D de Domingo, D de Defensa: 30

(por Bac Hylon)
 
La historia documentada nos muestra cómo, una vez más, la obra de Rob Liefeld ocupa el lugar que merece en el mundo del cómic, por su alto valor, no ya sólo artístico, sino incluso hasta educativo y moral.

En esta ocasión, nos detenemos sobre la figura de Chapel, mercenario y miembro fundador de los YoungBlood, con unos métodos más que discutibles y un comportamiento que raya la amoralidad. ¿Cómo es eso, pensaréis? ¿Qué clase de valores pretende ROB! Inculcar a los más jóvenes, con sus mentes en plena efervescencia (por encima incluso de sus niveles hormonales), con un personaje así? Está claro, ¿no? Es un ejemplo. Pero un ejemplo a evitar. ROB lo deja muy claro: “Chicos, no seáis como Chapel, no es trigo limpio. Puede que al principio os mole y eso, pero no os hagáis ilusiones con él. Además fue el que mató a Al Simmons, lo que provocó que se terminara convirtiendo en Spawn. En otras palabras, si Spawn existe es gracias a Chapel. ¿Es eso lo que queréis hacer con vuestras vidas?”.

Así, ROB nos muestra que, aún cuando no está combatiendo o masacrando enemigos, Chapel mantiene un comportamiento reprobable, y ROB recalca a los jóvenes que cosas tampoco deben hacer (aparte de lo de combatir y masacrar enemigos). Y lo consigue en apenas tres pequeñas viñetas, que no llegan a ocupar ni una mísera página. ROB, además, siempre se ha caracterizado por un eficiente y ecológico uso de medios.

La escena comienza apoyada por un cuadro de texto que nos sitúa espacial y temporalmente. A las 1:11 pm, en concreto. Y, sin embargo, Chapel se despierta creyendo que es aún de noche. ¿No es obvio? No es una persona acostumbrada a madrugar, no es más que un perezoso que aprovecha hasta el último momento para enterrarse en sus sábanas, en lugar de levantarse temprano, como Diso manda, y hacer algo de provecho. Pero no, lo que estamos presenciando es el comportamiento de un holgazán y un vago, que además se jacta de beneficiarse del sexo opuesto como quien se limpia la cera de las orejas. ¿Niños, acaso está bonito esto, acaso queréis ser como él?

No sólo eso, en la segunda viñeta observamos cómo ya ha contagiado su pereza a su compañera de cama, que le refunfuña que quiere seguir perreando en la cama unos minutos más. Así que, ¿qué hace Chapel? Ni corto ni perezoso, apaga el despertador, para que éste suene de nuevo en la tercera y última viñeta. Porque lo que no saben muchos es que entre segunda y tercera viñeta transcurre un paréntesis temporal de esos cinco minutos más de margen que nos suele dar el despertador en modo “snooze”. De ahí que Chapel ya se encuentre sentado sobre la cama, y, hastiado de la chica, la manda a hacer gárgaras.

Otra muestra más del reprochable comportamiento de Chapel. Sólo le falta decir: “Y hazme dos huevos fritos antes de irte”. ¿Qué dirían de esto en nuestro aclamado Ministerio de Igualdad? ¿Qué clase de individuos querrían tener a este elemento como ejemplo a seguir? ¿Es que nadie piensa en los niños?

El propio ROB! nos daría la respuesta más adelante en la serie de YoungBlood cuando el personaje encontrara su fatídico destino, monstrándonos con ello las terribles consecuencias de una vida laxa y amoral como la que siguió Chapel. Porque ROB!, como adalid de la juventud, sabe que es importante mostrar figuras heroicas, con las que los lectores sepan identificarse, pero que igualmente importante es dar ejemplos de lo que nos puede suceder por caer en el “Lado Oscuro”.

La obra de ROB! está llena de enseñanzas, para todos aquéllos que quieran encontrarlas. Así que, acordaos de esto cada vez que tengáis un cómic de Rob Liefeld entre manos, ¡y disfrutADLO!
 

 
(y también por Xum)
 
 
Tal y como hemos estado haciendo desde hace varios domingos procederé en esta sección a limpiar el honor de nuestro querido líder espiritual que ese grupo de críticos envidiosos, pertenecientes a la página web Progressive Boing, se han atrevido a mancillar.

La mayoría de las quejas referentes a esta imagen vienen motivadas por la actitud presuntamente machista y retrograda del protagonista, el superheroe/soldado creado por ROB! y llamado "Chapel". El problema es, como siempre, que el crítico se queda en la superficie y, sin comprender las distintas capas que conforman al personaje, decide criticarlo sin piedad.

ROB! en tres paneles de comic (mucho menos de una página) ha mostrado una maestría insuperable al retratar perfectamente a Chapel.

