Ivréa: primer contacto

Más de quinientos posteos en este diario de lo genial, y todavía hay una editorial de cómics a la que no le hemos dedicado ni uno solo: Ivréa. Todo lo que se puede encontrar aquí sobre ellos es alguna mención de pasada a una de sus series estrella: Las Guarradas de Kaizo

Lo que pasa es que ultimamente se nos han vuelto muy serios y poco geniales; antes era más divertido leer sus publicaciones. Y para muestra un botón: un trozo de un artículo de Leandro Oberto, cabeza visible de la editorial, publicado en el nº5 de Witchblade en 1998


El párrafo formaba parte de un artículo llamado «Oba, Oba!!! Tiembla el planeta… We are back!» (sic) escrito justo después de que la editorial estadounidense Top Cow concediera sus derechos de publicación en español en exclusiva a Ivréa en perjuicio de Planeta DeAgostini, y que respondía a todas las preguntas que don Leandro suponía que los lectores que compraban un cómic de Ivréa por primera vez se hacían en ese momento, como «Qué concha van a publicar estos pelotudos de Editorial Ivrea?» (sic) o «No se van a cagar fundiendo después de dos números?» (que sic, que sic)

Y para cerrar el post, vuelvo a ceder la palabra al señor Oberto: