Negra y Radiante va la Novia

-¿Y bien, Hella?

-Listo para que firmes, Nadia.

Según este contrato, la fortuna que heredes cuando hayas enviudado del viejo Grosz pasará a mi posesión tras tu muerte.

-Pero antes de casarme con él hay que solucionar el problema de su sobrino, él es su heredero.

-Tranquila, Nadya, nuestra gente tiene un tradicional remedio para quitarse de enmedio a sobrinos molestos.

-¡Tiene que parecer un accidente para que nadie sospeche, Hella!

-Por supuesto, Nadya.

Cuando los habitantes del pueblo encuentren su cadáver…

…pensarán que ha sido el típico accidente de que vas cabalgando y sin darte cuenta metes la cabeza en una liana en forma de soga que colgaba de un arbol en medio de Europa.



-¿Cómo va el plan, Nadya?

-Mal, Hella, no logro que el viejo se enamore de mí.

-Tranquila, nuestra gente tiene un tradicional remedio para hacer que alguien dependa de uno.

Envenenarlo un poquito.

-¡Qué haría yo sin tí, Hella!


-¿Cómo va la Operación Bicho Yayo, Nadya?

-¡Me ha pedido que me case con él!

-¡Preparemos la boda ya!

-Mierda, se nos ha ido la mano con el veneno. ¿Y ahora qué hacemos?

-Tranquila, Nadya, mi gente tiene un remedio tradicional para lo de casarse. ¿No has visto la portada?

-Quiero decir que de qué me sirve casarme con él si ya está muerto.

-Ay, no te preocupes por eso, Nadya…

…mi gente también tiene un remedio tradicional para lo de tener un marido fiambre.

-QUIERO DECIR QUE CÓMO VOY A HEREDAR SI YA ESTÁ MUERTO, HELLA

-Ahhh, vale. Bueno, podemos sobornar al notario. ¿Me llevo el… ahm… remedio?

-N-no hace falta, siempre he tenido… ehm… curiosidad por conocer las costumbres de tu gente…