Lo Misterioso

En el mercado americano (es decir, en Marvel) algunos adjetivos están asociados indeleblemente a ciertos títulos. Así, Spiderman es Amazing, Hulk es Incredible, y Los X-Men, aunque les costó bastante años ganárselo, es Uncanny.

Atlas/Marvel ya había empleado ese adjetivo en Uncanny Tales, recopilación de historietas de misterio y terror con punch final, de grato recuerdo para los lectores de Vértice, aquellas historietas del final. Pero en poco tiempo quedó asociado al Universo Mutante. Lo del adjetivo les vino muy bien a los artistas hot menos imaginativos de los años noventa. Todd McFarlane, por ejemplo, pasó de dibujar Amazing Spider-Man a tener su serie propia llamada…Spider-Man. Y lo mismo con Jim Lee, pasando de los lápices de Uncanny X-Men a los de…X-Men. Ya hubo quien hizo la coña de apostillar ambos títulos con Adjectiveless. ROB! al menos se curró el título con X-Force, cualquier otro artista hot lo hubiera llamado The Mutants.

En 2010, en plena vorágine de mercadotecnia a todo trapo, mezclaron lo mejor de ambos mundos otorgando el adjetivo a otra serie mutante.

Y en 2012, tras el pelotazo de Vengadores vs Patrulla, lo emplearon para remarcar el componente mutante del nuevo grupo vengador.

Pero llegó la película de Los Vengadores y el equilibrio de poderes cambió en los tebeos. Aquellos títulos cuyos derechos audiovisuales se habían dejado en manos de otros se fueron descuidando dejándolos languidecer. Los Cuatro Fantásticos pasaron de ser la familia que inauguró el Universo Compartido a terminar tomándose un descanso de varios años para que no se generase hype de cara a futuras películas que hicieran los demás. Lo de los Mutantes era diferente. Dado que la primera película de los X-Men data del 2000, llevaban varios años haciéndoles judiadas: Casey, Austen, Fraction, Bendis… pero las ventas se mantenían. El factor curativo del superventas Lobezno es fuerte. De manera que con ellos se andaron con menos disimulos, declarando desde los despachos editoriales que iban a dejar de potenciar a los mutantes, y en su lugar todos los nuevos héroes que pensaban crear que salieran con poderes serían de origen inhumano. Las nieblas terrígenas aquellas mutaban ¿no? pues era cuestión de colar muchas nieblas de esas de refilón en algún evento y presto. Hickman estaba escribiendo una de sus cosas ¿no? Infinity con Thanos. Pues decidle que suelte nieblas terrígenas en alguna escena con diagrama. Que se enteren todos ¡los inhumanos molan!

Y es por esto que el único personaje nuevo reseñable de la editorial de la última década, una adolescente musulmana con todos los números para ser una mutante, resultó ser de origen kree. Para fastidiar a Fox y la Patrulla-X ¡porque los Inmhumanos molan! ¡y tendrán título! ¡y su evento! ¡mejor dos títulos! ¡y les haremos una serie de televisión que se va a cagar la perra!

Sucedió

Pero el público no parecía demasiado entusiasmado con los Inhumanos por mucho que la editorial los potenciara, no conectaban. De manera que en Marvel echaron el resto…

…con Uncanny Inhumans.

Un segundo título para la familia real kree en 2015, empleando el adjetivo que hasta ahora estaba reservado para los Mutantes. Ya veis, mutantes, cualquiera puede llevar el adjetivo, nos os pertenece, no os distingue, los Inhumanos son los nuevos Patrulleros ¡molad, malditos!

Uncanny Inhumans quiso por tanto ser el desprecio definitivo de Marvel hacia los mutantes. Pero pasa que las ventas son cabezotas, los mutantes siguieron, Inhumanos cerraron, los negociantes negociaron, los derechos volvieron, las acciones subieron, y todo es alegría y felicidad en los despachos de MarvelFoxDisney. Pero la afrenta del Uncanny sucedió.

Y ahora vamos a 1982.

Para que veáis la visión de futuro, la sutileza y la mala baba que se gastaba Byrne.

¿Resquemores con Claremont? apenaaaaasssss

Moteros Image, Toros Awesome: Al Filo de lo Imposible

La Guerra de las Galaxias: el Arroz de Skywalker (2019, J. J. Abrams)

Shatterstar, X-Force (1991, Rob Liefeld)

¿Coincidencia? ¿Serendipia? ¿Homenaje?

