Spider Bogaloo

Amigos mileniales, no sabeis la suerte que teneis de vivir en esta maravillosa Era de la Tecnología que os ha tocado. Todavía puedo recordar aquellos dias de antaño en que el video casero era una futurista novedad. Aquellas compactas y ultramodernas cintas de VHS que contenían una película entera a la apabullante resolución de una TV casera cuyo único inconveniente era que habia que rebobinar girando en un bolígrafo como bien cuentan todos esos programas nostálgicos modernos.

Pero la ambición tecnológica del ser humano no conoce límites. No tantos años después apareció un nuevo soporte casero de mayor resolución, mejor calidad e inimaginables y nuevas posibilidades. Algunos pensaron que todo era una simple artimaña para obligarles a volver a comprar los títulos que ya habían adquirido en VHS. Me río mucho de ellos cada vez que me vuelvo a ver Casablanca cambiando de una a otra de las seis cámaras simultáneas desde mi mando. ¡Ni que existiera una conspiración secreta internacional que se financiara haciéndonos pasar por el aro tecnológico cada tres décadas!

¡Qué tonteria! No hizo falta esperar tres décadas para que apareciera el siguiente formato de-fi-ni-tivo. Ese que hoy dais en llamar “Blu-Ray”. Básicamente una versión corregida y aumentada del viejo DVD con una brutal capacidad de almacenamiento. ¿Qué otro formato conoceis capaz de contener la versión extendida de El Hobbit: la Batalla de los Cinco Ejércitos en DOS DISCOS NADA MÁS?

Pero las ventajas del azur formato no son sólo cuantitativas. Son cualitativas también. Comparemos dos ediciones de la misma película. Una escogida al azar. Spider-Man 2, por ejemplo.

Ya empezamos mal con la portada. ¿Esto que es? ¿Spider-Man 2 o Spider-man Ama a Mary Jane: el Film?

La portada del BR va directa al grano. Un Spider-Man y 2 telarañas. Sin tias ni gais (oh vamos, todos sabemos que esa mujer con la que se ha casado Octopus no engaña a nadie) ni cosas que arruinen la experiencia o violen tu infancia. Hasta se permite el lujo de darle un merecido homenaje a Renato Arlem con esas dos manos descaradamente anarroseadas.

Pero claro, el BR de El Nombre de la Rosa sería igual de fragante si otra portada tuviera. Lo importante es el interior. Y la edición de dos devuedés va bien servida.

Tanto que en un despliegue tecnológico adelantado décadas a su tiempo hasta incluye un enlace a una página web. Y a primera vista uno podróa concluir que la simple ventaja del BR es que trae lo mismo en un sólo disco.

Pero estaría equivocado. Mientras que el DVD explica el trasfondo del Doctor Octopus en el mediocre documental Ocho Brazos para Rodearte…

…el BR contiene el mucho más interesante Ocho Brazos para Sostenerte. Pero no es esta la vital diferencia entre uno y otro formato. Porque el caduco y casposo DVD incluye un simplón reportaje sobre efectos especiales…

…pero el destellante BR nos obsequia con un impresionante video…

…de VFX, uno de los más famosos grupos de breakdown de la historia.

AVÏV KAÉRB!

AVÏV N’WÔD!

Judd Winick, contigo empezó todo

No es que el concepto de los universos alternativos o múltiples fuera nada nuevo ni mucho menos en las editoriales de superhéroes. En esto DC fue pionera con aquel Flash de Dos Mundos en el que hicieron coincidir dos dimensiones, que a medida que los guionistas se venían arriba o los editores compraban otras franquicias (Familia Marvel, Charlton…), iban aumentando. Pero aunque no había ningún orden ni sistema, ni plan detrás de todo aquello, tenía un tamaño más o menos manejable. Y si en un determinado momento en DC decidieron simplificarlo fue por un motivo bastante más prosaico que la coherencia: las ventas.

Parecía que Marvel era más comedida. Vale que tenía una serie mensual en la que en cada número destapaba una historia alternativa en la que se nos explicaba qué hubiera pasado si los acontecimientos de las viñetas del universo principal hubieran discurrido por otros derroteros.


