No hay que romperse la Christmas

Es una época tranquila, desestresada y plácida del año. Esa en la que no hay ningún tipo de presiones, viajes o problemas. Y en la que el mundillo está fundamentalmente tranquilo.

Uno se da una vuelta por Bleeding Cool y prácticamente no encuentra nada que llame la atención, sólo cómics y alguna historia ocasional sobre El Incal convirtiéndose en un universo comiquero (¿el Peyoteverso?), la disputa legal sobre el ADN de la mujer de Perlmutter, Larry Lieber y compañía metiéndose en un caso de derechos de autor en el Tribunal Supremo y, por supuesto, el hecho de que alguien (una compañía de videojuegos) haya comprado a la hasta ahora independiente Dark Horse. En un clásico movimiento de «¿Llegar a acuerdos con autores o lo que hay en la caja?». Ya veréis las risas cuando abran la caja.

Como decía, una semana tranquila.

Así que ahora por fin os podemos decir…

¡MARY CRISMAS!

Un comentario en «No hay que romperse la Christmas»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.