Moteros Image Toros Awesome VII: Yo Para Ser Feliz Quiero Un Taquión

Hermanos adláteres, estudiemos detenidamente éste rostro:

MI7-01.jpg

No, no es el protagonista de Las Aventuras del Joven Grizzly Adams. Es el ínclito Robert Kirkman

Ah, veo que ese nombre ya os va sonando. Lógico, es el último de una larga lista de recién llegados al mundillo del cómic norteamericano aupados rápidamente a la fama por el fandom y la prensa especializada. Gente que, es innegable, apunta buenas maneras como el tal Mark Waid que escribe los complementos de 52 o Jimmy Starlin, encargado de renovar a Adam Strange en la nueva encarnación de Mistery in Space. Sólo el tiempo dirá si su talento madura lo suficiente como para crear personajes y colecciones que dejen huella en este medio.

En el caso de Kirkman no hay la mas mínima duda de que está destinado a la Grandeza.

Y sabe Diso que no es por el trabajo que ha hecho hasta la fecha. Participa de las peores características del cómic de finales de los 80, esa época de infausto recuerdo donde campaban a sus anchas seres como F.M y A.M. que casi acaban con la industria. Para muestra, un botón:

MI7-02.jpg

The Walking Dead (Los Andadores Muertos) es una historia en la que un grupo de personajes se las arregla para sobrevivir en un mundo invadido por muertos vivients. El planteamiento huye lo suficiente de la originalidad como para ser prometedor pero, ¿hacia dónde lo lleva Kirkman?

¿Los protagonistas se equipan con gabardinas molonas, bilndaje personal, rodilleras, cartucheras y enormas armas y se dedican a exterminar todo zombi con el que se encuentran? ¡No!

¿Construyen una máquina de viaje en el tiempo para visitar el pasado equipados con enormes armas e impedir el apocalipsis zombi? ¡No!

¿Buscan el portal místico para viajar al infierno del demonio que ha desencadenado la plaga de zombis y volarlo en pedazos con enormes armas? ¡No!

¿Construyen un autobus blindado cubierto de pinchos y torretas con enormes armas y movido por energía nuclear para tratar de llegar a centroamérica, donde no hay zombis (se los comieron los hombres lobo)? ¡No!

Son simples personas normales, sin poderes ni habilidades especiales, que sobreviven como pueden y a duras penas y que en más de una ocasión ni siquiera eso. Que tienen problemas, miedos y dudas como la gente… Diso, no puedo seguir describiendolo sin sentir nauseas…

Sé lo que os estais preguntando. Y la respuesta es tanga de cuero negro con tach… quiero decir… Os estais preguntando qué futuro puede tener alguien capaz de perpetrar semejante afrenta al octavo arte.

Y la respuesta es «mucho».

Porque Kirkman ha sido Tocado por los Taquiones de ROB!

Tal milagro sin duda aconteció al entrar a trabajar en Image. Si bien es cierto que fué años después de que ROB! la abandonara, todos sabemos que para los taquiones el tiempo es como el corrector ortográfico para un packager: algo carente de significado.

Nuevamente no tengo que esforzarme por defender mi afirmación, sólo dejar que la evidencia hable por si misma. Como su aportación al Marvel Spotlight (Maravilloso Punto de Luz) que sirve de guia de lectura al primer episodio de Onslaught Reborn (En la Carnicería Renacida):

MI7-03.jpg

(Anteriormente reseñado con diligencia por el Hermano Calduch)

Algunos dirían que es casualidad que en una de las series que escribe mensualmente para la Marvel haya presentado la versión Ultimate de cierto mutante muy directamente relacionado con ROB! (cuya identidad he tenido que preservar al ser un episodio todavía no publicado en España y por lo tanto SPOILER)

MI7-04.jpg

Pero nosotros hemos aprendido a desconfiar de la casualidad, ¿verdad?

Y si examinamos atentamente otro de sus títulos (merecidamente) menos conocidos, Invincible (Vendido) nos encontramos con que el mayor superhéroe de su mundo, Omniman, tiene éste aspecto:

invincible_vol1.jpg

Todos lo hemos reconocido a la primera, ¿no es cierto? Es un homenaje tan obvio que ni ha intentado disimularlo:

MI7-05.jpg

Sé lo que muchos estais pensando. «Si, vale, copia a ROB! ¿Quién no lo haría? Hasta los garabatos que ROB! hace cuando habla por teléfono son Obras Maestras. Al final, ¿no copian todos a ROB! ?»

Que es el típico razonamiento de un Adlater que ya ha aprendido el Primer Mandamiento (Amaras a ROB! sobre todas las cosas) pero que todavía tiene problemas para captar las profundas implicaciones del Segundo Mandamiento (La Voz de ROB! habla en todas las cosas).

Éste es uno de los últimos proyectos de Kirkman:

MI7-06.jpg

Si lo consultais en cualquier revista o página web leereis que esa serie proviene de la aparición de unos Cuatro Fantásticos zombis en ésta saga de los Ultimate Fantastic Four (Los Fantasiosos Últimos Cuatro):

MI7-07.jpg

Pero es mentira.

En realidad el Marvel Zombies de Kirkman es un spin off (Peonza Fuera) directo del Fantastic Four Giant Size 3 (El Gigante de Talla 3 de los Fantasticos Cuatro) de noviembre de 1974.

MI7-08.jpg

En el que hacen su primera aparición ciertos personajes que ya nos son familiares:

MI7-09.jpg

¿Que cómo es posible que un Spin Off salga a la calle 32 años después del episodio del que nace? Bueno, hay dos posibilidades.

1- Lo escribe Joe Quesada y lo dibuja Brian Hitch.

2- ¡TAQUIONES!

Y dado que existen fotos de Quesada, Kirkman y Hitch juntos al mismo tiempo y que la mencionada portada de los Ultimate Fantastic Four es en sí misma un importante nodo de actividad taquiónica como demuestra ésta foto de una estatua de Randy Bowen:

MI7-10.jpg

No hace falta decir cual posibiliidad es la mas probable, ¿verdad?

(Gracias al Hermano Dr Phibes por descubrirnos otra prueba de la Obra de ROB!)

Moteros Image, Toros Awesome V: Taquiones a Borbotones

A estas alturas hasta el más excéptico de los no creyentes debería haber aceptado la divinidad de ROB!
(bueno, aceptarla, convertirse y haber empezado a reunir Su Obra)

Pero, ay, es parte de la naturaleza humana la duda y la desconfianza. Así que esta vez voy a dejar que los hechos hablen por si mismos.

Teorema: La mano de ROB! despide más taquiones que puntitos negros tiene un dibujo cósmico de Kirby. Su Divino Toque es tan poderoso que incluso autores que jamás han tenido relación con él se ven afectados por los taquiones por el simple hecho de trabajar en un título en el que Él ha trabajado.

Hecho #1: Brian Michael Bendis nunca ha trabajado con ROB! Ciertamente es un autor dotado de un alto grado de Genialidad! pero la mayor relación que tiene con Diso es estar escribiendo Los Bengadores, título que fue escenario de una de las Obras Cumbres de ROB!: Heroes Reborn

Hecho #2: De la misma manera, ya podemos considerar como una de las obras cumbres de Bendis a la macrosaga Falcon Crest de M. Ambas tienen más que evidentes paralelismos más que comprensibles si consideramos la imposibilidad de crear una idea original en la que ROB! no haya pensado antes (o después).

Hecho #3: De la confluencia de escribir en título en el que trabajó ROB! una saga muy parecida a la Opus Magnus de ROB! sólo puede salir una cosa: taquiones por un tubo. Analicemos la escena que da inicio a Dallas de M:

Primero tenemos a la Bruja Escarlata:


Que desaparece en una Vagina de Energía Cósmica (VEC)…


…dejándo tras de sí nada más que el vacío infinito.


Ahora retrocedamos cuarenta años merced a las cualidades cuánticas de los taquiones para descubrir una secuencia inversa:

Primero la Nada Primordial:


Donde surge una VEC…


…en cuyo centro hallamos a…


¡la Pantera Rosa!


Dos personajes femeninos con un color relacionado con el rojo como parte de su nombre que salen o entran en la realidad a través de una VEC.

¿Casualidad? ¿Coincidencia? ¿Serotonina?

No.

Conclusión: ¡Taquiones!

(¿Cómo? ¿Que en aquel episodio en el que hablaba la Pantera Rosa tenía voz masculina? Vamos a ver; es rosa y visita cierto tipo de locales públicos…)


(¿Qué más pruebas hacen falta? ¿Una foto suya con Batman?)

Apéndice 1: He aquí el revelador documento original. Disfrútenlo. Disfrútenme.

Apéndice 2: ¿Civil qué? No, lo siento, yo me pasé esa época trabajando en el metro y allí abajo no nos enterabamos de nada. ¿Adolf qué…?

Moteros Image, Toros Awesome III: Taquiones Lejanos

En los centenares de Emails recibidos exigiendo con impaciencia la continuacón de esta magna saga documental hay una pregunta que se repite una y otra vez: ¿cuántos años atrás alcanza la influencia taquiónica de la Obra de ROB! ?

Para hallar la respuesta sólo es necesario abrir los ojos y buscar las inconfundibles huellas:

Pechos descomunales…
Armas gigantescas…

No hablamos de años, sino de milenios.

¡AVÏV BÖR!

Moteros Image, Toros Awesome II: Qué Verde Era Mi Valle

Honda y trascendental es la huella que ROB! ha dejado en el contínuo espacio-temporal del mundillo. Aquellos tocados por Su Presencia han visto sus vidas cambiadas para siempre. Y en Su Infinita Generosidad, ROB! ha bendecido con Su Divino Toque incluso a aquellos que le traicionaron.

Gent(uza)e como Erik Larsen.

No, no es Popeye.

Resulta extraño, pero este individuo goza de una cierta fama debido a que es el único de los Judas de Image que, más de quince años después, sigue escribiendo y dibujando el mismo cómic. Pues vaya argumento. Es como si el post del jueves del Adlo Novleti Librari fuera bueno solo porque lo sigue escribiendo el mismo tipo. Es bueno porque lo escribo YO, ¡faltaría más!.

Otros pueden atribuir el mérito de la supervivencia de Savage Dragón a Larsen. Un adlater sabe que, cuando ROB! está implicado, nada es lo que parece.

He sometido los casi 130 episodios publicados de Savage Dragon a un minucioso análisis que ha revelado un índice taquiónico de 8.32, casi dos puntos por encima de la media del resto de colecciones Image.

El motivo es sencillo de comprender:


El Dragon es el único personaje que ha sido bendecido por el Lápiz de ROB! quedando impregnado de taquiones.


En un primer análisis los síntomas se manifiestan de manera sutil, apenas perceptible.


Uno casi estaría tentado de atribuirlos a la casualidad.


A algún extraño efecto óptico.


¿O quizá a un homenaje?


Y eso a pesar de que Larsen se dedique a hundir en la miseria a los ex-componentes de la Freak Force de Keith Giffen dos años antes de que DiDildo haga lo mismo con los ex-componentes de la JLA de Keith Giffen.


Pero cuando la influencia taquiónica comienza a causar repeticiones dentro de la misma colección


…la evidencia es ya incuestionable.


Uno de los puntos álgidos de actividad taquiónica son los episodios 87 y 108.


Pero el record de deja vu lo ostentan los números 60 y 65.


Llegados a estas alturas se lo que estarán pensando algunos escépticos descreidos: «Es casualidad, coincidencia, serenata…»

Pero hasta ellos deberán callar y abrazar la Fé de ROB! ante ésta, la incuestionable e inapelable prueba definitiva:

¡¡¡SAVAGE DRAGON TAMBIÉN TIENE TETAS!!!

Snifs… perdón… sob… Es que a mi estas cosas me emocionan…

¡¡¡AVÏV BÖR!!!

Ultimate Inflatable Four

En este post ya dimos cuenta del parecido razonable que se escondía tras la portada de un Ultimate Fantastic Four de reciente aparición en USA. Bueno, os hago un resumen:


Había más que decir sobre el tebeo, pero la prudencia (y la Ley General de Prevención del Spoiler) nos han recomendado esperar a este momento, cuando Panini ya ha publicado ese tebeo en España, para colgar aquí la última página del mismo…


…y encontrarle otro parecido razonable


Ahora que ya ha quedado claro que Greg Land no tiene posibles para pagarse una modelo, POR FAVOR, que alguien le presente una novia, que la necesita (y a poder ser, que se parezca a Bridget Silvestri y que esté dispuesta a posar para él)

Esto tampoco es un plagio, es otro homenaje

Para completar el post de emea aqui tenemos la pagina 3 del Invaders nº 15
(Editado por Marvel en Abril de 1977, obra de Roy Thomas y Frank Robbins)

Y es que puestos a homenajear a grupos de segundones ¿que mejor que los Freedom Fighters?
¡Estos si que se merecian una oportunidad!

Que no, que no es un plagio, que es un homenaje

Ésta era la última página del Freedom Fighters 7 (editado por DC Comics, fechado en Abril de 1977, obra de Bob Rozakis y Don Heck)


Y es que ¿por qué los homenajeados siempre tienen que ser los mismos? Siempre la Liga, los 4F, Los Vengadores… ¡También los Invasores merecen su oportunidad, qué caramba!

Hoy colabora con nosotros Eduardo Paniagua

Nos ha escrito Eduardo Paniagua, al que seguramente conozcais de su tira «Con Capas y a lo Loco» en la sección de tiras de Dreamers. (¡Y si no le conoceis, pinchad, malditos! Su editor Juanmito os lo agradecerá)

El caso es que Eduardo nos ha mandado esto:


No, no os fijeis en David Arquette (sé que es difícil, esa expresión es hipnotizante), fijaos en la rubia de detrás. Vale, os lo pondremos más fácil


Cambiemos de tercio. Vamos a ver la portada que hizo nuestro viejo conocido Greg Land para el Ultimate Fantastic Four nº23


¿A cuántos de vosotros se os ha ido automaticamente la mirada a buscar los zapatos de Susan? No, hoy no estamos hablando de eso. Lo que el compa Paniagua propone…


…es que juguemos a «encuentra las siete diferencias». Venga, empiezo yo: la de la derecha las tiene más grandes

¡¡¡Usted puede ser un farsante al estilo Lichstenstein!!!

Psss… ¿Te gustaría ser considerado un artista de verdad? Ya sabes, sin tonterías de esas de tener que saber dibujar ni de hacerlo, ganarte la vida con ello, tener fanes y todo lo demás pero seguir teniendo que trabajar todos los meses… Estás de suerte…

¡¡¡EL MÉTODO LICHSTENTSTEIN ESTÁ AQUÍ!!!

Sí, amigo, si lo que deses son retrospectivas en el Mari Sofi, reproducciones en planchas y que la gente finja ser capaz de escribir tu apellido cuando lo pronuncie un tercero con más ganas de epatar que conocimientos.

El Método Lichstentstein es sencillo, no tienes más que seguir los ejemplos. Echa un ojo a lo que él hizo y ya tienes medio trabajo hecho.

Ahora sólo necesitas tener unos referentes actualizados. Sí, lector, porque sus referentes ya son muy conocidos y algo pasados así que… vamos a practicar.

Lo primero que necesitas es tener claro qué es lo que vas a hacer. Por ejemplo, si piensas hacer un montaje con versiones disntintas de lo mismo por aquello de la tradición tendrás todo nuestro apoyo, pero tendrás que hacerte a al idea de que ya otros lo han intentado sin mucho éxito.

Hagamos algo más sencillo. Busquemos primero una iamgen con fuerza. Por ejemplo:

Ahora, para demostrar lo cómodos que somos, con un rectángulo nos servirá:

Ya podemos dedicar a probar distintas técnincas mecánicas… Ahora es más sencillo… por ejemplo, el Granulado:

Pero seamos atrevidos… ¿qué tal un pcoo de búsqueda de Bordes?

Fuerza, puntitos, pop-erismo… ¡¡¡Un clásico instantáneo!!! ¿Creíais que Bob Kane era el único que podía vivir del trabajo de otros? ¡¡Anímate y pruébalo!!! Hay miles de posibilidades que aún no han deslumbrado a los críticos.

VIVA YÖR!!!

SUPERHÉROES GENÉRICOS


Bendis, Liefeld, Kirkman, Millar, Busiek… Genios con Mayúsculas. ¿Cómo llegaron a serlo? Les presentamos la fórmula indispensable para triunfar en la industria del cómic americano.

Hola, soy Polloputo, me conocerán de otros artículos en ADLO! como Prophet o «La sinrazón de los huevos Kinder» (escrito bajo un estúpido seudónimo, la juventud, la falta de experiencia…), o el estudio sobre el Tiemporiva ©, que no tardará mucho en aparecer o alomejor fue publicado hace miles de años…

Acompáñenme en este interesantísimo viaje por el mundo de los superhéroes genéricos, a lo largo del cual conoceremos las claves para el éxito inmediato, los diferentes tipos de genéricos, los autores que mejor uso han hecho de ellos…

«Si siempre quisiste dibujar a Superman, llámalo Supreme.»

Los genéricos icónicos: Reconozcámoslo, es harto difícil llegar y besar el Santo, como bien sabe Val Kilmer. No es fácil, por muy genial que seas, que una gran editorial te permita, a la primera de cambio, utilizar a sus personajes para hacer tu gran historia que lo cambiará para siempre. Es fácil, haz la historia a tu antojo, haz modificaciones en el traje que no choquen legalmente con el personaje elegido, y ¡Voilà ! Sólo tienes que buscar una editorial de segunda y venderle la moto. Bueno, más vale que pienses en aportar tu un poco de tu dinero, no querrás que el pobre editor tenga que correr con los gastos de impresión y todo eso él solo.

Nuestro gran maestro Rob! No sólo fue casi el pionero de los genéricos icónicos en la época moderna, sino que supo contratar a todo un mago, Alan Moore, para contar las aventuras de Superm… Supreme, quiero decir, en una colección ya mítica. Aunque en ADLO! sabemos que se bastó y se sobró el solito, mucho antes, con la primera y genuina serie de Supreme (ilustración de la izquierda), mucho mejor que la ya famosa serie «mensual» recopilada por Dolmen y Recerca.

Sí, vale, Rob! Contrató a Alan Moore por que este había escrito una de las obras «maestras» de los genéricos: WATCHMEN. Coge un episodio cualquiera de la Señorita Fletcher, colócala un test de roschard en la cara y pon un montón de superhéroes que recuerden irremediablemente a los que todo el mundo conoce, pero, eso sí, llena sus vidas de miserias. Durante los 40 años siguientes miles y miles de entendidos del medio te darán la razón en todo lo que hagas después, incluso si te vuelves absolutamente loco, escondes tu maquinilla de afeitar y te dedicas a hacer el truco del periódico y la leche en night-clubs.

Es decir, Watchmen al lado de, por ejemplo, la Glory de Liefeld, es un genérico facilón donde se ridiculiza a los superhéroes, en lugar de redimensionarlos físicamente para que los adore una nueva generación de lectores. Es algo muy poco americano, pero es que Moore es inglés.

-Otros genéricos icónicos importantes han sido Astro City, de Busiek, donde todos los superhéroes de Marvel y DC viven en la misma ciudad (Aquí querría yo ver a George Pérez haciendo un postercito de todo el reparto), Powers, lo mismo que el anterior pero con una comisaría de policía como punto de partida y unos casos misteriosos que se resuelven en dos páginas tras 6 números de diálogos sobre chismes y series de televisión… O invencible, de Kirkman, donde un adolescente hijo de un superhéroe con bigote (evidente genérico de nuestro querido Superlópez), se las verá con problemas cotidianos de telefilm y tratará de abrirse hueco entre los demás superhéroes.

«Vale, una historia chachi, pero que nunca sucedió»

Los casi-genéricos pero consentidos: Si llegas hasta aquí será seguramente tras haber creado algún genérico icónico (1.0), y haber demostrado tu valía. Una gran editorial se habrá fijado en tu trabajo, y, paradojas de la vida, te pedirán que hagas exactamente lo mismo pero ya permitiéndote utilizar a su personaje protegido. Eso sí, seguramente con alguna trampa, como encuadrar tu historia en una realidad alternativa (también llamados elseworlds, nachos con queso, universos paralelos) que no afecte las colecciones mensuales de su pequeño.

De los casi-genéricos tenemos SUPERMAN ROJO, de Millar (¿Y si superman hubiera aterrizado en la URSS?), THE ULTIMATES, de Millar (los Vengadores en un nuevo universo editorial, que nunca debería cruzarse con el Marvel tradicional, al menos hasta que las ventas lo pidan), y por supuesto toda la etapa de Peter David en HULK, que aunque en principio era la serie regular parece que acabó siendo un mal sueño y casi se borró por obra y gracia de Byrne y compañía.

-El genérico más inclasificable de todos los tiempos, probablemente sea SUPERMAN: IDENTIDAD SECRETA, donde un tipo que se llama Clark Kent pero NO es superman, tiene los mismos poderes que Superman y acaba vistiéndose como Superman, y ayudando a la humanidad. Pero NO es Superman. Es obra de Busiek, autor de Astro City.

«Maldita sea, ya no eres un clon, eres el auténtico!»

Genéricos que se ganan el respeto: Claro, estamos en una era de cambios, miedo a las ventas, empresas jugueteras que se hacen dueñas de las editoriales y dictan a su antojo, y guionistas de televisión que se olvidan hasta de cómo vestían sus antiguos superhéroes para darles su nueva imagen cada doce números.

Y es ahí donde un Genérico simple donde los haya (Robocop adquiere los brazos del Increíble Hulk y se coloca una cresta ochentera en la cabeza), nuestro viejo Dragón, se ha convertido en el héroe más auténtico que vive actualmente sin variaciones importantes. Es más genuino que Hulk, Spiderman, Batman… porque ha permanecido inmune a cambios editoriales, de autores, no ha tenido que saltar de una línea editorial a otra, para luego volver a la anterior… está ahí, viendo pasar el tiempo, como la Puerta de Alcalá (bueno, visto como está Madrid nuestra querida puerta de Alcalá podría sufrir alguna evolución en breve), asistiendo a tías May que resucitan, Xaviers que andan, Magnetos y demás superbichos que mueren (JÁ!), y es que ahora que cambian las editoriales la autenticidad, continuidad y realidad oficial de sus personajes cada tres meses (x-men reload) Savage Dragon parece que lleve ahí imperturbable desde los 60.
-Spirit debería ser el «genérico que se gana el respeto» más auténtico que describiéramos, pero nos viene un poco mal ya que parece que se comenta que se dice que Jeph Loeb se hará cargo de él en breve, así que ya no cuenta.Pronto vuestro querido profesor Polloputo regresará cual Jean Grey en X-men 3 (venga, ¿me vais a decir que os reviento algo?) para contaros más cositas del increíble mundo de los superhéroes.