Scoomic-Doo!

La inesperada quiebra de la Harvey supondría una serie de problemas. El que nos ocupa a nosotros es la decisión de qué hacer con los derechos de Scooby-Doo. Algo en lo que ya hemos visto que había pasado un poco de todo¹. Y más que le iba a pasar.

De entrada, porque Harvey estaba intentando crear contenido ‘original’ tras sus… anteriores publicaciones. Algo que nunca llegaría a suceder. Aunque eso no significa, ni mucho menos, que los cómics quedaran inéditos.

De 1995 a 1997 se haría con esos derechos Archie Cómics. Y lo haría aprovechando para ese primer número ese cómic inédito de la Harvey. Que no era gran cosa pero que, oye, ya estaba hecho. La segunda mitad contaría, sin embargo, una historia bien distinta.

Página de la segunda historia del número 1 de la serie Scooby-Doo para Archie. En ella vemos a un monstruoso juez que desde la izquierda y con un enorme martillo amenaza a la Scooby Pandilla. Fred, Shaggy y Scooby están en primer plano, Daphne y Velma están detrás de un estrado y, en primer plano en la esquina inferior derecha está Scrappy. De fondo hay llamas y humos, como en el infierno. Las dos mujeres están llorando con sonoros sollozos, los dos chicos están sudando profusamente, Scooby parece sorprendido, y Scrappy está llorando también. El juez está gritándoles: I sentence the Three of you to 50 YEARS IN JAIL!

Fred, Shaggy ¡y Scooby! eran condenados a la cárcel, en una ilustración a medio camino entre la EC y el Underground. Alejado de las imágenes más tradicionales, casi de stock, que llevábamos viendo todos estos años. Bien es cierto que las decisiones de guión acompañaban, con un estilo casi que a ratos parecía más paródico que humorístico. Y que, sin embargo, funcionaba.

Página de esa misma segunda historia del primer número del Scooby Doo en Archie en la que vemos varias viñetas con Shaggy y Fred en la cárcel, una serie de presos hablando con ellos y una serie de guardas vigilando, todos están sudando mucho, especialmente cuando un enorme bocadillo de grito con palabras dibujadas dentro irrumpe para dar paso de nuevo al fantasma, que ahora va disfrazado con el mismo uniforme a rayas blancas y negras del resto de los presos. El fantasma agarra con su enorme mano a Fred, que se queja, antes de dejarle de nuevo en el sueño señalándole con un enorme dedo y sin dejar de gritar.

El equipo creativo de los primeros números se permitiría una serie de libertades muy poco habituales.

Tanto en la manera de presentar las historias…

Página de otra de las historias, en las que un fantasma con pinta de militar antiguo, en un esqueleto de caballo envuelto en llamas, se presenta ante los chicos disfrazados de reclutas. antes de gritarles cosas y desaparecer en una nube de humo y fuego, los soldados presentes sudan mucho y tienen muy abierta la boca mostrando la lengua.
Portada de Camp Scooby-Doo en la que vemos un fuego de campamento. Daphne está despistada, Velma está diciéndole a los campistas que no hay de qué preocuparse, pero entre el guego y un árbol sale una enorme llamarada de la que surge una cabeza monstruosa y grotesca -de nuevo con una larga lengua de la que salen como babas- que está asustando a Scooby y Shaggy, con los dos, más Fred y alguno de los chicos, sudando profusamente.

Como en las representaciones internas…

Página de la historieta del ejército en la que Shaggy está en la cama, aparece de nuevo el militar con el esqueleto de caballo en una versión con más brillis y más onomatopeyas aún.

Profusión de gotas de sudor, lágrimas, lenguas -en serio, lenguas, mirad las páginas-, onomatopeyas enloquecidas, fuego y explosiones y, en general, el tipo de cosas que uno pensaría que tienen que aparecer más en los cómic y, sin embargo, no suelen hacer presencia.

Y aún no hemos hablado de los guiones. Porque lo mismo les metían en la cárcel, o en el ejército, o les ponían contra el clásico monstruos que pasaba por allí pero dándole un… tratamiento interno un tanto distinto.

Página de otra historia en la que vemos a Scrappy preparando un banquete balcánico mientras Scooby y Fred están metidos en el pozo, son viñetas casi verticales en las que alguien les tira una cuerda, ellos suben y se encuentran con que su rescatador es un simio monstruoso, Fred y Scooby están empapados, Scooby coge por detrás a Fred, que está empapado y sudando, ambos tiene la boca abierta y la lengua fuera.

No sé si podréis mirar a Fred y Scoob de la misma manera. Pero seguro que habéis visto las lenguas.

Y sí, eran cómics, además, con Scrappy Doo -su primera aparición en cómic-, así que volvían a tenerle por ahí pese a que desde 1988 no había aparecido en ningún lado. Lo que pasa es que le usaban de manera… un poco diferente. Había cierta tendencia a separar dos grupos, uno con Shaggy, Scooby y Fred y otro con Velma, Daphne y Scrappy. Lo que permitía que el guionista hiciera… de las suyas.

Otra increíble página de la historia del ejército en la que vemos a las chicas vestidas de las fuerzas de entretenimiento, las USA, como si fueran las Andrew Sisters, La más pequeña de ellas es... Scrappy con una peluca rubia. Que se encara con una de las jóvenes de USO mientras suda profusamente y le dice que la va a mandar a la luna blandiendo su puño, como si fuera Ralph Kramden. En las viñetas inferiores vemos a Shaggy siendo sacado por sanitarios mientras Fred y Scooby hacen ejercicio, y luego el cuarto de la enfermería de Shaggy en la que un muy cansado Scooby hace unas onomatopeyas de sueño con la X que ocupan esa viñeta, la siguiente y un poco incluso de la superior.

Vale, esto tendría que haber sido solo las dos primeras viñetas, con Scrappy travestido con peluca amenazando violencia contra la mujer mientras referenciaba un antiguo programa de la televisión. Pero toda la página es tan maravillo y tan cargada del estilo que era imposible dejarlo suelto.

El equipo de esos primeros números, por cierto, estaría montado por Mike Kirschenbaum a los guiones, Gordon Morrison a los lápices y Alfredo Alcala a las tintas.

Mike Kirschenbaum venía de haber trabajado en televisión, sobre todo como guionista de Daniel el Travieso, pero también habría estado en He-Man o la bastante olvidada serie animada Spiral Zone, y más reciéntemente en el Spitting Image estadounidense de corta duración D.C. Follies -obra de los Krofft, pero esa es otra historia- y justo antes de estos cómics en… Las pesadillas de Freddy.
Aunque en ese momento estaba haciendo guiones para adaptaciones de propiedades Hanna-Barbera como Los Picapiedra, Los Jetson, el Hanna-Barbera Presents y All-Stars y, por supuesto, estos Scooby-Doo. (También hizo una historieta para el Magazine de Spider-Man en el que tenía que compatir a un ejército de cocodrilos albinos que viven en las alcantarillas de NY tras… bueno, os hacéis una idea del resto). Así que entre su experiencia televisiva y los guiones parecía un candidato ideal. Supongo.

Gordon Morrison es una leyenda del pinball. No como jugador -bueno, ¡no lo sé como jugador!-, sino como ilustrador de algunas mesas de Gottlieb como las de Buccaneer, Solar Ride, Buck Rogers, Spider-Man, Hulk o Asteroid Annie and the Aliens entre muchas otras. Y había estado dibujando algunas historias en el cómic Slimer! que la editorial NOW Comics -otro día hablamos de ella- estaba dedicándole a la ¿mascota? de Los Cazafantasmas.

En cuanto a Alfredo Alcala… bueno, creo que todos conocemos a uno de los más brillantes autores filipinos. Capaz de hacer tanto que acabaría sacando su propio Alcala Komiks Magasin y creando a Voltar a principio de los sesentas, su éxito sería tal que comenzaría a colaborar en títulos de fantasía y terror en Marvel y DC hasta el punto de acabar mudándose a USA para mediados de los setenta. Trabajaría sobre todo como entintador -aunque no solo- para estas empresas pero también para la Warren en sus títulos de terror. O, como vemos, para Archie.

Con este reparto es normal que lo que saliera fuera este tipo de resultado, con algunos números realmente sorprendentes como

Tremenda ilustración de The Shaggy One, la segunda historia del número, en la que vemos a The Grey One en grande, como un villano de GI Joe. Con unos extraños misiles y unos curiosos murciélagos. Mientras la Mystery Machine se acerca por la carretera discutiendo entre ellos.

El quinto, en el que esta vez el guionista sería Bill Vallely y que nos contaría la misma historia desde dos puntos de vista con Morrison -que ya vemos que en ocasiones firmaba Morison– disfrutando igual aunque esta versión no tuviera precisamente monstruos.

Pero es que ese es parte del encanto, que con esta gente nunca sabías con qué ibas a encontrarte. Como en la segunda historia del número cuatro en la que podemos encontrarnos con…

Dos viñetas, en la izquierda vemos a Shaggy a punto de besar a un enano barbudo de color gris. Que se despierta con sorpresa y le pega un puñetazo. En esa segunda viñeta vemos onomatopeyas, estrellas y a Shaggy con la cara desencajada, la lengua saliéndole, sudores y lágrimas.

Lo cierto es que a partir del octavo fueron metiéndolos en vereda, incluyendo el cambio a otro dibujantes como Aníbal Uzal, Alberto Saichann o Phil Solow, que solía funcionar que meter a otros guionistas. Al fin y al cabo ya hemos visto lo que Morison y Alcala podían hacer con Vallely, y cuando el guionista regresó a la serie en ese octavo número – en un cambio después de que en el octavo Uzal y Saichann dibujaban una versión más contenida de lo que el guión de Kirschenbaum podría haber sido- para volver a colaborar con ellos nos encontramos con algunas imágenes que justifican su leyenda.

Página en la que vemos distintas viñetas, en distintos tamaño, en la primera, baja pero alargada, vemos a una bruja maldecir a Shaggy y Scooby, en la central se convierten en monstruos grotescos, como hombres lobo. debajo hay dos viñetas verticales, una encima de la otra, con Velma hablando con la señora, primero, y luego Fred diciendo que tiene que ser un truco, la última viñeta, de nuevo de un tamaño enorme, muestra a la señora riéndose, gente del pueblo sorprendida y Shaggy desmayándose al caer en manos de las versiones monstruosas de Shaggy y Scooby, cubiertas de humo y de brillis.

Poco a poco iría prescidiéndose de Morison/ Morrison. Incorporando un equipo de Dan Spiegle y Mark Evanier, con alguna otra entrada en la escritura de guionistas del más reciente programa, como Bill Matheny. Solo cuando Gordon Morison aparecía a los lápices se permitían alguna licencia. Pero iba siendo cada vez menos, y menos desatado, hasta que en el 13 se publicaría su última historia.

La serie llegaría hasta el 21… No tanto por esa búsqueda de un poco más de ‘normalidad‘ tanto como por las viejas maniobras corportativas. La quiebra de Harvey había hecho que Scooby-Doo acabará en manos de Archie, la venta de Hanna-Barbera se los quitaría.

Hanna-Barbera, la empresa propietaria de los derechos para las series y, por ende, para los cómics, permaneció independiente desde su creación en 1958 hasta que en 1991 Turner o TBC compró la empresa (en dura puja con Universal o Hallmark, por si os queréis imaginar otros mundos posibles), lo que no debería de haber sido mucho cambio… si en 1996 no se hubiera fusionado con el aquel entonces llamado Time Warner, haciendo que la cartera de animación -y el canal Cartoon Network, claro- fuera a parar a manos de Warner. En donde ha permanecido -al menos hasta ahora- y que era, claro, poseedora a su vez de una editorial de cómics. Sospecho que veis todo hacia dónde estamos dirigiéndonos.

Inmediatamente las propiedades de Hanna-Barbera movieron sus propiedades a DC Cómics. En donde han permanecido de una manera u otra desde entonces. En el caso de Scooby-Doo hay mucho más que podríamos contar. Al fin y al cabo es la otra temporada de cómics que se suele señalar como modélica.

Pero no hace falta seguir más, al menos no si no quieres continuar leyendo sobre el asunto².

Lo importante es recordar a este trío y cómo lograron que sus cómics de Scooby-Doo te dieran los Jinkies, y los Zoinks, y los Jeepers, y los Ruh Roh!

Viñeta final de la historieta del ejército, en la que los militares a la derecha están llorando, a la derecha está el grupo con la Mystery Machine y en el centro Scooby intenta mantener agarrado a Scrappy, que se está revolviendo. Scrappy grita: You're all jealous of my talent! mientras que Scooby le responde: You'd better quiet down or I'll spank you right on your talent!
Y abajo, ala derecha, un gran letrero poniendo END.

¹ Tras el estreno de Scooby-Doo, Where Are You! el 13 de septiembre de 1969 la serie animada se convirtió en un éxito tal que no tardó en salir una versión en cómic.

Pese a que solo tuvo episodios nuevos en dos temporadas entre 1969 y 1970 ese mismo año comenzó la publicación en Gold Key Cómics. En el primer número con adaptaciones de capítulos a partir de los storyboards. A partir del #2 ya con historias originales. Para el #12 empezarían a meter historias de una página y cómics de otros personajes, algo que durará hasta el #22 en el que vuelven a meter dos historias de Scooby. Para entonces, en el  #17 había pasado a llamarse Scooby Doo… Mystery Comics. Según progresó hubo algún problema, el #26 reedita historias y portada (cambiándole el fondo) del #6 y para el #30, en 1975, echó el cierre.

Entre medias, del ’72 al ’73 se emitieron The New Scooby-Doo Movies en las que Mystery Inc. hacía ‘team up’ con distintos personajes -famosos o ficticios o ambos- que permitían funcionar casi como especiales.

El interés seguía vivo, así que el mismo 1975 cogió el relevo la Charlton con Scooby Doo… Where Are You!, aunque durará solo 11 números y que solía consistir de dos o tres historietas más un texto de suspense independientes de Scooby. A partir del séptimo desaparecieron los textos y se fue creando la posibilidades de llegar a subir hasta el cuarto cómic. Lamentablemente en 1976 se cerraría también esta serie.

