Quedan dos semanas para Heroes Con Capuchas Rojas 2018

La banda Kitai, invitados a la Heroes Comic Con de Madrid

kitai

Archie y la banda del Círculo Rojo, Riverdale 2×03

red_circle

 

Para mí que va a ser…

Homenaje
Coincidencia
Taquiones
Pechotes
Created with Quiz Creator

Perdido

Han pasado ocho años ya. Creo que podemos hablar de aquello. De Perdidos. De Lost.

Una serie de la que pasado el tiempo se habla sobre todo de su ¿críptico? final, pero debemos dejar también en la memoria colectiva lo bonito que fue recorrer aquel camino. Todas aquellas temporadas en las que se iba tejiendo una confluencia de relaciones, acontecimientos, sincronías. Un capítulo tras otro, una temporada tras otra, siempre dejando ojiplatico al espectador y con ganas de más. Disfrutando. Porque sí, disfrutamos de Perdidos, prácticamente de su totalidad. Casi de toda. Por lo menos hasta…hasta…buena pregunta ¿hasta cuándo moló Perdidos para ti? ¿te quedaste en la tercera temporada? ¿en la quinta? ¿crees que la sexta temporada sobraba? ¿por qué tuvieron que darle un final, no podían haberlo dejado estar?

Para muchos, Perdidos fue el gran trampolín que impulsó a J.J. Abrams a sus futuros éxitos de taquilla, aunque años antes había colaborado en una de las películas más molonas de todos los tiempos: Armageddon. Y para televisión, antes de Perdidos ya había creado la serie de acción e intriga definitiva con Alias. Cuando alguien te viene diciendo que Agentes de Shield mola, es recordar Alias y te cae una lagrimita. Molonismo intenso con giros constantes y protagonista empoderada. Una obra adelantada a su tiempo. Una obra que, nunca está de más recordarlo, estuvo a punto de ser adaptada a historieta con guión del mismísmo Abrams, que no se ha prodigado todavía en este medio. Se llegó a anunciar y existen páginas dibujadas, pero se ve que finalmente Abrams y el editor de Awesome Enterntaiment no se entendieron y la cosa no fraguó.

Pero volviendo a Perdidos, aquello vivido en su momento, cuando no se había asentado la tendencia de que te volcasen las temporadas y había que esperar entre un episodio y el siguiente, fue un carrusel de sensaciones. Sorpresa, drama, angustia, adrenalina, todo a cargo de un elenco de personajes a cada cual más singular y enigmático.

Pero siempre queda el tema de lo del final. Claro, se tenía que acabar de alguna manera, la propia narrativa lo exige, pero ¿debe de ser siempre así? ¿todo debe tener un final? si cuando el flujo de la historia es tan placentero que buscarle una conclusión lo empeoraría ¿no tendría más sentido dejarlo un buen día como se ha quedado y no seguir más?

Te había preguntado antes hasta cuándo te moló Perdidos. Retén ese momento, ahí en todo lo alto. Que buen sabor de boca te hubiera quedado si lo hubieras dejado ahí. Como esas sentadas de restaurante magníficas de las que sales con el mal gusto de haber terminado con un café requemado ¿por qué no paraste a tiempo en el postre?

Muchas series quisieron luego coger el testigo de Perdidos, aunque ninguna lo consiguió. Al menos no en televisión. Pero en historieta, tres meses después del final de Lost comenzó en Image Morning Glories.

Su escritor, Nick Spencer, no se cortó al describirla como “Runaways meets Lost“, potente sentencia que estuvo en su top hasta descubrió otra más escueta todavía: “Hail Hydra“. Lo cierto es que la estructura de la serie, con sus misterios ofrecidos y sugeridos, sus flashbacks, sus giros de guión y el que cada episodio tenga entidad por si mismo al tiempo que avanza la trama principal, que se va desarrollando por temporadas, recuerda mucho a la serie televisiva. Otra cosa que tienen en común es conseguir esa atmósfera en la que suceda lo que suceda, el lector/espectador se lo traga. Hay pasajes de Morning Glories (ese invernadero) en el que se hubieran podido cruzar con el universo de Lost y te lo crees.

Panini tuvo en cuenta esta similitud con Perdidos y tuvo en cuenta la lección a la hora de sacar la edición española de Morning Glories. Quiso que fuera como Perdidos, pero mejor.

Y lo consiguió ¿cómo? pues aquí lo tenéis.

