Producto nacional

Lo del periodismo cultural es muy interesante. Hay que hablar de superhéroes, porque es de lo que toca, pero claro, el problema es que no vamos a leernos un tebeo para ello, y este año quedan pocas películas por salir (supongo que por lo de la fatiga del género o algo). Entonces, los periodistas, en lugar de intentar hablar de cosas nuevas, se dedican a exprimir lo que queda, y si para eso hay que hablar de una película estrenada hace 4 meses, o traducir un clickbait de una web anglosajona para exprimir unos clics, pues se hacer, claro. Sin problema.

Por suerte esta semana vamos a tener un montón de nuevo material para traducir sobre el acuerdo entre Sony y Marvel sobre Spiderman, un tema del que no discutimos desde… finales de 2018, y que era completamente diferente a cuando lo discutimos en… marzo de 2017. Sí, bueno. Eso.

Comentaba yo la semana pasada en Twitter que los suplementos culturales no había hablado sobre Doom Patrol, la serie esa de DC que por lo visto no se ha visto nadie en las redacciones de nuestro país, y fíjate que casi como para darme una lección de humildad, 2 días después publicaba Eneko Ruiz unos comentarios en El País. ¿Sobre Doom Patrol? Bueno, casi, sobre The Boys, porque la gente de marketing de Amazon claramente le lleva ventaja a los de HBO. Pero, ¡eh!, al menos la mencionaba, e incluso comentaba cosas del penúltimo capítulo, de modo que entiendo que se la ha visto. Como nos descuidemos, los profesionales se van a poner a verla y hasta igual algún periódico acaba con un artículo sobre ella. ¡No es como si diera un montón de excusas para meterse con las películas de Marvel!

El caso es que a Eneko lo de hablar de The Boys se le queda corto y aprovecha para hacerse eco de unas cuantas opiniones de artistas (artistas de los de verdad, del audiovisual, no pintamonas) sobre el papel de los superhéroes en la cultura popular. Y para ello cuenta con varios implicados en la producción del futuro estreno de Netflix El vecino.

Reconozco que me sorprendí al descubrir que Netflix iba a hacer una adaptación de la serie esa del marciano de Jorge Sanz, pero esa se llamaba El inquilino. Aunque parece ser que Jorge Sanz también va a salir en esta otra. Este vecino es un tebeo español de Santiago García, titulado en Periodismo y gran entusiasta de los cómics que ganó el Premio Nacional del Cómic de 2015 porque era más fácil que conseguir un contrato en la prensa española sabiendo algo de tebeos. El vecino lo edita Astiberri, que también tiene mejor departamento de medios que HBO, y la adaptación audiovisual la dirige Nacho Vigalondo, al que ahora que está bien visto negar el Holocausto vuelven a dejar que haga declaraciones en El País.

Asumo que el plan de Netflix es prepararse para el golpe que pueda a suponer la llegada de Disney Plus a nuestras tierras, algo extraño teniendo en cuenta que según los periodistas de El País, Netflix canceló las series de Marvel porque los superhéroes habían dejado de interesar a la gente. Supongo que nos lo explicarán en algún momento. El caso es que El vecino plantea los superhéroes desde un punto de vista costumbrista.

No, esa foto no es.

Esta tampoco.

¡Ahí estamos!

Y aunque así de entrada puede parecer que tiene toda la pinta de ser un Kick-Ass, dicen en El País que se trata de una propuesta “menos convencional” que trata sobre un superhéroe que no llega a fin de mes y es un poco gorrón.

El caso es que espero que cuando la estrene Netflix estén más rápidos mandando copias de prensa meses de suscripción gratis a los redactores de los medios de lo que lo ha estado HBO con Doom Patrol.

Batiendo ‘clickbait’

Hay muchas formas de titular una noticia. Y no todas sirven para lo mismo. A veces dan los datos fundamentales y luego amplían en su cuerpo, otras veces intentan llamar la atención sobre algo concreto esperando que pique nuestro interés. Y en ocasiones, simplemente parece que están intentando convertirse en un meme.

