Viñetas variadas del mes y de hace décadas

Instagrameos de viñetas, ahora con un 50% de Spiderman

Cuando el chiste no tiene gracia

Ya sabéis que en ADLO! hay un montón de chistes privados, cosas recurrentes, referencias a cosas con tantos años que casi nadie las recuerda… Lo sabéis porque solo los más capaces de aguantar semejante carga de lore pajero pueden leer ADLO!… o tebeos de superhéroes, ya puestos.

Sin embargo hay veces que la cosa no tiene gracia. Ocasiones en los que la repetición da más pesadumbre que sonrisas. Ya sabéis que por aquí se dice mucho lo de «todo esto ya ha pasado» y lo de «y volverá a pasar». Pero sinceramente.

Esto podría no pasar más.

Porque como asociación de DEFENSA!, esto no tiene ni puñetera gracia.

Y estaría genial saber qué ha pasado con la inmediatez de todos esos medios que sacan una nota a la más mínima filtración de algo en Twitter, pero que de esto no han dicho nada todavía…

Batman Saga: los tomos perdidos

Uno escucha cosas buenas, incluso cosas muy buenas, sobre el Batman de Tom King. Y aunque el bueno de Tom tenga más papeletas de lo habitual para ser un criminal de guerra que el estadounidense promedio, la gente se fía porque escribió una buena serie de Visión y un cómic bastante decente sobre Mr. Milagro. De modo que uno dice “venga, me lo voy a comprar”. Y fíjate que ECC, tu editorial de Batman con cosas de confianza, decide que va a sacar la colección en prestigiosos tomos de tapa dura bajo el título Batman Saga.

Aquí empiezan los primeros problemas, y es que hay varias numeraciones simultáneas del formato Batman Saga. Porque por ejemplo, el Batman de Grant Morrison también está editándose en ese formato. O el Batman de Scott Snyder de antes del reboot de Renacimiento. O el Detective Comics de James Tynion, también se edita en formato Batman Saga. Por todo esto, antes ECC tenía una “Guía de Lectura” del Batman de Tom King.

Sin embargo, este formato ha dado paso a otra cosa. Una “Guía de Lectura Batman Saga” (incluyo el enlace pero ECC ya ha cambiado un par de veces el contenido total de la página). Esta guía incluye todos los tomos de Batman Saga de todas las colecciones, ordenados cronológicamente en función de cómo deberías leerlos si te estás comprando todas las colecciones. Todo esto complica bastante la lectura, claro, si solo te estás comprando una de las colecciones como, por ejemplo, la de Batman de Tom King.

Además, los tomos Batman Saga tienen un subtítulo, pero no es un subtítulo constante a lo largo de la colección. Así, si estás comprando solo los tomos que contienen cómics de la cabecera americana Batman escritos por Tom King, el primero es Batman vol 01: Yo soy Gotham. Un tomo que en la contraportada añade “Renacimiento parte 1”. Ojo, porque hay dos tomos en la web de ECC que se llaman igual. Porque son el mismo, salvo que uno de los dos, la reedición de 2021, es más caro.

No hay que confundir este Renacimiento Parte 1 que es Batman 01 con el tomo All Star Batman Vol 01, que también tiene el subtítulo “Renacimiento parte 1” y que además se llama “Yo, mi peor enemigo”. Este tomo pertenece a la cabecera All Star guionizada por Scott Snyder, dibujada por John Romita y que también tiene dos cómics casi iguales en la web de ECC. El de Batman Saga y el de una colección Héroes y Villanos. Con precios distintos. 14 días median entre la publicación de uno y otro.

Y por último tenemos Batman: Detective Comics vol 01, también dentro de la colección Batman Saga, con un formato idéntico al de los otros dos y que también incluye el subtítulo Renacimiento parte 1.