¡TÚ DECIDES!

Pues yo creo que…

CoincidUN MOMENTO
¿POR UNA VEZ LO DE ROB!
ES ANTERIOR A LA OTRA OPCIÓN?
URKK m-mi corazón… Que alguien me alcance las pas[THUMPP]
Created with Survey Maker

Sincronia

Recientes investigaciones han descubierto nuevas e insospechadas propiedades en la conducta de los taquiones. En su artículo publicado en el número de junio de la prestigiosa American Scientistis el físico del CERN Andreas Burgersonn esboza una teoría de ondas que podría explicar la hasta ahora elusiva cualidad transmisora de energía mediante impacto que en sus experimentos han mostrado los taquiones e incluso predecir su comportamiento. Burgersonn concluye su artículo con una ecuación, todavia incompleta como él mismo confiesa, que en su forma más simplificada para mayor comprensión lectora vendría a tener este formato.

Las impactantes consecuencias saltan a la vista y la ágria polémica ya se ha apoderado del correo de la prestigiosa revista. Y no es para menos ¿verdad?

Ay perdón, que siempre se me olvida que los que estais titulados en química no teneis ni idea de integrales y hay que explicároslo todo clarito. Tranquilos, que vereis cómo si os lo explico en bolas lo vais a entender todo perfectamente.

Como sucede con las bolas de la Cuna de Newton, la energía intrínseca de los taquiones se transmite de manera transiente al impactar con una masa de ficción, propagándose sucesivamente en el tiempo y en el espacio sin pérdida apreciable. Veamos el ejemplo que pone Burgersonn.

En 1993 un ROB! ya en pleno dominio de sus facultades regala a la humanidad esta página de X-Force.

Como los adláteres más veteranos ya saben, su incontenible GENIALIDAD! hace que desprenda una imparable corriente de taquiones que viaja atrás en el tiempo unos diez años. A 1983 concretamente.

Influyendo en un mediocre dibujante y guionista que entonces está comenzando a despuntar, un tal Frank Miller, e inspirándole a copiar la GENIAL! doble página de ROB!

Según los cálculos de Burgersonn la energía acumulada por los taquiones en su raudo trayecto es mucho mayor de lo que se creia hasta ahora. Tanto que no toda se gasta en la plasmación de la página retroplagiada del futuro. La fórmula abocetada más arriba describe cómo se transmite sucesivamente en bloques compactos que a su vez impactan en terceros y hasta cuartos tebeos. En el caso que nos ocupa este chaval, el Miller, unas décadas después realizará una simpática obrita no exenta de mérito propio titulada Sin City.

Y es en sus páginas, por un proceso todavía sin explicación clara, donde la energía taquiónica sobrante desplaza un bloque gráfico atrás en el tiempo de manera similar a la de la página original de ROB! Y podemos estar leyendo en un Detective Comics de 1979 una historia de complemento del Blanco Humano dibujada por Dick Giordano…

…con su habitual trazo fino y elegante y sin previo aviso ZASCA.

Aparece Marv en medio de la historia.

Como ya hemos dicho, las implicaciones de tal descubrimiento son extraordinarias. Capaces de hacer tambalearse todo lo que creiamos conocer de los taquiones. Tanto que muchos críticos exigen evidencias más contundentes alegando que, al fin y al cabo, estamos hablando de un mero parecido físico muy posiblemente debido a una simple serendipia. La novela gráfica de Miller es mucho más que una cara, tiene un definido estilo visual marcado por un contrastado blanco y negro de sombras nocturnas proyectadas sobre muros enladrillados.