Por ejemplo el de «Completa con el teclado predictivo».

¡MARTHAAAAAAAA!

Quién no conoce a Dios, a cualquier santo le reza

Hace un par de semanas hablábamos de cómo la versión televisiva de Watchmen iba a revalorizar y poner de nuevo en el candelero la obra impresa del Bardo de Northampton. Me equivoqué, al final lo hizo la necesidad compulsiva de los señores de decirle a las mujeres que están equivocadas y que para cuándo un día del hombre violado en los cómics, o algo así. Solo la audaz prensa del videojuego ha sabido hacerse eco de este clamor del fandom, algo que por supuesto no tiene nada que ver que los periodistas de videojuegos gozan de apuntarse a acosar a mujeres. No, hombre. Para nada. Si llevan casi un año sin hacerlo.

Mientras todo esto ocurre en el centro del universo, es decir, Twitter, los periodistas de la prensa seria han decidido hablar de la adaptación televisiva equivocada. Es decir, de The Boys, la adaptación de Amazon de la obra de Garth Ennis y Darick Robertson. No es que no se pudiera aprovechar el momento para comparar las perspectivas diferentes a las que tanto Moore como Ennis se enfrentaron a la hora de desgranar la cara oscura, sórdida y políticamente incorrecta de un mundo con superhéroes, pero supongo que eso se lo están guardando para cuando HBO saque su serie y se puedan comparar ambos productos. Seguro que es eso.

También podrían haber hablado de Preacher, otra serie de televisión adaptada de un cómic de Garth Ennis, editada (igual que Watchmen) por DC Cómics y cuyo protagonista tiene… cierto parecido con el personaje de Karl Urban en The Boys…

Bueno, vale, quizá que ambas series estén adaptando un tebeo del mismo guionista y que uno de sus personajes protagonistas parezca el mismo señor pero con un par de años malos encima no es suficiente para compararlas. Tampoco es que tengan mucho más en común, salvo por aquello de que ambos tienen a Evan Goldberg y a Seth Rogen como productores e iniciadores del proyecto. Esto, que era muy importante para promocionar el primer anuncio de la serie (ya saben, “Seth Rogen adaptará a la televisión…”) luego igual no es suficiente para compararlos. A mí no me pregunten, yo no soy un experto.

En su lugar, nuestros juntaletras patrios han aprovechado para comparar The Boys, la adaptación televisiva de Amazon Prime de un tebeo que comenzó a editarse en Wildstorm con la única adaptación audiovisual de un cómic que existe este año, el único producto de superhéroes que se ha emitido alguna vez en una pantalla, el origen de todos los males. Es decir, Vengadores: Endgame.

Pero no he venido yo a hablar de ese artículo, que este titular ya lo utilicé la semana pasada. No, yo aquí he venido a apoyar a la clase obrera del periodismo. Al Working Class Hero de la redacción de la prensa digital. A alguien que tiene una agenda tan apretada que hasta hace tres días no se pudo terminar la serie. Javier Zurro publicaba este lunes su comentario sobre The Boys, titulando de forma tremendamente original con:

Y yo, nada más empezar, solo me puedo hacer una pregunta. ¿Alguien ha visto a Javier Zurro y a Andrés Trasado en la misma habitación? Os dejo un sencillo test para pasar este caluroso día de verano: ¿Zurro o Trasado?

Las respuestas en la sección de cultura de vuestro diario de referencia.

Un espider hombre para todas las edades

Es curioso cómo funciona esto de las películas, ¿eh? Te llega la época y parece que algo de jugo vas a poder sacarle. Es decir, aunque sea recordando que Billy Walters existió. Pero de ese poochie hablaremos otro día.

Porque hoy voy a ese momento en el que te pones y dices ¿Cómo es posible que llevamos ya tres actores distintos haciendo de Spidey? En 7 películas, que tiene más mérito. Pues aquí estamos.

