempre se sorprenden de que sus padres tienen una vida que no sale de Ozzie y Harriet (una sitcom que duró de principios de los cincuenta a mediados de los sesenta) y que él amaba a su madre pero ella le rechazó por su padre.

Julia le responde que lo que ha hecho es algo realmente retorcido. Entre otras cosas.

que el tipo era un antiguo pretendiente de su madre rechazado a favor de su padre.

Un motivo para todo ese odio tan bueno como cualquier otro, sin duda… Pero, en fin, no es lo único que nos encontramos. También que el CSA no dejó que Carpenter se llamara Arachne, por lo visto porque otra persona se había pedido primer.

Dos viñetas en las que Spider-Woman esquiva un puñetazo con pinchos y luego golpea en el mentón a la villana llamada Arachne. Mientras le dice que su nombre fue el primero que ella quiso ponerse.

La mini duró 4 números, entre que había llegado el final de los WACOs con el número 102 y que empezaba su siguiente ‘versión’, de nuevo con Carpenter: Force Works. Bueno, eso y apariciones de fondo en la muy noventera serie de Scarlett Witch, claro.

Lo que no volvió -y decir ‘volvió’ quizá es darle demasiado empaque a la mini- es a tener serie propia. Pero bueno, era 1994, era la Spider-Woman oficial, y estaba saliendo en sitios mientras que Jessica Drew estaba… ¿Dónde estaba?

Pues lo cierto es que no estaba demasiado. Alguna vez alguien contaba lo de Pícara y Ms. Marvel o alguien traía de vuelta a Morgana, y entonces caía un flashback. Poco más. Y si os estáis preguntando por qué no estoy hablando de su participación en 1994 en la -especialmente noventera- The Secret Defenders.

Portada de The Secret Defenders 18 en la que un grupo de héroes parece sufrir el ataque de distintos bichos. A la derecha vemos a un personaje femenino con un traje y aspecto MUY similar al de la primera Spider-Woman... excepto porque los colores están mucho más apagados.

Es porque ESA no es Jessica Drew ni Spider-Woman.

Viñetas interiores en las que vemos a Doctor Druida, con una cosa en la parte superior de su cabeza difícil de definir, hablando con una mujer que se cambia a una versión con uniforme superheróico, es esa versión del traje de Jessi Drew con colores más apagados. Y descubrimos que se llama Jillian Woods y que su nombre de guerra es SHADOWOMAN.

¡Es Shadowoman! Hay que ver, que todas las mujeres os parecen iguales. (Ya hablaremos de ella, pero no será hoy, ni ahora)

Así que Carpenter era la que tenía el… vamos a llamarlo Primer Plano por llamarlo algo. Lo cierto es que ese mismo 1994 se integró rápidamente en esos Force Works que siguieron a los WACOs.

Extraordinariamente noventera portada del primer Force Works en la que vemos un poco de Iron Man, a quien supondremos es USAgente y una Spider-Woman como de lado estirándose y con una telaraña con arañas de fodno.

¿Hemos mencionado ya el noventerismo? Nah, posiblemente no haga falta porque no se note.

Eso permitía que siguiera saliendo en algunas viñetas aquí y allí de distintas colecciones y cabeceras, ¡incluso de los propios Secret Defenders! Que la sacaron en sus tres primeros números y no volvieron a acordarse de ella hasta el veinte.

Noventerísima portada, llena de rayitas, de The Secret Defenders 20, en la que vemos a un monstruo azul con tres cabezas y varias caras, incluyendo la de Julia Carpenter.

Esa sería la tónica habitual hasta que dos años más tarde Mark Gruenwald decidió recuperar al personaje en una de las historias del Sensational Spider-Man Annual ’96. Por si quedaba alguna duda lo llamó The Return of Spider-Woman, y salía también la versión de Carpenter. Vamos que si salía. En la primerita página.

Primera página de The Return of Spider-Woman que pilla a Julia Carpenter en una muy comprometida postura como haciendo ejercicios de estiramento con las dorillas juntas, el culo a la derecha, lo pies sobresaliendo, las tetas de lado y los brazos estirados. El pelo le fluye sobre la cabeza como si fuera un trol de la suerte.

La historia tenía más miga, porque era el traje animado -por cierto, con pelucón negro- el que iba a buscar a Carpenter. Siguiéndolo llegaba a una casa en la que estaban Lindsay McCabe y Jillian WoodsShadowoman!), que le estaba contando que Drew estaba atrapada en un plano místico. Y allá que se van, traje incluido, para rescatarla y que vuelva a ser Spider-Woman.

Viñetas finales del númeo. Vemos a Lindsay y Jill hablando. La primera dice que no sabe cómo se lo podrá agradecer, la segunda dice que seguro que encuentran una manera. En la sigueinte viñeta hablan las dos Spider-Woman, discutiendo cuál debería de usar el nombre. Abajo hay un cuadro de texto que dice que en breve llegarán las respuestas en un próximo Spider-Man Team-Up

Dejemos de lado lo que Jillian le iba a proponer a Lindsay como pago. Lo importante aquí es… no, tampoco quién iba a conservar el nombre. lo importante aquí es el texto de abajo. Ese Keep an eye out for an upcoming issue of Spider-Man Team-Up!

Si habéis estado siguiendo esto ya sabéis que Julia Carpenter y un texto anunciando una próxima aparición suya suele acabar mal. En este caso acabó en tragedia.

Para cuando se publicó el anual Mark Gruenwald había muerto. Falleció en agosto de 1996 con 43 años y, claro, no pudo seguir adelante con sus ideas para recuperar una vez más a Jessica Drew. Hasta el punto de que para Marvel esta historia está fuera de la continuidad. Más que de costumbre, quiero decir.

Así que cuando la volvemos a ver -dentro de una especie de escuadrón de mujeres controladas mentalmente por Viper en Lobezno 125- sigue sin llevar su traje clásico. Diría que casi ningún traje, pero iban todas de verde. Ningún traje, eso si, lleva en Héroes de Alquiler 18 y 19 a finales de 1998.

Julia Carpenter por su parte, seguí en lo mismo, apariciones más en grupo que sola en series como Ultragirl (¿Qué? Sí, otra para el alfabeto) hasta la llegada en 1997 de ese nuevo volumen de los Vengadores de Busiek y Pérez que en sus primeros números sacaron gente como si aquello fuera ¿Dónde está Wally?, ella incluida. Para dejarlos ir para el 4. Y por la que no volvería a aparecer más que en flashbacks.

Lo que nos lleva a 1999. Y con ese año…

Portada de The Amazing Spider-Man de John Byrne, el MAN está tachado y encima han escrito como en un graffiti 'WOMAN'. La Spider-Woman en cuestión lleva el mismo traje de Spidey pero sin telarañas, con una versión más estilizada y con patas más largas de la araña central y con una ENORME coleta.

Una tercera Spider-Woman. De John Byrne.

NO HAY DOS SIN TRES

La historia es… no diré que sencilla porque ya sabemos que esa época de Spidey no fue sencilla, fue GENIAL!

En este caso arrancamos a mediados de 1998. En Spectacular Spider-Man 262 Norman Osborn está preparando La Reunión de los Cinco, una ¿historia? ¿evento? ¿patatas con carne? en el que está reuniendo distintos elementos poderosos que cuando se juntan otorgan o dones o maldiciones. La idea era unir las cuatro colecciones del trepamuros de cara a un relanzamiento. Y así, mientras Norman Osborn busca arriba y abajo y asistimos a media docena de tramas secundarias y terciarias -siendo probablemente la más GENIAL! la de que la enfermera que robó el bebé de Peter y MJ y que reaparece para… Bueno, da igual, ya hemos hablado lo suficiente de gente que mirar el papel pintado de la pared durante años-. Volvamos a Spider-Woman. Porque en uno de los números llama a uno de los dueños de esas piezas, el tipo se niega a participar, pero alguien acecha en las sombras. Alguien que se presenta ante Norman para sorpresa de este que dice It can’t be! Not you! Como esto es un ejemplo de ladillismo pulguero editorial -es decir pequeños puntos saltarines por todas partes que no tienen más objeto que demostrar molonosidad- ni se nos revela quién es en el siguiente número de la colección ni en el siguiente número de la historia. La etapa de Mackie y Byrne era así.

La primera vez que les vemos en movimiento es, en realidad, en el infodump de la reunión propiamente dicha, que es un evento distinto llamado El Capítulo Final. Probablemente porque nadie pensó que Spider-Man pudiera seguir tras eso. Y fíjate. Total, que en esa imagen aparece por fin Spider-Woman.

Dos viñetas de El Capítulo Final en las que vemos a los participantes de La Reunión de los Cinco. En la que se nos dice que se otorgará Poder, Conocimiento e Inmortalidad pero también condenará a dos a Locura y Muerte. Vemos que está Norman Osborn y Madame Web, también hay un señor mayor, blanco, calvo y bajito. Hay, además, lo que parecen dos jóvenes, uno de aspecto masculino y otro femenino.

¿Qué? No, no. Esa no es Spider-Woman. Es Madame Web. Un error muy común. En Hollywood les pasa todo el rato.

UN INTERLUDIO LLAMADO MADAME WEB

Madame Web está ahí después de que se junte el clásico intento de Osborn de convencerla de que se una, sus propios poderes para predecir el futuro que fallan siempre y su propia mortalidad, demostrada a través del dibujo. El truco de poner a Norman Felchle fue determinante para esto. No hay más que ver la página del Spider-Man 96 que dibujó y en el que Osborn la tienta con su juventud.

Página de cómic en la que vemos a Madame Web en la que vemos a su versión muy anciana siendo acompañada por Norman Osborn, que le lleva a un espejo en la que se la ve joven y rubia con pelazo, Norman, en su versión duende verde, la tienta, ella se recrea en esa versión joven, luego la vemos mayor y, por último, atada con tubos.

En realidad Madame Web había aparecido solo en un puñado de cómics hasta entonces. Pero en la serie de animación noventera sí que había causado un poco más de impacto. En los cómics había salido menos de media docena de veces, por primera vez en el Amazing Spider-Man 210 (Agosto 1980), luego seis meses, después aproximadamente un año más tardes (dos números seguidos en su enfrentamiento contra el Juggernaut y en el que Madame Web acaba en el hospital) y, por último, nueve meses más tarde en el 239 de la misma colección (Enero 1983) en un momento mínimo en el que Spidey pasa por el hospital a ver cómo sigue.

Y ya.

Quince años en blanco hasta que Osborn le hace esas promesas.

Por suerte, como decía, la serie de televisión noventera (1994-1998) le hizo más caso. (Y supo darle un papel más interesante). Y como su primer aparición fue en 1996 y la última en el capítulo final en 1998, con un total de 14 apariciones en total… Sí, creo que es sencillo pensar que cuando la recuperan en 1998 quizá confiaban en que los lectores la recordaran de allí.

PERO, ENTONCES… ¿QUIÉN ES LA TERCERA SPIDER-WOMAN?

Sin ánimo de ofender la inteligencia de nadie. En la foto solo hay dos personas de apariencia femenina y una de ellas ya os he dicho que no. Si Marvel fuera más progresista podría ser más difícil. Pero es Marvel. Así que podéis descartar a Norman Osborn (al menos por esta vez) y al señor calvo, gordo y bajito. Quedan dos posibilidades.