Y sería algo distinto, una prueba irrefutable, que literalmente un trozo de Sin City, con su Marv, su blanco y negro contrastado y sus ladrillos…

…apareciera insospechadamente incrustado en medio de una viñeta de la mencionada historia de Detective Comics…

En el mejor sentido de la palabra

En el clásico futbolero de anteayer marcaron gol tanto Messi como Cristiano. Por separado podrían considerarse como jugadores excepcionales, pero no puede negarse que el hecho de que hayan coincidido en el tiempo, en la misma liga y en equipos rivales hace que tengan ese plus de estímulo que les hace esforzarse más y seguir superándose hasta cotas que no habrían alcanzado sin el otro tocándole los narices. En ese sentido la competencia les retroalimenta para mejorar. Tener al otro como referente les hace tener una marca que batir. Algo parecido sucedió en su día con las ediciones de fórum y Zinco.

fórum había establecido un mercado de la grapa con una serie de títulos, periodicidades y formatos con las que el lector de la época estaba contento por ser mejor que lo anterior, pero la falta de competencia les hizo acomodarse y estancarse en sus fórmulas, de manera que cuando Zinco implantó novedades como el tamaño americano, los números de extensión doble, las series limitadas, los formatos prestigio, etc, les tocó espabilarse para no perder el tren. Y los aciertos de uno los implantaba rápidamente el otro, logrando entre ambos unas ediciones que durante mucho tiempo nos dijeron que fuera de los USA era de lo mejorcito que había. Luego ya llegaron los temas y cierres empresariales, los litigios de derechos y demás, pero esa es otra historia y ya se sabe que la historia la escriben los vencedores (link). Lo cierto es que en un entorno marvelita como era el nuestro, Zinco consiguió que hubiera un nicho para DC del que luego siguieron la senda Norma y ECC (¿que me dejo alguno?¿que Planeta publicó DC? mi memoria está fatal, luego miraré en su web para comprobarlo…). Es por eso que para que este hecho perviva en la memoria colectiva en este sitio tenemos la sección de Zinco Museum.

Y en esta sección se tocó dos veces en las últimas semanas el título de La Sombra.

Un tebeo que 30 años después nadie ha tenido narices de reeditar por aquí. Del Howard Chaykin denso, complejo y al mismo tiempo molón. Balas, onomatopeyas y mujeres maduras con liguero. Que de recuerdos me trajeron estas dos entradas. Y fueron esos dos posteos los que me recordaron (¿he dicho ya hoy que tengo la memoria fatal?) que tenía todavía pendiente de lectura un Chaykin de aquella época, el tomo de Ironwolf.

Ante este hueco en mi lecturografía sólo puedo aducir que el precio de entonces me echó para atrás, y que fue muuucho después cuando un festival de saldos me hizo adquirir bastantes cosas de lo que entonces llamábamos «tapa buena» (ahora ya culturizados sabemos que la palabra correcta en castellano es cartoné). Y como decía fueron aquellas dos entradas las que me impulsaron la semana pasada a desempolvar (literalmente) mi ejemplar de Ironwolf y prestarle atenta lectura.

No es Chaykin el único autor de la obra, pues su función es la de escritor. El arte a lápiz corre a cargo de Mike Mignola, un tipo con agallas. Tantas que en plena explosión noventera de acción y líneas cinéticas se mantuvo en su estética de estatismo estatuario y tinta negra. Y aún así ROB! le buscó para que dibujara uno de los primeros X-Force.

El lector desprevenido picaba con esta dinámica portada…

…y dentro se encontraba con un mannequin challenge.

Pero como el guión y los bocetos seguían siendo de ROB!, molaba.

En Ironwolf se sumaban a este dream team las tintas de P. Craig Russell, autor que selecciona muy mucho sus contadas colaboraciones y que supondría iba a aportar sus acostumbrados minaretes, arpegios y convolutaciones. Y efebos.

A esta terna la portada indicaba también la colaboración de Moore.

Moore, nada menos ¿y qué hacía él? pues de eso si que me acuerdo de una conversación entre dos en una librería con el tomo en la mano «¿esto es de Alan Moore?» «que va, seguro que sólo escribe el prólogo». Lo cierto es que el Moore al que se refieren es el otro, John Francis Moore, conocido ante todo por ser el guionista creador de los X-Men 2099 y además de una larga etapa de más de 40 números entre 1997 y 2000 de, atención, X-Force. En esta obra ejercía de coargumentista, que es al guionista lo que el entintador al dibujante. Dos X-forceros de renombre, poca broma. Esto debía ser canela fina.

