Cuando fuimos jovenesangres

Hace nada hemos celebrado la aparente coincidencia del Día del Tebeo y del Cómic con el cumpleaños del ROB! protagonista de Youngblood. Aparente porque, como ya sabemos, nada es casual cuando del otro ROB! hablamos. Todo esta conectado en perfectos y simétricos círculos de causalidad y por ello no resulta sorprendente que la mentada cinta estuviese producida por el mismo Jon Peters que casi saca adelante un Superman interpretado por Nicholas Cage y dirigido por el futuro embajador cultural de Madrid Tim Burton. O que fuera la primera aparición en pantalla del futuro intérprete de Batman (en la película de las mascotas) Keanu Reeves.

Pero estamos aquí para hablar de su campaña promocional. Porque las primeras maquetas de material que han ido apareciendo sugieren conceptos de marketing muy diferentes.

Desde «El Mejor pero con hockey sobre hielo»…

…a «La Chica de Rosa pero con hockey sobre hielo»…

…hasta decantarse por un «Bocados de Realidad pero con hockey sobre hie-ay espera que Bocados de Realidad todavía no existe». Aunque en realidad el resultado final pudiera definirse mejor…

…como «Calles de Fuego pero con la mitad de colorinchis».

Pero en aquellos lejanos y locos años 80 el negocio de la exhibición internacional era mucho más laxo y flexible. Los distribuidores locales tenían mucha más libertad a la hora de cambiar el título o el póster. Los italianos hiceron lo que siempre hacían, partir de cero…

…y da gracias de que no intentaran hacerla pasar por una secuela de Evasión o Victoria.

En el resto del mundo, en Australia, Francia, Reino Unido o España, los distribuidores por algún enigmático e indescifrable motivo decidieron que nada vendería mejor la película…

…que ROB! luciendo torso musculado y sudoroso.

Aunque siendo sinceros…

…de los griegos sí que podía uno esperarselo.

Los yugoslavos, en plena perestroika y a dos años de que cayese el muro de Berlín…

…estaban empezando a saborear los orgiásticos placeres del capitalismo sin saber la que se les venía encima.

Y si alguien me preguntara cuál fué el enfoque de marketing que se le dio en Japon tendría que responder que… ahm…

…fue muy japonés.

Tras este desfile es inevitable hacerse la pregunta. ¿Y su hubieramos tenido no el Youngblood que nos merecíamos pero sí el que necesitábamos? ¿Un Youngblood de ROB! digno del Youngblood de ROB! ?

Y puede que no podamos volver atrás en el tiempo para manipular las hebras del destino y que tal hecho sucediera, pues sólo ÉL posee tal habilidad, pero gracias a las modernas tecnologías y el empleo de algoritmos de inteligencia artificial que usan machine learning…

…podemos saber cómo habría sido su afiche.

3 comentarios en «Cuando fuimos jovenesangres»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.