Hotacu

Pocas cosas hay más agradables que cuando te dan la razón, y quizá es por eso que disfrute especialmente el Forum Museum de hace unos días dedicado a la labor de la traducción, pues pusieron voz a una reflexión que alguna vez he compartido con algún licenciado en filología: que para traducir desde un idioma extranjero al castellano no basta con conocer el idioma extranjero, sino que hay que dominar también el castellano.

Sin embargo algunas veces los que encargan la traducción se enfrentan a una oferta de traductores limitada (en cantidad), como fue el caso cuando en nuestro país comenzaron a llegar y extenderse las publicaciones procedentes de país del Sol Naciente, los mangas. Si bien es cierto que muchos de ellos procedían directamente de versiones americanas, igualmente era necesario demostrar que se conocía la cultura nipona y sus autores. En ese sentido fue especialmente educativa la sección Manga Manía de Alfons Moliné en los cuadernos semanales de Dragon Ball, una ventana a todo un mundo nuevo, ofrecida de manera gratuita en la publicación más vendida y leida de España. Si nadie ha recopilado esta obra todavía, preveo por aquí una sección Manga Manía Museum antes de que termine esta década. Sería de justicia.

Los mangas que se publicaban aquí en aquellos noventa poco se parecen a los de ahora en cuanto a formato. Se recurría al espejado para pasar al sentido occidental de lectura, se solían traducir las onomatopeyas, y si no se publicaba en grapa, una rústica entre 90 y 150 paginas a tamaño comic-book era lo más habitual. Así conocimos aquí por mano de Norma Editorial La Leyenda de Madre Sarah, de Katsuhiro Otomo y Takumi Nagayasu.

Otomo no necesita presentación, pero Nagayasu sí. Y como en aquel 1996 otro tópico de las ediciones autóctonas era la inclusión de artículos en las publicaciones, era de recibo que el encargao de las cosas japonesas nos contara algo sobre el dibujante. Y llegamos entonces al dicho de antes de los traductores, que podía dominar el japo pero patinaba algo más al tocar terreno patrio. TomAdlo! como un pasatiempo. El número puede varíar según contéis repeticiones o acentos.

Y aún así, es MUCHA más información de las que da una búsqueda de información en castellano sobre este autor en la Red de Redes en la actualidad. Lo cual daría pie a algún malpensado a plantearse si lo plasmado en el artículo era información contrastada o bien inventada. Pero esto ya no es un pasatiempo, pues tenemos la respuesta:

Contrastada.

Watchmen 13

Dicen que el universo odía el vacío, pero a veces también quiere que las cosas se queden como están.

De vez en cuando las señales de las musas llegan a los artistas de una forma tan directa y pristina que la obra se materializa de forma perfecta, sin fisuras. Es completa en si misma, nada sobra y nada falta. Entonces el universo se queda satisfecho, como con esa comida que sabes que has hecho bien no aceptando el chupito de cortesía.

Sin embargo algunas veces alguien pretende continuar esas obras que deberían permanacer inmutables, algo que no gusta al universo y que por ello muchas veces actúa para impedirlo.

Pongamos el caso de Youngblood, que con sus colecciones, miniseries y derivados ROB! nos contó la historia que quería contar, y tras elló marchó a fertilizar otras tierras. Es una obra perfecta incluso en sus imperfecciones, con todas esas tramas cuyas conclusiones quedaron abiertas a la interpretación de cada lector. Se había contado lo que debía decirse y ahí tenía que haberse quedado. Sin embargo un depredador de las finanzas se agenció los derechos de la obra, y allá por 2019 anunció la salida de Youngblood Unchained a cargo de la editorial Terrific Production LLC ¿habéis sabido desde entonces algo de esa obra? ¿de esa editorial? ¿del depredador? pues eso es el universo actuando.

Otro ejemplo. Frank Miller publicó a prinicipios de siglo una secuela del Dark Knight y mirad cómo ha quedado.

Y Watchmen. Qué decir de Watchmen. Se podría pensar que el universo debió alterarse con aquellas miniseries de precuela. Pero el hecho de que dejaran bien claro en el título que eran unos «Before Watchmen» se distanciaban lo suficiente de la obra original como para actuar.

