Apaisa que algo queda

 Dicen que una de las pocas colecciones legibles una de las mejores colecciones de las ya de por sí magníficas nuevas 52 del DCverso es el Batman de Syder y Capullo. De Snyder ya se sabía que mal no lo hacía, que su etapa en Detective Comics junto con Jock recogió cierta fama de tebeo de lectura fácil y agradable. Pero, claro, es que Capullo es uno de los grandes. Por eso no nos sorprende que en el nuevo Batman #5, Greg Capullo nos deleite a todos cuando, al llegar a la mitad del tebeo…

batmanpaisa001.jpg  
…tú estás leyéndote el cómic tan tranquilamente y de repente pasas la página y… ¡¡¡ZASCA!!!
batmanpaisa003.jpg  

…¡¡¡has sido apaisado, lector!!! Un truco peculiar, pero aquellos con buena memoria recordarán que ya los hizo ROB! en el último número de la miniserie de Halcón y Paloma que le hizo ser conocido mundialmente (aunque en aquella ocasión, el equivocado e ignorante editor deshiciera su obra, negándole la grandeza). Así que no habría nada destacable si no fuera porque unas páginas después…

batmanpaisa006.jpg

dejo la publi de Batwing como referencia, no por nada, malpensados

…¡¡¡Capullo apaisa el apaisado quedando el tebeo del REVÉS!!!  Una fantástica idea que obliga al lector a ir girando el tebeo y, como dicen en este blog serio, usando el recurso "como una especie de cuarta dimensión para sumergir al lector en la experiencia […] siendo un efecto colateral que el diseño del comicbook cause cierta confusión, al requerir del lector leer de derecha a izquierda y cambiar la manera de pasar las páginas, y ello resuene con el pánico y la confusión que Batman mismo esta sintiendo" .
 
Vamos, una obra de arte inmediata que no deberéis perderos cuando la saque ECC, esa editorial que no sabes si quieren que leas Batman o que hagas un curso de guitarra española para ligarte a la hija de los vecinos que veranea también en el pueblo de tus abuelos. Otra muestra del gran trabajo que está haciendo DC para relanzar su línea de cómics. No en vano, la editorial ya nos ha sorprendido con portadas bonitas, bonitas como la del último Animal Man:
ani5port001.jpg  
 

No me diréis vosotros que, puesta en la estantería de la tienda, no le dan a uno ganas de comprarse el tebeo al ver semejante tarjeta de presentación. Tres copias, para regalarlo  por ahí. Con esos rostros grises desencajado y tan desagradables  que se nos hacen simpáticos de mirar, y con ese fondo de lunares rojos tan apropiado para la escena principal. Una maravilla. Que me ha abierto el apetito, así que mejor me voy a desayunar. Portaos bien, adláteres, y no me hagáis destrozos.