Con la lección aprendida de la serie de Abrams, Panini comprendió que no había de dejar que la cosa decayese, tenían que llevar al lector a lo más alto y dejarlo ahí, pues todo lo que siguiera sería cuesta abajo. De manera que sacó el primer tomo, luego el segundo, luego el tercero y ya. Sí, hay otros siete tomos en la edición original, pero ¿y qué? ¿acaso mejoraría la experiencia seguir una trama tan jugosa y sugerente hacia una conclusion que a lo mejor no nos convence? ¿no es mejor por tanto dejarlo cuando mola? pues acertadamente, Panini es lo que decidió, a costa incluso de perder ventas y cabrear lectores. Si no emites la última de Perdidos los espectadores pueden enfadarse contigo, pero a la obra la dejas en un pedestal de aura mítica increible. Eso mismo han pretendido con Morning Glories, retomar la experiencia de Perdidos y mejorarla con la perfección de lo inacabado.

¿Teoría absurda para justificar una cancelación? ¿osáis hablar de teorías absurdas en un texto que se trata sobre Perdidos? nada, de eso, de hecho los diez tomos de Morning Glories comprenden sus cincuenta episodios que a su vez se estructuraron en dos temporadas. Spencer y Eisma tienen anunciada una tercera temporada que continuará el cliffhanger del final de la segunda…desde hace casi dos años. Pero después de haber llegado a la cincuentena sin apenas pausa, ahora les cuesta horrores cuadrar las agendas para poder seguirlo, y algo tienen en mente, sí, pero ya verán si podrán ponerse. Aunque ahora mismo lo han dejado en todo lo alto.

La perfección de lo inacabado.

Y luego está Saga. Saga sí que mola ¿eh? con sus personajes, sus giros, sus misterios y todo eso ¿eh? no es Perdidos ni falta que le hace, que el Vaughan sabe trabajárselo. “Star Wars meets Game of Thrones“, porque todo hay que relacionarlo con algo. Que bien está Saga ¿verdad? pues precisamente hace poco Vaughan y Staples han anunciado que se van a tomar un descanso más largo de lo habitual para afrontar la continuación de la serie. La paran en todo lo alto para seguirla más adelante. En un futuro. Cuando puedan.

¿Hay algo que debas decirnos, Brian?

 

 

 

(para los que no la hayais descubierto aún, el canal Energy está retransmitiendo desde Junio Perdidos; se emite los Jueves, bueno, excepto el Jueves pasado, que termino la segunda temporada y dicen que seguirán con la tercera…pronto)

Cameo no es una isla del Caribe

A vosotros, los nacidos tras el cambio de milenio, esto os va a parecer una inconcebible fantasía fruto de la idealizacíon de un pasado mal recordado pero debeis saber que en remotos tiempos pasados por lo que era conocido el universo audiovisual deceita…

…era por ser un permanente festín de risas y jolgorio.

Bueno, claro, pensareis, eran los años sesenta. Esa época conocida por sus excesos sicalípticos y concupiscentes. Seguro que en cuanto los ultramolones y grimandgritianos noventa entraron tirando la puerta abajo las cosas cambiaron MUCHO.

Quizá incluso esteis dispuestos a reconocer que de acuerdo, esto pasaba con Batman porque, en fin, quién se lo iba a tomar en serio. Pero que en las aventuras de un personaje mítico y plenamente establecido como Superman nunca habríamos podido contemplar tal desmelene.

*tosecill*

Y sin embargo en algún momento, de alguna manera, en los largos años transcurridos desde entonces el DCU se ha ido oscureciendo y retorciendo. Como una solterona amargaun incel amargado reconocomiéndose en su sótano y retroalimentando su odio. Perdido completamente su joy de vivre se ha transformado en una pesadilla de dolor contenido y rabia desencadenada. En una arrasadora tormenta de amargas e hirvientes lágrimas azotando un desolado pasiaje de cenizas.

En un chiste de Muertopiscina 2.

Afirma Ezequiel Laredo en su Theory of the Mass Media Ambivalence que un Moët Chandon debe servirse a una temperatura de entre 6 y 8 grados centígrados. No es de extrañar por ello que en tiempos recientes haya habido un esfuerzo por hacer volver al DCU a las soleadas praderas de alegría por las que antaño corría feliz y despreocupado. Esfuerzos capitaneados por este señor.

Que no, no es el hermano pequeño de Mark Ruffalo sino el Visionario Productor™ Greg Berlanti.

Porque si bien en un principio su Arrow pecaba de un cargante nolanismo en cuanto el Arrowverso se ha ido expandiendo la luz y el color han entrado en él como los rayos de sol en un tenebroso y polvoriento ático en el que tras años de hermetismo por fín se abren las ventanas.

Así que desde este blog no podemos sino aplaudir con entusiasmo su última iniciativa, la de recuperar una de las más recordadas señas de identidad del añorado Batman de Adam West y Cia: los cameos incidentales de famosos.

E igualmente no podemos sino felicitar efusivamente…

…a Íñigo Errejón y a los responsables de Presencia en Medios de Podemos por su brillante cameo en el último episodio de Arrow.

A menos, claro, que esto no sea un cameo sino una sutil pista.

Un indicio de que la revelación sorpresa de final de temporada es que quien está intentando destruir la imagen de Green Arrow y acabar con la carrera política de Olliver Queen…

…es Carolina Bescansa…

¿POR QUÉ TAN SERIOS?

 

Jessica ya no vive aquí

-Dime, esbirro, ¿cuál es la opinión ahora mismo sobre la nueva temporada de Jessica Jones de Marvel.

-Mala, señor

-¿MALA?

-Ya hasta hay fans de la primera temporada que la están criticando.

-¡No puede ser! ¡Pero si nos hemos requeteasegurado de que Jessica sea un personaje Fuerte e Independiente™!

-Hay gente quejándose de que se comporte como un matón que anda por ahí torturando y amenazando a personas inocentes.

-¡Pero luego votan a Trump! ¡No hay quien entienda al público! Pero estarán satisfechos con los toques de humor que hemos introducido ¿no?

-“Chistes nivel anuncio de Rosquetes” citando un comentario en nuestro foro.

-¡Esta gente no está contenta con nada! Al menos se habrán quedado agusto con el cameo de Stan Lee ¿no? ¡Ninguna serie televisiva puede presumir de tener un cameo de Stan salvo la nuestra!

-Eso sí ha gustado, señor…

…a los dos que lo pillaron.

-Mierda. Al menos el reparto estará contento ¿no?

-Acabo de hablar con el agente de Callum Keith Rennie. Su cliente está amenazando con dejar la serie. Dice que le habíamos prometido un papel nuevo y diferente que ayudara a desencasillarlo pero que es más de lo mismo, “otro villano que se cree buena persona y mantiene secuestrada a la protagonista“.

-¿Eso ha dicho?

-Y algo de “todo esto ha pasado antes y volverá a pasar

-Malditos actores. Cómo odio a los actores. Ojalá pudieramos hacer series sin actores. Y sin público. Menos mal que tengo la solución.

-¿La tiene, señor?

-Desde luego. Esto es como lo de Wonder Woman, toda la culpa es de la Warner y de los frikis de internet. De la Warner por hacer series de TV buenas y de los frikis por echarnos en cara que las de la Marvel no lo sean. Pues a eso podemos jugar todos. No les va a quedar otro remedio que aplaudirnos y exigirnos una tercera temporada cuando descubran…

…que en realidad Jessica Jones es una serie de TV de la DC…

Que SIEMPRE fué una serie de la DC…

 

Siendo (poco) social en marzo

Esto es lo de marzo en mi Tuiter. No, no he estado muy locuaz…

ReBoota, ReBoota…

El principal canal de contratación de gente cuestionable nos sorprendía hace un par de semanas con…

¿Qué? ¿Qué mesas redondas? ¿De qué estáis hablando? ¿De cómic? ¡Yo estoy hablando de televisión, como siempre! ¿Qué pinta el cómic en… Ah, que hay un Saló. ¿Y eso qué tiene que ver con el cómic? ¿Es por los robots? Ah, no, que es por lo de la gente cuestionable. Ya. ¿Y qué Saló es? ¿De dónde? Barcelona… ¿El qué de qué? Nah, ni idea. Pero volvamos a lo que yo hablaba, el sitio ese de casi televisión, que es una cosa de jóvenes. Con deciros que ellos nunca tendrían un cartel en el que la edad media de los personajes fuera de 50 años.

Pero, claro, tampoco tendría una portada en un dominical. No, espera, olvídate de ese otro asunto, ¡estamos hablando de gente con series de televisión!

