La típica suerte Ditko

Estos días he estado leyendo uno de esos libros que saca Taschen para adornar las mesitas de café de las casas de la gente con posibles. Pero no de esos grandotes que pesan tanto y acaban siendo un engorro, uno de los pequeñitos y monos

Se trata de una recopilación de doscientas páginas de portadas y viñetas que repasan la trayectoria del personaje que aparece en portada. Y aunque la persona que ha hecho la selección (es decir, Roy Thomas) tiene unos gustos muy marcados (más de medio libro está dedicado a tebeos firmados por Stan Lee, y ha concentrado en solo veinte páginas todo el siglo XXI) en el libro no podía faltar esta magnífica portada de Marcos Martín

Me he puesto a repasar los nombres con nostalgia, y me he dado cuenta de que faltaba uno fundamental. ¡Steve Ditko! ¿Cómo es posible? Esta portada ya la vi hace diez años, y entonces no me llamó la atención, ni recuerdo que nadie montara un pollo en Tuiter. Vuelvo a mirar la imagen, leo los nombres grandes, nada, decido leerlos todos de seguido otra vez a ver si aparece, nada… ¡Pero tiene que estar!

Y entonces abro un poco más el libro y por fin lo veo

Steve Ditko puso mucho de sí mismo en la creación de Peter Parker. Y por lo visto eso también incluye su suerte

Instarrelleno por Stan Lee y Steve Ditko

Ya que vamos a usar relleno, al menos que sea coherente

Instarrelleno, one more time

¡Sí, otra vez que no tenía tema y tengo que echar mano de reciclaje!

Instarrelleno

Viernes de reposiciones

Tuiteos de del segundo marzo pandémico

Probablemente ya los hayas visto, pero seguramente ya los habías olvidado

Instagrameos del invierno de la tercera ola

Sí, hoy toca reposiciones. Para material nuevo, volved ayer. O cualquier otro día anterior de esta semana

Araña 35

De casi todos es conocida la icónica imagen de portada del número 15 de Amazing Fantasy, la que fue la primera aparición de Spiderman y el inicio de la fructífera colaboración entre Stan Lee y Steve Ditko.

Lo que quizá no es tan conocido, y eso que los rasgos del señor transportado lo dejan bastante claro, es que esta ilustración no estuvo dibujada por Ditko, sino por Jack Kirby. Con Ditko a las tintas, eso sí.

Ditko hizo su propuesta de portada, pero el enfoque de la misma no convenció a Stan Lee, que optó por pedirle la nueva a su otro querido subalterno. La razón es que la perspectiva de Kirby aportaba un sentido de dinamismo y admiración, nos hacia mirar al cielo para admirar al ser que se eleva por encima de los comunes mortales. Comunes mortales que para poder aparecer tuvieron que subirse a una azotea, cual espectadores de partido de regional. La perspectiva de Ditko era la contraria, descendiendo la mirada hacia la calle. Y es que el artista ponía prácticamente al mismo nivel al tipo en mallas que al ciudadano corriente, cosa con la que no estaba de acuerdo el editor. Fuera como fuera, la revista terminó cerrando igualmente con la portada molona, pero digamos que ya fue una primera piedra de toque en las discrepancias entre dibujante y escritor.

Aunque esto igual lo sabiais también, así que prefiero contaros que está no fue la única portada de Kirby para Spiderman en la etapa de Ditko, pues el Rey también contribuyó al arte de su número 35.

El Hombre Igneo es de Ditko, pero una vez más Stan Lee no estaba de acuerdo con la perspectiva de Spiderman que Ditko propuso en su portada, de manera que nuevamente buscó a Kirby para que colocase ahí su versión del personaje. Tres números después de este nuevo roce entre los creativos, Ditko abandonó la serie. Sin isquiera terminar la portada, por cierto, siendo esta la razón por la que la cubierta del número 38 está compuesta por una composición de viñetas del interior.

No quiero decir que fueran las diferencias en la portada del 35 el detonante de la salida de Ditko, y a estas alturas es imposible saberlo. Algunos podrían pensar que si aquí Lee hubiera cedido ante la visión del dibujante igual se hubieran reducido fricciones y Ditko hubiera agunatado un tiempo más. Pero eso por otra parte hubiera significado el retraso en la entrada de Romita, si es que entonces hubiera entrado. No merece la pena especular, y menos sin saber cual era la propuesta de Ditko para aquella cubierta.