En 1977 le tocó el turno a la Marvel, que lo sacaría de 1977 a 1979, aprovechando la emisión de The Scooby-Doo Show en ABC de 1976 a 1978, y aunque formara parte de bloques, primero con Dynomutt y luego con Laff-a-Lympics. La serie duraría 9 números solo, la serie -del 2 al 7- contaría con complementos de Dynomutt, que también hizo lo mismo en los seis números que duró su cómic en Marvel.
Además de eso le pondría un correo y algún artículo de acompañamiento. Los dos primeros cómics tendían a ser una versión -no tanto una adaptación – quizá partiendo de una idea original común, quizá por decidir que había que hacer cambios para el cómic- de algún capítulo de la nueva serie, seguido de una historia original. A partir del tercero pasaron a ser historias originales.

Gif de la Scooby Pandilla en la que están todos mirando un enorme libro, y luego pasan a mirar a cámara, al espectador.

Tras eso hubo un hueco de más de una década sin cómics de Scooby Doo. Tampoco podemos sorprendernos demasiado, en 1979 Hanna-Barbera no tenía muy claro qué hacer con él y había decidido darle un acompañante juvenil y completamente opuesto -enano frente a su gran tamaño, bravucón frente a su cobardía- con el que compartiría el nombre de la siguiente serie contenedor: Scooby-Doo and Scrappy-Doo. La historia de la creación de Scrappy y su presentación daría para otro posteo, así que hoy me la salto, por mucho Mark Evanier que estuviera por medio. El éxito relativo supuso tener una segunda temporada, ir olvidando al resto del grupo en favor de Shaggy, Scooby y Scrappy y comenzar a sacar ‘monstruos‘ reales, yendo más hacia la aventura que hacia el misterio habitual anterior.

Duraría de 1979 a 1982, antes de dar paso en 1983 a The New Scooby and Scrappy Doo Show en la que intentaron acercarse al formato anterior: Volvió Daphne y volverían los misterios. Aunque ahora bajo la excusa de ser ‘reporteros juveniles’. Porque Mystery Inc -junto con Fred y Velma– seguían desaparecidos.  El descenso de la popularidad de Scrappy se confirmaría en 1984 cuando el programa contenedor pasara a llamarse The New Scooby Doo Mysteries, aunque se mantuviera el mismo reparto. Y, de hecho, los dos miembros olvidados hicieron una aparición especial durante la misma.

Sin embargo, aún buscando su antiguo éxito, en 1985 la ABC decidió intentar otro volantazo con The 13 Ghosts of Scooby-Doo en el que los cuatro personajes más Vincent Van Ghoul -doblado originalmente por Vincent Price– y otro personaje juvenil más, Flim-Flam (material, de nuevo, para otro posteo) tenían que perseguir a los 13 fantasmas -reales- del título. Mientras dos fantasmas -de nuevo, reales- primero les llevaban a abrir la Caja y después servían de incompetentes ayudantes del Fantasma de la Semana. La recepción de la serie fue… mejorable.

Durante tres años no habría más serie de Scooby en televisión, sólo apariciones especiales televisivos que unir al Scooby Goes Hollywood de 1979. Todas dentro de The Funtastic World of Hanna-Barbera, un bloque en sindicación -es decir, que cualquiera emisora televisiva que pagara podía emitir, similar a la manera en la que se emitían muchos dibujos animados, programas con películas de terror e, incluso, series como Xena, Star Trek: La Nueva Generación o Los Vigilantes de la Playa– dentro de la cual crearon un hueco para películas originales de distintos personajes llamado Hanna-Barbera Superstars 10, 10 películas de las que 3 fueron de Scooby-Doo. Aunque muy distintas entre ellas. Y que optaban por un estilo diferente pero con monstruos reales, bien con un encuentro cómico (Scooby-Doo Meets the Boo Brothers, Scooby-Doo! and the Reluctant Werewolf) o historietas infantiles (Scooby-Doo and the Ghoul School).

Hasta que alguien debió de pensar que… bueno… si el meter a Scrappy había funcionado durante un corto espacio de tiempo, y habían intentando otra vez lo del personaje joven con Flim-Flam, y el contexto les había colocado ante un cierto auge de versiones ‘baby’ de personajes conocidos… ¿Por qué no intentarlo también aquí? De ahí salió en 1988 A Pup Named Scooby-Doo. Una serie que ya era más de humor que otra cosa -con todos los personajes exagerados y un saco de running gags-, aunque usando el esquema básico de misterio. Hasta el punto de inventar un nuevo personaje, un matón de escuela y archienemigo de Fred, pelirrojo, llamado… Red Herring. La serie sería un éxito y duraría desde 1988 a 1991, cuatro temporadas. En teoría terminó porque la ABC quería estrenar The Pirates of Dark Water pero le parecía tan cara que decidió prescindir de otra serie de HB.

Imagen promocional de A Pup Named Scooby-Doo con las versiones infantiles de los protagonistas.

Lamentablemente esto significó la desaparición de Scooby de la televisión hasta algo más de una década después, en 2002. Entre medias solo un especial televisivo, de nuevo para un público infantil porque esta vez iba de cuentos-muy-clásicos Scooby-Doo! in Arabian Nights, en 1994. Sin embargo el que la serie cerrar en 1991 tuvo un efecto inesperado en los cómics. Harvey Comics cogió los derechos y empezó a volver a publicar los cómics de finales de 1992 a 1993, aunque solo le diera tiempo de sacar siete números con diferentes nombres (Scooby-Doo, Scooby-Doo Giant Size, Scooby-Doo Big Book)  que reeditaban cómics de la Charlton. La quiebra de la compañía mandó la serie, inesperadamente, a otra editorial distinta.

² El paso de la serie a Warner supuso toda una serie de ramificaciones. De entrada, el paso a DC en lo que fue una nueva edad dorada -o algo, que aún hay hueco para que se hagan cosas más interesantes- de sus cómics.

Siguiendo con la idea de dos historias por cómic, montaron Scooby-Doo. El título hasta la fecha con más números. 159 en total de 1997 a 2010. Lo suficiente como para que pasaran muchas personas por sus títulos, pero con Bronwyn Carlton Taggart como primer editor, realizando artículos complementarios sobre alguno de los mitos y leyendas que aparecían, y con el trabajo sobre todo del guionista Chris Duffy pero también otros como Barbara Slate, Dan Slott, Matt Wayne o Michael Kupperman. El dibujo, eso sí, se vio bastante más constreñido por decisiones empresariales. Así que fuera de algún breve momento de juego lo que teníamos eran versiones bastante canónicas en las que solo la decisión de cómo afrontar la viñeta permitía un mínimo de originalidad. El éxito, sin embargo, permitió no solo la publicación sino la recopilación de los 30 primeros números en 6 pequeños recopilatorios.

Portada del primer número del Scooby-Doo de DC en la que vemos a un enorme monstruo grotesco, como un pez abisal en versión peluda, Fred está detrás buscando algo en su espalda mientras dice: Don't worry, gang... I think I see a ZIPPER!

Esto iba, en paralelo, con lo que Warner iba haciendo en otras divisiones. Por ejemplo, la decisión de modernizar un poco el estilo en Cartoon Network, junto con cierta decisión de ser ‘actuales‘ y ‘humorísticos‘ se notó en la decisión de algunos cortos, bien fuera adoptando el estilo de mockumental (Those Meddling Kids conocido también como Scooby-Doo: Behind the Scenes, 1998) o aproximaciones al terror/parodia (como la magnífica The Scooby-Doo Project, 1999, una magnífico especial para Halloween que puede ser la mejor parodia de la de Blair) e, incluso, la parodia de sus propias películas ‘team up’ (Night of the Living Doo, 2001), esto sería seguido con algunos extras creados para las ediciones en DVD de las películas -incluyendo un roast muy poco roast– y pasaría en 2015 a una serie de cortos online claramente promocionales y, a ratos, casi como si fueran de Robot Chiken.

Las innovaciones se iban buscando por otra parte. Por ejemplo, en el #60 (en 2002) comenzaron por primera vez una historia larga partida en secciones: The Dragon’s Eye que llegaría hasta el #66. Única vez que lo hicieron, pero lo hicieron.

Ese mismo 2002 comenzaría una nueva serie televisiva que intentaba revitalizar la serie. Aprovechando, además, que ese mismo año se estrenaría la película de acción real guionizada por un tal James Gunn. Y que, a su vez, formaba parte de las decisiones de Warner para gestionar y revitalizar al personaje que había supuesto la salida regular de una o dos películas al año, directo a vídeo -aunque al principio algunas salieron como especiales televisivos, a partir del año 2001 solo sucedería un par de veces siendo el resto DaV- muchas veces en formato ‘team up’ con otros personajes de Hanna-Barbera, con distintas propiedades más o menos ajenas (WWE, Kiss, Agallas…) o en formatos ‘vendibles’ como Lego o Playmobil. Además de algunas continuaciones tanto de películas como de alguna de las series. Un negocio tan lucrativo que en 2020 estaba previsto el estreno en cines de una versión animada 3D, luego pasó lo que pasó con la llegada de un Gran Mal. Bueno, de dos, porque también estuvo el COVID, no solo Zaslav.

En cualquier caso, como decía, en 2002 estuvo la película y también esa serie decidida a modernizar a los personajes, lo quisieran o no, llamada de manera absolutamente nada sutil What’s New, Scooby-Doo?.

Imagen de What's New, Scooby Doo? que hace referencia a la del libro, ahora tenemos un fondo de interrogaciones de colores y estilos diferentes, en lugar de una biblioteca, los personajes están actualizados, Daphne y Fred no llevan ya pañuelo, Fred lleva, de hecho, una especie de jersey blanco con una raya horizontal azul sobre una camisa azul, o quizá sea una sudadera, a saber. Y lo que están mirando ahora todos no es un libro... es un ordenador.

Y que acabaría llegando también a los cómics, claro. Porque si bien en el número #74 se marcaron la celebración Who’s Who in Scooby-Doo, revisando a viejos personajes, usando nombres de personas relacionadas con la serie y etc… para el #75 lo que nos esperaba era un cambio en vestidos y estilos para asemejarlos a los de la serie. 2003 era. Y duraría bastante. Más que la serie de animación que se quedaría en 2006.

No es que faltaran proyectos, claro.

La película de 2002 tuvo una continuación en 2004 que… vamos a decir que entre el boca oreja de la segunda y la gente que iba a ver la primera y decidió no ver más… bueno, no hubo tercera. Pero sí que hubo, siempre en acción real, telefilmes en 2009 y 2020 e, incluso, Directo a Vídeo en 2018.

Por su parte el cómic iba probando cosas, además de la publicación de 2004 a 2006 por parte de De Agostini de Scooby-Doo! World of Mystery, una ¿revista? que además de un juego de cartas coleccionables presentaba la divulgación de una historieta de Scooby en un país diferente cada vez -las de España furon en La Alhambra y en Barcelona- que no estaba muy claro si era mercha del personaje, del juego, de la cosa divulgativa o qué.

Pero en los cómics, en los otros cómic, o en la serie de cómic, también aprovecharon y así el #86 (2004) empiezan a meter historias cortas de dos páginas con algún pasatiempo o similar, el #100 lo celebran muy poco, con una historia de juicio, interesante y bien dibujada pero no muy ‘fiesta del 100’, probablemente porque eso le correspondía a Velma en «C«, un minicómic divulgativo sobre los números romanos. En el #113 (2006) montan un homenaje a EC desde la misma portada. Quizá este fue el penúltimo gran momento, porque con el cierre de los dibujos Warner apretó incluso más al cómic.

En el #124 tuvieron que hacer una adaptación directa de uno de los DaV, Chill Out, Scooby-Doo! Aunque en el #125 incluyen historias con ‘resuélvelo tú’ con la solución al final, algo que hicieron alguna otra vez pero tampoco acabó de calar. Así hasta llegar al último gran número. En el #135 Darryl Kravitz presentaría Those Meddling Kids, una historia que cuenta uno de los episodios originales, A Clue for Scooby Doo, desde el punto de vista del villano.

Portada del 135 de Scooby-Doo en DC en la que vemos al buzo luminiscente de la serie clásica. El estilo también intenta parecer retro, con colores planos para los dos personajes que ve el buzo detrás de un ojo de buey enorme: Scooby Doo de morado y Shaggy de rojo.

Inmediatamente a continuación la serie rodaría por una pendiente con problemas internos que llevaron a que los cinco números siguientes fueran reediciones de número anteriores (del #136 al #140 se repitieron, por este orden, el #111, #113, #106, #115 y #104) y cuando, por fin, llegara el #141 con algo nuevo el contenido fuera… una adaptación de otro de los Directo a Vídeo. En este caso Scooby-Doo! and the Goblin King. Y, para el #142 todas esas idas y venidas llegan a otro cambio significativo: Se abandona el aspecto de What’s New a favor del ‘clásico’. Pero la serie estaba ya condenada. En el #150 no hay celebración y en el #159 se decide cerrar la serie. Ya en 2010.

No parece que el cierre fuera por problemas de ventas tanto como por decisiones empresariales. De 2006 a 2008 se había emitido Shaggy & Scooby-Doo Get a Clue!, en la que un riquísimo tío inventor de Shaggy le deja en herencia dinero suficiente como para convertir la Mystery Machine en una suerte de transformable, a un robot-sirviente, Scooby Snacks con nanotecnología y a un villano antagonista, el Dr. Phineus Phibes, que junto al Dr. Trebla y muchos más malos-de-la-semana. Decir que se apartaba del original se queda corto, pero como serie infantil con diseño ‘de aquel momento’ supongo que tenía su gracia. Aunque lo cierto es que su impacto en los cómics fue nula.

Pero en 2010 salió una nueva serie, una de las mejores versiones que ha habido, de hecho, llamada Mystery Inc. y que juega con un formato diferentes -mezclas de arco corto y largo, desarrollo de personajes que, en muchos casos, regresan a la serie, giros, referencialidad, metatelevisión, etc…- pero que, de nuevo, no se ve trasladado a los cómics. Ni haciendo trampa. (Esto es, en 2020 aprovechó para publicar en digital un especial llamado Scooby-Doo! Mystery Inc.… que no tenía nada que ver con la serie. Eran las nuevas historias que habían sacado para el especial Scooby-Doo 50th Anniversary Giant en papel y que no habían sacado de manera independiente.)

Imagen de Scooby-Doo! Mystery Incorporated. Con una vieja casa de fondo, la Scooby Pandilla en su versión clásica rediseñada y una paleta de colores en verdes y azules misteriosos, como si tuvieran niebla por encima.