Como decía…

El sitio ese, ya sabéis, el que suena como el soniquete de Ley y Orden porque algo seguro que sospechaban, encargó un ReBoot de ReBoot. El resultado fue puesto a disposición del público hace unos días y no puede ser más en consonancia con lo que esperábamos de ellos.

Concretamente, con lo que yo esperaba.

Total, que uno tiene muy claro lo que va a encontrar en esta serie.

Así que no se puede sorprender cuando uno se encuentra exactamente eso.

Sí, las tradicionales historias de ReBoot y su lucha para mantener libre de problemas el MainFrame. Aún recuerdo la llegada de Bob,

y cómo se reunían los personajes en el restaurant… ¿Eso es un plátano? Bueno, da igual, como decía, encuentro perfectamente normal la manera en la que han recuperado la idea de unidad, de familia incluso,

y cómo sería prácticamente imposible distinguir las imágenes de una de las series con las de la nueva versión que han hecho.

¡Ja, ja, ja! ¡Sí, una de estas no es como las otras dos! ¡El tradicional humor de este blog!

Pero, en serio, es prácticamente indistinguible una serie de la otra, por eso en el episodio en el que los personajes de la nueva se reúnen con los de la vieja no podría ir más fluido todo. ¡Qué manera de mezclarse, de fundirse entre dos series que son no ya continuación una de la otra sino prácticamente la misma!

(Para los que no sean capaces de notar la diferencia, los de la derecha son de la serie original y los de la izquierda son de la nueva.)

Un episodio que, además, rinde homenaje también a los espectadores de la serie original y sus divertidas historias, en un giro meta podemos ver a este tipo que de manera tan divertida representa a esa antigua audiencia a la que están intentando mantener, apelar y gustar…

retratándolos como señores de mediana edad quejicas que viven en el sótano de sus padres y sólo saben quejarse de los cambios de sus series favoritas.

¡Ah, el humor!

Pero, sobre todo, ¡Ah, el metacomentario! ¡¿Pero de qué cambios se va a quejar nadie?! ¡¡¡SI ES QUE SON IMPOSIBLES DE SEÑALAR!!!


Casuística

Vamos a ver, no es por ser polémico. Podeis llamarme viejuno…

VIEJUNOOOOOOO

Incluso podeis llamarme pollavieja…

POLLAVIEJAAAAAAAAAAA

También podeis llamarme titán de las letras, icono de los cuerpos, ídolo de masas en su momento cumbre físico e intelectual…

Vaya, en los ensayos salió bien. En fin, decía que podeis llamarme de todo pero no acabo de verlo claro.

No es que esta nueva temporada no esté cumpliendo lo que uno esperaba de ella.

Esa mecánica de presentación sucesiva de casos en un montaje acelerado.

Casos que son rechazados por absurdos y estrambóticos.

Y que en última, oh casualidad, resultan ser no sólo ciertos sino consecuencias colaterales de la Gran Trama Principal™ Esa es una de las razones por las que queremos y amamosa esta serie y hace de ella una de las mejores adaptaciones de su medio al formato televisivo.

Pero qué quereis que os diga. Entiendo que haya actores que ya no estén disponibles porque andan liados haciendo películas…

…pero me fastidia que la moda de lo políticamente correcto haya hecho que de una temporada a otra a Sherlock le cambien el sexo y a Watson la raza y ni siquiera se molesten en explicarlo.

A ver si al final vais a tener razón los Jovianos con vuestras constantes quejas sobre Moffat…

 

Tuvo un Sueño

Quién nos lo iba a decir allá por 2012 cuando Arrow llegó a nuestras vidas que sólo iba a ser la primera de un complejo entramado de series llamado a formar el Arrowverso Deceíta. The Flash supuso abrazar completamente el género superheroico tanto en lo referente a los superpoderes como al universo compartido. Supergirl ya andaba haciendo crossovers con ellos antes de compartir cadena y Legends of Tomorrow supuso su punto final a su peculiar Fase 1. Su Vengadores, su Liga de la Justicia (ojo, la animada).

En este panorama Black Lightning supone una rara avis por su ambiguedad respecto a la continuidad compartida. No parte de un gestalt tan diferente que justifique su separación ni lo hacen sus coordenadas socioculturales si consideramos que las de Luke Cage no eran incompatibles con su decidida pertenencia al Netflixverso Marvelita. Disquisiciones aparte resulta indudable que estamos ante otra sólida propuesta de un Greg Berlanti en el nadir de sus facultades creativas.