Leer al Chaykin de los ochenta-noventa es todo un ejercicio intelectual, debo advertirlo. No es aconsejable pasar de los supermallas de turno a esto, no me responsabilizo de reventamientos mentales. El sistema narrativo del Chaykin de entonces hacía que a veces lo que mostraba la escena principal era una cosa pero la trama iba por un carril secundario. En esto Ironwolf no era una excepción. De hecho, el personaje lejos de ser protagonista no es más en muchas ocasiones que una excusa para que los acontecimientos le vayan pasando por delante de las narices y los espectadores seamos testigos. Mola, aunque a veces parezca más que sea un fardo perdido de amazon rodando de un sitio al siguiente que un verdadero héroe. La cosa va de space opera, pero estando Mignola y Russell de por medio se plasma con jardines victorianos y hojarasca otoñal. Y el malo a batir para derrocar el régimen y traer el nuevo es una pérfida mujer.

Una hembra que de entre todos los nombres posibles para una malvada, lleva por nombre…

¿Se trata de un hecho consciente o de una desacertada conjunción de fonemas para la edición española?

Lo cierto es que hay indicios dispersos de que podría tratarse de una elección consciente.

Pero también es cierto que puede ser casualidad, pues pertenece a la estirpe vampírica.

Difícil discernir.

 

Que el efebo no os confunda. Asumamos finalmente que si así la llaman, así será. Y de serlo ¿hasta que punto lo es? pues a tenor de lo que se cuenta, y teniendo en cuenta de que esto lo lei precisamente la semana pasada (y nada sucede por casualidad)…

…me atrevo a decir que bastante.

Howard Chaykin, lectura adulta. No diga ligero, diga liguero.

Oro, del que produjo el moro

Tras la publicación en nuestro país del Especial RsRREXiÓN (¿complicado? en USA lo titularon X-Men Prime), el próximo mes la línea mutante marveliana experimentará una revolución, con el estreno estelar de dos nuevas series que encabezarán este rincón del universo de la Casa de las Ideas.

Y es recordar la última vez que lo intentaron con dos nuevos títulos importantes y no puedo más que estremecerme de expectación por si consiguen alcanzar aunque sea un mínimo de aquella grandeza.

Me faltaba saber cual de las dos nuevas series sería LA BUENA, pues ya pasó la vez anterior que mientras un título acabó siendo de culto y un nombre que se le da a un selecto número de agrupaciones escogidas, el otro terminó cambiando de nombre, adquiriendo equipos creativos olvidables, renumerándose sin más, e incluso terminado siendo un contenedor de series de corta vida por parte de Panini. No era cuestión de comenzar a seguir una y que fuera la equivocada. Por eso cuando nada más salir el primer número de X-Men Gold y se desató la polémica por unos Huevos de Pascua Musulmana que dejó su dibujante en unas páginas lo tuve claro.

¿Un artista polémico? ¿que a la semana lo echan? ¿que el nombre de pila del sustituto es R.B.? ¡Quiero ese! de manera que cuando Marvel me proveyó con una copia digital de prensa lo abrí para ver si podía dejar en mi corazón un lugar para la ilusión (en realidad su nick es marvelRulezz021bitWaRe, pero para abreviar le llamo Marvel).

Y no comenzaba nada mal, pues la presentación de personajes se basa en una doble página para enfrentarles porque sí con un villano random.

Y es que eso ha pasado antes.

El caso es que, sin entrar en spoilers, la primera misión que les llega es atender un ataque en el edificio de la ONU, y pienso entonces que puestos a echar un ojo en el pasado, están tomando buenos referentes para hacer un primer número.

Y ya hago la ola cuando veo que los malos son una nueva encarnación de la Hermandad de Mutantes Diabólicos.

Porque estas cosas las tengo vistas otro sitio y entonces ya eran lo más.

Y que no son tantos spoilers, leñe, que lo verdaderamente guapo de esta primera entrega es el texto de seis páginas en el que explican la historia de los personajes del grupo para facilitar la entrada de nuevos lectores. Sí, les basta con seis. Supongo que la edición española lo traerá.

¿Demasiado entusiasmo con la serie, decís? ¿que no es más que un cúmulo de casualidades y que sólo apuntan a algo a aquel que quiere creer? ¿tiene razón entonces ese duendecillo que ha aparecido sobre mi hombro izquierdo y que no hace más que gritar «¡Liefeldismo!»? (y que es bien pesado, la verdad, casi tanto como aquel que se me aparecía antes de la medicación y que decía lo de «mátalos a todos«, pero casi que prefería a ese, que al menos sabía qué debía hacer para que callaran las voces…).

