Enseñando a hacer spam

A poco que llevéis un tiempo con esto de los blogs y que hayáis dejado una dirección de contacto, ya habréis tenido contacto alguna vez con ellos, esa buena gente interesada en promocionarse en tu sitio o en intercambiar enlaces. Puede tratarse de sonoros nombres femeninos latinos que te escriben para entrar en contacto contigo (tras el paso obligado previo de presentarse con un "He visitado tu sitio y me parece muy bueno, de hecho creo que es perfecto para anunciar lo que te traigo…") y que les coloques un buen banner a la web de juegos de azar que representa. En este caso son, además de amables, insistentes. Si no les contestas el primer correo te mandarán un segundo, y un tercero… La fauna (en el buen sentido de la palabra, en tanto que pertenecientes al reino animal) más abundante suelen ser los que proponen un intercambio de enlaces. Suelen comenzar también diciendo lo bueno que es tu sitio y que lo consideran idoneo para hacer un intercambio que puede ser provechoso para el posicionamiento y las visitas de ambos. Suele consistir en algo como: tú pones un enlace a nuestra web en tu página principal y a cambio nosotros te enlazamos en www.nuestraweb.com/basurero/ . Ante estos mensajes lo que se suele hacer es visitar la dirección propuesta, ver los enlaces que ya aparecen allí y pensar que ellos sí picaron. No, no solemos ver a nadie conocido casi nunca.

Aunque estos son los más abundantes, de vez en cuando se cuela alguno interesante o sincero, y la mala suerte quiere que te des cuenta demasiado tarde, o la jerarquizada desestructura de nuestra desorganización hace que no exista el cargo de respondedor de cosas y la cosa queda colgada hasta olvidarse porque uno por otro nadie contestó. Si consideras que estás en esta categoría, creeme que llegamos a leerte, pero quizá debiste haber concretado más para no acabar en la carpeta momentánea de publi del buzón.

Y es que es difícil separar el grano de la paja, de manera que si se quiere llegar al destinatario y que el mensaje cale hay que trabajárselo. Tomad ejemplo sino del siguiente mensaje recibido ayer mismo en la Adlocueva:

A ver que os parece este "parecido razonable" que os envío, en cuanto compré el cómic vi claramente a… Manolo Escobar!!!!!! XD
Unha aperta
Luis Mato
http://palabrotes.blogspot.com/
P.D.: hacedle un poco de publicidad a mi blog, que acabo de empezar 😉 gracias

manolo garrick.jpg

¿Sabeis lo que os digo? que así, sí.


6 comentarios en «Enseñando a hacer spam»

  1. Te has olvidado de un tipo de fauna aún más despreciable: el bloguero que te pone un comentario en un post tuyo diciendo «hey, me encanta tu blog y estoy de acuerdo con lo que dices, entra en el mío basurero.blogspot.com» o, peor todavía: «de esto que hablas yo también he escrito en mi blog, entra en basurero.blogspot.com».
    Por cierto Calduch, me encanta como escribes y creo que deberías entrar en mi blog http://cagumcoi.blogspot.com/. Ah, y yo también he hablado del libro infantil de Pérez-«Esparta» Reverte en mi blog, entra en http://cagumcoi.blogspot.com/.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.