De Pendencia

Al final es que uno no se aclara. Es un lío colosal tal el que tienen montando sin que nadie parezca saber lo que hace o hacer lo que debe más allá del cortoplacismo y la ganancia personal que no sé ni cómo seguimos intentando entenderlo.

Pero aquí estamos todavía. Con el Universo Cinematográfico DC a vueltas. Porque resulta que es Independiente.

Porque, bueno, de entrada resulta que por lo visto no es el DCEU, o Universo Expandido DC, sino el Universo Fílmico DC o algo así… DCFU. No sé.

Por supuesto esto no es algo para lo que hayan buscando sino que han tirado por la calle habitual afirmando una cosa y su contraria.

Al final pasa lo que pasa y uno nunca tiene muy claro cuál es la ruta y decisiones de cada uno. Y a quién están imitando, claro. Porque en Marvel, por ejemplo, no es ya que se pusieran a tope con el Universo Cinematográfico

no solo ha estrenado Marvel’s Inhumans o algo así, que es una forma de lograr que todos discutamos cuál es la mejor de las opciones para esta serie. Como, por ejemplo, si estaba cancelada antes de que la empezaran a emitir.

Por supuesto a esto pueden jugar todos, ya lo sabemos.

Pero lo importante es menos eso que cosas como que Disney obligó a la ABC a renovar una temporada más Agentes de SHIELD.

Lo que significa tres cosas: 1) Que lo de Inhumanos durará lo que le dé la gana a Disney. 2) Que Agentes de SHIELD ya veremos lo que dura. Y, sobre todo, 3) ¡¡¡Que ya podían haber levantado el teléfono con Agente Carter!!!

Pero volvamos a DC.

¿Qué se supone que van a conseguir haciendo películas independientes? Es decir, más allá de lo que podría hacer con unas sí, otras no, y el resto lo que sea. Si, total, dicen que es porque preparan varias de El Joker con distintos Jokers… ¡¡¡Cómo si su propio universo no lo tuviera ya!!! ¿Cuál es el problema? ¿Que van a tener que conectar la fallida película de Batman vs. Superman con la fallida película de Man of Steel y la fallida película de Watchmen, y tienen miedo que la de la Liga de la  Justicia acabe siendo fallida también? ¡Vaya, seguro que es más sencillo buscar separar el universo que pensar a ver si hay alguna persona en común en todas ellas!

En fin, que no hay quien les entienda. Y en situaciones como estas parece que solo hay una salida buena.

Seguir las enseñanzas de ROB!

[Total, lo peor que podría suceder es acabar atrapado entre canciones de Hamilton. Y eso a los EstadoUnidenses no les puede pasar, claro, ellos no tienen a un rey incompetente, cobarde y enajenado, así que tampoco es problema. ]

Ya casi

Veamos… Las noticias de televisión y cine de la última semana incluyen una serie de Watchmen con Damon Lindelof al mando, Tom Hardy en 100 Balas, la CW quiere una versión de terror de Sabrina (la de las brujas, pervertidos, no la de Harrison Ford) y, por supuesto, que Marvel está preparando una película del Power Pack.

Así que parece el momento perfecto para echar un pequeño vistacillo a todas esa ideas locas que nos han dicho durante años que iban a realizarse, como Inhumanos. Pfff…

Por limitarnos a anuncios posteriores al año 2000, tenemos como 30 proyectos de series televisivas y unas 250 películas. Así que parece que la cosa no va mal. Es decir, si llegan a salir adelante todos estos proyectos como The ShadowRat Queens o Madman. Pero, ¿por qué no iban a hacerlo? Sólo es cuestión de tiempo y suerte, como todo.

Al fin y al cabo también Spider-Man tardó un ratejo en volver a las pantallas. Tras aquella versión de los años setenta, digo. Así que con darles unos treinta o cuarenta años seguro que vemos resultados.