Lo que no significa que Los que Mandan no aprovecharan para justificar el lanzamiento, ese mismo 2010, de un nuevo número 1, con el nombre de Scooby-Doo, Where Are You? y la decisión de meterlo dentro del sello de cómic junior Johnny DC. En donde estaría hasta el #19 que pasó a ser DC Entertaiment. El #29 cambiaron un poco el título a Scooby-Doo! Where Are You? Y a partir del #113 han ido dándole una edad recomendada variable, de los 6 a los 13, aunque el de 8 siga siendo la habitual. Pero nada de esto es ni lo más importante ni lo más empresarial que haría la colección. Eso sería la decisión de que de las dos historias hubiera solo UNA nueva. La otra sería reedición de alguna de las antiguas de Warner. Una manera de ajustar los costos que es, a la vez, una vergüenza y una manera de explicar cómo han ido funcionando las empresas estas últimas décadas. Además de una manera de cubrir cuando pasa algo y acaban teniendo que sacar DOS reediciones, que es algo que ha pasado ya algunas veces, la primera en el número 3. La nueva serie, además, dejó el formato mensual que se había inaugurado con Archie y, desde 2018, es bimestral.

¡Pero aún hay más! Porque Warner apretó aún más para que los personajes parecieran lo más posible a los diseños aprobados como ‘stock‘ de los personajes. Limitando así no solo un poco más el estilo, también los mínimos cambios de estilo y orientación que aún se intentaban. Hasta el punto de que hayan transcendido discusiones como la que tuvieron con el dibujante Dave Alvarez por la portada del número #100. También los guiones están más encorsetados, es mucho menos lo que pueden hacer y se ha ido tendiendo hacia un estilo más infantil en el que muchas veces los ‘misterios’ son porque van a celebrar un cumpleaños, o para poner a prueba al grupo. Cosas así en las que el ocasional destello de interés en la historia nueva es más una rareza que lo habitual. Sin entender por qué las ventas no suben. Pese a lo cuál han logrado llegar con ella hasta el #125 en 2023.

Todo ello mientras en la parte de dibujos la producción de Mystery Inc. fue un quebradero de cabeza continuo entre Warner y los productores que acabó con un casi-despido, distintas discusiones por convertir la serie en no-apta-para-niños (al más puro estilo de las quejas a Doctor Who) y sobre la diversidad sexual que quería mostrar… Hasta su cierre definitivo en 2013 con la excusa de que iban a sacar otra serie más centrada en el humor y un público más infantil. Que fue Be Cool, Scooby-Doo! (2015-2018). Una serie más cercana con sus running gags a A Pup Named Scooby-Doo. Y que, de nuevo, no se vería reflejada en los cómics.

(No sería el único movimiento así, el mismo 2013 se probó a sacar una versión con marionetas: Scooby-Doo! Adventures: The Mystery Map, que no les funcionó como esperaban y, por tanto, nunca pasaría de allí)

La Scooby Pandilla en su versión de marionetas

En donde habían tomado casi el camino distinto. En 2016 se estrenaba una serie, Scooby Apocalypse, dentro de un intento de darle una vuelta a los personajes de Hanna-Barbera, que colocaba a los personajes en un mundo postapocalíptico. Una decisión. Y una lástima. Porque frente a lo que sucedía en otras series dentro de este movimiento, como Los Picapiedra o Snagglepuss, se decidió sin mucha apariencia sensata, por buscar una aproximación menos cómica… y luego dárselo a Giffen y DeMatteis. Que no lograron que aquello funcionara pese a intentarlo -y pese al dibujo ‘realista’ que le pusieron- hasta cerrar en el #36. Aunque, al menos, sin dejar la historia suelta. ¿Quién pensó que lo mejor que se podía hacer con Scooby era una suerte de The Walking Dead pero con Monstruos Mutantes? Pues a saber, pero no funcionó en absoluto y para 2019 se la habían quitado de en medio.

Por supuesto no todo iba a ser malo en los cómics -je- porque sí que habían logrado un éxito. Pero no el que esperaban. En 2013 habían comenzado con la publicación en digital -a razón de dos entregas la historia- de Scooby-Doo! Team-Up, que usarían primero a Batman y distinto miembros de la Bat-Familia y que, a partir de ahí, fueron usando a otros personajes de Hanna-Barbera o de DC. Historietas que fueron pasando a papel de inmediato (uniendo las dos partes en una, claro) con tanto éxito que, tras empezar como bimestral, fue mensual desde el #19 al #43, para recuperar la antigua cadencia en el #44 y llegar hasta 2019 con un número #50 especial (ó #100 en el digital) que nos presentaba distintas encarnaciones de la Scooby Pandilla en diferentes series de animación, la película o los cómics -incluido Apocalypse– uniéndose para resolver -un decir- un misterio común.

Página de ese último número del team up en la que se reúne un multiverso y en la que vemos, arriba de todo, a Bat-Mite y Scooby-Mite discutiendo si es mejor Bats o Scoobs y, a continuación una reunión por viñeta, aquí de Daphne y Fred colaborando, Daphne para correr hacia el peligro, Fred para preapar una trampa
Página de ese último número del team up en la que se reúne un multiverso y en el que vemos las diferentes encarnaciones en distintas viñetas, en la primera con Velma corriendo a resolver el caso, y en la última Shaggy y Scooby huyendo del monstruo de turno.

Bien por el éxito de esta encarnación, bien porque ofrecía una posibilidad de ofrecer algo distinto, lo cierto es que esos dos cierres de cómics de 2019 coincidieron con el lanzamiento el mismo año de Scooby-Doo and Guess Who?, que juega de nuevo con la premisa de los personajes invitados y que duraría hasta 2021. Algo que en estos años ha ido sucediendo también al revés, apareciendo en The Brave and the Bold, Supernatural o Teen Titans Go! entre otras.

Entre esta nueva serie y el éxito de sus apariciones junto a Batman se acabaría lanzando en 2021 The Batman & Scooby-Doo Mysteries, doce números que sacarían otros 12 en 2022-2023 con… el mismo nombre. (Aunque distinto logo). Y que darían lugar a una serie abierta en este mismo 2024… con el mismo título por tercera vez. Mira, yo qué sé.

Pero lo bueno es que hemos llegado a este 2024 pese a que la llegada de Discovery Warner en 2022 supusiera una serie de ataques directos a Scooby-Doo. Desde el borrado de películas a la cancelación inmediata de comenzando por la desaparición no solo de Batgirl, también de otra película completa: Scoob!: Holiday Haunt. Así como la paralización del desarrollo poco después de la primera serie para el público preescolar: Scooby-Doo! and the Mystery Pups y de otro de los Directo a Vídeo, Scooby-Doo and the Haunted High Rise, que debería de haber significado el regreso de las Hex Girls. Así que no es de extrañar la extraña historia de su última película: Scooby-Doo! and Krypto, Too! Cancelada pese a estar terminada ya, junto a Holiday Haunt, filtrada el día que se hizo público que Mystery Pups no seguía adelante, para, a continuación, ser des-cancelada por Warner y pasar a ponerla en venta en Directo a Vídeo. Lo único que no está cancelado es, precisamente, la serie animada que peor recepción ha tenido desde Los 13 Fantasmas. Velma era un intento teórico de hacer algo para un público más adulto pero con toques de humor. La realidad es que quedó muy por debajo de… todo. Ni se parece a las series de [adult swim] que le gustaría ser, ni a la de Harley Quinn, ni -por supuesto- a Mystery Inc. o A Pup Named Scooby Doo. Por supuesto Zaslav la recompensó con una segunda temporada.

Así que en esas estamos, con este espanto de serie animada, con la desdentada serie regular sumando números y con el intento de convertir en regular sus encuentros con Batman como mayor esperanza para una de las creaciones de Hanna-Barbera que una más larga y exitosa historia puede demostrar.

Imagen, un tanto grotesca, de la portada alternativa de Batman Scooby-Doo #1 con la tradicional pose de Batman sobre una gárgola mirando la Bat-Señal proyectada en el cielo. Delante de él está Scooby, encima de la Gárgola... disfrazado de Robin.

Pero siempre nos queda la esperanza de que en 1995 no había ni películas directas a vídeo, la serie más reciente llevaba un par de años cancelada, y la editorial con los derechos había quebrado sin llegar a publicar una historia inédita…

Y entonces apareció Archie.

Así que pensemos que hemos estado peor y luego hemos estado mejor. Así que confiemos en que la cosa irá a mejor en algún momento, incluso aunque los villanos hayan descubierto que no necesitan usar máscaras.

SuperCine de Dom… de Lunes

Al cine de superhéroes no le ha ido bien en 2023, no han dejado de decírnoslo. Y aunque servidora de ustedes ya comentó el asunto en este vuestro blog parece hay algo más que podría haber comentado y que en aquel momento no hice.

Porque, al final, en esto como en todo -desde los ‘tops de tebeos del año’ a las ‘newsletter para que no se note que creo que cualquier día las redes sociales petan y lo mejor es tener una alternativa y no voy a montar un blog porque quién se pasaría tanto tiempo manteniendo un blog como para que lleguen y se vayan redes sociales, qué tontería’– parece que hay cosas que se quedan fuera.

O, dicho de otra manera, hay que ver la cantidad de pelis de supes que parece que nos inventemos.

Vale, sí, todo el mundo sabe que Spider-Verso, que Guardianes 3, que Quantunmania, que TMNT, que The Flash, que Aquaman 2, que The Marvels, que Blue Beetle, e, incluso, que Shazam 2. Y lo sabe en ese orden, que es el de la taquilla USA. Bueno, podría haber puesto también Super Mario, que sería además el primero, porque la única película que recaudó más fue Barbie. (Que también tenía cómics pero que nadie pregunta en lo del Plan Editorial por qué Panini no tiene intención de recuperar. Supongo que es un asunto de esos de género que hay que irse a Europa.)

Que, de hecho, en animación tenemos varias cosas de DC porque ellos son así. Incluida una historia en dos partes con RWBY. Justice League x RWBY: Super Heroes and Huntsmen. Porque parece que ellos sí que saben quienes son los de RWBY. No, solo claro, también hicieron lo de Merry Little Batman, Batman: The Doom That Came to Gotham, Legion of Super-Heroes y, porsupuestísimo…

Póster, o algo -fundamentalmente O algo- de Scooby-Doo! and Krypto, Too! en la que vemos a Scooby al lado de Krypto, que parece estar llevándole como si fueran Lois Lane y Superman -aunque no podemos confirmar rollito entre ellos hasta que veamos la película-, de fondo tienen el Hall of the Justice de los dibujos clásicos de Los Superamigos.

Scooby-Doo! and Krypto, Too!

No es que Marvel no hiciera nada por sacar películas de animación, claro, al fin y al cabo sacaron… ahm… eh….

LEGO Marvel Avengers: Code Red. ¿Qué más pueden pedir los fanses?

Pero está claro que la animación ha tenido un puesto especial este año. Es posible, incluso, que tengan en mente que se ha estrenado una película del Spider-Man de las nuevas generaciones: Prodigiosa: Las aventuras de Ladybug – La película. Y que esas mismas generaciones puedan discutir sin es una de supes La patrulla canina: La superpelícula, o solo es copaganda. Aunque la que casi seguro que todos estamos de acuerdo en que es de superhéroes es

Cartel de Shin Jigen! Crayon Shin-chan the Movie Chonoryoku Dai Kessen: Tobetobe en la que vemos a Shinchan cubierto de magulladuras, arañazos y suciedad, pero en pose superheróica y con una especie de capa verde atada al cuello.

Shin Jigen! Crayon Shin-chan the Movie Chonoryoku Dai Kessen: Tobetobe

Lo cierto es que en Japón han estado también bastante entretenidos. Aunque ellos lo llevan de otra manera. Sea con Gekijoban Bishojo Senshi Sailor Moon Cosmos, PreCure All Stars FTemakizushi, Ninpu Sentai Hurricaneger Degozaru! Shushuuto 20th Anniversary, Bakuryuu Sentai Abarenjâ 20th: Yurusa Rezaru Abare o Shin Kamen Raidâ. Y sí, he buscado aquellas que tenían gente con identidad secreta, trajes, superpoderes y malos malosos. Que es lo único que me ha detenido de meter Pathaan o Tiger 3… aunque quizá podría haber metido Jawan.

No ha sido al azar. Por eso no está Godzilla Minus One. Que os parecerá que esto no tiene nada que ver con nada, pero bien que lo replicaron en USA con ese Mighty Morphin Power Rangers: Once & Always. Eh, incluso pudimos ver la mezcla filipina de Thunderbirds y Voltron que es Voltes V: Legacy – The Cinematic Experience.

Pero no solo ellos, también vimos los superhéroes desde el prisma del cine indie -vamos a llamarlo así- de The Green Oak Guardian

O la mezcla con juvenil y música que es la tercera entrega de la indonesia BCU, el Bumilangit Cinematic Universe, que tras Gundala y Sri Asih nos trae ahora a…

Cartel de Virgo and the Sparklings en la que vemos al trío de jóvenes protagonistas, con Virgo en el centro, están más o menos disfrazadas -llevan ropa rosa (debe de ser miércoles) y una especie de antifaces- y la de la derecha tiene unas baquetas. La del centro, Virgo, tiene una guitarra eléctrica que también es rosa y de la que salen rayos de colores.

Virgo and the Sparklings. Y ahí siguen, con un buen puñado de películas previstas. La de 2024 debería de ser Godam & Tira. Y aún tienen cuatro más pendientes y sin fecha. ¿Qué os puedo decir? Hay cosas que nunca cambian.

Por eso en USA sacaron el 22 de diciembre la de Aquaman 2 y en Filipinas decidieron aprovechar esas fechas para…

Cartel de Penduko con el susodicho Pedro Penduko en el centro, sin camiseta y con dos palos de los que parece salir una chispa o similar, detrás, a su espalda, se forma una especie de anillo de energía dentro del cual tenemos arriba a tres personajes de manera prominente, en posición de defensea o ataque, todos con armas, y más abajo grupos de cinco personajes a la izquierda y cuatro a la derecha, en tamaños más pequeños, algunos en esas mismas poses de ataque/defensa, otros símplemente animándole.

