Boquitas Pintadas

La semana pasada os prometía -un decir- que os contaría la historia de Web Woman. Así que supongo que es el momento. Y también es el momento de intentar que no se me vaya el asunto de las manos.

Así que hablemos de Web Woman, de los Super 7 y, por supuesto, de la Filmation

Imagen de Web Woman en la que vemos a nuestra heroína en un entorno lleno de una vegetación extraña. La susodicha Web Woman es una mujer con pelo rojo largo y suelto, lleva puesto un body violeta con cinturón y brazaletes de un color más oscuro. El cuello, también más oscuro, tiene forma de W. Además, lleva una mezcla de capucha y casco como con dos antenas hacia atrás, las antenas y un antifaz negro, con un centro igual de negro también creciendo hacia detrás, de extienden sobre una capucha del mismo color  violeta del mismo tono que el body. Ah, y lleva los labios pintados.

Imaginad… Reseda, 1963, una joven de enormes pechos… Bueno, no tan grandes, que aún no eran los noventa.

En las oficinas de la Filmation están decidiendo qué es lo siguiente que van a montar. Creada por Norm Prescott, Hal Sutherland y, sobre todo, Lou Scheimer. Habían intentado distintas cosas a principios de los setenta, como una serie sobre Jesús, sobre un niño y su perro o sobre Los Hermanos Marx. Nada acabó de funcionar -especialmente el intento de secuela para El Mago de Oz– y acabaron donde uno esperaría que acabaran estas cosas: En los cómics.

Se aproximaron a DC Cómics, en aquel momento aún National Periodical Publications, para realizar un par de adaptaciones. De esa colaboración saldrían en 1966 The New Adventures of Superman y The Adventures of Superboy. La empresa, que se había formado en mitad de la producción de la serie Rod Rocket, y había tomado su lugar, encontraba así su primer creación ‘propia‘. Luego vendría alguna más al margen, como crear dibujos a partir de películas de FOX.

Pero el éxito con los supes les ayudó a crear también Aquaman -yo qué sé, irían por orden alfabético- y crear en 1967 el ‘contenedorThe Superman/Aquaman Hour of Adventure que añadiría a las tres series también fragmentos de Teen Titans, The Flash, The Atom, Green Lantern, Hawkman y hasta la Justice League of America. -Aunque sin advertir a los epilépticos de nada-. Al año siguiente añadirían a Batman (The Adventures of Batman). Y se irían a por más cómics, con Archie (Archie, Sabrina, etc..) lo que facilitó un trato. O dos.

En 1971 la Kinney estaba en mitad del follón de separarse en dos empresas, una de ellas con Warner en el título. Warner había sido adquirida en 1969 y en Kinney estaban viendo qué y cómo hacerlo, pero lo que tenían claro es que había que aprovechar los recursos comunes. De ahí que Warner decidiera cerrar un trato con Filmation para que estos últimos hicieran dibujos animados sobre las producciones de DC. Líos empresariales, ya sabéis.

Pero es que, además, los fundadores originales se habían largado. En 1969 vendieron la empresa a la compañía TelePrompTer, que se encargaran ellos. Entre medias habían ido teniendo éxito y expandiéndose con series como Will the Real Jerry Lewis Please Sit Down, Lassie’s Rescue Rangers, Fat Albert and the Cosby Kids o Star Trek: The Animated Series. Pero cuando tuvieron que hacer su primera serie ‘de imagen real‘ optaron por volver a DC y montar Shazam! (1974-1976) , algo que seguiría con The Secret of Isis -vale, y también con The Ghost Busters, pero no creo que haya que hablar con ellos- y una vez tienes a esta gente… Pues ya puedes montarte casi cualquier cosa. Más aún si resulta que The Secret of Isis -además de optar al título en la discusión por la primera superheroína televisiva de ‘imagen real’– acabaría apareciendo en los cómics de la DC y convirtiéndose en un personaje más de la compañía… un año después de la aparición de la serie.

En estas estaban cuando decidieron aprovechar para montar otro de esos contenedores. En 1976 habían creado Tarzan, Lord of the Jungle, en 1976 The New Adventures of Batman, en 1977 The Batman/ Tarzan Adventure Hour que reunía capítulos de ambas. Así que el siguiente paso era montar algo incluso más grande. Y ahí es donde entra: Tarzan and the Super 7.