Pues es posible que tengáis razón, quizá me dejé llevar y es sólo que como todo está inventado pues suena a ya visto de otra parte y…

y entonces Panini va y anuncia su número de Octubre.

Y mirad, vosotros supondréis lo que os dé la gana, pero yo os digo que ya tengo claro cual de los dos es mi título favorito.

AVIV ÖRO!

¡y encima capicúa, lo tiene todo!

Las chicas de Cable

Lo ideal habría sido, por supuesto, hablar hoy del Mystery Science Theatre 3000 pero pasan dos cosas. Primero, que Netflix sigue pasando de estrenarla en España porque, total, sólo han pagado por ella y no es como si tuvieran un formulario para que les preguntarais. Así que supongo que es porque ellos son menos de MST3K y más de otras series. Dado que lo segundo que ocurre es que hoy es festivo nacional está claro que no merece la pena dedicarle más tiempo a escribir, así que pongo unas imágenes de nuestra segunda opción y allá vamos:

AVIV BÖR!

¡Gran Scott!

Tienes una buena vida ¿verdad, Salvador?

Trabajas en lo que te gusta, no te faltan encargos, y tu parte de Premio Eisner reposa en la repisa de la chimenea de tu mansión con vistas al Micalet.

Por supuesto, queda fuera de toda duda que todo lo que has conseguido te lo has ganado merecidamente con trabajo y profesionalidad. Y quien piense o diga otra cosa es un Cárdenas como poco.

Pero tampoco vamos a negar que otros tanto o más capaces no han podido lograr las metas que tú has culminado. Como mucho, se tienen que conformar con ilustrar las páginas pares de los números impares de las colecciones semanales o quincenales de la Cada-Día-Más-NuevaDC. Y es que en un mercado tan competitivo a veces la capacidad sola no es bastante, es necesario también que confluyan ciertas circunstancias, ese momento crucial que al pasarlo con éxito se abran nuevos horizontes.

No estoy diciendo que lo tuvieras fácil.

esc195 esc192

Al contrario, embarcarse como hiciste en un proyecto tan arriesgado como dibujar en la Marvel UK abandonando tu oficio anterior podía haber terminado de la peor de las maneras si no hubieras conseguido dar el salto a la casa madre americana antes del cierre de la filial británica.

esc193

Y aquellos seis últimos números de la serie de Dark Angel con los que estrenaste en 1993 no eran precisamente deslumbrantes. No se puede decir que las tintas de David Hine que acompañaron tus lápices los tres primeros episodios fueran especialmente favorecedoras.

DarkAngel_012_MarvelUK_p08 DarkAngel_012_MarvelUK_p09 DarkAngel_013_MarvelUK_p15 DarkAngel_011_MarvelUK_p18 DarkAngel_011_MarvelUK_p19

Como tampoco lo fue el entintado de John Stokes en los tres números posteriores para cancelar la serie.

DarkAngel_014_MarvelUK_p08DarkAngel_014_MarvelUK_p09

Magra carta de presentación para ser llamado a cotas más altas. Sin embargo el editor y guionista Dan Abnett te llamó al poco de comenzar tu andadura para ilustrar otra serie, Death´s Head II. Un paso hacia arriba en el molonismo noventero pero era otra cabecera abocada también a la desaparición.

dh10dh11dh12

Aunque tampoco acababas de convencer con las tintas de Tim Perkins y el chico aquel que parecía estar ahí por enchufe, Andy Lanning.

dh1201

dh1202
Sin embargo, fuiste bastante optimista con el resultado de tu segunda entrega entrega de la serie. Lo que hacía Colin Fawcett sobre tus dibujos no era nada del otro mundo. Pero lo del otro entintador, Paul Scott, era bastante esperanzador, realzaba tus lápices.

dh13

Y así debió entenderlo el editor y guionista, pues te mantuvo a Paul Scott como entintador único en los dos siguientes números, los 14 y 15 de la serie, en los que vuestro arte rayó a gran altura.

dh1401

dh1402  DH15

Tanto fue así que el número 16 con el que se canceló la serie ya lo dibujó otro, y tú fuiste llamado por fin a la Marvel de verdad, a la buena, entrando de golpe en una colección puntera de la época como era Ghost Rider y permaneciendo ahí durante dos años y medio sin fallar ninguna entrega. Es más, alternando como buen freelance (que queda muy bien, pero recordad que es la forma cool de decir «autónomo») con cosas para DC, Image, Amalgam. De ahí el paso a Excalibur y otras muchas metas.

