«La Justicia, como el Rayo» (Ruiz Mateos dixit)

 

Pues resulta que Panini ha empezado a sacar en grapa una nueva etapa de Thunderbolts, con Warren Ellis puesto al frente, y me dije de leerlo a ver qué tal. Pero resulta que tenía en la pila (suma acumulada de 603 cm medidos cuando encontré un metro que he vuelto a perder convenientemente antes de arramblar con las novedades del Saló, gracias por no preguntar) la etapa anterior de Panini en tomos, la de lomos rojos. Y como lo de antes va antes, me dije que debería leerlos antes de empezar con lo siguiente. Leer los Thunderbolts. Uf.

En los círculos de marvelitas la continuidad, sin tenerse muy claro lo que es, es Sagrada. Por eso, los marvelitas de pura cepa siguen los Thunderbolts. Googlead, entrad en foros. Así lo dicen, siguen los Thunderbolts. No dicen que los estén leyendo. Los siguen. Seguirlos significa que cuando un ejemplar nuevo llega a sus puntos de venta lo adquieren. Que ya es, a la editorial le basta con eso. También están los que los controlan, es decir que saben cuando llegan y los ojean pero no los compran. Los que los siguen contribuyen a la difusión de la cultura marvelita y el ideal continuista propugnado por Lee, Thomas, Busiek y Nicieza. Algunos hasta colocan el nuevo ejemplar junto a los anteriores. Son los seguidores más acérrimos. Seguir los Thunderbolts da prestigio. Leerlos es tema aparte. Porque los Thunderbolts es una lectura densa, material y conceptualmente. Pues el disfrute de cada nuevo episodio de los Thunderbolts sólo es posible si previamente se han releído y memorizado todos los anteriores. Su continuidad así lo pide. Para cada nuevo episodio. Por eso muchos se conforman con seguirlos.

La última etapa de Fabian Nicieza al frente de la serie fue extraña, editorialmente hablando. Cuando Jemas y Quesada tomaron las riendas de Marvel se cargaron todo lo que oliera a tradicional, y en el caso de Thunderbolts los cambiaron por algo que era completamente distinto, intentando posiblemente repetir el éxito que habían tenido con el X-Force de Peter X-Men Milligan y Michael Golden Plates Allred. Pero lo de X-Force se debió únicamente a que los lectores habituales del título éramos seres superiores que aplaudimos toda innovación estilística GENIAL! Y supongo que se debería también a que debe existir en lengua inglesa un equivalente a nuestra Cárcel de Papel. Eso también lo explicaría. El caso es que la nueva etapa de Thunderbolts con John Major Bummer Arcudi y Francisco Lone Wolf 2100 Ruiz Velasco sólo duro seis números hasta su cancelación. Entonces la directiva marveliana, en su afán de innovar, dio un giro que cogió a todo el mundo por sorpresa: rectificar, devolviendo a Nicieza el título y los personajes. Era lo mismo que antes, sólo que ahora ya lanzado bajo el paraguas protector de Quesada y compañía, lo que les daba un aire más hot (snif, snif ¿oléis también ese humo?). Estos ya no eran los Thunderbolts, no señor. Eran los Nuevos Thunderbolts. Eh, con los Vengadores también funcionó. Reíros, reíros, pero aquí se inventan el formato de tomo comic book a color para los clásicos y les aplaudimos con las orejas…

Así que me embarqué en la lectura de esta nueva etapa a partir de dónde lo había dejado, el segundo tomo. Grave error. Tras intentar un par de veces seguir la trama de memoria tuve que bajar al trastero a por el primer tomo y el de la miniserie con los Vengadores. Espero que bastase con eso, se me hace cuesta arrriba sólo pensar en leer también los últimos de forum con aquella saga en los restos de la Contratierra de los Héroes Reborn o algo así. Cuando creía estar pillando el concepto, al siguiente episodio cambiaban de escenario. Lo pasé mal en su día. Al final lo resolvían todo con energías que se disipaban y aparatos que la recolectaban, e intentaban contenerla, y algo explotaba, y otro la absorbía, y…más o menos así durante ocho intensos episodios. Y estos Nuevos Thunderbolts eran más de lo mismo.

