Todo está en los 90

Entre mis lecturas recientes ha estado “Marvel Comics: The Untold Story” de Sean Howe. Me lo he estado leyendo en inglés aunque me consta que por el doble de su precio hay una edición en castellano por si alguien tiene curiosidad. El caso es que algo me ha detenido y me ha hecho pensar en la Marvel de ahora aunque, por supuesto, habla de los tebeos publicados alrededor de 1992. Porque en los noventa estaba todo. Os reproduzco (traducidas de aquella manera por un servidor, que ya es más de lo que ofrece a veces el mundillo)  las palabras, por ejemplo, de Peter David, escritor de X-Factor:

“Los editores estaban tan atrapados en esta mentalidad “Cossover Uber Alles” como el que más. Los accionistas esperaban beneficios inmensos de los títulos de los X-Men y los crossovers se mantenían como la única forma de darles lo que querían”.

Y yo no paro de pensar en los X-Men de los últimos años. Tras la llegada de Hickman a los mutantes se renumeró X-Men a su volumen 5. Sus primeros números pertenecen, claro, al gran Arco Dawn of X, que venía a sentar las bases del nuevo statu quo mutante. El número 10 entronca con otro evento, este mayor: Empyre. Tras librarse de Empyre llegó X of Swords en el número 13 de la colección. El evento de las espadas continúa hasta el número 15, cruzándose con el resto de cabeceras mutantes. Pero para el número 16 ya nos encontramos en un nuevo evento: Reign of X. La cosa siguió hasta el número 21, donde la cabecera mutante afronta el evento especial Hellfire Gala. Y ahí termina el Volumen 5 de X-Men, para comenzar una nueva numeración (el Volumen 6).

Un poco más adelante en el libre de Sean Howe se recogen las palabras de Lou Bank, quien fuera Director de ventas hasta el final de 1993 en Marvel. Howe le cita y yo sigo traduciendo: 

“Cada vez que hacíamos una de esas estúpidas portadas [se refiere a las portadas especiales como la del 30 Aniversario de Spider-Man] aquello incrementaba el precio en un 33% -pongamos, el número #475-  luego teníamos un bajón del 20% entre el 474 y el 476. Los números subían para el #475 pero la realidad es que perdíamos lectores del #474 al #476. Esto era constante en cada caso”.

Como aclara Howe, la preocupación de Bank no era la integridad artística en la que el cómic había dejado de vender arte y había pasado a vender coleccionismo. La preocupación era en el negocio a largo plazo: no sirve de nada vender mucho de un número si eso hace caer de forma consistente las ventas a futuro de la colección. A veces me pregunto si hay alguien haciendo seguimiento de lo que ocurre con estos eventos y renumeraciones. Si en Marvel queda algún Lou Bank preocupado por el negocio a largo plazo o si ya están todos resignados a que esto no tiene esperanza. Los más optimistas dirán que es complicado medir cómo le ha ido a esta colección teniendo el COVID de por medio. Los demás sabemos cuántas colecciones hemos dejado de seguir porque tenían una renumeración innecesaria, un crossover ridículo o, sencillamente, un par de números de relleno entre evento y evento.

Hoy se van ustedes sin chiste. Mañana espero que les hagan reír el doble.

Malditas serendipias indigestas

Es lo que tiene fiarse de las reseñas sin indagar demasiado, que me entero de un título que ponen bien, por el nombre me suponía que debía ser como un fanfic de Superman y Supergirl, y tal como estaba la DC de entonces todo lo que esté bien apartado de la continuidad oficial me parece que valdrá más la pena. De manera que cuando me llega me doy cuenta de que se trataba ¡de una gafapastada! tenía que haberlo supuesto por el precio…

comeprima_300_rgbGafapastada condecorada además con el Premio Haba de Oro de Angoulemia de 2014, que es como llaman allá al galardón a mejor álbum. Por aquí el haba es lo que si te sale en el Roscón de Reyes te toca pagarlo. Y bien que tuve que pagar esto, de Oro que era el Haba. 25 euros de pvp ¿los valía? sí, pero de eso ya hablan en otros sitios.

Y al leerlo resulta que no era ningún fanfic sobre los kriptonianos.

esc237

Era uno de Batman.

¿Coincidencia, decís? pues la cosa va de una road movie en la que van dos con el coche haciendo camino y…ah, que aquí All-Star Batman se comenzará a ver en Enero…

Con esto que me dio por pensar…dado que los públicos de gafapastadas, superhéroes, mangas…suelen, con honrosas excepciones, ser bastante estancos y no miran las otras cosas ¿es posible que los autores encuentren ahí un filón para poder ir fusilándose unos a otros de forma inclemente sin que se les note? un dibujante de Spiderman no se basará en una secuencia de Batman porque le pillarán en seguida, pero si se basa en alguna cosa rara europea seguro que tarda en descubrirse, si alguna vez sucede. Y lo mismo funciona al revés, con los gafapasters tomando inspiración de mangas y pijamas. Ey, si por aquí descubrimos una vez una swipe entre un Detective Comics y un Martin Mystère que llevaba 21 años ahí y nadie se había dado cuenta.

Todo es posible, pensAdlo! y entretanto mirad si este pedigüeño de comida sacado de una dominical de 1926 de una serie medio perdida de George Herriman (Us Husbands) no os recuerda a alguien…

esc238