Como sé que en realidad lo que os interesa es lo de Las Dos Grandes vamos a hacer un poco de repaso por ellas. ¡Que no se diga que no estamos al servicio de nuestro -hipotético- público!

Con DC es más complicado porque incluso las que tienen anunciadas como parte de su Universo Cinematográfico es difícil saber qué, cómo, cuándo o quién va a hacerlas. ¿Qué será de The Batman? Nadie lo sabe. ¿Cuántas películas habrá con el Joker? Es un misterio. ¿Tendrán un crossover con el Dark Universe de la Universal? Pues al paso que vamos… Que, oye, seguro que el segundo Man of Steel se hace en cualquier momento, igual que lo único que hace falta para el reboot de Swamp Thing es que Vincenzo Natali encuentre un hueco en la agenda. Pero, vaya, que las películas de Lobo, La Liga de los Caballeros Extraordinarios, Fables, Metal MenDeadman o Doom Patrol están ya ahí-ahí. Y Sandman, claro. En cauqluier momento.

Y en la televisión… Bueno, todos sabemos que la televisión es distinta porque los críticos son unos pesados que llevan apuntadas las cosas y preguntan por los proyectos hasta que les acaban diciendo que Bruce Wayne (1999), The Graysons (2008), Raven (2010), Blue Beetle (2011), Hourman (2011), The Spectre (2012), Amazon (2013), Booster Gold (2014) o incluso Global Frequency (2015) no van a pasar de la mesa de guiones, y sí, digo 2015 y los guiones porque los que tuvieron pilotos y no pasaron de ahí como Global Frequency (2005) van por otro lado. ¡Buena suerte en 2025! Eh, al menos a los que hicieron piloto como Aquaman (2006) y Wonder Woman (2011) nos valieron para el… interés artístico. Sí. Eso.

Pero esas son las que no, y aquí hemos venido a hablar de las que aún no han cancelado oficialmente. Es decir, de Unfollow, Y: The Last Man, RED, Dial H for HERO, Starman, Amped, Static Shock, Ronin, DMZ y, por supuesto, Scalped, que en teoría está ya para rodar el piloto y al que el hecho de que solo un par de meses después la cadena dijera que no tiene intención de volver a emitir serie alguna no tiene por qué preocupar. Fijo.

En Marvel están más tranquilos, claro. Están muy ocupados no cediendo derechos más allá de los ya cedidos que hacen posible aún que en cualquier momento veamos un film de Shang-Chi (aunque el que se les haya borrado inesperadamente de la web, no sé, que yo no digo que Marvel Studios tenga ningún problema con los asiáticos, si hay un montón de ellos en esta década que llevamos… como por ejemplo… ahm… aquella doctora de lo de Ultrón… y… ehm… este… ) porque para eso lo nombraban explicitamente en una lista que incluía únicamente a Captain America, The Avengers, Nick Fury, Black Panther, Ant-Man, Cloak & Dagger, Dr. Strange, Hawkeye y Power Pack. Estos son todos los personajes nombrados específicamente, ¡cómo de mal tendrían que estar las cosas para que el único que se quedara sin su ración de cine o TV fuera el asiático! Y, bueno, luego está la famosa película de Gambito. Que Channing Tatum va a rodar en cualquier momento. ¡Puede que lo esté haciendo mientras hablamos!

Por suerte en televisión está al cargo LOEB! con lo que la diversión está asegurada, y así una cosa es que estemos esperando noticias de Scarlet o de Damage Control y otra muy distinta que no podamos jugar a Estamos preparando algo con John Ridley pero es CHECRETO, o a Sí, queremos desarrollar una comedia… algo haremos… sí… que tan buenos resultados les está dando en recuperar el espíritu de aquellos pilotos de Power Pack y Solar Man. ¿Que no os suena? Bueno, ya tocará entrada otro día. Total, será por pilotos.

Porque una cosa es que lo que interese más sean las dos grandes y otra distinta que aquí no haya para todos. Que al fin y al cabo podemos hablar del futuro Universo Cinematográfico Valiant -y quien dice cinematográfico puede añadir y televisivo que para algo está Quantum & Woody– o las mil y una adaptaciones pendientes de Straczynskis: Rising StarsMidnight Nation, o de MillarJupiter’s LegacyAmerican Jesus o Supercroocks, o las aventuras de Bendis adaptando Fire con Zac Efron o viendo adaptado Jinx con Charlize Theron. Y es que si había la posibilidad de soltar un nombre y decir que Jessica Chastain iba a interpretar Painkiller Jane, que Seth Rogen se iba  aponer con Invencible, que Kevin Smith iba a encargarse de la serie de Sam & Twitch, que Mage la iba a hacer Zach Snyder o que Sam Raimi estaba preparando Ruse. ¿Qué? ¿No os acordáis ya de Crossgen? Cómo sois.

Que no dudo yo de que todas estas noticias sean verdaderas. Vale, quizá algún X va a hacer este proyecto significa Se lo hemos pedido a su agente y a ver qué nos dice. Pero incluso en esos casos en los que se filtra a la prensa para ver si se mueve un poco el asunto está claro que la intención está y que se está trabajando en ello. Que es lo que permite luego sacar libros tan estupendos como estos:

(No os cuento -de momento- lo de la adaptación de Sandman porque el libro es mejor)

De modo que si lees que están preparando la adaptación de Contrato con Dios o de Bananaman lo más probable es que así fuera. Y es posible que si hablamos de una serie de televisión sea más rápido saber si se va a hacer o no, que tienen ciclos más cortos. De modo que las que están en desarrollo -pongamos The Boys o Umbrella Academy, o ese nuevo intento de hacer Locke & Key o incluso la tan traída adaptación de Juez Dredd – veremos en poco tiempo por dónde salen, o si salen. Pero las de cine…

Mira, si este mismo año dicen que están con Princeless o The Pro, o el pasado con Lumberjanes o Bone e incluso hace un poco más Battling BoyT.H.U.N.D.E.R. Agents, Beast of Burden o Black Hole -en versión de David Fincher – pues habrá que creerles. En serio, aunque haga un poco más de tiempo yo no he perdido aún la esperanza de ver Danger GirlThulsa Doom o el Power and Glory de Howard Chaykin. ¡Vamos, si aún no he perdido la esperanza en que termine haciéndose Battle Chasers! ¡¡¡Ni siquiera lo he perdido con Hack/Slash!!!

Porque hay que confiar en estas cosas, que lo del cine lleva su tiempo y hay que poner de acuerdo a un montón de gente (y en la tele ya ni os cuento) así que es cierto que alguna película puede tener problemillas por a saber qué motivos externos, como la adaptación de ISIS, y otras como The Goon puede mostrar imágenes y lo mismo tarda tanto en lograr salir después de eso como sucedió con MuertoPiscinas. Porque sí, puede que dentro de 10 años hayamos visto algunas películas.  ¿Que cuáles? Si algo podemos tener claro, además de que hay gente interesada en que se hagan, es que… ¡Podemos confiar en ROB!

¡Si es que ya lo vimos con MuertoPiscinas! Así que en cualquier momento podremos echarle un ojo a Avengelyne y seguro que Youngblood!

Y es que ya sabéis cómo va esto… Nada termina nunca.

Dreamers Museum: Cómo conocí a vuestro Manuel Bartual

A finales de los 90 Manuel Bartual era un destacado fanzinero, y como tal se le nombraba en el Cómic a Gritos de vez en cuándo. Por ejemplo, cuando Sergio Córdoba ganó el premio a autor revelación del Salón del Cómic de Barcelona y alguno extendió la celebración a sus siete mon amigos

campeones

O cuando Pons intentaba que leyéramos cosas aburridas sin dibujitos

9 arte

Pero no fue hasta el año 2000 cuando Bartual himself debutó en Dreamers, concretamente en el TV a Gritos, impulsado por unas preguntas que lanzó al aire Sark, entre las que estaba esta: “¿Friends o Frasier?”

bartual 1

Tuiteando en julio

¡El colmo de la jeta! Este mes en vez de colaros un post de reposiciones veraniegas voy a separarlas para rellenar dos. ¡Aquí está el de mi Tuiter!