esc194

GR51_04 GR52_29

Años después, repasas aquellos momentos y te das cuenta de lo apurado que lo tuviste, el poco margen de maniobra que había con el pronto cierre de Marvel UK, y la suerte que tuviste de que te encontrasen un entintador adecuado antes de que se hundiese la pista bajo tus pies. Aquellos números de Death’s Head II realizados con tinta de Paul Scott fueron claves para dar el salto. De habértelos entintado alguno de los que te lo había hecho hasta el momento, igual desde América no se hubieran fijado en tu arte. Sí, coincidir con Paul Scott fue uno de esos momentos cruciales que marcan la diferencia entre el éxito y lo otro.

Y podemos hablar de suerte, pues Paul Scott no ha sido un entintador que se prodigue demasiado. Su primer trabajo documentado lo encontramos en la portada del número 11 de X-Force (Junio de 1992, pero no os hagáis ilusiones que ROB! ya se había marchado, los interiores eran de Pacella y Panosian, esta fue la última portada que dejó)

749196

En ese mismo 1992 marchó para Image, compartiendo créditos de tintas en la historia de complemento de Shadowhawk aparecida en el número 2 de Youngblood.

YB02shadow

Y en la serie de Brigade estuvo desde sus inicios, siempre compartiendo la labor con Norm Rapmund.

Brigade01cover

brigade01credits

brigade01pinup brigade01pinup2

Precisamente pasó a la Marvel UK para entintarte tus Death’s Head y al mismo tiempo trabajar con Bernard Custodio en la miniserie Die-Cut.

Diecut3 diecut2

Y de ahí volvió a Image para números puntuales en Phantom Force, Brigade o Doom’s IV.

Phantom Force 02-31 09_02_03_Brigade_v2_13_00b_[void] DoomsIV

Ah, y también para dar tintas a una cosa más de autor en el sello epic, pero de cuando epic editaba cosas como Sachs & Violens. Aquello se titulaba Brats Bizarre.

Brats Bizarre 01 - 00 - FC

Brats Bizarre 02 - 00 - FC  Brats Bizarre 03 - 00 - FC Brats Bizarre 02 - 00 - fci

Eso como entintador, pues como lapicista consta acreditado como co-dibujante junto a Mark Pajarillo en el segundo número de la miniserie crossover Prophet/Cable.

prophet - cable01 part 2 (march97) ifc

Y su único trabajo en solitario, en el que podemos apreciar su labor sin que la comparta con algún otro es la portada del número 3 de Brigade. Bonita ¿verdad?

198577

No se prodigó más, el bueno de Paul Scott, desde 1994.

 

Hasta la semana pasada.

 

El pasado viernes saltó la revelación que partió Internet. Lo que pasó a continuación te maravillará.

robelation

«Paul Scott» es un alias o «nom de plume» de ROB!

Un disfraz, una careta, con la que poder hacer algunos trabajos escogidos pasando desapercibido. Fueron muy pocas las veces en las que actúo así, y muchas menos las veces que lo hizo para gente ajena a su estudio.

Y uno de esos pocos elegidos fueron tus números de Death’s Head II, Salvador. Aquellos que hemos convenido que fueron clave para auparte en tu carrera, para darte el espaldarazo definitivo con el que remontar el vuelo.

Seguro que más de una vez te habías preguntado qué había sido de él, recordándole con cariño y agradecimiento. Ahora ya lo sabes.

Y lo que hizo contigo es un logro más en su haber para llegar a canonizarle.

(¿Casualidad?)

AVIV LUAP TTÖCS !

