Una boda muy española

Las bodas, vaya fiestas. Por supuesto hoy esperaríais que habláramos aquí de otra boda. La boda de Drácula, por supuesto. Pero como en realidad ese cómic era una reedición de tres anteriores creo que lo más sencillo era buscar una alternativa… ESPAÑOLA.

¿Y qué podría ser más español que la boda de Popeye?

No, no lo digo porque el año próximo la primera versión de Popeye vaya -si los abogados no lo impiden- a entrar en Dominio Público. Pero no os preocupéis, que no vamos a hablar de lo que puede hacer Larsen con Popeye.

Vamos a centrarnos en ese especial de la boda que publicara en 1999 la editorial Ocean Comics, una empresa un tanto peculiar que hasta ese momento había publicado… Bueno, lo que había publicado.

Portada del cómic Ocean Cómics número 1 en el que vemos a un alienígena, The Zits of Venus, que llega a la tierra con buenas intenciones pero causa varios accidentes de tráfico.

Tras aquella serie de 1985 siguieron publicando títulos peculiares, en 1986 le toca a Street Fighter.

Portada del número 1 de Street Fighter, en el que el susodicho entra por una claraboya para lanzarse sobre unos malhechores armados con navaja, cadena y pistola respectivamente.

y ya en 1987 lograron un acuerdo con la King Features Syndicate -un sindicato de los de antes- para publicar un cómic de Popeye.

No, no el que decíamos, el otro. Este otro. Una especie de precuela.

Portada de Popeye: Borned to the sea! en el que leemos: Incredible Origin Issue, vemos a un Popeye claramente pelirrojo y una serie de personajes en recuadros, tres a su izquierda -Poopdeck, Brutus, Dan O'Mite- y tres a la derecha -Romy, Wimpy, Watasnozzle-. 

Arriba pone un letrero en el que leemos: Incredible Origin Issue.

Sí, 1987. Sé que uno pensaría que este tipo de historias son posteriores. El tipo de truco de los noventa, o de los dosmiles o… Me temo que no, como siempre, todas estas historias las habíamos visto antes.

Aunque, a su favor, diremos que había un cierto aire underground en cómo lo hicieron.

Página del primer número de Popeye, Borned to the sea! en la que vemos a Wimpy atado a un asilla, Popeye entrando por la puerta, ambos con el uniforme de la marina. Y un montón de malvados de distintos tipos y con armas, acechando en la oscuridad. Con un dibujo lleno de rayitas y de aspecto un tanto sucio, particular, casi fanzinero.

En cualquier caso, no pasarían de dos números para la historia. En cuanto a la editorial, publicaría una de superhéroes el año 1988,

Portada del número 1 de Mr. Jingsaw, con un cartel Two-Color Special. En el que vemos al superhéroe, que puede separar de su torso piernas, brazos y cabeza, para enfrentarse a un par de malhechores. Lo hace mientras saluda con las manos sacando la lengua.

salido de la Charlton y luego pasado a Redbud.

Pasarían unos años hasta su siguiente publicación en 1992:

Portada de The Greatest American Comic Book Spider-Maniac vs. Batmaniac. Si imaginas que en la portada hay una parodia de Batman luchando contra una de Spider-Man... se te habría olvidado señalar que también hay un anuncio de Mr. Jigsaw y Guerrilla Gorillas.

¿Qué queréis que os cuente? Que no podamos aprovechar para otro posteo otro día, claro.

Pero hoy estamos con Ocean. Porque aún queda un cómic que publicaron. Aunque fue más adelante. En 1999.

Y fue, por supuesto, con Popeye. Y fue, aún más por supuesto, con su boda. Esa boda tan española.

La decisión fue traer a Popeye y Olivia, más una buena cantidad de personajes de las tiras y los cortos animados. Desde Harold Hamgravy o Ham Gravy, el novio de Olivia al que Popeye le quitó la chica casi sin que se diera cuenta.

Eugene the Jeep, los Goon -incluida Alice-, Bernice la Whiffle Hen, Geezil y Wimpy / Pilón, la familia de Olivia y de Popeye y, por supuesto, The Sea HagLa Bruja del Mar, vaya. Muchos personajes aunque sea de fondo. Ah, sí. Y Bluto, también está Bluto, sí. O Brutus, Bruto o como leches lo llamen hoy. Mogollón de gente…

Página de La Boda de Popeye y Olivia en la que vemos a un mogollón de personajes de las historietas. El Rey Blozo -y no ningún tipo de representante religioso- les casa. Y ahí tenemos otro chiste, porque cuando se besan la famosa pipa de Popeye acaba en la boca de Olivia.