No digo que sea culpa de Fabian Nicieza, el chico es un imitador competente. Dale un concepto interesante, llévale de la mano los primeros pasos para que aprenda y lo hará funcionar. Ahí están sus X-Force y su Cable & Masacre para demostrarlo y aprovechar su potencial. Pero con los Thunderbolts su único referente era lo que había hecho Kurt Busiek, autonombrado Archivista Mayor de Marvel y sucesor de Roy Thomas (no estuvo tranquilo hasta que él también escribió un número 1 de Conan). Se limitó a hacer lo mismo. Los Thunderbolts eran sorpresas constantes y arqueología de la continuidad. Si había algún personaje olvidado que salió de refilón en un número raro de Strange Tales, debía aparecer en Thunderbolts (y, si lo dibujó Ditko, también en Entrecomics). Nicieza cogió estas directrices y las llevó hasta más allá del deber. Empeñado en sorprender y dar una nueva vuelta de tuerca cada diez páginas, los sucesos imposibles se sucedían de tal manera que dejaron de impactar tanto al espectador como a los propios personajes. Nicieza ha ido hinchando el globo y cuando parecía que iba a estallar soplaba un poquito más, y más, y…entonces te das cuenta de que el globo aguanta demasiado y que tampoco habrá tanta explosión. Es como cuando Namec iba a explotar, que tenía su intriga los doce primeros episodios. Las traiciones, los cambios de bando, las invasiones, los rescates, las muertes…todo se sucede con tal rapidez que a veces ¡sorpresa! regresa un personaje y entonces nos damos cuenta de con tanta fanfarria habíamos llegado a olvidar que estaba desaparecido, con lo que la emoción se pierde. Los cambios de escenario se suceden también rápidamente, en el momento que pareces haberte quedado con algo de una trama, Nicieza la cambia y sólo la retoma cuando ya se te ha escapado. Leí dos tomos con el orden cambiado y tardé en notarlo; es más, me estaban gustando más así. Para la última saga mezcla una amenaza cósmica, la Civil War, el Escuadrón Siniestro o Supremo,  miles de supervillanos reformados, una invasión de la tierra a escala global, personajes que traicionan a otro que a su vez traiciona a otro que a su vez está siendo espiado por el primero que no es quien dice ser…y lo único que intentaba recordar yo es dónde estaba en todo aquello el Capitán Marvel, que recordaba que era miembro y debía haberlo perdido por el camino. Igual tenía que volver a empezar, pero es que estaba ya casi terminando. La sorpresas en Thunderbolts es como ir abriendo muñecas rusas y al llegar a la última ver que de alguna forma es la primera con la que empezaste. Los personajes de Thunderbolts ven episodios salteados de Perdidos para relajarse.

Estamos hablando además de emoción al estilo Marvel tradicional. Lo que para el estándar actual significa aburrido. Tenemos que afrontar que en el comic-book post-Authority pocas cosas hay que impresionen al lector, mucho menos en una serie de personajes de lycra arcoiris. Los malos de Thunderbolts no quieren matar, robar, saquear, mutilar, desmembrar y violar, se limitan a querer poder cósmico y gobernar el mundo para…para…para tener más poder cósmico. Apasionante al estilo Marvel tradicional, como decía. Así pensaba yo al menos, hasta que llegué a cierta escena.

Pongámonos en situación. Hay un personaje que se llama El Espadachín ¿vale? que no me queda claro si está a sueldo de El Hombre Púrpura, o del cuerpo de Batallones del Ciudadano V (una organización que Nicieza coló en varias miniseries que se intercalaron en los tomos de forum, igual de apasionantes que la serie principal pero con dibujantes más…especialitos. Toda una experiencia) o si va por su cuenta. El caso es que se revela que en realidad es Andreas Strucker ¡espera! ¡a ese lo conozco! ¡hijo de Von Strucker, el fundador de Hydra! ¡un malo menor recurrente de la Patrulla-X! ¡mutantes, terreno conocido por fin! Andreas forma parte de Fenris junto con su hermana Andrea (dicen que von Strucker se quedó calvo pensando los  nombres), su poder consiste en disparar ondas de energía cuando ambos están en contacto. Aunque esto es algo que actuando en solitario como El Espadachín no va a servirle de mucho, a menos que…

lapielcurtidadesudifuntahermana.jpg

«Está forrada con la piel curtida de su difunta hermana» ¿Cómo se os ha quedado el cuerpo?

Seamos sinceros, en vez de ser Nicieza y los Thunderbolts es el hype-escritor de turno y su serie en Wildstorm y aplaudimos hasta que se nos caen las manos con el tebeo en ellas.

