La Animada Serie: Proteger y Fingir

En lo que se estaba discutiendo si Madame Web es mala nivel Morbius o mala nivel Justice League la Marvel Entertainment ha dado un nuevo puñetazo creativo sobre la mesa.

El inesperado anuncio de la continuación de la vieja serie animada no nos ha pillado por sorpresa a los que sabemos que la oleada de nostalgia noventera está a punto de llegar y va a hacer que la nostalgia de los 80 parezca una moda veraniega pasajera.

Tampoco a los que somos conscientes de que esto de hacer un «decíamos ayer» continuando las aventuras de los mutantes como si no hubieran pasado casi tres décadas es algo que ya ha pasado antes

…y YA HA PASADO ANTES y volverá a pasar.

Pero el caso de X-Men – La Serie Animada es especial. Para la generación crecida en aquellos a´ños fué la puerta de entrada a lo que todavía llamábamos «Universo Marvel» y esas versiones de sus personajes son las que recuerdan como canon. De la misma manera que los jóvenes de hoy en día creen que ´Tía May es una MILF o que los Desviantes son enemigos descartados de la versión final del Horizon Zero Dawn.

Y todo empezó con ese personaje en quien todos estais pensando.

RoboCop.

Y con alquien que pensó que de ahí podía salir una serie de animación para niños.

(vaaaale, en realidad salió del hecho que se habían hecho juguetes de todo, de Alien a Depredador, y RoboCop era sólo una franquicia más que explotar…

…aunque por algún motivo las figuras de RoboCop y la Policia Ultra no llegaran a España donde sin duda habrían tenido un avasallador éxito)

Siendo los 80 la era dorada de los spots de juguetes de media hora camuflados como series de animación no es sorprendente que en 1988 viera la luz la primera (y trístemente única) temporada de 13 episodios de RoboCop – La Serie Animada.

Aunque hubo que esperar al último episodio, el número 12, para poder ver por fin en acción a los GI Joe la Policia Ultra.

Y si bien es cierto que la orgía de borboteante sangre y desparramadas v´ísceras de la película original se vió reducida a simples balas aturdidoras…

…en todos los aspectos que importan RoboCop – La Serie Animada es una fiel traslación de RoboCop – La Película a Secas al universo de las 625 líneas.

Como el RoboCoche, que no se parece a ningún otro coche policial futurista que también vuele.

Y que tiene un menú visual de conducción igual de original.

O el recordado Media Break televisivo.

Aunque sólo les llegara el presupuesto para Casey Wong.

Pero es en el tema de los oponentes en el que RoboCop – La Serie Animada brilla con luz propia. Si en el film de Verhoeven teníamos a Clarence J. Boddicker y su pandilla o a ED-209 aquí tenemos a…

…un clon de John Saxon con manos cibernéticas…

…un robot industrial forestal fuera de control…

…que visto a través del espejo retrovisor parece estar más cerca de lo que en realidad está…

…el cantante de los Village People, el Che Guevara y Sting…

…y el reglamentario monstruo de sinuosos tentáculos.

Eso por no hablar de apariciones de invitados especiales como el Fary…

…(ninguno de los cuales tuvo figura de acción, lamento decir).

Como ya habreis imaginado detrás de semejante derroche de innovadores conceptos e iconoclastas ideas no podía estar otro…

…que Stan El Hombre Lee. No en vano la productora implicada era entonces llamada…

…Marvel Productions Limitada.

Pero llegados a este punto sé que todos estais pensando la misma cosa. ¿Qué tiene que ver todo este rollo sobre el futuro en fuerzas policiales con los hijos del átomo?

Tiene que ver con los 13 episodios mencionados que acabaron siendo 12. Las mentes pensantes de MPL decidieron invertir el presupuesto de esa treceava entrega en un piloto que lanzara a unos personajes que no paraban de crecer en fama y ventas y que ya habían aparecido como invitados en Spider-Man – La Serie Animada. Un piloto que el mundo conocería como…

EL ORGUYO DE LA PATRULLA-X

Pero eso es otra historia…

…que contaremos la semana que viene…

Boquitas Pintadas

La semana pasada os prometía -un decir- que os contaría la historia de Web Woman. Así que supongo que es el momento. Y también es el momento de intentar que no se me vaya el asunto de las manos.

Así que hablemos de Web Woman, de los Super 7 y, por supuesto, de la Filmation

Imagen de Web Woman en la que vemos a nuestra heroína en un entorno lleno de una vegetación extraña. La susodicha Web Woman es una mujer con pelo rojo largo y suelto, lleva puesto un body violeta con cinturón y brazaletes de un color más oscuro. El cuello, también más oscuro, tiene forma de W. Además, lleva una mezcla de capucha y casco como con dos antenas hacia atrás, las antenas y un antifaz negro, con un centro igual de negro también creciendo hacia detrás, de extienden sobre una capucha del mismo color  violeta del mismo tono que el body. Ah, y lleva los labios pintados.

Imaginad… Reseda, 1963, una joven de enormes pechos… Bueno, no tan grandes, que aún no eran los noventa.

En las oficinas de la Filmation están decidiendo qué es lo siguiente que van a montar. Creada por Norm Prescott, Hal Sutherland y, sobre todo, Lou Scheimer. Habían intentado distintas cosas a principios de los setenta, como una serie sobre Jesús, sobre un niño y su perro o sobre Los Hermanos Marx. Nada acabó de funcionar -especialmente el intento de secuela para El Mago de Oz– y acabaron donde uno esperaría que acabaran estas cosas: En los cómics.

Se aproximaron a DC Cómics, en aquel momento aún National Periodical Publications, para realizar un par de adaptaciones. De esa colaboración saldrían en 1966 The New Adventures of Superman y The Adventures of Superboy. La empresa, que se había formado en mitad de la producción de la serie Rod Rocket, y había tomado su lugar, encontraba así su primer creación ‘propia‘. Luego vendría alguna más al margen, como crear dibujos a partir de películas de FOX.