Sin embargo, ahora que he visto que los de ECC en su ansia de hacer tomos gordotes (todavía les falta calle), van a sacar por 90 euros 1392 con la saga completa* de Watchmen

*No incluye Doomsday Clock

…recordé que en su día lanzaron un coleccionable de 20 fascículos con la saga. Y si fueron 20 por fuerza tuvo que haber un Watchmen 13 continuando el duodécimo tomo ¿no debería haber actuado el universo para impedirlo?

Pues voy a hacer un ejercicio de fe y voy a suponer que aunque en su web tienen lo que parece un anuncio de lo que iban a sacar y las fechas previstas

…en realidad lo fueron actualizando para ajustarse al calendario real. Lo contrario sería MUY preocupante.

Y como podéis ver, el universo actuó para impedir ese Watchmen 13. Y tantó que actuó.

Sin embargo, las defensas místicas de ECC son poderosas y pudieron rehacerse y continuar. Siempre ha habido rumorología sobre qué padrinos tendrían cuando pasaron de llevar con El Catálogo del Cómic la web de tebeos de Planeta a hacerse con los derechos de lo que entonces (pre Nuevos52) era una codiciada perita en dulce. Ahora podemos ver que son poderosos. Porque no es sólo que el Watchmen 13 terminará saliendo.

Mirad la portada del Watchmen 14.

Y Glycon no ha venido y seguimos aquí.

Aunque insisto, si no tienes influencias en las altas esferas no tientes a la fortuna.

Lo que quiero decir con todo esto es…

…¿estás seguro, Frank?

SSU !!!

Una vez se asume que lo audiovisual ha ganado la competición por la audiencia, adelantando con sus películas y series a las historietas originales en que se basan, descubro con regocijo que la diversión no ha terminado. Antes al contrario. Pensaba, inocente de mi, que lo de Disney/Marvel era un rodillo monolítico amasando dinero allá por donde pasaba, pero descubro que quedan recovecos donde el influjo adliano es fuerte. Muchos de vosotros conoceréis la historia de sobra, pero yo tras haber vivido durante mucho tiempo feliz en mi ignorancia, quiero compartirla de todas formas.

Y todo se origina, como no, en los Gloriosos Noventa, cuando las circunstancias de mercado hicieron necesario que Marvel activase una serie de palancas financieras para asegurarse la supervivencia hasta tiempos mejores. Palancas que incluyeron la cesión de licencias de ilustres personajes cuya vida audiovisual se desarrolló en otros sellos. Fox y sus mutantes y fantásticos han vuelto al redil por fagocitación, pero queda Sony, cuyo papel en el sainete sería, volviendo al simil futbolístico, como un Griezmann a la inversa.

Sony ostenta los derechos de nada menos que Spiderman y personajes relacionados, lo cual se supone que es un seguro de vida…si tienes claro qué hacer. La cosa es que cuando deciden relanzar la franquicia con la película del que ya no es Tobey Maguire (ya he dicho que estoy comenzando a descubrir esto, no me pidaís pues que haya visionado el material del que hablo…), pinta que no es el bombazo que esperaban. Comienzan a desarrollar un universo basado en grupos y personajes del universo arácnido, pero la segunda película del…Garfield, casi seguro que se apellida Garfield…les hace darse cuenta de que no van por buen camino para hacer la caja que quieren. Se acerca el momento de rendir cuentas antes los inversores, los números no cuandran como deberían…y deciden por tanto ceder el uso del personaje a…¡a Marvel! para que haga sus películas y sus cameos y sus crossovers y les cedan la parte correspondiente de los beneficios. Y les rinde más así. Que la entrada de Spiderman en la película de Civil War sea precisamente en el minuto 63 no es por casualidad.

Pero por supuesto no han cejado en su empeño de crear material relacionado con los personajes con los que todavía pueden tratar. Personajes de Spiderman pero sin Spiderman ¿qué podría salir mal? lo de los universos compartidos era lo que lo petaba y había que tener anunciar uno como fuese. Con tanta ilusión que hasta la fecha la cosa ha tenido más denominaciones que películas. Dentro wikipedia:

Sony anunció oficialmente su nuevo universo compartido, basado en varias propiedades de Marvel Comics asociadas con el personaje Spider-Man, en mayo de 2017, con el título Sony’s Marvel Universe, en español: «Universo Marvel de Sony». En agosto de 2018, se lo conocía como Sony’s Universe of Marvel Characters (SUMC), en español: «Universo de personajes de Marvel de Sony» internamente en la empresa.​ En marzo de 2019, una presentación de Sony Pictures Entertainment se refirió a este como Sony Pictures Universe of Marvel Characters (SPUMC), en español: «Universo de personajes de Marvel de Sony Pictures», y Sony confirmó más tarde ese mes, una presentación de Sony Pictures Entertainment se refirió al «Universo de personajes de Marvel de Sony Pictures» (en inglés: «Sony Pictures Universe of Marvel Characters»,​ y Sony confirmó más tarde que este era el nombre oficial de su universo compartido.4​ La presentación indica que el título se aplica a las películas de Marvel Studios de Spider-Man y también a las películas animadas del Spider-Verse. El título fue ampliamente criticado, y los comentaristas se burlaron de su longitud como un «bocado» y lo compararon negativamente con nombres de franquicia más cortos como Universo cinematográfico de Marvel y Universo extendido de DC (DCEU).​ James Whitbrook de io9 cuestionó por qué no se estaba utilizando el término «Spider-Verse».​ El título también fue objeto de burla debido al acrónimo «SPUMC». El presidente de Columbia Pictures, Sanford Panitch, declaró que Sony no quería referirse a su universo compartido como el «Spider-Verse», ya que abarcaba muchos personajes distintos de Spider-Man.​ A pesar de esto, Sony anunció en agosto de 2021 que la franquicia había sido rebautizada como Sony’s Spider-Man Universe (SSU), en español: «Universo Spider-Man de Sony».

Un universo compartido que va por su cuarto nombre y se ha materializado hasta la fecha en tres películas: la de Venom, la segunda de Venom y la de Morbius.

Y tiene previsto, también wikipedia mediante, sacar durante los próximos años filmes tan estimulantes como Kraven, Madame Web, El Muerto y otra más de Venom.

A mi me siguen gustando los tebeos. E intento buscar los paralelismos. Y tengo claro que el gran referente visual del MCU en las historietas es Bryan Hitch.

El Bryan Hitch en sus momento altos, por supuesto. Ahora le pasan trabajos en DC a ver si vuelve a sonar la flauta.

Y como Hitch es tan sólo uno de los muchos dibujantes que ha habido en la trayectoría del universo Ultimate, tengo claro cual de todos es el que representa al Sony Spiderman Universe.

Creo que lo tengo claro desde aquella mítica viñeta de Ultimate FF.

Y esa impresión se ha visto corroborada al examinar la miniserie dedicada al Spiderverso durante las Guerras Secretas. Un fanfiction imaginario, como tantas cosas que salen desde los New52, pero con un poderío visual que define las intenciones de hasta dónde puede llegar el SSU.

El poderío visual de Andre Araújo.

Este es el espiritssu.

La filmoteca de Lucien

Podriamos llegar a creer que desde hace un tiempo las decisiones editoriales del universo viñetero de DC se han moderado bastante. Que incluso los controladores de las movidas entre bambalinas de la cosa comiquera se han relajado y cesado actividad.

Nada más lejos de la realidad.

Lo que sucede es que sus gazapos y contradicciones se han visto opacados por las de su universo cinemático, el cual cuanto menos material ofrece más rumorología hace sonar. Este verano ha sido especialmente glorioso, y nada más anunciar que tenían la intención de llevar a cabo un plan sosegado y meditado a largo plazo a diez años vista sin grandes bandazos, lo han corroborado cancelando y destruyendo una película de Batgirl que ya estaba terminada, para luego darse cuenta de que anunciar la presencia de una cabeza pensante antes de haberla contratado con todo bien atado igual podía tener alguna fisura.

Basado en ruedas de prensa reales

Y luego está lo de Ezra Miller. Es posible que toda la rueda de noticias de esta persona cometiendo toda serie de vandalismos y fechorías a lo largo y ancho del globo en un tiempo record no sea otra cosa que una campaña de marketing magistral para promocionar que también hará el papel de Flash Reverso. Magistral pero que se les ha ido un poquito de las manos.

En otros tiempos podríamos temer que esto afectaría a las ventas de las historietas, pero podemos ver que no es así. En Marvel lo audiovisual tiene éxito y las ventas de papel están a la par que con DC. Si acaso incluso la llegada de un fandom procedente de medios ajenos al comic puedo suponer la entrada de algún lector despistado de rebote. A ver si el éxito que está teniendo ese tal Snyder con las cosas del Metal y los Multiversos Oscuros se debe en parte a que bastante gente todavía no se ha dado cuenta de que en realidad se llama Scott.