De una primera lectura se pueden extraer unos cuantos datos: este hombre es un verdadero soldado, comprometido con su patria por encima de todo, esta disponible las 24h del día para el programa Youngblood, no hay asunto por muy personal o importante que sea que no deje de lado cuando es solicitado por su pais ("El deber me llama, cariño"). En segundo lugar también podemos vislumbrar que es una persona directa, sin dobleces, dado que a la mujer con la que ha pasado la noche le indica claramente que ese es su modo de vida, que no hay lugar para el compromiso puesto que él ya ha elegido su camino vital.

Chapel no engaña a nadie "Sin promesas (vacias)" le dice a ella.

Pero esto es únicamente la punta del iceberg en cuanto a caracterización, la primera de muchas capas de información que el maestro nos ha dado. El verdadero ser de Chapel, su verdaderos sentimientos y su lado mas sensible somos capaces de deducirlos mediante una serie de pistas habilmente escondidas. Chapel además de ser leal a su pais es leal también a las personas que lo rodean, tiene en realidad un alma sensible que se muestra en los mas insignificantes detalles.

"Otra noche, otro amor" piensa Chapel mientras que, tal y como señala el crítico de Progressive Boink, la hora son las 1:11PM del medio día. El malvado crítico no duda achacar esto a un error, pero nosotros que
hemos sido mejor educados para saber que nada en la obra de ROB! es fortuito podemos atrevernos a leer entre lineas.

Cualquiera con dos dedos de frente acabará llegando a la conclusión de que la única respuesta lógica es que Chapel no únicamente ha pasado la noche con la dama sino que además ha estado esperando pacientemente a que d
espertará (mas de seis horas después) a las 13h, es ahí donde reside la clave para entender al complejo personaje de Chapel.

¿Puede ser un hombre que espera durante horas para que su pareja pueda recuperar algo de sueño ser tachado de machista? ¡No! En el dibujo podemos ver como la mujer busca el cuerpo del protagonista para utilizarlo de almohada, ¿el se queja? ¡NO! ¿Cuantos de nosotros, que no llegamos a la altura de los heroes de ROB!, utilizariamos cualquier excusa para salir huyendo? Pero Chapel, tal y como vimos en la primera lectura, es una persona LEAL, capaz de estar durante horas esperando a que despiertes. Podemos incluso intuir en el primer dibujo que Chapel no ha aprovechado las circumstancias para echar una cabezadita, ¡NO!, el espera pacientemente, despierto, mientras su mujer duerme placidamente.

Chapel sería capaz de pasar días enteros despierto, esperando, para darnos reposo a cualquiera de nosotros. Con una sola excepción (y aquí volvemos de nuevo al eje central del personaje) que sería que ese apoyo no entrara en conflicto con su único amor verdadero: su Patria.

Por ella realiza todos los sacrificios, mata a quien haga falta (sabido por todos es que asesinó a Al Simmons antes de convertirse en Spawn) o despierta a todas las damas que sean necesarias.

Este espiritu sacrificado se ve claramente que anhela mantener una relación con la joven cuando le indica que deje su número de telefono, indicando que no le puede prometer nada dado que su lealtad reside en su patria, pero dando a entender que la respeta demasiado como para engañarla con medias verdades.

Así es Chapel: leal, noble y comprometido.

AVIV LEPACH!
 

(y en la próxima entrega…

29.jpg
)

3 comentarios en «D de Domingo, D de Defensa: 30»

  1. Cómo? Nadie va a hablar de las camas de dimensiones variables? Del superpoder de variación de tamaño de la mujer? De las cajoneras sin espacio para rieles?…
    Parece mentira que no sepan apreciar la obra de ROB!!! en toda su dimensión hermenéutica…

  2. Bueno, pues yo creo que Chapel trata con rudeza a la chica porque es una víbora y punto. Y eso nos lo hace ver Rob en la primera viñeta, si os fijáis bien, bajo las sábanas se intuyen las formas de una mujer serpiente. Así nos damos cuenta de con qué pieza se ha ido a la cama Mister Chapel y por eso él está despierto y pensativo, íncomodo en su interior, desgarrado por un feroz sentimiento de culpa, y el trabajo viene a rescatarlo, como esos tragos de alcohol que se beben para olvidar…
    Esa primera viñeta es pura poesía.

  3. «Además fue el que mató a Al Simmons, lo que provocó que se terminara convirtiendo en Spawn.»
    «(sabido por todos es que asesinó a Al Simmons antes de convertirse en Spawn)»
    Con los cambios editoriales que hubo, el querer que la historia se pareciera más a la de la peli, y los continuos bailes en la historia y origen de Al Simmons…
    Eso está menos claro que por ejemplo, los derechos de Angela, Cogliostro y el Spawn medieval hasta hace poco.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.