Pero en realidad no solo pasa con eso. Si uno dice Recuerda la serie animada de Spidey pasa como con los actores, o lo das por hecho según tu franja de edad o preguntas ¿Cuál?

Y según la respuesta sabremos tu edad. -También por la primera que recuerdes, pero eso tiene menos gracia-. Así que ahora toca lo que toca…

¡REuniendo PASados ADLO!

RePasADLO!

El debut en cómic de Spider-Man se produjo en 1962 – 1945 si trabajas en ElDiario.com – y eso hizo que en los años sesenta.. ah, no, espera, que en los mismos años sesenta, en 1967, tuvo lugar la primera serie:

Eran tiempos más sencillos. Lo que explica la ausencia de líneas en el traje. Tan sencillos que a base de repetir animaciones y fondos lograron montar 52 episodios que les daría para 3 temporadas. Y llevaría a la serie desde ese año 1967 y con un cambio de estudio (de Grantray-Lawrence Animation a Krantz Films tras el primer año) hasta 1970.

Lógicamente eso favorecería que en 1977 se produjera una serie de televisión basada en el persona. No una serie animada, pero tampoco diremos que estaba del todo desanimada:

La serie fue cancelada -no diremos que rápidamente porque para qué, centrémonos en cancelada- aunque causó las secuelas esperables: una versión japonesa en 1978.

Pues CLARO que es un tokusatsu, si esperabas que no fuera como la parodia que harían de lo que harían si no fuera parodia no sé que estabas esperando.

Tanto dio porque ya para 1981 tenían preparada la siguiente, esta vez para Marvel Productions Ltd. Y hay que darles la razón.

Era ciertamente Ltd. La historia era lograr que las cadenas se fijaran en el potencial del personaje y, por extraño que parezca, funcionó. Es decir, ese mismo 1981 la NBC -de entre todas las cadenas- decidió encargar su propia serie de Spider-Man. o, bueno, Spider-Man con cosas

Duró tres temporadas esta vez. Primero solo, luego junto a la serie de Hulk, después delante de la serie de Hulk. Llegaron incluso a incluirse introducciones de Stan Lee que, además, hacía ya un cameo en la serie.

Luego ya para qué iban a hacer más capítulos, así que se dedicaron a usar los que tenían para meterlos en diferentes contenedores de la Marvel.

Lo que nos lleva a los ’90. En concreto a 1994 y la cadena Fox.

Sí, es difícil recordar la letra del opening. Pero hay que reconocerles la capacidad de recordarnos lo que fueron aquellos años. El -inesperado- éxito duraría hasta 1998, año en el que, como pasa siempre en los cómics, fue Cancelada para Relanzarla.

Solo que lo que iba a aparecer en 1999 era una otra cosa: Spider-Man Unlimited.

Si lo anterior os parecía tope-noventero ya me contaréis qué es esto.

La serie fue inesperadamente cancelada tras su primera temporada *toses* pero eso no significó que tocara esperar mucho para la siguiente vuelta.

En 2003 se estrenaría Spider-Man: The New Animated Series, ¿qué os puedo decir?

Efectivamente, en lugar de Nueva York Spidey aquí patrullaba Geocities. De nuevo, fue inexplicablemente cancelada. Y eso que contaba con voces de Neil Patrick Harris y todo. Incluso sacaban al Kingpin de la película de DareDevil. Es imposible saber qué pudo salir mal.

Alguien pareció tomar nota y decidió intentar hacer bien las cosas. Tomar cosas antiguas, cosas modernas, sacar secundarios, todo eso que se supone que debería de ser el centro del personaje. Y gracias a eso en 2008 se estrenó The Spectacular Spider-Man.

Esto acabó como acaban siempre estas cosas. No, no porque el producto superheroico se agota: Marvel empieza a despedirse de la televisión. Porque Disney compró Marvel y empezó a litigar con Sony. ¿Primera víctima arácnida? Esta serie.

Para 2012 ya parecía claro que Marvel tenía los derechos del Spidey animado, así que se… animaron… a sacar una serie nueva para los canales Disney. Ultimate Spider-Man

No, yo no veo ninguna cercanía entre esta serie y ninguna película reciente. No sé a qué os referís.

Tras superar los 100 episodios entre unas y otras vueltas -más la aparición de la nueva película, claro- decidieron cerrarla para poder poner en marcha un nuevo número uno. Quiero decir, una nueva serie de Spidey. De ahí que en 2017 se estrenara Marvel’s Spider-Man.

Que, además, permitía separarlo de Hacendado’s Spider-Man.

En cualquier caso, hasta aquí hemos llegado. por lo menos hasta que decidan cancelarala y relanzarla. Mientras tanto no hay nada más que os pueda mostrar.

O casi nada.

Lo único seguro son las cancelaciones y los impuestos

Si la semana pasada contábamos con una serie nueva estrenada esta ya tenemos una nueva serie cancelada. ¡Vivimos rápido en este momento audiovisual, eh!

A fuerza de sacar servicios de streaming tenía que acabar pasando esto. En realidad a estas alturas es casi más difícil saber qué hay o dónde está que si está vivo o muerto. Por ejemplo, The Tick está cancelado tras dos temporadas pero como nadie ve Amazon Prime la noticia podría ser que ha habido dos temporadas. Seguro que muchos no se han enterado aún.

Que podría haber estado más escondido, cierto, pero sólo porque si alguna vez quiero guardar documentos comprometedores no iba a guardarlos ahí. Esconder el porno en una carpeta de Trabajos de Latín Clásico no tiene sentido pudiendo guardarlos en Una Película Original de Netflix. Aunque, claro, ¿quién se lo descargaría?

Lo que podría explicar que en el servicio de streaming DC Universe tengan más series que ideas de qué hacer con ellas.

Recordemos que originalmente iba a ser solo de series y películas de DC, después decidieron meterle también los cómics pero -por algún motivo- eso no les bastó. Bueno, por algún motivo y porque en Warner no tienen muy claro qué van a hacer con su ‘estrategia de streaming‘, claro.

Por compararlo con la competencia, en Disney tenían claro que querían su propia plataforma y, además, aprovecharon la compra de FOX para hacerse con la mayoría de HULU. De modo que su plataforma Disney + puede servirles para el Público Familiar, dejar HULU para el adulto y ESPN para los deportes. Algo así. Pero en Warner…

En Warner tienen HBO Go, tienen Boomerang, tienen DC Universe y no tienen más cosas porque llevan desde que anunciaron el año pasado que iban a sacar su propio servicio de streaming podando ramas como DramaFever o Filmstruck aunque manteniendo sus relaciones con organizaciones como Otter Media y su CrunchyRoll o VRV. Pero ese es otro tema.

Pero precisamente ese es el asunto, qué mantienen y qué se cargan. Aunque sea cargarse de ‘esto y ano existe, la próxima temporada te tienes que apuntar a Untitled Warner Streaming Project para verlo. Igual que parece más que factible que vayan retirando su contenido antiguo de esos otros servicios de streaming -incluyendo HULU, del cual tenían un 10% hasta que Disney se hizo con el 60% y decidieron que mejor vender a la propia compañía su participación y buscar pastos más verdes- para incorporarlo al suyo.

Sí, incorporarlo. Porque la idea de todo esto es ofrecer mucho y que merezca la pena. Incluso aunque eso se logre pasando el streaming de los títulos de The CW a su propia… ehm… UWSP.

Pero, entonces… ¿No íbamos a hablar de una cancelación? ¿Qué sentido tiene en esos movimientos cancelar una serie? Más aún, ¿qué sentido tiene hacerlo antes incluso de que se haya podido ver si funciona o no? Y, ya puestos, ¿de qué serie estamos hablando?

Tranquilos, hay explicaciones para todos.

