Nos manifestaremos como hicimos ayer

Puede que nosotros le hayamos copiado a los americanos Halloween, pero ellos nos han copiado la Sectorial del Cómic. Pero bien hecha. A principios de mes, mientras la mayoría de españoles debatían entre si era mejor disfrazarse de mamarrachos o fregar lápidas, en Estados Unidos se anunciaba la constitución de Comic Books Workers United (CBWU) como pionero sindicato del cómic USA. Tras echarle un vistazo podemos concluir que el tema es lo bastante complejo como para requerir unas horas de lectura e investigación. Esto es: si no hablamos en ADLO! de ello, nadie lo va a hacer. Y puesto que Sark decidió cargarme el muerto a mí, hoy voy a hacer lo que todo buen periodista debería hacer: traducir una noticia de Bleeding Cool.

Lo primero que puede llamar la atención es que la CBWU no incluye a autores de cómic, sino a otras personas que podrían ganar un Premio del Salón Cómic Barcelona como jefes de ventas, analistas y personal administrativo. ¿El motivo? Un viejo conocido de los autores de cómics de superhéroes: el “work for hire”, esa figura según la cual los autores de cómic son creadores independientes que realizan obras bajo encargo de la empresa, reteniendo esta los derechos intelectuales de las obras. Esto implica que la mayoría de artistas están lejos de la figura del asalariado con nómina convencional. Sobre el papel, los autores “negocian” sus contratos y condiciones, supuestamente, y que se asocien se interpreta como una forma de pacto de precios monopolístico que es ilegal salvo que seas una compañía eléctrica o de telefonía.

Curiosamente, la empresa en cuyo seno ha nacido al CBWU ha sido Image Comics, una editorial buenísima para los artistas que trabajan en ella. Salvo que trabajes para Erik Larsen. O para cualquiera, la verdad es que un día podemos hablar de eso. La cuestión es que cuando se funda un sindicato en Estados Unidos, la empresa y el sindicato pueden reunirse de inmediato y ponerse a trabajar en acuerdos y cambios. En una compañía distinguida por sus orígenes reivindicativos con los derechos laborales en el medio, eso era lo que muchos esperaban. Pero resulta que no.

Ahora Image Comics ha forzado una votación en la que sus trabajadores votarán sobre si reconocen o no a la CBWU como un sindicato que les represente, y solo si el grupo consigue la mitad de los votos podrá obligar a los jefazos de Image a sentarse a la mesa y hablar. Así funcionan las cosas en Estados Unidos, un país con una legislación laboral tan normal que, recordemos, su debate este mes es sobre si ha sido una buena idea dejar a los menores fuera del mercado laboral.

Por una parte no debería sorprender de una empresa con el historial GENIAL! de contradicciones, puñaladas internas, trabajadores descontentos, gente despedida cuando el dinero se había gastado en barcos y p*tas… Sin embargo, por otro lado puede ser una gran ocasión para que los trabajadores del medio se pongan las pilas en otras editoriales y peleen por lo que es suyo. Menos los autores, que como no pueden sindicarse, seguirán teniendo que irse a Substack.

3 comentarios en «Nos manifestaremos como hicimos ayer»

  1. Los dibujantes, esos boyantes empresarios individuales…
    ¿Alguien sabe cómo se traduce al ingl´és «convenio colectivo»?
    Bueno, da igual, si también es un término en desuso aquí en Europa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.