Piando en agosto

Batman Ex Machina

Yo debería de estar escribiendo de otra cosa, como siempre.

Escribir, por ejemplo, de la última traducción de Minotauro, ahora que han decidido tres años más tarde, hacer el cambio de otra de sus traducciones defectuosas. Escribir sobre la serie de Netflix de El Eternauta, y como han ido a por una con los dos autores muertos para que no puedan dar la barrila en tuiter. Escribir sobre la futura adaptación de la tira de prensa Slylock Fox, porque… ¿Cómo adaptas la tira de acertijos Sylock Fox? Incluso aunque añadas también la sopa de letras y las siete diferencias… En fin. Quizá luego recupere alguna de ellas.

Pero, de momento, me toca lo de siempre. Escribir sobre Warner porque… bueno. Es Warner. Lo cierto es que a estas alturas ya parece la NBC en no saber gestionar… nada. La última idea del jefe de la cosa de licenciar los derechos de sus productos, incluidos los personajes de DC, es… bueno… creo que todos recordamos cómo le funcionó eso a Marvel. La gestión de lo de Ezra Miller, después de que ayer se dijera que tras su reunión con Warner han descendido enjambres de Abogados Corporativos a que estén calladitos con los casos y así los medios lo dejen estar… digamos que le veo algún pequeño fallo al plan. Y ni siquiera me estoy refiriendo a la defensa: Esta gente a la que conocí cuando éramos menores y yo, somos una polícula. El mundo del cine es así. Con deciros que se estrena una nueva Jeepers Creepers en breve. Todo esto palidece ante el hecho de que se esté rumoreando ya que Comcast (NBC Universal) está considerando comprar Warner Discovery. Es un movimiento empresarial que ninguna ley antimonopolio debería de permitir, pero estamos hablando de USA. Por otro lado, precisamente las leyes antimonopolio son las responsables de que Warner y DC acabaran en el mismo saco, porque ya sabéis que Warner jamás compró DC. Pero lo importante aquí es: Si la NBC piensa que estás a su nivel, ¿cómo estás gestionando tu empresa? Todo lo cual se junta con que les siguen dando calabazas las personas que quieren contratar para ser ‘el Feige de DC’. En lo que entiendo que es un ataque personal para que escriba un post llamado «¿Quién quiere casarse con mi DC?» o bien «Contacto con taDCto«.

Pero no será hoy.

Por suerte.

Para vosotros y para mí.

Y no lo va a ser porque Warner ha hecho otra cosa aprovechando que el sábado fue el Batman Day.

No, no golpearon a mendigos en callejones. Y si lo hicieron mandarán a un enjambre de abogados a… ¡DA IGUAL!

Lo que hicieron fue estrenar el Orígenes Secretos de Batwheels.

La serie para preescolares usando los coches de la Batfamilia enfrentados a los coches de sus supervillanos.

En serio.

Y visto el piloto puedo aseguraros que hay algo más que curioso. Es decir, los villanos son los que son:

Estos son los villanos y sus dobladores.

Bueno, no están todos-todos los villanos porque falta el gran jefe de los coches malvados:

BADCOMPUTER. A quien, por cierto, también da voz SungWon Cho.

Y si nos vamos para el lado de ‘los buenos’, pues…

Por supuesto aquí también tenemos héroes humanos, solo faltaría.

Sí, son el Robin Duke Thomas y la Batgirl Cassandra Cain.

Que es parte del asunto aquí para mí.

Si uno se para en los humanos tiene a tres héroes, de los cuales solo uno –Batman, que es nada menos que Ethan Hawke– es un señor blanco. Si miramos los villanos, tenemos a seis de los cuales solo lo son el Joker y el Pingüino. Que bien, ¿no? 9 personajes y tanta diversidad.

Excepto que entonces recordamos que los protagonistas de la serie no son los humanos, son las máquinas. Y entonces hacemos las cuentas también.

