Traidor en el Infierno

-Ehm… ¿Sargento?

-¡Hola, mis bienamados Rufianes de Rico!

-Ehm… Hola, sargento.

-¡Otro glorioso día en la Infanteria Móvil! ¡Cada desayuno es un banquete! ¡Cada formación un desfile! ¡Dios, amo a la Infantería Móvil!

-Estooo…

-Eso es de la OTRA película, sargento…

-Ay, siempre me lio con cuál homenajea a cuál. Decidme, pequeños gruñones, ¿qué os inquieta?

-Verá…

-Cómo decirlo…

-Ha oido usted ESOS rumores…

-¡Falsedades! ¡FALACIAS! ¡No me gustó NADA que Zim me diera de latigazos cuando era cadete! Todas esas otras faltas disciplinarias que cometí después fueron meros malentendidos que…

-No no, los otros rumores.

-Ya sabe…

-Lo del traidor entre nosotros y eso.

-¡Ah, esos rumores! Tranquilos, mis Rufianes. El Servicio Secreto lo está investigando. ¡Ánimo micos! ¿ACASO QUEREIS VIVIR PARA SIEMPRE?

-(Me tiene taaaaaan hasta el coño con la maldita frase)

-Pero sargento, verá… La chica nueva…

-Esa que llegó a la unidad JUSTO un día antes de que empezaran los rumores…

-¿No le ve usted algo… extraño?

-¿Algo… familiar?

-¿Algo incluso… SOSPECHOSO?

-Oh, por supuesto. Me di cuenta inmediatamente. No se llega a sargento de la Infantería Móvil si no tienes un buen nivel de observación. Son operadas. Resulta evidente en la manera en que le rebotan cuando corre, así como dos globos de agua que…

-(Os lo dije. Os dije que teníamos que habernos apuntado a los Friquis de Frank)

-(Pero los Rufianes de Rico era la unidad más condecorada)

-(Y la de mayor porcentaje de supervivencia)

-(Todo lo que querais pero me apuesto algo a que el sargento Frank…

…sí que ha visto la remake de Galactica)