Un logo, dos logos, tres logos

Abundando en el razonamiento de ayer, un factor muy importante a considerar es la nostalgia. Es decir, antes de salir en tankoubones están recopilando Dragon Ball Super en fascículos rojos con numeración heredada y a mayor tamaño y precio, y no creo que sea precisamente la chavalada la que se los esté pillando. Añadamos a la situación un cumpleaños redondo como son los 40 que cumplen en 2022, y también las ganas de ocupar un nicho de grapa, y como resultado tenemos que Planeta está haciendo todo lo posible por recuperar su marca más carismática.

Es casi pavloviano, lo de ver el sello y el redondelito abajo y se me van las manos a las monedas del bolsillo. Lo de encontrármelo de manera casual en un quiosco ya lo planteo como algo bastante más difícil, pero el efecto llamada está ahí. No creo que lleven correo de los lectores, y el preció seguirá estando escondido por el código de barras, pero parece que quieran recuperar si no el espíritu al menos al lectorado.

Aunque aplicar la nostalgia porque si también puede llevar a contradicciones. Sabido es aquello de que contractualmente si estaban publicando Marvel no podían ser los mismos que editasen Image, razón por la cual los molones títulos Imagineros salieron en nuestra piel de toro bajo un sello que no tenía nada que ver con los de comics forum, aquello se trataba de World Comics, de otra gente.

Sello este que tras su instauración con Image y derivados empleó para todo tipo de otro material no-Marvel como Dark Horse y cosas de Sergio Aragones. De manera que solamente hemos tenido que esperar 29 años para encontrar la combinación en una portada.

Me sigue pareciendo antinatural, pero seré tolerante. Máxime teniendo en cuenta que lo que para el diseñador gráfico habrá sido un copiazo normal, para algunos representa una bocanada de aire fresco, una vuelta a los Buenos Viejos Tiempos.

Pues la cajita de serie limitada nos retrotrae a títulos random de corta duración desbordando las estanterias ¿Años Ochenta, direis? no, la década posterior, la buena.

El branding se amplía con cabeza a otro material, a imagen de como se hizo en su día.

Que vale que no es el Conan de Marvel, pero como el Conan de Marvel tampoco se parece ya al Conan de Marvel, seguramente el lector forum se encontrara más cómodo con esto.

Todo un revival por tanto que, extrañamente, no está aplicando la editorial a algunos de sus lanzamientos.

Un poco soso ¿no?

Diseñadores: tan sólo una sugerencia.

¿Quién sabe? la nostalgia es muy suya. Y por lo que cuentan, los precios por página tampoco han cambiado tanto desde entonces.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.