El Major espectáculo del mundillo

Seguimos hablando de Major X. Sin spoilers, por supuesto, que no tardará mucho en poder verse en castellano, qué duda cabe. Que si en este país sacamos el Motorista Fantasma Cósmico en tapa dura, está claro que lo nuevo de ROB! terminará cayendo de una forma u otra.

La miniserie es noticia no solamente por la expectación levantada o las tiradas agotadas (se acaba de informar que hay que volver a pasar por imprenta para cubrir los pedidos del segundo número, que sale la semana que viene, y eso que será uno en el que ROB! sólo escribe). Es noticia principalmente porque sólo alguien cómo ROB! puede constar hoy día en alguna de las dos editoriales grandes como autor completo, que se dice pronto.

(y hasta en eso es polémico, he estado un rato buscando si es «penciler» o «penciller» ¡y no creereís con quién ilustra el concepto la wikipedia! ¡todo está relacionado siempre!)

Cada vez que ROB! saca algo nuevo, me gusta buscar los nuevos hallazgos artísticos que nos brinda. Tenía especial interés en este material porque dejando aparte su etapa en la terna Hawkman/Grifter/Deadshot, sus principales trabajos anteriores se habían visto lastrados por su colaboración con guionistas. A saber, Victor Gischler en Masacre Corps (Panini, 2011-2012) y Sterling Gates en Hawk & Dove (Spaceman/ECC, por definir). ROB! volvía ahora a hacer enteramente lo que le diera la gana. Su oficio le hace dominar los tiempos del género, de manera que nunca aburre. Sabe dosificar las escenas de acción con interludios más tranquilos, pero también sabe que las partes de diálogos no deben ser aburridas. De manera que sustituye el recurso Lobdell de tipo-sentado-en-el-tejado-con-cajas-de-texto-durante-varias-páginas por

tipo-montado-en-dinámica-motaza- con-cajas-de-texto-durante-varias-páginas. Ni punto de comparación. Esto no aburre ¿sabéis que otra obra comenzó con vehículos y cajas de texto? el Dark Knight. Una carrera de coches con un accidente. No pintaba mucho ahí, vale, pero como pocas páginas despues comenzaba la caña poca gente se acuerda de aquel sinsentido.

Y al igual que en el primer episodio del Dark Knight hay una larga escena con el resurgir del héroe en una noche con tormenta eléctrica que incorpora viñetas con relámpagos y rayos que va in crescendo hasta culminar en una viñeta en la que el sentimiento acumulado es tan grande que se hace posible hasta ESCUCHAR el trueno al leerlo, ROB! se basta con una dinámica página previa para plasmar arriesgado y gratuito salto en que podemos notar la vibración del carenado, el sol en la cara, y si no fuera porque transcurre en otra dimensión notaríamos pasar una caja de palomas made in John Woo.

Estatismo dinámico Dinamismo estático. No hay que intentar explicarlo,es un sentimiento.

Pero el verdadero gran hallazgo de este primer número va encaminado al tema comercial. Todos sabemos que la industria va cómo va, que con mucha publicidad e hype apenas se arañan unos pocos miles de ventas adicionales, y nunca hay que descuidar el tema social, de apariciones en eventos, charlas, convenciones, saludos, autógrafos, firmas, dibujitos…y cuando el tebeo en cuestión es una grapa siempre nos encontramos con el mismo problema ¿dónde te lo firmo?

Pues esto no será un problema con este ejemplar. Pues una de las ventajas de ser tú mismo el guionista y el dibujante es que puedes dejar…

…un margen bien amplio en la parte aburrida donde poder colocar una firma con dedicatoria.

Y mejor no comencéis a preguntar qué pueden ser esas dos cosas grandes y redondas que cuelgan de lo alto. Porque lo sabéis.

4 comentarios sobre “El Major espectáculo del mundillo”

  1. Fuera de que esa moto debe ser la cosa más complicada de manejar en éste y varios universos circunvecinos… Ya muero por leer la historia completa (que, con mi surte, van a sacara acá en formato pasta dura a precio de un ojo de la cara).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.