Todo un detalle que demuestra la voluntad de cambio del autor para adaptarse a los tiempos que corren. Sigo sin saber si la hermana murió en esta misma serie y lo olvidé o si fue en otra, o si se había dicho algo antes o se lo han sacado de la manga, pero al menos pasarán los años y podré decir que recuerdo una escena de los ciento veinte primeros números de Thunderbolts. Que es más de lo que podía decir antes. La de la espada forrada con la piel curtida de la difunta hermana del Espadachín. Al menos hasta que la resuciten. Si regresa Nicieza. El caso es que he terminado mentalmente consumido pero despaché la lectura y ya puedo embarcarme sin lastre en lo que hayan encargado parir a Warren Ellis para esos Thunderbolts, aunque me temo que no sabrá estar a la altura de la escena que recuerdo de la espada forrada ¡PING! vaya, me llega un correo, novedades de Panini para Julio…a ver…Ja ja ja, la línea Marvel Gold. tiene nombre de polo anunciado por Eva Longoria o de aparatillo íntimo, clásicos en tomo a color y tamaño comic-book, ahora no habrá excusa para no comprarlos, buena jugada. Y reconocen de una vez que la saga Tormenta Galáctica de los años 90 es un clásico. Bien. A ver cuando sacan la saga de Sangre y Truenos. o Warlock y La Guardia del Infinito. Veo que sacan también un número cero de Spiderman para presentar Un Nuevo Día, pero no renumeran la serie. Buena jugada de nuevo, se han dado cuenta de que a veces renumerar significa abrir la puerta pero para que salgan. Se admiten apuestas de si renumerarán cuando lleguen los 4F con Millar e Hitch. Y salen muchos tomos de Hulk, y la saga mutante de turno y OH-DIOS-MÍO

3152.jpg

Thunderbolts presentan: Zemo – Nazido Mejor

Fabian Nicieza y Tom Grummett

 

Habrá que pillarlo, claro. Yo sigo los Thunderbolts.

Nicieza y Grummett.

Con el lomo rojo.

Yuju.

Voy a por Biodraminas...


16 comentarios en ««La Justicia, como el Rayo» (Ruiz Mateos dixit)»

  1. Sí, claro, como que Power Company no eran los Thunderbolts de DC (¡Busiek y Grummett! ¡exijo que los publiquen en España con lomo rojo!), lo que pasa es que Didio no les dejó llegar a los veinte números.

  2. Esa escena también me impactó mucho, aunque no la que más, igual porque soy más impresionable. A mi la que más me impactó fue Ojo de Halcón morreándose con Piedra lunar.
    En fin, magníficamente explicado lo que es «seguir» los Thunderbolts. Los últimos son un galimatías de mucho cuidado y encima editados cada 6 o más meses por Panini. Así no había que la «siguiese».

  3. Diosssssssss, me siento totalmente identificado, y lo peor de todo es que yo los fuí leyendo cuando salian, esto es, cada 6 meses…. de esta me saco una oposición. Fijo.

  4. > Es una referencia que me pierdo lo de «nazido mejor»?
    Supongo que viene de «nazi». Sí, salen nazis en la historia (dinosaurios y rubias en bikini no, pero uno de tres no está mal)

  5. Yo he leído los 2 últimos cómics de los Thunderbolts y no me ha hecho falta leer nada anterior (que por supuesto no he leído), no me parece tan imprescindible, la verdad.
    saludos.

  6. Amén por el post, Josep.
    Has hecho que me sienta un poquito menos gilip* por haber tenido que tomar apuntes mientras leía la etapa que en su día publicó Forum.
    Y sí, yo también sigo a los Thunderbolts en la Era Panini.
    P.D.: Calduch, mi pila es más grande que la tuya. ¡En serio!

  7. Os puedo asegurar que mi pila es la más grande. En serio, hay veces en la que me gustaría tener a mano una habitación de esas que había en el cielo de Dragon Ball en la que no pasaba el tiempo. Y la verdad es que el problema es el que tu dices, el «seguir» tantas series, si me limitara a comprar lo que me da tiempo a leer otro gallo me cantaría.

  8. >bajo el paraguas protector de Quesada y compañía, lo que les daba un aire más hot (snif, snif ¿oléis también ese humo?)
    No, solo huelo azufre.
    (y lo demás son pamplinas, todo el mundo sabe que bajo la máscara del Espadachín se esconde Ojo de Halcón)

  9. Está forrada con la piel curtida de su difunta hermana
    Está forrada con la piel curtida de su difunta hermana
    Está forrada con la piel curtida de su difunta hermana
    Está forrada con la piel curtida de su difunta hermana…
    Dios mío. Sonyaré con ello…
    Y yo también Seguí a los THunderbolts. Creo que fue la última serie que seguí después de que resucitaran a Norman Osborn. Hasta que llegaron los números «especiales» y me fui del país (sin relación directa una cosa con la otra)

  10. Los Thunderbolts de Busiek eran entretenidos.
    A mi Nicieza siempre me ha parecido GENIAL!
    Sus tebeos me aburrían soberanamente porque no alcanzo a comprender tanta genialidad.
    En Thunderbolts, a mi me impacto que el escarabajo de repente… ¡¡fuera negro!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.