De los cinco batvehículos 4 son personas blancas, 1 de las cuales es una mujer. La otra, casualmente la segunda mujer del grupo, es 1 hispana. Así que tenemos 5 personajes que siguen la regla del 3/2 en género y ni os cuento en raza. Están asistidos por un robot -el HERBIE de Batman– que también tiene voz de señor blanco. Por suerte la BATCOMPUTADORA tiene voz de señora de color. Así que podemos decir que en el bando de los buenos los protagonistas están en 7 personajes de los cuales hay la desaforada cantidad de 2 que no son blancos, y ya de mujeres hay hasta 3. El acabose.

En donde los villanos las cosas no mejoran demasiado. Hay 5 vehículos y luego la BADCOMPUTADORA y su robot humanoide ayudante. De los 5 vehículos es cierto que solo hay 2 señores blancos, pero porque hay 1 señora blanca y 2 señores no blancos. Así que, de nuevo, 5 personajes, 4 señores, 3 personas blancas. Si unimos los otros dos, de nuevo, el ayudante es un señor blanco y la computadora es, en este caso, un asiático. Es decir, 7 personajes también. 6 señores. 4 personas blancas. Incluso in entrar a decidir qué me parece que abunden más las voces de personas no-blancas entre los malos.

¿Que sentido tiene tener diversidad -racial, del resto ya tal- en los humanos si luego en las máquinas, que son las protagonistas del asunto, no las van a tener? ¿Qué me estás queriendo vender DC?

Pero, claro, hablamos de DC, que es una empresa que ha promocionado la serie desde su canal de animación infantil/ juvenil con este anuncio:

Así que supongo que es fácil entender por qué la NBC considera que están a su nivel.

Bueno, el posteo ha quedado un poco chorra así que os prometí algo de uno de los temas del principio y eso os lo voy a dar. Un poco de cada. Tan pesado como si tuviera serie en Netflix, os voy a poner un pasatiempo como si fuera Slylock Fox, yo os pongo un texto en inglés y su traducción en una de las últimas novedades de Minotauro y vosotros jugáis a las diferencias:

Que no se diga que en ADLO! no ofrecemos siempre entretenimiento.

Warners Borrascosas: El Hombre del Norte

Damas y caballeros… aficionados… AMIGOS… Qué mejor marco que este, el incomparable de la Comic Con de San Diego, para anunciar al próximo responsable de la división DC de Warner Bros Discovery.

Mientras espera a ser anunciado desde las bambalinas un estrecho hueco del atrezzo permite al Hombre del Norte vislumbrar al público. Un accidental ventanuco que muestra un mar de asistentes. Un aleatorio muestreo de rostros silenciosos y espectantes, pendientes de cada palabra que sale de la boca de un Zaslav que intenta parecer cercano y amigable. Un fan más.

Y fracasa espectacularmente.

Ha sido una larga búsqueda. Tenía que serlo. No cualquiera es dignQUIERO DECIR apto de llevar las riendas del primer universo superheroico de la historia. El primero, le pese a quien le pese.

Larga en verdad, piensa el Hombre del Norte sin poder contener una sonrisa. Mucho más que lo que cualquiera de los presentes puede imaginar. Una singladura que le ha llevado décadas.

Como escribió el Bardo, muchos fueron los llamados pero pocos los elegidos. Sólo buscando exhaustivamente hemos podido encontrar al candidato perfecto para llevar al DCEU a las cotas de excelencia que se merece. Hemos considerado a creadores y ejecutivos de talento excepcional, pero necesitábamos a uno de talento irrepetible. Permitidme que aproveche la ocasión para desmentir esos absurdos, ABSURDOS rumores de que le ofrecieramos el cargo a Ezra Miller. ¿Quién podría creerse algo tan ESTÚPIDO? JA JA JA ja ja j… j…

Durante un instante vacuo pero interminable como un arco argumental de Hickman el silencio de la audiencia cambia de tono de espectante a incomodo. Tiempo suficiente para que el Hombre del Norte recuerde el principio.