Pero el éxito con los supes les ayudó a crear también Aquaman -yo qué sé, irían por orden alfabético- y crear en 1967 el ‘contenedorThe Superman/Aquaman Hour of Adventure que añadiría a las tres series también fragmentos de Teen Titans, The Flash, The Atom, Green Lantern, Hawkman y hasta la Justice League of America. -Aunque sin advertir a los epilépticos de nada-. Al año siguiente añadirían a Batman (The Adventures of Batman). Y se irían a por más cómics, con Archie (Archie, Sabrina, etc..) lo que facilitó un trato. O dos.

En 1971 la Kinney estaba en mitad del follón de separarse en dos empresas, una de ellas con Warner en el título. Warner había sido adquirida en 1969 y en Kinney estaban viendo qué y cómo hacerlo, pero lo que tenían claro es que había que aprovechar los recursos comunes. De ahí que Warner decidiera cerrar un trato con Filmation para que estos últimos hicieran dibujos animados sobre las producciones de DC. Líos empresariales, ya sabéis.

Pero es que, además, los fundadores originales se habían largado. En 1969 vendieron la empresa a la compañía TelePrompTer, que se encargaran ellos. Entre medias habían ido teniendo éxito y expandiéndose con series como Will the Real Jerry Lewis Please Sit Down, Lassie’s Rescue Rangers, Fat Albert and the Cosby Kids o Star Trek: The Animated Series. Pero cuando tuvieron que hacer su primera serie ‘de imagen real‘ optaron por volver a DC y montar Shazam! (1974-1976) , algo que seguiría con The Secret of Isis -vale, y también con The Ghost Busters, pero no creo que haya que hablar con ellos- y una vez tienes a esta gente… Pues ya puedes montarte casi cualquier cosa. Más aún si resulta que The Secret of Isis -además de optar al título en la discusión por la primera superheroína televisiva de ‘imagen real’– acabaría apareciendo en los cómics de la DC y convirtiéndose en un personaje más de la compañía… un año después de la aparición de la serie.

En estas estaban cuando decidieron aprovechar para montar otro de esos contenedores. En 1976 habían creado Tarzan, Lord of the Jungle, en 1976 The New Adventures of Batman, en 1977 The Batman/ Tarzan Adventure Hour que reunía capítulos de ambas. Así que el siguiente paso era montar algo incluso más grande. Y ahí es donde entra: Tarzan and the Super 7.

El programa contenedor de Tarzan and the Super 7 tenía, de nuevo, a Tarzan y Batman, tenía también una serie de ‘imagen real’, Jason of Star Command -una especie de continuación rara de la anterior Space Academy (1977-1979) y cuatro series animadas nuevas.

Las cuatro series con bastante miga, sin duda. Por ejemplo, Superstretch and Microwoman es el primero en un montón de cosas, es lo que tienes cuando pones de protagonistas a una pareja afroamericana casada en la que ella se miniaturiza y él se puede estirar todo lo que quiera y adoptar formas extrañas. Muy funky.

Imagen con los dos protagonistas, son afroamericanos con afros no muy grandes, él lleva una camiseta rosa con una raya roja, ella va de blanco y su raya es amarilla.
Imagen de anuncio en el que vemos un recuadro amarillo que dice: Exciting surprises in all shapes and sizes!

Luego vemos a los dos personajes centrales, con sus nombres en ellos, a la derecha está Micro Woman, a la que vemos haciéndose pequeña con varias siluetas de mayor tamaño y en orden, también vemos el nombre del otro, que estira su cuello, brazo y oreja.

Y Manta and Moray nos presenta al soberano de los siete mares -algo así- que pertenece a la perdida civilización de Mu pero ahora es el último de su raza, y que combate el crimen (oceánico, más o menos) junto con una joven que ha sido creada por… no sé, delfines, focas, algo así. El asunto es que esta y la anterior marcaron un punto de inflexión con DC. Porque tenían la absolutamente ridícula opinión de que les estaban trampeando para copiar a sus personajes de Aquaman o Plastic Man. Qué ideas más ridículas, eh.

El asunto llegó a los tribunales que, más o menos, le dieron la razón a DC -si os hace mucha ilusión podéis leer más aquí – y significó el final de la colaboración entre ambas empresas a partir de 1982. Año en el que este contenedor, que había pasado a llamarse Batman and the Super 7 usando reposiciones y sacando Jason of Star Command y Tarzán del contenedor, dejando solo 5 series. -¿De dónde sacaban el 7 ahora? Aunque… si era X+7… ¡Tendrían que haber sido 8 en total! (De hecho, Saturday Mornings Forever asegura que había otra serie que tendría que haberse emitido pero la cadena decidió prescindir de ella) A saber- marcó su última colaboración, The Kid Super Power Hour with Shazam! (que tenía capítulos de Shazam! en dibujos animados y también de la serie igualmente animada Hero High, con aparición de Isis, claro) cerraran.

Otra de las series era The Freedom Force. Puede que pensáis que ahí es donde salía Web Woman. Pero no, la de Freedom Force era Julia Carpenter. En Marvel no se andan con chiquitas. A ver por qué creéis que todas estas series se llamaban Shazam! y no Capitán Marvel. La que sí salía en Freedom Force era, por supuesto, Isis. Que había reclutado a un grupo de gente para llevar a cabo acciones. ¡QUE BIEN SE LE DA ESO A ISIS! Aprovechan para sacar, además, a otro que había estado por allí, Hércules de los Space Sentinels -originalmente Young Sentinels, pero estrenaron nosequé película de guerras en el espacio y había que aprovechar-, y luego ya un no-tan-viejo Merlin, Simbad y un sidekick, y el Super Samurai.

