Una Navidad con George Pérez

Han querido la naturaleza y el propio artista hacernos conocedores con antelación de que su tiempo con nosotros tiene caducidad. Un dibujante tan grandioso e influyente que el mismísimo ROB! ha declarado haberse inspirado en su obra para sus primeros pasos. Y si la maestría artística de George Pérez es incomensurable (sí, sus Crisis son monumentales, pero conviene recordar también que un día hizo que Thanos chasqueara los dedos), queda empequeñecida por su dimensión humana. Amable, querido, accesible, encantador. Desde que hizo pública su enfermedad hemos visto muchos de sus dibujos más emblemáticos, y también los volveremos a ver circular en un futuro que esperemos sea lo más lejano posible. Desde aquí, con el máximo de los respetos, durante estos días vacacionales queremos hacer una celebración de la persona, de George, del fan favourite, en una de sus actividades favoritas, compartiendo su tiempo con los aficionados. Porque es querido por tanta gente que ni él sería capaz de dibujarla a toda. Y así vamos a verle aquí, en un recital de camisas de colores, abrazos y sonrisas. Agradeciéndole que con él nuestra vida ha sido un poco mejor.

Gracias, maestro, y hasta pronto.

4 comentarios en «Una Navidad con George Pérez»

  1. Ojalá no hicieran falta anuncios tan funestos para que todos tuviéramos presentes la deuda que el cómic tiene con Pérez y otros muchos artistas de su generación.

    En realidad, bastar´ía con que lo tuvieran presente un par de corporaciones, esas mismas que llevan a´ños forrándose con la adaptación a la pantalla de sus creaciones. Las creacoines de toda su generación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.