Penduko. Su propia adaptación en la que intentan ofrecer una nueva mirada a Pedro Penduko y unificar un poco lo visto en cómics, series de televisión y películas anteriores. Como sabéis, esto pasa en todas partes y el resultado para los filipinos tiene pinta de haber sido como el de los americanos. Bueno, a estos quizá les ha venido comparativamente mejor en taquilla.

Al final eso también influye. Por eso hablan tanto de la taquilla internacional, por la importancia que tienen los éxitos globales. Como la séptima película en la taquilla mundial en 2023: Mǎn Jiāng Hóng (满江红), o la octava Liu lang di qiu 2 (流浪地球2), o por la undécima Gu zhu yi zhi (孤注一掷) o la décimotercera Xiāo Shī De Tā (消失的她) o… Bueno, creo que no hace falta seguir porque tenemos claro el asunto.

Pero, sobre todo, porque podemos discutir lo que son superhéroes o cómo van a influir en los próximos años, o lo que sea, pero hay algo que podemos tener claro. Y es que la cooperación de las productoras de distintos países para lograr poner en marcha grandes proyectos es algo que ha quedado demostrado en 2023 gracias a superproducciones como… como… como…

Poster, inenarrable, de Los Caballeros del Zodíaco. Con Personajes de fondo, delante, rayos de energía.. De todo

¡¡¡Los Caballeros del Zodiaco!!!

Sí, desde luego 2023 ha sido todo un año para los superhéroes en el cine. A ver qué tenemos en 2024. Teniendo en cuenta que lo primero que llega es… Madame Web

¡El 14 de febrero! Así que ya lo veis, en 2024…

¡El amor por los superhéroes continúa!

ADLOser Look: Una de hostias.

¡Buenos días! Bienvenidos a otro ejemplo de Jónatan Sark usa ADLO! para hacer un homenaje a algo que en España conocen cuatro gatos. ¡Y no me refiero a ADLO!

Yo soy Jónatan Sark y hoy vamos al cine. No porque sea mejor hablar de eso que de los cómics y las editoriales, sino porque hemos tenido una semana de lo más movida. Y eso lo decimos en una semana en la que Mark Millar parece que se ha quedado sin productoras de streaming a las que engañar y ha vuelto a los cómics. Bueno, en realidad ha vuelto más a montarla, pidiendo que los royalties sean del 50%, en lo que sin duda no tiene nada que ver que vaya a estar un tiempo en Superman en 2025.

Teniendo en cuenta que es el mismo año que se suponía que se iba a estrenar Superman: Legacy, está claro que todo nos lleva al cine. ¡Y es casi una excepción! Porque tras un año especialmente negro para las taquillas de casi todas las películas de superhéroes este fin de semana se la ha pegado la primera película de Marvel. ¡Luego que por qué dicen que Marvel no hace otra cosa que imitar a DC!

The Marvels es una película que dicen que costó 200 M$ y ha hecho en su primera semana unos 47 M$, un poco por debajo del estreno de The Flash; un poco por encima de Scream VI. Si tenemos en cuenta que Scream VI acabó haciendo más dinero que The Flash, y que costó solo 35 M$ creo que es fácil ver dónde está el problema.

Por supuesto esto no es una sugerencia de que Marvel se dedique a hacer películas de personajes de terror. No porque no confiemos en lo que puede suponer para la productora, digamos, Blade… ¡Sino porque aún nos acordamos de la película de La Tumba de Drácula!

Pero no es lo único que tienen entre manos, porque ¡por fin han cedido las productoras! Van a hacer el mínimo posible pero, igual que pasó con los guionistas, han accedido a dar un trato mínimo a los actores. Y a verse en tres años de nuevo.

Eso, además, ha llevado a mover varias fechas de estreno de películas y, en general, a que se revise qué es lo que está pasando en Hollywood. Sobre todo porque primero tuvimos el confinamiento, tenemos la pandemia, y ahora las huelgas, todo esto es motivo más que de sobra para dar paso a…

ADLOser Look

Si hace falta algo para que nos dediquemos a hablar de cine en lugar de, digamos, intentar explicar quién forma ahora la Super Family o la Bat Family o quién lleva puesto el traje de Spider-Man es, fundamentalmente, que es mucho más fácil.

Precisamente por eso hacerlo una semana como esta demuestra que no nos llaman desor… no, espera, demuestra que hemos ido a elegirlo en un momento con tanto que explicar como si fuera algo de los cómics. Vale, es más sencillo que intentar explicar cómo está publicando ECC La Casa en el Lago, pero quitando eso, tenemos bastante por delante.

Empecemos por lo más sencillo: En 2019 Marvel estrenó Avengers: Endgame. Técnicamente fue Disney quien lo hizo, pero sigamos de momento con esto. La película hizo lo que de manera académica se conoce como Un gritillón de dólares. Tanto dinero que aparece en varias listas de pasta hecha por una película en USA. No solo eso, sus otras películas de ese año, como Captain Marvel, lo hicieron espectacularmente bien. 426 M$ hizo la recién nombrada, la otra que era suya-suya. La que era en colaboración, Spider-Man: Far from Home, se quedó un poco por debajo con 390 M$. En total las películas de personajes Marvel ocupaban el primer, sexto y séptimo puesto del año. Y Disney mantenía, además, todos del primero al octavo. Bueno, el séptimo, ya os digo, en colaboración. ¡Además, habían comprado FOX, así que iba a poder añadir POR FIN a los 4F y los Mutantes! Era el rey del mundo. ¿Y cuándo le ha ido a alguien mal en el cine después de decir esto?

Aprovechando que Marvel / Disney eran insumergibles realizaron una tabla de lanzamientos para los próximos años. Podría haber sido una puerta, no os digo más. Porque en 2020 una enfermedad de 2019 se convirtió en pandemia y eso tuvo varios efectos. El fundamental es hacer más complicado explicara momentos temporales. La enfermedad comenzó en 2019 y sigue ahí suelta, lo de la pandemia decidieron que tendría otra extensión pero es casi tan difícil decidir cuándo comenzó como cuándo terminó y, sobre todo, hubo un Confinamiento que duró desde marzo a finales de mayo/ junio. Según dónde te tocara currar. -Hay gente que no paró de currar ni en abril, pero ese es otro tema-. Con lo cual hablar de fechas es complicado.

Pero, digamos, los siguientes estrenos se pospusieron, se estrenaron en digital, se estrenaron en salas y digital, se estrenaron en salas vacías… en fin, había muchas posibilidades. En 2020 solo se estrenó Los Nuevos Mutantes. Y, sinceramente, es posible que solo DIGAN que la estrenaron. Porque si se estrena una película que se ha ido retrasando, re-rodando y cambiando año tras año en un bosque digital a solas, ¿se oye el ruido de…? Bueno, os hacéis a la idea. Y si no, pensad que fue el mismo año en que en la tele estrenaron Helstrom. ¿O me he inventado una serie de manera aleatoria para ver si estáis atentos? Nunca lo sabréis.

En 2021 estrenaron, en todas esas versiones que decíamos antes: Black Widow, Shang-Chi and the Legend of the Ten Rings y Eternals. Y en la tele se pusieron con Wandavision, que fue bien, Loki, que también, Hawkeye, que bueno, The Falcon and the Winter Soldier, que no nos han pagado lo suficiente para dejarlo fuera, y también What If…? Muchas series, interés regular.

Pero ese mismo año salió Venom 2 -eh, en serio, lo hizo- y, sobre todo, Spider-Man: No Way Home que consiguió otro gritón de dinero. Bueno, un poco menos que la de los Avengadores, pero vaya. Por cierto, me viene muy bien este año para explicar por qué la taquilla mundial no podría darme más igual. Normalmente digo que cuando se estrene la segunda de Warcraft (que costó 160 M$ y recaudó 439 M$ en la taquilla mundial) le haré caso. Pero es que en 2021 la película detrás de este Spider-Man en recaudación mundial fue La batalla en el lago Changjin y la tercera Hi, mom. Que seguro que conocéis de sobra. Mientras, en la taquilla USA la segunda fue Shang-Chi, la tercera Venom 2, la cuarta Black Widow y la sexta Eternals. (La quinta fue F9, la de los coches, no la tecla).

Así que para principios del año 2022 nos hablaban de que iba a continuar la dominación de los superhéroes porque, por fin, iba a volver la normalidad a los cines.

A finales de 2022 la primera película de superhéroes que aparecía en la lista estaba en tercer puesto. El único éxito de DC era The Batman, que había hecho menos dinero que la segunda de Los Minion. Sony no había tenido tanta suerte, ¡y eso que había estrenado dos veces Morbius porque It’s Morbin Time, y con eso y todo se habían quedado por el lado de fuera. Y varias ‘franquicias de éxito’ ya no lo eran. La cosa de los magos de Warner se la había pegado a lo grande, pero peor le iba a Disney, donde los dos estrenos de Pixar en salas -incluyendo la que salía de Toy Story– se lo habían pegado a lo grande, y su adaptación de Poirot no había logrado darle un buen mordisco a la taquilla.

¿Y las películas de Marvel, qué?

Pero, bueno, muchas películas habían decidido retrasarse a 2023 para que la gente estuviera de vuelta a las salas. Era un año de prueba. Muchos gastos estaban disparados, etc… Seguro que en 2023 las cosas iban a ser difente.

Y en 2023 están siendo diferentes. Queremos aprovechar para dejar claro que hemos dicho DIFERENTE. No MEJOR. ¡Eh, no se puede tener TODO! Pero no nos adelantemos, estábamos en 2022.

Doctor Extraño 2: Más extraño que nunca comenzó las cosas para Marvel entre artículos de Ahí van los superhéroes a ocupar las salas de cine. Y… bueno… no lo hizo tan mal. 411 M$ al final. Es cierto que no es lo que Marvel esperaba pero eran tiempos difíciles, mucha gente no había regresado aún a las salas, los problemas económicos, el tiempo atmosférico, la pista estaba en malas condiciones, los jabalíes han comido porquerías…

Luego salió Thor 4. E hizo incluso menos. 343 M$. Por suerte el estreno de Wakanda subió un poco el nivel, logró ser la tercera película del año en USA con 453 M$. El Doctor acabó cuarta y Thor… ahm… octava. Pero le había puesto muchas ganas. Sí.

Mientras en la tele habían estrenado Moon Knight, Ms. Marvel y She-Hulk. Les había ido reguleras… Pero, bueno, no había problema. ¡Todo esto era el final de la Fase Cuatro! ¡A partir de ahora comenzaba la Fase Cinco!

Y, efectivamente, ha tenido rima.

2023 ha sido un año… Diferente. Sin duda.

Quizá no como ¿Qué diferencia hay entre un iceberg y un meteorito? pero diferente.

Como decíamos antes, un montón de grandes franquicias y creaciones bien conocidas habían decidido estrenar sus continuaciones este año: Transformers, D&D, Expendables, MEG, Misión Imposible, Indiana Jones, Fast & Furious. De Drácula hemos tenido hasta dos: Renfield y The Last Voyage of the Demeter. Y, por supuesto, DC sacaba Blue Beetle, Shazam 2 y The Flash. Además de eso hemos tenido películas de más de 40 M$ de presupuesto como Gran Turismo, Plane, The Covenant, The Creator, Operation Fortune, Hypnotic, 65. Disney, además, ha sacado otra de Poirot, en Pixar Elemental y de sus parques había sacado Haunted Mansion.

Y todas y cada una de ellas han tenido algo en común.

Se la han pegado en taquilla.

Quizá penséis que nos las hemos inventado, o que se la han pegado porque en realidad nadie conocía a los directores o actores envueltos. Por ejemplo, ese Operation Fortune que costó 50 y recaudó 6,49 M$… Esa es de un tal Guy Ritchie con Jason Statham, Aubrey Plaza, Josh Hartnett, Hugh Grant, Cary Elwes… Eeh… Bueno, o Hypnotic, que costó 60 y recaudó 4,5 M$… esa es de… Robert Rodríguez… con Ben Affleck…. Ahm… ¡Vaya! Pero, claro, si Expend4bles costó 100 M$ y ha hecho menos de 17 M$, pues imaginad.

Es cierto que la diferencia entre Presupuesto y Recaudación USA va de los 44,16 M$ que recaudó Gran Turismo para 60 que se gastaron en ella a los 145,96 M$ de Fast X para los 340 que tuvo de presupuesto. Igual de cierto que me he dejado fuera alguna de la que lleva menos tiempo. Y no hablo de Freelance, esa de John Cena y Alison Brie de 40 M$ que lleva recaudadas en tres semanas poco más de 5 M$. Sino a otras más… Caras. Como la nueva de Scorsese, Killers of the Flower Moon. 200 millones de los que de momento -tres semanas lleva- solo se han recuperado unos casi 60 M$. Claro que se supone que esta la hizo Apple… no sé, por las risas o algo. No veo cómo puede ser menos hostia en taquilla.

Bien es cierto que hay actores a los que parece que les da un poco lo mismo. Liam Neesom lleva estrenando ‘directo a vídeo’ en salas de cine años. No ha logrado aún recuperar dinero con ninguna de las más recientes, pero tampoco parece que a nadie le importe demasiado. Aunque es cierto que ninguna de ellas se acerca siquiera a los 40 M$.

Ahora le toca a Marvel. Que lo había estado rondando con Quantunmania. 214,5 M$ recaudados de los 200 que costó. Incluso a Guardianes de la Galaxia 3 le había ido peor de lo esperable, y eso que tuvo la suerte de hacer 359 M$ (de 250 M$ que costó) y, por tanto, superar Thor 4… por 16 M$.

Algo similar podemos decir de la tele. Tras lo de 2022 Bob Iger -el jefazo de Disney– habló con Kevin Feige para decirle que lo mismo tenían que sacar menos series. A Feige le faltó tiempo -probablemente porque era de los que opinaban que con dos películas al año había suficiente, pero esa es una lucha (y una historia) distinta- así que en 2023 se dejó para ahora la segunda temporada de Loki, ahí a recordarle a la gente las cosas que le gustaban, y para principios de año la serie que iba a llevar a esta otra. Sí, porque como con los cómics o las películas iban poniendo conexiones, primero había sido Ms. Marvel y luego Invasión Secreta.

El resultado ha sido, efectivamente, el de los cómics.

A la gente le dio lo mismo Ms. Marvel y peor aún Invasión Secreta -aparentemente las series de gente sentada en el parque hablando no les gusta, algo inexplicable cuando es su demografía- así que si no has visto las dos series anteriores… parece que tampoco hay muchas ganas de ver la película.