Fue la época más dificil. Tuvo que semirretirarse de la vida profesional para planificar y llevar a cabo su estrategia, pero no tanto como para ser olvidado. Su fórum fué crucial. Sin la existencia de internet no habría podido llegar hasta aquí. Le permitió vender dibujos comisionados a una escala inconcebible en los tiempos en que las convenciones de cómics eran el único mercado posible. Y obtener el dinero necesario para ir comprando acciones de la Warner. Las justas para no llamar la atención pero poder influir en decisiones cruciales que desviaran los acontecimientos en su provecho. Colocar al guionista adecuado, al director necesario, al actor requerido. Décadas de paciente manipulación ferroviaria activando cambios de via inofensivos en sí mismos pero que en conjunto, a largo plaz,o habían logrado hacer descarrilar catastróficamente el aparentemente imparable tren del DCEU.

No todo le había salido bien, claro. Sigue recordando con el amargo sabor del fracaso el no haber logrado encargar la dirección de las películas de Wonder Woman a Olivia Wilde pero el resultado final no fué del todo insatisfactorio gracias en parte a uno de sus mejores peones involuntarios: Snyder. César no podría recordar su conquista de las Galias con el orgullo con que el Hombre del Norte recuerda cómo lanzó a correr la imparable bola de nieve del #ReleaseTheSnyderCut. Otro movimiento que hubiera sido imposible sin su foro y sus sucesivos círculos de poder internos.

Y ya sin más dilación voy a presentaros al elegido. No, no me refiero a Neo, JA JA Ja ja j…

Lustros que han parecido eones moviendo los hilos desde las sombras. Como de la que está a punto de salir para gozar por fin de la luz del escenario. Largos e interminables años de soportar en silencio el desprecio de su antiguamente adorador público. Criticando sus desproporcionados dibujos. Sus resoluciones gráficas necesariamente tramposas dado que tenía que repartir su tiempo entre ganar dinero y sacar adelante sus planes.

El máximo responsable del DCEU a partir de hoy.

Para llegar hasta aquí. Para poder llevar a cabo su VENGANZA contra quienes le traicionaron e hirieron en el mundillo.

Que fueron TODOS.

Amigos, con vosotros…

Con montecrístico placer, pudiendo ya saborear las crueles y refinadas maneras en que va a hacer pagar a sus enemigos todas y cada una de sus ofensas, el Hombre del Norte finalmente sale la la luz.

…JOHN BYRNE.

Un silencio todavía más intenso se apodera la sala de actividades como una espesa y opresiva inundación de melaza. Es tan absoluto e impenetrable como la oscuridad del fondo de los oceanos. Tan imponderable que el Hombre del Norte tarda unos segundos en darse cuenta de que no se debe a la sorpresa ni al anonadamiento.

Y lo hace apenas un instante antes de que un joven de Wyoming cosplayeado de Cyborg logre alzar su temblorosa voz lo justo como para decir…

-¿John QUIÉN…?

Todo es adaptarse.

¿Qué semana, eh? No solo empieza con la resaca de haber visto adaptado un cómic a los servicios de streaming sino que acaba creando la resaca de haber visto adaptado un cómic a los servicios de streaming. Claro que la anterior tuvo la resaca de haber adaptado unos personajes de cómic a animación y esta terminaba con la adaptación de una novela japonesa en la que han decidido que la mayoría de personajes no sean asiáticos. Se ve que Scarlett Johansson estaba ocupada en otra cosa. ¿Que esto último es un cómic? Pues porque Akira Yoshida aún no se ha puesto a ello.

Por supuesto, podría seguir hablando de Prey y de cómo consolida una idea que ya nos ha ido dejando caer Red, Baymax y las propias Paper Girls: «Si sangra, puede matarlo».

