Tuiteos de un abril confinado

Reciclando materiales digitales se asegura el futuro del planeta por partida doble

De Visita

A principios de este mes se ha cumplido el aniversario de un evento histórico: el estreno de la primera miniserie de V, hace la friolera de 37 años ya.

Se Han Vertido Ríos de Tinta™ sobre todos y cada uno de sus aspectos. El impacto que supusieron en su momento sus valores de producción, la complejidad moral de sus personajes o las profundas lecturas políticas que se esconden bajo una aparentemente simple superficie de clásica historia de invasión aliena, por citar unos pocos.

Y los cromos de la Tele Indiscreta, claro.

Pero, reconozcámoslo por duro que sea, como toda obra clásica V está marcada por la época en que fué creada. Que su intrínseca valía narrativa no nos ciegue ante los elementos que han envejecido innegablemente. Como el concepto de «cromos» o el concepto de «revista de papel sobre televisión por la que la gente paga dinero«. Cosas que sólo habrían sido posibles en los albores de la década de los 80.

Como villanos estelares de escote vertiginoso luciendo pectorales.

Eran tiempos más ingenuos, para lo bueno y para lo malo, con efectos especiales que hoy en día resultarían risibles…

…y hasta lineas argumentales enteras que hoy sólo podrían causar hilaridad por su inocentona simpleza y su más que evidente imposibilidad. Como cuando los Visitantes, con la ayuda de los viles colaboracionistas, logran convencer a la población mayoritaria de que no hay que fiarse de lo que digan los científicos porque son malvados y tienen una agenda oculta.

¡ESO NUNCA PODRÍA PASAR AQUÍ!

Tiempos Oscuros

Una de las características de esta Era Dorada de las Series™ que estamos disfrutando es la multinacionalidad. Dramas políticos noruegos, procedurales policiales islandeses, nuestras pantallas no habían cruzado tantas fronteas desde los locos tiempos de la TVE setentera y sus series de animación francesas, italianas y polacas. Y contrariamente a la percepción popular no todas son series reales como la vida misma, también las hay de ciencia ficción.

Como Dark.

Esa serie que quizá no haya emocionado a Spìelberg…

…pero sí al portadista del ABC.

Dark, como todas las obras interesantes, es compleja y requiere un esfuerzo comprensivo por parte del espectador. Muchos han abandonado, me consta, definiéndola como «un Stranger Things con alemanes maniaco-depresivos que se abofetean cada 23 minutos«. Qué poco han entendido. Bajo su engañosa apariencia de culebrón rural de teutones salidorros Dark esconde una narrativa que se adhiere a los más rígidos preceptos de los relatos de viajes en el tiempo. De los más antiguos a los más modernos, como el establecido por Legends of the DC Universe de petarse a guiños a clásicos de lo de viajar a lo largo de la cuarta dimensión.

Como Terminator…

…El Día de la Marmota…

…Looper…

…Star Trek IV…

…o 2001 una Odisea Espacial.

Y en esta galería de homenajes no podía faltar la mejor serie de viajes en el tiempo de la historia de lo audiovisual, esa inmortal aportación de la televisión británica al acervo de la ciencia ficción. Como ya habreis imaginado, me estoy refieriendo a…

…Dentro del Laberinto.

No por dios, no digo «la de Jennifer Connelly». Digo DENTRO DEL LABERINTO.

Porque, y aquí se manifiesta claramente su oigen germánico, Dark es un caliedoscópico puzzle en el que cada uno de sus elementos, al ser estudiado con detenimiento, revela el complejo tapiz de tramas y referencias que conforma su argumento. Incluso si se trata de sus elemenos más nimios e intrascendentes como, por ejemplo, un tebeo que aparece en pantalla durante un par de segundos.

No se trata, como pudiera parecer muy a primera vista, de una edición alemana del Dani Futuro de Carlos Giménez. Captain Future es una serie editada en aquellas tierras que, comenzando su andadura en 1980, alcanzó los 80 episodios. Y lo primero que salta a la vista cuando uno examina sus portadas…

…es que sin duda los taquiones son intensos en esta serie…

…muy intensos

…pero que muy, MUY intensos

…pero INTENSOS DE LA HOSTIA, ¿sabes cómo te digo?