Aparte de lo ya expuesto existe un motivo por el que Black Lightning sobresale por derecho propio no ya en entre el resto de series pijameras uniformadas sino entre el completo (y complejo) panorama audiovisual presente en esta Era Dorada de las Series™

Su POLLON.

Su POLLON no había aparecido con anterioridad en ninguna de las otras series del Arrowverso y si bien es cierto que no hemos podido verlo en todos los episodios de la suya su presencia se deja notar de sutiles maneras. Quizá deberíamos preguntaros por qué no se han escrito críticas alabando su excelente POLLON pero, ay, en este humilde blog estamos acostumbrados a fijarnos en esos elementos obvios cuyo patente y rotundo peso específico nadie más se atreve a subrayar.

Y el POLLON de Black Lighting lo es.

De la misma manera que lo fué el POLLON del olvidado Blade televisivo. Lamentablemente olvidado porque ese es el tan principal como obvio elemento que hermana a ambos personajes por encima de épocas o editoriales.

Ambos contaron con ese firme pulso montador de Marc POLLON que tan bien hemos aprendido a reconocer y cuyo futuro le depara una sin duda larga carrera trufada de éxitos. Creedme cuando os digo que en años venideros, por mucho que a algunos pueda molestarle…

…vamos a ver al POLLON de Black Lightning por todos lados.

 

Cosa Fantasmas

-Buenos dias, señor Berlanti

-Ah hola. Tú eres el chico nuevo ¿no? El que se está encargando de los efectos especiales del episodio de esta semana de Leyendas de Mañana De Ce.

-El mismo que viste y calza.

-Me han comentado que fuiste dibujante de tebeos.

-Sí pero tuve que abandonar ese mundo. No podía soportar más la presión, las críticas, el acoso… La gente es muy cruel en internet. Había un small spanish forum [en español en el original] que… que…

-Tranquilo, chico. En el medio televisivo esas cosas NO pasan. ¿Ya está listo el efecto del fantasma?

-Listo y terminado. Vea, vea.

-Excelente. ¿Y la siguiente escena, la de la multitud de fantasmas?

-Está renderizándose mientras hablamos.

-Según habíamos comentado, con el magro presupuesto con el que contamos no había tiempo para crear modelos distintos. Supongo que habrás cambiado algún detalle para que se diferencien. El mapa de transaparencia de los harapos, por ejemplo. La distribución de los agujeros en la tela es fácilmente reconocible a simple vista y basta con dibujar cuatro o cinco imágenes en blanco y negro que sirvan de máscara.

-¡Pero por supuesto, señor Berlanti! ¿Por quién me ha tomado? ¿Por uno de esos “artistas” vagos de remate que se limitan a copypastear cosas para ahorrarse trabajo?

-No no, claro que no… Por cierto, no he oido tu nombre.

-Me llamo Arlem…

…RENATO ARLEM…

 

Big Culo Day 2018: No sin mi Culo

El universo, como bien sabemos quienes nos dedicamos al estudio de la obra de ROB!, lejos de ser un caótico batiburrillo de eventos es un complejo tapiz de interconectados sucesos en el que nada es casualidad y todo es causalidad. Este martes hallábame yo sumido en mi meditación diaria, una tarea infructuosa pues me embargaba la angustia. La venida del Big Culo Day de este año era inminente e imparable pero no tenía a mano un culo de la calidad y consistencia dignos de tan magno acontecimiento. Culos hay muchos en el mundo pero pocas, poquísimas nalgas alcanzan la calidad y eficiencia dignas del exigente paladar de Su Marcianidad. Las horas pasaban implacables y por más que buscaba y meditaba el deseado culo no se materializaba.

Y de repente, en uno de esos nada caprichosos giros del destino, el cosmos volvió a demostrarme su inherente orden.

Alcé los ojos a la pantalla que indolentemente parpadeaba ante mí y allí estaba.

Firme.

Terso.

Potente.

Y, no por coincidencia ni por serendipia , verde.

El culo de este año.

Un culo que el mismísimo Jotacé estaría orgulloso de portar.

Porque Todo Está Conectado y, con apenas 48 horas de antelación, el universo había decidido servirnos en bandeja…

…el primer culo de la historia de Star Trek…

AVÏV RÂTS K’ERT!!!

AVÏV GÏB O’LUC YÂD 8102!!!