Señoros Guerreros: Black or White

¡Dentro video!

(¿sabeis que la gente de ILM todavía se está tirando de los pelos por no haber registrado el copyright del morphing tras ocurrírseles lo de mezclar un warp con un fundido para el efecto de la bruja en Willow?)

La última semana el mundo ha sido sacudido por la impactante noticia de que el siguiente actor que interpretará a James Bond tras el retiro de Daniel Craig será Lashana Lynch. ¡Una mujer! ¡Y NEGRA! Muchas y variadas han sido las reacciones. Señores llorando y quejándose de las feminazis. Gente riéndose de las lágrimas de los señores. ¡Incluso gente recordando que Lynch es simplemente el siguiente agente 007 en el guión de la película y que esta misma noticia ya saltó hace un año generando estas mismas reacciones!

Claro, el fenómeno de la transpigmentación es nuevo para las masas, que lo han descubierto con las recientes adaptaciones y remakes, pero son viejas noticias para los aficionados al Noveno Arte™. Y de entre los muchos ejemplos que podríamos citar yo destacaría el de una serie rica en taquiones y premoniciones varias: The Warlord.

La afamada creación de Mike Grell narra las aventuras de su heroe titular en el interior de una Tierra hueca que más adelante se revela como otra dimensión (lógico, cómo va a estar hueca la Tierra si es plana). En el episodio 124, al poco de comenzar esa nueva era que anuncia la portada con guiones de Michael Fleischer, se nos presenta a la que va a ser su primera gran villana: Khnathaiti. La clásica bruja sacerdotisa adoradora de dioses chungos, pero no chungos los de te mando un diluvio o te meto un rayo por el culo sino de los de hacerte tirar por cordura.

Quien, ni que decir tiene, trae de serie el poder de vampirizar energias vitales para mantener sus inmortales carnes firmes y prietas. Durante un par de episodios se dedica a lo típico que hacen las sacerdotisas de dioses okupas: abroncar a sus subordinados, crear esbirros y en general presumir de villanía. Y de repente, cuando aparece en el episodio 126 su pelo ya no es azul sino blanco…

…y se ha vuelto negra afroeskartariana.

¿Error en los fotolitos? ¿Mutación secundaria? ¿Palette swap de videojuego de hostias? Probablemente nunca lo sepamos, resulta imposible rastrear los posibles orígenes o influencias de un personaje tan rompedor y original como Khnathaiti.

¡Si al menos fuese la tía de alguien…!