¿Ya estáis confusos? Hasta aquí es fácil. Aunque todos son la “parte 1” de Renacimiento, se distinguen por el cambio de cabecera en el bloque amarillo de la parte superior de la portada. ¿Que quizá se podría haber establecido más diferencia visual? Bueno, el caso es quejarse. Ahora la cosa comienza a complicarse. Los primeros 6 tomos de la colección que solo tiene Batman en la portada (Yo soy Gotham, La noche de los hombres monstruo, Yo soy suicida, Yo soy Bane, Batman/Flash: La Chapa y La guerra de bromas y acertijos) continúan esa numeración de Renacimiento, pero el siguiente tomo, numerado como Batman vol 07 y llamado Las Reglas del compromiso abandona ese subtítulo. Ahora podemos ver que estamos en un nuevo ciclo: Camino al Altar parte 1.

Bueno, esto podría resultar un poco confuso, pero no demasiado. Al fin y al cabo en la portada sigue apareciendo el mismo logo de Batman, el nombre de Tom King figura en portada de forma visible y además el contenido se corresponde. Si el Vol 06 de la colección contiene del Batman 25 al 32 de la numeración americana, el Vol 07 incluye del 33 al 37 de esa misma cabecera USA. Y un Annual. Pero el caso es que puedes seguir comprando tus tomos pisando sobre seguro. Aunque hay que tener cuidado, porque los tomos Batman Detective Comics van a seguir la numeración de Renacimiento parte… así que puede llamar a error.

Pero no, tenemos claro que nuestra cabecera es Batman, y no Batman: Detective Comics. El subtítulo es lo de menos. No es importante. Sigamos adelante. El Camino al Altar continúa en el tomo Batman vol 08, Novia o Ladrona, y después viene el tomo 10, La boda.

Aquí es donde las cosas se complican de verdad. Lo creáis o no, no existe Batman vol. 09. Ni un cómic con el subtítulo Camino al Altar parte 3, puesto que el número 8 es el Camino al altar parte 2 y el 10 es el Camino al Altar parte 4. Nos falta un trozo del camino. A día de hoy no he sido capaz de obtener una respuesta de ECC que explique esta ausencia. ¿Faltan cómics entonces? Pues lo cierto es que no. El tomo llamado Novia o Ladrona termina con el numero 44 de la cabecera americana Batman, mientras que el de La boda comienza con el Batman 45 de la numeración de grapas yanki.

Ese número 9 no existe. Es un hueco perdido en tu estantería. Asúmelo. Vive con ello. Hay un cómic de ECC que se llama Preludio a la boda. No sé si la intención era que ese contenido fuera el número 9. No tengo forma de saberlo, el caso es que no lo ha escrito Tom King, no tiene números de la cabecera USA Batman y, sobre todo, no lo han sacado en formato Batman Saga. Y sí, hay un cómic llamado Batman Saga vol 09. Pero no pertenece a esta colección de Tom King. Corresponde a los cómics anteriores a Rebirth, y de hecho su subtítulo es Renacido parte 3 (no confundir con Renacimiento parte 3, por favor, son dos cosas completamente distintas).

Los lectores de superhéroes estamos hechos de otra pasta. Podemos reponernos de retconeos, renumeraciones, cancelaciones, cancelaciones que son retconeos, eventos que son renumeraciones, crossovers que son eventos, e incluso de que nos falte un número en la colección de la estantería. Para acabar de completar la perfidia, en medio del salto entre el tomo 8 y el tomo 10, el logo de ECC cambia su aspecto en los lomos de los tomos Batman Saga, haciendo aún más visible y llamativo el espacio que queda entre un momento y el otro de la colección. Entre la normalidad… y la barbarie.

Porque una vez repuesto del golpe, seguimos comprando la colección Batman Saga. El Volumen número 11 ya no va Camino al altar, inauguramos un nuevo subtítulo llamado Héroes en Crisis. Al 11 le sigue el número 12, ambos parecen tener sentido. Pero la siguiente vez que aparece un tomo de Batman con el nombre de Tom King en la portada (el único elemento invariable de esta colección hasta ahora para diferenciarlo del Batman Saga al que pertenece, por ejemplo ese tomo número 9 que os he enseñado antes) no tiene un 13 en portada. Tiene un 14. ¡Pero esta vez sí que existe un Tomo 13 que además tiene el subtítulo Héroe en Crisis parte 3! Esta vez el tomo existe y aunque no debería, eso me tranquiliza. Solo que no incluye ningún cómic de Tom King en su interior.

