Tuiteos de un marzo distópico

Como hoy es el día del trabajo y por tanto no se trabaja, hago copypaste de mis tuiteos durante el mes que empezamos libres como el viento y acabamos pandémicos y enclaustrados

Aglomeraciones ¿os acordáis?

Antes que nada, pido disculpas por no haber dado respuesta al pasatiempo propuesto hace dos semanas. Sólo puedo decir en mi descargo que el teletrabajo, si se quiere rendir al mismo nivel que en tiempos pre-pandemia, puede ser una actividad que consume muucho más tiempo del esperado, a lo que hay que sumar la competencia de espacio de trabajo con el estudio telemático de un par de criaturas. Total, que lo que parecía una temporada idonea para bajar la pila de lectura y ponerse al día con algunas teleproducciones, en realidad me ha hecho esclavizarme a la pantalla trabajando a medio gas durante el doble de tiempo. La pila baja, sí, lentamente y más que nada por falta de entrada de nuevo material. Pero ya llegará.

Esa sería una razón, la segunda es que…no me quedé con las soluciones y tendré que volver a mirarlos para darla, cosa que haré más tarde que pronto, tranquilos por eso.

Pero comprendo, por lo que veo en noticieros, que también hay gente ociosa por estas tierras, con mucho tiempo que ocupar, razón por la que hoy voy a dedicar este espacio a un nuevo pasatiempo, esta vez combinando agudeza visual y conocimiento de historieta. Ah, y esta vez incluiré la solución.

¿Recordáis Ultraforce? por supuesto que no. El Ultraverso fue uno de tantos nuevos universos creados al rebufo de la explosión de Image. Lo que pudo haberlo hecho perdurar en su día fue que terminó siendo adquirido por Marvel. Lo que pasa es que mientras DC sí ha sabido ir incorporando con naturalidad todos aquellos personajes y editoriales que iba fagocitando a su paso, la Casa de las Ideas para esto se daba poca maña. De hecho, si alguno recuerda Crossgen, a día de hoy también es de Marvel, vía Disney, algo incluso llegaron a sacar. Bueno, baste con decir que el personaje adquirido del que más jugo han sacado es Ángela.

(No, no cuento a Conan como «personaje adquirido por Marvel«. Conan es de Marvel. Otra cosa que podría discutirse hoy día es si lo de Marvel es Conan).

Bueno, la cuestión es que para la instauración definitiva del Ultraverso como uno de los tantos universos que conforman el marveliano, ambas editoriales idearon un evento que cruzase los destinos de Ultraforce y los Vengadores. El primer tebeo del cruce fue el realizado por Marvel, que puso a los guiones al inefable Glenn Herdling y a los lápices al inmarcesible Angel Medina, con ayuda del sempiterno M.C. Wyman.

Malibú cerró el cruce con un especial a cargo de…a ver… ah, sí… unos tales Warren Ellis y George Pérez.

A grandes rasgos, Loki viaja al Ultraverso para pillar las Gemas del Infinito y liarla. Pero allí son siete, y la última sirve para gobernar a las demás y generar una entidad llamada Génesis que pretende hacerse con todo lo habido y por haber en ese universo y los colindantes. Una amenaza que requiere de la unión de Vengadores, Ultraforce, y todo héroe que por allí pasara procedente de cualquier otro universo. Lo que en manos de George Pérez son palabras mayores.

El bueno de George aprovechó esta estampa multitudinaria para incluir varios personajes propiedad de otros autores en otras editoriales ¿sabría usted localizarlos? la imagen al clicarla se amplía para ayudar al jugador interesado.

Como dije, dejo también la solución aquí, en forma de los créditos de la publicación original (Planeta sacó esté especial en su día, pero allí dijeron que todo era de Marvel). Tranquilos, también se amplían.

Instagrameos de noviembre

¡Porque recordar es volver a vivir!

Ver esta publicación en Instagram

Los nice guys son los peores #dd29 #marvel

Una publicación compartida de Eme A (@emea75) el

Ver esta publicación en Instagram

Tryx contra la ansiosa hembra #thor218 #marvel

Una publicación compartida de Eme A (@emea75) el

Assassins, creo…

Uno de los más atractivos aspectos del estudio de la obra de ROB! es que es trata de una obra de sísifica duración. Antes se finalizaría la tarea de contar los granos de arena de todas las playas de la Tierra que la de registrar la última huella que su obra ha dejado en el tiempo y el espacio. Todos conocemos los clásicos ejemplos de cómo, taquiones mediante, influyó en obras aparentemente anteriores como el Ronin de Frank Miller o la novela gráfica de She-Hulk de Byrne (hasta el extremo de que todavía anda por ahí gente ignorante que osa acusarle de plagio). Y a estas alturas, tras décadas de estudio, uno estaría tentado de pensar que los más importantes casos ya habían sido debidamente identifcados.

