El Reino Venidero ha Venido y Nadie Sabe Cómo ha Sido

Muchas han sido las referencias que se han señalado respecto a los titánicos eventos que han convulsionado durante los últimos dias a nuestro partido de centroderecha preferido.

No hombre no, que me refiero al PP. Otro día hablamos de la misteriosa identidad de ese tal O. Cobblepot que aparece en los papeles de Falcone. El tema de hoy es el proceso de elecciones internas y las variadas comparaciones que ha despertado en nuestra ingeniosa prensa patria.

Muchas y variadas, clásicas y modernas.

Unas más de agradecer que otras.

Y sin embargo, y sin excepción, todas han errado.

Mariano proseguìa con su incansable lucha en pos de la verdad, la justicia y la unidad de España. Creando empleo, seguridad jurídica y confianza en los mercados internacionales. Hasta estaba logrando que de las cenizas de la aciaga crisis surgiera una nueva burbuja inmobiliaria. Y sin previo aviso una monstruosa e imparable criatura venida de no se sabe dónde ha acabado con su presidencia.

Sí, amigos.

EL PRESIDENTE HA CAIDO

Y ya sabemos lo que sucede en estos casos…

COMIENZA EL REINADO DE LOS CANDIDATOS

Misteriosos individuos de las más variadas apariencias que afirman ser el legítimo candidato. ¿Lo será alguno de ellos? Y si es así ¿cuál?

¿Será aquel que representa la firmeza, la templanza, los atributos del metal del que toma su sobrenombre? ¿El blindado justiciero que la prensa ya ha dado en llamar…

…STEELGALLO?

¿Quizá esa enigmática figura de implacable voluntad y extremos métodos a la que entre susurros los finiquitados se refieren como…

…ERRADIPEDAL?

¿Acaso el verdadero candidato es ese otro heroe de oscuro y dudoso pasado al que ya se conoce como…

…el CASYBORG?

Quién sabe.

Pero aceptad la palabra de uno que sabe y no le quiteis encima el ojo al más sorprendente de los candidatos. Recien surgida de los cuarteles de una todopoderosa organización secreta, odia que la llamen…

…SORAYA BOY…

¿Cómo decís? ¿Que en realidad son siete y no sólo cuatro?

Creedme, me lo agradecereis cuando tan sólo hayan pasado dos semanas y ya podais dormir sin tener pesadillas…

Lo contrario de la sinergia

La sinergia es esa estrategia de marketing en que, aprovechando que eres dueño de casi todo, pones a los esclavos de todos tus barcos a remar en la misma dirección. Por ejemplo, si tu editorial saca un libro de Pepe Smith que te interesa publicitar sobre todos los demás tu periódico le hará una entrevista para su dominical, tu revista cultural le pondrá cinco estrellas en su reseña y el programa estrella de ese canal de televisión en que tienes acciones lo incluirá entre sus invitados de esta semana

Y luego está Tom King, que no quiere que se vendan deuvedés de Batman v Superman ni a precio de saldo

batman superman 1

batman superman 2

[Viñetas de Batman 74/19 de ECC]

Metropolis Fashion Week

El reciente anuncio de retorno a los tradicionales calzoncillos por fuera pone nuevamente de actualidad al superuniforme.

Y es que el reemplazado Nuevos-52 es probablemente el traje que más haya durado si contamos sólo versiones que intentaron hacernos creer que eran definitivas. Ciertamente el Último Hijo de Krypton™ viste uno de los diseños más icónicos del séptimo arte.

Uno cuya inalterabilidad salvo pequeños detalles sólo rivaliza con el spandex de Spider-Man o los pantalones hechos cisco de Hulk. Básicamente los cambios que se han ido produciendo se han limitado al tamaño del logotipo o al número Pantone de sus colores.

No es de extrañar, por ello, que el mayor cambio que se ha producido en su singladura, el que sigue siendo recordado décadas después y seguirá siendo objeto de estudio de investigadores futuros no se produjera en su ropa sino en su corte de pelo.

Como ya os veiais venir…

…estoy hablando del legendario supermullet.

Ríos de tinta se han vertido sobre papel comentándolo. Oceanos de electrones fluyen por la Red de Redes™ analizándolo. No voy aquí a desglosar sus virtudes o defectos, me limitaré a señalar que el consenso es que algo así sólo podría haber sucedido en los enloquecidos años noventa. Pero ah, amigos adláteres, existe otra gran década de los tebeos. La década olvidada por todos cual tierra paralela de versiones furry de superheroes. Esa década tan ignorada y despreciada que parece mentira que apenas ocho años nos separen de ella.

La década cero-cero.

Y de hecho ni siquiera había comenzado cuando en agosto del 2000, en un episodio de relleno de una serie de Flash que aguardaba impaciente el desembarco de Geoff JOHNS!, un visionario Ron Lim nos regaló con un cambio de aspecto del Hombre de Acero™ todavía más innovador que el supermullet. Sólo los más avezados exploradores de los profundos recovecos del canon deceita conocemos su existencia y mantenemos vivo su recuerdo.

Porque el mundo debe saber que en el episodio 163 del segundo volumen de Flash, durante un instante tan fugaz como glorioso…

…Kal-El lució unos ESPECTACULARES pendientes de oro con forma de S de Superman “esperanza” en kryptoniano.