Pero en su defensa, sí que incluye dos números de la cabecera america Batman, el número 64 y 65, aunque el escritor en este caso sea Josuha Williamson. Se trata de un crossover. No hay nada que temer. No me tendría que haber preocupado tanto…

Hasta que te das cuenta de que sí que te tendrías que haber preocupado. Porque el tomo 12 incluye los números USA 58, 59 y 60, pero este tomo 13 comienza con el número 64. ¡Un hueco! Faltan tres números de la colección. ¡Y previsiblemente escritos por Tom King! ¿Dónde están esos números? Los buscas, das vueltas, miras un Batman Saga tras otro de los últimos meses intentando localizarlos… hasta que rendido de nuevo, asumes que esos números no serán reeditados. De modo que decides seguir adelante, agarras el tomo 14 (Héroes en Crisis 4) y al abrirlo descubres que comienza… con Batman 61.

Los lectores de superhéroes estamos hechos de otra pasta. Podemos reponernos de retconeos, renumeraciones, cancelaciones, cancelaciones que son retconeos, eventos que son renumeraciones, crossovers que son eventos, e incluso de que nos falte un número en la colección de la estantería. Pero.

Todo lector tiene un límite.

Aún quedaban tuiteos de 2021

Concretamente los de diciembre

Personas avariciosas apropiándose de lo que no es suyo

Si digo que vamos a hablar de la apropiación por parte de unos avariciosos sin moral de la obra de un artista para hacer sucio dinero, puede que nuestros lectores no sepan si me refiero a la gente haciendo NFTs de Hellboy o a la serie de Ojo de Halcón.

Hoy me refiero a la serie de Ojo de Halcón, porque ahora mismo meterse en el asunto de Hellboy implicaría hablar de la compra de Dark Horse y eso es mucho trabajo para hacer tan cerca de las navidades. Vamos a hablar de Ojo de Halcón.

Con esta serie Disney termina su primer año de series, imaginando que no hayan existido Agentes de SHIELD, Daredevil, Jessica Jones, Luke Cage,  Puño de Hierro, Defensores, Punisher, ni Runaways, Capa y Puñal, Inhumanos o Ghost Rider, ni… ¿Seguro que no me dejo alguna? De lo de sus autores hablamos otro día. De lo de Frank Miller, por ejemplo.

Bueno, como decíamos. Las series de Disney +. La primera, Wandavision, tuvo cierta polémica sobre el tema autoral. Aquello de Tom King comentando que, igual, quizá, alguien había cogido unas cuantas cosas de su miniserie. Y algunos fans diciendo que no, que esto era otra cosa de una etapa más antigua. Luego Panini decidió reeditar ambas. Cosas que pasan. En fin, debates sin importancia, nadie le dió mucha importancia porque Tom King en ese momento estaba trabajando para DC para escribir la película de Los Nuevos Dioses. Que bueno, también acabó de aquella manera. Dicen algunas malas lenguas que por la aparición de Darkseid en el Snydercut, curiosamente otro conflicto sobre la propiedad autoral de una obra. Al parecer, los espectadores no pueden entender que haya dos representaciones del mismo personaje simultaneamente. Salvo que ese personaje sea Batman.

Después de eso tuvimos Falcon y el Soldado de Invierno. Una serie sobre la que no hubo demasiada polémica sobre a quién le estaban copiando las ideas, porque el guion era tan chapucero que nadie quería reclamar el mérito. Si alguien lo recuerda, Ed Brubaker salió a decir que igual lo del personaje del Soldado de Invierno era cosa suya, pero luego recibió algunas llamadas y salió del paso diciendo que era bromita todo. Nada sospechoso. Total, el artífice de la otra mitad de la serie (es decir, Sam Wilson como heredero del Capitán América) estaba en aquel momento escribiendo la cabecera de The Amazing Spider-man, y quejándose tan poco que parece que Nick Spencer se ha dado unas vacaciones de trabajar en Marvel para irse a Substack.