Estamos hablando por supuesto de la adaptación de Swamp Thing

No, esa no…

esa tampoco… ¡La de TV!

¡La de IMAGEN REAL!

¡DE 2019!

Exacto.

De verdad que me sorprende el éxito en adaptaciones de este personaje, sólo le ha faltado los explo

Sí, mejor dejaré el tema. Efectivamente, Swamp Thing ha sido cancelada.

Probablemente estaréis preguntándoos algo como ¿Pero la habían estrenado? Sí, la semana pasada. Aunque ya se comentaba que la iban a cancelar antes incluso de estrenarla porque redujeron el número de episodios.

¿Que quién estaba detrás del proyecto? Pues James Wan, un tipo que ha hecho mucha pasta con el terror y que fue capaz de hacerla incluso con Aquaman.

Supongo que ahora estáis buscando una explicación razonable del estilo: Alan Moore esperó que le llamaran para darle las gracias pero no lo hicieron así que les mandó a Glycon. O algo igual de sensato.

Pues parece que los medios han intentado encontrarle sentido también, con éxito similar, y al final la cosa ha quedado en rumores, maledicencias y nada claro… Al menos hasta que se ha conocido una historia bastante curiosa.

El guionista y dibujante John Gholson dijo que había sido un problema de deducciones fiscales. Por lo visto DC entendió 40 en donde Carolina del Norte había dicho 14, un error que le pasa mucho a cantantes y futbolistas pero menos a las editoriales de cómic. Por supuesto las autoridades y responsables de ambos lados han corrido a desmentirlo, ¿qué clase de empresa sería capaz de semejante caos? Es mucho más fácil explicarlo con Diferencias Creativas aunque James Wan haya dicho que se enteró de la cancelación por la prensa y que no entiende qué pasa. ¡Bienvenido a DC! Perdón, AT&T Time Warner Media.

Y, por supuesto, no es en absoluto un asunto de dinero. Eso en el capitalismo no pasa. Ya nos enteraremos dentro de unas décadas cuando alguien escriba sobre supes en TV y la cosa esté suficientemente fría como para que alguien pueda hablar.

Total, no es como si las películas de superhéroes lleven apoyándose en estos descuentos gigantes de impuestos desde hace más de un lustro, o que reconozcan que no se ruedan en California porque no les dan pasta suficiente, perdón tax incentives. A ver, que una cosa es querer hacer la película que más dinero ha recaudado en la historia y otra muy distinta esperar compartir algo de ese dinero. ¡Qué sentido tiene hacerla si no te vas a quedar la mayor parte posible!

¡No es el Estudio del Tío Gilito por nada!

En algún momento se hará un recuento de cuánto han supuesto esas exenciones y subsidios -aunque os podéis hacer a la idea que probablemente con un par tienes para todas las del cine español y aún te sobran para titiriteros y comosellamaran… algo de unas flautas, creo- pero mientras tanto solo podemos esperar a que se vaya escribiendo todo eso, valorar de nuevo la posibilidad de que detrás de todo esto ande Glycon y, por supuesto, recordaros unas palabras de sabiduría.

El final de Big Bang

Sí, el verdadero final de Big Bang Theory se emitió la semana pasada en Estados Unidos, pero para minimizar los destripes a los lectores no lo hemos reseñado hasta hoy. Sobre todo porque anoche se pudo ver el doble capítulo final en España, con éxito de audiencia para el canal que lo emitía (por detrás de Supervivientes y Cuéntame, pero por delante de cuatro de las seis cadenas generalistas que normalmente acaparan la audiencia)

¿Y qué opinan los espectadores? ¿Les gustó o tenemos otra agria polémica a lo Juego de Tronos?

Pues parece que el final de esta telecomedia no ha generado muchas risas precisamente

Esa serie de la que usted me habla…

Quizá quede alguien que aún no lo haya oído, pero lo cierto es que lo dudamos. Por fin podemos hablar con claridad del tema, el asunto, el movidón de la temporada. Sí, señoras y señores, vamos a hablar de…

¡DISNEY +!

