¿Qué es lo mejor del año, Conan?

Como ya no está claro ni quién ni qué es Conan -¿cómo íbamos a saber que el nombre resultaría tan popular? Y, sin embargo, ¿cómo no suponer que breve tendremos a toda una generación de pequeños Conan pudiendo votar?- expliquemos que aquello de lo que vamos a hablar (¿de lo que tenemos que hablar?) es de esas listas de Lo Mejor del Año que parece inevitable sacar en estas fechas. ¿Por qué salen ahora, que aún queda año por delante, en lugar de el día uno? Supondremos que porque a estas alturas ya nadie va a leer más. Suponiendo, claro, que leer tiene algo que ver con esto.

Al fin y al cabo ha sido un año peculiar en el que un recopilatorio de historietas de El Jueves ha logrado probablemente el premio más importante de España. Así que, ¿por qué no iba a serlo?

La parte más complicada muchas veces es el texto de acompañamientos. No todos los Generadores Generales de Galimatías logran expresar de manera suficientemente clara por qué esté título está ahí. La famosa fumata blanca, conocida por ser humo.

Habrá quien piense que detrás de todo esto hay un precio. El que no se ha pagado para leer, el que se pone para que lo compren como recomendación, o el que tienen que tener los cómics y por eso nunca acaban saliendo webcómics gratuitos. El capitalismo es sistemático también en esto.

Pero, si queréis buscar una manera de incluir títulos laterales en vuestras listas, este es el año perfecto porque tenemos ¡SUGERENCIAS! Recordad, si se ha podido meter una hamburguesería en una tienda de cómics, ¿por qué no podemos soñar nosotros con meter lo que sea en la lista?

Cosas que podrían formar parte de vuestras listas de los mejores cómics del año:

  • El dinero pagado por un NFT ‘que sirve para apoyar al autor’ pero que al autor le llega menos que comprarle un original.
  • Los logros de una asociación -Cualquier asociación– de cómics.
  • Un recopilatorio de Las Mejores Obras de Antonio Martín.
  • Las tarjetitas de regalo de tu supermercado favorito de tu película de superhéroes menos favorita.
  • La falta de respuesta de los tuits quejándose a HBO Max, sea por las series o las películas.
  • Los muñequitos de la hamburguesería de turno. Al menos uno lanza proyectiles casi seguro.
  • Los pijamas de cuerpo entero con diseño de uniforme de superhéroes. El legado de la BatManta.
  • Un funko. Cualquiera. En realidad son tan intercambiables como los cómics de estas listas. Porque la evolución de los McFarlane Toys tenía que ser algo con menos alma aún.
  • El auténtico éxito del cómic de este año: Una skin para un videojuego. (Hay mucho skin en esto de los cómics, lector)
  • El espoiler un minuto después de su emisión de una serie de esas del plas.
  • Unas acciones de la megaempresa de turno, que si vas a defenderla al menos sea por dinero.
  • La cabecera de un vídeo de un youtuber comentando un rumor claramente inventado pero que tiene que servirle porque para algo compró cómics de decoración. La alternativa sería leérselos en lugar de hablar de rumores, y aún no está TAN desesperado.
  • Un hashtag pidiendo que una empresa pague a sus autores.
  • La sonrisa de los adictos a las citas promocionales para ser cuqui y no tener que meterse en líos con las editoriales.
  • Una pregunta en un concurso de la tele sobre un tema de cómics que demuestra que ya hemos alcanzado la normalización porque la normalización era esto.
  • El silencio sobre la falta de cómics publicados en lenguas co-oficiales -pero no en castellano- en las listas.

Como veis hay TANTO para elegir que un no puede más que preguntarse cómo no son más largas las listas de cómics.

En un año, además, tan complicado como este. En el que los problemas de transportes y abastecimiento han hecho que muchos cómics se hayan visto retrasados, incluso postpuestos.

¿Sabéis lo complicado que es eso para las listas que ya los incluían?

¡Menos mal que es con nuestras sugerencias no pasan!

Para que luego digan que no pensamos en los niños. A nivel emocional.

A continuación, y cerrando esta pieza, una breve idea para rellenar los textos de acompañamiento:

5 comentarios en «¿Qué es lo mejor del año, Conan?»

  1. Yo , como millones de gente, pensabamos que el veves habia ccrrado hacia decadas por falta de ideas.
    Se sabe fijo que cerro su clonico orgullo y no se que.
    Cosas veredes Sancho…
    Da igual, estan tan acabados como superlopez, supongo que los usara la cia para los interrogatorios.

    1. Yo, que tal vez no represento a millones como la tal Lisistrata, me compro El Jueves cada semana. También sigo comprando Superlópez cuando sale uno nuevo. Quizá estoy acabado, o es que trabajo para la CIA. Espero que la tal Lisistrata, que representa a millones («de gente», nada menos) tenga piedad de mí y me cuente como puedo dejar de estar acabado y/o de trabajar para la CIA, al parecer haciendo interrogatorios, y convertirme en un ciudadano de bien como ella (¿él?).

      1. No hay piedad que valga, porque tu eres el primero que no la tienes contigo.Me explico , eres de estos especimenes:
        “Doctor, todos los días a las siete de la tarde me encuentro con esta pasta lechosa en la comisura de los labios ¿es grave?”
        Un espécimen muy común en el mundo de los Frikis. Se trata del típico desgraciado, porque no tiene otro nombre más que el de desgraciado, que para irse de su casa entra y sale doce veces pensando que se ha dejado el gas abierto, el agua corriendo o la tapa del váter levantada. Un agonías, un pesado, un histérico, un metomentodo…
        . El problema es que si ves a una persona auto destruirse psicológicamente con neuras de este tipo, pues oye, qué le vas a hacer, pero este tipo de gente, que ya está completamente autodestruida desde los ocho años cuando les empezó a asomar el cartón para quedarse calvos a los doce, a lo que se dedica es a triturar la paciencia ajena.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.