En abril tuiteos mil

Por si no lo recordáis, la parte central del mes vino marcada por la emisión de un Todopoderosos donde… se dijeron cosas

¿Sueñan las taquillas con bots rusos?

Ya sabéis cuál es la noticia de cómic de este fin de semana.

No, no son los 100 mil visitantes de siempre a la Feria de siempre que ha pensado que no cambiar nada -literal, hasta el Gran Premio se lo han dado a otro señor, no vayan a perder la costumbre- y no hacer ningún tipo de gesto es la forma correcta. Total, la gente suficiente tiene con sobrevivir como para discutir qué es intentar tener la cabeza fuera del agua y qué es meter la lengua en sitios para seguir apareciendo en todas las charlas. Pero bueno, tampoco vamos a tratar a la gente que firma manifiestos como a la gente que decide no irse de un semanario satírico después de un claro caso de censura. Total, lo que el mundillo del cómic necesita es fuego purificador.

Por eso es mucho más sano mentalmente pasar a las películas.

Por lo visto, mientras el cómic en papel se moría las películas de superhéroes mataban al cine. Es un círculo sin fin, otra vez.

Lo de que sea en papel el cómic que se muere parece que tiene sentido porque el otro sigue publicándose aquí y estrenándose adaptaciones en Netflix como si tuvieran pensadas anunciarlas.

Pero bueno, hablábamos de cines. Porque, claro, se ha estrenado la tercera película de superhéroes del año. Y resulta que la gente ha ido a verla. Lo que demuestra que las películas de superhéroes están matando al cine.

¿Cómo que no es lógico? Claro que sí, el problema de que haya películas que hacen que la gente vaya al cine es que el resto se compara y, claro, queda mal.

Vale, es cierto que este año el gran éxito es Dog, una película sobre un tipo y un perro cruzando USA, y que le acompañan como títulos más rentables del año los últimos Jackass y Scream, es igualmente cierto que Everything Everywhere All At Once es la sorpresa del año con sus luchas y sus multiversos, y que una comedia romántica de aventuras como The Lost City está funcionando muy bien. No es menos cierto que Uncharted ha ido razonablemente bien -aunque no haya sido un superéxito- lo que, por otro lado, sí que está siendo Sonic 2.

Pero, claro, resulta que una de esas películas que SÍ ha funcionado es de superhéroes. O algo. Es decir, es The Batman así que tampoco lo hemos visto claro.

Y con 2tor Extraño siendo el gran estreno de la semana parece que el que las dos películas que más han recaudado del año sean de supes elimina que haya habido otras películas de supes como Morbius que no haya llegado a recaudar lo que costó. Y menos mal que sólo costó 75M$, que si llega a costar 200 como la saga esa de la que han echado al maltratador favorito de los bots de internet lo mismo estarían tan de los nervios como ellos.

El asunto, en cualquier caso, es… ¿de dónde salen los espectadores?

En serio, a estas alturas del año han habido 132 estrenos en las pantallas estadounidenses. 132. Así que, ¿por qué unas películas tienen tanta recaudación más que otras?

Quizá uno podría pensar que es por la avalancha publicitaria. A más exposición y más charla más fácil que alguien quiera echar un ojo. Pero eso significaría reconocer que la gente solo va al cine cuando Toca Ir al Cine, algo completamente ridículo. ¿Se imagina alguien que la gente en general fuera solo a las librerías un día de abril al año? ¡Ridículo! Tiene que ser otra cosa.

Por supuesto no tiene sentido echarle la culpa al público espectador, ¿por qué tendrían que informarse, buscar o saber todas las opciones? Suficiente es que la gente se arrastre al cine de cuando en cuando.

Podrían echar la culpa a lo de las ventanas de exhibición. Eso de que a los 45 días ya las puedan ver en sus casas. No hace precisamente que la gente quiera ir al cine a ver películas que siguen esa regla como… ahm… Batman… o… 2tor Extraño… No, creo que también podemos tachar esta.

Algún motivo tiene que haber, en serio. No hay más que leer a los ‘periodistas’ ‘culturales’. Los días pares escriben sobre cómo El cine de superhéroes está destruyendo el cine, y los impares sobre cómo El cine de superhéroes está de capa caída. Es una manera lógica de que nunca estén equivocados. Es decir, no a la vez.

