The Running Dead

Queridos Adlátares, en estas fechas tan señaladas de Halloween ¿qué menos que hacer un post temático sobre muertos vivientes?

¿Cómo? ¿Que Halloween fue ayer?

Nada más lejos de la realidad, camarada. Si bien es cierto que en la España Peninsular, a las 12:35 am ya es jueves, aquí en Canarias (Ente Nacional Macaronésico) todavía son las 11:35 del Dia de Todos los Muertos.

Hay que ver. Uno escribiendo un post contra viento y marea (literalmente) y se me ponen con pegas de continuidad.

¡Centralistas! ¡Peninsuloides! ¡El día que logre descifrar el hechizo guanche para levantar un ejército de momias aborígenes os vais a enterar!

Esto… ¿por dónde iba?

Ah, si…

Hablaba de muertos a medias. De defunciones «que viene el lobo». Que ya han estado muertos antes. Con la misma pose en la misma portada y todo.

Snifs, Beetle está muerto. Si tuviera otra oportunidad esta vez le haría caso…

Para quienes habría que construir tumbas con losa giratoria.

¿Yo? Yo estaba… Estaba en… Vaya, no me acuerdo.

Quienes hacen de su vida una canción «Y volver…»

Nunca juegues a los chinos con una entidad cósmica. Perderás.

«…y volver…»

Proximamente, Phoenix: Europe’s Living a CelebreiSong

Si es que es más facil llevar la cuenta de los personajes que no se han muerto hasta ahora.


Sin ir más lejos, de los Bengadores de Bendis el único que no ha pasado por el tanatorio es Luke Cage, ¿no?. Y Spider-Woman queda en un honroso segundo puesto porque sólo ha estado muerta una vez.

Y, por supuesto, Marlo pudo. Y Betty. Y el Lider. Y…

Pero allende las barreras entre medios existe uno en el que los muertos que se levantan de sus tumbas, una vez devueltos a ellas, tienen la decencia de quedarse allí.

El cine.

Es dificil elegir una sola obra entre el inagotable acervo de narraciones protagonizadas por no muertos que ha producido la gran pantalla (repetid lo anterior frente a un espejo tres veces seguidas, ya vereis que axfisia). Pero he reservado para esta ocasión la reseña de una pequeña obra maestra olvidada por la historia del cine, innovadora y décadas adelantada a su tiempo.


Incubo sulla Citta Contaminata. Que traducido del italiano al español es:


La Invasión de los Zombies Atómicos, obviamente.

Y ¿por qué la película de Umberto Lenzi es digna de honrar este blog con su presencia?

No es por contar con hordas de zombies que corren cual maratón urbano 22 años antes de 28 Días Después.


Ni por tener un clímax final donde los zombies corredores arrasan el Parque de Atracciones de Madrid.

¡Cielos! ¡Se han comido hasta la estatua de Fofó!

Ni es por contar con Paco Rabal como aguerrido general de la OTAN.

Nadie a ganao hamá una guerra muriendo po su paí, Búfalo.

Lo que hace de LIDLZA un clásico olvidado a recuperar es que en ella aparece Manuel Zarzo como aguerrido militar de la OTAN.


Que se saca un sobresueldo trabajando para la Corporación Umbrella.


Si, si, la de Resident Evil. He aquí la evidencia.


Creían que podrían mantener oculta la Verdad. Pero, nuevamente, se equivocaron.

Toooma Capcom.

Toooma Paul Anderson.