Lo que nos trae, finalmente, hasta Web Woman.

Puede que a DC no le hiciera gracia alguna lo de Plastic Man y Aquaman, pero llegaron tarde. A Marvel, sin embargo, le dieron el queo de que tenían intención de que una de las series se llamara Spider-Woman y les faltó tiempo para montar una estrategia en dos partes, la gente de legal corría a registrar el nombre en todas sus iteraciones y los creativos montaban deprisa y corriendo un cómic en el que poder fundarlo con los resultado que ya conocemos.

¿Qué decidió Filmation entonces? Pues tirar para delante cambiando el nombre, que es lo habitual.

Web Woman apareció en 11 de las 33 entregas del formato, que no está mal. Decían en Saturday Mornings Forever que se turnaba con Superstretch and Microwoman, y también ofrecían una imagen del concepto original. De hecho, si queréis un texto más serio probablemente sea mejor que mi versión intentando encontrarle el sentido a esto.

En esta imagen de primera versión vemos un fondo verde con una telaraña, el pequeño compañero es peludo, una mezcla de distintos animales, como entre un ewok y una araña, pero lo importante es Web Woman.

Su color de pelo es largo, suelto y rojo, aunque de un color más oscuro. Lleva un traje de cuerpo entero, ceñido, sin nada al aire, de color azul oscuro, acompañado por una parte inferior de baño de color amarilla y una superior en la que parece que fuera una solapa extraña en rojo y amarillo. En la cabeza lo que lleva es una especie de casco con un antifaz. En su centro hay dibujado una araña roja.

La historia es un poco complicada pero, por algún extraño motivo, también familiar. La joven Kelly Webster (¿lo pilláis, eh, eh, eh?) es una científica de la NASA que un día se encuentra con un alienígena insectoide al que salva de morir ahogado, él la recompensa con un anillo que le da enormes poderes y también un vehículo con forma de insecto. Ah, y también le dan un ayudante miedoso mitad ¿araña? ¿gato? ¿perro? ¿rata? ¿mono? ¿murciélago? ¿castor? ¿escroto?, mitad… mira, si no sé lo que es la primera mitad imagínate acertar lo que es la otra mitad. Lo único que puedo suponer es que el regalo del día del padre lo mandaría con ayuda de una tabla de encuentros aleatorios.

El anillo le otorgaba un traje -vamos a suponer que inteligente, pero ojalá ver a algún hombre usándolo- cuando decía algo así como «Insecto poderes… ACTIVACIÓN!», no exactamente como una magical girl (espera, ¿aún se puede decir magical girl?) sino más como ShazY UNOS INCREÍBLES PODERES. Unos fabulosos poderes insécticos, de hecho. Por ejemplo, lanzaba gas somnífero. Que es algo que los insectos que llevan anillo siempre hacen. Y también cosa de las arañas, como unas telarañas que hacen también de campo de fuerza. A ver, que los poderes insectuales eran extraterrestres, vete tú a saber lo que hacían los insectos de por ahí fuera. Lo mismo mataban al Tercer Doctor y todo. Sea como sea el alienígena tampoco se había ido muy largo porque le había dejado una especie de bola roja enorme en la… ahm… insectocueva… a través de la cual le hacía llamadas de zoom para indicarle problemas o encargarle misiones. (Misiones aceptables para la Asociación de Padres Televidentes -algo así- del momento, que eran los que intentaban que la televisión fuera educativa, los muy mensos)

Otra imagen con Web Woman, en un ambiente entre lo moderno y las telarañas, ella lleva el traje y se está sujetando una de las muñecas.

¿Qué es lo que sí que os puedo contar?

Pues que, de momento, os podéis ver ¿todos? los capítulos por aquí:

Ahora, a vuestro riesgo.

Lo cierto es que tras la cancelación no volverían a recuperarla, ni la sacarían en cómics, ni nada. Total, en Filmation estaban muy ocupados, primero por la compra en 1981 de TelePrompTer y todas sus propiedades -esta incluida- a manos de Westinghouse -sí, la de los electrodomésticos-, y también con He-Man y She-Ra y Los «Auténticos» Cazafantasmas y todo eso…

Al menos hasta que Westinghouse decidió que iba a dedicarse a otras cosas -luego compraría la CBS y pasaría a tomar su nombre, pero esa es otra historia de casi una década después-, así que le vendió Filmation a… L’Oreal.

Bueno, a ver, en realidad fue a Paravision International, que era una rama de L’Oreal. Y a la que le prepararon la sorpresa de cerrar los estudios de animación en mitad del proceso de venta. Porque ellos lo valen.

Primer plano de Web Woman mirando a cámara, con el fondo modernista con telarañas.

L’Oreal no volvería a abrir los estudios, ni falta que les hacía. De hecho, unos años más tarde vendieron ese fondo -bueno, de lo que tenían derechos, ya sabéis aquello de los acuerdos- a Hallmark que, a su vez, se lo venderían a… bueno, os lo resumo: Tras una serie de comprar, recompras y matrioskas empresariales ahora mismo lo tiene DreamWorks/ Universal/ NBC / Peacock… Iba a decir Lagarto Spock, pero los dibujos de Star Trek lo recuperaron en Paramount. En realidad la única persona que de cuando en cuando parecía que quería recuperar el nombre Filmation era Lou Scheimer, y hasta eso se terminó en 2013 con su muerte.