Es una aventurilla bastante tranquila, en la que los guiños son constantes pero sin molestar mucho, permitiéndose algunos chistes como este a cuenta del Rey Blozo.

Viñeta del cómic La Boda de Popeye y Olivia en la que Bluto, en una versión hipermusculada, sujeta por el cuello a Ham Gravy ante la sorprendida mirada de Olivia. La sorpresa, en realidad, es porque Brutus ha dicho que van a ir a Spinachia, el reino del Rey Blozo. 

Olivia le dice que pensaba que se llama Nazilia.

Y Bruto responde: ¡Nah, lo cambiaron porque los nazis no dejaban de aparecer por allí!

Como veis da lo mismo que sea 1999 o la actualidad, hay cosas que no cambian.

No hay más que mirar la publicidad:

Anuncio del Comic Book Legal Defense Fund que se pregunta: ¿Y si quisieran prohibir a Groo?

Hay un texto sobre el asunto y la necesidad de defender la libertad de publicación y esas cosas. Pero como estas cosas funcionan, es de 1999, podría ser de 2024. ¿Qué son 25 años entre amigos?

Pero, como decía, lo importante para el posteo de hoy no es ni la historia, ni los cameos, ni eso que lleva Popeye en su cabeza como si fuera pelirrojo o algo. Yo qué sé. ¡Ni siquiera los chistes!

Viñeta de La Boda de Popeye y Olivia en la que ya están casados. Popeye le dice: 

So we're finally HITCHED!, well, blow me down!

Y Olivia responde:

Later, Popeye, LATER!

No, lo importante es la parte española. Y es que no hay más que mirar la portada para comprobar que detrás se encuentra un muy completo autor español:

Portada de The Wedding of Popeye & Olive de Tom Grummett. En la que les vemos vestidos de novios encima dela tarta nupcial. Popeye golpea a Bluto, Olivia golpea con su ramo a un villano innominado, un Goon trepa por la tarta, En la esquina inferior izquierda vemos a Wimpy comiéndose la tarta mientras Geezil está a punto de saltara a golpearle. 

Pero, sobre todo,  está el nombre del autor en el lado derecho:

DAVID
GARCÍA
DE LA ROSA

¡DAVID GARCÍA DE LA ROSA!

Habrá quien diga que me lo estoy inventando, o filtrará a los medios afines papeles discutibles mientras la fiscalía lo afina,

Página interior de The Wedding of Popeye and Olive. Con una imagen clásica de Segar y una serie de créditos que incluyen al susodicho y también al guionista Peter David y a los dibujantes Dave Garcia y Sam de la Rosa. La portada es de Tom Grummett. Y los editores son Bob & Kathy Palin.

Vosotros ni caso. Este es un cómic muy importante y, por supuesto, muy español. Tan español como… como… ¡como el schotis mexicano!

8 comentarios en «Una boda muy española»

  1. Esto me recuerda que tuve un compañero de universidad llamado David Maroto del que siempre me acordaba cuando veía la portada de las «Crónicas de Atlantis».

    Por cierto: ¿Popeye no lleva ya un tiempo siendo de dominio público, al menos en EEUU?

    1. No, porque en USA tienen unas leyes de derechos de autor PARTICULARES. Lo mismo que con Sherlock Holmes, vaya.

      E.C. Segar murió en 1938, así que en teoría el 1 de enero de 2009 Popeye entró -la versión original sin añadidos de otros autores, etc- en Dominio Público en una amplia cantidad de paises.

      En España, hasta que lleguemos a los fallecidos en 1987, son 80 años, con lo cual nosotros lo tenemos desde el 1 de enero de 2019.

      En USA las leyes de autoría han ido cambiando, y una parte de ellas dependen no del autor -qué tontería, qué tendrá que ver- sino los registros. Así que 95 años tras su registro. Y ahí entra lo de Mickey del año pasado y lo de Popeye para el que viene. Como Olivia apareció primero -diez años antes- en realidad ella ya está en Dominio Público.

      ¡PERO QUE NADIE AVISE A LARSEN!

        1. Es gente peculiar, a veces te encuentras que por un olvidarse los registros -o por no renovarlo- una obra pasa a dominio público pronto, como pasó con «La noche de los muertos vivientes».

          A veces te despistas y le buscan las vueltas para que aquello dure que parezca para siempre. Que ahí están con Dick Tracy, verás las risas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.