Quizá el problema es que están en demasiadas salas. Por ejemplo, 2tor Extraño se ha estrenado en unas 4500 salas. Esas son muchas salas. Seguro que si miramos el beneficio por sala el suyo ha sid… ah, pues tampoco.

Bueno, entonces es cierto que es un éxito de rentabilidad de salas, vale. ¡PERO! ¿Y esas salas de dónde han salido? ¿Eh? Porque seguro que antes había películas en emisión. A ver…

¡Lo sabía! Resulta que hasta el jueves había CINCO películas que ahora ya no se ofrecen en salas. Es un claro ejemplo de cómo las películas de superhéroes están hundiendo el cine.

Por ejemplo, ya no se ofrece… The Batman… … … Vale, el jueves estaba en 1132 salas y el viernes ya no. Quizá ha sido un truco. Hummm…

Vale, The Batman llevaba 10 semanas en exhibición cuando las películas normalmente cierran de las 6 a las 8… ¡PERO QUITANDO ESO!

Además, seguro que quitó más salas… A ver, otra de las películas que cerró fue… Uncharted. 428 salas. Y sólo llevaba… ahm… 11 semanas en exhibición.

Bueno, pero habría otras que… ah, mira, ¡DOG! ¡DOG cerró! ¡¡¡Y TAMBIÉN EL SLASHER X!!! Dos películas que sólo llevaban… 12 y 8 semanas… y que estaban en… unas 70 y 50 salas…

Ehm… Pues nos queda una… que estaba en 1726…

Bueno, podríamos pensar que el resto también han perdido salas… La cosa aquella de la TERFa perdió 911, Sonic perdió 400… vaya, al final ha habido más pérdidas de salas que una sola cogiéndola. Quizá sea otra.

Pero, espera, no nos hemos fijado bien en la de 1726. ¿Cuánto llevaba en exhibición la quinta película que ha cerrado en USA? ¿6 semanas? Eso es justo el límite inferior. Y seguro que estaba haciéndolo muy bien en taquilla aún. Veamos, esas 1726 salas ofrecía una media por sala de… ahm… 28 $.

Vale, QUIZÁ sí que había un motivo para quitarlo de las salas.

Espera un momento… ¿Qué películas hemos dicho que era esta?

Ah, sí…

¡MORBIUS!

Bueno, pues me parece que eso demuestra cuál es la verdad detrás de del asunto, ya la hemos descubierto…

¡¡¡LAS PELÍCULAS DE SUPERHÉROES ESTÁN MATANDO LAS PELÍCULAS DE SUPERHÉROES!!!

Cuando uno es el editor puede saltarse la maquetación

Editorial de Vicente García en la Dolmen 322 (una editorial cualquiera a modo de ejemplo)

Editorial de Vicente García en la Dolmen 323 (contando su versión de lo del viaje, los camellos, lo malos que han sido los tuiteros con él y, ya puestos, los porcentajes que se llevan autores y distribuidora)

Los Primeros Hombres en el Caballero

Amigos… vivimos en la era dorada de las series™.

¿Qué podría añadir al acertado análisis que ayer hizo mi compañero adláter Pablo Fluiters sobre la serie protagonizada por el Caballero Luna? Nada en absoluto. Sólo corroborar entusiasticamente que estamos ante una de las mejores obras del MTVCU. Porque ha sabido captar las claves del personaje.

Cadena Perpetua.

Ágora.

Y, sobre todo, porque es una serie que contiene el más sentido homenaje que hemos podido ver en estos tiempos en los que los homenajes son la norma.

Que en este despiadado mundo de megacorporaciones que acumulan propiedades intelectuales escudándose tras una breve mención del creador legal de un personaje ha tenido el valor de dar un paso al frente y reivindicar al verdadero genio cuyo talento hizo de nuestro caballero quien es hoy en dia.

Porque todos sabemos que el verdadero autor, el Visionario Creador™ que nos dió a este desequilibrado pero al mismo tiempo inefable justiciero urbano de casi supranaturales habilidades físicas y anonadadoras capacidades detectivescas y plasmó en su forma definitiva las estrafalarias aventuras en que se ve implicado…

…fué nuestro nunca lo suficientemente alabado Joel Schumacher.