Por reducir la charla os diré que es la que lleva pendientes. Que, de hecho, es la persona que Osborn se sorprendía de ver. Martha Mattie Franklin, es la hija del tipo que tenía la pieza, tenía la suficiente edad como para no querer que la llamaran Spider-Girl y estaba allí porque estaba harta de su padre. Lo que nos llevaría de nuevo al asunto de la edad, pero mejor no.

Lo importante es que hacen el ritual, parece que han logrado unos poderes o unos problemas (que a Madame Web le ha tocado Muerte) pero luego son otros y, sorpresa, a Mattie le ha tocado Poder. Así que cuando parece que Spidey ha desaparecido decide cubrir su puesto. Algo que él acaba descubriendo en el 2 número del segundo volumen de The Amazing Spider-Man. Para el tercero vuelve a tocar otra racha de infodump. Con Byrne, Mackie y Scott Hanna al guión a la vez parece que esto es lo que se les ocurrió.

Pero eso nos lleva a la portada de antes, de nuevo. Una vez regresado Spidey parece que Mattie puede ser la nueva Spider-Woman con… bueno… una versión del traje de Spidey sacado de algún bazar y con una coleta enorme. Aunque no es la única en aparecer, porque en el The Amazing Spider-Man 5 llega… ¡La cuarta Spider-Woman!

Viñeta en la que vemos a Charlotte Webb, la Spider-Woman maligna, con un traje verde y patas de araña, que parece ir a atacar a Spidey, que sostiene a una Mattie Franklin herida.

SÍ HAY CUARTA MALA

La cosa se explica -de nuevo, vía infodump– en ese Peter Parker: Spider-Man 5. (Es curioso lo fácil que ha sido explicar todas las décadas anteriores y lo tortuoso que está siendo con esto. Será la mala suerte Parker.) Tanto, da, vamos a lo importante. Mattie resulta ser sobrina de la segunda mujer de John Jonah Jameson. Todo queda en casa.

La mala es, por otro lado, Charlotte Webb. Nieta, por lo visto, de la Madame Web original. Aunque su error fue mezclarse con el Doctor Octopus. Que la conocía de… ahm… de…

Dos viñetas en las que vemos a Charlotte con otra cara, Doc Ock dice que cuando la conoció ella era una diseñadora de moda de cierta reputación, en la segunda viñeta la vemos de cuero, entre Matrix y Dominatrix. Doc dice que ella vivía una doble vida, y que ella reconoció cualidades interesantes.

De cosas. De sus cosas. De eso la conocía.

Total, que el clásico combo de ‘experimentos con cosas‘. Con cosas diferentes a las anteriores. Y otro tipo de experimentos. Y… Mira, da igual mejor sigamos.

Spidey se enfrenta a ella y a Doc Oc, les vence. Fin de la historia.

De la parte en la que tengo que hablar de esa etapa de Spidey, digo. Porque llega, por fin…

Portada de Spider-Woman 1 que con el texto Solo puede serlo UNA nos presenta un fondo verde, una telaraña y, delante, las tres Spider-Woman hasta el momento (Con Mattie bien en el centro), la malvada Charlotte Webb y también Madame Web abajo a la derecha.

¿Qué os puedo decir? Tiene una pinta…. muy dosmilera. Y en el interior… bueno. Toda la gente que aparece ahí, incluyendo el regreso de Madame Web.

Página con la cara de la versión rejuvenecida de Madame Web, es un primer plano en el que lleva unas gafas (y una estética) muy Matrix. Y en la que está dice que, efectivamente, aunque no lo parezca ella es Madame Web

Sé lo que estáis pensando. ¿Pero esta mujer no era Rubia en lo que le enseñaba Osborn? Creo que a estas alturas si algo hemos aprendido es que a las Spider-Woman les gusta teñirse. Y del resto podemos echar la culpa a Matrix. Bueno, de que a ella le tocara al final la Inmortalidad no. Y de que la Inmortalidad la haya rejuvenecido tampoco.

En cuanto al dibujo de Bart Sears, vamos a dejarlo en que es…

Una página que habla más de cómo era esta Spider-Woman de lo que se podría definir. Temeos el dibujo de Bart Sears, con manos imposibles, piernas improbables y expresiones faciales complicadas. Y tenemos globos de texto, MUCHOS globos de texto. El Infodump de Byrne ser explica diciendo que hay más partes ocupadas por globos de texto que por dibujos, y esos globos pueden llegar a tener doce líneas, como aquello del Muro de Texto.

Icónico.

Inenarrable imagen del Spider-Woman en la que Bart Sears dubuja a Spider-Woman con el culo en pompa y, con eso y todo, lo peor es la expresión de la cara, como s hubiera tirado un dado para decidir dónde va cada parte.

Icónico, os digo.

Absolutamente delirante viñeta de Spider-Woman en la que puede que haya demasiado texto en los bocadillos, da igual, lo importante es que el dibujo de la protagonista y su amiga retrotrae a los tiempos del Cine Quinqui y del Cómic Underground, con una apariencia más cercana a Ren & Stimpy que a dos jovencitas. Quizá porque Ren & Stimpy lo ha visto y un par de mujeres jóvenes, por suerte, no.

¡ICÓNICO!

En cuanto a Byrne… ahora que lo estáis viendo creo que puedo dejar de llamarlo infodump y llamarlo de otra manera. Yo qué sé, blakeymortimerismo, por ejemplo.

Viñeta en la que Madame Web hace infodump en una ronda de 'quién es cada spider-woman' para que las otras -y el lector- sepan con quien se encuentran. O algo. El verdadero poder de Madame Web aquí es menos la clarividencia que poder hablar todo esto del tirón y sin necesidad de beber agua.

Pero lo importante es que ahí están todas, dispuestas a enfrentarse a una enemiga común. Más o menos.

Charlotte le quita el poder a Jessica y a Julia, pero cuando se enfrenta a Mattie -sí, ya, MattByrne lo usa a veces, mi teoría es que ni él sabe cómo se llama- es ella la que le quita los poderes propios y ajenos. Y se lleva, de regalo, un mechón blanco. El aplauso de nuestro público me temo que no, que tuvo casi más trajes distintos que números.

11 trajes, 18 números.

Por suerte el último pudo durar… lo que duró.

Mientras tanto Charlotte escapó -varias veces- y Madame Web volvió a ser mayor, quizá no tanto, pero más o menos. Los poderes de lo de Los Cinco son así de peculiares. Julia se va tras el número 4 –Es una superheroína reluctante, lo mismo vuelven los poderes y no dice nada, dice Jessica Drew que es la que ha tenido poderes y ha seguido de investigadora privada mientras la otra se iba uniendo a todas las Caras B de los Vengadores que iban apareciendo-. Y poco más porque cada número parece que tira hacia otro lado, mucho peor que en aquel momento post-Gruenwald de Drew.

En cuanto a apariciones de otro lado… Cuando tuvieron que sacar a la última Spider-Woman en el Contest of Champions II optaron por… bueno…

Portada del Contest of Champions II número 2 en la que vemos a La Antoncha Humana enfrentándose a la Spider-Woman Mattie Franklin que lleva el primer traje que hemos visto, el de la coleta enorme.

Claro que era más fácil elegir el primero.

Pero bueno, supongo que os estaréis preguntando qué pasó cuando después de que la serie llegara al Spider-Woman 18 (Octubre 2000) y acabara. La versión corta es: JAJA NO.

Porque, entonces, llegó ÉL.

BENDIS, ESE HOMBRE

En 2001 Marvel quería sacar la línea MAX, una línea ADULTA (es decir, para adolescentes) en la que tratar temas ADULTOS (sexo, drogas y violencia, ya sabéis), así que buscaron a autores ADULTOS (pero acabaron contratando a los de siempre).

En el caso de Bendis, pidió que le dejaran usar a Jessica Drew. No le dejaron. Así que en su lugar creó a Jessica Jones. Una antigua superheróina que decidió colgar el traje y dedicarse a ser investigadora privada. Qué os puedo decir, se puede sacar a los personajes de Bendis, pero eso no va a conseguir que Bendis decida prescindir de esos personajes. Aunque no tengan nada que ver, ni a parecerse en nada más que las cuatro cosas que le interesaban. Lo que, visto en perspectiva, era lo que iba a hacer de todas formas así que… ¡BIEN JUGADO, MARVEL!

Eso no evitó, claro, que en el número 16 de Alias (la serie de Jessica Jones para MAX) sacara a Mattie en problemas y, durante su arco, también a Madame Web y, por supuesto, a Jessica Jones. ¡DREW! ¡QUERÍA DECIR JESSICA DREW!

La trama era, por supuesto, escabrosa. Al fin y al cabo se juntaban el hambre y las ganas de comer. Perdón, quería decir… Al fin y al cabo se juntaban la línea MAX y Bendis.

Por supuesto le faltó tiempo para llevarse a Drew a los Bendisdores. Y en una especie de miniserie-precuela: Spider-Woman: Origin. Luego se la trajo de vuelta para una de esas ideas suyas, el evento de 2008, Secret Invasion. En la que se descubre que Drew lleva siendo una Skrull -¡y qué Skrull! La emperatriz skrull Veranke nada menos- que se supone que llevaba años infiltrada, pero que en realidad podemos discutir cuándo lo estaba. Desde luego en House of M, está claro, vamos a suponer que en todos los Bendisdores, y también que Charlotte Webb tuvo que robarle los poderes a la auténtica Jessica Drew -que, a la vez, robaría Mattie– pero bueno… Así que en 2009 Bendis consiguió, por fin, su querida serie de Jessica… ahm… de Spider-Woman.

Mientras tanto, a Julia Carpenter le tocó aparecer en JLA/ Avengers, en un flashback el Hulka de Slott, y luego pasó a dedicarse a sus cosas de secundaria.

Que ya es más de lo que podemos decir de Mattie que, básicamente, pasó a The Loners.

Arreglado todo el follón de los skrulls por fin le tocó a la cuarta serie de Spider-Woman. De nuevo siendo Jessica Drew; con Bendis y

Tres viñetas verticales del Spider-Woman de Maalev. En ellas Jessica coge un sobre, lee lo que pone en su exterior y vemos su cara de sorpresa. Las imágenes parecen menos 'fotorrealistas' que muy claramente fotografías que han usado uno de esos programas de 'convierte tus fotos en cómic'. Con asistencia del colorista o no, pero si el coloreado es parte de la app tampoco me extrañaría.

el filtro para cómic del programa informático que usaba Alex Maalev duró 7 números. Habrá quien diga: Demasiados, porque la gente es muy mala. Y porque seguía apareciendo en New Avengers y en a saber cuántos títulos más con el truco de los grupos, los flashbacks y todo aquello. Que, además, se retroalimenta. Así que vas de New Avengers, Avengers, Secret Avengers. Parece que has hecho algo distinto a cambiar el nombre de las patatas aunque todas sepan a sopa de sobre. Incluso S.W.O.R.D. Al menos hasta que empezaron los eventos arácnidos.

PASEN, PASEN, AL FONDO HAY SITIO

Uno pensaría que a estas alturas en Marvel habrían pensado que tenían demasiadas Mujeres Araña. A estas alturas uno debería de ser consciente de que en Marvel los pensamientos no funcionan así.

Portada del Amazing Fantasy número 1 de 2004, con Aña Corazón vestida con botas, rojas y negras, pantalones negros, camiseta blanc acon una raña roja y una serie de complementos -una mochila y unas muñequeras- que además de ser rojas están llenas de bolsitos. lleva una gafas en la cara que le dan una cierta imagen insectoide, con los cristales amarillentos, y también una coleta con otro complemento rojo, el coletero. La imagen nos la muestra como si estuviéramos nosotros en el suelo, rodeados de edificios enormes, y ella hubiera saltado desde allí gracias a un dispositivo entre un gancho y un yoyo, con el aspecto de una araña con un centro del mismo amarillo de sus gafas, un cuerpo negro y cuatro pinchos a cada lado de color rojo.

