Puntillismo de origen

Cuando le quedaba poco en el convento (es decir, en Marvel), Brian Bendis tomó las riendas de Iron Man. Gran parte de lo que le han pagado en DC puede deberse a cómo dejó despues de aquello a Tony Stark (gracias al cine, el vengador más popular del momento) y a Victor Von Muerte (el único personaje disponible entonces evocador de la grandiosidad de Los Cuatro Fantásticos, que estaban, ejem, deslocalizados). Para desfacer aquel doble combo, Marvel tuvo que llamar a Dan Slott para que cogiese a Iron Man y reabriera la cabecera de Los Cuatro Fantásticos.

Se habla poco de Dan Slott. Pero en ambos títulos, lejos de renegar de la herencia recibida, ha sabido cogerla y sacar algo con chicha de ella. En Iron Man ha creado un entorno coral en torno a Tony Stark que recoge las contradicciones e hiperbólicas vivencias y tira adelante con ellas. Hablaría más sobre el tema, pero me temo que al tratar sobre esos backups físicos y mentales a los que se ha sometido Stark en los últimos tiempos diría que guardan demasiadas coincidencias con asuntos que se están tratando en Altas Grapas Hickmanianas, y no quiero comparar una situación con otra…todavía. Además, esta serie no ha llegado ni a los veinte números y ya la han cerrado. Prefiero hablar sobre lo que hace en Los Cuatro Fantásticos.

En Los Cuatro Fantásticos ha creado un entorno coral…recoge las contradicciones e hiperbólicas vivencias…sí, también, ha hecho avanzar a casi todos los personajes a un nuevo status de manera brusca y al mismo tiempo natural, lo que es motor de nuevas situaciones que han convertido el título en una maravillos sitcom durante su primer año. Pero en el entorno hostil del mercado americano debes ser noticia SIEMPRE, y si no generas un bombazo cada cinco o seis meses se te comen. Es por esto que de cara al segundo año Slott arranca en la serie con la saga Punto de Origen, que nos llega ahora a nuestro país en el nuevo formato de cuaderno (¿o no os habéis dado cuenta de que han cambiado el material de las grapas por algún metal precioso?).

Cuaderno que por cierto Panini ha indexado como su número 14 #114, cuando en realidad debería ser 14 #114 Legacy #659, pero no creo que quede más gente leyéndolo a la que le importen estas cosas. Slott aprovecha una visita de los personajes a una exposición sobre el primer accidentado vuelo del cuarteto para meter el gusanillo al grupo de repetir la gesta e ir, esta vez con la adecuada protección contra los rayos cósmicos, a la lejana galaxia dónde pretendían llegar en sus inicios. El tiempo dirá si la saga será trascendente o si se terminará catalogando como una muesca más en la tradición que tiene el grupo de irse por el espaciotiempo de aventuras. Pero en el primer episodio se nos presentan a dos personajes cuya presencia se dejaba notar desde el primer episodio de la era Marvel:

Duke Duchman y Sandy Saunders, los astronautas que iban a acompañar a Reed y Ben en aquel primer vuelo experimental, aquellos cuyos asientos terminaron ocupando Johnny y Sue.

Visto en perspectiva, parece mentira que hayan pasado casi sesenta años y nadie hubiera caido en la cuenta de siquiera mentarlos.

Si no fuera porque alguien sí que los tuvo en cuenta antes.

Chris Claremont.

1998. Número 11 del volumen III (Heroes Return, para entendernos) de los Cuatro Fantásticos. Claremont y Larroca. El inglés hizo suyos (¡y de qué manera!) a los personajes, y tomó la costumbre de comenzar muchas veces los episodios con escenas inconexas de la trama principal, cuyo verdadero significado solía aclararse o en un futuro muy lejano o directamente nunca. En aquella ocasión volvimos a asistir a la mítica escena del despegue primigenio. Mucha atención al sexto globo de la segunda viñeta.

Burroughs y Hennesey.

Esos eran en aquel momento los nombres de los dos pilotos que no viajaron.

¿Qué ha sucedido? pues que una de las dos versiones debe estar equivocada, evidentemente.

El hecho de que Duke Duchman y Sandy Saunders sean el tipo de nombres aliterados que crearía Stan Lee (a menos que alguien diga ahora que Kirby también ideaba los nombres de los personajes) juega mucho en favor de esta nueva versión. Aun sin conocer los nombres de pila de Burroughs y Henessey, no parece el tipo de nombres que Stan sería capaz de escribir dos veces seguidas de la misma forma.

Tenemos que mirar con cautela pues, Los Cuatro Fantásticos de Claremont.