Por supuesto a todo esto se une también la huelga. El 2 de mayo comenzó la huelga de los guionistas. Eso, a efectos de promoción, significó que los actores no podían ir a Late Shows y similares porque… estaban cerrados. Por suerte pudieron ir a otra serie de sitios, como Podcasts. Por suerte para Marvel la mayor parte de la promo de Guardianes de la Galaxia 3 estaba hecha para entonces, porque se estrenaba el 4, así que solo le faltó ese empujón final. No tuvieron que ir a ningún podcast y, de hecho, lograron que Christ Pratt no fuera al de Joe Rogan. Triunfo tras triunfo.

Como estas cosas van como van, el 2 de mayo empezaron los guionistas, el 14 de julio se unieron los actores, los guionistas volvieron al trabajo el 17 de septiembre y los actores no lo hicieron hasta el 9 de noviembre… es decir, el jueves pasado. El viernes, deprisa y corriendo, Brie Larson y el resto de gente de The Marvels intentaron compensar la falta de prensa. Ahm… vamos a asumir que no ha funcionado demasiado bien.

Por supuesto sé que habrá gente que vendrá a decirme que el problema es que la protagonizaba una mujer, o que tenía a dos mujeres más, una de ellas afroamericana y la otra musulmanoamericana. Supongo que la misma gente que me dirá que el problema de Indiana Jones era que pegaba a nazis.

También podrían decirme que el problema de Disney ha sido enfrentarse a Ron DeSantis y apoyar a las Drag Queens. Porque lo de ponerse tacones es algo que el público del GOP rechaza. Y si no creéis a DeSantis podéis preguntarle a George Santos.

Pero lo cierto es que suficiente tienen los GOPpers con lo que tienen como para andar haciéndole boicot a películas de la Marvel. Sólo con los líos en los que les tiene metidos TRUMP! ahora mismo lo que están es…

Imagen de Rudy Giuliani, abogado de TRUMP!, ex-Alcalde de Nueva York y tipo particular, que en esta imagen está poniendo una cara rara, sacando la punta de la lengua mientras abre mucho los ajos, ya la vez le está corriendo un churretón de color negro, probablemente del tinte del pelo, por toda la mejilla derecha.

sudando chorros de tinta. Y eso que cuando le tocaba aparecer en los cómics no quedaba tan mal.

Dos viñetas de Iron Man vol. 3 número 33. En ellas Tony Stark está viendo la tele, en ella sale Rudy Giuliani como alcalde de Nueva York. Los textos dicen:

With the mayor is Brent Sweeting. Major, any comments?

Ith a tensth thituation, Brent, but ith under control. What we need now is patienth...

And a little divine intervention.

Siendo TAN la palabra clave.

Sería más fácil que me creyera que el problema es que es una película con una mujer de protagonistas y muchas de secundarias si la película que más taquilla lleva hecha en lo que va de año no fuera Barbie, o que Taylor Swift lleve 172,52 M$ con la película de su concierto, por encima de Misión Imposible y cerca de superar Indiana Jones… excepto porque lo suyo costó 20 M$. Sería más fácil que me creyera que el problema es la racialización si, como he dicho hace un rato, la película que más ha hecho del MCU desde 2019 no fuera Wakanda. Más aún, me lo creería si en esas películas co-responsables no incluyeran a ese Spider-Verso que es ahora mismo la tercera película que más dinero ha hecho este año. Bastante por delante de Guardianes de la Galaxia 3. Tan por delante que si la distancia entre Thor 4 y GotG 3 es de 16 M$ la distancia entre GotG 3 y Spider-Verso es de 34 M$.

Lo cierto es que parece que ha habido toda una serie de motivos a su alrededor que no es exclusivo de los superhéroes pero que también les afecta, y le ha tocado la china a The Marvels como podría haberle tocado a Quantunmania. Pero se siente un poco como si Starfox perdiera su belleza, y un buen día Shang-Chi perdiera una pelea, y un muchachito lanzado derrotara a Thor con su espada, y Dani Moonstar nunca lograra conciliar bien el sueño por temor a que el Oso Demonio los encontrara. Qué le vamos a hacer. La vida no es justa. Sólo parece más justa que la muerte. Es todo.

Por supuesto eso no va a detener el tiempo, y el pasado viernes Marvel hablaba de los cambios de fechas para las próximas películas del MCU. De las series poco se sabe. Hay una segunda temporada de What If…? que se supone que se estrenará en algún momento, la de Agatha Harkness va cambiando de nombre y fecha y ahora mismo se espera para algún momento de 2024. Ironheart no tiene ni fecha y Daredevil: Born Again lo único que tiene son problemas. En mitad de todo esto ya han anunciado que Echo saldrá en enero del año que viene bajo una nueva colección Marvel Spotlight. Una colección que han dicho es ‘para ver cosas sin haberse visto lo anterior’.

Y es que al final Marvel montó el MCU tomando notas del Universo Ultimate… Y está descubriendo qué es lo que le pasó al Universo Ultimate. Y no me refiero a Mark Millar atribuyéndose méritos, siendo rancio y usándolo como plataforma. No quiero hacerle spoilers a DC Studios tampoco.

Pero igual que montar una continuidad sirve para que la gente se vea cosas que no se habría visto de otra manera sirve para que la gente piense ‘puf, paso de verme esta, que no me he visto las anteriores’. De ahí ese gusto por los números 1 que hace que la serie de Marvel con la numeración más alta sea X-Force (el poder de ROB!) aunque no haya llegado ni al 50. En DC están mejor porque Batman ha logrado llegar al 138. Es decir, la colección que lleva más años en marcha lleva solo de 2012. Y el MCU comenzó en 2008. Como decía antes, mucho han tardado.

Pero no nos desviemos. Hablaba de los cambios de fechas que el viernes pasado se conocieron. Para 2024 solo van a estrenar MuertoPiscinas 3. Porque si solo vas a estrenar una película en el año lo que tienes que tener en cuenta es El Poder de ROB! y ya el resto quedan para 2025: Capitán América 4 pasa a febrero, Thunderbolts a julio y Blade a noviembre.

Por supuesto pasan dos cosas por medio, la primera es que quedan dos años por medio, que es mucho tiempo en estas cosas. Seguro que hay gente que cuando vuelvan dirá aquello de Han pasado 84 años… así que veremos para 2025 lo que ocurre y si los rumores de que van a pasar a centrarse en X-Men y 4F son reales o no. Teniendo en cuenta que no tienen ni fecha de estreno. Claro que de las otras dos películas anunciadas de los Vengadores (Kang Dinasty y Secret Wars) tampoco se sabe nada.

Por supuesto no tenéis por qué preocuparos. Porque Sony tenía en la nevera listo para su estreno Kraven y Madame Web, y se supone que quiere estrenar Veneno 3 también para el año que viene. De momento no han dicho nada de 2025 pero vamos a suponer que será cuando se estrenen las películas de Silver Sable y La Gata Negra.

En DC, por su parte, ya habían dicho que no había que preocuparse. Estas navidades se va a estrenar Aquaman 2 aprovechando que no va a haber más películas y preparados para responder la pregunta: ¿Prefieres ir al cine a ver una DC o quedarte en casa? Y si algo sabemos de las reuniones familiares navideñas es que muy mal tiene que darse el año para que no decidas huir. Aunque sea al cine.

A partir de ahí solo tienen para 2024 la de Jóker 2, que se supone que es un musical con Lady Gaga. Uno pensaría que estarán pensando en cambiar sus fechas para 2025. Pero lo cierto es que James Gunn ha salido diciendo que no. Que no hay ningún cambio en el estreno de Superman: Legacy. Lo que significa o que los seis meses de la huelga de guionistas y directores no se han notado en ella, o que en realidad han estado esquiroleando. Bueno, o que va a aprovechar el guion de Coyote vs ACME ahora que han decidido que la película que co-escribió no se estrenará.

En cualquier caso, grandes perspectivas.

Más importante aún es recordar lo que pasó en la última huelga, esta vez solo de guionistas, que sucedió entre 2007 y 2008. A su finalización hubo también un hueco prácticamente sin novedades. Y lo primero que nos ofrecieron los estudios fue:

MCU: Iron Man 2 en 2010. FOX: X-Men Orígenes: Lobezno en 2009. DC: Watchmen en 2009, Jonah Hex en 2010 y Green Lantern en 2011.

Así que es normal que estemos todos esperando a ver qué se va a estrenar durante 2024/ 2025.

Eso sin contar con que las independientes nos ofrecieron Transformers 2, G.I. Joe 2 y, por supuesto, DragonBall Evolution. Claro que eso fue en 2009. Para 2010 ya nos tenían preparada The Last Airbender.

Porque lo cierto es que las películas independientes, igual que las no-estadounidenses, son las que suelen olvidarse en estas cosas. Mirad a Sony, que no hace más que intentar que olvidemos que este año han estrenado Caballeros del Zodíaco. Así que no, no deberíamos. TMNT ha hecho más taquilla que cualquiera de las películas del Universo DC, y ya veremos si no hace también más que The Marvels. Y la película con Super en el título que está más arriba de la lista de recaudación es Super Mario, que está la segunda.

Por eso hay que tener un ojo puesto en estrenos previstos para 2024, como Eli Roth’s Borderlands, The Crow o Red Sonja. Que seguro que se van a estrenar todas ellas. No solo eso, Toxic Avenger está a la vuelta de la esquina. Y sé supone que las películas de Valiant volverán antes o después después de que Bloodshot se estrenara el mismo día que se anunciaron las primeras medidas globales para intentar luchar contra el COVID-19. Así que lo que nos puede traer una segunda película de ese universo está por verse.

No digamos ya las de superhéroes de fuera de USA. Quizá sean el Raveloverso, Brahmastra o el Bumilangit Cinematic Universe, pero para eso tienen que decidir seguir por ahí.

Lo que sí que es seguro que veremos el año próximo es una película animada de Transformers, que estaban preparando antes del estreno de la de acción real porque la experiencia es un grado, Transformers One se llamará. Y, por supuesto, para 2025 tendremos Avatar Aang. Porque a veces a la historia le gusta cerrar sus propios círculos. Por eso hay que mirar al futuro, aunque tengan que pasar 26 años. Aunque si son más de 26 años, ¡ya sabéis quién acaba fuera de la tabla!

En cualquier caso, y como ya hemos comentado en otras ocasiones, nunca fue fructífera la relación de los superhéroes y el cine. Llevamos tantos años con películas basadas en estos personajes que tenemos que irnos a 2015 para encontrarnos un año sin película de personajes de DC, a 2001 para que tampoco hubiera de Marvel, y a 1988 para que no hubiera una adaptación de algún cómic reconocible. Y eso y todo teniendo en cuenta que podríamos discutir The Wizard of Speed and Time. Pero estamos hablando de un año antes del estreno del Batman de Tim Burton. Y después de la primera adaptación de The Spirit.

Así que, con más o menos dinero, con más o menos suerte, con más o menos fortuna, medios y talento, ya sabemos que tiene pinta de que algo tendremos para ir comentando por aquí. Porque puede que ahora mismo la situación parezca que no es muy buena, pero como diría Rudy Giuliani lo que necesitamos ahora es…

With the mayor is Brent Sweeting. Major, any comments?

Ith a tensth thituation, Brent, but ith under control. What we need now is patienth...

And a little divine intervention.

Palabras de los periodistas, y de Rudy Giuliani, en dos viñetas de Iron Man vol. 3 número 33. En ellas Tony Stark está viendo la tele, y en ella sale Rudy Giuliani como alcalde de Nueva York.

¡Aunque tengamos que sudar chorros de tinta!

Esta es, por segunda vez, la misma imagen de Rudy Giuliani, abogado de TRUMP!, ex-Alcalde de Nueva York y tipo particular, que en esta imagen está poniendo una cara rara, sacando la punta de la lengua mientras abre mucho los ajos, ya la vez le está corriendo un churretón de color negro, probablemente del tinte del pelo, por toda la mejilla derecha.

¡ESTO HA SIDO

ADLOser Look

Buenas noches y muchas gracias por estar ahí!

Movie Crackers (El Conflicto de los Warner)

[Interior de una mansión, cuando entramos está claro están dando algún tipo de fiesta, se oye sonido de música y algarabía, incluso llegamos a los últimos hooray, hooray, hooray. Dentro vemos a un grupo de señores trajeados. Uno de ellos está en el centro, con traje y salacot. A su lado está el que parece el dueño.]

Mr. Warnottenhouse: ¡CEO Zaslav, es un honor darle la bienvenida en mi modesto hogar!
CEO Zaslav: Oh, no está mal.
Mr. Warnottenhouse: Creo que no es necesario decir que…
CEO Zaslav: ¡Creo que tiene razón, está bastante mal! Y, a propósito, es una de las mescolanzas más feas que he visto jamas…
Mr. Warnottenhouse: ¡Pero CEO Zaslav!
CEO Zaslav: ¿Dónde ha comprado el papel de la pared? ¿Y eso que pone HBO de ahí? ¿Cómo no lo ha quitado de enmedio aún? Debería usted vender parte de esto a Netflix, mejor, alquílelo. Es como vender algo pero se cobra todos los meses.
Mr. Warnottenhouse: P-Pero…
CEO Zaslav: Pone usted esto a la venta y, ¿sabe cuál es el resultado? No vendrá aquí la clase de gente que está usted acostumbrada. ¿Por qué tiene aquí personas que se parecen a usted? ¡Luego todo son pérdidas! Algo normal a su edad, por otro lado. ¡Voy a decirle lo que vamos a hacer! Pondremos ahí fuera un cartel, esta casa va a tener nueva administración. Ofrecemos suscripciones por 70 $, eso les dejará con un ojo saltado, y cuando lo tengan saltado nos darán cuanto queramos. Ahora firme aquí y deme un cheque por valor de 39,3 millones de dólares. Ahora quiero decirle, señor, que con esta póliza de seguros habrá protegido usted a sus pequeños y también su vejez. La cual llegará dentro de dos semanas… Si es que soy un experto en carne de caballo. Y ahora, señor, he de hablarle de…
Mr. Warnottenhouse: CEO Zaslav… CEO Zaslav, es usted para mí uno de los hombres más valientes de todos los tiempos. En las selvas oscuras del audiovisual no ha habido peligro que usted no haya afrontado, intrépidamente ha abierto usted nuevos caminos, desafiando los rugidos de los tuiteros, y el tam-tam de los periodistas. Ni una sola vez en esos fatigosos meses ha dado un paso atrás. Ignora usted la cobardía. Jamás ha conocido el miedo.
Mayordomo: Con permiso, hay unos huelguistas que…
CEO Zaslav: ¡AAAAAAAAH! [Se desmaya]
Mr. Warnottenhouse: ¡No sé qué le ha pasado, llévenlo allí! ¡Deprisa, traigan un whiskey!
Mayordomo: ¡El whiskey, el whisley! ¿Dónde está el whiskey?
CEO Zaslav: Está en mi maletín negro, en el rincón de la derecha. Pero mejor tráigame un Bonus. Bueno, y el whiskey también.
[SONIDO DE TROMPETAS]
[Entra en la sala Il Signor Contabelli, vestido con traje, un maletín y un sombrero tirolés.]
Mayordomo 2: [Gritando] ¡¡¡Il Signor Emmanuel Contabelli!!!

Fotograma de la película Movie Crackers (El Conflicto de los Warner) en la que vemos a Groucho Marx con traje y un salacot interpretando al CEO Zaslav, una persona que lo único más falso que él es su bigote.
En medio está Margaret Dumont como el rico Mr. Warnottenhouse.
A su derecha, con un enorme trombón recortador, tenemos a Chico Marx interpretando al Inspector Emmanuel Contabelli.

Contabelli: ¿Cómo está usted?
Mr. Warnottenhouse: Encantado
Contabelli: ¿Dónde están las tijeras?
Mr. Warnottenhouse: Uy, qué grosería.
CEO Zaslav: ¡Oiga, yo conocí en Discovery, en la sección de microondas, a un tipo que era exacto a usted, y se llamaba Emmanuel Contabelli. ¿Es usted su hermano?
Contabelli: Soy Emmanuel Contabelli.
CEO Zaslav: ¿Es usted Emmanuel Contabelli?
Contabelli: ¡Soy Emmanuel Contabelli!
CEO Zaslav: No me extraña que se le parezca. Pero insisto en que existe una semejanza.
Contabelli: ¡JAJAJA! ¡Cree que me parezco!
CEO Zaslav: Si es así es una gran ventaja para los dos.
Mr. Warnottenhouse: ¿Es usted uno de los responsables del presupuesto? ¿Uno de los que van a lograr que Warner deje de perder dinero? Porque si es así no estaba citado hasta mañana.
Contabelli: No podía venir mañana, es demasiado pronto. He tenido que recortarlo.
CEO Zaslav: ¡Tiene suerte de que no haya venido ayer!
Contabelli: Estábamos ocupados ayer, pero cobramos lo mismo. Si hay que trabajar hay unos gastos, y eso es un dinero. Ahora bien, si no trabajamos es un ahorro. Ahorrar dinero es algo en lo que merece la pena gastar dinero.
CEO Zaslav: Esto es mejor que ser CEO. Dígame, ¿cuánto cobra la hora?
Contabelli: Ah… Por trabajar cobramos 10 $.
CEO Zaslav: Entiendo. ¿Y cuánto cobran por no trabajar?
Contabelli: 12 $ a la hora.
CEO Zaslav: Pues yo me apunto a eso.
Contabelli: Ahora, si usted tiene una película para estrenar… como «Batgirl», le hacemos un precio especial… ahí trabajamos por 15 $ a la hora.
CEO Zaslav: ¿Al contado?
Contabelli: No, en el acto.
CEO Zaslav: ¿Y cuánto cobra por no estrenarla?
Contabelli: No podría calcularlo.
CEO Zaslav: ¡¿Cómo?!
Contabelli: Mire, si no estrenamos «Batgirl» entonces podemos deducirnos como pérdidas el dinero gastado en actores, y también el dinero gastado en producción, en escenarios, en catering… ¡Y no me haga hablar de lo que nos ahorramos en todo el VFX! 95 millones de dólares costó en total la película. Y si no estrenamos perdemos dinero. ¡Eso es un gran ahorro!
CEO Zaslav: ¿Cuánto quiere por rodar por un precipicio? Como en «Coyote Vs. ACME».
Contabelli: Justo una indemnización… ¡no tenemos más que recortarlo también!
CEO Zaslav: Bien, recorte alguna vez.
Contabelli: ¡Recortemos!
CEO Zaslav: Va a quedar esto limpísimo.
Contabelli: Bueno, veamos cómo estábamos.
CEO Zaslav: Jodidos.
Contabelli: Ayer no estrenamos «Batgirl», ¿recuerda?, no la estrenamos.
CEO Zaslav: Sí, lo recuerdo.
Contabelli: Son 20 millones de dólares.
CEO Zaslav: ¿20 millones de dólares?
Contabelli: Sí, 20 millones de dólares.
CEO Zaslav: Bueno, eso es razonable, lo acepto.
Contabelli: Hoy queremos estrenar «Coyote Vs. ACME», que la guioniza James Gunn, eso es…
CEO Zaslav: Nos vamos a gastar 70 M$.
Contabelli: ¡Me parece que voy a perder en el trato! Ya sé. Como la guioniza James Gunn está claro. Mañana no estrenaremos «Coyote Vs. ACME». Eso puede valer…
CEO Zaslav: ¡Un billón de dólares!
Contabelli: Para mí está bien, pero tengo un socio.
Mr. Warnottenhouse: ¡¿Qué? ¿Un socio?!


[Suena una música y vemos entrar por la puerta a El Discovery]

El Escarabajo que está triste y Azul…

(si no sólo has pillado el título sino que lo estás tarareando insertar aquí la próxima fecha de vacunación contra el COVID)

En estos tiempos de sobresaturación de cine de superheroes (que, como el mundillo, va a acabarse en tres años) no podemos sino aplaudir la originalísima y valiente apuesta que la gente de la Warner ha hecho con Blue Beetle. Podrían haberse limitado a rodar otro montón de topicazos escritos con plantilla y envueltos en colorines CGI que pulsara las cuatro teclas clave para satisfacer al habitual y poco exigente público de este tipo de productos.

Y mira que no era necesario esforzarse porque ya tenían el éxito asegurado por la circunstancia única e histórica…

…DE SER EL PRIMER SUPERHEROE LATINO.

Pero han elegido arriesgarse y hacer algo que ningún director del subgénero había osado hacer en toda su historia, de Donner a Gunn pasando por Pyun. Porque eran conscientes de que para los latinos, a diferencia de los asiáticos o los europeos, NADA es más importante que la FAMILIA.

Esas familias que tienen ellos, ya sabeis, que gritan y cantan cosas en español todo el rato.

Y por ello han hecho una película que, por encima de todo, es familiar.

Ya los mismos títulos de crédito…

…resultan familiares.

El video corporativo de Kord Industries…

…suena familiar

…y la promo de su Proyecto OMAC…

…más familiar todavía.

El embarazoso apoyo familiar el primer dia en un nuevo puesto…

…qué otra cosa iba a resultar sino FAMILIAR.

Y la posesión (casi infernal) por parte de un simbionte alienígena…

…es (casi infernalmente) familiar.

El primer vuelo de nuestro heroe…

…culmina en una familiar y casi desastrosa caida a lo Ícaro.

Y qué decir del villano con ciberextensiones fusionadas a su columna vertebral…

…salvo que es tremendamente familiar.

¿El protagonista discutiendo con la IA de su traje sobre el uso de sus armas letales?

¡Familiar a más no poder!

Y qué otra cosa que no fuera anonadadoramente familiar

…podría ser el encuentro con el espíritu del padre muerto en el más allá aconsejando al heroe en un momento de duda antes de la batalla final.

Y yo los he visto, Miguel…

…en el futuro del año 2022…

…los OMAC ya no nacen, son cosechados en familiares campos.

Pero sé lo que estais pensando.

Que todo esto está muy bien y es muy revolucionario pero qué hay del material original. De esa colecci´ón que adapta la película que es un hito en la historia del cómic. Tanto que es la que inevitablemente se recomienda a cualquiera que quiera conocer el noveno arte.

Tranquilizaos, la trama se ha adaptado con el máximo respeto. Incluso hay una secuencia que se ha trasvasado del papel a la pantalla con una fidelidad que hace que el Sin City de Robert Rodríguez parezca un plagio apócrifo producido por la Asylum.

Cuando los protagonistas se van a la antigua y polvorienta guarida…

…y se montan en la vieja nave voladora…

…que despega a través de la salida secreta que conecta con los ´túneles del metro…

…para ir a rescatar a Rorschach de la prisión y resolver juntos el misterio del asesinato del Comediante.

¿Cómo decís? ¿Blue qué? No hombre no, esto es una adaptación de Watchmen. Si lo sabré yo bien. Fijaos en esto.

¡Se ve ahi perfectamente el Mr Smile en la pantalla de radar!

¿O acaso pretendereis también intentar convencerme de que esta…

…NO es la Sagrada Armadura de Antiriad?

Basado en ecos reales

En el sistema de comentarios comiquieros la gente está representada por dos distintos pero igualmente importantes grupos. La gente que hace comentarios sobre temas que quizá no ha investigado y los que ponen la oreja que escuchan en silencio las inexactitudes de ese primer grupo. Estas son sus historias.

Imagen en la que vemos escrita la misma palabra dos veces, la primera con un halo azul a su alrededor, la segunda con uno rojo. 

Esas palabras son:

DUN
DUN

TRANSPORTE PÚBLICO, DIECIOCHO TREINTA DE LA TARDE

– Buah, tío, y antes nos pusieron el trailer de una película que no veas.
– ¿Buena pinta o qué?
– Que va, han copiado Espaiderman.
– No jodas.
– Ya te cuento. Resulta que va de un chaval que encuentra un bicho raro que como que le muerde y le da poderes.
– Joder, tío. ¿No le han cambiado nada?
– El color y poco más. Pero el resto es igual, que si chaval de familia pobre, que si familia peculiar…
– ¿Familia?
– Sí, aquí se ve que además de la vieja han querido meter a más gente porque otro de los cambios es que SON LATINOS.
¡NO MAMES, GÜEY! JAJAJA.
– Total, que ahí tienes a mil viviendo en la casa. Ah, y también hay una chica, claro.
– ¿Zendaya?
– Ya les gustaría, como mucho será la versión brasileña no sindicada de Zendaya. Señorita Zendayo.
– Jajaja, seguro que en lugar de series de la Disney hacía culebrones, jajaja.
– Bueno, tío, el caso es que es tan copia que al chaval le salen hasta los brazos de araña esos de…
– No jodas, ¿lo del ‘instant kill mode’ fuash fuash? /Gestos con los brazos
¡TAL CUAL!
¡¡¡QUE CANTADAAAA!!!
– Bueh, pero es que además lo que no lo sacan de eso lo sacan de Airon Man y eso, incluyendo lo de salir volando de cualquier manera, jaja, ahí como si fuera mitad picadura de araña y mitad traje, incluso… ¡Parte en dos un transporte!
– ¡¿Un barco?!
– Que va, tío, estos no tienen pasta, un autobús.
JAJAJJAA
– Buah, es que tendrías que verlo.
– ¿Y no será una parodia? Una de esas de Superinsecto Muvi.
– Que va, es más como eso de… Ya sabes, las pelis de la tele de por la tarde. ¿Han estrenado una de Misión Imposible? Pues estos te ponen una cosa llamada Misión Difícil hecha con las vueltas del pan. Así, cambiando un poco el nombre para disimular.
– Jajaja, La Libélula, o El Escopión Negro… ¡El Espiderman Italiano!
– JAJAJA, que no tío, que no, que son LATINOS. Pero casi lo clavas.
– Jajaja, ¿pero entonces… cómo lo han llamado?!

BLUE BEETLE

El poster de la película en la que se ve al superhéroes insecto azul con las patas robóticas a su alrededor extendidas.
Imagen en la que vemos escrita la misma palabra dos veces, la primera con un halo azul a su alrededor, la segunda con uno rojo. 

Esas palabras son:

DUN
DUN

Motivos para no ver The Flash

Un posteo no llega ni pronto ni tarde. Llega exactamente cuando debe llegar. Por ejemplo, yo llevo meses diciendo que tengo un posteo sobre muñecos. Pero todavía no ha salido porque, oye, no es su momento. También dije que iba a documentar la ilustre labor de la Sectorial del Cómic pero de momento no lo he hecho por, quizá, todavía no es el momento. Que se vienen elecciones, primero autonómicas y luego de las que tienen más intriga, y quizá para entonces sea interesante volver a hablar de la sectorial.

Sin embargo, una película no es un posteo. A veces llega pronto y otras veces, las más, llega tarde. Por ejemplo, la Daredevil de Mark Steven Johnson llegó pronto. En 2005 el publico aceptaba moderadamente bien Batman Begins, una película en la que los personajes no vestían sus atuendos habituales sino una versión “realista” de los mismos, algo que un par de años había desatado las críticas de los fans contra la película protagonizada por Ben Affleck. En 2008 se estrenaba Iron Man, siendo uno de sus elementos más celebrados una banda sonora rockera llena de “needle drops”, cuando apenas un lustro antes había sido fuertemente criticado el uso de temas de rock mucho más modernos y contemporáneos para el Hombre sin Miedo. No quiero imaginar cuánto se hubiera celebrado hace una década que hubiera aparecido una película con referencias constantes a personajes oscuros de los cómics y a los autores más emblemáticos del personaje, pero esas virtudes no se tuvieron en cuenta en 2003 para juzgar Daredevil. Incluso la elección de casting de Ben Affleck, uno de los elementos más recurrentes en su momento, destaca al compararse con la reacción del público cuando una década después el mismo actor fue seleccionado para interpretar a Batman.

Como digo, hay películas que llegan demasiado pronto.

Hay directores que son visionarios. Y no, no me refiero a Mark Steven Johnson que después de Daredevil dirigió la primera película de El Motorista Fantasma antes de abandonar los superhéroes para dedicarse al mucho más lucrativo mercado de las comedias románticas. Pero si hablamos de películas que llegaron antes de tiempo, en algún momento habrá que hablar del Hulk de Ang Lee, que ya adelantaba en 2003 algunas de las cosas que le aplaudirán a Scott Pilgrim contra el mundo en 2010. 