En 2004 alguien pensó que Marvel necesitaba lectores jóvenes. Así que había que poner en marcha la iniciativa Marvel Next. Y, una vez puesta en marcha, que lo que hacía falta es que hubiera una versión juvenil, hispana, con un giro a los poderes. Pero capaz de reclamar un poder que parece mítico, con una gran tradición detrás. Habrá quien piense que merecería, incluso, su propia película. Pero ya sabemos que para eso tendría que haber salido un par de años más tarde y ser un hombre.

En cualquier caso Anya salió en la cabecera Amazing Fantasy. No porque Marvel quisiera conservar el copyright, ¡que cosas tenéis! Es que era lo lógico… Sí… Mucho. También hay gente que piensan que Anya o Aña se llama así porque ni Fiona Avery ni Mark Brooks son hispanos. Cómo sois, tanto tiempo con creadores de Spider-Women que no son mujeres y cuando por fin hay uno ahora el problema es otro. ¡Si se apellida Corazón! Seguro que también tenéis un problema con su padre, Gil Corazón. O con el otro secundario hispano: Miguel Legar. Que, además, trabaja para los Web-Corps. Una evolución de un sociedad española antigua, la Sociedad Araña. ¿Es que no habíais oído hablar del Capitán Araña? Además, tiene sentido porque su madre (mexicana) se apellidaba Araña. Y cuando se casaron en México ella tomó el apellido de él -aunque fuera de Costa Rica- y por eso seguro que es descendiente directa o algo. ¿Qué queréis decir con que en México no se cambia el apellido de las mujeres casadas? ¡Vais a saber más que Marvel! Lo importante es que ella tiene esa cosa mística y blablabla que le permite… ahm…

Página en al que vemos cómo, gracias a sus poderes, Aña puede convocar una especie de Exo-Armadura que le da poderes extra. Con una especie de yelmo que le cubre solo la parte superior de la cara, pero no lo de detrás, y cobertura también para piernas y brazos, la zona pélvica la deja al descubierto -por suerte se pone sobre la ropa- y en el pecho vemos una construcción con forma de araña.

Incluso si quisiera inventarme algo así no podría hacerlo.

Igual que es difícil describir el concepto ‘dosmilero’ y, sin embargo, se puede mostrar una viñeta con parte de los principales secundarios de la historia y que lo comprendáis:

Viñeta con los personajes secundarios de Amathing Fantasy, hay dos tipos de pie, vestido de negro, con chaquetas largas al estilo Matrix. Sentado hay una especie de Hacker dosmilero, con: el pelo de punta y una mosca, rubias ambas, un jersey amplio, collar de politas, y unas enormes gafas como de piscina, pero con el cristal el rojo, además de algunos cachivaches laterales con lucecitas rojas.

Auto-explicativo, ¿verdad?

Tras los seis primeros números pasó a ocupar su serie propia: Araña: The Heart of the Spider. 12 números duró, y es una lástima porque daba la sensación de que por lo menos alguien volvía a saber qué hacer con una Spider-Mujer, especialmente tras el desastre de Mattie. Para cerrar las historias y vender más metieron a Spidey en ello -cuando solo había aparecido como un cameo hasta el momento- y, ya puestos, pensaron que lo más lógico para la serie de un personaje que llevaba 18 números con el mismo guionista era, por supuesto, cambiarlo justo para el número que tenía que cerrar las tramas abiertas.

El resultado fue el que fue y, rápidamente, con la Guerra Civil de por medio, pasó a seguir el destino de tantas otras heroínas arácnidas antes de ella: Ser secundaria en otras series. En Ms. Marvel, sobre todo. Aunque, por supuesto, en algún momento tenía que reunirse con las otras mujeres araña.

IT’S KRAVIN TIME!!!

Durante el tiempo que no habíamos hablado de ellas Julia Carpenter pasó a cambiarse de nombre, por fin sería Arachne. La segunda. Y con ese nombre pudo ejercer de secundaria en Ms. Marvel primero, luego a ser parte de Omega Flight (primero en su serie y luego en Marvel Comics Presents) y, finalmente, en 2010 apareció por esa especie de reunión llamada Grim Hunt.

Drew podía estar ocupada en las cosas de Bendis. Pero eso significaba también otra cosa: Mientras Bendis estuviera entretenido con ella no iba a molestar a las demás. Probablemente de ahí que Mattie solo hubiera estado en The Loners hasta que reapareció aquí, igual que Madame Web… Bueno, ella había aparecido antes en Sensational Spider-Man y llevaba como desde el 600 con su propia versión de Alguien va a matar a alguien. Pero nos vale igual.

La familia de Kraven decide enfrentarse a Las Arañas (algunas arañas, en mi opinión) para traer de la muerte a Kraven. Supongo que os sorprenderá que Kraven esté muerto, probablemente pensabais como yo, que su destino había sido incluso peor. Una película de Sony. Y nadie puede estar muy muerto cuando sale en una película.

Total, que la familia secuestra a Madame Web, Mattie se encuentra por medio y son Carpenter y Corazón los que tienen que ayudar a Spidey. Y Kaine está también allí.

¿Qué queréis que os diga? Definir los tebeos modernos -y aquí estamos hablando de mediados de 2010- tiene la misma sensación de definir un sueño. Parece algo nebuloso, irreal, poco coherente… y a la mañana siguiente ya lo has olvidado.

Es difícil buscar una viñeta, o una parte de ella, que resuma el asunto… pero lo puedo intentar igual.

Viñeta en la que Madame Web, con los ojos destapados, mira a Julia Carpenter. Y le dice: I was... I'm Sorry... That there isn't time for explanations...

Nada dice tanto como ese ‘No hay tiempo para explicaciones’.

¿Cómo es posible que Madame Web pueda ver? ¿Y que se esté muriendo? ¿Por heridas causadas por La Familia Kraven? ¿Pero la cosa de los cinco no le había hecho Inmortal? ¿Y le quiere pasar su manto a Julia Carpenter? ¿Y esto qué tiene que ver con nada? Espera… ¿Qué pasará ahora con Rachel? ¡¿ES QUE NADIE PIENSA EN LOS NIÑOS?!

Y así es como Julia Carpenter se convirtió en la nueva Madame Web.

La Segunda.

No sé cómo Carpenter se las apaña para ser siempre la segunda en todo, pero supongo que eso explica su divorcio.

Por si os lo preguntáis, ya han vuelto a revivir y volver a matar a Mattie. Y a Madame Web. Ahm… a Cassandra Webb. A Charlotte Webb no porque solo ha vuelto a aparecer una vez desde que cerró la serie de Mattie. En un número, en 2019. Y antes de eso estuvieron los eventos arácnidos.

PODERES PARA TODOS Y TODOS PARA PODERES

En 2011 tocó la idea de ‘Eh, ¿y si todo el mundo consiguiera el poder de Spidey?‘ Es algo que pasa a veces. Probablemente porque tuvo suerte con esto. Y eso facilitó que se repitiera con Thor o con simbiontes o con… Bueno, nos entendemos.

Sirvió para hacer pruebas de personajes, que Madame Web -ahora con pintas de ser el gender-bender de DareDevil– hablara de La Gran Tela, La Tela de la Vida, La Tela que Cortar… lo que sea.

Viñeta de Julia Carpenter como Madame Web. Su pelo ha pasado de rubio a pelirrojo, lleva unas gafas con los cristales rojos también, un jersey negro de cuello de ciste y, sobre todo, un abrigo rojo largo, con botones negros. Pantalones negros y botas rojas. La falta de un enorme sombrero de ala ancha y del pelo negro es lo que la distingue, sobre todo, de Carmen Sandiego.

Hablar de la Orden de las Avispas -algo así-, que Jessica hiciera sus cosas, que Aña fuera Spider-Girl y… bueno, todas esas cosas que sirven para ver si esto tenía algo que funcionara.

Por supuesto lo siguiente fue lo mismo pero al revés.

Es decir, el multiverso. Múltiples versiones de Spider-Personas. Aunque la mayoría son versiones de Peter Parker porque, por lo visto, lo de los señores blancos cisheteros ocupando todos los puestos que pueden es multiversal. Pero eso no significa que dentro de las distintas cosas que montan no haya mujeres, claro que no. ¿Es que no habéis visto las películas?

Pues entonces ya sabréis de dónde sale esto: De los dos últimos capítulos de la serie de animación noventera (al final tendré que hacerle un posteo, verás) casi tanto como del videojuego ese que salió de Activisión. Vamos, los éxitos de otros medios, como siempre.

Por no hablar de SONY. Porque SONY estaba, en aquel momento, decidida a poner en marcha su Spider-Universo con las películas de Andrew Garfield que iban a presentar a los Seis Siniestros, y también iba a haber una película de Veneno, de Morbius, de Kraven, de… JAJAJA. ¡Cuántas ideas despendoladas!

Pero, claro, resulta que en Sony se dieron cuenta de que se estaban dejando a un público fundamental del que también podían sacar dinero…

¡Y por eso sacaron una película animada infantil!

Ah, sí, y también algo con mujeres y eso.

En 2014 se supo que SONY había estado hablando con Marvel para ver de que mujer hacía película para las cosas de Spidey. (También fue el año en el que pasó aquello con la portada de Spider-Woman de Milo Manara. Pero en este posteo no se habla de Milo, no, no, no). En Marvel aplicaron su habitual comprensión lectora y decidieron que lo que hacía falta era sacar más mujeres en sus cómics, darles más relevancia y series propias. (En realidad es algo que siempre les hace falta, así que esta vez sirvió para algo todo esto) Y eso les llevó a tomar DECISIONES.

UN AGUANTE DE SEDA

En Marvel tenían un par de cosas que hacer. De entrada, tenían que terminar con Superior Spider-Man. Hecho. A continuación tenían que buscar una nueva manera de ‘sacudir los cimientos de la Casa de las Ideas y que nada volviera a ser lo mismo’. Para eso estaba Original Sin, en la que se suponía que todo el mundo miente. No, perdón, en la que se supone que todo el mundo iba a recibir visiones escondidas por el Vigilante. Pero nada de Las IAs nos acechan y pretenden acabar con nosotros fingiendo que tu novia se lio con el padre de tu amigo, tuvo dos hijos y no se construyó un LEGO gigante porque no le dio la gana, que no te enteras de nada, carajota. Que si hubieras contando el número de brazos y dedos te habrías dado cuenta de que los había creado una IA y no un demonio. No. En lugar de eso, y tras los primeros números del Amazing Spider-Man volumen 3 (cómo crecen los volúmenes cuando hay que relanzar) llegamos finalmente al cuarto, en el que Spidey se iba a enterar que la araña que le picó luego picó a otra persona, que esa persona lleva años escondida en un bunker -qué os puedo decir, si algo demostró Tía May es que mirar el estucado siempre ha gustado- y que la metió allí Ezekiel. (Solo para ella construyó un zulo)

Diría algo del estilo de: Ezekiel, meter mujeres en bunkers es TAN de película producida por J. J. Abrams. Pero me acabo de acordar de que estos cómics fueron de abril a junio de 2014 preparando la presentación, así que aún quedaban dos años para la película. ¡Taquiones!

Total, que Peter saca a la mujer del bunker. Le cuesta porque ella no quería salir porque sabía de la existencia de Morlun y no quería que su presencia le hiciera aparecer para matar a todo el mundo. Pero Spidey la saca de todas maneras diciéndole que Morlun está muerto. Alegría, regocijo, Cindy sale, hace sus cosas de haber estado practicando con el fluido arácnido durante lustros -dentro de un búnker es comprensible- y hasta se pone un nombre propio como quien tiene que elegir nick para internete.

Viñeta en al que vemos a Cindy Moon que se ha hecho un traje de telarañas, poniéndoselas alrededor del cuerpo, dejando huecos sin en las piernas, con un diseño más amplio en el os hombros que deja ver algo de carne y tapándose las boca como si fuera una braga. Debajo hay un texto en el que dice que puede llamarla... SILK!

Y aquí tenemos a SILK, Cindy Moon, una nueva Spider-persona-mujer de origen asiático. ¡¿ES ESTO LO QUE QUERÍAS, AMY PASCUAL?!

Por lo demás, todo iba bien hasta que pregunta cuándo murió Morlun.

Viñetas en las que Silk le pregunta a Spidey cómo murió Morlun. Spidey responde, que... bueno... la primera vez... Silk le pone mala cara diciéndole que qué significa "la primera vez". Spidey dice que le ha matado ya dos veces.
Viñetas en las que Silk le pega una bofetada a Spidey mientras dice: ¿DOS VECES? ¡Imbécil!
Spidey no entiende lo que pasa, y Silk sigue: 

¡Significa que puede regresar! ¡Significa que podrá estar ahí fuera AHORA MISMO!

Titantos años en un bunker y entiende mejor el Universo Marvel que Spidey.

Aunque, claro, también podría ser que esta segunda vez Morlun se hubiera muerto bien muerto y no fuera a regresar en absoluto.

Página en la que vemos que, efectivamente, Morlun estaba ahí fuera, que, efectivamente, la presencia de Silk fuera del búnker ha hecho que decida atacar de nuevo y, en definitiva, que Spider-Man es un imbécil, efectivamente.

Ahm… O puede que estar sola en una habitación, sin salir durante años y con cero vida social le hubieran dado un conocimiento de cómo funcionan los cómics realmente preciso. Quién sabe.

Esto llevó a aquello del Spider-Verso de matar a las distintas versiones de Jet Li de distintos universos. No, perdón, de Spidey. Que en las cosas de supes y pelis esto es James Wan, no James Wong. James Wong está para hacer Dragonball Evolution. Así que… bueno, multiversos y eso. Reunir versiones varias y variadas, da igual que sea la tercera Spider-Woman, o Cindy Moon, o Ghost-Spider o quien sea. O como yo lo llamo:

MARTHA, SEDAS, GWEN Y LAS DEMÁS

Ah, espera que aquí Mattie Franklin seguía muerta… Bueno, menos mal que quien les atacó fue Morlun y no Batman v Superman. Pero el asunto viene a ser el mismo, traen a gentes de distintos sitios, algunas son mujeres, y entre ellas está

Portada en al que vemos a Gwen Stacy en tres poses, primero con el aspecto más o menos clásicos, con traje negro con un largo cuello blanco y una chaqueta verde, y la diadema negra; luego con el traje de Spider-Gwen, poniéndose poco a poco la capucha, por último ya en el traje de Spider-Gwen de manera completa. Posando en la parte superior de un edificio con toda una serie de ellos detrás, manteniendo el esquema de colores. En la parte superior vemos un rectángulo azul en el que leemos: EDGE OF THE SPIDER-VERSE. Y, debajo, Gwen Stacy Spider-Woman


¿Qué os puedo decir que vuestra demografía no os haya dicho ya? Por supuesto en Marvel evitaron los problemas que hacían difícil saber quién era Spider-Woman de la manera clásica.

Portada de Spider-Gwen número 1, con el traje de Spider-Gwen (esquemas blanco y negro con elementos de redes azules con fondo rosa, y una capucha alrededor de la máscara blanca de la cabeza, la capcuah es blanca también pero en su interior se repiten las telarañas azules sobre fondo roda, de fondo hay una serie de edificios retratados como bloques de colores y luces bastante vivos.
Portada de Ghost-Spider en al que vemos un fondo azul, en la parte superior izquierdo se encuentra Miles Morales con una sudadera con el símbolo de Spidey y unos cascos corriendo, delante de él está Spidey en una pose clásica con los brazos cruzados, debajo, siguiendo la diagonal, está George Stacey  de lado y, por último, el grupo musical de Gwen, en mitad de lo que parece un concierto. En el centro trenemos a la susodicha, con su traje de Spider_Gwen, balanceándose con su telaraña, edificios detrás en la esquina inferior izquierda y unas palomas volando en al superior derecha.

Haciendo difícil saber con qué nombre había que llamarla.

Es posible que penséis que me estoy adelantando. Y es completamente cierto, pero es que si no no acabamos nunca. ¡MÁS NUNCA AÚN!

Dentro del follón este Marvel aprovechó para relanzar también (quinto volumen ya) Spider-Woman. La tercera vez que la protagonizaría Jessica Drew.

Portada de Spider-Woman 1 (volumen cinco ya) con la susodicha yendo hacia el espectador, un fondo de telarañas y bajo, en pose también, Silk

Diez números duró esta vez, un éxito. Como veis también a Silk y a Spider-Gwen le dieron series.

La de Silk duraría siete números (2015) y luego 19 (2015-2019) y luego 5 (2021) y luego 5 (2022) y luego 5 (2023)… Así que ya veis, cinco volúmenes y 41 cómics propios lleva ya. ¡Qué tiempos aquellos en los que la primera Spider-Woman tuvo 50 números seguidos!

Spider-Gwen tuvo 5 número (2015) y 35 (2015 – 2018) y 10 (2018-2019) y 5 (2022) y, de momento, 2 (2023-). Vale, el tercero se llamaba Spider-Gwen: Ghost-Spider y el cuarto Spider-Gwen: Gwenverse y lo de ahora empezó en diciembre y ya veremos lo que dura… ¡Pero me sigue valiendo!

Mientras tanto a Jessica Drew le dieron un relanzamiento como Spider-Woman tras esos primero 10 números del volúmen 5.

Portada del sexto volumen de Spider-Woman en la que la vemos luciendo biceps en un nuevo traje, más sobrio, brazos negros, guantes rojo y negro, pantalones negros. Unas gafas de cristales violetas y un boddy rojo con un dibujo de araña con los interiores amarillos. Ah, sí, y está embarazada.

Ah, sí, seguro que lo habéis notado…

¡Le cambiaron el traje!

Por la columna no os preocupéis, es algo que ya sabemos que en los cómics de superhéroes no hay que tener en cuenta.

Por cierto, ese mismo 2016 tuvo lugar otra serie pensada, por supuesto, para los fanes auténticos para la gente que se lee los cómics, no para mandarlo a ningún ejecutivo de ningún lado. Sería tan ridículo como intentar venderles ese personaje… Jackpot… que apareció (o aparecieron) entre 2007 y 2010 en menos de dos decenas de tebeos. ¿Cómo podrían hacerlo interesante para los ejecutivos de Hollywood? JAJAJA.

Lo importante, decía, es que en 2016 pudieron tener su propio evento:

Portada del evento Spider-Women 1 en la que vemos a Spider-Woman (Jessica Drew), Spider-Gwen y Silk atrapadas en una telaraña por una persona que parece Gwen Stacy.

Arriba está el nombre de la colección y el de las tres mujeres participantes como protagonistas.

En el que hacen el repaso de la situación: Julia Carpenter era Madame Web, no Spider-Woman; Mattie estaba muerta -de momento, al menos-; Anya Corazón… ¡UPS!

Bueno, no pasa nada, porque a Anya Corazón ya le darían otra oportunidad en 2018 durante el Spider-Geddon.

Portada de Spider-Girls en las que vemos a las versiones de Mayday Parker, Aña Corazón y Spinnerete. Arriba un rectángulo negro nos indica que es parte del evento Spider-Geddon


Por si os lo preguntáis, el truco está en montarlo de la siguiente manera. Pones a un personaje en el centro, dice ‘un gran mal se acerca’, hay que reunir un equipo, se reúne, se enfrentan, pasamos al siguiente.

Esto sirve sea Morlun, la Corte de las Avispas, el Chacal, los Herederos, Doctor Octopus, una Gwen malvada, la Reina-Araña, o lo que toque esta vez.

Por supuesto que habrá quien piense que todo este Spider-Verso y Spider-Force y Spider-Geddon no le Spider-Pitufa. Qué le vamos a hacer, es uno de los sitios principales en los que se metieron los personajes femeninos (bueno, no solo ellos) de Spidey.

¡Como si alguien fuera a usar algo así para montar una película!

Por lo demás, a Jessica le fue lo suficientemente bien con esos 7 números del volumen seis de Spider-Woman (2016-2017) que el siete tuvo 21 (2020-22). ¡Y el 8 lo lanzaron en diciembre de 2023! Quién iba a pensar que el secreto del éxito era tener una serie aclamada por la crítica y luego a gente que se dedicaba a deshacer lo que el guionista anterior había hecho.

A Aña Corazón no le tocó serie propia, pero iba de secundaria de unas a otras. ¡Y tuvo esa serie de la que hablábamos antes en la que salía la Spider-Girl que más números ha protagonizado, May Mayday Parker! ¡Y Spinneret!

Vale, es verdad que aún podríamos hablar de las otras Arachnes que ha habido, incluyendo la que era una diosa con culo de araña.

Parte de una imagen de Incredible Hercules en las que vemos a Jessica Drew con una variación de su traje clásico de Spider-Woman luchando contra Arachne, que es una persona que en su parte superior es una mujer con armadura y en la inferior es una enorme araña.

Lo importante es dejar claro que esto es solo una parte de todo lo que hay. -Ya os dijimos, hay tela que contar.- Pero, sobre todo, para justificar que intentáramos poner un poco de orden en una serie de personajes para que tengáis claro todo lo que van a hacer mal los ejecutivos de SONY. Y, sobre todo, para justificar rendir homenaje a una de las grandes.

Diez mil palabras bien empleadas, sí señor. Ya solo falta la guinda:

Portada de Spider-Woman, en la que sale atacando junto a MuertoPiscinas. Obra del inigualable ROB! Liefeld

Los secretos del universo DC de la C a la… C

Un mes más, una letra menos. Preparados para irnos de viaje por las cabeceras, esta vez en DC y, de nuevo, no ha habido forma de hacer más de una letra. Que yo pensaba que esta vez sí, pero no hay forma.

Lo bueno es que al menos esta vez van los 29 títulos que tenían que ir casi no se ha quedado nada fuera. Y eso que nos hemos limitado con Catwoman y no hemos puesto ni su cruce con Tweety & Sylvester. Pero entre eso y limitar lo Cosmic y lo Curse, hemos logrado un espacio razonable. Qué podemos decir, en esta editorial no son tan de Capitanes.

Pero lo mejor es que lo veamos, antes de que alguien decida hacerles una película. O, incluso, cancelársela. Que también es con C.

01) Cancelled Comic Cavalcade (1978)

Portada -es un decir- del Cancelled Comic Cavalcade. Es una imagen a blanco y negro, como en una fotocopia, en la que vemos a un gran número de personajes tendidos en el suelo, como muertos, mientras un camión con el logo de DC en las puertas traseras huye de la escena.