Y con esta nueva perspectiva se entiende mejor la escena random que abrió el número 16 de su serie.

Resumiendo mucho bastante, el grupo iba a embarcarse en una saga de esas en las que surcaban el espaciotiempo encontrando aventuras, y parecía que el detonante de ese deambular cósmico iba a ser la actuación en la sombra de Margali Szardos (madre adoptiva de Rondador Nocturno), Destino (compañera de Mística) y Legión (hijo de Charles Xavier), personajes que como reza la quinta sexta caja de texto, llevan en el alma cicatrices imposibles de borrar. Los Defensores, vaya.

Lo que pasa es que más adelante, Reed Richards aclara que el ir y venir dimensional de los siguientes episodios viene causado por…por lo que diga en el primer globo de la segunda viñeta.

Por un transceptor experimental doblador del espacio. Uno que apañó con cuatro cosas mientras unos kree habían transportado las ruinas de la torre de las cuatro libertades al area azul de la luna. Reed McGuiver. El primer viaje causado por los Defensores sería una coincidencia. Una coincidencia claremontiana, una de tantas. Al nivel de que cuando persiguen al grupo los Lobos de Guerra y la Tecno-Red (en misión encargada por Roma y Opal Saturnina), huyen por una discoteca, salen por la puerta de atrás…y en el callejón se encuentran con una banda de guerreras con la que al confrontarse contraen una deuda claremontiana de honor, un cabo que seguirá catorce números después cuando la misma banda asalta al cuarteto (para saldar la deuda de honor, obviamente) y resulta que son un ejército dirigido por nada menos el Dios Hares, tío de Hércules. Casualidades. Mi favorita es la forma en la que terminó aquel periplo, cuando recalaron en el futuro de la Zona Negativa. Los apresa el Annihilus del futuro, con la casualidad que en su nave se encuentran con cajas (rotuladas con un 4) de algún momento en que ese Annihilus del futuro robaría componentes del cuartel de los Cuatro Fantásticos. Justo los componentes que a Reed le hacían falta para calibrar bien su transceptor experimental doblador del espacio, del tiempo, y de las dimensiones. Casualidades todas. Si el Universo es un pañuelo, el Multiverso es una caja de toallitas (no tirar al wc).

Pero nada ocurre por casualidad.

Del trío de Defensores no se vuelve a saber nada y sin noticias seguimos de aquella alianza hasta hoy. De manera que revisitando la serie he acudido a Google para ver qué se sabía de aquello. Sí, he rebuscado para saber cómo acababa. Y me ha quedado claro.

¡Era la Margali Szardos de Tierra-99315!

Eso explica también cómo es que Margali Szardos vuelve a aparecer en Paris a la altura del número 20 de la serie y no se hace mención a lo de los Defensores. Era la Margali de Tierra-99315. Eran los Defensores de Tierra-99315. Y siguiendo la línea de pensamiento ¿podría ser que los Cuatro Fantásticos de Claremont y Larroca fueran los de Tierra-99315 o de otra paralela?

Una Tierra en la que entre sus adversarios y compañeros más habituales estarían la Tecno-Red, la sargento Jones, Margali Szardos, el cuerpo de Capitanes Britania, Opal Saturnina, el estado de Genosha…una en la que las piezas de los transceptores experimentales dobladores se buscan entre ellas por el continuo para repararse. Una tierra en la que los pilotos se llamaban Burroughs y Henessey.

Visto así, todo cobra sentido. Los Héroes Reborn ocurrieron en un Universo de bolsillo. Los de Claremont ocurrieron en otra Tierra. Con lo que los Cuatro Fantásticos-616 de Lobdell, Davis y Farmer empalmarían directamente con los de Loeb y Pacheco. Tengo que hacer la prueba de leerlos así y comprobar que no queda ningún fleco. Bueno, está el pequeño detalle de Valeria, pero como los gaditanos le cambiaron el origen seguramente no se notará mucho…

Y todo esto nos lo ha aclarado Dan Slott con sólo dos viñetas. Con Duke Duchman y Sandy Saunders.

Lo dicho, se habla poco de Slott.

El Caso

Hay dibujantes que plagian ilustraciones ajenas sin cortarse lo más mínimo.

RORO06.jpg

Larroca, en este caso.

Hay dibujantes a quienes no les gusta trabajar y se dedican a calcar caras de actores famosos. No contentos con ello le endilgan al colorista el trabajo de copiar el dibujo y repetirlo una y otra vez para trabajar menos todavía.

RORO05.jpg

Larroca, en este caso.

Incluso, aunque os cueste creerlo, los hay que se limitan a dibujar tres perspectivas de un objeto y dejan que el colorista se encargue de clonarlas hasta rellenar páginas y hasta episodios enteros.

GUCO12.jpg

Larroca, en este caso.

Hay dibujantes que ya ni con la excusa de que calcan caras de famosos por lo de los guiños pueden explicar lo que hacen.

Larroca, en este caso.

Hay dibujantes vagos redomados que apenas dibujan una cara en la viñeta (de esas calcadas) dejando que el sufrido colorista tenga que pegar de fondo una foto de cielo o edificio que no cante demasiado. Y lo disimulan tan poco que hasta exhiben orgullosos en convenciones sus «originales».

SUCON07.jpg

Larroca, en este caso.

Hay dibujantes bocachanclas que corren a quejarse de que les obligan a cambiar de serie y cuando se enteran sus jefes dicen que no, que paranada, que fué en un small spanish forum y que fué todo un error de traducción porque ellos están encantados, ENCANTADÍSIMOS.

A que no adivinais quién, en este caso

Salvador Larroca larroquea una vez más

Por supuesto que este posteo es una secuela de este otro de febrero. ¡No ibamos a dejar la oportunidad de rellenar un día sin pensar mucho! Simplemente hemos cambiado el Star Wars 28 por el 38 y a Nacho Fresneda por su compañera de reparto Aura Garrido

Star Wars 38 a

Star Wars 38 b

Star Wars 38 c

Para mí que va a ser…

Coincidencia
Homenaje
Taquiones
Running gag

more info here

Hard as a Rock

Salvador Larroca es perro viejo en esto de los tebeos y sabe tener contentos a sus jefes. Porque a tu editor no le importa tanto cómo dibujes como que entregues tus páginas a tiempo, y en eso el dibujante valenciano es imbatible

En los tebeos de Star Wars las cosas son un poco distintas porque de las alturas llega un segundo requisito que no tenía cuando dibujaba aventuras ambientadas en el Universo Marvel: los personajes tienen que parecerse a los actores que los interpretan en el cine. Mientras dibujaba la serie de Darth Vader puso saltarse el requisito porque el protagonista iba con el casco puesto hasta a la ducha, pero al pasar a la serie central de la franquicia el bueno de Sal ha tenido que adaptarse a la nueva situación

Star Wars 31

Star Wars 32a

Star Wars 32b

Star Wars 32c

¡Ningún jefe de LucasMarvelDisney podrá decir que no se parecen a los actores!

[Viñetas de Star Wars 31 y 32]

Semana grande valenciana

¡Menuda semana llevamos! Primero, un súbito interés mediático en cierto autor valenciano provoca un gran aumento de visitas en los archivos del blog

cincominutosdefama

Luego se publica el tebeo de Star Wars de la semana, donde un dibujante valenciano cuela a un actor valenciano

nachofresnedastarwars28

También surge esta noticia que hay que coger con pinzas (si ComicCon no lleva guión no es de San Diego, y si es la de San Diego no se celebra en Valencia)

comiconvalencia

Y como colofón esta tarde tendremos la presentación del nuevo tebeo (nuevo en papel, es un webcómic grapado) de otro de nuestros valencianos favoritos, Daniel Ochando (si no puedes asistir al evento también te venden el tebeo por aquí)

pinchitos

AVIV AICNËLAV!

Salvador Larroca larroquea otra vez

Encapuchado misterioso en Star Wars 28

starwars28

Nacho Fresneda en costaeste.net

nachofresneda

nachofresnedastarwars28

Para mí que va a ser…

Coincidencia
Homenaje
Taquiones
Valencianos, unidos, jamás serán vencidos

surveymaker

[Gracias a Xisko que lo vio antes que yo]

UPDATE: este señor que nos hemos encontrado en Tuiter dice que él vota por la opción 2

MarvelAge (Octubre-Noviembre 1993)

12901 12902 12903 12904 12905 12906 12907 13001 13002 13003 13004 13005

¡Gran Scott!

Tienes una buena vida ¿verdad, Salvador?

Trabajas en lo que te gusta, no te faltan encargos, y tu parte de Premio Eisner reposa en la repisa de la chimenea de tu mansión con vistas al Micalet.

Por supuesto, queda fuera de toda duda que todo lo que has conseguido te lo has ganado merecidamente con trabajo y profesionalidad. Y quien piense o diga otra cosa es un Cárdenas como poco.