Y, por supuesto, hay películas que llegan tarde. The Flash llega muy tarde. En términos cronológicos es la que más tarde llega, aunque desde luego no está para presumir en el ámbito teórico. Y es que Morbius es una rareza, una joya que llega tan tarde conceptualmente que de haber salido en 2012 seguiría habiendo llegado tarde. The Flash llega tres o cuatro años tarde, lo que nos señala que de haberse estrenado en su fecha original… quizá habría llegado a tiempo. Pero claro, entonces hablaríamos de una película muy diferente.

Ver el trailer de The Flash es como ver una parodia del SNL de Spiderman No Way Home. Y esto nos plantea un dilema. Por una parte, no ir a ver la película de The Flash para dar carpetazo definitivo al DCEU. Para demostrar su inviabilidad económica. Para, con suerte, convencer a alguien de no estrenar Aquaman 2, una película que realmente nadie tiene ganas de promocionar.

Por otra parte, no ir a ver la película de The Flash para darle la razón a quien decidiera darle la patada a toda esa gente que estaba detrás del DCEU. Snyder, Johns, Hamada… todos se equivocaron y hay que celebrar que ya no estén. Y qué mejor forma de celebrarlo que dejar que su último legado de estrelle.

Obviamente, otro motivo sería dejar claro que no estamos de acuerdo con seguir dándole trabajo a Ezra Miller en una temporada. E incluso protestar simultáneamente por la cancelación de Batgirl. No es que ninguna de las cosas sea una preocupación demasiado fuerte, pero no deja de ser una razón.

Pero… por otra parte, hay otro motivo de peso para no ir a ver The Flash. Un motivo para desear que sea un fracaso en taquilla. Y es esperar a ver cuántos golpes puede encajar James Gunn antes de que le peguen la patada por el fracaso de unas películas que se decidieron antes de que él pinchase ni cortase nada en los planes cinematográficos de Warner.

Y todos sabemos que ahí está el verdadero espectáculo.

A Safran

A veces la pregunta es: ¿Es te dónde ha salido? En otras ocasiones es: ¿Para cuándo hablamos de este? Y en algunos casos: ¿Cuándo tendremos más material?

Lo que nos lleva al fin de semana pasado tanto como a este. El fin de semana pasado se estrenó Shazam 2: Fury of the Gods. Este fin de semana ha sido… su segundo fin de semana. Así que parece un buen momento para hablar de Peter Safran.

Peter Safran es casi un estereotipo: Nacido en Londres, educado en Princeton, luego a la NYU, trabajo corporativo y luego como asistente en la agencia UTA. A partir de ahí un puesto en Gold-Miller Co., que en teoría también es una agencia de representación, pero donde pudo dedicarse a sus tareas de producción empezando por…

Cartel anunciando Rocketman, una película de Disney de 1997 que podría ser canadiense. Excepto porque es una bandera de fondo. Luego hay una cabeza con una cosa como atómica y, claro, un cohete.

Es complicado explicarlo, pero digamos que era una película de ¿ciencia ficción? ¿humor? ¿familiar? sobre la primera misión tripulada a Marte. Incluye a un cómico canadiense que acababa de tener una serie en televisión -junto a Jason Bateman– y también, bueno, un chimpancé. Disney funciona como funciona.

Tras trabajar con el director de Tortugas Ninja III en esta película su siguiente hito fue trabajar con una directora Penelope Spheeris, de nuevo con guiones de Craig Mazin y Greg Erb, aunque ahora ya sin Oren Aviv. (Que estaría ocupado montando National Treasure, o algo) De nuevo con una historia a mayor gloria de unos cuantos cómicos:

Cartel de Senseless, con un Wayans, Marlon. Con David Spade. Y con una probeta con un líquido azul del que sale como humo y burbujas. ¡CIENCIA!

De nuevo fantástico, de nuevo humor, de nuevo cómicos de la tele.

Y ahí se fue a Brillstein-Grey Communications, de nuevo a gestionar actores, y de nuevo permitiéndole conseguir créditos de productor con los que demostrar sus capacidades. Habiendo trabajado antes con un Wayans, y especializado en esta mezcla de fantástico y humor, es normal que tomara la decisión de iniciar una franquicia lucrativa dentro de, esta vez, el terror. Quizá os suene.

El cartel de la primera de Scary Movie. Referencias directas a Scream, El sexto Sentido y supongo que alguna cosa más. Ah, La Bruja de Blair. En fin, fue una época.

Y establecido ya como el hombre del humor y el fantástico en el año 2000 era casi inevitable que acabara haciendo algo de superhéroes.

El cartel de The Specials, con Rob Lowe en el centro y luego más gente que podría parecer una versión barata haciendo ¿burla? de los X-men, pero en realidad es mucho más que barata. O mucho menos. Creo que nos entendemos.

The Specials fue… una cosa. ¿Qué os puedo decir? Nunca fue fructífera la relación de los superhéroes y el cine. Ya había salido Mystery Men y aquí alguien pensó que Rob Lowe era lo que hacía falta, aunque no estaba solo. Estaba también Thomas Haden Church, que demostraba aquí su buen ojo en las pelis de superhéroes, y… bueno, más gente. Sobre todo el guionista, que aparecía un momento en un papelito, pero con el que Safran hizo buenas migas. James Gunn se llamaba.

Así que, a la vez que iba realizando más de estas películas que lo mismo tenía a cómicos afroamericanos (My Baby’s Daddy) que a Toni Collette y David Duchovny (Connie y Carla) o hacía un spin-off de un personaje de Martin Short como decidía largarse de Brillstein-Grey -en donde había sido nombrado presidente de Management en 2003- para montar en 2006 The Safran Company. Que seguía siendo una empresa de representación -para la que se llevó a todos sus clientes de la agencia anterior-, y con la que rápidamente volvía a las andadas comiqueras y producía…

Cartel de Meet The Spartans o Casi 300, se ven muchas parodias de la cultura popular de esos años, incluyendo un spider-woman con tacones y traje negro, y Ghost Raider. hay más cosas pero, creedme, cuanto menos os cuente más felices seréis.

Casi 300, en efecto. Qué puedo decir, está claro que Peter Safran tenía marcado su destino a fuego. Como demostró en siguientes películas…

Cartel de Disastre Movie En la que vemos a Batman, Hellboy, Hulk y IronMan entre otras, porque las películas de desastres... bueno, cuando menos diga de esta otra también mejor.

Y si creíais que esto no podía ser más raro, esperad a ver la siguiente, que además era un corto:

Portada del corto para XBox 360 Live Doggie Heaven (Woof!) Un tipo habla con un perro en su caseta en lo que parecen las nubes.

Sí, Xbox Live. Pero lo importante es el director de la película: James Wan. Con el que también se amistó Safran. Y era fiel a sus amistades. En 2008 actuó como productor para tres de las ideas de Gunn: Humanzee!, PG Porn y…

De nuevo, un cartel inenarrable con demasiado texto y una señora vestida de superheroina barra stripper y lo que parece un animal taxidermizado que quizá sea una marioneta o yo qué sé... Se trata de James Gunn's Sparky and Mikaela

Sparky and Mikaela: Una historia de superhéroes y mapaches con gráficos de XBOX 360. Yo qué sé, James Gunn y sus kinks.

El caso es que para 2010, además de su trabajo habitual…

Cartel de Vampire Suck, que podría ser una parodia de Crepúsculo si aceptáramos que no hace falta el humor para hacer una parodia, no te digo ya un cartel.

comenzó a colaborar con Warner gracias a… bueno, era inevitable que antes o después apareciera un español en esta historia.

Cartel de Buried, con Ryan Reynolds dentro de una caja, atado y amordazado. Un poco lo de siempre.

Así que, repasando, tenemos ya a la Warner, a Wan y a Gunn. ¿Qué más podría haber entre medias?

Ah, bueno, sí, además de eso es cierto que empezó una serie de películas en Warner junto a Wan.

Cartel de Expediente Warren: The Conjuring. Con una casa brumos al fondo y delante un árbol sin hojas del que cuelga una soga.

Lo que facilitó la carambola de que DC quisiera a un director en condiciones para su universo superheróico, que Safran pasara por allá con Wan del brazo, así que para 2018…

Cartel de Aquaman, con muchos animales marinos y un Jason Momoa.

que ya que te pones a ello aprovechas y montas alguna película más y al año siguiente…

Cartel de Shazam, con el Capitán Marvel masticando chicle y mirando el móvil.

Películas ambas que, además, ofrecían una situación inesperada en DC/ Warner: Ganaban dinero. Lo que sirvió para que Warner le ofreciera un acuerdo de primera opción con ellos.

Y encima aprovechó un asunto en twitter para hacerse con los servicios de su amigo James Gunn para la siguiente de Escuadrón Suicida.

A partir de ahí podemos hablar de muchas cosas pero, sobre todo, de una historia clásica del funcionamiento de la Warner.

Bueno, y también una Pandemia.

Así que cuando se estrenó El Escuadrón Suicida,

Cartel de El Escuadrón Suicida, con muchos superhéroes poco conocidos pero muy coloridos.

-énfasis en EL-

pues es cierto que mucho dinero no hizo, más bien lo perdió, pero es que había una Pandemia y claro, seguro que podría haber perdido más, y la serie le gustó a la gente, y este chico, Gunn, venía de Marvel. Allí saben hacer las cosas. No es como si DC les fuera a robar autores para sus proyectos ni nada.

De ahí que acabaran dándole, a Safran y a Gunn, los mandos de DC/ Warner. Eh, ¿qué podría salir mal? Además, el propio Safran iba a producir la segunda película de Shazam

Portada de Shazam 2, ahora con menos colores y más actores.

por unos 125 M$ de nada. Seguro que todo se encarrilaba.

Y, efectivamente. Las producciones de Safran pasaron a estar alineadas con el resto de DC. El primer fin de semana hizo poco más de 30 M$, la segunda tuvo una caída del 69% y ahora mismo está por ver si logran llegar a recuperar 100 M$.

La rutina de costumbre.

Por supuesto esto ha supuesto que la gente -los actores, fundamentalmente; Zachary Levi, especialmente- empezaran a salir a explicar que la culpa no era suya. La culpa era de:

La crítica. El director directamente ha dicho que la culpa es de los críticos y que el público la adora.

El marketing. Levi estuvo diciendo que no estuvo bien hecho, que no supieron vender la película, que…

Los fans de Zack Snyder. Y, de paso, dijo que los trolls y los fans de Snyder estaban felices de verla fracasar y que lo estaban alimentando.

La prensa. Que solo quiere hablar de las cosas malas de DC/ Warner.

La Roca. Que resulta que les obligó a cambiar escenas postcréditos y, como todos sabemos, eso es lo que mete a gente en las salas. Habrá quien piense que es un intento de cambiar el tema de conversación, pero es que la gente es muy mala.

Los efectos especiales. Bueno, en realidad es algo así como que la prensa/ internete habla de malos efectos especiales pero que ellos no han hecho deepfake con nadie.

Esto no lo tenemos muy claro. Pero parece que Zachary Levi estuvo haciendo un directo de instagram o algo así, quejándose de cosas y pidiendo que la gente manipule la punt… quiero decir… dé su opinión sincera sobre lo que le ha parecido la película en RottenTomatoes y similares, y quejándose de… yo qué sé.

Dos de las caras de Zach Levi durante su directo. Muy bien no parece estar, no.

Y es raro, porque Levi parecía que estaba muy centrado no hace tanto. En sus redes sociales desde luego que parecía tener muy claro lo que quería decir.

Pantallazo de un tuit antivacunas de Levi.

A partir de aquí solo podemos imaginar que SkyShowtime hará una serie sobre su vida y TVE le contratará de jurado en un concurso de talentos.

Esto, con Disney Marvel, no pasa.

Pantallazo de Variety en el que se puede leer: Jonathan Majors Arrested For Alleged Assault In New York, Actor Denies Wrongdoing

¡Upsi!

Todo esto en una semana, por cierto. Acabamos de llegar al segundo fin de semana (el 69, ya sabéis) y eso significa que aún podemos ver muchas más cosas como que culpen al Boogie, al ChaChaCha, o a Yoko Ono. Menos ellos, claro. Ellos no, ellos bien.

Pero no os preocupéis, que seguro que Peter Safran va a estar bien. Al fin y al cabo él se encarga de representar a actores, guionistas, directores y eso… al talento. Así que, ¿qué problema puede haber?

Con deciros que en 2022 incluso estrenó una película fuera de Warner.

Cartel de una peli romántica humorística con actores de la tele, I want you back, que Safran estrenó en 2022 en Amazon

Eh, ¿cuándo ha dado problemas a un ejecutivo sacar una película en Amazon?

Y antes de que os pongáis con lo de la Fatiga de los Superhéroes, os pongo las escenas post-créditos con los mejores trailers de películas de Safran:

Listado de GENIALIDADES Esenciales, segundo semestre 2022

QUÉ

La Lista Semestral de Genialidades Esenciales pretende recoger las iniciativas más GENIALES! del mundillo editorial/internetero del frikismo español que a lo mejor te has perdido o participado sin saberlo (esto es el mundillo editorial hispano, no sería la primera vez que alguien trabaja para alguien sin tener constancia de ello).

POR QUÉ

Porque como a los políticos, los críticos, los podcasteros y resto de influencers a nosotros también nos gusta vivir sin trabajar y aunque a diferencia de los anteriores nosotros asumimos que nunca lo lograremos no podemos negar que hacer una lista de cosas da mucho menos trabajo que organizar unos Picadlos.

CÓMO

Esta lista se confecciona deprisa y corriendo, sin orden establecido, usando el criterio personal, subjetivo, y las filias y fobias de los miembros de ADLO! Novelti Librari tanto de blog como lista de correo. Un procedimiento que indiscutiblemente nos convierte en la lista más objetiva de este país ya que no sólo es la única lista creada sin pensar en las copias de prensa sino que además esta es la única asociación que forma gente que ya ha asumido que nunca será nadie importante en el mundillo.

QUIÉN

Este listado ha sido elaborado en dos rondas. En la primera varias docenas de adláteres han presentado un total de cero candidaturas, así que en la segunda una comisión de ocho miembros de la asociación (Eme A, Jonatan Sark, Jota Calduch, Emilio Martín, Pablo Fluiters, Pedro García e Isaac Hernández) ha puesto los esenciales que han podido cuando se han acordado. (¡Espero que alguien se haya acordado de rellenar todos los huecos que había en la plantilla!)