Así que vayamos a The Sandman, que ya sé que es de lo que todos queréis que escriba. Os voy a dar el gusto. Hablando, además, de la adaptación en sí. Mi primera idea era recomendaros que os leyérais un libro sobre el tema de las adaptaciones y las broncas arriba y abajo con ellas: Tales from Development Hell de David Hughes, pero pasan dos cosas. La primera y más importante, que el propio autor del libro colgó el capítulo correspondiente en su blog para que lo pueda leer quien quiera. Y segundo, que no sé yo eso de recomendar libros. Parece que leer no gusta mucho, es más fácil llamar ‘amarillento’ a algo sin habérselo leído. Hacer un Angosto, vaya.

Así que, en su lugar, voy a hacer un resumen general. Yo os recomiendo mucho más que le déis al enlace y pidáis a google translator que os diga lo que pone. No es tan bueno como Altavista pero logra que no lo ovidemos. Por lo demás os resumo el asunto.

El artículo empieza diciendo algo así como que The Sandman dió respetabilidad al género y ganó premios y robaba de muchas partes, perdón, tenía muchas tradiciones que continuaba, poco menos que inventó la Novela Gráfica en su variedad de 24 páginas, porque esto es como el Fandom, regularmente alguien lo crea. Y luego demuestra cómo son los periodistas hablando de que Warner se hizo con el control de DC. Que es algo de ya sabemos que es falso por lo de Kinney y tal. Pero bueno, periodistas.

Lo importante es que nos ponemos con las historias de la adaptación, primero con Elliott y Rossio (Aladdin, Men in Black y varias películas más hasta llegar a The Lone Ranger) que aseguraron que les echaron, pese a que el guión le había parecido bien a Gaiman, porque el productor quería que a Sueño le atraparan unos adolescentes de farra haciendo una sesión mágica. Por lo visto estos guionistas se creían mejor que Ghoulies.

Entonces llegó Roger Avary, que tenía a su favor conocer a Tarantino y en su contra aún no tenía la historia de Glitterati, y el proyecto se puso otra vez en marcha con ellos. Por supuesto adapta los dos primeros arcos, saca a El Corintio como gran villano y hay una trama romántica o algo con una Rose. Quien, de hecho, acaba teniendo dos. Platónicas, claro.

El problema es que estos guionistas tenían más cosas que hacer así que viendo que no terminaba pasaron a la siguiente y dejaron solo a Avary que, al fin y al cabo, conocía a Tarantino. Así que se puso a adaptarlo. ¿Cómo? Bueno, ahora El Corintio era el padre de Rose. Y salía la casa de Madonna. Pese a lo cuál no se entendía con el productor, porque el productor quería a Sandman ‘con mayas y capa golpeando a El Corintio’ como era el modelo del momento. ¿Que qué momento? 1997. Nunca fue fructífera la relación de los superhéroes y el cine.

Si os estáis preguntando quién era ese productor… Jon Peters. ¿El de la araña mecánica de Wild Wild West (1999)? Ese. Eh, no os riáis, sus últimos cre´ditos son Superman Returns (2006), Man of Steel (2013) y A Star Is Born (2018).

Según Avary lo que Peters quería era un nuevo Batman. Que en 1997 era Batman y Robin. Pero Batman con pezoneras encaja perfectamente en una versión de The Sandman que siguiera lo que Poppy Z. Brite o Clive Barker hubieran podido imaginar.

Pero bueno, que se tratjeron a otra persona. A William Farmer, porque les había gustado su guión para lo que acabaría siendo Jonah Hex. Que deja claro que considera que el problema de los cómics es que no tienen una estructura clara de tres partes -risas- y sigue diciendo que lo que querían en realidad era crear toda una franquicia alrededor de The Sandman. Con la película del mismo nombre en el centro. Supongo que estarían pensando ya en la posibilidad de una película para Madame Web.

Solo que Farmer -que, inexplicablemente, no tuvo una gran carrera en Hollywood siguiendo el estreno de Hex– se encontró con que él hacía lo que le pidieran, pero lo que le pedían eran cosas como que el cambio de milenio tuviera una importancia crucial, y que hubiera una escena en una rave.