A la contra

Entre las novedades tebeísticas para este mes hay anunciada una que no dudo en calificar de sorprendente por lo inesperada: El X-Force de Warren Ellis y otros.
 
contraforce.jpg
(no, no es Robert Downey Jr regalando un brazo biónico a un niño; es Pete Wisdom by Portacio)

Esto existió, sí. X-Force 102-115. Y gran parte vio la luz en castellano en su día bajo el título genérico de Generación Mutante.

genmf112.jpg
Este fue uno de los títulos que englobaba varias series mutantes cuando este subuniverso experimentó un cierto bajón de ventas en algunos de sus títulos. Generación Mutante traía en cada una de sus entregas episodios de Generación-X, uno de X-Force y otro de X-Man. El otro título-contenedor fue Universo-X, con episodios de Mutante-X, Cable y Masacre.

unixf105.jpg
En su momento, llegué a malpensar en por qué habían decidido repartir las series de la manera en que lo hiceron. Para mi hubiera sido mucho más lógico meter bajo un mismo título las series de las tres creaciones de ROB!: X-Force, Cable y Masacre, y llamarlo Universo X-Tremo o algo parecido. Y yo me habría gastado la mitad de dinero, pues no hubiera tenido necesidad de comprar la otra serie, Morralla-X. Ni yo ni casi nadie, claro, supuse, y esa debía ser la razón del reparto, obligarnos a tantos a seguir las dos. Pero esta teoría quedó desmontada cuando a la altura del número 11 de Generación Mutante sus tres títulos comenzaron una nueva etapa que llevaba el título de Contra-X y que contaban todos con argumentos de el por entonces rey del mambo: Warren Ellis, el bastardo que hizo que Bryan Hitch y John Cassaday parecieran molones con The Authority y Planetary. Todavía lo estamos pagando.

Resulta que como el desfase de las series marvelianas por aquel entonces era de como un año respecto a las ediciones americanas, en el momento que el título salió en nuestro mercado ya sabían que esto de Ellis iba a suceder y repartieron las series en consecuencia. Era otra época, se disponía de más tiempo para planificar y no se divertían tanto como ahora.

El relanzamiento de las series era en cierto modo un evento low-cost con dibujantes que homenajeaban los inicios triunfales de cada una de ellas. Así, en Generación-X se pasaba de un autor curtido en Vertigo como Chris Bachalo a otro con un bagaje parecido pero estilo diferente (Steve Pugh). En X-Man se pasaba de un autor raruno pero efectista (Steve Skroce,debo confesar que el tiempo me ha hecho apreciarlo más) a otro que tal (Ariel Olivetti). Y para X-Force como no había presupuesto para traer a ROB! de vuelta (se lo habían gastado todo en pagarle la portada alternativa del número 100) se trajeron a otro autor fundador de Image, a Whilce patito feo Portacio.

Debo decir que Portacio es un dibujante que me atrae, lo que otros ven como defectos yo lo veo como virtudes, sin saber explicar muy bien la razón, el arte es así de puñetero subjetivo; su narrativa rara, sus disposiciones de viñetas incoherentes, sus expresiones que no vienen a cuento, sus chicas marimacho, sus primeros planos con ojos saltones…soy consciente de todo ello ¡y me gusta! solamente puedo lamentar su inconstancia (de los autores que fundaron Image fue el que más tardó en sacar su propio título, ESO es ser impuntual) y que a los seis números ya tuviera que compartir páginas con otros dibujantes para terminar abandonando el título.

Y ojo que al hablar de Ellis no he dicho "guiones" sino "argumentos". En un primer arco de cuatro números Ellis compartía la autoría de las historias con otros escritores como eran el semidesconocido entonces Brian Wood, Ian Edignton y Steven Grant. En los segundos arcos de cuatro números la labor de Ellis pasó a "Basado en una idea de". Es decir, que la costumbre de generar series enteras partiendo de un esbozo de idea que Ellis deja escrito por alguna parte en una servilleta sucia, lo que se venía llamando "Estilo Avatar", comenzó en Marvel.

Tras el segundo arco las series siguieron su rumbo con los mismos guionistas ya en solitario sin Ellis que los tutelará, pero eso ya no lo llegamos a ver por aquí puesto que Generación Mutante cerró en su número 18. Por lo tanto si no me equivoco los números 110 a 115 que vienen en el tomo de Panini (a cargo de Edgingon y Jorge Lucas), será la primera vez que ven la luz en castellano. Me parece también, aunque también puedo equivocarme, que será la primera vez que uno de estos tomos trae tanto material inédito. Pero hay que decir que la ocasión lo merece.