A VER SI EN LA SEGUNDA TEMPORADA LE PONEMOS AL TRAJE PEZONES COMO HONSHU MANDA ¿ESTAMOS?

Bajo los Caballeros Lunas está la playa

Hoy ha terminado Caballero Luna, la quinta serie de imagen real del MCU, y el sexto serial Marvel de Disney +. Hemos podido ver, a lo largo del último año, mucho de lo que tiene que ofrecer la Casa de las Ideas en este terreno, y a pesar de mis reticencias originales, debo reconocer que estoy decepcionado. El próximo post incluye spoilers de estas series.

¡Que luego dicen que no aviso!

Cualquiera que tras las últimas películas se hubiera hecho a la idea de que Marvel ha aprendido que matar a sus villanos al final de cada producto es un desperdicio de valiosas licencias puede ya desengañarse. Las últimas dos series del MCU terminan con un plano en el que un personaje dispara al villano principal de la función. Y si bien no acabo de creerme que hayan liquidado a Wilson Fisk, parece bastante evidente que nos mantenemos en el rail de desperdiciar personajes que podrían regresar, para mantenerlos en cambio en villanos que ya murieron en anteriores películas de Sony.

Sin embargo esta falta de miras podría ocultarse si la serie no hubiera dejado correr un par de horas de nada en absoluto por el camino. Y es que cada vez más se evidencia que las series del MCU, aunque sean cortas, siguen siendo una bolsa de patatas con demasiado aire. Cada vez con una nueva excusa, más o menos convincente en función del empeño que le pongas. Loki es porque es una serie de mucho hablar, Ojo de Halcón porque es una historia costumbrista y Moon Knight porque es un personaje nuevo y hay que dejar que el público se aburra con él antes de hacer algo interesante, supongo. El indiscutible atractivo de Oscar Isaac ha servido un poco para cubrir el tedio de cuatro capítulos que se podrían resumir en uno y medio y una estructura tan rutinaria y aburrida que casi cuesta creer que hayan llegado a ella con la de posibilidades más interesantes que había.

Añadamos una edición que pugna sin demasiado éxito por tapar unas carencias de medios bastante desconcertantes en productos de este presupuesto, y tenemos la clave de por qué la CW ha mantenido viva una franquicia durante tantos años. El apego a un formato, la telenovela, tan familiar y semejante al cómic. Y es que si Marvel ha mirado a sus películas y ha decidido que podía multiplicar su metraje sin esfuerzo, la CW incorporó las licencias a tramas que nunca concluyen, una monstruosa extensión de capítulos y una perpetua celebración de su condición de entretenimiento barato. Por eso, la cancelación de los últimos proyectos de la CW recuerdan un poco a ese momento, trágico, en el que la desenfadada malicie de Los 4 Fantásticos, Daredevil, Superman Returns o Ghost Rider fue sustituida por la solidez, tan poco jugosa, del Batman de Nolan y el Iron Man de Marvel Studios.

Echo de menos Doom Patrol.

Algo se pierde cuando los productos basados en superhéroes se empeñan en ser buenos y se olvidan de que ante todo deben ser… divertidos.

El de la camisa azul…

…el de escorzos tan molones…

…que hizo por el comic-book…

…que lo siguieran legiones.

A estas alturas es de dominio público que Neal Adams nos dejó la semana pasada. Disponeis en la red de gran cantidad de panegíricos glosando su obra y su influencia. En lo que respecta a esta casa, sabido es lo mucho que es querido, y si apenas hablábamos últimamente de sus producciones más recientes debe considerarse más como una señal de respeto que de indiferencia.

No busqueis el último en castellano

También hizo alguna cosa en los últimos años para Marvel, aunque por alguna razón en esa editorial le asignaban guionistas. Y portadas variantes por doquier para toda editorial que se precie, claro. Que eso es pedir una ilustración atemporal con fechas flexibles de entrega y vienen bien en cualquier momento. Con esto el bueno de Neal siguió activo prácticamente hasta su última hospitalización. Sin embargo, lo que quiere saber el verdadero aficionado, para rendir al autor el homenaje que merece, es cual ha sido el último trabajo de Adams en narrativa secuencial. Donde pueden apreciarse los últimos trazos que realizó en pos de una historia. Y aquí, una vez más, surge una historia encantadora.