Por suerte, después llegó Loki, una serie que no trajo apenas polémica sobre la autoría de sus conceptos porque si los fans de Dr Who no la liaron cuando Netflix sacó Dirk Gently, ahora para qué. Y los fans de Rick y Morty no están para quejarse. Aún así, fue muy divertido ver la forma en que cada semana alguien mencionaba a Kurt Busiek en Twitter para hacerle spoiler de algo. Ah, bueno, y esto.

Pero como digo, nada grave. Para terminar hemos tenido Ojo de Halcón donde bueno, hemos tenido hashtag y todo, porque así nos las gastamos los españoles. A Matt Fraction no le hemos hecho uno porque está en la serie porque alguien le quería devolver un favor.


El próximo estreno es Ms Marvel, y de momento nadie ha conseguido que G. Willow Wilson diga nada abiertamente malo de la producción de la serie, aunque tirando un poquito de hemeroteca podemos ver que una de sus preocupaciones era cómo iban a adaptar los superpoderes del personaje y por suerte, ya podemos responder a eso. No lo van a hacer. ¿No os morís de ganas?

Esto pasó en el mes X

¡Marchando una de tuiteos de octubre!

My Taylor is King

De vez en cuándo la barrera entre dimensiones se rompe y atisbamos pequeños detalles de un mundo que no es el nuestro, pero que podría haberlo sido si algunas personas hubieran tomado decisiones distintas en determinados momentos

Pero la realidad no es fácil de cambiar y se empeña en ser coherente consigo misma, así que los fugaces destellos de otras vidas se quedan en nada, y nuestro mundo sigue en marcha según lo planeado

En cuanto a si estamos en el mejor mundo posible o en la darkest timeline, decididlo vosotros

[Un saludo a J. Calduch, que estaba más atento que yo a estos parpadeos de la realidad]

Cómics de otras Arendt

Pues estábamos todos tan tranquilos inventándonos rumores y fingiendo que en DC hablan de tebeos y esas cosas cuando resulta que Tom King suelta que su Rorscharch no va a estar inspirado por Ayn Rand -múerete y verás, Ditko– sino por Hannah Arendt. Algo que, por lo visto, había avisado ya en este tuit.

Lo que hace realmente posible que para la próxima reinvención del personaje decidan que el referente es el Premio Nobel de Literatura Winston Churchill y se centre en que los fascistas del futuro serán llamados antifascistas.

Que no es que dude yo de que Tom King no se lo haya preparado, estoy convencido de que la documentación de alguien que trabajó para la CIA es excelente. Y no puedo dudar de que trabajara allí, porque lo primero que ha hecho según ha llegado al título ha sido quitar de en medio por razones ideológicas al que estaba al cargo y poner a uno a su gusto.

Pero aquí lo importante es que hablemos de Hannah Arendt, que es la elegida para sustituir como mentora ideológica del nuevo Rorscharch. Y, por tanto, que nos preguntemos, ¿con qué tebeos podemos informarnos sobre ella?

La opción más sencilla podría ser, por supuesto:

Pero, muy claramente, esto solo le serviría a quien quisiera saber lo que opinan en The New Yorker o esperen aparecer recomendados en las páginas de un suplemento literario semanal en papel. ¡¡¡EN PAPEL!!! ¿Qué somos? ¿Profesores universitarios?

No, no, no, está claro que ahora mismo es mucho más lógico buscar un webcómic.

Quiero decir, lo lógico para ofrecer una visión contemporánea sería buscar un TikTok en el que se grabaran ilustraciones f/f de Arendt, pero no sé si existe y, lo que es más importante, prefiero no investigarlo por lo que pudiera encontrar. Como, por ejemplo, que sí que existe.

Así que, demostrando una vez más nuestra verdadera edad, vamos a los webcómics. Y dentro de ellos está claro que lo más lógico es ir a ExistencialComics.

Así que, ya puestos, podemos sacar un par de cómics para conocerla mejor. Así que una:

Y dos:

Veis, ya tenéis algo más de información para cuando leáis el cómic. Y sin tener que torturar a nadie. ¡APRENDE, TOM KING!