Pero resulta que sí podemos saberlo, pues fue la portada escogida para ilustrar la historia en su versión italiana.

Lee prefirió cambiarla. Los motivos, solamente podemos especular.

Hablando de lo cual…

Felicidades a todo el mundo en esta tradicional efeméride. Se da la circunstancia de que una versión espejada de la misma portada se usó en México.

Lo que nos ha permitido crear esta dinámica obra de animación en la que a ritmo de tamborileo felicitamos tanto a lectores y creativos de este XIV Día del Culo Comiquero, a Steve Ditko por su particular visión, y a los editores de Italia y México por que con su arrojo se ha podido rescatar una parte importante de la historia del género superheroico.

AVIV ÖLUC!!

Mundos Extraños (pero todos en este)

-¿Puedo pasar, Stan?

-Adelante, Steve, pasa, pasa.

-¿Y este crio?

-El hijo de la nueva secretaria, que hoy la ha dejado tirada la niñera y se lo ha tenido que traer al tajo. Di «hola» a Steve, Timmy.

-Hola.

-Steve es uno de los señores que hace los dibujos de los tebeos que publicamos aquí en Atlas.

-¿Ah sí? ¿Sabe usted quién es más fuerte? ¿Gracoom o Meccano?

-Cómo son estos pequeñuelos.

-En el número 42 de Historias para Asombrar aparece una Isla Diablo en la que vive un alienígena varado. Sin embargo en el episodio 37 de Relatos de Asombro en la Isla Diablo vive un monstruo mágico causado por una maldición. ¿Nunca se encuentran porque la vegetación es muy tupida? ¿Acaso coexisten en planos de realidad paralelos superpuestos?

-Verdaderamente creen en todo. Bueno, qué argumento me traes para el siguiente número de Extraños Mundos.

-No me acaba de convencer este método de trabajo que te has inventado, Stan.

-Pensaba llamarlo «el Método Atlas™ de los Cómics»

-Y el nombre menos todavía.

-Bueno, ya habrá tiempo para discutir. Una de esa discusiones amigables que tenemos que nunca romperán nuestra inquebrantable amistad. A ver esas páginas. Oye, no será otra movida de ese escritor con el que te has puesto pesadito, ese Ian Rand, ¿verdad?

-Es AYN Rand, Stan (maldito parásito social)

-Lo que sea. Que no tenga luego que arreglarlo en los diálogos gracias al Método Atlas™ como la última vez.

-Tranquilo Stan, he aprendido la lección. Nada de política, nunca más, esa es la cuestión. Mi historia empieza así, con un viejo científico que ha inventado una máquina del tiempo y llega a los tiempos del Rey Arturo en busca del legendario Merlín el mago.

-¡Y al final resulta que él acabará convirtiéndose en el mago Merlín!

-Ehm… N-no necesariamente, niño… Ve… verás, Stan, nada más desembarcar un fortuito accidente hace que la nave explote, asustando al supersticioso caballero…

-¡Y dejándolo atrapado en el pasado, donde acabará convirtiéndose en el mago Merlín!

-P-puede que NO… Porque al quedarse sólo reflexiona sobre los acontecimientos que le han llevado a este punto. Cómo sus colegas científicos se reian de su teoría sobre la identidad real de Merlín el mago, un…

-¡Un científico llegado del futuro en una máquina del tiempo al que tomaron por mago por los artilugios tecnológicos que llevaba consigo!

-Ahm… No… no necesariamente, ¿sabes, monín?

-Estoy intrigado, Steve, continua.

-Bueno, el caso es que nuestro protagonista echa a andar en busca de Merlín. Pero por algún arcano e incognoscible motivo todo el mundo conoce al Rey Arturo pero nadie ha oido hablar del mago.

-¡Porque él todavia no se ha convertido en Merlín!

-¿NO TIENES NADA QUE HACER EN ALGUN LADO, PEQUEÑA SABANDquiero decir pequeñuelo?

-Un poco de cuidado con las nuevas generaciones, Steve. Son nuestra cantera de futuros lectores que se renueva cada ocho años.

