D de Domingo, D de Defensa: 24

24.jpg
(por Bleyer)
 
Los auténticos conocedores de la obra de Rob debemos rendirnos ante esta imagen. Porque donde un lector común y moliente ve una sencilla viñeta de presentación de un personaje, el lector culto y estudioso ve una reivindicación social de importante calado. Una muestra más de la inteligencia sobrenatural de Rob! quien transforma lo que en el guión no es más que una vulgar viñeta en un feroz alegato sobre la mujer y el ingrato papel que al que la sociedad le ha relegado.

Fijaos en la imagen. En ella, se ve a una mujer de esqueléticos brazos, lo que indica su fragilidad, encorsetada brutalmente en un vestido que la limita, la aprieta, la ahoga, como se puede deducir por las líneas curvas con las que Rob! retrata la indumentaria. El vestido representa, con una precisión digna de la más simbólica de las metáforas, el papel castrante que la sociedad ejerce sobre las mujeres. Por esta razón el vestido es rosa, y por la misma razón el vestido parece presionar a la mujer retratada hasta extremos rayanos en la agonía. La pose aparentemente relajada de la mujer es una alegoría de la sumisión con las que las mujeres han, tradicionalmente, aceptado esta presión social pero, como en la vida real, si se escarba un poco más allá de la superficie esta pose falsamente relajada permite entrever el dolor de las mujeres, su sufrimiento por estar sometidas a un cliché irreal. Rob! nos permite ver ese sufrimiento, por ejemplo, en la postura de las piernas, tensamente cruzadas hasta el punto de la imposibilidad anatómica, que contrasta con la felicidad que irradia la sonrisa de la dama. Aparente sumisión, pero dolor interior. Asimismo, la postura de los pies es otro indicador del suplicio a la que las mujeres se ven sometidas inadvertidamente, ya que el arquetipo de la mujer, magistralmente dibujada por Rob!, camina claramente sobre la punta de los dedos de los pies, algo que, como toda bailarina o adolescente seguidora de Fama A Bailar sabe, es especialmente doloroso y causa, con el tiempo,
terribles malformaciones en las extremidades inferiores. Fijaos en la postura de los dedos de la mano derecha, claramente retorcidos de dolor, en lo que otra muestra más de la dicotomía que Rob! pretende ilustrar con este excelso dibujo: felicidad aparente, agónico interior.

La Mujer, y lo escribo con mayúsculas porque estoy hablando de la Mujer como concepto, la Mujer sometida a esta tortura en lo más profundo de su ser, está claramente atrapada en el limbo que supone tener que elegir aceptar el ya discutido rol constriñente o rechazarlo y empezar la lucha. Perdida entre la aceptación y la revolución social, confusa, como Rob! muestra con preclara precisión al hacer que su retrato alargue su mano derecho hacia un apoyo inexistente, en busca de una seguridad que no se encuentra ahí.

Pero Rob! también nos da un destello de esperanza. A través del infausto vestido rosa, de la terrible jaula a la el inconsciente colectivo social somete a la Mujer, se pueden apreciar con toda claridad las líneas del femenino cuerpo. Rob! quiere recordarnos que, debajo de lo que la sociedad ve, debajo de la aparente felicidad de la Mujer esclava, se encuentra la auténtica Mujer, en toda su belleza, en toda su grandeza, esperando a liberarse explosivamente de su prisión rosa. Un llamamiento que Rob! hace a todas las mujeres del mundo para que vuelen, libres y hermosas, hacia su realización plena.

Y ante semejante alegato, los de Progressive Boink se limitan a decir que Rob! marca las líneas de la vagina (confundiendo, por cierto, vagina con ingles) y que las piernas están del revés… Ignorantes que confunden el arte con la bazofia. A repetir la ESO les obligaba yo.

(y en la próxima entrega…

23.jpg
)

8 comentarios en «D de Domingo, D de Defensa: 24»

  1. Cuando no hace falta que lo digamos nosotros, sino que sois vosotros quienes lo recordáis (vosotros o vuestra cuenta de Facebook, tanto da), es que el mensaje va calando y la Palabra se difunde.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.