El resumen de lo que se filtró es bastante inenarrable pero muy divertido, os animo a que vayáis a leerlo a la página original, pero os resumiré que saquean cosas de Terminator 1 y 2, que ahora El Corintio es el hermano de Sueño, y que la pelea entre los dos es porque el tercero de los hermanos, Lucifer, hizo una apuesta con el primero.

Por algún motivo cuando llamaron a Gaiman a preguntarle su opinión se pasó quince minutos gritándoles cosas.

Artistas.

Por suerte el guión -una versión de él- fue filtrado a una web y vilipendiado tan fuerte que uno pensaría que qué suerte tuvo Gaiman de que alguien filtrara ese guión de acceso restrictivo a internete. Sí. Una fortuna.

Así que se paró todo. Otra vez.

Incluso hubo rumores de que Gaiman se iba a llevar el material a algún sitio distinto de Warner. Algo que el propio Gaiman negó asegurando que era ridícula la idea siquiera de que la adaptación de Gaiman no fuera para Warner.

El siguiente en pasar por la picadora de guiones fue, ya en los ’00s, David J. Schow. Autor de splatterpunk -al fin y al cabo el horror es una parte importante del cómic, al menos en sus primeros números, y no podría ser algo que se dejara de lado con facilidad al adaptarlo- así que traer a Schow, que venía de adaptar The Crow. Que por lo visto era más importante que su guión para Critters 3, el arte nunca es comprendido. Por supuesto todo esto fue mucho antes de que hiciera guiones como el de The Texas Chainsaw Massacre: The Beginning. Pero eso es otro tema, centrémonos en este.

Su idea fue hacer algo que no fuera una historia de orígenes. Para lo cual decidió centrarse en cuatro personajes: Sueño, Muerte, El Corintio y Grace. Grace es un personaje que se había inventado él y que sería hija de la Rachel del cómic además de una descendiente sangínea de El Corintio. De paso mostraría las posibilidades de The Sandman llevándole a una aventura para recuperar sus tres posesiones. Lo cierto es que para no ser una historia de Origen daba la sensación de serlo.

Por supuesto se metió por medio Peters. Quería que The Sandman tuviera una trama romántica, que El Corintio fuera más fuerte y poderoso que él y que secuestrara a la chica.

Mientras, Gaiman se desesperaba y decía que ojalá lo convirtieran en una serie de televisión. Y que lo último que sabía es que le habían preguntado si The Sandman tenía un gran villano central como en Harry Potter y en El Señor de los Anillos. Y que él había respondido que no. Y eso era lo último que había sabido.

El texto termina ahí. Faltan los movimientos en los ’10s con David S. Goyer y Joseph Gordon-Levitt guionizado por Eric Heisserer. Que dijo que esto tendría que ser una serie de HBO y no una película o una trilogía. Pero al guionista del remake de Pesadilla en Elm Street y más recientemente autor de la adaptación de Bloodshot, no le hicieron demasiado caso.

Detrás de él vinieron James Mangold (Logan) o Eric Kripke (Supernatural, The Boys) que se encontraron con diversos problemas con HBO… Hasta que HBO decidió pasar.

Eso, unido a que Goyer contrató al guionista de series y cómics Allan Heinberg y a que el éxito de unos y otros, especialmente de Buenos Presagios, hizo que existiera una posibilidad de venta -aunque American Gods hizo que no en Prime– que nos lleva a la llegada a Netflix.

De la que Gaiman ha dicho que ha trabajado en The Sandman más de cerca que en American Gods pero no tanto como en Good Omens. ¿Cómo se dice en inglés Nadar y guardar la ropa?

Pero bueno, lo importante es que sabemos que la adaptación ha sido hecha de manera muy diferente a lo que teníamos hasta ahora: Nada de El Corintio apareciendo todo el rato y siendo el Gran Villano; nada de rebajar o eliminar la brutalidad del cómic, el horror noventero, la violencia, a favor de un tratamiento más Para toda la familia que permitiera venderlo mejor cambiando el tipo de violencia que se ejerce y es ejercida; nada de trasladar este daño a los animales; y, por supuesto, nada de extender innecesariamente las historias. Al fin y al cabo todos sabemos que 24 páginas no dan para una hora.