Pocos cómics resumen mejor una época que esta obra… que nunca se editó. La DC Implosion, de la que hemos hablado pero no lo suficiente por aquí (convenced a Pablo), acabó con una notable cantidad de series canceladas. Algunas antes de empezar, otras a mitad de tramas y, sobre todo, varias de ellas… con trabajo ya entregado. Títulos ya dibujados, portadas ya hechas, guiones entregados… Hasta 31 series. De ahí que una serie de personas de la compañía decidieron montarse estas ediciones homenaje. Sí, dos números…

Portada del Cancelled Comic Cavalcade número dos en el que esta vez vemos a lo que parece un ejecutivo -seguro que con nombre- mandando a patadas a los superhéroes al paro mientras en el cartel pone Unemployement INC 75 Rockefeller Plaza. Y sí, ahí es donde estaban las oficinas de DC en aquel entonces.

Qué os puedo decir, cayeron MUCHAS series. En ella, con dos portadas especiales hechas para la ocasión, se recogieron esos números ya preparados, portadas, algún texto… Para distribuirlos entre esas misma personas que los habían creado. Y un ejemplar para el Registro Legal. Pero no para publicarlo, claro. ¿Significa eso que no esté… encontrable? Bueeeenooooo…

02) CAPER (2003-2004)

Portada del número 1 de CAPER en el que vemos a un tipo de espaldas, en un charco de sangre y con tres ensangrentados agujeros de bala en la espalda. En las manos tenía armas, a la derecha al lado de ella, a la derecha cogida. El charco de sangre forma una estrella de David y sobre su cabeza lleva un kipá.

En lugar de dejar que intentéis adivinar de qué va este cómic, os diré que es una historia criminal sobre la mafia judía. Ya sabéis. Undzer Shtik y todo eso. Dos hermanos, una evolución desde pequeños a la parte superior de etcétera. Detrás estaba Judd Winick, que si os preguntáis donde está ahora… En los cómics infantiles que publica Planeta.

03) Capt. Storm (1964-1967)

Portada de P.T. Boat Skipper Capt. Storm en la que vemos a un grupo de marinos enfrentándose a unos aviones. Los aviones están disparando y claramente le han dado en una pierna al personaje principal. Leemos a otro de los marineros diciéndole que le han dado en la pierna -no sea que no se hubiera dado cuenta- y él le responde que da igual, es de madera, y tiene más.

Sí, cómics bélicos en los años ’60. Eh, no es como si los USA tuvieran algún conflicto bélico que les fuera mal. Sea como sea, la idea de un marino con una pata de palo probablemente tuviera otro punto de partida. Sea como sea, y teniendo en cuanta que no hay mucho más apariciones… ahm… bueno, con su grupo The Losers… No, esos no. En fin. La más reciente es de 2017 y… Yo qué sé. En su momento parecería una buena idea.

04) Captain Carrot and His Amazing Zoo Crew (1982-1983)

Un tentáculo con pistola tiene atrapado a un superman atado con cadenas de kryptonita a una cama. Pero esto no es lo que parece. Porque detrás vemos una pared que se rompe en un agujero a través del cual aparecen el Captain Carrot and his amazing Zoo Crew. Que es de quien es esto portada.

Siguiendo una lógica que solo puedo definir como: Al lector de superhéroes le gustan los furries, alguien decidió que podían aprovechar para usar a Superman como presentación de esta… ahm… versión de funny animals. La cosa empezó en un inserto en el New Teen Titans, pasó a serie regular por unos 20 minutos, o números, y cuando fue cancelada aún tuvo la oportunidad de volver en los episodios que quedaron cortados que se recuperaron como una miniserie…

Portada de la mini The Oz-Wonderland War de Captain Carrot y el Zoo Crew en el que vemos a personajes de los dos libros a punto de entrar en batalla con el Captain Carrot en el centro.

Sí, esta. Y, como todo pasa, con suficiente tiempo dando vueltas la gente acaba trayendo de vuelta las series del pasado. De ahí que reaparecieran en 2005 en el Teen Titans de turno tan metas como de costumbre…

Página en la que vemos una especie de parodia de Identidad Secreta con el Zoo Crew que culmina con el título: Whatever appened to Captain Carrot?

Lo que acabaría en que lograran su propia mini…

Portada de Captain Carrot and the Final Ark con el anuncio de que es un Countdown Tie-In, incluido un REALLY?.

Están en la ComicCon de Sandy eggo y alguien parece dispuesto a robar una edición de coleccionista de su primera aparición.

Luego pasaron más cosas. Los convirtieron en animales normales. Los convirtieron en su forma anterior. Menos convertirlos en un éxito, de todo.

05) Catwoman Defiant (1992)

Portada de Catowman Defiant, que ofrece una cara extrañísima entre el bufido y el estreñimiento, un traje que parece pintado y un paisaje futurista.

Os dije que al lector de superhéroes le gustaban los furries.

Es bastante lo que podría decir de este cómic si no fuera por dos cosas. Primero: Creo que con la portada tenemos suficientes. Y después… Todo lo que pueda decir de este cómic no llega ni a acercarse al siguiente.

06) Catwoman: Guardian of Gotham (1999)

Inenarrable, una vez más, portada. Esta vez es de Catwoman: Guardian of Gotham y con el sello Elseworlds. En ella vemos a Catwoman en el centro, detrás está la mansión Wa... Kyle, y el Catmóvil. Arriba está la Cat Señal. Y detrás está Batman con pinta de ser un demonio asesino. Catwoman ocupa el centro con un modelito imposible incluyendo un corsé que parece pensado para que se saque las tetas como balones.

¿Qué os puedo decir? Los años noventa fueron, por encima de todo, noventeros.

De ahí esa decisión de sacar una versión alternativa en la que Catwoman es el equivalente a Batman. Excepto porque su traje era… ahm… otro tipo de traje. Más…

Viñeta de Catwoman: Guardian of Gotham en la que vemos a la protagonista en una postura claramente muy cómoda, en la que se contonea sobre la Catseñal para lograr enseñar tetas -como balones- y culo. Es de suponer que en esta realidad su superpoder es la escoliosis.

Flexible. Flexible y… variado.

Viñeta de Catwoman: Guardian of Gotham en la que vemos cortados tres de sus trajes. El primero de lso cuales lleva una especie de tetas de metal y el segundo de peluche o algo así, la verdad es que podrían ser enomes cocos.

¿Qué os puedo decir? Estoy mirando los cocos. Pero bueno, que no es lo único de lo que se puede hablar. También se puede mencionar que se permitían algunos giros en personajes como Dos caras

Portada de Catwoman: Guardian of Gothamen la que vemos la revisión de Dos Caras, ahora es una mujer de buen ver que en su mitad está vestida de manera semiformal -semi porque está con el sujetador a la vista y la falda le llega poco por debajo del culo. También porque la otra parte solo lleva tangas y cuero, y un sujetador con pinchos. Está agachada de tal manera que logra mostrar a la vez... bueno, seguro que te lo imaginas.

o su versión de Alfred.

Viñeta de Catwoman: Guardian of Gotham en la que vemos a Brooks, la equivalente a Alfred en esta realidad. Si Alfred fuera vestida de doncellita francesa de turgentes pechos y con las bragas al aire.

En fin, qué os puedo decir. Todo esto fueron los noventas…

Viñeta de Catwoman: Guardian of Gotham en la que se logra mostrar a Brooks y Catwoman en dos lugares distintos pero ambas agachadas, mostrando pecho y, en el caso de Brooks, también la boca abierta. Catwoman hace el más difícil todavía y también enseña culo. La composición general parece responder a la pregunta: ¿Se puede dibujar con solo una mano?

…aunque hubiera jurado que estaban un poco más codificados.

07) Cave Carson Has a Cybernetic Eye (2016-2017)

Portada de Cave Carson Has a Cybernetic Eye en la que vemos la cara de Carson con un a serie de líneas que parten la portada en seis, en ellas vemos en los segmentos superior e inferior una especie de calavera con el sistema nervioso. En la superior vemos una imagen del antiguo cómic. Igual que en el de la izquierda. En el segmento superior derecha vemos a un grupo alrededor de un ataud en un entierro bajo la lluvia. En el inferior izquierdo hay lo que parece una familia, y a la derecha vuelven a ser imágenes del antiguo cómic. En los fragmentos de la derecha vemos difernetes versiones de la cabeza que concuerdan con las del sistema nervioso. La de abajo con la iluminación normal, al de arriba en tonos apagados.

Creado en 1960, Calvin Cave Carson era parte de un grupo. Era una época de grupos en DC. Los Challengers de lo Unknown habían tenido gran éxito, Rip Hunter y sus Time Masters no iban mal, e incluso los Sea Devils habían logrado su propia colección. Pero no Carson y su equipo de espeleólogos. Ya, yo tampoco entiendo cómo no vieron lo sexy. En los ochenta acabaría unido a los Forgotten Héroes -que no llegaron a tener serie propia- y, bueno, iba apareciendo mencionado aquí o allá… hasta que en 2016 la línea Young Animal le dio esta serie. Co-creaba el propio Gerard Way junto con Jon Rivera. Y dibujaba Michael Avon Oeming. Duraría 12 números, luego 6 más con un pequeño cambio de título…

Portada de Cave Carson Has a Interstellar Eye en la que vemos lo que parece un astronauta flotando en el espacio, como si hubiera explotado la parte superior del traje y la silueta de la persona dentro parece un gigantesco sistema neurológico

Eh, incluso, un especial junto a Swampy.

Y ahí se quedó. Porque salió en el evento de las Milk Wars, pero para finales de 2018 se acabó el asunto. Al menos hasta el momento, ya habéis visto que los personajes de DC tienen una cierta tendencia a reaparecer.

08) Chain Gang War (1993-1994)

Portada de Chain Gang War en la que vemos a un grupo de tres personas  enmascaradas recibiendo tiros y también dándolos. De fondo hay una pared como de construcción. Claramente el título está con tinta metálica, y a la izquierda en una cadena.

No sé si tenéis muy en mente los noventa, pero uno de sus éxitos fue el Punisher. Por algún motivo eso hizo pensar a alguien en DC que podían ofrecerle a John Wagner que hiciera una de sus cosas en versión descafeinada para ellos. El problema, como siempre, es que incluso un Wagner descafeinado es una cosa a manejar. Y, claro, los manejos de DC son los que son. Recapitulando: Un trío de señores particulares -un millonario, un ex-militar, un… ¿timador psicopático?- deciden acabar con el crimen en Gotham. Para ello la solución más sencilla que se les ocurre es raptar a capos criminales y encerrarlos en una casa… de tortura, de trampas, de ‘reformatorio’… en fin. Por supuesto las cosas en el mundo criminal se van calentando pero, sobre todo, se van calentando entre los miembros del trío porque EN FIN. Y, por supuesto, las decisiones de DC fueron del tipo de ‘ahí tienes que meter a Deathstroke‘ o ‘tiene que salir Batman’. Teniendo en cuenta, además, que era el Batman noventero interpretado por Azrael. Doce números y lo único que quedó de ellos es… el olor de la tinta metálica de las portadas.

09) Checkmate (1988-1991) (2006-2008) (2021-2022)

Portada de Checkmate en la que vemos a Gary Washington en su disfraz de caballo de Checkmate sobre un coche en el que dos tipos parecen intentar huir llevándose un rehén.

