Cuestión de veteranía

Cuando hablamos de portadistas que van a la mesa de trabajo más salidos que el pico de una plancha siempre suele pensarse en Greg Land. Pero hay otro Greg, otro igual de importante. Greg Horn. Algo se ha hablado ya en este blog sobre sus portadas para la serie Emma Frost, probablemente uno de sus trabajos más conocidos.

Sin embargo, hace no demasiado que se hizo célebre por la que probablemente sea la más perturbadora imagen jamás relacionada con el Mejor Detective del Mundo, y es que su dibujo “Catwoman trap” provocó un cierto revuelo en un Internet que después de aguantar carros y carretas a Milos Manaras y sucedáneos, con  esta imagen dijo: no podemos más.

Pero un nuevo artista ha llegado a la ciudad, su nombre es Will Jack y de momento solo podemos encontrarle acreditado en algunas portadas alternativas como esta de Vampirella.

O esta otra de Batgirl.

Que, recordemos, es una colección dirigida al público juvenil cuyos interiores lucen más bien con este aspecto.

Pero también ha contribuido con una portada de Detective Comics 1050.

Si os está pareciendo que parecen todos dibujos de un anuncio de juegos para móviles de dudosas intenciones, es posible que estéis cerca de la verdad. Si os parece que esas caras y poses genéricas parecen NFTs, estáis completamente en lo cierto, claro. Otra cosa no, pero Will Jack sabe lo que hace.

Pero todavía le queda mucho por hacer a jóvenes promesas como Jack frente a la veteranía de un artista capaz de colocar una portada, no solo como alternativa, sino como oficial. Y es que mucho camino le queda para llegar a la capacidad de Scott Campbell de vender… esto.

No se ve a las damiselas porque si se ponen de perfil caben detrás de una farola. Una farola con tetas.

Hay cosas que cambien en esta industria. Pero otras… otras nunca cambian. ¡AVIV GERG! ¡AVIV LLIW! Y sobretodo ¡AVIV TTOC!