Tranquilos, todo tiene una explicación lógica y racional. Como era costumbre en la Europa de aquellos lejanos y locos tiempos, se trataba de una adaptación-continuación producida localmente de un anime de éxito en su momento, el Captain Future de Toei, estrenada en 1978 y que duró 53 episodios.

Eso, y no ningún tipo de plagio, explica el parecido del personaje protagonista de los comics a un personaje de anime, panda de malpensados.

Pero, en un giro superimprevisible que podría perfectamente marcar el fnal de una temporada de la propia Dark, el Captain Future NO es un personaje nacido en Japón. En realidad el anime adapta las andanzas literarias pulp de un personaje creado en 1940, unos 38 años antes.

Y, aunque sus aventuras surgieron de la pluma de Edmond Hamilton su creador real fué un conocido editor de la época: Mort Weisemberg.

Sí, el mismo Weisemberg que unos años después crearia a unos adolescentes desface entuertos que, como los de Dark, le daban a eso de viajar desde su futuro a nuestro presente.

La Legión de Super-Heroes.

Viajes en el tiempo, bizantinas conexiones referenciales, taquiones como para parar un tren. El adláter de pro a estas alturas ya se estará preguntando si la huella de ROB! es visible en la serie. Y, en fin, la respues es «depende«.

Si uno considera que personajes que viajan al pasado y viven sus vidas anónimamente en paralelo a sus yos infantiles…

…y agerridos ciudadanos de la tercera edad de blancos cabellos viajando por el tiempo armados hasta los dientes…

…y futuros líderes de resistencia en eras de apocalipsis con un ojo en blanco cuenta como «influencia» pues entonces SÍ, NENA SÍ.

AVÏV K’ARD!

AVÍV BÔR!

Señorita Dirección

Hoy vamos a hablar de un recurso narrativo que es como El Arte de la Guerra de Sun Tzu, que se puede aplicar desde a un asedio a un castillo hasta a la renovación de una cocina con isla central: la REDIRECCIÓN, la habilidad de distraer, de desviar la mirada del otro para que no se fije en lo que no nos interesa que se fije. Porque no sólo es una clásica táctica bélica (que se lo digan a Rommel, que sigue esperando ese desembarco aliado en Calais), es que el arte de la prestidigitación se basa completamente en su uso y dominio. Pero no siendo este un blog de esos que sube fotos de panzers ni de esos otros que sube videos de Teller & Penn vamos a centrarnos en su empleo en la narración y, más concretamente, en la narración secuencial.

Los tebeos, coño.

Y para ello vamos a tomar como ejemplo uno de los viejos, buenos, tiempos. Un clásico episodio del Superboy de la DC pre-TODO. Uno que empieza con una escena normal y cotidiana: Clark y sus amigos vuelven de unas vacaciones cuando un tonto tropezón hace que se caiga del avión.

Ante la disyuntiva de tener que explicar su retorno a la areonave nuestro heroe decide sabiamente…

…que va a ser más fácil explicar más tarde por qué no se ha matado al estamparse contra el suelo.

Nada más aterrizar nuestro kryptoniano favorito (no perruno) descubre que se halla en el Reino de Sardonia, «que todavía conserva las viejas tradiciones europeas». Y sus primeros encuentros con los nativos le dejan sucesivamente claro que:

1: Es la viva imagen del Principe Mark, SUPERLEGÍTIMO, MEGACONSTITUCIONAL Y ULTRAPREPARADO REY VOTADO EN LA CONSTITUCIÓN QUE NOS DIMOS ENTRE TODOS LOS SARDONIANOS.

2: Que el Príncipe Mark es un petimetre, una nenaza, UN JIPI.

Y 3: Que el malvado primer ministro Pedro Sán Lord Hawke está intentando asesinar al LEGÍTIMO Príncipe Mark para erigirse Cali Rey en lugar del Rey.

Tras toparse con el Príncipe Mark y descubrir que el parecido bordea el de un stalkeador enfermizo…

…en lugar de denunciar su cuenta de Instagram Superboy decide generosamente echarle una mano. Todo sea por salvar a Sardonia de convertirse en una república. Su plan es aprovechar parecido para ocupar el lugar del Príncipe Mark temporalmente a fin de arruinar los malévolos designios de Lord Hawke.