Tener una organización secreta no significa que sepas qué hacer con ella. Bien es cierto que antes de Checkmate la crearon como La Agencia para usarla en Vigilante, y es posible que la idea fuera distinta. Pero para eso lo justificaron en Action Comics, se iba Valentina Vostok y Amanda Waller elegía en su lugar a Harry Stein para darle un lavado de cara. Así que Stein pensó en el ajedrez. Mira, manías. A partir de ahí dejaron a Kupperberg divertirse. Luego tuvieron lo de The Janus Directive, además de dar paso a personajes que, por algún motivo, acabaron teniendo cierta relevancia.

Portada de Checkmate23  en la que vemos al Pacificador apuntando una pistola al lector y diciendo "Buy or die!".

Kupperberg se divertía, ya os digo. Y la serie cerró en el 33, en 1991. Pero dejó suficiente poco como para que la mantuvieran dando vueltas o que tras The OMAC Project e Infinite Crisis alguien pensara en 2006 que era buena idea recuperarla.

Portada de Checkmate en la que vemos que pone From the pages of Infinite Crisis  y detrás a una serie de personajes dando vueltas en tonos oscuros y lo que parece el perfil de un caballo.

31 números duraría esta vez en la que, como mayor cambio habían separado no solo en figuras de ajedrez a los operativos. También entre Blancas y Negras. Mira, yo qué sé. Pero duró una cantidad razonable de tiempo. Como para que decidieran recuperarla una tercera vez.

Portada de Checkmate en la que vemos a un grupo de personajes (Green Arrow, Question, Manhunter, Bones, Lois Lane) en un sitio con piezas de ajedrez y un fondo adamascado.

Sí, esta vez con Bendis y solo por 6 números. La excusa era todo ese follón de Leviatán. Y seguro que notáis una cierta diferencia entre esa portada y las anteriores. Y No me refiero a que el precio de la grapa fuera 3,99 $ desde los 1,25 $ de la primera. Ni a que tuvieran ahí al malo de Harry Potter. Y estoy casi seguro de que no se ha insertado ninguna ficha. Solo está sentada. Eso.

Sea como sea, llegaron hasta 2022. Así que es de suponer que ya tendremos más.

10) Christmas with the Super-Heroes (1988/1989)

Portada de Christmas with the Super-Heroes en la que vemos a un grupo de superhéroes al lado de un árbol mirando paquetes. De regalo, digo. El de Superman pone 'plomo'.
Portada de Christmas with the Super-Heroes en la que vemos a un grupo de superhéroes con Santa Claus y sus elfos, mirando regalos y disfrutando la realidad.

Yep, durante dos años consecutivos fueron capaces de hacer especiales navideños. Aunque no iban sobre una joven y exitosa profesional que por un revés de fortuna tenía que volver a su pueblecito natal donde reconectaba con su antiguo amor que ahora es veterinario. Pero, bueno, ya habrá tiempo de sacar más cosas de aquí para hacer rellenos. Y, por supuesto, también habrá tiempo de que mi trama acabe convertida en un cómic de DC.

11) Chronos (1998-1999)

Portada de Chronos en la que vemos al nuevo Chronos con una ciudad flotante con la parte superior e inferior reflejada.

Tras ni sé el tiempo de Chronos como archienemigo de Atom alguien pensó que podrían meter otra versión del personaje que fuera un anti-héroe. Como lo de las cosas temporales es un follón siempre después de cancelarle la serie -en el 12, que ya es más de lo que esperaba- ha ido apareciendo bien para que le mataran o para aparecer como alguien en el limbo.

12) Cinder and Ashe (1988)

Portada de Cinder and Ashe en la que vemos a los personajes protagonistas en lo que parece una calle llamada Bourbon y, de fondo, la imagen de un soldado llevando a una niña a cuestas.

Dentro de las cosas que ECC aún no ha recuperado de lo que sacó Zinco y resacón Planeta y que cuentan con un autor con tirón como es José Luis García López una de las más sorprendentes es esta mini de cuatro números con guiones de Gerry Conway. Una obra muy clásica ochentera de acción que menciono aquí -donde supongo que en realidad la gente aún la recuerda- más por la sorpresa que como petición. (Excepto, claro, que la hayan publicado ya. Pero hayan puesto por fuera las tapas de La broma asesina y por eso no lo hayamos descubierto)

13) Cinnamon: El Ciclo (2003-2004)

Portada de Cinnamon: El Ciclo en la que vemos a la protagonsita saltando y disparando mientras de fondo hay una pared de tablero y unas indicaciones mexicanas.

Lo primero que quiero decir es que ese El Ciclo no va de lo que podría parecer, por muy de rojo que veáis a la protagonista. En realidad va sobre la venganza. Porque esto está ambientado en la actualidad. Un western en un mundo de superhéroes y operaciones especiales -sí, Checkmate tiene su parte por aquí- en el que las hijas de señores asesinados se persiguen entre ellas mientras intentan hacer el bien y son amigas pero son enemigas y… Mira, yo qué sé. Cinnamon reaparecería como Torre de Checkmate. Y poco más.

14) CLASH (1991)

Portada de CLASH en la que vemos a un tipo corriendo llevando un objeto extraño, una rubia tumbada en un charco de sangre y un fondo marrón con la cabeza de un tipo, el artilugio extraño oculta su ojo derecho.

La historia de un señor que encuentra una fuente de poder y la lía. Está Veitch, está Kubert y está Hornung -que no es tan conocido, pero vaya-. Y, sin embargo, fueron tres números que no recuerda hoy casi nadie. Quizá porque era un extraño revoltijo de cosas (Personajes y vestimentas de ese medieval de la tele, soldados de entre guerras, doncellas orientales) pero sospecho que más porque no supieron ni donde meter la obra. (Culpa suya por sacarla antes de que se inventaran Vértigo, claro)

15) Claw the Unconquered (1975-1978)

Portada de Claw the Unconquered en la que vemos a un bárbaro de aspecto... ahm... cinmerio, con una señora en bikini tirada por los suelos, y hay una sombra de alguien como con tentáculos en la cabeza proyectándose ominosamente sobre ellos.

¿Taquiones? ¿Qué taquiones? No sé de qué me habláis.

Claw the Unconquered fue de aquella época en la que hubo una racha de Espada y Brujería: Warlord (al año siguiente y, con diferencia, el de mayor éxito) pero también Beowulf, Stalker, y Tor (las tres de este mismo año), Es curioso que no lograran que personajes que ya habían creado, como Nightmaster, tuvieran su propia serie. pero eso es tema para otro momento. Claw era un bárbaro con una mano… peculiar. De ahí el mote. Porque en realidad se llamaba Valcan. Yo qué sé, los padres cinmer… ahm… bárbaros, que son así.

Empezaron a publicarla a ver si rascaban algo, y no les acabó de funcionar. Así que para el 9 lo pararon a ver qué se les ocurría. Tenían a Michelinie de guionista y a Chan de dibujante. Hasta que le cambiaron por Giffen y entonces, por algún motivo, empezaron a meter elementos de ciencia ficción. Para el doce decidieron pararlo y relanzarlo con Tom DeFalco como nuevo guionista… pero no llegaron a ello. Porque los tres números que tenían preparados para ese tercer intento fueron pasto de la DC Implosion.

Como dos ya estaban publicados acabarían saliendo en la famosa Cancelled Comic Cavalcade de la que hablábamos hace un rato. Aunque al menos a este le dieron unas páginas en un par de números de Warlord para cerrar sus aventuras. ¿Significa eso que el personaje desapareció? No exactamente, pero a estas alturas imagino que os lo imaginabais.

De entrada, porque a mediados de los noventa lo recuperaron mediante un descendiente, John Claw Chan, para esa versión de los Guardianes Globales que fue Primal Force y de la que señalaré solo que comenzó cinco años antes del entreno de Mistery Men.

No, por nada.

Después… bueno… ese limbo en el que apareces aquí y allá, te enfrentas a los Creature Commandos, se te referencia cuando toca… Hasta que Dynamite, con su característico estilo… ahm… dinámico… lo rescató para un crossover con Red Sonja que DC utilizó para ver si para esto podía mover el sello Wildstorm.

Portada de Red Sonja / Claw the Unconquered en la que vemos los sellos de Wildstorm y Dynamite Entertainment. la imgen es un clásico de fondo como en tormenta y rayos con los dos protagonistas en el centro, él de pie, con el guantelete y la espada. A su derecha está Red Sonja, en cuclillas y con un arco con flecha.

Y, una vez, lanzado. Darle su propia colección escrita por…

Portada de Claw the Unconquered en la que vemos el sello de WildStorm. Hay un fondo de tierra baldía con enemigos fenecidos en el suelo, y él levantando la mano con la garra hacia el cielo mientras sujeta la espada.

Sí, Chuck Dixon. Decisiones fueron tomadas. Seis números duró, tras los cuales volvió a ese limbo en el que espera a que vuelta a salir su número. Como la última vez que apareció a saludar fue en Dark Nights: Death Metal tampoco creáis que se ha quedado tan olvidado.

16) Collapser (2019-2020)

Portada de Collapser en la que vemosal protagonista abriendo su cazadora, dentro de la cual se ve un agujero negro y el título del cómic en el interior.

Sí, otra de Young Animals. Una mina para esta sección fue aquello. Y mira que parecía responder a la pregunta: ¿Cuántos músicos necesitas para hacer un cómic? Aquí teníamos a dos guionizando: Mikey Way y Shaun Simon. No parece que la historia en general -o el dibujo de Ilias Kyriazis– hiciera pensar en ella mucho más allá de: ¿Se puede llegar tarde a Vértigo? Pero existir, existió.

17) Congo Bill (1954-1955 / 1999-2000)

Portada de Congo Bill en la que vemos el aviso de que es con Janu the Jungle Boy y un rectángulo amarillo en el que ponía The Golden Gorilla. En la imagen vemos al susodicho agarrando un arbol con raices y todo, a su lado está Janus, el joven tarzán, y de frnete hay una mujer ruba con cara de pánico y un hombre blanco de espaldas.

Vale, mirad la portada y decidme: ¿Quién es Congo Bill?

No, no es el gorila. El gorila es ese Golden Gorilla de la caja amarilla. Ya hablaremos más de él. Tampoco es el niño-Tarzán. Ese es, claramente, Janu the Jungle Boy. Y, muy claramente, no es La Rubia. Ojalá, pero en los años cincuenta no estaban muy por la labor. Así que, sí, Congo Bill, el tipo que sale en el título, es ese señor de blanco al que casi ni se le ve.

Lo cierto es que tenía incluso más años. Apareció originalmente en 1940 dentro del More Fun Comics, como una de las historietas de relleno. Una en la que las malas lenguas decían que había inspiración al Jungle Jim de Alex Raymond.

Página de More Fun Comics en la que vemos la presentación de Congo Bill, con el nombre bien grande y viñetas de una aventura africana clásica.

Por supuesto no hay nada que nos haga creer que esa es la realidad. Que cosas tenéis. Pero mantuvieron sus cómics primero ahí y luego en Action Cómics. Ahí le metieron de sidekick a Janu. Y de ahí salió para su propia serie. Esa en la que decidieron poner un gorila (dorado) en la portada.

Como quizá suponíais por datos como… no sacar al protagonista en la portada… resultó que no tenía tanto tirón, así que para el séptimo estaba cancelada la serie y de vuelta Bill a Action Cómics. En la que volvió a cruzarse con el Gorila Dorado y luego con otro gorila, también dorado, pero un tanto diferente. Tanto que para 1959 la serie cambió. Pero ya hablaremos de ese cambio en unos minutos.