Las películas venden tebeos. Se venden tebeos basados en películas.

Poca broma: Batman: The Official Comic Adaptation of the Warner Bros. Motion Picture, Batman Returns: The Official Comic Adaptation of the Warner Bros. Motion Picture, Batman Forever: The Official Comic Adaptation of the Warner Bros. Motion Picture, Batman and Robin: The Official Comic Adaptation of the Warner Bros. Motion Picture USA

Así que agitando la coctelera, las cabezas pensantes en la editorial han considerado que sería una buena idea comenzar a sacar esto esta misma semana:

Una miniserie basada en el Flash de la película. De la futura película. De la película anunciada inicialmente para 2018.

Y yo os digo, especuladores, que es un material a tener en cuenta. Una inversión con poco peligro, con poco que perder y mucho que ganar. Pues estamos a muy poco, a un par de titulares o dos estrenos poco afortunados, de que pudiera llegarse a tratar de una historieta basada en una película que no llegue a estrenarse. Podría pasar.

Imaginad que hubiera salido una adaptación en tebeo de los Cuatro Fantásticos de Corman, del piloto televisivo de la Justice League de 1997, de la propia Batgirl de ahora, o del Superman de Tim Burton con Nicolas Cage.

Pues algo parecido es lo que puede haber acabado de llegar a los puntos de venta.

Y aunque lo anuncien como miniserie de tres entregas, la última escena del primer episodio puede hacernos salivar pensando en una cancelación prematura que haría esta primera entrega todavía más valiosa.

No olviden suscribirse y darle al like para más criptoconsejos.

Y un par de incisos:

(1) El concepto que da lugar al título del post me dice Google que hasta la fecha sólo se había usado una vez…y fue en este mismo sitio. Lo de reciclar conceptos nunca pasará de moda.

(2) Igual también con lo de las confusiones de apellidos se están vendiendo también tebeos de un tal Miller.

«¿Y los tebeos también son así?»

Es un hecho desde hace tiempo que lo audiovisual le ha comido el terreno a la narrativa secuencial. Por audiencia, por presupuestos, por importancia.

Y en este mercado los cómics están yendo a rebufo de lo que dictan las pantallas. Las editoriales rescatan títulos y personajes coincidiendo con el hype en una película o serie. Y lo audiovisual ha quedado planificado de forma transmedia, alternando pantalla cinematográfica con plataformas de suscripción. En los cines tenemos lo que se supone que son los eventos grandes para el público mayoritario, mientras que el día a día va transcurriendo con episodios semanales de series más o menos relevantes que transcurren con mayor o menor fortuna alimentando el apetito y cultivando el fandom. Esa ha sido la dinámica de esta confusa cuarta fase, en la que tras el bombazo vengador con el que se despidió la etapa anterior, no parece muy claro por donde van a tirar. Imitando un poco el modelo del mercado de los tebeos, el material de esta fase sería un poco la Marvel de los setenta, en los que cada uno tiraba por su cuenta sin fijarse mucho en lo que hacían los demás y sin intención expresa de que hubiera una dirección común para todo. Expansión, lo llamaban cuando estaban serenos.

Y en estas nos ha llegado Hulka.

Con un tono y un humor que han cogido desprevenido al teleespectador tipo, que se pregunta si esto se lo han sacado de la manga o si, volviendo a aquella pregunta que hacían cuando aquellas lejanas primeras películas de éxito, los tebeos también eran así.

Algunos explicadores dirán que la faceta de abogada y el humor del personaje llegaron de la mano de Dan Slott en la serie iniciada en 2004. Y aunque lo de la cuarta pared en el cine nos lo anticipó Masacre, para Hulka lo hizo Byrne.

¿Quién necesita unas billy?¿soy acaso un youtuber?

Así que la respuesta sería que sí, que los tebeos ya eran así.

Otra cosa es si te preguntan si en la serie saldrá lo que salía en los tebeos. Aquí la respuesta es más compleja. Te están preguntando si una escena de la Marvel de 2005 pre-pre-pre-fase 1, puede trasladarse a una serie de una plataforma del conglomerado Marvel-Lucas-Disney de 2022.

Y vaya, por toda una serie de razones que no costará comprender…

…pues va a ser que no.