Y es que estos números nunca antes vistos en nuestra lengua son los últimos de la X-Force que desde siempre hemos querido y apreciado. No es que se terminara entonces la serie, de acuerdo, que el título duró unos meses más hasta el 129, pero es que en el 116 comenzó una mamarrachada de etapa con una nueva alineación que no tenía nada que ver con lo anterior, una trampa para incautos para colarnos bajo el paraguas de un título establecido una paranoia de Milligan y Allred. Para los puristas el X-Force de verdad terminó en el 115, que se nos ofrece ahora por primera vez en un bonito y manejable tomo.

Fascinante simetría. X-Force comenzó tomando el relevo de Los Nuevos Mutantes, cuyos últimos números se publicaron en España en un tomo especial. Entremedias más de un centenar de grapas y el cierre en el presente tomo. Con un tomo comenzó y con otro tomo se cierra.

nmexff1001u.jpg contraforce.jpg

Muy propio y simbólico. Han tardado lo suyo, pero al final lo han sacado, una ocasión magnífica para honrar un título y una manera de hacer tebeos que han dejado una huella imborrable en toda una generación, la que nos podríamos llamar Generación Mutante.

 


(Este, este es el tipo de cavilaciones que me tengo que hacer para justificar que vaya a gastarme 25 euros en un material del que sólo me faltan 6 episodios…)

Observaciones con Otro Nombre: 16 de Noviembre de 2004

Los Nuevos Mutantes, final

 

Me encantan los tres últimos números de los Nuevos Mutantes, los de la primera serie, los de Rob y Nicieza. Es un tebeo fruto de su tiempo, de los que marcaron aquella época. Como sé que mucha gente no quiere ni recordarlo que menos que hacerle aquí un pequeño homenaje.

nuevosmutantes.jpg

A lo mejor estés sorprendido por lo que voy a decir pero esos tres números de los Nuevos Mutantes conforman un gran tebeo, no en el sentido adliano sino en el bueno de verdad, el de los grandes tebeos. Quizá pienses que sea un tebeo mal dibujado con un guión infumable y que no tiene ningún sentido. Pero tiene un montón de características que le hacen muy especial.

Esos tres números fueron editados por Forum en un tomo, como colofón a una serie que se estaba muriendo. Hasta entonces la publicación de los Nuevos Mutantes había ido pasando con más pena que gloria. Empezó como mensual pero Sienkewicz asustó a toda la chavalería… bueno, a todo el mundo más bien. Luego pasó a bimensual, con aquel invento forum de dos números y medio. Constantemente estaba al borde de la cancelación. Eso pasaba tanto aquí como en los Usa. La colección se arrastraba, era la hermana menor de la Patrulla X y no molaba tanto como aquella. ¿ Mutantes con problemas típicos de adolescentes ? A quien le importa. Era una auténtica pena porque Louise Simonson y Brett Blevins estaban haciendo un buen trabajo, no mataba pero era bastante entretenido y realista. Se dejaba leer pero la colección estaba tocada de muerte, o pasaba algo o se cancelaba la colección. Ese algo que pasó se llama Rob Liefeld y revolucionó completamente la colección, la aupó en ventas y convirtió a su secuela en un éxito de ventas absoluto. En esos tres números es sobre todo donde vemos la clave del éxito.

Lo que Liefeld hace en esos tres números es destruir totalmente todo lo que se había hecho en los 97 números anteriores. Localiza perfectamente todo lo que no funciona y lo que no es atractivo al lector y lo echa de la misma. O abandona el grupo o se muere. No te queremos, no vales para nada. En sólo tres tebeos un grupo de niñatos llenos de inseguridades adolescentes es transformado en una máquina de guerra que sólo piensa en matar y matar. Es un cambio tan acertado que el primero número de X-Force vende 800.000 ejemplares. Liefeld realizó un gran trabajo, convirtió un tebeo moribundo en algo vivo y lleno de acción.

¿ Eso es bueno ? ¿ Dónde queda la calidad ? Pues como en cientos de tebeos de superhéroes la calidad queda aparte. De lo que estamos hablando aquí es de como un dibujante transformó un fracaso absoluto en uno de las joyas de la corona de la editorial. Sólo Jim Lee quedaba por encima de él en el escalafón. Liefeld se ganó sus galones, era el inicio de otra época, el inicio de la era Image, y este tebeo era una muestra de lo que estaba pasando entonces. Es historia viva, y debería ser releído una otra vez, porque si no queremos repetir nuestros errores…