Damage Control nº2

De repente, el último Pacheco

La edición de Panini de 4 Fantásticos: Círculo Cerrado

Por saber combinar dos términos en teoría tan alejados como «formato de lujo» y «coedición cutre»

Japan Weekend Madrid 2022

Gente apelotonada, otakitos sin poder circular entre pabellones, esperas larguísimas… Afortunadamente la organización ha tomado medidas para que estas aglomeraciones no se repitan en futuras ediciones: ha subido el precio de la entrada de 15€ a 18€

DC Studios

De momento películas, lo que se dicen películas, están estrenando pocas. Pero espectáculo están dando más que nadie

Sargento Resines

Hay veces que no hace falta leer un tebeo para saber que es tan GENIAL! como para merecer ser recordado entre lo más desatacado del semestre. AVIV OINÖTNA!

Piqué el otaku

De tanto juntarse con streamers al exfutbolista del F.C. Barcelona se le han pegado sus vicios, y recientemente se ha declarado aficionado a One Piece y Naruto. Ojalá que esto se traduzca en un empujón a las ventas de esas dos obras de culto semidesconocidas para el gran público

El enésimo álbum de Ibáñez sobre el Mundial de fútbol

Esto es más que un tebeo. Es la lucha de un hombre contra la corrección política, contra la cultura de la cancelación, contra el humor del siglo XXI, contra el mismo Padre Tiempo

V de Pennyworth

En las oficinas de Warner tienen programada una alarma que suena cada pocos meses y que les recuerda que es la hora de volver a tocarle las narices a Alan Moore. El método empleado este semestre ha sido usar Pennyworth, el spin-off televisivo del mayordomo de Batman, para recordarle al barbas que todavía tienen los derechos de cierta serie que creó para la revista inglesa Warrior a principios de la década de los 80

La Carmenmolización del mundillo

El mundillo se despertó una mañana de junio sabiendo que una de sus integrantes era en realidad un hombre que firmaba con seudónimo de chica. Nosotros en esto ni entramos ni en salimos porque sería mansplaining, así que sólo nos limitaremos a decir que es una práctica que pensábamos que solo se conservaba para que en tus estrenos de comedias «para toda tu familia» nadie te preguntara sobre tus cómics donde señores mayores se acuestan con menores de edad.

El Día del Cómic y de Tebeo

España celebrará el día 17 de marzo su primer Día del Cómic y del Tebeo. La fecha es porque es la que se más gente cree que se publicó el primero número de la revista TBO, pero nosotros te animamos a que le compres un tebeo ese día a alguno de los pocos libreros que aún quedan y a ellos que aprovechen la caja del día para celebrar San Patricio y emborracharse para olvidar que un día pensaron que era una buena idea abrir una librería.

Las quejas sobre las condiciones laborales en las producciones de Marvel Studios

¿¿¿Los dueños de una editorial de cómics explotando a sus empleados??? ¡¡¡Qué escándalo!!! ¡¡Qué escándalo!!! ¡¡Acabo de descubrir que aquí se juega!!

Tim Burton embajador de Madrid

La oposición se quejó, los informes técnicos decían que no tenía ningún vínculo y por lo tanto no tenía sentido hacerlo, y él mismo resaltó que de Madrid no conocía nada y que no estaba interesada en usarla en sus películas. Pero desde ADLO! no podemos más que aplaudir su nombramiento. Si hay una ciudad cuyos políticos parecen todos sacados de la galería de malos de Batman esa es Madrid. Sabemos de buena tinta que nuestros adlaters valencianos rabian de envidia y han iniciado una propuesta para que Michael Bay vaya a la próxima mascletà y represente su terreta.

Marvel Miau

¿Os acordáis cuando los marvelitas se reían de DC por ser un sitio lleno de superhéroes de colorines que tenían supermascotas mientras que Marvel era un universo más serio y realista? Pues Warner compró la idea y… bueno… ya sabéis el resto

Carlos Boyero llamando «Marvel» a toda producción de acción que ve

A nuestra edad esta es una de nuestras últimas oportunidades de llamar a alguien «abuelo» así que con lágrimas en los ojos sólo podemos decirle a Boyero «gracias» y «abuelo, mejor márchese a casa que se le está haciendo tarde».

La cancelación de Batgirl cuando ya estaba rodada

Aprovechando que sus responsables se habían ido a una boda, los ejecutivos de Warner cancelaron Batgirl cuando ya estaba en postproducción, borraron todo rastro de la película de sus discos duros y la pusieron en su contabilidad como forma de desgravarse impuestos. Por lo menos sabemos que si la fusión Warner-Discovery no funciona sus ejecutivos tienen un gran futuro en la política española.

Warner lanzando una película sobre el batmovil antes que una de Robin

¿Te acuerdas del chiste de la película de Titans Go!? Pues ya no es un chiste. No podemos esperar a que Warner anuncie en breve la película del batcinturón de utilidades. ¡¡Estamos en tus manos, James Gunn!! ¡¡No nos falles!!

Los subtítulos de Sandman

En su búsqueda de crear series que impacten, Netflix encargó convertir Sandman en una serie de imagen real. En una clara búsqueda de dar que hablar Netflix cambió etnias, géneros, lanzó una tabla de pronombres y se atrevió con todo excepto con esa frase de Funland de que el parque de atracciones donde caza tapa la desaparición de sus víctimas. Pero tuvieron que ser los traductores españoles quienes lograrán crear polémica. Mientras nos distraían sacando pecho por haber traducido «tools» como «bártulos» en vez de «artefactos» o «enseres», traducían «Sunless lands» como «Zelda». Si liarla con una traducción no es adaptar bien un cómic que baje ROB! y lo diga. ¡Bravo, Netflix! Una pena que nos hayamos dado ya de baja en el momento en que lees estas líneas.

Los ofendiditos con los ofenditos cancelando Maus en las escuelas

La gente que sí que piensa a los niños ha iniciado una cruzada por defender el derecho de los infantes a crecer fuertes, sanos, blancos y sin molestos hechos históricos sobre el partido nazi. Es su opinión y hay que respetarla.

El concurso de ECC para el Batman Day

¿Saben aquel que diu que una editorial monta un concurso y tiene que decir que no vale la respuesta correcta pero acepta cualquiera de las dos que más se le acercaban? Si todavía posteamos sobre el mundillo es por momentos como el que nos aportó la pregunta ‘¿Quién fue la primera persona en interpretar a Batman en el cine?’.

Paracuellos en la Asamblea de Madrid

Después de que Ayuso se riera del PSOE por usar tebeos, los socialistas se vinieron arriba y llevaron tres novelas gráficas al parlamento madrileño cumpliendo así uno de los sueños húmedos de los populares: que el PSOE hablara por fin de Paracuellos.

El Paninileak

Panini preparó tan a conciencia el lanzamiento de sus All-New All-Different Bibliotecas Marvel que pasó a las webs la información varios días antes para que pudieran estudiarla con tiempo. Ojalá hubiera tenido en cuenta que trataba con periodistas de cómics, gente que es mucho más de mirar dibujitos que de leer letras.

El Niño sin Amor de Wakanda Forever

La fase más GENIAL! del Universo Cinematográfico de Marvel se cerró con la GENIAL! Wakanda Forever, una película sobre como ningún superhéroe va al funeral del superhéroe africano, Wakanda se opone al libre comercio, y personajes negros van a la guerra contra personajes hispanos. Y entre tanta GENIALIDAD! una nivel legendaria: Namor convertido en el Niño Sin Amor.

Hueco para un esencial publicado primero en un idioma español distinto al castellano

Porque ya sabemos que si no está escrito en castellano es como si estuviera inédito, a ver quién le va a hacer caso a un idioma de bromis de esos que no se hablan en Madrid.

Hueco para un esencial publicado primero en web

Porque ya sabemos que si no hay una editorial por medio untando con copias de prensa no es un cómic de verdad. Quiero decir, el papel, ah, el olor a papel, eso es lo que causa las diferencias… Sí.

Hueco para un esencial de una serie que lleva varios números pero a la que no hemos hecho caso hasta ahora

Porque ya sabemos que si no la hemos nombrado antes NO LO MERECÍA, no es porque seamos ciento y la madre y aún así se nos cuelen los títulos. ¡Tendríamos que reconocer que nuestra lista es papel mojado! Mucho mejor subirse al carro tres años tarde fingiendo que es parte de un plan y no porque hayan hecho adaptación audiovisual y esté teniendo éxito, qué va. No es como si las obras que no salen se fueran a llevar el Nacional del Cómic.

Hueco para un esencial de un autor que haya sido polémico

Porque ya sabemos que si hay que posicionarse a favor de la libertad de expresión somos los primeros, qué más dará las acusaciones de disfrazar sexo con menores como cómic de jijis. Ya lo dice Ayuso: ¡LIBERTAD!

Hueco para un esencial y luego ya decidimos si es reedición o no

Porque ya sabemos que si tenemos que saber si algo ha sido editado antes en España todo es más complicado, o no, o cómo. Mira, mejor quita el apartado de Reediciones, que la cagamos todas las veces, y tira p’alante.

Hueco para un esencial de una editorial gorda que está intentando vender algo sin éxito comercial

Porque ya sabemos que si algo queremos es llevarnos bien con las editoriales, sobre todo con las más gordas, sobre todo con las más gordas que quieren sacar colecciones nuevas y, oye, lo mismo caen prólogos o comisariados de exposiciones o algo así, venga, vamos a darles un empujoncito con alguna de las obras que no están vendiendo un carajo, que esto del mundillo del cómic es un hoy por ti.

El Calambrazo Humano

No soy mucho de ver películas basadas en superhéroes, bastante pila de visionado tengo con el papel. Y es más, mientras que cuando vas al cine salirse a mitad lo considero un sacrilegio, no sucede lo mismo con las plataformas y ya tengo unas cuantas abandonadas a mitad, indirecta que los algoritmos no comprenden cuando luego me hacen sus recomendaciones. Sin embargo comprendo que sus anuncios, traileres, noticias derivadas e intérpretes han desbancado en popularidad a los héroes de las viñetas, pues arrastran más público y generan más ingresos. No es raro por tanto que en su momento desplazasen a las historietas en los eventos comiqueros (junto con los funkos, el ramen, las golosinas…), y que con el auge de las videorreuniones las mismas comicones se volvieran virtuales. Y después de virtual a viral. Y si sublimamos todo esto, resulta que la mayor comicon del mundo en la actualidad son los anuncios de la Superbowl (o, como a mi me gusta llamarlo, el Supertazón, que me crie con dibujos de Los Picapiedra).

Y hete que, tras prácticamente un lustro siendo carne de meme, un trailer bien cocinado ha hecho que las expectativas respecto a la película de Flash suban como la espuma. Y, por otra parte, vuelve a confirmar una teoría que voy incubando de que esto de las películas evoluciona como los tebeos aunque de forma más acelerada.

Y es que mientras que los héroes de papel pueden permanecer inmutables a lo largo de las décadas, la naturaleza carnal de actores y actrices hace inevitable el recambio. Y entre relevos y sagas, cuando ya se ha acumulado un buen puñado de cintas y eventos, se comienzan a elevar voces de que hace falta agitarlo todo, es necesario resetear, que la continuidad construida comienza a hacerse demasiado enrevesada y hay que hacerla más accesible para la nueva generación de espectadores que se va abriendo camino.

En el caso concreto del Universo DC, desde su segunda película (Batman vs Superman) comenzó a oler más a producto elaborado en los despachos que a una continuidad orgánica. Costuras a la vista que terminaron sosteniendo una película coral de la Liga de la Justicia que no convenció a ninguno de sus dos directores. Y si en el caso de Vengadores primero se presentaron a los personajes en su película individual antes de juntarlos en un blockbuster, lo de la Liga se planteó como trampolín para las películas siguientes de Aquaman, Cyborg y Flash. Esa era la idea en principio, que ya les había ido bien antes con Wonder Woman. La realidad fue otra, y si por casualidad Harley Quinn resultaba caer bien, se le encajaban otras dos películas, si hacían una de Shazam ya tenías a The Rock aporreando la puerta, y las de Joker o un Batman raro hacían la puñeta funcionando demasiado bien. Antes de tener una mínima continuidad ya estaba todo liado. Se hace necesario un reinicio.

Eso sí, como en los tebeos, hay sitio para clásicos y rarezas, como lo demuestra la versión Absolute en blanco y negro y con extras de La Liga de la Justicia.

Flash es bueno para un reinicio. Si hay un Flash, hay una Crisis.Menuda película sobre la Crisis podría hacerse. Y que siguiendo el ejemplo de los tebeos, de ahí derivara el Universo DC de Byrne, Miller o Pérez.

Tierras Infinitas ¿Será lioso para el espectador? pues nada de eso. Nunca sabremos si el argumento de ahora será fiel a planeado en 2018, pero entretanto el público espectador ha sido educado en la idea de Multiverso. Caramba, ha habido una película con tres Spidermanes y se ha aplaudido la ocurrencia con ovaciones en pie. Un Keaton de 72 años tiene pues toda la lógica del mundo. Era hasta necesario.

Pero no serán las Crisis, no. La película de Flash es Flashpoint.

Sobre el argumento, terminas destruyendo el Universo pero salvas a Maribel Verdú. El balance, según mi óptica, es pues positivo.

Pero que conste que lo que salió de Flashpoint fueron los New52.

Que ignoraron unos pasados, incluyeron otros, incorporaron Watchmen…y durante muchos títulos efímeros fueron dando bandazos como pollos sin cabeza.

James Gunn es un autor venido de Marvel de los Guardianes de la Galaxia, para reflotar los títulos bandera de la nueva DC.

Todo esto ha pasado antes.

Y de un tiempo a esta parte, lo que preteneden hacer en la editorial los guionistas estrella es crear sus propios personajes para meterlos por todas partes, darles visibilidad y convertirlos en franquicias susceptibles de royalties. Si tienes a Scott Snyder acabará saliendo por alguna parte el Batman que Ríe. Si se trata de Bendis lo normal es que se terminen colando Naomi o Leviatán.

Que no digo que los símiles vayan a llegar hasta ese extremo, pero…esperad…eso que se anuncia por ahí ¿es una teleserie de Amanda Waller?

Esperemos acontecimientos. Poco más podemos hacer.