El programa contenedor de Tarzan and the Super 7 tenía, de nuevo, a Tarzan y Batman, tenía también una serie de ‘imagen real’, Jason of Star Command -una especie de continuación rara de la anterior Space Academy (1977-1979) y cuatro series animadas nuevas.

Las cuatro series con bastante miga, sin duda. Por ejemplo, Superstretch and Microwoman es el primero en un montón de cosas, es lo que tienes cuando pones de protagonistas a una pareja afroamericana casada en la que ella se miniaturiza y él se puede estirar todo lo que quiera y adoptar formas extrañas. Muy funky.

Imagen con los dos protagonistas, son afroamericanos con afros no muy grandes, él lleva una camiseta rosa con una raya roja, ella va de blanco y su raya es amarilla.
Imagen de anuncio en el que vemos un recuadro amarillo que dice: Exciting surprises in all shapes and sizes!

Luego vemos a los dos personajes centrales, con sus nombres en ellos, a la derecha está Micro Woman, a la que vemos haciéndose pequeña con varias siluetas de mayor tamaño y en orden, también vemos el nombre del otro, que estira su cuello, brazo y oreja.

Y Manta and Moray nos presenta al soberano de los siete mares -algo así- que pertenece a la perdida civilización de Mu pero ahora es el último de su raza, y que combate el crimen (oceánico, más o menos) junto con una joven que ha sido creada por… no sé, delfines, focas, algo así. El asunto es que esta y la anterior marcaron un punto de inflexión con DC. Porque tenían la absolutamente ridícula opinión de que les estaban trampeando para copiar a sus personajes de Aquaman o Plastic Man. Qué ideas más ridículas, eh.

El asunto llegó a los tribunales que, más o menos, le dieron la razón a DC -si os hace mucha ilusión podéis leer más aquí – y significó el final de la colaboración entre ambas empresas a partir de 1982. Año en el que este contenedor, que había pasado a llamarse Batman and the Super 7 usando reposiciones y sacando Jason of Star Command y Tarzán del contenedor, dejando solo 5 series. -¿De dónde sacaban el 7 ahora? Aunque… si era X+7… ¡Tendrían que haber sido 8 en total! (De hecho, Saturday Mornings Forever asegura que había otra serie que tendría que haberse emitido pero la cadena decidió prescindir de ella) A saber- marcó su última colaboración, The Kid Super Power Hour with Shazam! (que tenía capítulos de Shazam! en dibujos animados y también de la serie igualmente animada Hero High, con aparición de Isis, claro) cerraran.

Otra de las series era The Freedom Force. Puede que pensáis que ahí es donde salía Web Woman. Pero no, la de Freedom Force era Julia Carpenter. En Marvel no se andan con chiquitas. A ver por qué creéis que todas estas series se llamaban Shazam! y no Capitán Marvel. La que sí salía en Freedom Force era, por supuesto, Isis. Que había reclutado a un grupo de gente para llevar a cabo acciones. ¡QUE BIEN SE LE DA ESO A ISIS! Aprovechan para sacar, además, a otro que había estado por allí, Hércules de los Space Sentinels -originalmente Young Sentinels, pero estrenaron nosequé película de guerras en el espacio y había que aprovechar-, y luego ya un no-tan-viejo Merlin, Simbad y un sidekick, y el Super Samurai.

Lo que nos trae, finalmente, hasta Web Woman.

Puede que a DC no le hiciera gracia alguna lo de Plastic Man y Aquaman, pero llegaron tarde. A Marvel, sin embargo, le dieron el queo de que tenían intención de que una de las series se llamara Spider-Woman y les faltó tiempo para montar una estrategia en dos partes, la gente de legal corría a registrar el nombre en todas sus iteraciones y los creativos montaban deprisa y corriendo un cómic en el que poder fundarlo con los resultado que ya conocemos.

¿Qué decidió Filmation entonces? Pues tirar para delante cambiando el nombre, que es lo habitual.

Web Woman apareció en 11 de las 33 entregas del formato, que no está mal. Decían en Saturday Mornings Forever que se turnaba con Superstretch and Microwoman, y también ofrecían una imagen del concepto original. De hecho, si queréis un texto más serio probablemente sea mejor que mi versión intentando encontrarle el sentido a esto.

En esta imagen de primera versión vemos un fondo verde con una telaraña, el pequeño compañero es peludo, una mezcla de distintos animales, como entre un ewok y una araña, pero lo importante es Web Woman.