Pero en cuanto terminaba la historia no se insistía más en aquella continuidad. Y también a la inversa, cuando Aquel-que-no-debe-ser-nombrado echaba mano de versiones múltiples de un personaje…

…las realidades de las que estos se supone que proceden no se mostraban. Podíamos distinguir entre lo que era la miriada de universos y la ventanita que nosotors distinguiamos en cada momento, lo que salía publicado en los tebeos, que tenía el foco de la cámara concentrado en Tierra-616.

No, en Marvel eran más de complicar la madeja temporal con sus Kang, sus Inmortus, sus días del Futuro Pasado…y por ahí solían tirar a la hora de inventarse líneas editoriales alternativas al Universo-616.

Fue allá por 2000 que se liaron la manta a la cabeza sacando otro Universo Marvel con su propia continuidad, el Ultimate. Y ya entonces los agoreros dijeron que esto lo iba a a complicar todo, que estaba cantado que en nada iban a cruzarse, que un buen día uno iba a absorber completamente al otro, que era un buen momento para hacer unas Crisis y resetearlo otro. Dos universos, nada menos. Muy, muy lioso.

Y sin hacer ruido, una nueva serie mutante nació en 2001, los Exiliados. Múltiples personajes, procedentes cada uno de una línea temporal y tierra diferente, surcando dimensiones varias en misteriosas misiones. Con aventuras de continuará e implicaciones entre una saga y la siguiente. La continuidad comenzaba a anudarse.

Y es que en el momento que la multiplicidad de universos deja de ser un recurso ocasional a una constante las complicaciones crecen de forma exponencial. Porque nohablamos de múltiples Tierras, sino de múltiples Universos. Y no nos limitemos al concepto espacial del Universo, sino también al Dimensional. Cada universo nuevo que se nos muestra lleva asociado consigo un Asgard alternativo, un Mojoverso alternativo, una Zona Negativa alternativa…cada uno con sus propios personajes, historias y complicaciones. Como normalmente no nos lo muestran, ojos que no ven tebeo que no compran, pero en cuanto comienzan a mostrarlo la bola de nieve comienza a rodar cuesta abajo haciéndose cada vez más grande y sin posibilidad de volver atrás.

Tras la limpia y reseteo de DC con las Crisis, pronto se estableció que un poco de Multiverso sí seguía habiendo, aunque se llegó a acotar el número de Tierras alternativas a solamente 52 ¿Cuántas tiene Marvel? una búsqueda por la Red de Redes revela cuántas tienen catalogadas los voluntariosos fanes. El número de Universos con número oficial asignado para cada uno asciende de momento a 1569. Más otros 362 que todavía están a la espera de que Marvel les asigne número.

Los listados de los enlaces pueden abrumar, pero es que todavía presentan alguna laguna, como la ausencia del Universo-12025, aparecido en Astonishing X-Men, en el que el Hércules de Asgard-12025 y el LoganJames de Tierra-12025 formaban equipo.

Es manejable, decían. Pero la progresión geométrica que todos pensaban que reventaría por el lado mutante comenzó a hacerlo por la araña. Deja sólo un tiempo a un guionista en una misma serie y acabará revolviéndolo todo, ha pasado más veces antes.

Spider-Verso, con Dan Slott. La wikipedia española cuenta hasta 41 Spidermanes diferentes, la americana ni lo intenta.


De manera que cuando llegando a 2015 las sagas de Jonathan Hickman en las series de Vengadores comienzan a parecerse demasiado a Crisis, todos suponen que terminará habiendo cierta limpia de Multiversos.

Aquello derivó en las Segundas Secret Wars. Y todo sabemos cómo terminaron. Bueno, no, en realidad no lo sabemos. De cada lector que le preguntas obtendrás una respuesta diferente. Oficialmente según Marvel, el evento puso punto y final a los Universos Múltiples. Ey, fijaos que hasta nos hemos cepillado el Universo Ultimate. Lo que pasa es que dos meses antes de que saliera al mercado la ultima entrega de las Segundas Secret Wars, los lectores ya podían disfrutar de la nueva serie arácnida.

Y es que tú les dices Multiverso y ellos oyen Muñequitos.

Editorialmente no lo sé, pero a la empresa tener múltiples versiones de cada personaje les sale a cuenta, como los equipos de fútbol que cambian de equipación cada temporada ¿Cual es el siguiente personaje con película que se pone de moda?¿Doctor Extraño? pues una serie en solitario es poco, será por Dimensiones…

Si las Gemas del Infinito está ilocalizables, pillamos las de algún Universo Alternativo ¿que no estoy seguro de si la Reina Duende está viva? pues por si acaso aclaro que es la de un Universo alternativo. Y en cuanto el editor arácnido se da la vuelta…

Bienaventurados los espectadores, porque vosotros sólo conoceréis un Universo Marvel oficial. Si ignoráis todas las películas previas a Hulk. A la segunda de Hulk, me refiero. Y mientras no les vuelvan las franquicias de Sony y Fox, claro. Aunque el reboot de los Cuatro Fantásticos no creo que lo consideren. La animada de Spider-Man con Miles Morales sí que cuenta, claro , que está bien y tiene premios. Pero aparte de eso no hay más complicación y…

…y nada, olvidAdlo…

Haciendo números

Con Daredevil recién cancelada y Peter Parker: The Spectacular Spider-Man dando sus últimos coletazos se acaba en Marvel la anomalía de las colecciones con numeraciones de tres cifras, herencia de Legacy (palabro que, curiosamente, significa herencia). Y cuando pase esto, ¿cuál será la colección del Universo Marvel con numeración más alta? Pues ni más ni menos que…

SpiderMan Deadpool 42

Sí, Spiderman y Muertopiscinas llevan ya CUARENTA Y DOS números de la colección que protagonizan en común. Y más aún: no tienen previsto parar antes del cincuenta. ¡Que ROB! nos asista!

Sábado en la Heroes Con Sin ROB! Madrid

sandmanuela

¡El Spidey Juego!

¡Seamos modernos, hablemos del videojuego de Spider-Man que está causando furor entre la juventú!

Ahm… veamos… seguro que hay por aquí alguien que use trastos de esos…

Ah, sí, aquí está.

Pues, efectivamente, tal y como habéis podido ver en la publicidad el videojuego da todo lo que promete y más: Tirar telarañas, escalar edificios, luchar con malosos… ¡Todo lo que Stan Lee prometió en su presentación junto a Spidey y el Duende Verde!

Por supuesto los anuncios de televisión eran una cosa…

aunque ya estábamos advertidos por las distintas publicididades aparecidas

en los distintos idiomas…

pero lo importante fue que cuando el juego llegó:

era exactamente

lo que

todos

imaginábamos.

¡Incluso en movimiento!

 

¡A saber, a partir de aquí a dónde se podrá llegar en unas décadas! ¡¡¡Quizá incluso encuentren una forma de hacerlo portatil o algo!!! Imaginad, dos pantallas que se abren y puedes llevar el juego de una a otra… ¡Revolucionario!

Pero, para eso, aún quedan años. Disfrutemos, mientras tanto, del juego de Spidey que tenemos ahora.

Nos volveremos a encontrar, nosecuándo, nosedónde…

En ADLO! somos perfectamente capaces de reconocer los errores. Lo que pasa es que no los cometemos nunca, claro, pero en las contadísimas ocasiones en que lo inconcebible se torna concebible no nos duelen prendas en admitirlo.

Concretamente de los cientos y cientos de comentarios a mi post de la semana pasada (reconozco que a veces esto de los blogs es un poco agobiante, ójala se inventaran una o dos redes sociales más que aliviaran un poco la carga) varios señalaron con acierto que no todo en One More Day era un calco de la minisaga de Flash. Que si bien el argumento principal conicidia con taquiónica exactitud no era el caso del momento central, el que originaba el título mismo de la saga.

Ese Un Día Más durante el que Peter y Eme Punto Jota se amaban con la desesperación de saber que al ponerse el sol su relación iba a desvanecerse en los abismos del olvido. En la saga de Neron no tiene lugar una escena realmente similar.

Es cierto.

Tiene lugar 30 episodios más tarde cuando el Flash sustituto de una Tierra paralela (sin número, eran los locos locos dias del Hipertiempo) debe marcharse antes de que su mera presencia destruya el continuo espaciotemporal…

…y a lo largo de último Un Día Más debe despedirse de su amada sabiendo que la reintegración de dicho continuo borrará todo rastro y recuerdo de su relación.

Sigo leyendo las aventuras del Flash clásico con entusiasmo. ¿Qué nuevos postreros homenajes arácnidos me puedo topar en sus páginas? Cualquiera de estos días se descubre que… yo que sé, que tras la máscara del mayor archienemigo de nuestro heroe se esconde un cercano conocido, un padre del mejor amigo de Barry y…

Naahhh…

Eso NUNCA pasaría en una historia de Flash…

Siendo social en diciembre

Os incrusto aquí cosas de mi Tuiter y de mi Insta y a correr

Este es Mike McCraken tras tocar de forma poco apropiada a Big Barda #mm10

Una publicación compartida de Eme A (@emea75) el

¿Os habéis leído ya el segundo tomo de Giant Days de @fandogamia?

Una publicación compartida de Eme A (@emea75) el

#jli24 #dc

Una publicación compartida de Eme A (@emea75) el

Feudo

Llevamos un par de semanas que el mundillo del celuloide no nos da más que disgustos. No no, hablo de lo de Harvey Weinstein. Quién lo hubiera dicho, si era una bellísima persona, casi tan bueno como Robert Redford. O más. ¡Cómo será de gordo… digo lo de sus delitos… que en esos 15 días nadie se ha incorporado y luego abandonado el proyecto de película de Batman!

Pero bueno, esto es un blog de tebeos ¿no? Así que hablemos de tebeos y de los hombres que los escriben. Como Ron Zimmerman.

Y no dejamos el tema de autores que saltan del séptimo al noveno arte y luego de vuelta porque ahí donde lo veis el hijo del matrimonio Zimmerman tiene a sus espaldas una larga carrera de guionista de la cosa audiovisual, con destellos como un episodio de Los Simpson en su etapa cumbre (la de ahora) o uno de la mismísima VIP. Si hasta tiene su propia página de fans en Facebook. ¿Verdad que no extraña nada que Cher se lo agenciara?

(aquí cantando rodeada de marineros, con su siguiente disco dió una GRAN SORPRESA al reinventarse como icono del mundo gay)

Pero, como ya he dicho, este es un blog sobre tebeos y los hombres que los escriben. Y a principios de siglo (XXI) Ron tuvo a bien honrar al spiderverso marveliano con su presencia. Un paso que se plasmó primero en un serial en Marvel Comics Presents y después en una miniserie protagonizada por el (entonces) único vástago del (entonces) fenecido Kraven el Cazador y referencialmente titulada Get Kraven.

En ella nuestro homónimo protagonista decide mudarse a la Ciudad de las Estrellas LALALAND para producir una película. Siendo un guión escrito por un residente de dicha urbe no resulta extraño que la historia esté trufada de poco disimuladas referencias a la gente del Negocio del Show pero el mérito de Zimmerman es no olvidar que transcurre en un universo superheroico. Y ya sabemos que la medida del (super)heroe la da su (super)villano.

Y pocos tan inolvidables los ha habido como los Hermanos Rothstein.

Dos infraseres repugnantes tanto física como moralmente que sólo podrían existir en el mismo mundo de fantasía en el que viven Dormmamu, el Doctor Muerte y Howard el Pato.

Porque al fin y al cabo uno podría entender que intenten sabotear el proyecto de Kraven por aquello de la territorialidad pero su maldad va mucho más allá. No conoce límites, como los plazos del procés y el contraprocés. Los Rothstein tienen por costumbre adquirir guiones y… ¿estais sentados…?

¡REESCRIBIRLOS!

Es mérito de la pluma de Zimmerman mantener un delicado equilibro entre el Más Grande que la Vida™ y la credibilidad. Sus villanos nunca resultan exagerados por mucho que cometan atrocidades imposibles en el mundo real como amenazar a actores, incumplir acuerdos…

…o violar a la novia de Kraven.

En estos tiempos de recopilatorios y reediciones sería interesante recuperar Get Kraven, sin duda una pequeña joya semiolvidada, ejemplo de que las narraciones de distopias pesadillescas que muestran un reflejo tenebroso de nuestro mundo no siempre requieren un apocalipsis previo para tener lugar. Quizá eso podría volver a atraer a Zimmerman al spiderverso e incluso regalarnos una historia sobre ese villano al que sólo osó mencionar de pasada en su miniserie.

Un tal “Kevin Smith”

 

Oscuro

De todos es sabido que los criminales son cobardes y supersticiosos en un mundo que les teme y les odia. Esta es una de las razones del atuendo de Batman, el de infundir miedo en sus miserables corazones. Hay otros motivos, por supuesto, que han ido fluyendo con las continuidades, como chamanes, buhos o linajes dinásticos, pero siempre se imponía la constante del murciélago kamikaze contra la ventana. Si no viviera en una mansión alejada del populacho se habría terminado llamando PelotadelPatioMan. El caso es que como su nombre indica se trata de una criatura de La Noche, nocturna y oscura. Su imponente presencia debe destacar en los tejados de Gotham, mimetizándose con las gárgolas que la sobrepueblan. Imponente y oscuro, DOS características que han acompañado al Caballero Oscuro durante gran parte de su trayectoria.

Pero no debemos dejar de lado la TERCERA parte de la ecuación: Batman es sexy.

Chistecitos aparte, en historieta Bruce Wayne es un imán para quienes se ven atraidas por su masculinidad antes que por su incalculable fortuna. Su constante entrenamiento y ejercicio le proporcionan un porte y un aura de virilidad ante el que casi ningún secundario escapa. Es por ello que en las más celebradas (por todos aquellos adláteres de buen criterio) películas del Hombre Murciélago el papel protagonista ha correspondido al efebo Val Kilmer cuando era un efebo, y al cafetero galán George Clooney de manera que su seductora imagen fuera una constante.

Sin embargo en las historietas el aspecto atractivo de Batman no suele quedar tan claro en los dibujos. Impone, sí, es oscuro, también, pero no es sexy de póster.

Es posible que esto se deba a que siendo el lectorado un nicho eminentemente masculino, los editores piensen que un exceso de atractivo por parte del protagonista podría ocasionarles confusión y ciertas dudas; he escrito antes lo de “chistecitos aparte” ¿verdad? pues sigamos. Por Ache o por Ve, es muy difícil encontrar una imagen de Batman en la que se den las tres características que lo definen: imponente, oscuro y sexy. La más probable que recordéis es alguna en la que marque pelopechamen con Neal Adams, y de eso hace ya más de 45 años.

Es hora por tanto de encontrar otro autor referente para explotar las tres características inherentes al personaje. Y no es sencillo, pues los artistas oscuros tienden al terror y al feismo, mientras que los sexys tiran por lo luminoso.

Imaginad pues mi alegría al repasar las páginas de Batman: Jekyll & Hyde, miniserie de la década pasada escrita por Paul Jenkins y dibujada en sus primeros episodios por Jae Lee.

Jae Lee es un autor curioso por lo atípico. Su arte se basa mayormente en plasmar sugerentas siluetas y oscuras formas, alternándolas con grandes masas vacías. Manchurrones de negro, si nos lo pidieran definir en tres palabras. Pero, ay, amigos, el manchurrón hay que saber colocarlo, y eso no es tarea sencilla. El trabajo de planficación de por dónde perfilar y empastrar el papel en blanco para que quede resultón es tan duro que pese a la aparente economía de líneas que muestra Jae Lee es un autor lento, de esos en los que no puedes confíar en que te hagan más de tres números seguidos. Tres fueron exactamente los que dibujó en esta miniserie, dejando la parte final al competente y oscuro, pero no sexy, Sean Philips.

(Dicho esto, sigue siendo un misterio para mi cómo las doce entregas de su aclamada historia de los Inhumanos salieron puntualmente en doce meses cuando los plazos de salida dilatados eran una constante en los primeros tiempos del sello Marvel Knights ¿en qué año empezaron realmente a trabajar en ella?)

Y vamos con lo importante. Jae Lee consiguió representar un batman con las TRES características fundamentales: imponente, sexy y, fiel a su estilo, oscuro, muy oscuro.

Algo nada sencillo, eso de sugerir con la mancha. Y en la planificación, la colocación del guante y la ruptura del precinto le dan también una cosilla erótica así como sugerente ¿no? ¿no? bueno, o igual es que mi mente es más sucia de lo habitual, baste con deciros que si la ventana la hubiera roto una araña, la imagen que más me pone (quiero decir, la que os hubiera puesto (quiero decir, la que pondría)) hubiera sido esta. Raro que es uno.

Pero siempre los chistecitos aparte.