Pero estaría equivocado, claro.

Siendo su New Mutants 87 de Marzo de 1990 uno de sus más importantes hitos no es extraño que sea en general esta etapa la que más ecos ha causado. Y siendo Gil Kane un autor entre cuyos últimos trabajos se encuentra una colaboración con el mismísimo ROB! y el Barbas en El Día del Juicio no resulta extraño que en su portada para el Avengers 145 de (casualmente) Marzo de 1976…

…mostrara una patente influencia del opus Liefeldiano.

AVÏV E’NAK!

AVÏV RÔB!

En septiembre te instagrameé

Enésimo acto de redifusión y reciclaje de mis tontás

Ver esta publicación en Instagram

Jane Foster y el acoso laboral #whatif10

Una publicación compartida de Eme A (@emea75) el

Ver esta publicación en Instagram

La última década de Marvel resumida en una viñeta #vco5 #marvel

Una publicación compartida de Eme A (@emea75) el

En septiembre te tuiteé

Sí, hoy toca otro de los famosos días vagos del abajo firmante

Lo Misterioso

En el mercado americano (es decir, en Marvel) algunos adjetivos están asociados indeleblemente a ciertos títulos. Así, Spiderman es Amazing, Hulk es Incredible, y Los X-Men, aunque les costó bastante años ganárselo, es Uncanny.

Atlas/Marvel ya había empleado ese adjetivo en Uncanny Tales, recopilación de historietas de misterio y terror con punch final, de grato recuerdo para los lectores de Vértice, aquellas historietas del final. Pero en poco tiempo quedó asociado al Universo Mutante. Lo del adjetivo les vino muy bien a los artistas hot menos imaginativos de los años noventa. Todd McFarlane, por ejemplo, pasó de dibujar Amazing Spider-Man a tener su serie propia llamada…Spider-Man. Y lo mismo con Jim Lee, pasando de los lápices de Uncanny X-Men a los de…X-Men. Ya hubo quien hizo la coña de apostillar ambos títulos con Adjectiveless. ROB! al menos se curró el título con X-Force, cualquier otro artista hot lo hubiera llamado The Mutants.

En 2010, en plena vorágine de mercadotecnia a todo trapo, mezclaron lo mejor de ambos mundos otorgando el adjetivo a otra serie mutante.

Y en 2012, tras el pelotazo de Vengadores vs Patrulla, lo emplearon para remarcar el componente mutante del nuevo grupo vengador.

Pero llegó la película de Los Vengadores y el equilibrio de poderes cambió en los tebeos. Aquellos títulos cuyos derechos audiovisuales se habían dejado en manos de otros se fueron descuidando dejándolos languidecer. Los Cuatro Fantásticos pasaron de ser la familia que inauguró el Universo Compartido a terminar tomándose un descanso de varios años para que no se generase hype de cara a futuras películas que hicieran los demás. Lo de los Mutantes era diferente. Dado que la primera película de los X-Men data del 2000, llevaban varios años haciéndoles judiadas: Casey, Austen, Fraction, Bendis… pero las ventas se mantenían. El factor curativo del superventas Lobezno es fuerte. De manera que con ellos se andaron con menos disimulos, declarando desde los despachos editoriales que iban a dejar de potenciar a los mutantes, y en su lugar todos los nuevos héroes que pensaban crear que salieran con poderes serían de origen inhumano. Las nieblas terrígenas aquellas mutaban ¿no? pues era cuestión de colar muchas nieblas de esas de refilón en algún evento y presto. Hickman estaba escribiendo una de sus cosas ¿no? Infinity con Thanos. Pues decidle que suelte nieblas terrígenas en alguna escena con diagrama. Que se enteren todos ¡los inhumanos molan!

Y es por esto que el único personaje nuevo reseñable de la editorial de la última década, una adolescente musulmana con todos los números para ser una mutante, resultó ser de origen kree. Para fastidiar a Fox y la Patrulla-X ¡porque los Inmhumanos molan! ¡y tendrán título! ¡y su evento! ¡mejor dos títulos! ¡y les haremos una serie de televisión que se va a cagar la perra!

Sucedió

Pero el público no parecía demasiado entusiasmado con los Inhumanos por mucho que la editorial los potenciara, no conectaban. De manera que en Marvel echaron el resto…

…con Uncanny Inhumans.