Todo es adaptarse.

El sitio donde nadie quiere estar

Todas las productoras de grandes franquicias tienen sus cosas con los actores. Universal tiene a Vin Diesel en sus Fast & Furious peleándose con actores y directores. Disney tiene a Letitia Wright en Black Panther y a Chris Pratt en varias cosas. Pero lo de Warner es diferente. Porque cuando llega el momento la pregunta es, ¿qué persona vinculada con Warner no tiene un problema de reputación?

Por supuesto, no hablamos solo de JKR, la famosa activista anti-LGTB antes conocida por haber escrito unos libros que a la gente le gustan demasiado,pero de la misma franquicia mágica que representa su obra ya hemos tenido dos casos. El primero, por supuesto, Johnny Depp, al que la gente asocia más en los últimos tiempos a su puntual papel como Grindelwald que por su protagónica participación en la saga Piratas del Caribe, propiedad de la competencia. Pero ahora la cosa se ha extendido a Ezra Miller en lo que parece una cruzada el actor por agredir una por una a todas las personas que pisan el archipiélago de Hawai. Estos problemas parece que han influido no solo en su futura participación en las secuelas de ese veneno para la taquilla que es el Wizarding World, sino a ese otro veneno para la taquilla que es el DCEU, donde interpreta a Flash.

POV: llevas un collar de flores y te cruzas con Ezra Miller.

Por supuesto, Miller no es el único actor con problemas de relaciones públicas en el universo DC. Su compañera de reparto Gal Gadot lleva años siendo constantemente asociada con los actos criminales del estado sionista, mucho más que otras actrices como, por ejemplo, Scarlett Johansson (¿por qué, casualmente, son actrices las que suelen generar polémica por sus filiaciones políticas con Israel? Seguro que no tiene nada que ver con nada).

Si Warner decidió, en algún momento, tomar partido en el asunto del divorcio y acusaciones de abuso de Depp retirándole de la franquicia de Animales Fantásticos y potenciando el papel de su exmujer, Amber Heard, en el DCEU como coprotagonista de Aquaman, ahora parece que la cosa se está revolviendo a medida que una fuerte campaña contra la actriz se ha activado durante su último juicio contra el actor fetiche de Tim Burton. Los fuertes intereses por parte de cierto sector de internet de blanquear las circunstancias de Johnny Depp tienen mucho donde cortar y los tiros van por donde cabe suponer, que es aprovechar para poner en tela de juicio a toda mujer con visibilidad que se haya declarado víctima de abusos o de violencia de género. Esta campaña ha incluido acusaciones de haber destruido el matrimonio de Jason Momoa (en enero de este año) y mucho más, y se ha cebado con cientos de vídeos y contenido viral contra ella, algo que ha llegado incluso hasta las redes sociales de habla hispana.

No busquen, que lo borraron bien rápido.

Un inciso. ¿Es Comic Con Spain un evento? De momento más bien parece un medio de cosas frikis semiprofesional, de esos que tantísimo se diferencian del periodismo profesional sobre tebeos español del que no vamos a hablar. Aunque su página de Facebook dicen que son un evento. No confundir con la Madrid Héroes Comic Con. O sí. No se puede saber.

La cuestión con todo esto es que parece que Warner ha decidido recortar drásticamente la participación de Heard en futuros proyectos. Y con Ezra Miller también. Y recordemos que Ben Affleck no está muy por la labor y que a Ray Fisher le han despedido por su mal comportamiento (denunciando el racismo interno en la compañía). Llegados a este punto es complicado saber si quien tiene mala suerte es Warner o son los actores que participan en sus películas. Y si no que le pregunten a Jared Leto. No, no lo digo por las sospechas de sus actitudes abusivas con menores. Lo digo por haber salido en Morbius.