Pero tampoco vamos a negar que otros tanto o más capaces no han podido lograr las metas que tú has culminado. Como mucho, se tienen que conformar con ilustrar las páginas pares de los números impares de las colecciones semanales o quincenales de la Cada-Día-Más-NuevaDC. Y es que en un mercado tan competitivo a veces la capacidad sola no es bastante, es necesario también que confluyan ciertas circunstancias, ese momento crucial que al pasarlo con éxito se abran nuevos horizontes.

No estoy diciendo que lo tuvieras fácil.

esc195 esc192

Al contrario, embarcarse como hiciste en un proyecto tan arriesgado como dibujar en la Marvel UK abandonando tu oficio anterior podía haber terminado de la peor de las maneras si no hubieras conseguido dar el salto a la casa madre americana antes del cierre de la filial británica.

esc193

Y aquellos seis últimos números de la serie de Dark Angel con los que estrenaste en 1993 no eran precisamente deslumbrantes. No se puede decir que las tintas de David Hine que acompañaron tus lápices los tres primeros episodios fueran especialmente favorecedoras.

DarkAngel_012_MarvelUK_p08 DarkAngel_012_MarvelUK_p09 DarkAngel_013_MarvelUK_p15 DarkAngel_011_MarvelUK_p18 DarkAngel_011_MarvelUK_p19

Como tampoco lo fue el entintado de John Stokes en los tres números posteriores para cancelar la serie.

DarkAngel_014_MarvelUK_p08DarkAngel_014_MarvelUK_p09

Magra carta de presentación para ser llamado a cotas más altas. Sin embargo el editor y guionista Dan Abnett te llamó al poco de comenzar tu andadura para ilustrar otra serie, Death´s Head II. Un paso hacia arriba en el molonismo noventero pero era otra cabecera abocada también a la desaparición.

dh10dh11dh12

Aunque tampoco acababas de convencer con las tintas de Tim Perkins y el chico aquel que parecía estar ahí por enchufe, Andy Lanning.

dh1201

dh1202
Sin embargo, fuiste bastante optimista con el resultado de tu segunda entrega entrega de la serie. Lo que hacía Colin Fawcett sobre tus dibujos no era nada del otro mundo. Pero lo del otro entintador, Paul Scott, era bastante esperanzador, realzaba tus lápices.

dh13

Y así debió entenderlo el editor y guionista, pues te mantuvo a Paul Scott como entintador único en los dos siguientes números, los 14 y 15 de la serie, en los que vuestro arte rayó a gran altura.

dh1401

dh1402  DH15

Tanto fue así que el número 16 con el que se canceló la serie ya lo dibujó otro, y tú fuiste llamado por fin a la Marvel de verdad, a la buena, entrando de golpe en una colección puntera de la época como era Ghost Rider y permaneciendo ahí durante dos años y medio sin fallar ninguna entrega. Es más, alternando como buen freelance (que queda muy bien, pero recordad que es la forma cool de decir «autónomo») con cosas para DC, Image, Amalgam. De ahí el paso a Excalibur y otras muchas metas.

esc194

GR51_04 GR52_29

Años después, repasas aquellos momentos y te das cuenta de lo apurado que lo tuviste, el poco margen de maniobra que había con el pronto cierre de Marvel UK, y la suerte que tuviste de que te encontrasen un entintador adecuado antes de que se hundiese la pista bajo tus pies. Aquellos números de Death’s Head II realizados con tinta de Paul Scott fueron claves para dar el salto. De habértelos entintado alguno de los que te lo había hecho hasta el momento, igual desde América no se hubieran fijado en tu arte. Sí, coincidir con Paul Scott fue uno de esos momentos cruciales que marcan la diferencia entre el éxito y lo otro.

Y podemos hablar de suerte, pues Paul Scott no ha sido un entintador que se prodigue demasiado. Su primer trabajo documentado lo encontramos en la portada del número 11 de X-Force (Junio de 1992, pero no os hagáis ilusiones que ROB! ya se había marchado, los interiores eran de Pacella y Panosian, esta fue la última portada que dejó)

749196

En ese mismo 1992 marchó para Image, compartiendo créditos de tintas en la historia de complemento de Shadowhawk aparecida en el número 2 de Youngblood.

YB02shadow

Y en la serie de Brigade estuvo desde sus inicios, siempre compartiendo la labor con Norm Rapmund.

Brigade01cover

brigade01credits

brigade01pinup brigade01pinup2

Precisamente pasó a la Marvel UK para entintarte tus Death’s Head y al mismo tiempo trabajar con Bernard Custodio en la miniserie Die-Cut.

Diecut3 diecut2

Y de ahí volvió a Image para números puntuales en Phantom Force, Brigade o Doom’s IV.

