Artículo 20 – Lameculos ’21

Siempre hay alguien que gana con la desgracia ajena. Lo raro es que luego le hagan fiesta.

Pero parece ser que si el impacto es fuerte entonces hay que celebrarlo. Por eso luego tenemos fiestas en las que los dinosaurios conmemoran al meteorito.

Que sean una panda de dinosaruios no debe de sorprenderme mucho, quiero decir, es más fácil celebrar a alguien que ha tenido poder que a una mujer. Una mujer que hubiera tenido cualquier puesto, que ya sabemos que si no destaca en todo y monta en monociclo no les vale. Y si en lugar de en los laureles pensamos en las panojas, seguro que a muchos autores, (en -e- para que quede claro que hablamos de las autoras tanto como de los autoros) de nuestros clásicos y modernos les iría más que bien con los dineros que van a soltar. Pero se ve que esos no son tan importante porque al fin y al cabo se dedicaban solo a crear cómics.

Así que podemos todos congratularnos de que en el año en que un autor ha hecho un magnífico cómic sobre lo que tuvo que pasar durante la pandemia (esos ecos de lo que pasamos todos) se haya decidido premiar, por supuesto, a la persona que intentó destruir su carrera. Eso es lo que podemos esperar del mundillo del cómic, el elogio de la ruina y la ruindad.

Por supuesto podemos hablar de que no es lo único que ha hecho, y será cierto. También estuvo liado en aquella turbia historia sobre la gestión del fondo de Planeta apoyando a los que intentaron hundir la que entonces era la más importante web para los aficionados del cómic en España. Ah, pero eso fue años después de lanzar una agresiva campaña para saturar el mercado echando a los cómics más independientes y a editoriales que no estaban respaldadas por el primer grupo editorial español de las estanterías y favoreciendo que muchos de ellos cerraran.

Motivos todos ellos más que sobrados para que el punto de contacto entre los perros no come perro y los perros falderos hayan decidido votarle. Mucho de lo que hay ahora es por su culpa, y todos estamos contentos con cómo están las cosas, claro.

Lo que nos lleva a su faceta como divulgador e investigador en la que ha demostrado una enorme pericia. Una enorme pericia en funcionar como hacían en la academia: Considerar que lo que no le gusta no existe, intentar establecer una mirada hegemónica, tomar solo lo que le interesa de los datos que quiere y, en general, centrarse menos en divulgar la historia que en crear un relato de SU historia para imponerlo como verdadero. El tipo de cosas que es imposible no celebrar, por supuesto.

Puede que haya gente que prefiera votarle por su integridad, esa que le ha llevado a publicar sus memorias -y si queréis comprobar cómo es su faceta como historiador esperad a ver lo que cuenta en ellas y compararlo con la realidad- en una editorial a la que demandó por difamación.

Por supuesto ha habido gente que se ha molestado porque ese premio se de a esa persona por minucias como que no es un autor. Pero eso debe de ser de interés para nosotros, porque abre la posibilidad de que se le de un premio a, por ejemplo, los fanes. ¿Cómo? Ah, por supuesto. Tenéis razón. Un fan es menos probable. Es más probable que le dieran un premio al tipo que fundó la multinacional o al abogado de la empresa o algo así, a la gente que hace que esté en una posición de superioridad, vaya.

Tampoco negaremos que es un premio hijo de su tiempo. en un mundo en el que se erigen monumentos a la Legión es lógico entender que el mundo del cómic se busque hacer las equivalencias. Al fin y al cabo tanto por su edad como por el resto de características conocidas y expuestas en estas líneas es lógico que se ponga indeleble su nombre en el listado.

Porque no hay tanta gente que pueda decir que no solo ha trabajado y escrito sobre los cómics. También los ha inspirado. No por hacerlos posibles, sino necesarios.

Ahora ya solo queda por saber cuántos de los jesuisistas que hablaron de este ataque le han votado también.

Porque ese sería el resumen perfecto de lo que es el cómic español.

Y esto no ha sido un premio,

ha sido un

«Esto es lo que podéis esperar del mundillo del cómic»

«Esto es lo que hay».

7 comentarios en «Artículo 20 – Lameculos ’21»

Responder a B. C. Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.