Un iconoclasta y rompedor look que, ay, los anquilosados responsables de la DC, demostrando nuevamente su pertinaz falta de perspectiva, desaprobaron de inmediato volviendo al tradicional y aburrido aspecto libre de piercings en menos de lo que canta un pájaro azul de Krypton..

Siendo social en abril

Reciclando trocitos de mi Twitter y de mi Instagram

Siendo (poco) social en marzo

Esto es lo de marzo en mi Tuiter. No, no he estado muy locuaz…

BENDIS IS COMING!

-¡DiDio! ¿Se puede saber qué es este churro?
-Pues el anuncio de que Brian Bendis va a escribir las series de Superman para DC. ¿No te gusta, Diane?

bendis 1

-¿Cómo me va a gustar esta porquería malparida en cinco minutos con el Paint?
-Tienes que admitir que para haberlo improvisado el diseñador justo antes de mandar los tebeos a imprenta no está mal
-¿Improvisado? ¡Llevamos meses anunciando en entrevistas y redes sociales lo de Bendis!
-¿Te quieres creer que tenemos en plantilla al único maquetador de la industria sin cuenta de Twitter?
-¡Esto no puede quedar así! Os doy tres semanas a ti y a tu maquetador para que hagáis otro anuncio de lo de Bendis para arreglar la situación, ¡y esta vez que no sea una chapuza de último minuto!

[Tres semanas después]

-¡DiDio! ¿Pero esto qué es? ¿PERO ESTO QUÉ ES?

bendis 2

-Pues el segundo anuncio
-¡Si es igual que el primero!
-¡De eso se trata! Si el segundo anuncio es tan cutre como el primero, la gente pensará que el primero lo hicimos así aposta. ¡Crisis de imagen solventada!
-¡Se acabó! ¡Es la gota que colma el vaso! ¡Me tenéis hasta el gorro tú, tu diseñador y todos tus amigotes! ¡Me las piro y ya veré cuándo vuelvo! ¡Si vuelvo!

Cómo conocí a vuestro kryptoniano

La DC de 2010-2011 contiene mucho material digno de estudio adliano por tratarse de una época fronteriza entre el final del Universo DC tradicional (desde su reseteo anterior) y el inicio de los Nuevos 52. Los personajes dejarían de ser los mismos y en la editorial había prisa por tanto sacar toda suerte de proyectos que ya estuvieran en marcha, pues en pocos meses estarían caducados y ya no tendrían validez. Incluso los Elseworlds. Es posiblemente por esto que una miniserie planificada para seis episodios terminase saliendo en tres de extensión doble, que en nuestro país se engalanó como tomo único. Renato Arlem no merece menos.

Aunque aquí el papel estelar lo tiene Cary Bates, veterano escritor que escribía The Flash y algunos títulos de Superman antes de la Primera Gran Crisis, y que tras ella asumió principalmente la escritura del Capitán Atom. Bates era consciente de que la continuidad que él había contribuido a crear iba a desaparecer y quiso dar su particular visión sobre cierto aspecto del legado kryptoniano sobre el que se había pasado muchas veces por alto. Y como buen fabulista utilizo una historia imaginaria como hilo conductor (aquí tratándose de Superman debería citar su frase sobre las historias imaginarias, pero tengo sobredosis de serendipias con Moore, pues el Oscar a La Forma del Agua me pilló leyendo su Neonomicon).

El punto de partida: ¿y si la familia de Superman hubiera sobrevivido a la destrucción de su planeta natal?

¿Y si llegasen juntos a la Tierra?

Pues seguramente mientras el pequeño Kal-El está siendo criado, el rol de superbenefactor para el planeta lo asumiría su padre Jor-El.

Asistido desde la retaguardia en la parte técnica por su esposa, claro está.

Si bien es posible que este papel secundario no sea suficiente para ella y termine dando un paso al frente.

De forma que, ante la obsesión de su marido con la destrucción de Krypton…

…le induce a dedicar sus atenciones a otros asuntos.

No en vano ellos son los últimos supervivientes de su raza y a ellos les corresponde la pesada responsabilidad de la tarea de la repoblación.

Es este el esperanzador inicio de un nuevo capítulo en la saga kryptoniana con un feliz padre que contempla orgulloso a sus nuevos retoños que serán bien criados y amamantados hasta completar su desarrollo. Una nueva oportunidad. La vida gana.

Y es gracias a Cary Bates que, más de setenta años después de la creación del mito, caemos en la cuenta de un aspecto de la biografía del personaje en el que no nos habíamos fijado antes. Si cuando faltando una pregunta para ganar el bote del concurso nos planteasen una sobre Superman respiraríamos tranquilos. Y si nos preguntan el nombre del padre de Kal-El, contestaríamos en centésimas. Ahora bien, si nos preguntan por la madre, como mucho nos saldría el nombre, Lara, y perderíamos el premio con los compañeros asesinándonos con la mirada. Y este es el mérito de Bates, visibilizar (con la inestimable ayuda de Renato Arlem) a Lara Lor-Van. La sutil narrativa maridada con el trazo del brasileño la rescatan del rol secundario y apartado que siempre se le otorgó y hace que la tengamos en cuenta. Quien lo lee no la olvida. Visibilidad, matriarcado, feminismo. Diría que es la última gran historia de esta mujer, pero a lo mejor era también la primera.

AVIV SETÄB!