Ultimate Inflatable Four

En este post ya dimos cuenta del parecido razonable que se escondía tras la portada de un Ultimate Fantastic Four de reciente aparición en USA. Bueno, os hago un resumen:


Había más que decir sobre el tebeo, pero la prudencia (y la Ley General de Prevención del Spoiler) nos han recomendado esperar a este momento, cuando Panini ya ha publicado ese tebeo en España, para colgar aquí la última página del mismo…


…y encontrarle otro parecido razonable


Ahora que ya ha quedado claro que Greg Land no tiene posibles para pagarse una modelo, POR FAVOR, que alguien le presente una novia, que la necesita (y a poder ser, que se parezca a Bridget Silvestri y que esté dispuesta a posar para él)

Que no, que no es un plagio, que es un homenaje

Ésta era la última página del Freedom Fighters 7 (editado por DC Comics, fechado en Abril de 1977, obra de Bob Rozakis y Don Heck)


Y es que ¿por qué los homenajeados siempre tienen que ser los mismos? Siempre la Liga, los 4F, Los Vengadores… ¡También los Invasores merecen su oportunidad, qué caramba!

Hoy colabora con nosotros Eduardo Paniagua

Nos ha escrito Eduardo Paniagua, al que seguramente conozcais de su tira “Con Capas y a lo Loco” en la sección de tiras de Dreamers. (¡Y si no le conoceis, pinchad, malditos! Su editor Juanmito os lo agradecerá)

El caso es que Eduardo nos ha mandado esto:


No, no os fijeis en David Arquette (sé que es difícil, esa expresión es hipnotizante), fijaos en la rubia de detrás. Vale, os lo pondremos más fácil


Cambiemos de tercio. Vamos a ver la portada que hizo nuestro viejo conocido Greg Land para el Ultimate Fantastic Four nº23


¿A cuántos de vosotros se os ha ido automaticamente la mirada a buscar los zapatos de Susan? No, hoy no estamos hablando de eso. Lo que el compa Paniagua propone…


…es que juguemos a “encuentra las siete diferencias”. Venga, empiezo yo: la de la derecha las tiene más grandes

SUPERHÉROES GENÉRICOS


Bendis, Liefeld, Kirkman, Millar, Busiek… Genios con Mayúsculas. ¿Cómo llegaron a serlo? Les presentamos la fórmula indispensable para triunfar en la industria del cómic americano.

Hola, soy Polloputo, me conocerán de otros artículos en ADLO! como Prophet o “La sinrazón de los huevos Kinder” (escrito bajo un estúpido seudónimo, la juventud, la falta de experiencia…), o el estudio sobre el Tiemporiva ©, que no tardará mucho en aparecer o alomejor fue publicado hace miles de años…

Acompáñenme en este interesantísimo viaje por el mundo de los superhéroes genéricos, a lo largo del cual conoceremos las claves para el éxito inmediato, los diferentes tipos de genéricos, los autores que mejor uso han hecho de ellos…

“Si siempre quisiste dibujar a Superman, llámalo Supreme.”

Los genéricos icónicos: Reconozcámoslo, es harto difícil llegar y besar el Santo, como bien sabe Val Kilmer. No es fácil, por muy genial que seas, que una gran editorial te permita, a la primera de cambio, utilizar a sus personajes para hacer tu gran historia que lo cambiará para siempre. Es fácil, haz la historia a tu antojo, haz modificaciones en el traje que no choquen legalmente con el personaje elegido, y ¡Voilà ! Sólo tienes que buscar una editorial de segunda y venderle la moto. Bueno, más vale que pienses en aportar tu un poco de tu dinero, no querrás que el pobre editor tenga que correr con los gastos de impresión y todo eso él solo.

Nuestro gran maestro Rob! No sólo fue casi el pionero de los genéricos icónicos en la época moderna, sino que supo contratar a todo un mago, Alan Moore, para contar las aventuras de Superm… Supreme, quiero decir, en una colección ya mítica. Aunque en ADLO! sabemos que se bastó y se sobró el solito, mucho antes, con la primera y genuina serie de Supreme (ilustración de la izquierda), mucho mejor que la ya famosa serie “mensual” recopilada por Dolmen y Recerca.

Sí, vale, Rob! Contrató a Alan Moore por que este había escrito una de las obras “maestras” de los genéricos: WATCHMEN. Coge un episodio cualquiera de la Señorita Fletcher, colócala un test de roschard en la cara y pon un montón de superhéroes que recuerden irremediablemente a los que todo el mundo conoce, pero, eso sí, llena sus vidas de miserias. Durante los 40 años siguientes miles y miles de entendidos del medio te darán la razón en todo lo que hagas después, incluso si te vuelves absolutamente loco, escondes tu maquinilla de afeitar y te dedicas a hacer el truco del periódico y la leche en night-clubs.

Es decir, Watchmen al lado de, por ejemplo, la Glory de Liefeld, es un genérico facilón donde se ridiculiza a los superhéroes, en lugar de redimensionarlos físicamente para que los adore una nueva generación de lectores. Es algo muy poco americano, pero es que Moore es inglés.

-Otros genéricos icónicos importantes han sido Astro City, de Busiek, donde todos los superhéroes de Marvel y DC viven en la misma ciudad (Aquí querría yo ver a George Pérez haciendo un postercito de todo el reparto), Powers, lo mismo que el anterior pero con una comisaría de policía como punto de partida y unos casos misteriosos que se resuelven en dos páginas tras 6 números de diálogos sobre chismes y series de televisión… O invencible, de Kirkman, donde un adolescente hijo de un superhéroe con bigote (evidente genérico de nuestro querido Superlópez), se las verá con problemas cotidianos de telefilm y tratará de abrirse hueco entre los demás superhéroes.

“Vale, una historia chachi, pero que nunca sucedió”

Los casi-genéricos pero consentidos: Si llegas hasta aquí será seguramente tras haber creado algún genérico icónico (1.0), y haber demostrado tu valía. Una gran editorial se habrá fijado en tu trabajo, y, paradojas de la vida, te pedirán que hagas exactamente lo mismo pero ya permitiéndote utilizar a su personaje protegido. Eso sí, seguramente con alguna trampa, como encuadrar tu historia en una realidad alternativa (también llamados elseworlds, nachos con queso, universos paralelos) que no afecte las colecciones mensuales de su pequeño.

De los casi-genéricos tenemos SUPERMAN ROJO, de Millar (¿Y si superman hubiera aterrizado en la URSS?), THE ULTIMATES, de Millar (los Vengadores en un nuevo universo editorial, que nunca debería cruzarse con el Marvel tradicional, al menos hasta que las ventas lo pidan), y por supuesto toda la etapa de Peter David en HULK, que aunque en principio era la serie regular parece que acabó siendo un mal sueño y casi se borró por obra y gracia de Byrne y compañía.

-El genérico más inclasificable de todos los tiempos, probablemente sea SUPERMAN: IDENTIDAD SECRETA, donde un tipo que se llama Clark Kent pero NO es superman, tiene los mismos poderes que Superman y acaba vistiéndose como Superman, y ayudando a la humanidad. Pero NO es Superman. Es obra de Busiek, autor de Astro City.

“Maldita sea, ya no eres un clon, eres el auténtico!”

Genéricos que se ganan el respeto: Claro, estamos en una era de cambios, miedo a las ventas, empresas jugueteras que se hacen dueñas de las editoriales y dictan a su antojo, y guionistas de televisión que se olvidan hasta de cómo vestían sus antiguos superhéroes para darles su nueva imagen cada doce números.

Y es ahí donde un Genérico simple donde los haya (Robocop adquiere los brazos del Increíble Hulk y se coloca una cresta ochentera en la cabeza), nuestro viejo Dragón, se ha convertido en el héroe más auténtico que vive actualmente sin variaciones importantes. Es más genuino que Hulk, Spiderman, Batman… porque ha permanecido inmune a cambios editoriales, de autores, no ha tenido que saltar de una línea editorial a otra, para luego volver a la anterior… está ahí, viendo pasar el tiempo, como la Puerta de Alcalá (bueno, visto como está Madrid nuestra querida puerta de Alcalá podría sufrir alguna evolución en breve), asistiendo a tías May que resucitan, Xaviers que andan, Magnetos y demás superbichos que mueren (JÁ!), y es que ahora que cambian las editoriales la autenticidad, continuidad y realidad oficial de sus personajes cada tres meses (x-men reload) Savage Dragon parece que lleve ahí imperturbable desde los 60.
-Spirit debería ser el “genérico que se gana el respeto” más auténtico que describiéramos, pero nos viene un poco mal ya que parece que se comenta que se dice que Jeph Loeb se hará cargo de él en breve, así que ya no cuenta.Pronto vuestro querido profesor Polloputo regresará cual Jean Grey en X-men 3 (venga, ¿me vais a decir que os reviento algo?) para contaros más cositas del increíble mundo de los superhéroes.

El final de una era

Los periodistas entran a trompicones en el salón de actos, visiblemente nerviosos. Los rumores son muchos. Unos dicen que ADLO! deja de existir, porque ha habido agrias discusiones entre sus miembros. Otros, que deja de ser una (des)organización sobre los comics para convertirse en una organización religiosa, ya que ha recogido más de 100 000 firmas pidiendo el ascenso de ROB! a los altares. Los que menos, piensan que uno a uno han caído víctimas de un psicópata armado con una bolsa de la FNAC. A medida que pasan los minutos, oímos carraspeos, comentarios en voz baja, cliquear de bolígrafos, tosidos, borboteos y un extraño gemido proveniente de un tipo raro con las manos en los bolsillos.

Al rato, se abre la puerta y suben a un podio los miembros del ADLO! Novelty Library (también conocido como Adlo Novelti Librari). Como el escenario es pequeñito y apenas caben todos, le dan una colleja a Isaac Hernández -por novato- y Pedro García se cae haciéndose daño en un tobillo. EmeA se coloca bien las alhajas, le da dos golpecitos al micro y comienza a hablar.

-Señoras y caballeros de la prensa, les hemos convocado a esta rueda de prensa para anunciarles… cambios. Hemos pensado que un anuncio directo sería mejor que tener confundido al público con rumores no confirmados.

Los murmullos se incrementan. Un cámara se da cuenta que los nervios le han traicionado y está grabando la rueda de prensa con un zapato. Algunos periodistas comienzan a preguntar, rompiendo el protocolo.

¿Quieren decir que ADLO! se disuelve?

¿Dimiten algunos miembros?

¿Dónde está Javi Riva?

¿Quién es más fuerte, la Cosa o la Masa?

Sark le arrebata el micrófono a EmeA. Tras arrojárselo al tipo que gime al fondo, se aclara la voz y continúa.

-ADLO! no se disuelve, es eterno como la palabra de ROB!. Estamos aquí para anunciar una nueva alineación de miembros en la Novelti Librari.

Los periodistas destrozan un poco más el protocolo y lanzan una nueva batería de preguntas.

¿Quieren decir que ADLO! se disuelve?

¿Dimiten algunos miembros?

¿Dónde está Javi Riva?

¿Quién es más fuerte, Naruto o Songoku?

Edu y Juan González empiezan a hablar al mismo tiempo y apenas se les entiende. Entonces, Calduch da un fuerte paso adelante para aclarar la situación y se cae del escenario, pero no sin antes decir (muy deprisa):

-El cambio es total, y con efecto inmediato. Sin embargo, El Torres permanece, y ya que tiene antigüedad sobre los demás, será el portavoz del nuevo grupo. ¡Aaaay!

Los periodistas se alborotan. Algunos incluso meten el dedo en el ojo al vecino. Las preguntas se suceden unas a otras.

¿Quieren decir que ADLO! se disuelve?

¿Dimiten algunos miembros?

¿Dónde está Javi Riva?

¿Quién es más fuerte, Luis Durán o Carla Berrocal?

Uno de ellos incluso hace una pregunta diferente.

-¿Por qué El Torres? Es el adláter que menos posts escribe, a excepción de Javi Riva. ¿Por qué no se queda algún otro? ¿Quiénes son los nuevos miembros?

El Torres se limpia las migas de pan con sobrasada de la barba y responde con voz resuelta:

-¿Por qué me quedo, me pregunta usted? Pues… eeeeh… yo… esto… pues… eeeeh… me hacía ilusión. Además, uno de nosotros ha de quedar para salvaguardar la palabra de ROB!, y yo saqué el palito más corto. En cuanto a los nuevos miembros… ¡aquí están!

