Retales

Las viñetas del posteo anterior de Adolf no son ningun montaje, están en la obra, y, si recuerdo bien, las envió Mauricio Betancor a la Lista de Correo de Adlo! hará unos cinco-seis años. Las conservaba en el disco duro porque en 2001 las aproveché para hacer este anuncio, que fue un tanteo de lo que podríamos hacer en El Adlo!, el encarte de 4-8 páginas que estuvo durante tres años en la revista Las Estaciones de Nemo y que este mes se ha trasladado a la Dolmen.

El inicio en Dolmen ha sido bastante alegórico. La intención de El Adlo! desde sus comienzos ha sido estar en la parte central de la revista, de forma que si sólo te interesa el encarte pero no el resto de la revista puedas mangarlo en la tienda sin mucha dificultad por el método del tirón a la grapa. En el primer número en Nemo no lo conseguimos por un inoportuno error de paginación, que hizo que no estuviésemos en el centro justo. Ahora, el primer número con Dolmen no era con grapa sino con lomo. Fascinante simetría, poned velitas.

El anuncio está hecho en Word, corría el año 2001 y uno nunca ha estado dotado para el tratamiento de imagen. Tengo alguno más hecho así que no llegamos a usar, de forma que ahí van. Con este anuncio me divertí bastante, aprovechando una imagen del Tim Sale. Aunque me doy cuenta de que la letra era piojosa.


Aunque para letra difícil, este, pero es que esa era la intención:


Este pasatiempo hubiera tenido su coña en su día, pero la Nemo era en blanco y negro y habría perdido parte de la gracia. O la hubiera ganado, a saber.


Material que se iba a quedar ocupando espacio y que ha terminado teniendo salida aquí. Algún otro ha envejecido bien e igual acaba publicándose, como la iniciativa de los libreros de montar caravanas de mujeres por las tiendas para perpetuar la clientela. En cinco años, más.

4 comentarios en «Retales»

  1. MUA-JA-JA-JA(tm)!!! Calduch, eres la hostia. Mira que seguir conservando aún lo del ADLOF… 😀

    Por cierto: hay que ver qué cutres me salieron esos dos escaneos.

    El que mi escáner de entonces funcionara a pedales, tampoco ayudaba, claro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.