Claro, llegados a este punto hasta el lector más bisoño ha ido reconociendo todos y cada uno de los puntos. Estancia accidental en minirreino europeo. Monarca joven y apocado calcadito al protagonista. Suplantación real para contrarrestar oscuras maniobras derrocadoras del Poder en la Sombra.

En circunstancias como esta lo mejor es reconocer abiertamente que te has inspirado en una historia anterior. Que incluso tus propios personajes, en un giro que bordea lo metalinguístico, admitan cuánto se parece lo que les está pasando…

…A LA NOVELA PRÍNCIPE Y MENDIGO DE MARK TWAIN

¡REDIRECCIÓN, BITCHES!

El ciclo sin fin

Cada década tiene sus cosas, sus ganchos, sus recursos para picar un poco el interés de los lectores. Ese viejo recurso que con el tiempo se mira con cierta socarronería, con el disgusto de quien escucha contar un chiste muy viejo que por desgaste ha perdido la gracia, como si los chistes, los trucos que a él le entretienen, no fueran a correr la misma suerte. Si en los 90 fueron los “Números 1” quienes copaban la gran atención del público, en los primeros 2000 y en Marvel fueron las muertes de personajes emblemáticos. Que si House of M, Civil War, Invasión Secreta,… todos estos eventos tenían como gancho la muerte de personajes emblemáticos de la Casa de las Ideas. No es que fuera totalmente nuevo (la inmensa mayoría de ellos habían muerto durante las Secret Wars originales tiempo atrás y en la batalla por el Guantelete del Infinito y contra Onslaught en los 90, pero aquello era distinto. Esta vez, la cosa se había ido completamente de madre.

Pongamos por ejemplo, a Spiderman, que tanto en Secret Wars como en la saga del Guantelete murió y resucitó en el mismo evento, como casi todos los superhéroes. En los 90 no moriría como la mayoría de Vengadores y mutantes, pero sí que la palmaria (o casi) una vez durante la Saga del Clon, cuando los guionistas no tenían claro si Peter Parker era un clon con fallos degenerativos o si solo es que se habían mezclado los post-it. Pero llega 2004 y en The Spectacular Spider-Man, y un poco a cuento de nada en absoluto, moriría para darle vidilla al evento de Vengadores Desunidos que no le importaba a nadie. La artífice de su muerte, la “Reina”, creada por Paul Jenkins para la ocasión, cuyos poderes de insecto le permitieron controlar a Spider-man (que es un arácnido) y mutarlo en una especie de araña humana.

La cosa es que finalmente se convierte en una araña gigante embarazada (sí, no preguntéis), la araña se muere y de ella brota… ¡Peter Parker!

Era 2004 y la mayoría lo vivimos como un arco olvidable que servía para darle a Spider-man telarañas orgánicas a imagen y semejanza de las películas de Sam Raimi que tan populares eran en aquel momento. Luego poco a poco aquello se fue olvidando y os animo a que intentéis decir en los comentarios a partir de qué momento en Marvel decidieron olvidarse de lo de lo de las telarañas orgánicos..

La cosa es que en menos de un par de años J. M Straczynsky se había quedado sin ideas después de obligar a un dibujante a ilustrar la cara de Norman Osborn Sr. follando con Gwen Stacy, por lo que decidió reciclar al único villano de todos los que había creado que la gente recordaba: Morlun. Y aquello dio paso a la saga de El Otro, un pequeño evento en el que Spiderman moría, se convertía en un monstruo arácnido…

Y finalmente brotaba de una larva arácnida.

Y sé lo que os estáis preguntando: ¿Por qué nos cuentas esto? ¿A cuántos Mefistazos queda esta historia de la continuidad actual? ¿Es esto otro post sobre penes superheróicos tapados cutremente como el de la semana pasada?

La respuesta, por supuesto es… puede que sí.

(Maldita seas, Disney+)

Noche Cerrada

-Buenas tardes, caballeros, señora…

-¡Hola, Marv!

-¡Encantados de podernos reunir por fin!

