Everything Everywhere All at Once: The Ezra Miller Story

A veces es difícil separar las noticias verdaderas de las cosas más o menos verdaderas pero no muy noticias. El periodismo es así, puro cebo. Viene todo esto porque no estamos dejando de leer historias de Ezra Miller últimamente y está la cosa un poco extraña.

Es decir: ¿Cómo es posible que tenga a la vez broncas en Estados Unidos, Alemania e Islandia? No solo eso, ¿cómo pueden suceder las noticias de Estados Unidos a la vez en Vermont, Massachusetts, Hawái? Por supuesto hay una respuesta sencilla: Es el hombre más veloz del mundo.

La otra, por supuesto, es que los periodistas periodistean. Total, si lo mismo te montan un artículo sobre lo poco que venden los libros -que es verdad- sin entender o contextualizar las cifras o de dónde vienen, hablar con los que allí estuvieron o, en fin, la fuente del mismo… Pues es normal que en cuanto haya un ´término que consigue visitas lo metan siempre que pueden.

Así consigues convertir ‘Ezra Miller‘ en un término SEO para que entren visitas porque, total, no es como si hubiera gente real detrás de la cosa esta o como si hubiera temas extraños.

Lo primero que tenía intención era de hacer un repaso a los sucesos documentados y la cronología de los mismos. Por suerte tenemos un artículo de The Cut que se ha molestado en hacer un repaso a todo esto, y a un usuario de Reddit que se ha hecho la línea temporal de los sucesos y sus localizaciones. Lamentablemente no han hecho un análisis de algunas de las cosas que hay alrededor. Pero os lo hago yo, luego meto un párrafo así como de mucha reflexión y termino con un chiste. Y, pumba, el 4 de julio más hecho que con Will Smith.

El principal problema de todo esto no es que Ezra Miller pueda o no ser una persona violenta. Hay vídeos que le muestran siendo violenta. Y sospecho que un tanto beoda. Pero tiene todo muchas cosas a su alrededor.

Por ejemplo, el hecho de que sea una persona queer declarada dentro del reparto de la cosa esa de Snyder. Es cierto que por lo menos es blanco, porque Ray Fisher se quedó sin película – e incluso sin salir en la película de The Flash– por mucho menos.

Pero es que los temas que se han dicho y usado en las distintas broncas de Miller incluyen temas de identidad sexual y padres diciendo cosas como que su prole ‘no es trans‘. Discusiones sobre sectas en torno a famosos jolibudienses que han interpretado a superhéroes -que ya es raro que podamos poner más de un caso aquí- en las que su papel como famosos es lo que ha servido de gancho. Discusiones sobre gente queer siendo identificada poco menos que como pedófilos metiendo por medio las cosas trans, una sorpresa, incluyendo la historia de alguien que pide una orden de alejamiento por algo de hace tres meses. Un padre que denuncia que ha secuestrado a su mujer e hijos, y luego la mujer sale a decir que el exmarido era un maltratador y le ayudó a huir. El hecho de que digan que ‘consume maría’ que a estas alturas no sabes si quieren pintarle como alguien de los años setenta o como el nuevo Charles Manson. Igual que la señora que se supone que se le acerca a decirle cosas porque es famoso y él responde con violencia. ¿Será que es mejor no acercarse a los famosos? Y, por supuesto, todo lo transversal como el que algunas de sus teóricas víctimas no sean de raza blanca ni, desde luego, ricas.

Por supuesto hacer chistes sobre que Ezra Miller aparece en sitios y ataca a gente, o la rapta, o lo que sea -Recordemos que un medio llegó a dar como noticia que en su casa había armas. Como si no se acordara de improviso de que son un medio estadounidense.- se hace porque da visitas. Y de ahí que en estas últimas semanas hayamos visto noticias de continuación de algunas de las antiguas, sin mencionar que son antiguas.

Pero, claro, muchas de las ‘fuentes’ de esas noticias no dan ni las fuentes de las noticias. A veces porque se hacen eco días más tarde.

Como esa ‘imagen oficial’ de Namor que de momento no hay ninguna fuente oficial que haya confirmado. No significa esto que no pasara, significa que aún no es oficial. Decir que es oficial es mal periodismo, incluso aunque al final lo acabe siendo. Necesitas tener los ‘recibos’ que demuestren de dónde lo has sacado.

Que es una cosa que debería ser básica del periodismo, incluso aunque parezca que el ‘periodismo‘ sobre cómic consista en usar lomos de tomos gordos como decoración de fondo.

O te puedes acabar encontrando con noticias sobre la portada de The Flash -Hecha, por cierto, por el propio director de la teórica película. Sí, también dibuja. Estas cosas pasan.- que estaba protagonizada por Ezra Miller desnude…

que luego reproduce incluso un medio de los más leídos de España: El Marca

E incluso cuando lo la retiran parece que su contenido es peligroso…

Cuando en realidad es poco menos que un chiste.

Pero que debería ayudarnos a recordar que estas cosas con periodistas por medio no siempre son lo que parecen.

Porque, además, por quién le vas a sustituir. ¿Por Chris Pratt?

3 comentarios en «Everything Everywhere All at Once: The Ezra Miller Story»

    1. Sí, desde luego no parece una persona a la que uno defendiera a priori. Al menos hasta que empiezan los periodistas a periodistear.

  1. Artículo escrito en un iPhone, popular teléfono de Microsoft, sobre el actor conocido por un personaje de DC, famosa editora de los cómics de Spider-Man: «Su discreta pero sólida carrera como actor fue impulsada a la velocidad de la luz gracias a un personaje de Marvel»

    https://www.elmundo.es/loc/celebrities/2022/07/04/62becb9421efa089158b45d1.html

    [Puede que cuando leas esto lo hayan corregido, o no, que lo mismo es un troleo para cabrear a los friquis]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.