Como el escenario es pequeñito (ya se lo dijimos), los antiguos adláteres se dirigen a una puertecita en el lado opuesto, ordenadamente y con expresión grave. Al mismo tiempo, la nueva formación sale a la luz, luz de flashes y lámparas. Saludan a la audiencia y…

…

Lejos del alboroto de la sala de prensa, la antigua formación del Novelti Librari se despide en un ambiente en el que flota cierta sensación de tristeza y pesadumbre. La voz de Javi Riva resuena en la oscura salita:

-Os… os echaré de menos. De pronto he comprendido lo que significa para mí estar con vosotros. No es fácil dejar de ser… ¡miembro de ADLO Novelti Librari!

Alguien arroja un ladrillo a la oscuridad y se oye un quejido. Los compañeros salen de la sala, en un silencio sólo roto por el rechinar de los zapatos en el suelo encerado.

Calduch se aleja por el pasillo, cabizbajo bajo las tenues y amarillentas luces, en su cara reflejada una extraña mezcla de sentimientos contradictorios.

-Tenía que ser así. Las filas de los adláteres necesitarán siempre relevos. Los viejos deben dejar paso a los nuevos… y sin embargo… Sin embargo, mientras viva no olvidaré nuestros gritos de batalla… ¡AVIV BÖR! ¡ADLATERS ASSEMBLE! ¡Y nunca olvidaré lo que defienden!

Homenajes imaginarios

La semana pasada saltó la liebre. No, lo de DC no. Me refiero a lo de Magneto.
Tras la publicación de una imagen promocional en Newsarama del nuevo crossover de Marvel, Álvaro Pons posteó la comparativa con una foto oficial del Rey.
A partir de ahí numerosos medios americanos se hicieron eco y todo ello ha desembocado en una discusión en el foro de Mark Millar.

Plagio vs homenaje, referencia vs calco, dibujo vs Photoshop… un poco lo de siempre.
La línea es lo suficientemente fina para que partidarios y detractores se tiren de los pelos a la mínima.
Lamentablemente hay muchos ejemplos que han pasado desapercibidos al lector. He aquí algunos de ellos:

Alex “mira el pajarito” Ross se basó en este… en esta… bueno, en lo que sea el modelo, para dar una visión realista de Batman. ¿Alguien se quejó?

Ron “cualquier tiempo pasado fue mejor” Garney dibujó esta portada de Hulk tras tomar unas fotos durante un relajante paseo por el campo. ¿Se montó una polémica por ello?

Todd “viva el mal, viva el capital” McFarlane recurrió a los juguetes de su niñez para dibujar esta portada de Spiderman. ¿Se pidieron derechos de autor?

Rob “carretas forever” Liefeld utilizó los productos de la huerta para realizar este impresionante dibujo de Avengelyne y Glory. ¿Protestó Greenpeace?

Antes estos ejemplos podemos llegar a la única conclusión posible de que tampoco era para tanto lo del dibujo de Magneto.
Un aire más que nada.

…más que el ajo, oiga

Test Visual: Entre estas dos imágenes, aparentemente iguales, hay sin embargo 35468431354,08 diferencias exactamente. ¿Sería capaz de identificarlas todas en menos de 30 segundos? (Que sepáis que os estamos cronometrando, listillos):

Usagi Yojimbo nº 7: “Historia de Gen”, pág. 190:

Usagi Yojimbo nº 11: “Estaciones”, pág. 82:

[No, el escaneado cutre no vale como diferencia: ambos escaneados son igualmente cutres.]

El acervo de influencias

Hay una infinidad de giros, de poética, de argumentaciones que sirven para no querer definir lo que a menudo está más que claro en los cómics: bebe de las fuentes de…, se inspira en…, un homenaje a…, toma referencias de…, etc. etc.

El vecino (obra que desde aquí no dudo en recomendar a quien, eso sí, haya leído un poco de superheroes para poder pillar algunos guiños al género) me ha sorprendido por una viñeta “referencial” al fabuloso cuarto álbum de Monsieur Jean .

No hay mala intención en mis palabras, alabo desde aquí el buen gusto de Pepo Pérez con Dupuy & Berberian y Mazzuchelli.
Las influencias, fuentes, inspiraciones, homenajes y referencias en según qué autores se aceptan tranquilamente.

Si esto lo hace Rob Liefeld lo llaman automaticamente PLAGIO.

Anexo (gracias, Adrián Daine): ¿Y el homenaje de Larroca en sus 4 Fantásticos a MetabaronesJuan Giménez y a AkiraOtomo tiene alguna otra acepción?