El otro día hicieron una de esas presentaciones de Mira todo lo que vamos a emitir y, además de confirmar cosas como que van a empezar a funcionar como una operadora de cable cualquiera, ofreciendo D+, HULU o ESPN+ por separado… ¡pero también en pack!, presentaron gran parte de la programación que viene.

Es decir, confirmaron las filtraciones que ellos mismos habían hecho.

Que metan tan alegremente HULU, de la que solo tienen legalmente el 60%, es casi más interesante que el resto de cosas. No sólo porque significa que saldrá internacionalmente y se podrá ver de manera legal The Awesomes, que también, sino porque lo mismo hasta podemos ver los nuevos capítulos de Veronica Mars en el momento en que salgan. Es decir, en cuanto veamos si le crean una web en condiciones o como la de HBO.

En ESPN+ han dicho que van a poner deportes PERO no han especificado aún cuáles. Quicir, lo mismo incluyen esprots o lucha de sables láser o alguna cosa de esas. ¡Nunca lo descartemos! ¿O es que no sería un duro golpe para Warner que les quitaran los derechos del Campeonato Mundial de Quidditch?

Pero, por supuesto, a nosotros lo que más nos interesa es lo que pondrán en Disney+. No porque despreciemos el ‘contenido adulto de HULU‘ (?) o ‘los pedortes‘, no. Es que es donde sabemos que estarán las series de supes. Y todos sabemos el interés que tienen las series de sup…

Y todos LOS QUE NO ESCRIBIMOS COLUMNAS DE OPINIÓN PARA PERIÓDICOS GENERALISTAS sabemos el interés que tienen las series de superhéroes.

Por ejemplo, ahora mismo en Amazon Primo está la nueva temporada de The Tick, y estoy seguro de que si entráis en vuestras redes sociales favoritas que no estén caídas podréis leer mucho sobre ella. A base de silenciar el resto de temas.

Aunque ya sabemos que las series con más interés son las de los héroes consolidados de grandes compañías. Si no os lo creéis podéis preguntadle a los espectadores de la recién estrenada segunda temporada de Capa y Puñal, que seguro que ambos me dan la razón.

Esperábamos muchos anuncios y allí estuvieron. Que quizá alguno pensara «Oye, pero eso nos dice quién va a seguir vivo al final de Vengadores: ‘Sacabó» pero hay que recordar que esto es un universo de superhéroes y, en palabras de Joe Quesada: Aquí no muere nadie, y al que muere se le resucita. Bueno, quizá no fuera Joe Quesada sino la Tía May, pero vosotros me entendéis.

Así que anunciaron varias cosas. Por ejemplo:

WANDAVISIÓN

Que, si no es la televisión del conocido grupo chino, probablemente sea algo con un tema clásico comiquero. Rollo: Buscar una casa con un agente inmobiliario y soportar a los cuñados. Algo así.

Otra que confirmaron fue una de LOKI en la que recorrería el tiempo para mostrar su participación en distintos momentos históricos. Aunque aún no han confirmado si será con una caja azul o sin ella, oh, boy! Lo que sí han confirmado es que el responsable será Michael Waldron, guionista y productor de Rick & Morty, lo que nos permite afirmar ya sin dudas una cosa: Lo peor de la serie será sus fanes.

La siguiente confirmación fue Falcon & Winter Soldier.

Mi apuesta es que es una Rom-Com que bebe de su más directa influencia: New Girl. Sólo que con menos Girls. Y con más humor, suponemos. ¿Será más Chandler y Joey pero con cabras? ¿Será más Sausage Party? Nadie lo sabe. Quizá a alguien le importe.

Luego hablaron de una serie en la que Ojo de Halcón entrena a una joven sucesora. Se supone que mientras sucede esto en lo que llaman Serie Limitada -es decir, ni ellos esperan renovarla- él valorará su pasado y las decisiones que tomó. Capilares, sospecho. Es de imaginar que aprovecharán ahora que está hecha la fusión con FOX para tomar lo mejor de Logan: la versión de Johnny Cash de Hurt.

No, de las propiedades de FOX no han anunciado ninguna serie. Y es una pena. Porque podrían montar toda una serie de documentales explicando cómo rodaron las películas: Y entonces decidimos que el tipo más preparado para hacer que el remake de la tercera no fuera una cagada era el tipo responsable de que la tercera fuera una cagada, quiero decir, de entre los responsables del que no teníamos que mirar a otro lado durante los castings.

Pero parece que aún no se han decidido a estrenar nada. Así que con las series como con Los Nuevos Mutantes.

Lo último que han presentado es que habrá What If? animados. Empezando por uno en el que Agente Carter no fue cancelada por ellos mismos. Ay, no, quería decir, uno en la que Agente Carter es el Capitán América. Lo que, supongo, implica que la Guerra de Independencia USAca fue ganada por el Imperio. Entiendo que todo el capítulo consiste en explicar que si el Capitán América hubiera sido una mujer hubieran tardado diez años en darle una película.

Luego ya está la cosa de esperar a que Feige nos cuente si hará falta estar diez años viendo las series mientras preparan una confluencia megacrossover o qué. En realidad dará un poco lo mismo porque todo el mundo sabe que las series importantes son las que están en emisión todavía.

Pero lo mismo el que sea un servicio de streaming hace que sea diferente.

Es decir, no tiene mucho sentido madrugar para verlas. El sentido lo tiene ver cuántos capítulos aguantas del tirón. Suponiendo, claro, que puedan subirlos todos del tirón. Lo mismo deciden sacar primero seis, luego sacar un nuevo Capítulo 1, luego cancelar a la mitad la serie, renombrarla y sacar otro Capítulo 1, después intentar que la audiencia les perdona sacando un nuevo Capítulo 1 pero esta vez el Universo Será Diferente. Y entonces, y sólo entonces, sacar un nuevo Capítulo 1.

Aunque tampoco tendrían por qué inspirarse en StarGate, Battlestar Galactica, ni Star Trek, por supuesto.

Sea como sea, esto es lo que han confirmado. Tendremos que seguir esperando a ese remake de Fresh Prince of Bel-Air con Pantera Negra. Mientras tanto sólo podemos decir una cosa:

SERIE DE MAJOR X YA!

Odio Vida +Humanos

Hace muchos, muchos años en un occidente muy, muy lejano, los tebeos eran cosa de niños. Un medio destinado exclusivamente al más simplón e intrascendente entretenimiento infantil.

En eso llegaron los locos 70 y con ellos vino cual tsunami una revolución que cambió el panorama cuatricómico por siempre jamás: el Tebeo Adulto™. Historietas libres de las censuras y ataduras de antaño que por fín podían mostrar temáticas complejas lejos del maniqueismo educativo al que estaba abocado y, en definitiva, alcanzar su pleno potencial como un medio artístico serio y maduro explorando los Grandes Temas de la humanidad.

Las tetas.

Pero ocurre que cosas que eran vistas como normales y excusables en un tebeo creado en 1982 no lo son en absoluto en estos tiempos en que por fin somos conscientes de tanto. Ojalá alguien se lo hubiera explicado a Tim Miller o a David Fincher quienes llevados por una mala entendida nostalgia (¿la hay de otra clase?) han producido una miniserie de animación que homenajea aquellos cómics adultos ochenteros.

Sorprendiendo a nadie (salvo quizá a sus [ir]responsables) el resultado ha sido una ristra de episodios cuya casposa viejunidad ha levantado justamente en armas a la Red de Redes™. Bien podemos repetir que «todo esto ha pasado antes…» pues como en 1986 con la publicación de Watchmen los necios en lugar de mirar a la Luna se han fijado en el dedo de la violencia.

