El divertido caso de la imagen viajera

Hoy de buena mañana me he encontrado esta imagen en el blog del admirado y picadlizado Pedro Angosto, en un post titulado JOHN BYRNE QUIERE A LIEFELD PARA WATCHMEN 2:
watchmen2.gif
 
Pero PAM! simplemente se hacía eco de este post de Rich Johnston en Bleeding Cool: John Byrne Wants Rob Liefeld On Watchmen 2. En el que también aparece la misma imagen, claro

Rich acredita como fuente de la imagen un post de Watcheme de 2009, Rob Liefeld’s Watchmen 2, que a su vez remite a Watchmen sequel announced! colgado en HeroMachine.com en 2008…

…y ahí se pierdela pista, porque el autor del post dice "wish I could credit the original creator of the image but I can’t figure out who did it — I found it through one of those random Google searches and it didn’t have a source", que traducido viene a decir "no sé de quién es, estaba en Google"

Pues bien, aquí está ADLO! Novelti Librari para desvelar el misterio: la imagen ilustra el artículo Anonadante Simetria en los Hombres-Reloj colgado en Dreamers, obra de Eduardo, nuestro adlátere nº2814, allá por 2004. El mismo Eduardo es el autor de la imagen, que también se puede encontrar en la sección de montajes de nuestra clásica web. Era de antes de inagurar el blog, sí…

Ya sabéis: si en un futuro no encontráis una fuente de algo que tenga que ver con ROB! preguntad a ADLO!, que once años en internet dan para mucho

Publicado por

EmeA

En 1972 fui acusado de un delito que no había cometido y desde entonces sobrevivo como soldado de fortuna

7 comentarios en «El divertido caso de la imagen viajera»

  1. Pero cómo puede Byrne decir algo así, si siempre ha sentido un amor por Moore que…
    ?Qué? Ah, que lo odia a muerte. Que Byrne no ama a nadie.

  2. Ah, vale, muchas gracias. No podía yo vivir con esa picazón que era el resultado de no saber a quién regalarle una fuente limitadamente limpia de radiactividad.

  3. El recorte del artículo de Wizard sobre ROB! y la espada de Conan que yo subí a este santo blog también pulula bastante por ahí.
    Me cabrearía si no fuera porque me limité a «cortarlo» y retocar los colores de un ejemplar de perfil bajo de la revista.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.