Así que si queréis que recuperen a Web Woman, ya sabéis a quién se lo tenéis que preguntar. Bueno… Lo mismo no tenéis ni que pedirlo, son capaces de montar una película o algo:

Contar la historia de forma retorcida

Hace unos meses le prestaba yo un poco de atención al tráiler de Scott Pilgrim Takes Off, la serie de animación de Netflix basada en el cómic de Bryan Lee O’Malley (y de la que podría haber SPOILERS en este post). Vista finalmente la serie, debo reconocer que me ha sorprendido que en lugar de sencillamente contar de nuevo la historia del cómic, adaptada de forma ligeramente libre en la película de 2010, Netflix ha decidido apostar por la naturaleza “de culto” del material original para ofrecer una perspectiva completamente nueva que no está dirigida a un nuevo público si no, más bien, al público ya acérrimo. Supongo que Netflix tendrá en algún cajón los datos de audiencia de la película (aunque aquí en España solo puede encontrarse en Amazon Prime) y consideraría que la vigencia del material ya existente era un movimiento lo bastante seguro. No como editar cómics de Batman, un auténtico riesgo que una editorial seria no puede plantearse.

Una vez superada la primera impresión, lo cierto es que el giro no es tan asombroso. Tomando de referencia otra adaptación a la animación de un cómic llevada por Netflix recientemente, como son “Cortar por la línea de puntos” y “Este mundo no me hará mala persona” del autor italiano Zerocalcare, es evidente que Netflix está apostando mucho menos por la fidelidad al material y más por una modernización de conceptos ya establecidos que funcionen mejor en el formato miniserie y refuerce los conceptos de la obra original. Contrasta con su forma de gestionar otra adaptación a imagen real como es One Piece, cuyas concesiones en la adaptación no pueden distraer del sumo cuidado que se toma el live-action en recrear situaciones, diálogos e incluso planos y transiciones del manga y el anime que todos conocen.

Tampoco sorprende la idea de retelling cambiando el punto de vista del autor, porque es algo en lo que Scott Pilgrim no es pionero. El referente más obvio y poderoso viene de Crepúsculo y su reinterpretación 50 Sombras de Grey. La tetralogía vampírica de Stephenie Meyer que revolucionó la segunda mitad de los 2000 iba a continuar con una secuela llamada Sol de Medianoche, en la que se contarían los acontecimientos de Crepúsculo desde la perspectiva de Edward Cullen en contraposición al narrador de la saga troncal, Bella Swan. En 2008 y en pleno furor por el estreno cinematográfico de la primera parte de la saga, algunos capítulos de esta obra fueron filtrados, lo que hizo que su publicación como libro quedase parada indefinidamente. Al fin y al cabo, publicar material ya conocido por el público, aunque pertenezca a una franquicia muy popular, es un riesgo que una editorial razonable no se atrevería a tomar.

Unos años después E. L. James, autora de la saga 50 sombras de Grey (que la propia autora confiesa, comenzó como un fanfic de Crepúsculo) publica Grey, un retelling de los libros desde la perspectiva del interés romántico de la saga Christian Grey. La idea, no cabe duda, proviene del mismo concepto de Sol de Medianoche que finalmente se publicaría en 2020, durante la Pandemia. Tanto en el caso de Sol de Medianoche como en el de Grey, se trataba de obras dirigidas al público ya aficionado. No perseguían nuevas audiencias masculinas al poner su mirada en el centro de la novela, ni buscaban atraer nuevas lectoras con una aproximación diferente.

En el caso de Scott Pilgrim Takes Off podemos intuir un pequeño espacio de reparación con el potencial público femenino de la obra original y su película, en tanto Scott Pilgrim y Ramona Flowers se habían instrumentalizado desde la misoginia más rampante y asquerosa. Sin embargo, al final la obra sigue estando dirigida al público masculino que disfrutó de Scott Pilgrim en su momento y ahora, una década y pico después, tiene preguntas y preocupaciones alrededor de la obra. Café para los muy cafeteros que sigue depredando el mismo mercado cautivo en lugar de arriesgarse a tocar puertas ajenas, algo mucho más arriesgado y que ninguna empresa se puede permitir.

Scott Pilgrim Takes Off es una obra divertida y refrescante que, en apariencia, rehuye la via de la adaptación de lo ya conocido para intentar sorprender con nuevas propuestas dentro de las mismas lógicas ya establecidas. En ese sentido es el camino contrario al que están siguiendo en Amazon con Invencible, y se parece más a adaptaciones en imagen real como The Umbrella Academy, también de Netflix, The Boys, también de Amazon Prime o la serie de Harley Quinn que David Zaslav no debe saber que sigue existiendo porque no ha cancelado. A priori, estas referencias nos nos dan demasiadas pistas sobre el éxito que puede tener esta forma de adaptar cómics. Si tenemos en cuenta que se lleva tiempo hablando de un reboot en Netflix de Kick Ass… ¿cabe imaginar una versión en animación de la obra de Millar y Romita Jr.? Viendo cómo han funcionado otras adaptaciones de las obras del “Millar World” quizá sea una apuesta arriesgada, pero no lo podemos descartar. Podría ser una versión desde el punto de vista de Red Mist. Al fin y al cabo, ahora se lleva contar la historia desde un punto de vista retorcido.

¡Vigilad los cielos!

En estos tiempos de MCU y DCU (y no MonsterU porque la pifiaron bien, que si no…) en los que hasta la Normalización ya es un concepto del lejano pasado cuesta creer que allá por 1994 el superheroico era un género lo más alejado posible de lo comercial y meinstrim.

Tanto que se llegara a rodar una película de Los Cuatro Fantásticos con el único fin de guardarla bajo llave y no perder los derechos sobre los personajes.

Y sin embargo ese mismo año la serie animada de los X-Men ya iba por su tercera temporada y metiendo continuidad salteada con la alegría de alguien que ha comprado un universo entero de personajes ya diseñados al peso. Sólo en su segundo episodio nos encontramos a historias y personajes clásicos y fundamentales de los tebeos mutantes como…

…la saga de Arma-X…

…los Cosechadores y Dama Mortal…

…los alienos Shi’Ar…

…y el monstruo del Id, una de las más celebradas creaciones de Stan y Jack.