Su color de pelo es largo, suelto y rojo, aunque de un color más oscuro. Lleva un traje de cuerpo entero, ceñido, sin nada al aire, de color azul oscuro, acompañado por una parte inferior de baño de color amarilla y una superior en la que parece que fuera una solapa extraña en rojo y amarillo. En la cabeza lo que lleva es una especie de casco con un antifaz. En su centro hay dibujado una araña roja.

La historia es un poco complicada pero, por algún extraño motivo, también familiar. La joven Kelly Webster (¿lo pilláis, eh, eh, eh?) es una científica de la NASA que un día se encuentra con un alienígena insectoide al que salva de morir ahogado, él la recompensa con un anillo que le da enormes poderes y también un vehículo con forma de insecto. Ah, y también le dan un ayudante miedoso mitad ¿araña? ¿gato? ¿perro? ¿rata? ¿mono? ¿murciélago? ¿castor? ¿escroto?, mitad… mira, si no sé lo que es la primera mitad imagínate acertar lo que es la otra mitad. Lo único que puedo suponer es que el regalo del día del padre lo mandaría con ayuda de una tabla de encuentros aleatorios.

El anillo le otorgaba un traje -vamos a suponer que inteligente, pero ojalá ver a algún hombre usándolo- cuando decía algo así como «Insecto poderes… ACTIVACIÓN!», no exactamente como una magical girl (espera, ¿aún se puede decir magical girl?) sino más como ShazY UNOS INCREÍBLES PODERES. Unos fabulosos poderes insécticos, de hecho. Por ejemplo, lanzaba gas somnífero. Que es algo que los insectos que llevan anillo siempre hacen. Y también cosa de las arañas, como unas telarañas que hacen también de campo de fuerza. A ver, que los poderes insectuales eran extraterrestres, vete tú a saber lo que hacían los insectos de por ahí fuera. Lo mismo mataban al Tercer Doctor y todo. Sea como sea el alienígena tampoco se había ido muy largo porque le había dejado una especie de bola roja enorme en la… ahm… insectocueva… a través de la cual le hacía llamadas de zoom para indicarle problemas o encargarle misiones. (Misiones aceptables para la Asociación de Padres Televidentes -algo así- del momento, que eran los que intentaban que la televisión fuera educativa, los muy mensos)

Otra imagen con Web Woman, en un ambiente entre lo moderno y las telarañas, ella lleva el traje y se está sujetando una de las muñecas.

¿Qué es lo que sí que os puedo contar?

Pues que, de momento, os podéis ver ¿todos? los capítulos por aquí:

Ahora, a vuestro riesgo.

Lo cierto es que tras la cancelación no volverían a recuperarla, ni la sacarían en cómics, ni nada. Total, en Filmation estaban muy ocupados, primero por la compra en 1981 de TelePrompTer y todas sus propiedades -esta incluida- a manos de Westinghouse -sí, la de los electrodomésticos-, y también con He-Man y She-Ra y Los «Auténticos» Cazafantasmas y todo eso…

Al menos hasta que Westinghouse decidió que iba a dedicarse a otras cosas -luego compraría la CBS y pasaría a tomar su nombre, pero esa es otra historia de casi una década después-, así que le vendió Filmation a… L’Oreal.

Bueno, a ver, en realidad fue a Paravision International, que era una rama de L’Oreal. Y a la que le prepararon la sorpresa de cerrar los estudios de animación en mitad del proceso de venta. Porque ellos lo valen.

Primer plano de Web Woman mirando a cámara, con el fondo modernista con telarañas.

L’Oreal no volvería a abrir los estudios, ni falta que les hacía. De hecho, unos años más tarde vendieron ese fondo -bueno, de lo que tenían derechos, ya sabéis aquello de los acuerdos- a Hallmark que, a su vez, se lo venderían a… bueno, os lo resumo: Tras una serie de comprar, recompras y matrioskas empresariales ahora mismo lo tiene DreamWorks/ Universal/ NBC / Peacock… Iba a decir Lagarto Spock, pero los dibujos de Star Trek lo recuperaron en Paramount. En realidad la única persona que de cuando en cuando parecía que quería recuperar el nombre Filmation era Lou Scheimer, y hasta eso se terminó en 2013 con su muerte.

Así que si queréis que recuperen a Web Woman, ya sabéis a quién se lo tenéis que preguntar. Bueno… Lo mismo no tenéis ni que pedirlo, son capaces de montar una película o algo: