Imaginad un solo Planeta…

Como a principios de semana se hizo público el listado de novedades de Norma para Julio (las que salen a finales de Junio con fecha en créditos de Agosto-Septiembre), en los distintos foros, como es tradición, se retomó el tema de los precios de Norma. Precios de Norma para DC, por supuesto, que lo demás no importa y lo compran cuatro colgados. Y al final se piensa siempre lo mismo. Que guapo sería que Planeta pillara los derechos de lo que publica Norma. De hecho cada fin de año se rumorea que Norma podría perder los derechos y los pillaría otro, que según por donde salga el sol se dice que podría ser Dolmen, Planeta, incluso VID…rumores propios de un año que acaba y otro que empieza, y que está en sintonía con vaticinios estilo Rappel de si este año por fin se casa el Príncipe, que si la salud del Papa empeorará, o que el próximo Agosto hará calor. Ya me entienden. Lo que hemos podido comprobar ahora es que al menos los contratos con Marvel toman forma no en Diciembre sino a mediados de año.

El caso es, juguemos a imaginar. Planeta absorbe Norma. Bibliotecas DC de la Liga de la Justicia (lo de las siglas es un invento de ahora) y la Legión de Superhéroes, con correos de Miguel G. Saavedra, con lo que vuelven a tener miles de páginas para publicar y se quitan de la cabeza las BMs de Power Man y El Hombre Hormiga. Un coleccionable semanal de Batman aprovechando unos fotolitos que Sergi Gras se olvidó en forum cuando dejó de ir. Tomo mensual de Superman por menos de la mitad de precio que ahora. Idem para Batman, quincenal para absorber miniseries. Tebeos con grapa o lomo de la JSA, Linterna Verde, Hawkman, Flash, Wonder Woman. Las cosas de Vértigo en prestigios de juguete como los de la línea MAX.

¿Y ya está? Pues no. Como se decía antes Norma también publica otras cosas de independientes americanas o material europeo. Vaya pues. A ver como lo colocamos. Sin City va a World, claro. Y lo europeo a…¿todavía publican la línea BD? Sí. Pues ahí. Reducimos una serie sí y otra no. Acomodado. Sacamos todo y a buen precio. Todos contentos.

Pero ¿por qué parar ahí? No sólo Norma saca material que le «corresponde» a Planeta, y son igual de caros que éstos. Aleta Ediciones saca Savage Dragon. Con lo bien que quedaría eso en una Biblioteca Image. Más barato además. Absorbida. Ídem para Recerca, que Buffy es de Dark Horse.

Todo barato ¿Quién queda? Dolmen, por supuesto. No padezcáis. Nosotros os publicamos Jeremiah y un clásicos BD de Gastón y os liberamos para que sigáis con el fanzine…

Astiberri, Glenat. Con lo bien que quedarían Paracuellos y Blankets en Trazado, que forma de desaprovechar. Ñam. Los chicos de Trama podrían redactar el boletín de novedades, y el salido del Maruo encaja de cine en la línea Pachinco, que Monster se acaba y no saben qué hacer. Ey ¿quién se resistiría a tener Bone completo en nueve o diez tomitos?

Y así con todo. Todo de Planeta. Vas al quiosco y sólo queda El Jueves y Víboras atrasados. A las librerías llegan con puntualidad suiza ediciones clónicas en formatos perfectamente tipificados, el sueño de cualquier librero cuando encarga estanterías y expositores. Y los lectores pueden entrar en la librería con quince euros en el bolsillo sin que se les rían. Todos contentos.

¿o no?

Repasemos ¿no nos hemos dejado algo?

El material de autores españoles ¿a que ha costado adivinarlo? Pues mal empezamos entonces. Si es que como las editoriales pequeñas no saben qué sacar han editado cosas de chavales (algunos ya talluditos) y tendremos que hacer algo con ellos ¿un álbum colectivo en la Colección Dédalo para Mayo y Diciembre?¿y si rescatamos la línea Laberinto? Pero conforme al mercado, en formato Biblioteca Marvel, traednos proyectos terminados de digamos seiscientas páginas, dejadlo en la mesa de ese editor y si nos gusta os contestaremos. Precios los de siempre, en esa pared hay colgada una fotocopia de las tarifas en pesetas. Pero la verdad es que si queréis proyectaros es…¿sabéis dibujar narizones?

Tampoco hay que exagerar. Esto de Círculo Justiciero tiene buena pinta y si lo coloreamos tendrá salida. Las cosas de Quim Bou pueden ir de complemento en un magazine de Conan que estamos proyectando, incluso él y Víctor Santos podrían hacer portadas.

Los raritos es otro cantar, Si dominan el color pueden hacer las portadas de las cosas de Tezuka. Pero a gente como Luis Durán sólo podemos proponerles los anuncios que felicitan el Verano y Año Nuevo.

Pero bueno, en las librerías hay mucho y barato. Esto es lo que todos queremos ¿o no?

Y hasta aquí el juego de las suposiciones. Porque según apuntan lo rumores los amigos italianos podrían liberarnos en breve de este yugo para establecer unas nuevas reglas del juego. O quedarnos igual. Y aquí estamos recogidos dándonos ánimos mientras miramos hacia arriba para ver de qué color saldrá la fumata.

La verdad es que todo son conjeturas hasta que llegue el nuevo mandamás y diga títulos y precios. Y según lo que diga o nos olvidaremos del antiguo régimen o haremos predicciones apocalípticas como cuando Norma tomó DC hace ya siete años ¿tanto cambiarán realmente las cosas?

Mal día ha pillado El Batracio Amarillo para hacer pública su situación.

Jiro de los gustos

Recientemente adquirí un ejemplar de El Caminante, de Jiro Taniguchi. Podría usar expresiones como «tranquila cotidianeidad«, «expresividad de los silencios» o «sensibilidad exquisita«. Es muy seguro que otros la usarán, pero yo no porque todavía no lo he leído. Pero ya le he echado un ojo y visto suficiente como para saber que nos han colado otro gol.

La cosa va de un japonés. Pero no es un samurai ni un guerrero del espacio, sino un tipo normal y corriente. Ni siquiera tiene impulsos asesinos, cosa que quizá haría que ganara un algo de interés, el tipo se dedica a…pasear. Pero es que tampoco ve nada que valga la pena durante los paseos. No hay atracos, ni violencia, ni un mísero extraterrestre, sólo viejos haciendo tai-chi, pajaritos cantando…durante todo el tomo. Al final hasta se agradece que se termine. Bueno, si eso es el final, que mi ejemplar termina con cinco páginas en blanco y tentado estoy de devolverlo para recuperar el dinero, aunque alguno habrá que piense que es una «genial metáfora del nothingness» y la aplauda. De todo hay.

¿Qué pasa? ¿tan difícil es admitir que nos han soplado doce euros con cincuenta?

A ver. Cuando uno pilla un tebeo quiere que pasen cosan. Golpes, peleas, incluso conversaciones si no duran mucho. Pero aquí no pasa nada. Na-da. Habrá almas sensibles que quieran «imbuirse de nada en ciertas ocasiones«, pero la gente normal para imbuirse de nada se pega una siesta durmiendo la mona, que sale más barato.

No es culpa del Taniguchi. Debemos tener en cuenta la diferencia de culturas, en un país donde la jornada laboral pasa de noventa horas semanales, las historias de un menda que pasa el día holgazaneando entra dentro de la categoría de ciencia-ficción, y como tal debe tomarse la obra entendiendo la cultura nipona. Aunque quizá la cosa ganaría si el caminante fuera un policía caminando por el Infierno y para alegrar las pupilas le acompañara una chiquita luciendo ombligo. Esto aún tendría un pase. Lo equivocado es trasladar literalmente la obra al público occidental y que éste la malinterprete. Porque el día menos pensado nos viene Fermín Solís con cincuenta páginas de jubilados mirando una obra y los de siempre le dan otro premio.

Antes esto no pasaba, sin embargo ahora una horda de lectores aplaude la exquisita maquetación de la obra de un autor nórdico o ensalza la infantilidad de los monigotes del último «contador de historias» que nos imponen los medios. Porque ahí quería llegar, esta anormalidad en los gustos es fruto de una corriente de opinión tendenciosa que se está haciendo con nuestros dineros.

Porque no es normal leer opiniones como «el número 80 de Daredevil fue muy lento. Como sigan pasándose así que los de Planeta se olviden de mi dinero, los chupópteros» y que más tarde el mismo forero diga «si bien La Espinaca de Yukiko no me satisfizo completamente, espero con ansiedad todo lo nuevo que salga de Boilet o que lleve el sello de Nouvelle Manga» ¿tanto cuesta decir que echas sapos y culebras por la boca por haberte gastado el equivalente a un año de Patrulla-X en algo que hay que aprenderse luego las reseñas para aparentar haberlo entendido? Por favor, un tebeo con el nombre del traductor en la portada, que eso no lo hace ni Hernán Migoya

Nos hacen creer que esto del Nouvelle Manga es lo más. Nouvelle Manga….manga de…de intelectuales, a falta de que se ocurra una palabra peor. Pero lo más fuerte es que han conseguido que pagar dos mil y pico por un tomo de 150 páginas en blanco y negro (¡El color por ordenador fue el mayor logro del cómic de los noventa! ¡un respeto a los clásicos!) parezca barato, a fuerza de saturarnos con productos todavía más caros.

Para colmo mucho aplaudir a Taniguchi pero siempre que lo editen los buenos de turno. Que El Caminante ya lo sacó La Cúpula hace años…pero fue en El Víbora. Cutre, underground, tetas, desagradable, fuera, olvidémoslo. Y si obviamos esto, lo primero de Taniguchi en nuestro país fue El Almanaque de mi Padre. Pero es Planeta (monopolio, capital, ánimo de lucro, fuera) así que también lo olvidamos o sólo hablamos del desastre de formato. Ya está. Taniguchi empezó con Barrio Lejano. Los premios a partir de ahora, por favor.

Que nos quieren liar. Si no hay más que pararse a pensar ¿cómo se come que una editorial llamada DE PONIENTE edite tebeos de Oriente? Lo hacen para confundir, para marear, un inrevés, un sins entido.

Que no nos engañen. Moñadas las justas y, si se puede, todavía menos. Existe un reducto de lectores inmunes a la sutileza. Y podemos ser mayoría. Pásalo.