Porque a muy-finales de los ’90s le dieron una serie en Vértigo.

Portada de Congo Bill en la que vemos el sello Vértigo con una imagen lateral a la izquierda y arriba el título en estilo Panama Jack. La imagen tiene arriba a un gorila dorado - Congorilla- y abajo a unos guerrilleros en la selva.

Pero de esta se acuerdan incluso menos. ¿Y por qué? Pues porque como decía antes, en 1959 pasó…

18) Congorilla (1992)

Portada de Congorilla en la que vemos una lucha entre Congorilla y Congo Bill.

Efectivamente, Congo Bill cruzó sus pasos con Congorilla en 1959. Ya antes se había encontrado con El Gorila Dorado y con Kongorilla. Podemos dar por hecho que es el mismo o que es otro, tanto da. Lo importante es que en 1959 y por una serie de motivos que incluyen un anillo mágico, Congo Bill comenzó a tener la oportunidad de cambiar su mente con la del gorila. A partir de ahí sus historietas pasaron a tener otra dimensión. Una que incluía esta miniserie noventera en la que un Janu ya crecido le traiciona, ocupa la mente de Congorilla y se enfrenta ‘a muerte’ a Bill.

De ahí la portada.

Tampoco es que le hicieran mucho caso porque en teoría aquello acababa con la muerte de Congorilla y de Janu ¡SPOILERS!– pero faltó nada y menos para que reapareciera –Congorilla, a Janu no se han molestado (de momento) en recuperarlo- precisamente en esa mini de Vértigo.

Luego pasaron más cosas, claro. Fue parte de los Forgotten Heroes -sí, él/ellos también- , de la Liga de la Justicia. Tuvo un one-shot con Starman. Y en 2019 aparecieron en la serie de Damage. Pero bueno, eso es una historia para otro momento… Concretamente para la próxima letra.

19) Conjurors (1999)

Portada de Conjurors en la que vemos el sello Elseworlds y The Birth of Magic  y también a un hechicero prehistórico alrededor del cual están varios personajes del mundo mágico DC (El fantasma Extraño, los Challengers of the Unknown, Zatanna, el Hermano Poder, Bloodwynd, Madam Xanadu y etc.

Una constante tanto de Marvel como de DC, da igual la cantidad de personajes del lado mágico tengas que vas a estar moviéndolos para arriba y abajo, intentando crearles historias y que aquello cuaje todo el rato. Este Conjurors con, de nuevo, Chuck Dixon, entraba por el lado del Elseworlds enfrentando a los hechiceros de DC contra series de más allá de evos incontables. Efectivamente, horrores de Eldritch (¿no os acordáis de cuando ‘eldricht‘ era una palabra inglesa que significaba ‘misterioso’ y no ‘taquiones con tentáculos’? Ya, yo tampoco.) Y ahí estaba Barretto para hacer los dibujos. Nombres conocidos, nombres fiables. O algo.

20) Conqueror of the Barren Earth (1985)

Portada de Conqueror of the Barren Earth en la que vemos a una mujer,  Jinal Ne' Comarr,  con lo que parece una espada láser en una mano y una pistola en la otra, con un vestido casi de balo y una capa, y el pie levantado sobre una roca. De fondo hay una imagen amarilla de un señor con pinta de malvado.

¡Malditas editoriales, metiendo la política en sus cómics y sacando a mujeres a protagonizar títulos masculinos, ¿es que creen que la A significa Francia?! ¡Ahí van los… ochenta!

Sí, en 1985 y dentro de las cosas para las que usaban Warlord estuvo la presentación de esta serie, así como con nombre de banda de rock progresivo deathmetal finés o algo así, en la que se nos mostraba no el clásico spin-off de aquella sino las historias de un futuro posible -aunque no muy probable- entre lo distópico y lo apocalíptico pero que incluye a un sol muriente -el nuestro-, la exploración espacial, el mundo casi destruido y unos malvados alienígenas. Una docena de complementos que sirvieron como rampa de lanzamiento de esta colección.

Cuatro números duraron las aventuras de Jinal Ne’ Comarr, así que podemos suponer que la rampa de lanzamiento era de SpaceX.

Y no hemos vuelto a saber de ella -al menos hasta donde llega mi conocimiento-, pero supongo que será cuestión de tiempo. Porque he oído que en DC están intentando publicar más títulos protagonizados por mujeres y todo eso. Así que ya tiene que falta menos.

21) Cool World (1992)

Portada de Cool World en la que vemos a algunos personajes de la película en lao que parece una cárcel y una pierna de mujer con medias y zapato de tacón rojo.

DC logró los derechos no solo de la adaptación de la película Cool World, también de esta mini que servía como precuela. Y esto era en 1992, Roger Rabbit había sido un éxito solo cuatro años antes, contaban con Kim Basinger como gancho en un papel que podía recordar al de Jessica Rabbit. ¡Y de los dibujos se encargaba nada menos que Ralph Bakshi! ¡¿Qué podría salir mal?!

Ah, ya.

22) Cosmic Boy (1987)

Portada de Cosmic Boy en la que vemos una banda que pone Spin-off Legends Chapter 4 y se le ve a él sacando ondas de energía con las manos, levantado y lo que parece moviendo elementos alrededor.

Otro de esos personajes que llevaban a saber el tiempo por ahí -bueno, sí que lo sabemos, lo crearon en 1958 para para la Legión de Superhéroes en Action Cómics– y que tras treinta años consiguió su oportunidad aprovechando Legends. Pero, claro, una mini de cuatro no dio para mucho y las andanzas volverían a Action Comics y a la Legion de Superhéroes. Pero quede constancia que hubo intento.

23) Creature Commandos (2000)

Portada de Creature Commandos en la que vemos a los miembros del grupo en su versión del año 2000, de lateral y con enormes armas.

De entre las diferentes posibilidades para aprovechar aquello del bélico ya hemos visto que en DC fueron exploraron distintas ideas. Como, por ejemplo, Weird War Tales que salió en 1971 y que en su número 93, ya en 1980, nos presentó a un grupo peculiar.

Portada de Weird War Tales 93 en la que vemos a un grupo de soldados alemanes sorprendidos por el grupo saliendo por un agujero de la pared.

Lo de los Creature Commandos era una idea. Vamos a decir que peculiar. Al fin y al cabo era de J. M. DeMatteis (y Pat Broderick). Monstruos convertidos en luchadores anti-nazis. Quizá en esa idea de que para acabar con un monstruo hace falta otro, o algo así. La idea era ir creando series -o personajes recurrentes y etc- en las cabeceras de historias sueltas. En este caso un grupo compuesto por un hombre lobo, un vampiro, una criatura y una gorgona, más algún cambio que iría surgiendo. DeMatteis no duraría demasiado y la propia cabecera -en la que también estaba apareciendo G. I. Robot– acabaría cerrando en 1983.

Pero aquí no se tira nada, solo faltaría, y en el 2000 le dieron la posibilidad de protagonizar su propia serie. A la que añadieron, ya puestos, a una nueva versión del G.I. Robot, el enlace humano pasaría a ser el antiguo jefe de los Hunter’s Hellcats, además de Gunner Mackey, de The Losers, ambos grupos -y personajes- habituales de Our Fighting Forces. Y también personajes nuevos, claro, no hay que reparar en gastos. 8 números duraron.

Luego ya han ido apareciendo aquí y allá, de manera más regular en tres números de Frankenstein, Agent of S.H.A.D.E. de 2011. Y ahora mismo no tienen serie, pero algo me hace sospechar que no tardarán tanto en tenerlo. Al fin y al cabo de los multiversos se aprovecha todo. Aunque sea para hacer croquetas.

24) Creeper (1968-1969 / 1997-1998 / 2003 / 2006-2007)

Portada de Beware The Creeper en la que vemos al protagonista con un tipo detrás detrás acechándole, ambos en los tejados.

A veces las historias son más largas. Como es este caso de Creeper, que unas veces se llama The Creeper y otras Beware the Creeper. Según el día. Pero, bueno, empecemos por el principio.

El paso de Steve Ditko de Marvel a Charlton y DC sirvió para muchas cosas, incluyendo la creación de este Creeper en el Showcase #73. Con esa idea suya de crear algo que no fuera los típicos personajes de la época. Su idea fue crear un presentador televisivo, Jack Ryder, al que despiden por su capacidad abrasiva, que se mete a investigar y tras una serie de peripecias acaba inyectándose un suero. De todas formas para cuando le dieron la serie propia Ditko se limitó a la idea del primer número y a la parte artística, con Dennis O’Neil en los guiones. La serie duraría, eso sí, solo seis números. Luego volvió a la Showcase aunque precisamente uno de ellos no salió porque le pilló por medio -nunca lo adivinareis- la DC Implosion. (El número acabaría siendo recuperado, claro, pero esa es otra historia).

Después, en los noventa, decidieron darle un segundo intento con Kaminski y Martinbrough, esta vez llamándolo solo The Creeper. 12 números duró. Y es la más extensa. Aunque entre medias habían decidido que el suero se lo inyectara un aparato aquí se volvió al presentador broncas, una historia similar aunque con un aspecto un poco más… Vértigo. Por supuesto siguió entrando y saliendo en distintos cómics. Ah, y en algún momento pasó a ser un demonio que poseía al periodista. Qué os puedo decir, lo veo factible.

Portada de The Creeper en la que vemos en grande y con el estilo de Martinbrough la cara de Creeper.

Para 2003 volvió a tocar una revisión y -sorpresa- esta vez ya lo metieron directamente en Vértigo. Ah, y la volvieron a llamar Beware the Creep porque estas cosas funcionan así, ya os digo. Un yoyo y un consejo editorial, distintas herramientas para el mismo uso. Y, como el… bueno, os lo ahorro: ¡Ahora Creep era una mujer!

Portada de Beware The Creeper con el sello Vértigo X en la que vemos a la versión femenina de Creeper saltando por los tejados en el París de los años veinte.

Que diréis: Pues perfecto. Creep es lo que pienso cuando veo a las presentadoras de magazines de la tele. Pero no, es casi peor. Si antes era un periodista ahora estamos en los 1920s en París y la protagonista es Madeline Benoir, una dramaturga cuya hermana gemela era una pintora a la que un admirador violó y mató. Sí, yo estoy igual de sorprendido de que cuando el pintor es hombre a nadie se le ocurra violarle. En fin. ¿Había mencionado que el protagonista es una mujer pero guioniza un hombre? Sé que hoy no dejo de daros sorpresas. El asunto es Madeline decide disfrazarse como un personaje de los cuadros de su hermana para vengarse de la familia criminal de la que era parte -y que protegía a- el agresor. Cinco números duró, pero cerrando en el último como si hubiera sido una mini lo suficientemente peculiar.

Por supuesto eso no evitó que volviéramos arriba y abajo pero, sobre todo, que tres años más tarde le volvieran a dar una serie, bueno, ahora sí una miniserie.

Portada de The Creeper en la que vemos encima del título Leaping from the pages of Brave New World con una imagen del Creeper en una versión de colores que parecen estar fluyendo.

Con la idea de que fuera más de terror se llevaron a Steve Niles – y supongo que también a Justiniano– y le dieron otra vuelta más. Esta vez estaba relacionado con experimentos con El Joker. Y ahora la transformación era física. Ah, y sale Batman. Es una cosa que en DC tiende a suceder.