Más allá de la curiosidad por cómo cortapega tramas y personajes para contar en apenas una hora sagas que originariamente contaban con años de continuidad detrás (algo que, por suerte, NO hacen las adaptaciones modernas) la serie de los X-Men es una ventana a un momento concreto de la historia de la animación.

El CGI 3D todavía estaba desperezándose a un año del estreno de la primera entrega de Toy Story de Pixar y el CGI 2D paradójicamente estaba todavía más en pañales. El anime había desembarcado masivamente en la segunda mitad de los 80 y la reacción de la animación tradicional occidental habia sido por un lado buscar una personalidad propia en la estilización, como Batman y las demás series del DCAU.

Y por otro unirse a ese enemigo al que no se podía vencer. En algunos casos encargando directamente la ejecución a estudios nipones de proyectos de cuya nacionalidad occidental luego se presumía.

Y en otros incorporando técnicas y recursos estéticos no exclusivos pero si característicamente orientales como el sombreado en dos tonos. El tercer episodio es un ejemplo perfecto de que su aplicación dió resultados desiguales. Concretamente la secuencia en que el Profesor-X departe con Cíclope, preocupado porque el Pájaro Negro en que viaja el resto del equipo pueda haber sido detectado por los radares militares,

Hay momentos en que el coloreado bitono funciona tanto estética como narrativamente.

Pero hay momentos en que no.

Haciendo que la cabeza de Xavier parezca un enorme y enhiesto po

¡JOHN! ¡Ven y mira esta cosa tan rara que me sale en el radar!

The Sinister Horror Animated Show

The Rocky Horror Picture Show (Jim Sharman, 1975)

Tras participar en una boda…

…con un sacerdote que es más de lo que parece…

…nuestros protagonistas, Brad y Janet, ambos alumnos del parapléjico Profesor Scott…

…parten en un viaje que se ve bruscamente interrumpido…

…y calados hasta los huesos…

…son capturados por los inquietantes y desviados esbirros…

…del malvado Doctor Frank’n’Further…

…que, en su remota guarida…

…se dedica a practicar impíos experimentos con la vida humana…

…con erótico resultado.

X-Men; la Serie Animada S02E02 (Larry Houston y Richard Bowman, 1993)

Tras participar en una boda…

…con un sacerdote que es más de lo que parece…

…nuestros protagonistas, Scott y Jean, ambos alumnos del parapléjico Profesor Xavier…

…parten en un viaje que se ve bruscamente interrumpido…

…y calados hasta los huesos…

…son capturados por los inquietantes y desviados esbirros…

…del malvado Mister Siniestro…

…que, en su remota guarida…

…se dedica a practicar impíos experimentos con la vida humana…

…con erótico resultOUCHHH…

Dios, sólo de pensarlo me entra un UHHNGGGG…

Pobre Scott, todo le pasa a él.

Ahora entendemos que Aletys le dejara por Magneto ¿verdad?

Batman Ex Machina

Yo debería de estar escribiendo de otra cosa, como siempre.

Escribir, por ejemplo, de la última traducción de Minotauro, ahora que han decidido tres años más tarde, hacer el cambio de otra de sus traducciones defectuosas. Escribir sobre la serie de Netflix de El Eternauta, y como han ido a por una con los dos autores muertos para que no puedan dar la barrila en tuiter. Escribir sobre la futura adaptación de la tira de prensa Slylock Fox, porque… ¿Cómo adaptas la tira de acertijos Sylock Fox? Incluso aunque añadas también la sopa de letras y las siete diferencias… En fin. Quizá luego recupere alguna de ellas.

Pero, de momento, me toca lo de siempre. Escribir sobre Warner porque… bueno. Es Warner. Lo cierto es que a estas alturas ya parece la NBC en no saber gestionar… nada. La última idea del jefe de la cosa de licenciar los derechos de sus productos, incluidos los personajes de DC, es… bueno… creo que todos recordamos cómo le funcionó eso a Marvel. La gestión de lo de Ezra Miller, después de que ayer se dijera que tras su reunión con Warner han descendido enjambres de Abogados Corporativos a que estén calladitos con los casos y así los medios lo dejen estar… digamos que le veo algún pequeño fallo al plan. Y ni siquiera me estoy refiriendo a la defensa: Esta gente a la que conocí cuando éramos menores y yo, somos una polícula. El mundo del cine es así. Con deciros que se estrena una nueva Jeepers Creepers en breve. Todo esto palidece ante el hecho de que se esté rumoreando ya que Comcast (NBC Universal) está considerando comprar Warner Discovery. Es un movimiento empresarial que ninguna ley antimonopolio debería de permitir, pero estamos hablando de USA. Por otro lado, precisamente las leyes antimonopolio son las responsables de que Warner y DC acabaran en el mismo saco, porque ya sabéis que Warner jamás compró DC. Pero lo importante aquí es: Si la NBC piensa que estás a su nivel, ¿cómo estás gestionando tu empresa? Todo lo cual se junta con que les siguen dando calabazas las personas que quieren contratar para ser ‘el Feige de DC’. En lo que entiendo que es un ataque personal para que escriba un post llamado «¿Quién quiere casarse con mi DC?» o bien «Contacto con taDCto«.

Pero no será hoy.

Por suerte.

Para vosotros y para mí.

Y no lo va a ser porque Warner ha hecho otra cosa aprovechando que el sábado fue el Batman Day.

No, no golpearon a mendigos en callejones. Y si lo hicieron mandarán a un enjambre de abogados a… ¡DA IGUAL!

Lo que hicieron fue estrenar el Orígenes Secretos de Batwheels.