Una violencia salvaje y desenfrenada. Paradójicamente infantil en la saña y el regodeo con que los creadores de la serie chapotean en la sangre y las vísceras como crios saltando en los charcos tras una tormenta.

Uno se imagina a los guionistas y escritores reunidos ante una hilera de latas de cerveza ya vacias intentando sucesivamente pergreñar una barbaridad que superase en casquería y repugnancia a la que se le acababa de ocurrir al anterior.

Y he dicho bien, «guionistas y escritores» y no «guionistes y escritore-es» porque si la ultraviolencia desmedida no fuera suficiente indicativo de que ninguna mujer ha participado en la creación de esta (llamémosle) serie lo sería la lamentable manera en que son tratados los personajes femeninos.

Damiselas indefensas, víctimas propiciatorias cuyo único destino es ser violadas.

Que incluso cuando muestran algún valor o destreza este es «explicado» como el resultado de una pasada violación.

Muñequitas hipersexualizadas a mayor gloria de la lúbrica mirada voyeurista del heteromacho patriarcal.

Y pajillero, digámoslo abiertamente, para quien en la mejor tradicion de los casposos slashers de los ochenta la violencia es el precalentamiento que desemboca en un igualmente violento sexo.

En este contexto resulta completamente coherente que el medio usado para plasmar en imágenes esta incesante catarata de caspa sea una cutre animación por ordenador digna de uno de esos videojuegos tan caros a los Gamers.

(como, sin ir más lejos, Dead Island: Riptide, otro de esos shooters hiperviolentos donde las mujeres son meros floreros sexuales)

Porque claro, mientras las mueres son mostradas completamente desnudas de la manera más gratuita posible los hombres deambulan permanentemente abotonados hasta el cuello.

No vaya a ser que la mera visión de carne masculina puediera hacer que a sus espectadores se les tambaleara su sacrosanta heterosexualidad opresora.

Los ejemplos son incontables pero a estas alturas ya ha quedado incontestablemente claro que Amor Muerte +Robots es una inadmisible vuelta atrás a tiempos ya pasados en los que sufrir violencia y estar objetivizadas eran atributos perennes de los personajes femeninos. Unos tiempos que más de uno echa de menos.

Como el autor que tendremos la desgracia de reseñar la próxima semana.

Un tal John Byrne…

Frakiemente, querida…

Finalmente nos llegó segunda temporada de El Castigador de Netflix y frente a las desdichas sin cuento que vaticinaban los agoreros, haters y trolls de siempre…

…ha sido tan modélica como todas las demás que han conformado el netflixverso. ¡Incluso más! Es cierto que quienes esperabamos nuevos y divertidos enredos y triángulos amorosos entre Micro, su familia y Tito Frank nos hemos visto decepcionados pero a cambio podemos decir que existe la adaptación definitiva del Castigador.

Si, amigos. Pocas veces hemos podido ver en la pequeña pantalla una inerpretación tan fiel y respetuosa con el original cuatricómico.

Todos y cada uno de los elementos que hacen del Castigador un personaje único e irrepetible han sido cuidadosamente plasmados.

Con una devoción y un tacto que hacen que The Flash parezca Teen Titans.

Es como si un mago hubiera convertido directamente las páginas del cómic en imágenes en pantalla.

Por fín tras décadas de frustraciones y tres películas con sus respectivos interpretes podemos decir que tenemos un Castigador como Zeck manda. Un justiciero implacable que no conoce el significado de la palabra «piedad». Una sombra letal y oscura en cuyo centro brilla una calavera blanca y pálida como la muerte que masacra narcotraficantes con un fusil de asalto M4 en cada mano.

Bueno, vale, sólo al final de la serie. Pero esto implica que se acabaron las dudas, los momentos de meditación, los diálogos de personajes revelándose sus anhelos y miedos, las miradas meditabundas al horizonte. A partir de la próxima temporada todo va a ser violencia desencadenada e irrefrenable y por fin…

OH ESPERA…