Netflix ataca a ROB!

Vivimos tiempos dulces para ROB! Nuestro artista preferido está durante 2017 celebrando el 25º aniversario de Image, relanzando sus Youngblood, disfrutando del éxito de Muertopiscinas: la Película, ayudando a crear hype por Muertopiscinas 2: la Segunda Película y presumiendo de moreno, abdominales y familia en su Instagram, desde donde se permite lanzar una puya a sus (cada vez menos) detractores

NO FEET!!! How am I supposed to draw feet when they clearly don’t exist!!! #robliefeld #nofeet

Una publicación compartida de RobertLiefeld (@robliefeld) el

Pero el mal no descansa, y en esta ocasión es Netflix (malvado, malvado Netflix) quien intenta promocionar sus Defensores (spin-off de varias series anteriores con tan poco presupuesto que no tenían ni para bombillas) tratando de provocar al bueno de ROB! para hacer algo de ruido en redes sociales publicando este cartel

defenders

Que es un clara respuesta a la filosofía del bueno de ROB!

nofeetdefenders

¿Coincidencia? ¡No, señor! ¡Es un ataque personal en toda regla que busca aprovecharse de la fama de ROB! Y no digáis que son exageraciones de esos paranoicos de ADLO! o una chorrada cogida por los pelos… ¡Pero si hasta han firmado la agresión!

firma rob

Justicia, mi Capitán

Con la cosa de las series con ya cierto tiempo y el magnífico canal que RwDt09 tiene me he pasado gran parte de la semana viendo openings de series. Que siempre es un gran ejercicio para recordar series y encontrar caras conocidas. El caso es que mientras estaba viendo vídeos como:

 

Me encontré con una serie de esas con una historia detrás que siempre dejas para contar más adelante. Se trataba de Once a hero

¿Qué? ¿Os ha sonado alguna cara? Ya. De ahí que tuviera pendiente contaros la historia, que estaba dejando por si algún día me ponía con la de los superhéroes en televisión. Pero parece que eso tardará, así que el día ha llegado finalmente.

1987 fue un año convulso para los superhéroes en televisión. Es cierto que La Superabuela llevaba ya un par de años de éxitos, pero su cancelación dejaba muy obviamente un hueco por rellenar. Que la serie fuera inglesa no tiene nada que ver. Lo importante es que los norteamericanos eran consciente de esa necesidad pese a los fracasos recientes de Manimal, Automan o el éxito moderado de El gran héroe americano.  Pero ese mismo año se presentó en sindicación -ya sabeís, en USA las teles son como las radios en España, funcionan por emisoras asociadas que no siempre emiten el contenido de la ‘nacional‘, a veces tienen que rellenar huecos y recurren a esas series sindicadas, como Xena o Los Vigiliantes de la Playa, para hacerlo- la serie Captain Power and the Soldiers of the Future

 

y, a la vez, la cadena ABC se animó a encargar una adaptación de cómic.

Pues claro que estoy hablando en serio. Me refiero nada menos que a uno de Mike Grell, ¿ahora váis a fingir que no sabéis que ese año hubo una temporada entera de


Jon Sable: Freelance? Vale, la llamaron solo Sable que era más barato de imprimir, pero la adaptación estaba ahí.

Ya, bueno, otro día hablaremos de esta. De momento quedémonos con que mientras otras cadena se dedicaban a saber qué locas ideas -como la CBS emitiendo La bella y la bestia. Pfff.- en la ABC había gente con visión de futuro que encargó no solo la adaptación de la serie de First Comics, también una aproximación a gente que sabía de lo que hablaba. Dusty Kay, por ejemplo. Un tipo que llevaba años intentando vender pilotos sin éxito, que hasta el momento su mayor logro había sido que le hicieran un piloto llamado Triplecross que no pasó de ahí y fue reconvertido en telefilme, pero que ahora recibía de la ABC la posibilidad de montarles una serie directa a televisión.

Le pedían un superhéroe pero con un toque cómico, que ya hemos visto que era lo que mejor estaba funcionando. Así que él se lió la manta a la cabeza y busco a alguien que supiera mejor que él lo que había que hacer. Optó por Ira Steven Behr, que es una elección muy lógica porque para algo tenía experiencia como productor televisivo. En Fama.

Total, que se pusieron manos a la obra para lograr una serie que buscaba:

to satirize the anachronistic notion of being a hero in an imperfect world and to capitalize on the considerable recent popularity of comic books among adult readers.

No sé a qué se referirán, si en 1986 sólo se había publicado… uy, perdón, que no lo he altavisteado:

para satirizar la anacrónica noción de ser un héroe en un mundo imperfecto y a sacar provecho de la reciente Popularidad del cómic entre los lectores adultos.

Eso y más cuentan en esta entrevista que el New York Times les hizo… cuando cancelaron la serie tras sus tercer episodio. La cosa no salió como ellos se esperaban, a saber por qué, y la cadena decidió retirarla rápidamente. Y es una pena, porque esta comedia superheróica había contactado ya con Adam West para hacer un personaje invitado en uno de los capítulos siguientes que… No, no veo ninguna pauta. Ahora bien, ¿por qué estoy hablando de una serie de televisión que duró tres capítulos?

No, no es porque “yo soy yo”. Es por otro motivo ¡MUCHO MÁS NOTABLE! A ver, cuando he dicho antes que la ABC se dirigió a Kay para que les hiciera la serie es exactamente lo que pasó. Lo único es que no se dirigió SOLO a Kay. Sino que puso en contacto a Kay con una empresa reciente, nueva, llena de talento y de ideas, una empresa con lazos comiqueros: New World Pictures. Vale, la rama de televisión, que era la nueva, la New World original había sido creada en los ’70 por Roger Corman tras su marcha de AIP para servirle de productora, cierto.  Pero para entonces ya se la habían vendido a otro pard… experimentado inversor. El caso es que los nuevos dueños decidieron diversificarla metiéndose en el negocio de la televisión para la que producían series como Santa Barbara.  Y también compraban otras compañías, por ejemplo… Pero no nos adelantemos. La cosa es que en 1987 decidieron reinventarse, ofrecerse como un grupo de negocios multinivel y blablablabla. Lo típico. Y entre las cosas que probaron fue sacar provecho de sus creaciones. También típico. Pero cuando se les aproximó Kay para crear esta serie… bueno… No era exactamente lo que ellos tenían en mente pero, mira, una oportunidad de abrir una nueva brecha siempre es interesante. Sobre todo porque esa empresa que habían comprado en 1986 les podía venir de perlas. Ya sabéis…

Marvel Entertainment Group.

De esa compra y la lógica decisión de pues vamos a hacer series de televisión que seguro que nos forramos salió esta alianza que  funcionó… como funcionan todas estas cosas. Podemos echarle un ojo a lo que cuentan del asunto tanto en TBMR (con estrambote) como en Starlogged, pero lo importante podemos robatomárselo prestado.

La idea de modificar dibujos de Starlin para incluir al héroe de la serie

o que en su lugar de procedencia se deje ver algún conocido de la Marvel

no es casualidad. El propio Stan Lee tenía planes para la serie, y en la serie, un cameo que fue eliminado. ¿Quizá fuera ese el inicio de su obsesión con los cameo? Quién sabe. El caso es que mientras en su Soap Box venía las virtudes de la historia en la realidad la cancelaban.

Bien es cierto que no sin que antes Marvel hubiera decidido aprovechar las sinergias para hacer eso que tan bien se les ha dado siempre: Publicar un cómic basado en la serie de televisión.