La serie para preescolares usando los coches de la Batfamilia enfrentados a los coches de sus supervillanos.

En serio.

Y visto el piloto puedo aseguraros que hay algo más que curioso. Es decir, los villanos son los que son:

Estos son los villanos y sus dobladores.

Bueno, no están todos-todos los villanos porque falta el gran jefe de los coches malvados:

BADCOMPUTER. A quien, por cierto, también da voz SungWon Cho.

Y si nos vamos para el lado de ‘los buenos’, pues…

Por supuesto aquí también tenemos héroes humanos, solo faltaría.

Sí, son el Robin Duke Thomas y la Batgirl Cassandra Cain.

Que es parte del asunto aquí para mí.

Si uno se para en los humanos tiene a tres héroes, de los cuales solo uno –Batman, que es nada menos que Ethan Hawke– es un señor blanco. Si miramos los villanos, tenemos a seis de los cuales solo lo son el Joker y el Pingüino. Que bien, ¿no? 9 personajes y tanta diversidad.

Excepto que entonces recordamos que los protagonistas de la serie no son los humanos, son las máquinas. Y entonces hacemos las cuentas también.

De los cinco batvehículos 4 son personas blancas, 1 de las cuales es una mujer. La otra, casualmente la segunda mujer del grupo, es 1 hispana. Así que tenemos 5 personajes que siguen la regla del 3/2 en género y ni os cuento en raza. Están asistidos por un robot -el HERBIE de Batman– que también tiene voz de señor blanco. Por suerte la BATCOMPUTADORA tiene voz de señora de color. Así que podemos decir que en el bando de los buenos los protagonistas están en 7 personajes de los cuales hay la desaforada cantidad de 2 que no son blancos, y ya de mujeres hay hasta 3. El acabose.

En donde los villanos las cosas no mejoran demasiado. Hay 5 vehículos y luego la BADCOMPUTADORA y su robot humanoide ayudante. De los 5 vehículos es cierto que solo hay 2 señores blancos, pero porque hay 1 señora blanca y 2 señores no blancos. Así que, de nuevo, 5 personajes, 4 señores, 3 personas blancas. Si unimos los otros dos, de nuevo, el ayudante es un señor blanco y la computadora es, en este caso, un asiático. Es decir, 7 personajes también. 6 señores. 4 personas blancas. Incluso in entrar a decidir qué me parece que abunden más las voces de personas no-blancas entre los malos.

¿Que sentido tiene tener diversidad -racial, del resto ya tal- en los humanos si luego en las máquinas, que son las protagonistas del asunto, no las van a tener? ¿Qué me estás queriendo vender DC?

Pero, claro, hablamos de DC, que es una empresa que ha promocionado la serie desde su canal de animación infantil/ juvenil con este anuncio:

Así que supongo que es fácil entender por qué la NBC considera que están a su nivel.

Bueno, el posteo ha quedado un poco chorra así que os prometí algo de uno de los temas del principio y eso os lo voy a dar. Un poco de cada. Tan pesado como si tuviera serie en Netflix, os voy a poner un pasatiempo como si fuera Slylock Fox, yo os pongo un texto en inglés y su traducción en una de las últimas novedades de Minotauro y vosotros jugáis a las diferencias:

Que no se diga que en ADLO! no ofrecemos siempre entretenimiento.

Bajando a lo más bajo

No, amigos, lamentablemente no todo es oro en esta Era Dorada de las Series™.

La mayoría lo es, claro, de ahí lo de «Dorada». Basta encender el televisor conectar el streaming para toparse con obras cumbre de lo audiovisual que incluso dejan en pañales el material original que adaptan, como Wacthmen, The Witcher y hasta series cuyo título no empieza por W como The Boys. Incluso series cuya primera temporada era un plomizo ladrillo de corrección se tornan repentinamente GENIALES! en la segunda como Westworld o Dark o en sus últimos episodios como Devs.

Me temo que eso es imposible que suceda en Star Trek: Lower Decks.

Oh sí, sus creadores se han esmerado en los detalles facilones. En todos esos elementos sencillos que complacen a una plebe mayoritariamente simple de complacer.

Personajes originales incluso dentro de su estereotipación que a posteriori se revelan complejos no por descubrimiento de nuevos detalles sino por contraste frente a las situaciones en que les pone la historia. Carismáticos como no se veia desde Espacio Profundo 9. Tramas cuya naturaleza paródica no implica argumentos descuidados o de segunda categoría. Un respeto reverencial por el Data lore que no se limita a los ya habituales guiños sino que se traduce en una paradójica fidelidad al tono de la continuidad que al mismo tiempo se está atacando satíricamente.

Vamos, lo que podría haber hecho cualquiera, LO FÁCIL.

Y uno podría perdonarle sus obvias carencias. Todos esos detalles de calidad a los que nos ha malacostumbrado la reciente producción televisiva y que aquí están notoriamente austentes. Los giros argumentales sorpresa escritos por un chimpancé puesto de speed. Los personajes vueltos del revés respecto a su naturaleza original. Pero hay una cosa que ningún espectador que se respete a sí mismo podría pasar.

He aquí la nave en la que transcurre la serie, el USS Cerritos.

Un diseño esperable dentro de una nueva iteración de Star Trek. Elementos clásicos reordenados, el platillo central, el fuselaje secundario, las barquillas de los motores warp… Uno podría reflexionar sobre lo paradójico que resulta que la necesaria simplificación que conlleva la animación le otorge un aspecto casi retro al retornar a las lineas elementales de las primeras temporadas de La Siguiente Generación en lugar de las curvas complejas y casi orgánicas de las últimas de Espacio Profundo 9.

Pero ya os habeis dado cuenta ¿verdad? Si es que salta a la vista inmediatamente.