-Si, ja ja, menudo hito. Le hemos arrebatado a la Marvel a Marv Wolfman y a Gene Colan, los afamados creadores de La Tumba de Dracula, que van a hacer en exclusiva una serie para la DC.

-IN-YOUR-FEIS, Jim Shooter. Además con contrato blindado. ¡Marv es nuestro!

-Ahhh si, cuánto anhelaba libertad creativa para poder volar libremente. Ni os imaginais lo que es sufrir bajo la bota fascista opresora de Shooter.

-Ahora estás entre amigos, Marv. Confiamos ciegamente en tu talento. Por eso eres editor de tu propia serie. Ese cabecera fresca e innovadora que tanto estabas deseando empezar.

-Qué por cierto, cómo piensas titularla.

-Os va a encantar: LA MANSIÓN DE WINTER.

-Ahm…

-Mira, quizá sea mejor que lo del título nos lo dejes a nosotros ¿vale?

-Cosas de marketing y eso.

-Que se titule, no sé, Night Force, por ejemplo.

-Bueno, no sé, me gusta cómo suena LA MANSION D

-Haznos caso.

-Vale, como vosotros digais.

-Cuéntanos, ¿quién es su protagonista principal?

-El Barón Winter. Un enigmático y posiblemente inmortal noble europeo de vastos poderes sobrenaturales.

-Uhhh…

-Y qué aspecto tiene…

-Edad indeterminada, moreno, cejas puntiagudas, una inquietante perilla…

…y por supuesto vestido con un esmoquin y una de esas capas largas con cuello alto que molan tanto.

-¿Nos estás tomando el p…?

-¡Tranquilos, chicos! ¡Es normal que un artista de la talla de Marv tenga un… un estilo! ¿Vale? Es lo que se llama constantes creativas, dan coherencia al conjunto de su obra. ¡Incluso es lo que su público espera de él!

-Pero… Pero habrá más personajes ¿verdad, Marv?

-Oh por supuesto.

-¿Veis?

-Un grupo de variados ayudantes, de cazadores de lo sobrenatural. Muy variado.

-Que incluye a…

-Donovan Brown, un científico investigador de lo paranormal…

-¿Lo veis? ¿LO VEIS?

-…que ya he hablado con Gene que en cuanto pasa a la acción vista de manera más molona, más rollo Shaft. Con una chaqueta de cuero de cuello alto de esas que molan tanto.

-Uhhh…

-…y que cuando la situación lo requiera se ponga una de esas gafas verdes en plan buceador o visor especial…

-No puedo creerlo…

-Esto no está pasando…

-Dime, Marv, ese «Barón Winter» ¿tiene más ayudantes?

-¡Claro!

-Como por ejemplo…

-Como Vanessa.

-Vanessa.

-Si.

-Cuyas habilidades especiales consisten en…

-Una sensibilidad psíquica extraordinaria…

-Ajam…

-…debida a sus ancestros…

…ya que es descendiente de Abraham Van Helsing y…

-¡ESTO ES INTOLERABLE!

-¡TE ESTÁS RIENDO EN NUESTRA PUTA CARA!

-¡Y TÚ QUÉ DICES, EH, JENETTE! ¡QUE TODO ESTO FUÉ IDEA TUYA!

-¡SÍ! ¡TUYA!

-…

-…

-…

-…

-Dime sólo una cosa, Marv…

-¿Sí, Jenette?

-Jim te pagó para que te vinieras a la DC a sabotearnos desde dentro, ¿verdad?

-¡¡¡MUAHAHAHAHAHAHAH!!!

-Maldito y miserable marvelita.

-¿Cuántos números tenemos la obligación contractual de publicarle a esta rata infiltrada, Bud?

-¡Te lo dire yo mismo, Jenette!

¡CATORCE! ¡¡¡CATORCE NÚMEROS UNO DETRÁS DE OTRO!!! BWAHAHAHAHAHAHAHAhhh

Robert Begins

Sin duda vivimos en la Era Dorada de las Fotos de Rodaje Filtradas™. Y habiendo sido tan torturada y retorcida la historia reciente de las adaptaciones de Batman (¿de qué otro personaje de tebeo hemos visto tres franquicias levantarse una detrás de otra?) no es de extrañar que tras un primer vistazo a Robert Pattinson con su ropa de trabajo las fotos filtradas de su rodaje hayan corrido como la proverbial pólvora por las redes sociales.

