El Miedo es la pequeña Dune

Tarde o temprano tenía que acabar pasando. Era inevitable. El Dune de Villeneuve se ha estrenado cortando el grifo de jugosas fotos y más jugosas declaraciones y abriendo la puerta al debate VilleDune sí, VilleDune no.

Permitidme esquivarlo escondiendome tras una cobarde equidistancia so pena de desencadenar sobre mi la ira de una de las cuatro facciones irresolublemente enfrentadas (Herberitas, Lynchianos, Jodorowskeros y Saifaicos) a las que ahora se suma la de los Villeneubelievers. Me limitaré a comentar dos hechos tan puntuales como a mi juicio fundamentales.

El primero es la acertada decisión de no intentar comprimir todo el primer libro en una sóla película. Esto ha permitido a Villeneuve no tener que saltarse puntos cruciales que hacen compresible la historia y tratar a todos sus personajes como se merecen.

POR FIN hemos podido ver en pantalla en toda su integridad la subtrama de la Shadout Mapes, tan maltratada en la versión anterior que se quedaba en tres míseras apariciones antes de morir.

El segundo es referente a la elección de reparto. Debo confesar que, siendo un fan acérrimo del Baron Harkonnen de Kenneth McMillan, tenia serias dudas sobre si el actor escogido por Villeneuve iba a lograr estar a la altura.

Dudas que han sido completamente barridas. Estamos ante el Baron Harkonnen de-fi-ni-ti-vo y si alguien que todavia no haya visto la película no se lo cree baste este clip que hemos obtenido en exclusiva para demostrar…

…que estamos ante el papel que va a conseguirle a Marlon Brando su tercer Oscar™.

Y si no es con ocasión de esta primera Dune seguro que lo es con la de las dos entregas siguientes, Dune: la Desolación de Shai Hulud y Dune: la Batalla de los Dos Ejércitos.

3 comentarios en «El Miedo es la pequeña Dune»

Responder a John Space Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.