Matrix Amantisima

No se me ocurre otra reacción que la de completo alborozo ante la noticia de que Lana Wachowski por fin va a rodar una cuarta entrega de The Matrix. Estamos hablando de la Visionaria Creadora™ (al 50%) de joyas GENIALES! como las dos secuelas de la Matrix original, V de Vendetta, Speed Racer, El Ascenso de Júpiter o El Atlas de las Nubes. No sé vosotros pero yo no estaba tan ilusionado desde que Ridley Scott anunció que estaba trabajando en una secuela de Prometheus. Si el inminente estreno del #Cortesnyder nos daba un motivo para sobrevivir hasta finales de este nefasto 2020 el de Matrix ¿Resetted? nos proporciona otro para adentrarnos en el incierto 2021.

Y una de las primeras noticias es que ya antes de empezar se han deshecho del negro. Sin duda por un justificado motivo argumental como el de ahorrarse la inevitable escena de Matrix ¿Rebooted? en la que sea el primero del grupo en morir. Que estamos en la década de los 20, anda que no hay otras minorias étnicas que usar como secundarios sacrificables. Mira a los samoanos ahí, tan panchos, pensando que nadie se va a atrever con ellos. O los hindues, creyéndose realmente que a ellos nunca les va a tocar ser heridos y quedarse atrás con munición para retrasar a los perseguidores y que el resto del grupo pueda escapar. ¿Y cuándo fué la última vez que un innuit amigo del protagonista descubria que alguien de la comisaria estaba conchabado con la mafia y corria a contárselo al viejo Comisario comentándole que no se lo había dicho a nadie más? Exacto, NUNCA.

Sin duda en esto también abrirá nuevos horizontes Matrix ¿Restarted? Y es que la saga cyberpunkera de las Wachowski siempre ha estado adelantada a su tiempo. Tanto que, como ha declarado recientemente Lilly Wachowski, es una metáfora trans.

Que es algo tan obvio y evidente que ni nos vamos a rebajar a tener que explicarlo. ¡Si está todo ahí, en tu cara, haría falta ser un ignorante espectador de 1999 para no darse cuenta! Y, ay, amigos, ahora más que nunca necesitamos películas como The Matrix. Porque vivimos tiempos dificiles. Tiempos en que los fascistas salen literalmente de las piedras. Incels inadaptados sociales que viven encerrados en sus casas comunicándose por internet.

Intercambiando loquísimas teorias conspiranoicas en foros de la Oscura Red.

Absurdas historias sobre poderes en la sombra que nos mantienen esclavizados mediante mentiras y manipulaciones masivas que el resto de la ciudadanía se cree como dóciles borregos. Pero no ellos, claro, los pocos valientes capaces de mirar a los ojos a La Verdad. De destapar todo lo que unos no quieren que se sepa y otros no quieren saber sobre el no cambio climático, el 5G, el pizzagate, la verdadera forma de la Tierra…

De eso también estamos teniendo aquí, claro. No hay más que recordar la manifestación del pasado domingo en Madrid de gente gritando que oscuros y escondidos poderes en la sombra pretenden imponernos el uso de la mascarilla.

Y que las supuestas vacunas cuya presunta intención es curar el inexistente COVID-19 no son más que un camuflado intento de inyectar en nuestros cuerpos chips que mantengan controlada a la población.

En fin, qué os voy a contar de esta piradísima gente de la ultraderecha norteamericana que no sepais ya. Que hasta han llegado a intentar manchar el bueno nombre de Tom King acusándole de haber trabajado para la CIA en Irak durante la invasión.

¿Tom King?

¿NUESTRO Tom King?

¿Colaborando en una invasión ilegal que en nombre de los intereses del complejo militar industrial causo cientos de miles de muertos y millones de damnificados? ¿Que redujo a un pais a escombros y añadió décadas extra de inestabilidad geopolítica a Oriente Medio (como si hiciera falta) creando un vacío de poder en la zona que fué el caldo de cultivo en el que germinó el DAESH? ¡INCONCEBIBLE!

Y en todo caso de ser cierto seguro que trabajaba en el Metro de Bagdad y si le preguntan por Abu Grahib, Black Water o las prisiones negras de la CIA no sabe de lo que le están hablando porque allá abajo no se enteraban de nada.