Por supuesto después de esto ha seguido apareciendo y han seguido cambiando las cosas. Como hacer a Ryder un periodista alcohólico -ahm- cuyo cuerpo muerto era revivido por un demonio que ahora venía de los Onis japoneses. Que llevaba, además, cadenas que podía usar como armas. Yo qué sé. En cuanto te descuidas le cambian el pasado, lo mismo te meten una enfermedad mental previa que deciden que el personaje nunca existió, son dos entidades distintas, o lo que toque. Lo último que sé -de nuevo, puedo estar equivocado- es que apareció en DCeased como ejemplo de superser inmune a los zombies.

En serio, lo mejor es no preguntar.

25) Crimson Avenger (1988)

Portada de The Crimson Avenger en la que vemos al Crimson Avenger detrás de una esquina con el arma en la mano. En el otro lado de la esquina vemos un cartel en el que pone WANTED más su foto y su nombre.

Allá vamos de nuevo. En Detective Comics iban creando personajes a ver lo que funcionaba. Uno de ellos se creó en el número 20 de la colección: Crimson Avenger.

Página de Detective Comics 20 en la que vemos la presentación de The Crimson Avenger. Arriba el título y la imagen de lateral. Abajo vemos su punto de partida.

Un enmascarado, Lee Travis, un joven editor en el periódico Globe-Leader, que acabaría teniendo un ayudante asiático, una pistola de cartuchos de gas y que blablabla. Cosas de la época. Logró su primera portada en el número 22 de la colección.

Portada de Detective Comics 22 en la que vemos al Crimson Avenger en los tejados con unos malosos delante.

Lo que pasa es que sólo lograría tener otra portada más porque entre medias, en esa cabecera, pasaron cosas. Ya sabéis.

Portada de Detective Comics 34 en la que vemos al Crimson Avenger a punto de lanzar a un tipo por encima de la barandilla de un barco.

Por supuesto la llegada de Batman no impidió que siguieran apareciendo algunos complementos -varios, inclusos- pero sí que varios de estos personajes irían pasando a otras cabeceras. Por ejemplo, Crimson Avenger iría a More Fun Cómics y en el número 56, de nuevo como signo de los tiempos, pasaría a llevar traje -bueno, pijama superheróico, ya sabéis- de rojo y con una cosa amarilla con un punto negro que se supone que es una bala.

Página de More Fun Cómics en la que vemos The Crimson Avenger en su nueva presentación con traje de superhéroes.

Una época en la que no parece que saliera en muchas portadas, pero sí en alguna. Por ejemplo, en Leading Comics.

Portada de Leading Comics 1 en la que vemos una portada con fondo amarillo y a toda una serie de personajes como saltando: Vigilante -la versión vaquero-, Green Arrow pre-perilla, Star-Spangled Kid, Shining King con su espada, Speedy y el Crimson Avenger.

Lo cierto es que iría quedando en el olvido más o menos. Hasta el punto de que en 1963 apareció un nuevo Crimson Avenger de muy corta duración.

Portada de World's Finest 131 en la que vemos al nuevo Crimson Avenger con traje de supes y capucha violeta, apuntando a Superman y batman con una pistola que les convierte en muñecos hinchables. Mintras unos tipos con capuchas con pulpos huyen.

Pero muy poca. Intentó ayudarles esa vez, salió mal, no volvió.

Para 1988 le dieron la mini que tenéis arriba. Esta vez con un equipo de marido y mujer en el que uno de los nombres seguro que os suena: Dann y Roy Thomas. Dann (Danette, de soltera Weikis) puede ser menos conocida, pero a Roy le conocemos todos. Supongo.

Su decisión fue intentar revivir al personaje con una nueva aventura en forma de mini que acababa con una llamada a que si los lectores estaban interesados habría más aventuras.

No las hubo.

Así que lo que hicieron fue crear una nueva. Una mujer. Negra. ¡Maldit… Bueno, ya sabéis cómo va esto. Se trata de algo así como un Espíritu de la Venganza menor con poderes sobrenaturales. Pero le sigue gustando el rojo, supongo. En abril de 2000 apareció en Stars and S.T.R.I.P.E., luego en la JSA,

Portada de JSA número 52 en la que vemos la tercera encarnación de Scarlet Avenger, una joven afroamericana con chaqueta de cuero y top blanco que lleva una banda de tela roja tapando sus ojos, y también dos pistolas, una en cada mano. De fondo hay lo que parece sangre haciendo las imágenes de las caras de algunos miembros de la JSA.

y lo último que le he visto es en el Stargirl Spring Break Special en 2021.

26) The Curse of Brimstone (2018-2019)

Portada de The Curse of Brimstone en la que vemos a un ser de lo que parece fuego, plástico negro y pinchos corriendo hacia el lector.

Tras varias versiones diferentes de Brimstone con distintos orígenes y poderes -incluido uno que podía sentir la existencia de Tierra Dos– alguien decidió darle una oportunidad a Justin Jordan y Philip Tan para que hicieran su propia versión. Una especie de antihéroe en lugar de villano. Aunque con el fondo de una maldición tras un acuerdo más o menos fáustico. El dibujo de Tan sería deliberadamente raro en los primeros números hasta ir normalizándose y pasando a la clásica mezcla de superhéroes y vértigo. Y luego a su reemplazo. Pero tuvo doce números, un especial, y luego alguna aparición tanto él como su hermana melliza. Qué os puedo decir, algunas maldiciones corren en la familia.

La última aparición, de ella en concreto, es de 2021. En Dark Nights: Death Metal The Last 52: War of the Multiverses. Que, si algo he aprendido en esto de ver películas de terror, debe de ser algún tipo de parodia.

27) Cursed Comics Cavalcade (2018)

Portada de Cursed Comics Cavalcade en la que vemos una versión de los clásicos cómics de la EC con el título arriba, una ilustración central con los cadáveres de los padres de Batman saliendo de sus tumbas para agarrarle  y a la derecha tres redondeles con tres personajes: Swamp Thing, Guy Gardner y Zatanna.

Una antología de historias de terror con distintos personajes superheróicos conocidos, una forma de probar autores -guionistas / dibujantes / etc- para ver qué tal se les da. Y también de probar ideas. Como meter a Batman en un slasher. Es una lástima -aunque pueda entenderlo- que no hayan repetido la experiencia. Pero si se animan de nuevo aquí estaré.

28) Cyborg  (2008 / 2015-2016 / 2016 – 2018 / 2023- )

Portada de DC Special Cyborg en la que vemos a Cyborg saliendo de lo que parece una pared destruida.

Pues aquí llega el último del día. Un personaje bien conocido pero que se quedó sin película como estaba claro que iba a pasar. Y es que si tienes un personaje cuya primera aparición es de 1980 (en un inserto en DC Comics Presents #26 para dar paso a su aparición en Teen Titans) pero no logras tu propio título hasta 2008, cuando ya lo había tenido antes…

Portada de Tales of the Sinestro Corps: Cyborg - Superman en la que vemos a Cyborg Superman con la imagen de los Black Lantern agarrando a Clark Kent de la corbata mostrando que es Superman, de fondo vemos a distintos miembros de la JLA, especialmente Hal Jordan, Cyborg superman parece estar poniéndose unas gafas con nariz.

hasta Cyborg Superman. El año anterior, y un One Shot. Pero anterior.

El caso es que le dieron una miniserie que aunque sea de 2008 a ratos parece fundamentalmente noventera.

Portada del DC Special Cyborg en la que vemos la cabeza de Cyborg, en su parte metálica se reflejan varios secundarios. el dibujo es MUY noventero.

Pero tras ello logró por fin una serie propia con un primer volumen… en 2015. Vale, habían pasado muchos años mientras tanto. Pero en medio habían sucedido cosas como… ahm… que había salido en una película. ¡Era el séptimo componente de la Liga de la Justicia! Y no porque alguien hubiera considerado que había que haber alguien de color, no valía que fuera de color verde y a los Green Lanterns no los querían ni mentar. ¡Sucias suciedades!

Portada de Cyborg en la que vemos de fonddo una imagen del hombre de Vitruvio con Cyborg delante, levantando la mano que está conectada a cables, la mano está abierta y con un color azul mostrándose.

La idea era un poco la de siempre, el joven deportista, el accidente, el intento de reconfigurarlo, el ponerle bluetooth hasta en el pito,

Portada de Cyborg en la que vemos como si se le cayeran las partes metálicas y debajo volviera a estar el hombre sando. No está desnudo del todo, elementos sensibles como el pito están cubierto por la luz azul del bluetooth que le han puesto.

todas esas cosas. Lo cierto es que la cosa había ido bien. Incluso aunque estaba claro que George Pérez se había inspirado en Deathlock -palabras de él, no nuestras- y aunque fueran probando estilos y portadas que llamaran la atención. Es cierto que eran ya los ’10s, pero había que intentar ver qué le interesaba a los chavales, y con esto de los roboces se podía probar hasta el amerimanga.

Portada de Cyborg en la que vemos una versión tipo robot manga abriéndose de Cyborg.

En cualquier caso los 12 números se acabaron y, además, llegó un nuevo evento. REBIRTH. De ahí que en DC decidieran darle primero un especial

Portada del especial Cyborg Rebirth en la que vemos una versión con aspecto de mayor seriedad en la que la cabeza ocupa casi todo pero que también tiene la mano con una luz roja.

y luego ya una nueva serie regular que parecía querer ir más de seria

Portada de DC Universe Rebirth Cyborg en la que vemos en el centro a Cyborg, a la derecha su padre, a la izquierda un científico y una mujer con pistola y arriba una cabeza ominosa de algo de piedra con ojos rojos brillantes.

incluyendo hasta aproximaciones más scifi-vértigo

el resultado tuvo sus más y menos -y no lo digo porque coincidiera con el lanzamiento en cines de la película de la Liga de la Justicia en edición colores apagados (mirad que genialidad de simbiosis por parte del portadista)- pero logró llegar hasta 2018 y tener 23 números. (En realidad lo cancelaron en el 20, pero llegó Marv Wolfman a convencerles de que le dieran tres más. Y ya. Estaban anunciados los números 24 y 25, incluso estaban puestos a la venta en Diamond. Pero nunca se supo de ellos.)

Pero como ya estaba asentado -un decir- era cuestión de esperar a la siguiente. Que, casualmente, es la actual. El Dawn of DC.

Portada de Dawn of DC: Cyborg en la que vemos a Cyborg saliendo de lo que parece un partido de Football Universitario, aunque está claro que tiene mezclada la parte deportiva de la parte deportiva.

Que tiene confirmado hasta el número 6 para enero de 2024. (Y probablemente no más) Ah, sí, como esto funciona como funciona el número pondrá enero pero será de diciembre. Lo lógico sería que tuviera más, al fin y al cabo febrero ofrece dos posibilidades para ellos porque en DC han decidido celebrar tanto el Mes de la Historia Negra como el Mes de las Portadas Ligeras de Ropa.

Y en DC ya sabemos lo que le gusta la lógica.

¡Hasta aquí para esta letra! Todo termina siempre. Y así ya podemos ir pensando en el próximo mes. O en lo que puede ofrecernos DC para la próxima entrega. Que ya puedo ir diciendo que…

Portada de DC Challenge! en la que vemos una enorme interrogación. En ella vemos dibujados edificios de Metropolis. A los lados hay un grupo de superhéroes con Wonder Woman, Superman y Batman, y un grupo de villanos con El Acertijo y  lo que parece un djinn y un tipo con turbante.

¡No pueden evitar que sea tan inesperado como de costumbre!

Leyendo el Hulk de los 70 y la EC de los 50