Un segundo título para la familia real kree en 2015, empleando el adjetivo que hasta ahora estaba reservado para los Mutantes. Ya veis, mutantes, cualquiera puede llevar el adjetivo, nos os pertenece, no os distingue, los Inhumanos son los nuevos Patrulleros ¡molad, malditos!

Uncanny Inhumans quiso por tanto ser el desprecio definitivo de Marvel hacia los mutantes. Pero pasa que las ventas son cabezotas, los mutantes siguieron, Inhumanos cerraron, los negociantes negociaron, los derechos volvieron, las acciones subieron, y todo es alegría y felicidad en los despachos de MarvelFoxDisney. Pero la afrenta del Uncanny sucedió.

Y ahora vamos a 1982.

Para que veáis la visión de futuro, la sutileza y la mala baba que se gastaba Byrne.

¿Resquemores con Claremont? apenaaaaasssss

Estos no son los Salvajes Vengadores que leían tus padres

Uff, uff.

Qué resaca más mala.

¿Qué ha pasado?

¿Dónde nos quedamos la semana pasada?

Ah, sí, es verdad, en Salvajes Vengadores. Madre mía.

Bueno, a ver, básicamente el primer número es Lobezno curtiéndose a hostias con Conan el Bárbaro, algo que por algún motivo algún editor de Marvel decidió que era algo que merecía la pena escribir, dibujar, entintar, maquetar, imprimir y distribuir en tiendas.


*sigh*

Al final de toda esta fiesta resulta que es malo es Kulan Gath, que está haciendo un ritual para el que necesita la sangre de muchos guerreros. ¿Su plan? Secuestrar a la familia de Frank Castle para atraerlo y convertirlo en zumo.

Sí, bueno, podría haber intentado traer la sangre de algún otro guerrero del Universo Marvel. Yo qué sé. Kang, Thor, el Capitán América,… Pero entonces esto no sería SAVAGE AVENGERS.

Total, que el Castigador aparece por allí para matar ninjas de la mano y se encuentra con Elektra, con la que… Déjame que mire. Ah, sí. Tuvo un rollete mientras ambos estaban en los Thunderbolts.


Sí. Aja. Entendido… Bueno, esto es Marvel, ¿quién no se ha follado alguna vez a un no-muerto?

¡Ah! Cierto, hablando de no-muertos. Lobezno descubre que tiene un nuevo superpoder, merced de su factor curativo.

¡La transferencia de sangre de la resurrección!

Sí, probablemente nunca jamás se vuelva a usar esta tontería en un cómic.

Y bueno, Kulan Gath ofrece al Castigador revivir a su familia, a la que ha sacado de sus tumbas para atraerle ahí. A cambio quiere no sé qué cosa, a estas alturas yo ya solo estoy mirando los dibujos.

Un momento, ¿no pensaba desangrarlo para su ritual? Suponemos que sí.

En fin.

La idea es cojonuda, ¿eh? El Castigador, ese personaje de a pie de calle, alejado de las grandes escaladas de poder del Universo Marvel, encuentra a un mago maligno que le ofrece usar sus poderes para revivir a su familia muerta.

Ah, sí, es verdad. Ya lo hizo Rick Remender en 2009, con El Encapuchado durante el evento de Reinado Oscuro.

Lo que evidentemente, dada la GENIALIDAD de estos Salvajes Vengadores solo puede querer decir una cosa… Exacto.

TAQUIONES.

El poder de SAVAGE AVENGERS es tan inmenso que ha logrado atravesar las fronteras del tiempo para influir a Rick Remender hace una década. Sí, eso debe haber sido. Bueno, ¿qué pasa después?

Conan muere, pero lo revive un Simbionte que el malo tenía metido dentro de una botella para fusionarlo con su Dios de la Muerte o lo que sea que están invocando. Llegados a este punto no vamos a fingir que esto me sorprende, pero tampoco os voy a negar que me pareció un poco que el vaso estaba a punto de colmarse.

Llevamos tres números y esto no solo no mejora, no solo no aparece Venom (todavía), no solo sigue estando dibujado por el Deodato con menos talento de todo Brasil, es que encima, las portadas…

Ay.

¿Me he hecho viejo para eso?

Al fin y al cabo yo crecí leyendo tebeos de los 90. Yo me curtí con los mutantes de Jim Lee, con La Araña Escarlata, con Spawn y Rob Liefeld. No puede ser que esto me supere. Es imposible que haya algo en este tebeo con lo que yo no pueda. ¿Qué puede ser más ridículo que lo que he leído hasta ahora?

Definitivamente, me he hecho viejo para esto.

Tuiteos de verano

Concretamente del verano de 2019, no me he ido muy lejos a buscar