-Pero Stan…

-Venga, continua con la historia, que me tienes super intrigado.

-Nuestro protagonista continua su búsqueda. Y a cada encuentro con los aldeanos medievales los sorprende con sus conocimientos científicos y su uso de tecnología desconocida para ellos.

-¡Oh qué coincidencia!

-Las coincidencias pasan, chico.

-¡Un científico que ha construido una máquina del tiempo ha viajado al pasado para demostrar su teoria de que Merlín el mago era un científico que había viajadao al pasado en una máquina del tiempo! ¿HOLAAA?

-No veo nada extraño.

-Y además un gato de dibujos animados acaba de entrar en las oficinas.

-No hombre, ese es Roy Thomas, el nuevo becario.

-Maldito hippy parásito. Una guerra en el sudeste asiático es lo que necesitan.

-Deja de rezongar por lo bajini en cursiva y acaba de mostrarme las páginas, Steve. Cómo acaba la historia.

-Eso, Steve, ¿cómo acaba?

-Pues finalmente nuestro heroe es llamado a la presencia del Rey Arturo…

-Ajam…

-…y acude emocionado pensando que por fin va a conocer a Merlín…

-¿Ajjjaaaammmm…?

-…y… y se encuentra con que… con [SNIFS] que…

…con que en realidad [SOB] él es el científico venido del futuro al que confunden con un mago y… y acabarán llamando Merlín…

¡OH QUÉ SORPRESA MÁS SORPRENDENTE!

-En fin, Steve, no puedo negar que ciertos indicios apuntaban en esa dirección.

-¿Sabes lo JODIDO que es hacer historias con final sopresa, Stan? ¿Una detrás de otra? ¿TODAS con final sorpresa? ¿SIEMPRE? [CHOKE] ¿Finales que NADIE se vea venir NUNCA? [SOB] ¡No puedo más! ¡Si le pidieras eso a un director de cine a la altura de su tercera película TODO el mundo se vería venir sus finales sorpresa! ¿QUÉ tienen de malo las historias tradicionales con moraleja final donde los malvados parásitos perecen consumidos por su propia mediocridad y codicia y los heroes festejan su superioridad física e intelectual practicando sexo sadomasoquista?

-Estooo… quizá deberías tomarte el resto del dia libre, Steve. No te preocupes por esto, gracias a mi inimitable Método Atlás™ le pondré unos dialogos y un título que hagan que la revelación sea una sorpresa.

Y tú, chaval, es el tercer dibujante al que haces llorar. Estarás contento. ¡Señora Powers, venga a llevarase a su hijo antes de que me deje sin autores!

Caminante, no hay camino; se hace camino al andar

DC está preparando un tomo interesantísimo para los aficionados a Steve Ditko: se trata de la reedición de los tebeos que hizo para la editorial Charlton en los años 60. Atención al listado del material, que es jugoso

CAPTAIN ATOM (1966) #83-86, BLUE BEETLE (1967) #1-6, MYSTERIOUS SUSPENSE #1, CHARLTON PREMIERE #3, THE CHARLTON BULLSEYE (1975) #1, #5, THE CHARLTON BULLSEYE (1981) #1, AMERICOMICS #3 and AMERICOMICS SPECIAL #1 [fuente]

En total 400 paginillas por 60 dolarcillos de nada. En los tiempos que corren casi se podría considerar un tomo ni demasiado grueso ni demasiado caro. Pero lo realmente adliano es cómo están vendiendo este recopilatorio de tebeos viejos para el público actual:

Y me parece un tremendo error de marketing. Porque sí, intentas enganchar a los suscriptores de HBO, relacionando estos tebeos con su nueva serie de Watchmen, pero te dejas fuera a parte del público potencial: los aficionados a los productos del Imperio Disney, que son muchos más

Vamos, que yo le hubiera echado más morro y hubiera anunciado el tomo tal que así:

¡Best-seller del año asegurado!

Lo que hice el último verano (I)

Pues resulta que dejé el blog de ADLO! en modo automático para que saliera un DC News diario, y yo mientras me dediqué a trabajar en algo que da dinero. Y de vez en cuándo leía algún tebeo, claro. También creo que hubo un mundial de fútbol, pero el recuerdo de eso ya está lejano