Instagrameos de la Mujer Araña

Instagrameos para perder un ratito de miércoles

Instagrameos de un pasado reciente

Instagrameos de viñetas, ahora con un 50% de Spiderman

Relecturas con filtros

Porque busco fastidiar a la gente que no me sigue en Instagram

Instagrameos de primavera

Hoy estoy liao, así que ¡reposiciones!

Instagrameos pre-Semana Santa

¡Redifusión de cosas que ya has visto!

Grease

Incredible Hulk 390, febrero de 1992, Peter David y Dale Keown

La Masa, Edición Gigante, 1971, López Espí (via Telly Chavalas)

¿Coincidencia? ¿Serendipia? ¿Brillantina?

¡Tú decides!

Poll Maker

Esto pasó en el mes X

¡Marchando una de tuiteos de octubre!

Dum-de-Dum

Es el Sargento Furia (posteriormente Coronel y actualmente ni se sabe) quien encabeza el título que Lee y Kirby osaron enviar a los kioskos en 1963.

Pero ciertamente los demás Comandos Aulladores poseen personalidades lo suficientemente únicas como para haber sobrevivido de una manera o de otra como secundarios del Universo Marvel. Y es que muestran una diversidad étnica y cultural que deja en pañales a la supuestamente revolucionaria Star Trek.

Pues sus creadores lograron evitar sabiamente…

…caer en cualquier tropo…

…que los redujera a un simplón estereotipo.

Pero en esta galería de personajes ricos en matices destaca Dum Dum Dugan.

Quien, no por casualidad, en la actualidad sigue sirviendo a ESCUDO gracias a la Fórmula del Infinito ser un SDV.

Brazo Derecho de Furia, el Fortachón del grupo, sería fácil quedarse con la primera impresión y no apreciar los sutiles detalles que caracterizan al personaje. Como los que EmeA ha estado glosando los últimos tiempos.

Y es que pocas veces el Noveno Arte ha producido un personaje tan enrevesado y complejo como Dum Dum Dugan. Tras años de leer sus aventuras puedes creer conocerlo a fondo y, de repente, descubrir un tebeo antiguo donde se revela una de sus más ignotas aficiones.

Una que, en última instancia, no resulta tan sorprendente.

A la que seguro que se enganchó durante esos largos meses posteriores al Dia D, luchando por cada palmo de terreno en el frente continental con la única compañía del resto de Aulladores.

Sin duda fué allí donde aprendió a apreciar el cine francés.