¿DÓNDE COÑO ESTÁN LOS MOTORES DE IMPULSO? ¿EH?

¿Acaso pretenden que nos creamos que cuando no está moviéndose a velocidad warp la Cerritos se desplaza a base de remos? ¿Se sientan a esperar a que vengan a remolcarlos? ¡Cómo se ha podido permitir semejante dislate, tamaño INSULTO a todo lo que representa Star Trek! ¡Si Gene Rodenberry levantara la cabeza les diria cuatro cosas a sus responsables!

(Bueno, primero tendría que ir a un juzgado a declarar por un quítame allá esos #MeToo y *después* les diria cuatro cosas a sus responsables)

Un espider hombre para todas las edades

Es curioso cómo funciona esto de las películas, ¿eh? Te llega la época y parece que algo de jugo vas a poder sacarle. Es decir, aunque sea recordando que Billy Walters existió. Pero de ese poochie hablaremos otro día.

Porque hoy voy a ese momento en el que te pones y dices ¿Cómo es posible que llevamos ya tres actores distintos haciendo de Spidey? En 7 películas, que tiene más mérito. Pues aquí estamos.

Pero en realidad no solo pasa con eso. Si uno dice Recuerda la serie animada de Spidey pasa como con los actores, o lo das por hecho según tu franja de edad o preguntas ¿Cuál?

Y según la respuesta sabremos tu edad. -También por la primera que recuerdes, pero eso tiene menos gracia-. Así que ahora toca lo que toca…

¡REuniendo PASados ADLO!

RePasADLO!

El debut en cómic de Spider-Man se produjo en 1962 – 1945 si trabajas en ElDiario.com – y eso hizo que en los años sesenta.. ah, no, espera, que en los mismos años sesenta, en 1967, tuvo lugar la primera serie:

Eran tiempos más sencillos. Lo que explica la ausencia de líneas en el traje. Tan sencillos que a base de repetir animaciones y fondos lograron montar 52 episodios que les daría para 3 temporadas. Y llevaría a la serie desde ese año 1967 y con un cambio de estudio (de Grantray-Lawrence Animation a Krantz Films tras el primer año) hasta 1970.

Lógicamente eso favorecería que en 1977 se produjera una serie de televisión basada en el persona. No una serie animada, pero tampoco diremos que estaba del todo desanimada:

La serie fue cancelada -no diremos que rápidamente porque para qué, centrémonos en cancelada- aunque causó las secuelas esperables: una versión japonesa en 1978.

Pues CLARO que es un tokusatsu, si esperabas que no fuera como la parodia que harían de lo que harían si no fuera parodia no sé que estabas esperando.

Tanto dio porque ya para 1981 tenían preparada la siguiente, esta vez para Marvel Productions Ltd. Y hay que darles la razón.

Era ciertamente Ltd. La historia era lograr que las cadenas se fijaran en el potencial del personaje y, por extraño que parezca, funcionó. Es decir, ese mismo 1981 la NBC -de entre todas las cadenas- decidió encargar su propia serie de Spider-Man. o, bueno, Spider-Man con cosas

Duró tres temporadas esta vez. Primero solo, luego junto a la serie de Hulk, después delante de la serie de Hulk. Llegaron incluso a incluirse introducciones de Stan Lee que, además, hacía ya un cameo en la serie.

Luego ya para qué iban a hacer más capítulos, así que se dedicaron a usar los que tenían para meterlos en diferentes contenedores de la Marvel.

Lo que nos lleva a los ’90. En concreto a 1994 y la cadena Fox.

Sí, es difícil recordar la letra del opening. Pero hay que reconocerles la capacidad de recordarnos lo que fueron aquellos años. El -inesperado- éxito duraría hasta 1998, año en el que, como pasa siempre en los cómics, fue Cancelada para Relanzarla.

Solo que lo que iba a aparecer en 1999 era una otra cosa: Spider-Man Unlimited.

Si lo anterior os parecía tope-noventero ya me contaréis qué es esto.

La serie fue inesperadamente cancelada tras su primera temporada *toses* pero eso no significó que tocara esperar mucho para la siguiente vuelta.

En 2003 se estrenaría Spider-Man: The New Animated Series, ¿qué os puedo decir?

Efectivamente, en lugar de Nueva York Spidey aquí patrullaba Geocities. De nuevo, fue inexplicablemente cancelada. Y eso que contaba con voces de Neil Patrick Harris y todo. Incluso sacaban al Kingpin de la película de DareDevil. Es imposible saber qué pudo salir mal.

Alguien pareció tomar nota y decidió intentar hacer bien las cosas. Tomar cosas antiguas, cosas modernas, sacar secundarios, todo eso que se supone que debería de ser el centro del personaje. Y gracias a eso en 2008 se estrenó The Spectacular Spider-Man.

Esto acabó como acaban siempre estas cosas. No, no porque el producto superheroico se agota: Marvel empieza a despedirse de la televisión. Porque Disney compró Marvel y empezó a litigar con Sony. ¿Primera víctima arácnida? Esta serie.

Para 2012 ya parecía claro que Marvel tenía los derechos del Spidey animado, así que se… animaron… a sacar una serie nueva para los canales Disney. Ultimate Spider-Man

No, yo no veo ninguna cercanía entre esta serie y ninguna película reciente. No sé a qué os referís.

Tras superar los 100 episodios entre unas y otras vueltas -más la aparición de la nueva película, claro- decidieron cerrarla para poder poner en marcha un nuevo número uno. Quiero decir, una nueva serie de Spidey. De ahí que en 2017 se estrenara Marvel’s Spider-Man.

Que, además, permitía separarlo de Hacendado’s Spider-Man.

En cualquier caso, hasta aquí hemos llegado. por lo menos hasta que decidan cancelarala y relanzarla. Mientras tanto no hay nada más que os pueda mostrar.

