Tuiteando en septiembre

Ya sabéis de qué va esto: si no me da tiempo a escribir algo anarroseo de aquí y de aquí y a correr

Doctor Extraño vs Masa Enfurecida #st118 #marvel

Una foto publicada por Eme A (@emea75) el

Deadpool: cómo se hizo #sd6 #marvel

Una foto publicada por Eme A (@emea75) el

Será la mejor adaptación cinematográfica de un cómic jamás llevada a cabo, sin duda

 

Quien más quien menos habrá oído hablar de un señor llamado Will Eisner. Sí, ese mismo, aquel en cuyo honor pusieron el nombre a los premios más prestigiosos del cómic*, sí. Seguro que todos habréis oído hablar de su obra más conocida, The Spirit, un serial  de aventuras protagonizado por un justiciero enmascarado heredero directo de los mejores héroes pulp y cuyas aventuras son muy entretenidas, si bien de lo más blancas e inocentonas (que no en vano  el personaje es de la década de los 40, y por aquellos entonces a nadie se le hubiera ocurrido que los tebeos podían hacerse para adultos también).

 

La cuestión es que The Spirit es considerada por algunos (gafapastas casi todos) como una de las obras más importantes de la historia del cómic. Y es que, dicen, en sus páginas Will Eisner desplegó una serie de técnicas narrativas, muchas de ellas inspiradas en el cine, que mostraban el tremendo potencial del cómic como género literario. El uso de las sombras del que hacía gala Eisner, la tremenda elegancia con que elegía el plano adecuado para cada viñeta, las sorprendentes composiciones de página y otras pijadas bonitas como la inserción del título del tebeo con el dibujo son sólo algunas de las cosas que todo cultureta pretencioso  que se precie siempre destaca en The Spirit.

 

Afortunadamente, ahora estamos en el siglo XXI, y con el nuevo milenio han desembarcado nuevos genios del cómic que están dispuestos a darle a The Spirit el tratamiento que todo cómic GENIAL! merece. Ya hablamos hace poco de las maravillas que Sergio Aragonés y Mark Evanier están llevando a cabo en la que si la justicia existieria sería la serie más vendida de DC, pero hoy sin duda toca hablar de la adaptación cinematográfica del personaje que prepara un inspiradísimo Frank Miller. Y es que el bueno de Frank, al ver lo niquelada  que quedó la adaptación de su Sin City, dijo "esto lo tengo yo que aplicar a The Spirit y devolver la grandeza al personaje, que ya toca". Y dicho y hecho. Fichó a unas cuantas tías buenorras (Eva Mendes, la Johansson y hasta incluso a Paz Vega, si es que no han cortado sus escenas en el montaje final), pero eso sí, no les dejó ponerse abrigos de pieles para que no le chafaran el vestuario a Samuel L. Jackson y ¡hala!, a rodar la peli que todos los connaisseurs de The Spirit esperaron ver:

 

 

Y como no podía ser menos, la peli será un taquillazo y necesita de una promoción a la altura. ¿Y qué mejor promoción que unos buenos carteles, de esos tan típicos del Hollywood clásico que eran obras de artes en sí mismos? Se nota que Frank Miller ha dibujado cómics y entiende las finuras del grafismo, porque si no sería imposible que los productores de The Spirit tuvieran el talento para ofrecernos dos perlas de sutil belleza como son éstas:

 

spiritposter 1.jpg

 

spiritposter 2.jpg

 

Desde el Adlo! Novelti Librari no nos queda menos que felicitar a los creadores de estos dos teaser pósters, y por múltiples razones. Entre otras, porque es evidente a la vista de ese "TE VOY A MATAR BIEN MUERTO" que entienden a la perfección la filosofía del personaje principal. Y también porque el segundo póster, al ver un negro luciendo chulería junto a la leyenda "ENFRENTA MI PODER", nos hace recordar con un agrado cercano al éxtasis aquel momento "machotes" entre Jerjes y Leónidas que hacía temblar de emoción los cines. durante el visionado de esa otra obra magna que es 300. Por no mencionar que a Samuel L. Jackson (El Pulpo para los amigos, mejor no preguntéis porqué) sólo le falta que le brille el ojo para ser una de las creaciones de ROB! hecha carne.

 

Así es que podemos concluir que Frank Miller con su película está  llevando a cabo el sueño de todo comiquero de pro, a saber: de unir finalmente el talento de los dos mejores creadores de tebeos del mundo, Eisner y ROB!, ROB! y Eisner, en una sola obra. Ante este hecho singular, poco nos falta por hacer si no es sentarnos en las puertas del cine a esperar a que se estrene la película el mismísimo día de Navidad (pedazo de regalo, Santa) para permitirnos gozar de un nuevo placer, inédito hasta ahora, con muchas probabilidades de llevarnos, esta vez sí, al más puro de los deleites. Intentar describir con palabras lo que supone esta película para mí es una tarea imposible, así que mejor me callo. De veras.

 

*: Sin contar los PicAdlos, of course!!