Y nos han permitido echar un primer vistazo a la Batimoto así como una segunda y más detallada mirada al batitraje.

Y como toda respuesta ha despertado aún más preguntas. La más acuciante de las cuales ha sido…

…¿QUÉ es eso que lleva en los guantes? Las especulaciones se han centrado en las más diversas armas. Cuchillas arrojadizas. Dardos de combate. Virotes de miniballesta…

Todas ellas están equivocadas, claro. Pues estamos ante un guiño monumental. Un gesto inequívoco por parte de unos productores que conocen y respetan los tebeos originales del personaje que han decidido rendirle el sentido homenaje que se merecen unos de los más talentosos autores que lo han retratado.

Porque el los enigmáticos adminículos no son otra cosa que Batibastoncillos para las Batiorejas.

Para tenerlas limpias y poder oir siempre bien a Guy Gardner. ¡Ciertamente son los terceros bastoncillos para las orejas más grandes que he visto nunca!

Ah, que son delirios mios, decís. Mera serendipia visual. Pura paleidolia malinterpretada. Que no hay nada, absolutamente NADA de homenaje a la JLA/JLE/JLI de Giffen, DeMatteis y MaGuire en la nueva película de nuestro huérfano millonario favorito.

Permitidme que os responda con un sonoro y atronador…

BWAHAHAHAHAHAHAHAHA

Tuiteos de enero

Sí, ya podemos empezar a hacer resúmenes de 2020. ¡Cómo vuela el tiempo!

Ripeando el Tiempo

-Harry.

-¡Charles! Qué tal por los altos despachos editoriales.

-He estado leyendo el tebeo que te han asignado.

-¿Te refieres a…?

-En efecto, me refiero a.

-Y… ¿qué te ha parecido?

-Bueno, me gusta mucho la idea base.

Un equipo de exploradores formado por un científico, su novia, el niñato hermano de la novia y un amigo tarugo que viajan descubriendo tierras y desfaciendo entuertos. Quizá sería más vendible si llevaran todos uniformes conjuntados…

…pero veo que aunque has tardado unos cuantos episodios se lo has puesto.

-¡Gracias, Charles! Es muy dificil inventarse planteamientos originales. Y más con la competencia creativa que hay.

-Y más que va a haber. He oido que los de Marvel quieren ampliar su linea de tebeos de monstruos. En septiembre van a editar algo llamado «Los Cuatro Fantásticos».

-No creo que pase del número 14, como todo lo que hacen. Mira, este es el villano que estoy escribiendo ahora mismo.

Usa una arcilla mágica con la que puede convertir a la personas en criaturas y controlarlas a distancia.

-Muy bien, Harry. Pero verás, yo quería hablar contigo de un tema… delicado. De tu crisis matrimonial.

-Charles, yo no estoy pasando por ninguna crisis matr…

-Claro que sí, Harry. Y has ido dejando de manera subconsciente unas clarísimas pistas en tus historias.

-¿Las… las has pillado…?

-Habría que ser ciego.

-Comprendo. ¿Y cuál fué la primera, Charles?

¿Cuando el amigo de Rip de repente se siente extraño…

…y le sale toda esa pluma? ¿O quizás…

…cuando Rip se lleva volando de… ahm… paseo a Julio César?

-¿De qué me estás hablando, Harry? No veo nada raro ahí. Me refiero a las pistas sobre tus problemas matrimoniales. Que al principio son sutiles. Como la manera en que Rip…

…pasa de ser un hombre hecho y derecho…

…a un petimetre escuchimizado.

-Bueno, quería expresar que…

-Sé perfectamente qué querías expresar, Harry. Al principio las pistas son sutiles.

Pero se van volviendo evidentes.

Luego innegables.

Y finalmente obvias, Harry.

MUY OBVIAS.

-Quieres decir…

-Sí. Busca ayuda para tu problema.

Pelé lo haria…

(ay, CASI se me olvida)