O casi nada.

Originales Aventuras

Cada vez que Warner anuncia un DVD relacionado con las series de animación de DC los aficionados empezamos a sudar. La emoción nos invade, las pulsaciones se nos aceleran y el nerviosismo nos impide dormir.

Como todo el mundo sabe, los personajes que protagonizan estas series animadas son más fieles a su esencia que los de cualquier película o cualquier tebeo pasado, presente o futuro. Cada vez que sale el tema hay alguien que lo dice así que tiene que ser verdad. Lo que no se dice es si la adaptación al cómic de estos dibujos es mejor que las series por lo que entonces la adaptación al papel de la adaptación a la televisión de la adaptación de los tebeos sería ¿Mejor? ¿Peor? que… que… no sé, me duele la cabeza, me parece que me he perdido.

A lo que iba. Que Warner anuncia que va a sacar en DVD la serie animada de Superman. Si te gustan estas series habrás comprado los episodios sueltos de Batman que demuestran que la continuidad no es necesaria ya que los editaron sin orden ni concierto. También habrás disfrutado de como suenan las traducciones de VID con el doblaje neutro en los capítulos de la JLA. Las maravillas de la adaptación de algunos nombres ya fueron tratadas con anterioridad en este blog.

Como todavía no están a la venta no sabemos cómo se escuchará la voz de Superman en esta edición de sus aventuras en DVD pero lo que sí podemos hacer es empezar a frotarnos las manos con las nota de prensa y las imágenes promocionales que han facilitado a los medios para anunciar el lanzamiento.

El lema de la colección es «Originales Aventuras Animadas de Superman». Supongo que serán «Originales» porque no serán piratas. O serán «Originales Aventuras» porque nadie las hizo antes. O serán «Originales Aventuras Animadas» para que no se confundan con las «Originales Aventuras no animadas». No sé, el caso es que son originales y signifique eso lo que signifique seguro que como comprador estaré orgullosísimo de tener algo tan original.

También llama la atención la diferencia en entre el Vol. 1 «DC Comics Classic Collection» y el Vol.2 «DC Comics Kids Collection». Como el Vol.2 es para niños me imagino que en el Vol. 1 habrá violencia gratuita y desnudos parciales. Es un suponer.

El primer volumen se compone de dos discos ( por la información de Zonadvd.com uno es doble cara ) e incluirá 18 episodios además de algunos extras. Hasta aquí bien. Parece que es una copia de la edición americana y que no habrá más sorpresas que el audio que lleve y el precio que le pongan.

Lo bueno está en el 2º volumen. 1 disco de una sola cara con 4 capítulos y algunos extras. Parece que los títulos de los episodios de este segundo volumen no coinciden con el orden de emisión pero ahí no quiero entrar ya que algunas veces el orden de emisión no es el mismo que el orden real por motivos de programación. No sé si será el caso.

Lo que importa es que en un disco del volumen 1 caben, por lo menos en una cara 8 episodios. Para ser justos, si contamos los extras y que quede una calidad de imagen aceptablemente buena lo ideal serían 6 episodios por disco ¿no? Pues no.

Hagamos cuentas. La serie tiene 54 episodios. Si le restamos 18 del primer volumen nos quedan 36. A partir de aquí, a 4 capítulos por volumen nos salen 9 volúmenes más así que para completar la serie tendremos que comprar 10 volúmenes.
No voy a hacer un cálculo aproximado en euros ya que no se sabe todavía cuánto costará cada volumen pero las mentes suspicaces pensarán que esto es una vil medida de Warner para sacarnos los cuartos. Nada más lejos de la realidad.

En nuestros días, el espacio de tiempo que dedicamos al ocio es muy pequeño y lo tenemos que repartir entre los amigos, la familia, los tebeos, el cine, la música, etc… Incluso algunos se atreven con los libros y me han dicho (aunque yo creo que es una leyenda urbana) que hay gente que practica una cosa llamada sexo.
Los de la Warner se preocupan por nosotros y por eso ellos mismos nos ayudan a organizar nuestro tiempo libre espaciando los lanzamientos y evitando un atracón televisivo. Todo lo que sea cuidar de nuestra salud mental es bienvenido así que este método de edición es todo un detallazo.

Resumiendo. Que sale Superman The Animated Series en España. Que lo editan como lo editan y que esto es como la caja de bombones de la madre de Forrest Gump.
¿Qué más se puede pedir?

BatiDiViDí

Según la web DVDGo.com el día 24 de Mayo se pondrá a la venta el DVD de la película de animación «Batman y el misterio de la Batimujer».


[Pincha en la imagen para ver las características del DVD]

¿Batimujer? ¿Se ha enganchado Vid a la moda del DVD? ¿Han entrado los de Traduccionesimposibles.com en el mercado del doblaje? Podría ser pero desde aquí aguardamos con esperanza que los señores de Warner Home Video nos traigan esta película con un fabuloso doblaje neutro (¡¡Andaleeeeeeeeeeeeeeeee!!) que tanto nos hace disfrutar.

Eso sí, un detallito en la descripción del argumento llama la atención:

«Un nuevo vigilante denominada Batwoman …»

Vamos a perdonar, sin que sirva de precedente, lo del cambio de sexo ya que canta bastante que es una errata pero lo importante es que ya se pasa del Batimujer del título al Batwoman del texto. Supongo que en la película se referirán a la protagonista como la Batseñora.

De todas maneras, como todavía tienen tiempo, desde aquí me permito el lujo de sugerir un título más adecuado.

Bathombre y el mistery of la Murciélagowoman.

Mucho más coherente, digo yo.

P.D. Venga, va, a ver quién es el primero en poner el original comentario que siempre se hace cuando se habla de las películas de animación de Batman. Se llevará un no-premio.