Guión de J.M. DeMatteis, dibujo de Steve Leialoha, tintas de Tony DeZuniga, DeFalco editando, Potts editando, Janice Cohen al color y Janice Chiang rotulando. Y si la serie duró tres capítulos el cómic duró dos. Bien es cierto que entre el primero y el segundo habían pasado meses y no semanas. Pero mira, lo suficiente como para que pudiera aparecer en un buen número de distintas bases de datos relacionadas con los supes. Y que quedaran un par de historias curiosas.

Por ejemplo, que ni el canal, ni la productora, ni Kay parecían tener claro que era lo que querían. La idea principal -un héroe que pasa de su universo superhéroico llamado Pleasentville (*guiño codazo*) al nuestro y se encuentra con que aquí las cosas no son tan idílicas- no tendría por qué ser mala. O no se hubiera seguido copiando durante las siguientes décadas. Pero la forma de ejecutarlo, con el creador del personaje -se señor con el pelo blanco y las cejas negras- diciendo que estaba repitiendo una y otra vez esquemas, con otro personaje de su universo colándose en el nuestro, con una reportera de investigación que no es capaz de descubrir lo que pasa aunque su hijo pequeño sí, con… en fin, todo eso. Pues resulta que no acaba de funcionar.

Por lo visto no funcionaba tampoco porque la primera versión tenía a un actor tirillas para reforzar la cosa humorística. Algo que ya habían intentando tantas series antes que en 1967 había habido DOS series usando esa premisa… masomenos. Pero ese será tema para otra ocasión. El caso es que ese actor llegó a hacer un piloto que se mostró a algunos potenciales compradores de la serie -las cadenas que tenían que decidir si la emitían o no, vaya- y les dejó una impresión tan mala que aunque se hiciera un cambio en el reparto y se intentara poner en marcha de nuevo ya tenían claro que aquello no iba a funcionar.

De ese piloto al que echarle la culpa de tantas cosas también se le puede colgar el haber hecho que las emisoras que normalmente programaban series de la ABC tuvieran que buscar un sustituto. Un sustituto en sindicación, por supuesto. ¿Y qué mejor que una serie que también estuviera empezando ese año? Más aún, una serie también de fantástico y con un respaldo de franquicia que lo mismo les ayudaba a arrancar. En serio, entre eso que traían por mucha Marvel que tuviera y lo otro no había color. Así que, ¿por qué no darle una oportunidad a Star Trek: La Nueva Generación?

La pérdida de uno, la ganancia de otro. O algo así debió de pensar Ira Steven Behr cuando pasó de producir esta serie a escribir guiones para la de Star Trek y a partir de ahí a ocuparse de más cosas dentro del universo de la Enterprise. Hasta convertirse en uno de los productores de Espacio Profundo 9.

Al final ya veis, todo acaba estando conectado. Siempre. Incluso los problemas de Marvel para hacer series de TV.

Paul Reubens, un actor encasillado

1991: Paul Reubens interpreta al padre del Pingüino en Batman Vuelve

paul reubens 1

Pero es un papel corto que no le da mucho tiempo en pantalla

paul reubens 2

2016: Paul Reubens interpreta al padre del Pingüino en Gotham

paul reubens 3

Pero es un papel corto que no le da mucho tiempo en pantalla

paul reubens 4

 

Para mí que va a ser…

Coincidencia
Homenaje
Taquiones
Lo que yo decía, en las adaptaciones de DC siempre es de noche

SurveyMaker

Siete vidas tiene un gato, y seis de ellas ya he quemado

Batman Vuelve (Tim Burton, 1991)

catwoman 1991

Gotham 3×17 (Maja Vrvilo, 2017)

catwoman 2017

 

Para mí que va a ser…

Homenaje
Coincidencia
Taquiones
No veo nada. ¿Por qué en las adaptaciones de DC siempre es de noche?

survey