Phantom Force 02-31 09_02_03_Brigade_v2_13_00b_[void] DoomsIV

Ah, y también para dar tintas a una cosa más de autor en el sello epic, pero de cuando epic editaba cosas como Sachs & Violens. Aquello se titulaba Brats Bizarre.

Brats Bizarre 01 - 00 - FC

Brats Bizarre 02 - 00 - FC  Brats Bizarre 03 - 00 - FC Brats Bizarre 02 - 00 - fci

Eso como entintador, pues como lapicista consta acreditado como co-dibujante junto a Mark Pajarillo en el segundo número de la miniserie crossover Prophet/Cable.

prophet - cable01 part 2 (march97) ifc

Y su único trabajo en solitario, en el que podemos apreciar su labor sin que la comparta con algún otro es la portada del número 3 de Brigade. Bonita ¿verdad?

198577

No se prodigó más, el bueno de Paul Scott, desde 1994.

 

Hasta la semana pasada.

 

El pasado viernes saltó la revelación que partió Internet. Lo que pasó a continuación te maravillará.

robelation

«Paul Scott» es un alias o «nom de plume» de ROB!

Un disfraz, una careta, con la que poder hacer algunos trabajos escogidos pasando desapercibido. Fueron muy pocas las veces en las que actúo así, y muchas menos las veces que lo hizo para gente ajena a su estudio.

Y uno de esos pocos elegidos fueron tus números de Death’s Head II, Salvador. Aquellos que hemos convenido que fueron clave para auparte en tu carrera, para darte el espaldarazo definitivo con el que remontar el vuelo.

Seguro que más de una vez te habías preguntado qué había sido de él, recordándole con cariño y agradecimiento. Ahora ya lo sabes.

Y lo que hizo contigo es un logro más en su haber para llegar a canonizarle.

(¿Casualidad?)

AVIV LUAP TTÖCS !

Sabe Más un Primigenio por Viejo que por Primigenio

A menudo hemos sido acusados de cosas sin sentido. Generalmente las pruebas se han extraviado o los testigos han resbalado en la ducha el día antes del juicio. Pero en otras ocasiones ha sido más dificl deshacerse de las evidencias despejar las injustas dudas planteadas. En algunas, incluso, el problema está en la propia consideración de la acusación. Por ejemplo cuando somos señalados como nostálgicos que pensamos que ningún tebeo producido después de los 80 es lo bastante bueno.

Vereis, el problema es que eso es una verdad como un templo. Y con «templo» no me refiro a «Capilla de la Virgen de Villalascabras» sino a «pedazo de pirámide maya rodeada de aliens con cuantro depredadores repartiendo estopa en lo alto«. No es una opinión sino un hecho contrastable respaldado por sólidos argumentos.

Fijémonos en los dibujantes.

No seré yo quien niegue los méritos de los pintamonas modernos. En este futurista siglo XXI en el que ya vivimos podemos deleitarnos con talentos que maridan lo artístico con lo vago en la Iglesia de lo GENIAL! Las Nuevas Tecnologías™ permiten posibilidades nunca antes soñadas y convierten la idea «dibujar fondos» en un concepto caduco y polvoriento.

WORK11

¿Para qué malgastar esfuerzo en algo que puede solucionar el colorista copypasteando una foto bajada de Google Images?

WORK10

Más aún, para qué perder tiempo volviendo a dibujar una y otra vez la misma cara cuando podemos clonarla.

WORK12

Algo en lo que, no olvidemos, es maestro insuperable nuestro adorado Renato Arlem. Miembro (con perdón) de una larga tradición…

WORK13

…que se prolonga (con perdón) hasta figuras modernas como Esad Ribic.

Pero ¿sabeis qué? Ninguno de estos mocosos modernos puede siquiera aspirar a la altura de un verdadero GENIO!, uno proviniente de los 80. Un PUTO AMO como el mismísimo John BYRNE!

WORK01

Porque para estos chavalines de hoy en día el summun del tocarseloshuevosismo es copypastear una figura o dejarle los fondos al colorista. Pero únicamente un TITAN! del séptimo arte como el hermano perdido del lider de los Talking Heads sería capaz…

WORK02

…de dejarle al colorista el cansadísimo curro de repetir las líneas de las gafas.

WORK03

Uno entiende perfectamente la cara de pasmo que se les ha quedado a Robotman y Elasitgirl. Y es que no todos los días uno se encuentra frente un GENIO de la talla de…

AVÏV ÁN’RYB!!!

 

 

Expofriki 2015: crónica visual del viernes

Pa qué vamos a contar lo mismo dos veces, inserto tuits a piñón y ya está