Miracle Marvel

Sin entrar en mayores, Marvel ha dejado caer que 2022 será el año de la llegada de un nuevo personaje a su principal tablero de juego.

Ese Reloj del Juicio Final marcando las 6:16, que ansiedad, que nervios, que cosa ¿no? tocaría aquí el tocho recopilativo del escritor innombrable, de los líos de Eclipse, de Gaiman, y de cómo de alguna manera todo esto se lo debemos de alguna forma a McFarlane. Pero lo simplifacremos dejando un enlace y continuando donde nos quedamos aquella vez.

Cuando el personaje inicialmente llamado Marvelman se publicó en los Estados Unidos, tomó el nombre de Miracleman para evitar problemas legales con cierta editorial. Y como tiempo despues fue esta misma editorial a la que llegaron los derechos, Marvelman comenzaron llamándolo cuando comenzaron con las ansiadas reediciones.

Por algún ignoto motivo, tras años reclamando que las historias clásicas del personaje volvieran a ver la luz, el público no vio con buenos ojos aquellas selecciones de aventuras de los años 50. Y mira que la iniciativa tenía todo su sentido, pues en Marvel ya existía un personaje con el otro nombre.

Que igual os suena más de su primera aparición. De Fantastic Four 3.

Personaje menor cuyos poderes inicialmente hipnóticos se vieron amplificados a los s¡de dominio sobre la materia fruto del estudio de lecturas místicas. Tomad nota de lo importante que es la lectura. De manera que poderoso y mazado pudimos disfrutarlo verlo brevemente contra Los Defensores de DeMatteis y Perlin.

Le encanta gritar su nombre, eso me ha ayudado a escoger las imágenes

Aquellos Defensores eran una suerte de comedia involuntaria. Quiero pensar que de aquello pensaron que con algo de ayuda DeMatteis podía virar a lo gracioso y derivó en aquella JLA/JLE/JLI. Y precisamente por eso la pareja de guionistas terminó volviendo al título.

En fin, había dado este rodeo sólo porque cuando el otro día Julián Clemente se fue a los sitios a comentar el próximo Plan Editorial, entré en el Facebook de Panini a ver las reacciones y me llamó una de alguien que se quejaba de que no había mención a seguir con la reedición de Defensores. Si hay gente que añora las etapas con Giffen y Perlin, en esta desorganización todavía nos queda cuerda. Marvelman, sigamos. Que pese a las posibles confusiones con el villano (que estuvo muerto un tiempo, pero lo terminaron resucitando para algo en el Punisher de Remender), terminaron claudicando con el nombre y editando la saga del Guionista Original adaptándolo al mercado actual, esto es, con las pertinentes censuras de culos y partos y un total de 66 portadas variantes catalogadas para los 16 episodios. Para la parte en la que sí podía decir el nombre del guionista sacó las pertinentes seis grapas que recopilaban el arco The Golden Age de 1990-1991 en Eclipse. Con eso llegamos a 2016, y así hasta hoy.

Que no se me pase, hubo material nuevo en 2015. Un Annual. Zona Negativa lo puntuó con un 2 en interés.

La sensación final es un poco como con Ángela, ese regalo de Reyes que no sabes muy bien cómo te lo han terminado dejando, y como no aparece por ningún sitio el tiquet para descambiarlo, lo tienes en un sitio donde no moleste a la espera de encontrarle utilidad algún día. Un mix de Ángela y El Vigía, podría decirse. Habrá que ver qué hacen con él, pues estando como estamos en la Cinematic Age, no puedo evitar pensar que este paso será la antesala de alguna próxima serie de animación o algo parecido. Algo querrá hacer, digo yo.

Aunque si el que termina volviendo es el villano barbudo mazado, eso sí que sería un buen golpe de efecto.

4 comentarios en «Miracle Marvel»

  1. Aplaudimos su estrategia de motivarnos a leer la Marvel clásica con sólo recordarnos lo mal que van las cosas en la Marvel actual. Bajando los Defensores.

  2. Todo empieza con el Caballero Luna encontrando un carnet de prensa a nombre de Mike Moran incrustado en la parede de su Lunacueva…

    1. Próximamente, una edición Deluxe con portada lenticular, conteniendo sólo 3 números a un precio exagerado.

  3. Lo de querer tener un jarrón Moore sea como sea para enseñarlo a las visitas es de traca. Ésto del mainstream comiquero va a acabar mu malamente, no hace falta ser el peluquero de Rappel para verlo venir.

    – ¡Pondremos los comics a precio putalujo!
    – Claro, claro. Me parece que vais a aprender lo del nicho de mercado de forma literal. ¡Agarra aire!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.