Porque muchos pensarán que fue la aventura de Batman contra Ra’s Al Ghul (2019), otros la de Los Cuatro Fantásticos con Waid (2020). Como los recopilatorios en castellano a vECCes tardan tanto es difícil datarlo. Sin embargo, como ya sucedió en su día con Jack Kirby, la última aportación del autor al medio narrativo que tanto amaba se debió a un empeño personal, a un acto de cariño, al respeto mutuo entre una estrella y otra.

Y es que fue en Julio del reciente 2021 cuando salió al mercado el quinto y último número de la miniserie de IDW Snake Eyes: Deadgame, un festin visual en el que ROB! quiso rendir homenaje a su cuadrilla de estrellas y amistades, reuniéndoles para entintar sus lápices en una aventura que devino un all-star de la espectacularidad gráfica. Y por supuesto, como no podía ser de otra forma, ROB! contó con su amigo Neal para una doble splash.

Hablar bien cuando es noticia es fácil y barato. Ofrecer trabajo en señal de admiración sucede menos.

Y fue ROB!

Ya van dos veces.

Color nude para mostrar humanidad y por tanto humildad cuando la circunstancia lo merecía

Que estés de festivo no justifica dejar el posteo sin un título.

Quizá esperabais que dijera algo del ArrowVerso. ¿Qué queréis que os diga? ¿Qué al final va a durar más que el MCU? Esperad a final de año y ya veremos. Que quizá es cierto que a WB le interesa más mover su HBO Max que esta especie de particular mezcolanza con CBS/Paramount. Pero, claro, resulta que a CBS le sale más a cuenta mover el Paramount +. Así que al final a todo el mundo le sobra la cadena y cualquiera diría que es más barato cargarse las series antes de la venta que después. Pero ya habrá tiempo de hablar de Nexstar. Eh, lo mismo se acaban haciendo con los derechos de Naomi.

Eh, no sería ni el movimiento más sucio del año, que Amazon ha cambiado de nombre IMDBtv y para relanzarla ha decidido sacar una serie de Prime, cambiarle mínimamente el nombre y meterla en la nueva versión del mismo asunto.

Luego llegará la típica trepa con columna y montará un carajal por el fin de las series de superhéroes en TV porque no entender nada pero hablar sigue siendo negro sobre blanco en papel.

Pudiendo mirar a las taquillas, que están siendo mucho más entretenidas. Vale, la película que más dinero ha recaudado este año es The Batman. Pero la más rentable es Jackass. Que no es otra manera de llamar a The Batman. Mientras, Morbius se arrastra a ver si logra llegar a cubrir gastos. Teniendo en cuenta que Sonic 2 es la segunda y que Animalotes lleva dos semanas de número uno yo diría que en Hollywood no reinan los superhéroes: Reinan los furros.

Y como por ahí no hay mucho que comentar y además hoy es festivo en algún lado porque en todas partes hay festivos pues mucho mejor venir a comentar esto otro:

Lo cuenta por aquí Bleeding Cool. Va a haber un -otro- juego de tablero de Batman.

No solo eso, va a haber un juego de INVESTIGACIÓN de Batman. Así que han pensado que era necesario un nombre reconocible y que todo el mundo asocia a Hou… a Batman.

Se supone que es por aprovechar el éxito como detective de la última película. Así que supongo que en las cartas alguien le dirá la respuesta a Batman, aunque no puedo esperar a perderme las cartas de Chillar y de Usar a las víctimas como cebo.

Eh, si ellos pueden tener ahí bien a la vista una carta llamada NOSTALGIA, REMORSE y GUILT no veo por qué no va a haber una de FRUNCIR EL CEÑO.

Porque una cosa es usar los taquiones con Detective Asesor metiéndole una web. Esto de los juegos de mesa se está descontrolado tanto que cualquier día le meten blockchain al Monopoly. Pero eso, como las películas de PLEX, son temas para otro día.

De momento nos quedamos con que sale este juego llevándome a preguntarme por primera vez hasta qué punto planean reproducir la experiencia de la película…

¿Existen fundas de cartas completamente negras?