Pero mola más Capitán General

Antes de los Simpson, estaba Eugenio. Este señor de hierático porte tenía tal cantidad de acudits que prácticamente cada situación que nos pudiéramos encontrar en esta vida podía tener relación con alg´ún chiste suyo. Sin ir más lejos, cuando la semana pasada Sark habló de lo que se indignó uno el otro día cuando se enteró del affaire Akira Yoshida de Cebulski de 2004-2006. Un #onlymetoo en toda regla.

Para esto tenemos su clásico:

Un tío que lo llevan a comisaría i le diu el comissari:

-¿Usted por qué mató a este hombre?

-Porque era judío

-¿Y por el solo hecho de ser judío lo mata usted?

-Es que los judíos mataron a Jesucristo

-Home ¡pero de esto hace más de 2000 años!

-Es que yo me enteré ayer, ¿sabe?

Como son en otros sitios. Haces un poco de apropiación cultural para medrar en el mundillo y ya intentan boicotearte. Aquí no, aquí al contrario. Haces eso y te dan premios. Resulta que se ve que en Planeta hacen también libros, y para promocionar esa sección tiran de concurso literario. Para que la cosa sea lo más imparcial posible, es frecuente el uso de seudónimos entre los concursantes (de hecho, se ve que hasta los títulos de las novelas llevan seudónimo, son sus costumbres y hay que respetarlas). Así el jurado de siete personas que juzga las más de seiscientas novelas presentadas al concurso no se ve influida por los nombres sino tan sólo por lo que han leido. Total, que se ve que esta vez ha ganado un tal Sergio López, que ha resultado ser un seudónimo de una autora de novela negra de renombre, Carmen Mola. Pero a su vez la tal Mola era el nom de plume de una triada de señores, que subieron los tres al estrado para recoger premio y cheque de un millón de euros.

El hecho de que los tres señores que componen Carmen Mola dejasen el femenino alias debajo del seudónimo de Sergio López en el sobre del concurso es accesorio. Todos tenemos despistes. Gracias a eso se sigue hablando del tema días después, incluso hasta en sitios sobre historieta como este. Un plan sin fisuras. Yo de todo lo que me he enterado de la cosa me quedo con esto, que refleja muy mucho el carácter español:

Pero ojo que nadie está libre de pecado, pues en la historieta patria ya habíamos tenido un caso similar.

Mónica y Beatriz, dos autoras especializadas en historias de gente tumbada. Un género del que aquí si hablamos poco es por desconocimiento, pero que se ve que en su día tenía mercado. Y que estas cosas además las contasen chicas tenía su aquel, le daba otra vidilla, la gente debía de sentirse más aliada por echarle un ojo al trabajo de autoras en un tiempo en que no había apenas. Un morbillo como lo de las t.A.T.u si os acordais, que actuaban vestidas de colegialas y se daban BeSSiToSS. Pero que al final resultó que aquellos arrumacos eran postureo de cara al respetable, que casi ni amistad les quedaba. Pues con Mónica y Beatriz resultó también que no eran tales, sino dos señores. Cuanto disfrute corrompido ¿las t.A.T.u de aquí? pues yo diría que más bien los Wham!

Porque sólo nos acordamos de uno de los dos.

Para estas situaciones el humor de Eugenio era bastante casto, pero hay uno de entonces que no me resisto a dejarlo aquí:

El otro día vi un anuncio que decía «Guapa señorita enseña el búlgaro a domicilio», contesté, vino…¡y resulta que era un idioma!

6 comentarios en «Pero mola más Capitán General»

      1. Para eso me cuadra más un señor bigotudo pero iraní al fin y al cabo, Isabel Coixet es la que me cuadra de señor mayor de Cuenca. Y Sandra Uve que sea un Palmiro de tierra… XD

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.